miércoles, 12 de abril de 2017

PIRRO, EL REY GUERRERO DE EPIRO (PRIMERA PARTE )

Las legiones casi invencibles , las calzadas que se extendían por miles de kilómetros , los acueductos por los que fluía el agua a las ciudades, los códigos de leyes que organizaban la sociedad, los anfiteatros donde los espectadores disfrutaban de las luchas de gladiadores,  el latín , fuente de muchas de las lenguas más influyentes del mundo,  las todavía imponentes ruinas de sus ciudades, sus templos, sus monumentos militares, las crónicas de sus historiadores, sus dioses,  los  grandes nombres de la República y los césares del Imperio ...¿Podríamos imaginar hoy nuestra cultura  y nuestra historia sin la omnipresencia de Roma, de aquel Imperio que durante cinco siglos dominó todas las tierras bañadas por el Mar Mediterráneo al que por ello  denominaron "Mare Nostrum", el Mar Nuestro, pues eran sus dueños absolutos? Desde la perspectiva de los dos mil años que nos separan de la fundación del Imperio durante el gobierno de Augusto (63-14 d. C), el primer emperador,  Roma  parece que hubiera estado siempre destinada a dominar Europa, que no hubiera tenido rival que la pusiera en peligro, una máquina militar perfecta  e invencible. Y durante la época de Augusto esa apreciación era real, salvo excepciones como  la que personalizó el líder germano de los queruscos, Arminio(hacia 16 a. C- 21. d.C) que infligiría una de las más dolorosas derrotas de Roma en la batalla del bosque de Teutoburgo en el año 9 d.C, en la que tres legiones romanas fueron aniquiladas. Pero a pesar de aquella dolorosa derrota, no sería suficiente para conmover la solidez del edificio imperial que se mantendría en pie durante cuatrocientos años. Ningún otro Imperio lograría dominar Europa del tal forma durante tanto tiempo. Pero antes de que naciera el Imperio , antes incluso de que la República fuera la primera potencia del Mediterráneo, la historia pudo haber sido muy diferente si  durante el siglo III a. C dos formidables enemigos hubiera logrado algo que ambos tuvieron muy cerca, la derrota de Roma. Uno de ellos fue el gran general cartaginés  Aníbal Barca (247-183 a.C), quien, durante el transcurso de la Segunda Guerra Púnica que enfrentó a Roma con Cartago  entre el 218 y el 201 a. C  por el dominio del Mediterráneo Occidental, infligió a Roma algunas de sus derrotas más devastadoras y estuvo apostado frente a sus murallas, a un paso de dar el golpe definitivo  que finalmente no llegaría. 







Escultura del general cartaginés Aníbal Barca (247-183 a.C)  obra del escultor francés Sébastien Slodtz (1655-1726), expuesta en el parisino Museo del Louvre. En  el otoño de 218 a. C Aníbal hizo algo que que los romanos no podían esperar. Cartago era principalmente una potencia naval  y era factible que intentaran  un desembarco en la costa italiana, pero no  dirigir un ejército de decenas de miles de hombres  a través de la formidable de barrera de los Alpes ,desafiando el frío, el viento ,la nieve y los precipicios. De ésta forma  a finales de noviembre de 218 a. C las tropas cartaginesas entraban en la península italiana después de haber superado los Alpes con numerosas bajas, y ya no abandonaría Italia hasta el 203 a. C, siendo durante esos quince años una constante amenaza para Roma. Fue en el año 211 a. C  cuando Aníbal estuvo con su ejército frente a las murallas de Roma dispuesto a librar una batalla decisiva por la posesión de  Roma.  Así nos  cuenta  el historiador romano Tito Livio ( hacia 59 a. C - 17 d.C) uno de los momentos más dramáticos en la historia de Roma
"Aníbal cruzó el río Anio y trasladó todas sus fuerzas al combate; Flaco y los cónsules no rehusaron el desafío. Cuando ambas partes hubieron formado para decidir una batalla  en la que Roma sería el premio del vencedor , una tremenda granizada puso a ambos ejércitos en tal desorden que con dificultad sostenían sus armas. Se retiraron a sus respectivos campamentos con tanto temor como sus enemigos. Al día siguiente, cuando los ejércitos habían formado en las mismas posiciones , una tormenta  similar los separó. En cada ocasión, después de haberse acogido nuevamente al campamento , el tiempo mejoró  de forma extraordinaria. Los cartagineses consideraron aquello como algo sobrenatural, y cuenta la historia que se oyó decir a Aníbal que en una ocasión no se le daba voluntad , y en otra la oportunidad, de convertirse en el dueño de Roma."
Aníbal terminaría retirándose aquella vez sin llegar a librar  una batalla crucial en la que de haber obtenido la victoria le hubiera abierto las puestas de Roma y con ella dominio de Italia, cambiando la historia
 (Imagen procedente de https://es.wikipedia.org )      





  . 

