sábado, 22 de abril de 2017

PIRRO, EL REY GUERRERO DE EPIRO (CUARTA PARTE)

"Empezó , pues , por enviar en auxilio de los Tarentinos a Cineas, que llevó consigo tres mil soldados; después , traídos de Tarento muchos transportes para caballos , naves armadas y toda especie de buques, embarcó veinte elefantes, tres mil caballos, veinte mil infantes , dos mil arqueros y quinientos honderos. Cuando todo estuvo a punto se hizo a la vela"  Así nos cuenta el historiador griego Plutarco (hacia 46-120) en su biografía del rey  Pirro de Epiro (hacia 319-272 a.C) , incluida dentro de su obra "Vidas Paralelas", la partida de  Pirro hacia Italia  en el año 280 a. C en respuesta a la petición de auxilio de la ciudad de Tarento , en guerra con  Roma. Ya sabemos como Pirro regresaba a Epiro después de su efímero período como rey  de Macedonia entre 287 y 286 a. C. Pero aquel rey guerrero y ambicioso, que tenía como modelo a Alejandro Magno (356-323 a.C)  y al héroe homérico Aquiles,  se sentía encerrado en Epiro sin posibilidad de emprender una guerra de expansión de su reino ni de alcanzar la gloria en el campo de batalla. Cuando Tarento, aquella ciudad fundada en el siglo VIII a. C en el sur de Italia por colonos procedentes de Esparta , le pidió ayuda para hacer frente al ataque de la cada vez más poderosa Roma, Pirro no lo dudó . Vimos como, según nos contaba Plutarco, su sabio consejero Cineas había tratado de persuadir al rey  para que permaneciera en Epiro y disfrutara de la estabilidad de su reino "Pues - decía Cineas a Pirro en el diálogo reproducido por Plutarco y que veíamos en la tercera parte - ¿quién nos estorba , si queremos gozar desde ahora de esos festines y esas conversaciones , sin necesidad de llegar a ellas entre sangre y entre muchos y grandes trabajos y peligros, haciendo y padeciendo innumerables males?" Pero como acaba de contarnos Plutarco en las palabras iniciales de este artículo, después de enviar al propio Cineas como avanzadilla  al frente de tres mil hombres (aunque otras fuentes hacen referencia al general Miro de Talento) , el propio Pirro se puso a mando de una flota con veinte mil  infantes, tres mil caballos,  dos mil arqueros y quinientos honderos además de veinte elefantes, aunque Susan Wise Bauer (1968) en su "Historia del mundo antiguo"   cree que Pirro tomó prestados los elefantes a su llegada a Italia de los cartagineses y otras fuentes señalan que le habrían sido enviadas por el rey de Egipto Ptolomeo II  Filadelfo (308-246 a.C) que además le habría prometido también cuatro mil hombres, lo que no es extraño ya que su padre, Ptolomeo I(367-283 a.C) , ya había ayudado a Pirro a recuperar el trono de Epiro en el pasado. Sobre el origen de los elefantes y el apoyo militar de Ptolomeo II y de otros monarcas griegos como el nuevo rey de Macedonia , Ptolomeo Cerauno (fecha desconocida -279 a.C) nada dice Plutarco. 





Ya hemos visto mapas más detallados en la tercera parte y veremos más en ésta cuarta parte. Esto es sólo para situarnos de nuevo en el marco geográfico en el que va a desarrollarse a partir de ahora la vida de Pirro, entre su reino Epiro, que abandona en 280 a.C al frente de una flota rumbo a Tarento, la ciudad que ha solicitado su auxilio frente a Roma. Luego vemos como las líneas amarillas nos marcan el itinerario que seguirá Pirro en la península italiana, comenzando por Heraclea, donde en julio de 280 a. C librará la batalla de Heraclea contra un ejército romano al que derrotará , avanzando a continuación hacia Roma , deteniéndose apenas a unas decenas de kilómetros de ellas. Después , consciente de que no disponía de fuerzas suficientes, retorna al sur  hacia Tarento, pero antes de llegar mantendrá una nueva batalla con otro ejército romano en Asculum (Ascoli en el mapa) en 279 a.C . Más tarde acudirá  a Sicilia  y retornará de nuevo a Italia  donde librará en 275 a. C una última batalla contra los romanos en Benevento que pondrá punto final a las llamadas Guerras Pírricas 
 Imagen procedente de https://es.wikipedia.org )