La historia habría cambiado por completo si en aquella ocasión, con Roma casi a su merced, Aníbal hubiera recibido el apoyo necesario de su ciudad, Cartago, para completar la conquista de Roma, pero no fue así y finalmente sería Cartago la que pagaría aquel error con su propia existencia, pues en 146 a. C la otrora poderosa capital de los púnicos sería definitivamente derrotada, sus ciudadanos masacrados o esclavizados , sus muros y casas demolidos y enterrados y ,según nos cuenta la historia oficial, su suelo fue arado y se esparció sal sobre él para que nada volviera a crecer. allí.  Pero no es de este duelo de colosos  que estuvo cerca de significar la derrota total de Roma sobre lo que versará esta historia, sino sobre ese otro enemigo formidable que sesenta años antes que Aníbal también avanzó por la península italiana y  llegó a estar apenas a unos kilómetros de la propia Roma. Se trataba de un rey griego de orígenes míticos, pues se creía que su familia era descendiente directa del gran héroe homérico de la "Ilíada", Aquiles y como Aquiles destacaría en el combate por su audacia y en la paz por su nostalgia de la guerra lo que le conduciría a lo largo de su vida a tomar parte en un conflicto bélico tras otro ,como si quisiera cumplir con los versos  de Homero (siglo VIII a. C) cuando al escribir los versos sobre  el retiro forzoso de Aquiles del combate debido su enfrentamiento con el rey aqueo Agamenón,  Homero nos cuenta como el héroe "Aquiles, el de los pies ligeros, seguía irritado en las veleras naves, y ni frecuentaba el ágora  donde los varones  cobran fama , ni cooperaba en la guerra; sino que consumía su corazón, permaneciendo en las naves, y echaba de menos los gritos y el combate" De la misma forma nuestro protagonista, admirador  de Aquiles y también de otro rey que tenía al héroe homérico como ejemplo, Alejandro Magno (356-323 a.C) ,  no podría pasar sin combatir y, como iremos viendo a lo largo de éste relato, su vida será una sucesión de guerras en el que cuesta ver un objetivo concreto,una idea clara de lo que pretendía conseguir. 







En este mapa  de la Antigua Grecia podéis ver la situación de Epiro  a orillas del Mar Jónico, con Iliria al norte (donde hoy se halla Albania) y la cordillera del Pindo al este que les separaba de Macedonia y Tesalia. Al sur  estaba el Peloponeso, Ática, Beocia, Focida además de la Jonia en la costa de lo que hoy es Turquía y era aquí donde se concentraba la mayoría de las ciudades estado o polis griegas, una de las características fundamentales del mundo griego  no llegó a constituir  un estado unificado ni centralizado  sino que cada ciudad era un estado en sí misma. Más al este se hallaba el Imperio Persa, la gran potencia de su tiempo que en varias ocasiones amenazaría con ocupar el mundo griego , mientras que los pueblos al norte de las polis griegas, como los macedonios, los tracios y los ilirios  eran vistos como pueblos ajenos al mundo griego , una especie de pueblos bárbaros dedicados al pastoreo, la guerra y el pillaje , que todavía se gobernaban por reyes, lo que para Aristóteles (384-322 a,C)  era un rasgo primitivo , pues estimaba que la monarquía  era el signo de un pueblo demasiado estúpido para gobernarse . En cuanto a Epiro, que se hallaba en el confín noroeste de Grecia,  era un lugar respetado por los griegos porque allí, en los Montes Pindo, se encontraba Dodona, sede del más antiguo oráculo de Grecia (los oráculos eran lugares sagrados donde los griegos acudían para realizar consultas a los dioses)  Tan antiguo que Homero (que creemos que vivió en el siglo VIII a. C ) lo menciona tanto en "La Ilíada" como en "La Odisea" . Así en "La Ilíada"  Homero pone en boca de Aquiles este brindis a Zeus , el dios al que estaba consagrado el Oráculo de Dodona   
"¡Zeus, soberano, Dodoneo, Pelásgico, que vives lejos y reinas en Dodona, de frío invierno, donde moran los selos, tus intérpretes, que no se lavan los pies y duermen en el suelo!"
Durante  siglos los pueblos que habitaban  Epiro se mantendría prácticamente al margen de los conflictos  que se libraban en Grecia y será a partir del siglo IV a. C cuando comienzan a jugar un papel en los acontecimientos que se desarrollan en el mundo griego 
(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org )