Sin embargo, al poco de zarpar de Epiro "hallándose ya en medio del Mar Jonio, fue arrebatada violentamente la escuadra por un recio bóreas (viento del norte)  que a deshora se levantó " y este fuerte viento dispersó la escuadra , enviando a algunas hacia las costas italianas mientras que a otras "las arrojó la marejada a playas inaccesibles y desconocidas y las destruyó todas" ¿Había terminado la expedición militar casi antes de empezar? Pirro había salvado milagrosamente la vida  pues su nave "pudo sostenerse y resistir por su porte y firmeza a los embates del mar; pero cuando ya empezó a soplar y rodearla el viento de tierra , dándole por la proa, corrió gran riesgo de abrirse y despedazarse " Finalmente, después de una noche luchando contra el mar, a la mañana siguiente  los barcos de la flota que habían permanecido junto a  Pirro llegaron a la costa italiana y el rey  "pudo saltar en tierra, quebrantado y si poderse valer de su cuerpo; pero contrastando por la energía y fuerza de su alma con tamaño contratiempo "  Fue auxiliado por el pueblo que habitaba la región , los mesapios,  y desde allí se dirigió a Tarento donde le esperaba Cineas con los tres mil hombres con los que se había adelantado. Según Plutarco, después de la tempestad que asoló la flota de Epiro, al rey le acompañaban sólo  "unos cuantos hombres de los de a caballo, menos de dos mil de infantería y dos elefantes"   Sin embargo, poco a poco iría llegando el resto de la flota desperdigada por el mar con gran parte del ejército y los elefantes. Cuando Pirro entró en Tarento no tardó en darse cuenta que los tarentinos no tenían ninguna voluntad de lucha y que sólo esperaban que mientras ellos seguían disfrutando de las comodidades de la ciudad, Pirro y su ejército combatieran por ellos frente a los romanos, algo que no estaba dispuesto a conseguir el rey epirota . que impuso disciplina en la ciudad y comenzó a alistar en el ejército a los tarentinos, algo que no gustó mucho entre los ciudadanos de Tarento "Cerró los gimnasios y los paseos - escribe Plutarco - apartándolos además de los banquetes y regocijos intempestivos. Llamábalos a las armas, siendo duro e inflexible en los alistamientos de los que habían de servir, tanto, que muchos se salieron de la ciudad, no sabiendo sufrir  el ser mandados y llamando esclavitud al no vivir a placer"






South Italia Pyrrhus war-es.svg
En este mapa, además de ver marcados con una X las localizaciones de las tres principales batallas que se librarían entre Pirro y los romanos , Heraclea (280 a.C), Asculum (279 a.C)  y Benevento (275 a.C), también vemos los territorios que ocupaban algunos de los pueblos aliados de Pirro, entre  los Lucanos (Lucania) y los Samnitas (Samnio) Pirro tenía tantas ganas de emprender la campaña en Italia que no esperó a que pasara el tiempo de las tormentas y anticipó su viaje, lo que hizo que fuera sorprendido por una tempestad que casi arruinó la expedición militar antes de que comenzara.  Pero nada detenía el ímpetu del rey de Epiro, que a a pesar de ver como su flota había sido dispersada y su nave casi naufraga 
"Así, el más terrible de los males era el entregarse de nuevo a un mar irritado  y a un viento que por puntos variaba , y con todo, levando anclas Pirro, se lanzó mar adentro, siendo grande la porfía y empeño de sus amigos y sus guardias en estar a su lado"  
Y finalmente logró desembarcar en Italia y entrar en Tarento, aunque el entusiasmo de los tarentinos por la llegada  de Pirro no duraría mucho debido a la recia disciplina que el rey de Epiro impuso en la ciudad . Se había dado cuenta que los ciudadanos de Tarento 
"Tenían en su animo  que el mismo Pirro se pusiese delante (del enemigo) , mientras ellos permanecían quietos en casa entretenidos en sus baños y convites"
Por desgracia para los tarentinos, Pirro no pensaba ser un mercenario al servicio de los tarentinos, así que prohibió muchas de sus diversiones y comenzó a reclutar a los hombres de la ciudad  para servir en su ejército 
 (Imagen procedente de https://es.wikipedia.org ) 







Mientras, los romanos, al conocer las intenciones de Pirro, habían movilizado ocho legiones, cuatro romanas y cuatro de las ciudades aliadas, como las que se formaron cuatro ejércitos . Uno habría estado bajo el mando de Lucio Emilio Bárbula, que ya había sido cónsul en el 281 a. C dirigiendo las tropas contra Tarento, al que ahora se le encomendaba combatir a samnitas y lucanos para evitar que se pudieran unir a las tropas de Pirro. Un segundo ejército se quedaría en Roma para proteger la ciudad. Recordemos que cada año se elegían en Roma dos cónsules que ejercían durante un año el gobierno del la ciudad. En 280 a. C ejercían como cónsules   Tiberio Coruncanio (fecha desconocida -241 a. C) y   Publio Valerio Levino(fechas desconocidas) . Coruncanio dirigiría el tercer ejército romano hacia el norte  para combatir a los etruscos con el objetivo de evitar posibles alianzas entre éstos y las ciudades griegas del sur y el propio rey Pirro. Por último el otro cónsul, Publio Valerio Levino se dirigió hacia el sur para penetrar en Lucania  y detener  los intentos de avanzar de Pirro y sus aliados. Levino tenía bajo su mando a cuatro legiones romanas, que según el historiador griego Polibio (200-118 a.C)  contaba cada una con unos 4.200 hombres, es decir, aproximadamente las cuatro legiones sumaban 16.800 hombres a los que habría que sumar 1.200 hombres de caballería y unos veinte mil hombres proporcionados por sus aliados y un número indeterminado de caballería aliada. En total alrededor de 35.000-38.000 hombres.  Todas estas cifras las debéis de tomar como una estimación, no como cifras exactas, pues carecemos de fuentes que den un número exacto de efectivos. Fuera como fuese, se trataba de un  gran ejército que asolará Lucania en su avance hacia el sur mientras  Levino planea entablar batalla contra los epirotas antes de que  Pirro  pudiera  unirse con sus aliados en Italia.  Levino  continúa su avance hacia el sur al tiempo que Pirro, en inferioridad numérica mientras no llegasen sus aliados en Italia,  trata de contemporizar y ganar tiempo  enviando un mensaje al cónsul romano para ofrecerse como intermediario entre Roma y Tarento y resolver  ,sin combatir las diferencias entre las dos ciudades,  pero la respuesta de Levino es firme , proclamando que  "ni los romanos le nombraban por árbitro (a Pirro) ni le temían como enemigo" y las tropas romanas continúan su avance  y se detienen  en julio de 280 a.C a orillas del río Siris (hoy Sinni) , un pequeño curso fluvial de 94 kilómetros de longitud  que desemboca en el Mar Jónico , en una llanura que se encontraba entre las ciudades griegas de Heraclea y Pandosia.






Grabado incluido en la obra "Historia de Pirro" del escritor estadounidense Jacob Abbott (1803-1879) que recrea el momento en que Pirro observó el campamento de las legiones romanas de Publio Valerio Levino , que le causaron una honda impresión por su disciplina y organización , presumiendo que la victoria no sería fácil de conseguir  . Así  narra Plutarco la escena:
"Dirigiéndose a caballo hacia éste, para observar, como viese su disposición , sus guardias, el orden del campamento y todo el arreglo del ejército, quedándose sorprendido , dirigió la palabra a aquel de sus amigos que tenía más próximo , diciéndole "Este campo de bárbaros ¡oh Megacles! no es bárbaro; veremos los hechos"Era su primer contacto con las legiones romanas y pronto conocería su eficacia en el combate
(Imagen procedente de   https://es.wikipedia.org )



En este mapa vemos la primera fase de la batalla de Heraclea  que enfrentó al ejército de Pirro contra las legiones romanas del cónsul Publio Valerio Levino . Como nos cuenta Plutarco, que a la vez se basa entre sus fuentes en la obra del historiador griego Dionisio de Halicarnaso (hacia 60- 7 a.C) en el amanecer del día de la batalla, librada en julio de 280 a. C,  las tropas romanas avanzan . La infantería romana (2) cruza el río Siris (representado por la linea azul)  , mientras que la caballería romana (3) se desplaza para buscar un vado más alejado del campo de batalla para sorprender a la vanguardia de ejército de Pirro (1 y 4) atacándola tanto por la infantería romana de frente como por la caballería por el flanco. Cuando Pirro se da cuenta de la situación, acude en persona a reforzar a sus hombres al frente de tres mil soldados   
(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org )