Como escribe el historiador griego Plutarco (hacia 47-120) en su biografía dedicada a nuestro protagonista dentro de su obra "Vidas paralelas" , que nos irá acompañando a lo largo de toda esta historia,  el rey " sin cesar pasaba de unas esperanzas a otras, de una prosperidad tomaba ocasión para otras varias, si caía intentaba reparar la caída con nuevas empresas , y ni por victorias ni por derrotas hacia pausa en mortificarse ni en ser mortificado" Ese podría ser el resumen perfecto de su vida. Pero ya es hora de desvelar su nombre. Se llamaba Pirro (218-273 a.C) , fue rey de Epiro (también conocido como Reino de Molosia, aunque utilizaré la más conocida denominación de Epiro)   y os invito a que me acompañéis a conocer su historia. Y para ello lo primero que tenemos que hacer es situar geográficamente a este reino griego. Si cogemos un mapa actual de Grecia, Epiro  ocuparía parte del norte y el oeste del país, una zona montañosa delimitada por la cordillera del Pindo al este, llamada a menudo la columna vertebral de Grecia. el Mar Jónico al oeste  y al norte Albania, la antigua Iliria, que se extendía también por parte de las actuales Croacia, Montenegro, Serbia y Bosnia.  Epiro estaba habitado por diferentes pueblos, entre ellos los Tesprotos y los Molosos, pero hacia el siglo VI a. C  serán los molosos los que logren el predominio sobre el resto de pueblos. Plutarco en su biografía de "Pirro"  incluida dentro de su obra "Vidas paralelas" ,que a partir de ahora será nuestra principal guía en este viaje,  nos cuenta acerca de los orígenes míticos del reino que "después del diluvio fue Faetón el primero que reinó sobre los Tesprotos y Molosos, siendo uno de los que con Pelasgo vinieron al Epiro, pero otros afirman que Deucalión y Pirra,  edificando el templo de Dodona, habitaron allí entre los molosos"  Menciona aquí Plutarco un diluvio y eso nos lleva al mito que nos cuenta la historia de Deucalión y Pirra, que habrían sido avisados por Prometeo , un titán que era amigo de los hombres y que por robar el fuego del Olimpo y entregárselo a los seres humanos fue castigado a ser encadenado en una roca donde acudía todos los días un águila a devorar su hígado que volvía a crecer por la noche para repetirse la misma escena al día siguiente. Prometeo avisaría a Deucalión, su hijo,  sobre las intenciones de Zeus de inundar la Tierra para acabar con la Edad del Bronce  y les aconsejó que construyeran un arca y se pusieran a salvo en ella. Así lo hicieron Deucalión y su esposa, salvándose del diluvio que anegó toda Grecia durante nueve días y nueve noches, donde sólo se salvaron aquellos que habían buscado refugio en las principales cumbres del país. 







Una hermosa recreación del mito de Deucalión y Pirra   titulada "El Diluvio o Deucalión manteniendo en alto a su mujer" del pintor franco polaco  Paul Merwart (1855-1902). . El titán Prometeo advierte a Deucalión de las intenciones  de Zeus de enviar un diluvio a la Tierra y le pide que construya un ara para salvarse él y su esposa, Pirra. Deucalión así lo hizo y cuando terminó  comenzó a llover  y lo haría de manera ininterrumpida durante nueve días y nueve noches anegando toda Grecia  , salvándose sólo aquellos que  habían logrado alcanzar los puntos más altos de la península griega, además de Deucalión y Pirra que según algunas versiones del mito habrían ido a vivir con los molosos, en Epiro
Imagen procedente de https://es.wikipedia.org )







Deucalión y Pirra habrían ido a vivir entre los molosos, salvados de diluvio por vivir en una región montañosa como era Epiro. Siguiendo con los orígenes míticos de la dinastía reinante en Epiro, Plutarco continúa escribiendo que tiempo después "Neoptólemo, el hijo de Aquiles, trasladándose a aquella parte con su pueblo, se apoderó del país , y dejó una sucesión de reyes que de él provienen , llamados los Pírridas, porque de niño se le dio el sobrenombre de Pirro". Voy a detenerme de nuevo  para explicar la historia de Aquiles y su hijo, y el origen del nombre Pírridas para la dinastía gobernante de Epiro heredera de Neoptólemo. Recordemos que Aquiles era hijo de un mortal, el rey Peleo , líder de los mirmidones que habitaban en Tesalia, una región griega fronteriza con Epiro,y de la ninfa Tetis. Hay diferentes versiones del mito . y en una de ellas , recogida tardíamente en el poema incompleto "Aquileida" del poeta latino Publio Papino Estacio (hacia 45-96) , se cuenta como Tetis trató de hacer invulnerable a Aquiles bañándolo en las aguas de la laguna Estigia, que se hallaba en el límite entre el mundo de los vivos y el de los muertos. Pero al bañarlo Tetis sujetaba a su hijo por el talón de uno de sus pies y de ésta forma ese punto permaneció vulnerable. Lo que no sabemos es si ese mito era conocido anteriormente, porque la primera referencia parece proceder precisamente de Estacio y en la "Ilíada" de Homero , que apenas abarca unas semanas de la guerra de Troya,  no habla de la muerte de Aquiles e incluso en ella no es invulnerable como lo demuestran estos versos del Libro XXI de la Ilíada donde  Aquiles es herido por una lanza "El divino Aquiles  levantó el fresno  del Pelión, y el héroe Asteropeo, que era ambidextro, tiróle a un tiempo las dos lanzas: la una le dio  en el escudo , pero no lo atravesó porque la lámina de oro que el dios puso en el mismo la detuvo ; pero la otra rasguñó el brazo derecho del héroe junto al codo, del cual brotó negra sangre " Pero se sale de mis intenciones en este relato profundizar en esta cuestión sobre su invulnerabilidad. Lo que si nos interesa es que ,según Estacio, la madre de Aquiles, Tetis, para evitar que acudiera a la guerra de Troya y pudiera ser herido, hizo que su hijo buscara refugio en la corte del rey Licomedes, gobernante de la isla de Esciros. 






Resultado de imagen de Aquiles descubierto entre las hijas de Licomedes
"Aquiles descubierto por Ulises entre las hijas de Licomedes" realizado entre 1630 y 1635 por el pintor  Pieter Paul  Rubens (1577-1640) tal vez en colaboración con el  pintor flamenco y amigo de Rubens,   Anton van Dyck (1599-1641). En ella se recrea el episodio narrado por Publio Papino Estacio. Ya hemos visto que Aquiles fue enviado por su madre , la ninfa Tetis, para que se ocultara en la corte del rey Licomedes disfrazado de mujer para que nadie lo reconociera, evitando así que fuera a la guerra pues Tetis sabía que de combatir su hijo moriría. Así que Aquiles se disfrazó de mujer y convivió con las hijas del rey mientras adoptaba el sobrenombre de Pirra (pelirroja). Tuvo un hijo con una de las hijas del rey , Deidamía,  al que llamarán Pirro (pelirrojo), aunque cuando sea mayor y combata se le dará el nombre de Neoptólemo (joven guerrero). De Neoptólemo y, por tanto , de Aquiles, decían descender los reyes de Epiro ,  y por ello serían conocidos como reyes Pírridas (por el nombre  de Neoptólemo durante su infancia) pero ellos también se autoproclamaron reyes eácicos.  Según los mitos griegos Éaco , de donde procede el término eácico, era hijo de Zeus y de la ninfa Egina. Era uno de los  hijos preferidos de Zeus le concedió el gobierno de la isla de Egina.  Éaco tendrá un hijo , Peleo , que le sucedería en el trono de Egina, se enamoraría de la ninfa Tetis y con ella tendría a Aquiles, a su vez padre de Neoptólemo del que decían descender los reyes de Epiro que , por lo tanto, se consideran miembros de la dinastía Eácica, es decir descendientes de Éaco , hijo de Zeus.
En cuanto al tema  del cuadro sobre estas líneas  Estacio cuenta que uno de los héroes de la Guerra de Troya, Ulises, fue escogido por los aqueos para que buscara a Aquiles y lo trajera con ellos para combatir  pues lo necesitaban para obtener la victoria. Ulises, disfrazado de mercader , muestra a las hijas de Licomedes una cesta llena de joyas  pero también incluye una espada y un casco  y otras armas que llaman la atención de Aquiles que al abalanzarse sobre ellas descubre su identidad  (en el cuadro Aquiles le vemos con un casco en la cabeza y ropa de color rojo en el centro de la obra, mientras a la derecha se encuentran dos hombres, Ulises y su compañero Demetrio, mientras que Deidamía sería la mujer vestida de blanco que se queda atónita ante el gesto de Aquiles)
(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org )