Escribe Plutarco que Pirro, al tener noticias del avance de las tropas romanas "y que tenía su campo al otro lado del río Siris, dirigiéndose a caballo hacia éste, para observar, como viese su disposición, sus guardias, el orden del campamento y todo el arreglo del ejército, quedándose sorprendido, dirigió la palabra  a aquel de sus amigos que tenía más próximo , diciéndole "Este campo de bárbaros ¡oh Megacles! no es bárbaro; veremos los hechos" Su primer contacto con el ejército romano había sorprendido a Pirro que esperaba un ejército menos organizado y disciplinado que aquel y por sus palabras  "veremos los hechos" adivinamos que sintió temor, o al menos incertidumbre, por el resultado de la batalla. Los romanos sorprenderían de nuevo a Pirro cuando al amanecer decidieron asestar el primer golpe atravesando por sorpresa el río antes de que el rey epirota pudiera tomar posiciones e impedir que los romanos pudieran cruzar el río . Así lo cuenta Plutarco "los romanos quisieron adelantarse e intentaron el paso (del río), la infantería por un vado y los de caballería haciendo el tránsito por diferentes puntos" En efecto, la infantería atravesaba el río por un vado mientras la caballería buscaba otros pasos mas alejados para  atacar a los hombres de Pirro por los flancos. . Al conocer la noticia , el rey "se adelantó con los de a caballo que eran unos tres mil, esperando sorprender en el paso a los romanos dispersos y desordenados" Pirro en persona combatió en primera fila  "mostrando en sus hechos un valor que no desdecía de su fama", aunque la lucha no le impedía estar atento a todo lo que sucedía en el cambo de batalla "no le faltó la presencia de ánimo, ni dejó de estar en todo, sino que, como si se conservara sereno fuera de acción , así dirigía la guerra, recorriéndolo todo y dando socorro a los que parecía que aflojaban"  En medio del combate un jefe de escuadrón de la caballería auxiliar romana, al que Plutarco da el nombre de Oplaco,  reconociendo a Pirro por sus armas  y equipamiento propio de un rey, le atacó y habría dado muerte a Pirro si un macedonio llamado Leonato se interpusiera. Plutarco nos narra la escena " el italiano (Oplaco) mano a la lanza y revolviendo el caballo, acometió a Pirro y a un mismo tiempo hiere él con la lanza el caballo del rey , y acudiendo Leonato (el soldado macedonio), le hiere el suyo; cayeron muertos ambos caballos , y sacando libre sus amigos a Pirro dieron muerte al italiano, aunque no dejó de defenderse" 






Resultado de imagen de angelo todaro pirro
Esta ilustración del dibujante italiano Angelo Raffaele Todaro (1945) recrea  uno de los episodios claves de la batalla de Heraclea,  cuando Pirro (en el centro de la imagen cayéndose del caballo)  es atacado por un jefe de escuadrón itálico llamado Oplaco (el jinete de la derecha ) que hiere con su lanza al caballo del rey  que será salvado por uno de sus hombres, el soldado macedonio Leonato (creo que representado por el jinete de la izquierda) . Antes de que se produjera esta escena, Leonato había advertido al rey , produciéndose este diálogo que reproduce Plutarco casi como si estuviéramos asistiendo a una escena de la guerra de Troya relatada por Homero      
"¿Ves - le dijo Leonato - ¡oh rey! aquel bárbaro que viene en un caballo negro con pezuñas blancas? Pues paréceme a mi que trae algún grande y dañoso designio, porque puso en ti la vista y contra ti se dirige lleno de arrojo y cólera, sin hacer cuenta de los demás ; así que, guárdate de él" 
A lo que Pirro respondió: 
"Es imposible , ¡oh Leonato!, que el hombre evite su hado; pero yo te aseguro que ni éste ni ningún otro italiano se podrá alegrar de habérselas conmigo"
Lo que sucedió a continuación ya lo hemos visto en el artículo gracias a Plutarco. Pirro salvó la vida por la intervención de Leonato, en caso contrario , si Pirro hubiese muerto allí la guerra había terminado en aquel momento      
(Imagen procedente de http://www.comicartfans.com)