 Aquiles se disfrazó de mujer y permaneció oculto  en la corte adoptando el nombre de Pirra, que puede traducirse como "pelirroja". Durante ese tiempo en la corte convivió  con las hijas de Licomedes  y mantuvo una relación con una de ellas, Deidamía. Fruto de ésta relación nació el único hijo de Aquiles, al que en  principio se le daría el nombre de Pirro, "pelirrojo", la versión masculina del nombre que su padre había llevado disfrazado de mujer en la corte de Licomedes. Más tarde, cuando fue reclamado para tomar parte en la Guerra de Troya tras la muerte de Aquiles,  el joven Pirro adoptó un nuevo nombre, Neoptólemo, que significa "joven guerrero". Por eso cuando, como nos contaba Plutarco, Neoptólemo invade Epiro  y funda allí su reino, sus descendientes y futuros monarcas de Epiro  serían conocidos como los reyes Pírridas, en su calidad de descendientes de Pirro, el sobrenombre de Neoptólemo. Pocos sabemos de los primeros monarcas sucesores de Neoptólemo y sobre los que vinieron después escribe Plutarco que "los reyes intermedios , después de los primeros, cayeron en la barbarie, y ninguna memoria quedó de su poder  y sus hechos" Del primero que nos habla  Plutarco tras esos tiempos oscuros es del rey "Tarripas, que se dice haber sido el primero que , civilizando las ciudades con las costumbres y letras griegas, y con leyes benéficas , adquirió cierto renombre" El rey Tarripas habría gobernado en Epiro a finales del siglo V a. C  hasta que fue sucedido por su hijo Alcetas I (hacia 410-370 a.C) , rey de Epiro (o de Molosia pues de las dos formas lo encontraréis como os comentaba más arriba). Cuando fallece Alcetas I hacia el 370 a. C dividirá su reino entre sus dos hijos, Neoptólemo I (hacia 390 - 360 a.C) , y Arribas de Epiro (hacia 390-322 a.C) . Neopotólemo gobernará durante diez años hasta su muerte en 360 a. C  dejando un hijo y sucesor , Alejandro de Epiro (362-326 a.C) y dos hijas , Troa de Epiro  y Polixena de Epiro ( (375-315 a.C) , que más adelante cambiaría su nombre por el de Olimpia  En cuanto a Arribas, el otro hijo de Alceto I,  tras la muerte de su hermano Neoptólemo I en 360 a. C , asume la regencia , pues Alejandro sólo tiene dos años , y gobernará en solitario sobre Epiro , contrayendo matrimonio con su sobrina Troa de Epiro  Son tiempos difíciles para Epiro que tiene que hacer frente al auge de su vecina, Macedonia, que bajo el gobierno de Filipo II (382-336 a.C) se convierte en  el más poderoso de los estados griegos. 








Esta era la situación en el norte de Grecia cuando Filipo II (382-336 a.C) accedió al trono de Macedonia en 359 a. C . Estaba rodeado de enemigos, pero  Filipo convertirá a Macedonia en la primera potencia de Grecia en apenas dos décadas. Vemos al oeste de Macedonia , en color amarillo, el reino de Epiro  y su capital, Dodona . Un año antes del acceso al trono macedonio de Filipo, Arribas de Epiro se había convertido en rey en solitario de Epiro tras la muerte de su hermano Neoptólemo I  con quien compartía el trono desde 470 a. C por voluntad del padre de ambos, el rey Alcetas I.  Arribas, reconociendo el poder de Macedonia, trató de establecer una alianza con Filipo II ofreciéndole como esposa a su sobrina Polixena, que luego tomará el nombre de Olimpia. Fruto de ese matrimonio nacería el que la historia recordaría como uno de los más grandes conquistadores de la historia, Alejandro Magno (356-323 a,C)
(Imagen procedente de http://anabasis-historica.blogspot.com.es )




Para   que os  pueda servir de guía, pues ya se que es un poco complicado seguir los sucesivos cambios en el trono esta es una relación cronológica de los reyes de Epiro que vamos a ver en esta primera parte, con las fechas de su reinado  

Rey entre 390 y 370 a. C: Alcetas I (410-370 a.C), hijo de Tarripas , el primer rey que mencionan las crónicas 

Reyes entre 370 y 360 a. CNeoptólemo I(hacia 390-360 a.C)  y Arribas de Epiro (390-322 a.C), hijos de Alcetas I que le sucederán compartiendo el trono 

Rey entre 360 y 342 a. C:  Arribas de Epiro, rey en solitario tras la muerte de su hermano Neoptólemo 

Rey entre 342 y 326 a. C:  Alejandro de Epiro (362-326 a,C),hijo de Neoptólemo I que ocupara  el trono de Epiro después de que Filipo II destrone a su tío Arribas de Epiro 

Rey entre 326 y 323 a. C:  Neoptólemo II (334-295 a.C), hijo de Alejandro de Epiro 

Rey entre 323 y 322 a. C: De nuevo Arribas de Epiro que destrona a su sobrino-nieto Neoptólemo II 

Rey entre 322 y 317 a. C    Eácides (361-313 a. C), hijo de Arribas de Epiro y padre de nuestro protagonista, Pirro. 





Arribas de Epiro trata de forjar una alianza con Macedonia  mediante el matrimonio entre Filipo II y la otra sobrina de Arribas, Polixena, que como os contaba antes cambiará su nombre por el de Olimpia. Fruto del matrimonio entre Flilipo II y Olimpia de Epiro nacerá  una hija,  Cleopatra de Macedonia (hacia 353- 308 a. C), y un hijo , Alejandro de Macedonia (356-323 a.C), que estaba destinado a crear el mayor imperio que se había conocido hasta entonces y que pasaría a la historia como Alejandro Magno. A pesar de éste enlace, la presión de Macedonia obligará a Arribas a entregarle  en 351 a. C algunos territorios fronterizos  a Filipo II y también debió permitir que su sobrino Alejandro de  Epiro fuera llevado como rehén a la capital macedonia, Pella, probablemente como forma de garantizarse la lealtad de Arribas. No satisfecho con ello, entre el 343 y el  342 a. C  Filipo II destronó a  Arribas y puso en su lugar a Alejandro de Epiro , que en realidad,  como hijo de Neoptólemo I, era a quien le correspondía el trono legítimamente. Epiro se convierte en un reino vasallo de Macedonia.  Se fortalecen los vínculos entre ambos reinos  cuando en 336 a. C se concierta el matrimonio entre Alejandro de Epiro y su sobrina  Cleopatra de Macedonia, hija de su hermana Olimpia y de Filipo II. El  rey macedonio organizó la boda en la ciudad de Egas, la antigua capital macedonia y el lugar donde eran enterrados los monarcas macedonios. Para celebrar la boda llegaron invitados de todos los puntos de Grecia con regalos. El segundo día del festival  se inició con una procesión religiosa  y a continuación se dirigieron al teatro del palacio para  presenciar una serie de espectáculos. Y dejo ahora que sea el autor británico Nicholas Hammond (1907-2001)  quien nos cuente lo que sucedió  en su obra "El genio de Alejandro Magno"   donde leemos que "Cuando la procesión terminó , algunos amigos de Filipo , encabezados por Alejandro, su sucesor escogido, y por el otro Alejandro, rey de Molosia, atravesaron el parodos (la entrada lateral de los teatros griegos utilizada también por los actores) y se ubicaron en sus asientos reservados en primera fila. Luego llegaron los Guardias de Infantería , que se ubicaron junto a la orchestra. Filipo entró sólo llevando una capa blanca  y se colocó en el centro de la orchestra, agradeciendo  los vítores de los espectadores. Los siete escoltas que habían entrado detrás de él se desplegaron a cierta distancia. Repentinamente uno de ellos, llamado Pausanias, se lanzó hacia delante , apuñaló al rey y huyó. Tres guardias  personales  corrieron hasta el rey . Otros tres, llamados Leonato, Perdicas y Átalo, persiguieron a Pausanias, que tropezó y cayó. Lo mataron con sus lanzas . Mientras, en la orchestra, Filipo II yacía muerto" 