Después  de éste hecho, por precaución Pirro cambió sus armas y equipo con su general Megacles para combatir como un guerrero más y no ser reconocido en el campo de batalla. La batalla se prolongaba en el tiempo sin un vencedor , sucediéndose las retiradas y avances de las legiones romanas y las falanges de Pirro "Se dice- escribe Plutarco - que alternativamente se retiraron y se persiguieron hasta siete veces" Un acontecimiento imprevisto que, sin embargo, dio razón a la medida prudente de abandonar el equipo que le distinguía como rey, estuvo muy cerca de causar el desastre para las tropas de Epiro , pues tomando a Megacles por el rey , "cargaron muchos sobre Megácles, y el principal que le derribó y acabó con él, llamado Dexio, le quitó el casco y el manto,corrió hacia Levino (el cónsul)  mostrando aquellas prendas y gritando que había muerto a Pirro, lo que causó en el ejército de los romanos regocijo , con gran algazara, y en el de los griegos, desaliento y asombro" Sin su rey  el ejército de Epiro estaba perdido y la victoria ya era romana, pero ignoraban los romanos el ardid de Pirro, que al conocer que le daban por muerto en el combate  "corrió las filas con la cara descubierta, alargando la mano a los que peleaban y dándose a conocer con la voz" Con los ánimos renovados viendo vivo a Pirro, los griegos lucharon con mayor fiereza aunque los que ahora jugarían un papel crucial serían los elefantes , bestias contra los que los romanos no habían combatido nunca . Los caballos de los romanos "antes de acercarse a ellos (a los elefantes), no pudiendo tolerar su aspecto, derribaban a sus jinetes" En medio del caos Pirro mandó cargar a su caballería tesalia   causando  la retirada de  los romanos , un elevado número de bajas y tomando  su campamento. La que pasaría a la historia como la batalla de Heraclea, terminaba con la victoria de Pirro. Sobre el número de bajas de uno y otro bando Plutarco cita dos fuentes, la del general e historiador griego Jerónimo de Cardia (354-250 a.C) , que cifra los muertos romanos  en unos siete mil y de las tropas de Pirro en menos de cuatro mil, y el también historiador griego  Dionisio de Halicarnaso (hacia 60- 7 a. C ) que eleva las bajas romanas a  unos quince mil hombres y las del ejército de Pirro a unas trece mil. 








En este mapa vemos la segunda fase de la batalla de Heraclea  cuando después de un duro combate  en el que los epirotas (1) estuvieron muy cerca de venirse abajo frente a las legiones romanas (4) cuando creyeron que su rey había muerto,  entran en escena los elefantes de Pirro  provocando el desconcierto en la caballería romana(2) , momento que Pirro aprovechó para enviar a su caballería(3) causando la desbandada de las legiones (5) 
(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org )






Imagen relacionada
Esta nueva ilustración del dibujante italiano Angelo Raffaele Todaro (1945)  recrea la carga de los elefantes contra la infantería y la caballería romana  durante la batalla de Heraclea. Nos cuenta Plutarco como al contemplar a los elefantes
"Los caballos , antes de acercarse a ellos , no podían tolerar su aspecto y derribaban a los jinetes" 
El desconcierto causado por los elefantes entre los legionarios romanos daría la victoria a Pirro.
(Imagen procedente de http://www.angelotodaro.it )






Terminada la batalla  llegaron por fin sus aliados lucanos y samnitas  y aunque "los reprendió por su tardanza se echó de ver que estaba contento y ufano de que con solo el auxilio de los Tarentinos había vencido al poderoso ejército de los romanos"  Y lo mejor es que al correrse la voz de su victoria  se fueron uniendo otras ciudades italianas al ejército de Pirro  que avanzó hacia  Roma "hasta no distar de ella más que trescientos estadios" El estadio era una medida de longitud utilizada en Grecia que es difícil de determinar, pues ni los propios griegos la otorgaban  siempre la misma medida, variando de unas ciudades a otras. Tomando como referencia la más utilizada, el llamado estadio Olímpico equivalente a unos 185 metros actuales, Pirro habría estado a unos 55 kilómetros de Roma, aunque en realidad  Pirró se detuvo en la localidad de Praeneste, la actual localidad de Palestrina, que se halla a sólo 35 kilómetros de Roma e incluso parece que la vanguardia de su ejército se acercó a apenas nueve kilómetros de la ciudad . Pero Pirro consideraba que no disponía de fuerzas suficientes para tomar Roma  "haciendo la cuenta de que tomar Roma y enseñorearse de ella no era negocio factible , y menos para la fuerza con que se hallaba" Así que decidió enviar a su hombre de confianza , Cineas, que además era un gran orador que había sido discípulo de uno de los mejores oradores de Grecia, el ateniense Demóstenes(384-322 a.C),  para que hablase ante el Senado de Roma y pudiera convencerlos para que firmasen un tratado de paz . Nos cuenta Plutarco que  Cineas se dirigió a los senadores "con un lenguaje muy conciliador y humano" asegurándoles que "Pirro devolvería  sin rescate los que habían sido hechos cautivos en la guerra y les ayudaría a sujetar Italia (a controlar a los pueblos italianos) sin pedir por todo esto otra cosa que paz y amistad para sí y seguridad para los Tarentinos"  Era un acuerdo generoso y parece que los senadores se inclinaban a aceptar la propuesta del rey de Epiro. Pero  lo que sucedía en el Senado llegó  a oídos del anciano senador y antiguo cónsul y censor Apio Claudio (340-273 a. C) , hombre muy respetado en Roma . Ciego desde hacía unos años Apio hizo  que le condujeran al Senado que, según Plutarco, al verlo entrar "quedó en silencio por veneración y respeto a persona de tanta autoridad" 