En este mapa podemos ver la extensión que alcanzaría el Imperio creado por Alejandro Magno, donde aparecen marcadas  las tres grandes batallas que enfrentaron a Alejandro con el Imperio Persa  gobernado por Dario III (380-330 a.C). Fueron Gránico en 334 a. C, Issos en 333 a. C y Gaugamela en 331 a. C, obteniendo Alejandro la victoria en todas ellas. Conquistado el Imperio Persa, Alejandro continuó avanzando hacia el este hasta penetrar en lo que hoy es Pakistán.  En 326 a. C   se enfrentaría al rey Poros  , gobernante del reino indio de Paura, situado en el Punjab , entre Pakistán e India, en la sangrienta batalla de Hidaspes. Alejandro obtuvo una trabajada victoria  que además sería la última, porque sus hombres, agotados  por años de continuas campañas militares, se negaron a seguir avanzando y el rey macedonio no tuvo más remedio que  regresar  a regañadientes  a Babilonia donde comenzó a preparar nuevas campañas  hacia Arabia y Europa, pero no tendría tiempo porque moriría en 323 a. C  en Babilonia  víctima de unas fiebres.  E su biografía sobre Alejandro Magno , titulada "El genio de Alejandro Magno" Nicholas Hammond  cita al historiador romano Lucio Flavio Arriano (86-175)   que escribe como en sus últimos momentos
"Los hombres hacían  fila para verlo  pero él era incapaz  de pronunciar palabra, y aún así los saludaba individualmente , con una creciente dificultad  en su cabeza e indicándolo  con los ojos"
Según Hammond la muerte le llegó el 10 de junio de 323 a. C y dejaba el Impero en una situación delicada sin tener un sucesor claro, ya que su hijo  Alejandro (323-309 a.C),  no nacería hasta finales de ese año y su hermanastro Filipo Arrideo (359-317 a.C)  era discapacitado psíquico
(Imagen procedente de http://www.uned.es )








La muerte de Filipo II significaba el ascenso al trono de su hijo Alejandro , mientras que  el otro Alejandro, el de Epiro, junto a su esposa Cleopatra,  abandonan Macedonia y se dirigen a la capital de su reino, Dodona.  Alejandro I de Macedonia, al que me referiré a partir de ahora como Alejandro Magno,  emprenderá su campaña contra el Imperio Persa que le llevará  hasta la lejana India. Mientras, en 332 a. C una delegación de la  colonia griega de Tarento, en el sur de la península italiana, se presentó en Epiro para solicitar la ayuda de Alejandro de Epiro  contra  diversos pueblos enemigos de la ciudad. Alejandro acudió en su ayuda y permanecería en suelo italiano combatiendo a diferentes pueblos enemigos de Tarento hasta que murió en uno de los combates en el 326 a. C  (o el 327 a. C, según las fuentes que se consulten) . Su esposa Cleopatra de Macedonia se hizo cargo de la regencia  durante la minoría de edad de su hijo Neoptólemo II (fecha desconocida -297 a. C). Pero todo cambió cuando en 323 a. C fallece en Babilonia Alejandro Magno  cuando estaba preparando una nueva campaña militar contra Arabia  y después pensaba dirigirse hacia el Mediterráneo. Pero su muerte no sólo detuvo todos estos planes sino que  puso al Imperio en una posición delicada. Se repite en muchos libros la escena en la que al borde de la muerte uno de sus generales le pregunta a Alejandro , "¿A quién dejas el reino?" a lo que el rey macedonio habría respondido "Al más digno". No podemos saber si esta escena se produjo realmente o no, pero si que la situación era complicada.  Sin embargo, el Imperio de Alejandro si tenía un sucesor, pero todavía no había nacido en el momento de  su muerte. En 327 a. C el rey macedonio  se casaba con  Roxana (hacia 347 - 310 a. C), hija de un noble de Bactria , una región de Asia Central  que hoy se extiende por los territorios de Afganistán, Uzbekistán y Tayikistán. Cuando Alejandro muere , Roxana está embarazada y surge el dilema de a quien nombrar sucesor   porque si nacía niña no podría heredera el Imperio. La otra alternativa era un  hijo ilegítimo de Filipo II  y hermanastro de Alejandro Magno,  Filipo Arrideo(hacia 359-317 a.C), pero tenía una discapacidad psíquica lo que no le hacía el más apropiado para asumir tal responsabilidad. A finales de 323 a. C o comienzos de 322 a. C nacía  el hijo póstumo de Alejandro Magno, que  también recibiría el nombre de Alejandro . Un varón que si podría  heredar el Imperio de su padre  pero de momento tendría que quedar bajo la regencia del general Pérdicas (fecha  desconocida -321 a. C) mientras durase su minoría de edad 