En este mapa podemos ver el avance de Pirro después de su victoria en la batalla de Heraclea junto a sus aliados lucanos ,samnitas y apulios  entre otros pueblos que se fueron uniendo a Pirro en su camino en el que fue tomando numerosas ciudades  deteniéndose en Praeneste, la actual localidad italiana de Palestrina, apenas a 35 kilómetros de Roma.  Pirro, según nos cuenta Plutarco, quedó sorprendido cuando vio que los romanos, lejos de buscar un acuerdo estaban preparando un nuevo ejército para combatirlo
"No destituyeron los romanos a Levino (el cónsul derrotado en Heraclea) del mando, sin embargo es fama que Cayo Fabricio (al que encontraremos más adelante y que también llegará a ser cónsul) dijo que no habían sido los epirotas los que habían vencido a los romanos, sino Pirro a Levino, dando a entender que el vencido no había sido el ejército, sino el general. Completaron , pues, las legiones, y alistaron con prontitud nuevos soldados , y hablando de la guerra confiada y decididamente, dejaron a Pirro sorprendido" 
(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org )






Plutarco reproduce el discurso que Apio Claudio dirigió a los senadores , palabras indignadas con las que recriminaba su debilidad ante el rey Pirro "Antes  me era molesto  el infortunio de haber perdido la vista; pero ahora me es sensible, como soy ciego, no ser también sordo, para no escuchar vuestros vergonzosos decretos y resoluciones con que echáis por tierra la gloria de Roma. Porque ¿dónde está ahora aquella expresión vuestra de que si hubiera venido a Italia el mismo Alejandro el Grande, y hubiera entrado en lid con vosotros , todavía jóvenes , o con vuestros padres, que estaban en lo fuerte de la edad, no se le apellidaría ahora invicto,sino que con la fuga o con la muerte habría dado a Roma mayor fama?" Podemos imaginar a todos los senadores escuchando en silencio observando al anciano ciego que sigue hablando con voz firme acusándoles de ceder ante un enemigo a su juicio muy inferior al gran caudillo macedonio "Estáis dando pruebas de que aquello no fue más que una vana jactancia y fanfarronada, temblando de Pirro, que nunca ha hecho otra cosa que seguir y obsequiar a uno de los satélites de Alejandro, y en vez de auxiliar allá a los griegos, por huir de aquellos enemigos, anda errante por la Italia, prometiéndonos el mando de ella con unas fuerzas que no bastaron en sus manos para conservar una pequeña parte de la Macedonia", recordando aquí Apio Claudio la retirada de Pirro de Macedonia entregando su dominio a Lisímaco. ¿Cómo aquel rey que no había podido controlar Macedonia pretendía imponer ahora condiciones a Roma? Les advierte Apio Claudio que aquello sería visto por los demás enemigos de Roma como una señal de debilidad  que terminaría volviéndose contra Roma "Ni creáis que lo alejaréis (a Pirro) haciéndole vuestro aliado, sino que antes provocaréis a los que os mirarán con desprecio, como fácil conquista de cualquiera, si permitís que Pirro se vaya sin pagar la pena de los insultos que os ha hecho, y antes lleve premio de que se queden riendo de vosotros los tarentinos y los samnitas" Dicho esto, los senadores romanos cambiaron su opinión y anunciaron a Cineas que no aceptaban las condiciones de Pirro y que sólo hablarían de paz si el rey de Epiro y su ejército abandonaban Italia y regresaban a  su reino, de lo contrario continuarían luchando "aun cuando venciere a diez mil Levinos en campaña" haciendo referencia al cónsul Publio Valerio Levino derrotado por Pirro en Heraclea. 







Resultado de imagen de entrada de apio claudio en el senado cesare maccari
"Entrada de Apio Claudio en el Senado" del pintor italiano Cesare Maccari (1840-1919) que forma parte de una serie de frescos sobe la historia de Roma  realizados en el Palazzo Madama, sede del Senado de Italia. La escena recrea el momento en que Apio Claudio, el anciano de barba blanca que ocupa el centro del cuadro y que es guiado por otros senadores debido a su ceguera, hace su entrada  en el Senado para dirigirse a los senadores mientras a la izquierda  el enviado de Pirro, Cineas, observa la escena en silencio a la izquierda (el anciano con un pañuelo blanco en la cabeza y vestido con toga azul) Cuando el Senado estaba a punto de aceptar el tratado de paz que les ofrecía  Pirro el vibrante discurso de Apio Claudio, el hombre que en el pasado impulsó la construcción de la célebre calzada que llevaba su nombre, Via Apia, hizo que decidieran rechazar la oferta de Pirro  afirmando que sólo hablarían de paz cuando las tropas del rey de Epiro abandonaran Italia  
(Imagen procedente de http://agrega.juntadandalucia.es )








Cuenta Plutarco que cuando Cineas regresó junto a Pirro le advirtió que la lucha con Roma sería   como enfrentarse con la  hidra, el monstruo mitológico de múltiples cabezas que tenía la cualidad de que por cada una de sus cabezas  que le cortaban nacían dos nuevas "temía que iban a pelear con otra Hidra, porque el número de soldados reunidos por el cónsul era ya doble que antes y éste podía multiplicarse muchas veces con los que todavía quedaban en Roma capaces de llevar armas"  Roma envió para tratar el rescate de los prisioneros romanos en manos de Pirro a Cayo Fabricio Luscino, que había sido cónsul en 282 a. C y del que Cineas había dicho a Pirro que se trataba "de un hombre justo y gran guerrero, pero sumamente pobre" Pirro habría tratado de sobornar a Fabricio con oro sin conseguirlo y admirado por  su valor e integridad sintió una gran simpatía y admiración por Cayo Fabricio y "fue también mayor su deseo de hacer por su medio amistad con Roma en lugar de continuar la guerra" ofreciéndole después que una vez establecida la paz  con Roma  Cayo Fabricio le acompañara a Epiro , a lo que Cayo Fabricio replicó "Pues eso ¡oh rey! a ti no puede estarte bien, porque los mismos que ahora te veneran  y te sirven, si llegaran a conocerme , querrían más ser por mí que por ti gobernados" Una respuesta que demostraba una audacia y valor que todavía impresionaron más a Pirro que decidió confiarle sólo a él la devolución de los prisioneros a Roma con la promesa de devolverlos si el Senado no acordaba la paz. El Senado no acordó la paz, y después de dejar que los prisioneros vieran a sus familias y celebraran las Saturnales , unas importantes festividades romanas que se desarrollaban en diciembre y que están en el origen de nuestras actuales fiestas de Navidad y Carnaval, cumpliendo con la palabra dada fueron devueltos a su cautiverio con Pirro "habiendo establecido el Senado la pena de muerte contra el que se quedase" Aquí me encuentro ahora con  un problema y es que según Plutarco  Roma eligió como nuevos cónsules al propio Cayo Fabrico Luscino junto a Quinto Emilio Papo, y con ellos combatiría en la siguiente gran batalla de la guerra contra el rey de Epiro . El problema es que esa batalla se libraría en 279 a. C y  Cayo Fabricio y Quinto Emilio fueron cónsules un año después, en 278 a. C. , por lo que parece que Plutarco altera el orden de la narración