Aunque el mapa es un poco posterior, corresponde al año 310 a. C, recoge la división del Imperio de Alejandro entre sus principales generales, a los que los historiadores denominan diádocos. Durante las siguientes dos décadas  después de la muerte de Alejandro  se enfrentarían unos con otros. Entre ellos los más importantes eran Seleuco I Nicátor (358--280 a. C) que gobernaría sobre el territorio que tenéis  en el mapa, la parte más oriental del Imperio.  Al general Lisímaco (360-281 a.C) le correspondería el gobierno de Tracia  en color rojo. Macedonia le correspondería  primero al general  Pérdicas(echa desconocida -321 a.C) después al general Antípater (hacia 397-319 a.C) y a su muerte a su hijo Casandro (350-297 a.C) que es  el que aparece en el mapa con su reino macedónico en color verde . En color amarillo tenemos Egipto, cuyo gobierno corresponderá al general Ptolomeo (367-283 a.C), que como ya hemos visto se convertirá en el fundador de la última dinastía de faraones de Egipto que gobernará sin interrupción hasta la muerte de Cleopatra VII  en el 29 a. C cuando Egipto perdió su independencia a manos de Roma . Y finalmente, en color ocre tenemos el territorio del general Antígono Monoftalmos (382-301a.C) que gobernaría sobre territorios que corresponden a las actuales Turquía, Siria, Palestina, Israel y Jordania. En este escenario la figura del hijo de Alejandro Magno, el joven Alejandro IV, jugará un papel marginal . Mientras, vemos junto a Macedonia al reino de Epiro que conservaba su independencia pero que vivirá momentos muy turbulentos en los años siguientes.
(Imagen procedente de  http://explorethemed.com )









En cuanto a la administración del  Imperio  que había creado Alejandro y que se extendía desde Grecia y Egipto hasta India,  será dividido entre sus generales, que serán llamados  por los historiadores Diadocos, término griego que significa "sucesores". Entre ellos los más poderosos eran  Antígono  I Monoftalmos  (382 a.C- 301 a. C) que llegaría a dominar la mayor parte de los territorios asiáticos  conquistados por Alejandro Magno , extendiéndose desde la actual Turquía  y las costas de Siria, Líbano e Israel hasta casi alcanzar las orillas del Indo,  convirtiéndose en el reino más extenso y poderoso de los surgidos tras la muerte de Alejandro. Egipto le correspondió al general Ptolomeo, que en el futuro se proclamará faraón adoptando el nombre de Ptolomeo I Sóter (367-283 a.C) y fundando así  la nueva dinastía Ptolemaica, la última de las dinastías faraónicas. Otro de los generales, Lisímaco (36-281 a.C)  gobernará sobre Tracia , una región que se extendía entre el Mar Negro y Macedonia y a Pérdicas, en su calidad de regente ,  le corresponde el gobierno de Grecia y Macedonia.  Pero cuando la noticia de la muerte llega a Grecia,  Atenas se pone al frente de una rebelión de las ciudades griegas para liberarse del dominio macedonio iniciando un conflicto que será conocido como Guerra LamiacaEntretanto  ¿qué sucedía en Epiro? Vimos que tras la muerte del rey  Alejandro de Epiro en 326 a. C la regencia había sido asumida por su esposa Cleopatra de Macedonia, hermana de Alejandro Magno,  durante la minoría de edad de su hijo Neoptólemo II , pero en 323 a.C , el antiguo rey Arribas  apartará del trono al pequeño Neoptólemo II y asume de nuevo el gobierno del reino. En 322 a. C termina la Guerra Lamiaca con la completa derrota de los atenienses y sus aliados. Ese mismo año fallece  Arribas de Epiro , dejando el gobierno del reino a su hijo Eácides (hacia 361-313 a.C) , que estaba casado con  Ftía, hija de Menón de Farsalia (fecha desconocida -321 a. C), un hombre de Tesalia que tuvo una notable participación en la Guerra Lamiaca al frente de la caballería de los aliados griegos. El matrimonio tendrá dos hijas Deidamia (fecha desconocida -300 a.C) y Troa (fecha desconocida) y un hijo  que nacería entre el 319 y el 318 a. C. Le llamarían Pirro y  muy pronto su vida y la de su familia estará en peligro, aunque aquel niño estaba destinado a poner en jaque a una de las ciudades más poderosos del Mediterráneo. Pero eso ya lo veremos en la segunda parte. de nuestra historia.


Enlace con la segunda parte de Pirro, el rey guerrero de Epiro 
http://chrismielost.blogspot.com.es/2017/04/pirro-el-rey-guerrero-de-epiro-segunda.html

Enlace con la tercera parte de Pirro, el rey guerrero de Epiro 
http://chrismielost.blogspot.com.es/2017/04/pirro-el-rey-guerrero-de-epiro-tercera.html

Enlace con la cuarta parte de Pirro, el rey guerrero de Epiro
http://chrismielost.blogspot.com.es/2017/04/pirro-el-rey-guerrero-de-epiro-cuarta.html


El Mentidero de Mielost en Facebook :
 https://www.facebook.com/ElMentideroDeMielost



No hay comentarios:

Famosos