Batalla de Ásculum 279 AC: Despliegue inicial
Esta podría ser una distribución aproximada de las fuerzas  enfrentadas en la batalla de Asculum, pero los datos que tenemos son demasiado imprecisos para saber el numero concreto de  hombres que participaron en ella  y su distribución exacta más allá de lo que nos cuenta Plutarco. El historiador Tito Livio tuvo que tratar  este episodio pero por desgracia el libro donde recogía su historia se perdió. El político romano  Sexto Julio Frontino (hacia 40-103)  en su obra "Estratagemas" hace una breve referencia a la batalla y a la distribución de las tropas. Los romanos habían situado a sus tropas más fuertes en el centro , mientras que Pirro decidió situar en el centro a las tropas de las que menos se fiaba, los tarentinos , con la caballería y los elefantes en retaguardia. El mapa que tenéis sobre estas líneas no refleja exactamente  esa distribución, aunque si tenemos en cuenta que la batalla, según Plutarco, se prolongó  durante dos días , podría recrear la disposición de las tropas durante el segundo día,cuando las tropas lucharon en una llanura donde si pudieron ser desplegados la caballería (que vemos distribuida en los flancos representadas por los rectángulos con dos colores)  y los elefantes. Si nos atenemos a la información de Frontino, habrían combatido cerca de 80.000 hombres, unos 40.000 por cada bando. Fijaos en los carros que se encuentran en la retaguardia romana, eran el arma preparada contra los elefantes y os hablaré de ellos  un poco más adelante  
(Imagen procedente de https://arrecaballo.es )








Lo cierto es que encuentro versiones muy contradictorias sobre lo que sucedió a continuación. Los hombres que dirigieron al ejército romano en 279 a. C eran según otras fuentes diferentes a Plutarco, los cónsules de ese año , Publio Decio Mus  y Publio Sulpicio Saverrión. Si nos atenemos a Plutarco , éste nos cuenta que visto que Roma no aceptaba ningún acuerdo de paz y que sólo negociaría una vez que las tropas de Pirro estuvieran de regreso en Epiro, "fue preciso disponerse a otra batalla, para lo que , poniendo en movimiento su ejército, alcanzó a los romanos junto a la ciudad de Asculo" La población de Asculo o Asculum a la que se refiere Plutarco es la actual población de Ascoli Satriano en la región de Apulia , situada a unos ciento treinta kilómetros de Tarento . Pero si Plutarco nos dice que es Pirro el que alcanza a los romanos otras versiones cuentan que fueron las legiones romanas las que siguieron al ejército de  Pirro en su camino hacia el sur en dirección a Tarento alcanzándolo a la altura de Asculum  En lo que se refiere al número de efectivos de los dos ejércitos las fuerzas parece que estaban muy igualadas a tenor de lo que sobre la batalla escribe el político romano  Sexto Julio Frontino (hacia 40-103) en su obra "Estratagemas" donde leemos que "estamos informados que había cuarenta mil hombres por cada lado" y sobre la disposición de las tropas romanas nos cuenta que "los cónsules, por otra parte, distribuyeron  muy juiciosamente a su caballería en las alas, apostando  soldados legionarios en la primera línea y en reserva, con las tropas auxiliares dispersadas entre ellos" Es decir las tropas más adiestradas y eficaces, las legiones romanas, ocupando el centro de la formación y la reserva  teniendo que soportar ellas el peso del combate , con la caballería protegiendo los flancos, mientras que los aliados, en teoría la parte más débil del ejército, eran dispuestos entre ellos. Aunque Plutarco no hace referencia a ellos , el historiador griego Dionisio de Halicarnaso (hacia 60- 7 a.C)  menciona también que los romanos disponían de carromatos de combate con los que esperaban contrarrestar el efectos de los elefantes  . En lo que se refiere a las tropas de Pirro, escribe Frontino que  "siguiendo los versos homéricos , según los cuales las tropas más pobres se colocan en el centro, colocó a los samnitas y epirotas en el flanco derecho, brucios, lucanios y salentinos en el izquierdo, con los tarentinos en el centro, ordenando que la caballería y los elefantes se mantuvieran como reservas"  Los versos homéricos a los que se refiere Frontino corresponden a "La Ilíada" , en concreto a la Rapsodia IV , versos 292 y siguientes donde Nestor, rey de Pilos y aliado de Agamenón en la Guerra de Troya está colocando a sus tropas y para ello "ponía delante  con los respectivos carros y corceles, a los que desde aquéllos combatían; detrás a gran copa de valientes peones  que en la batalla formaban como un muro, y en medio a los cobardes , para que mal de su grado tuviesen que combatir"





08 – Battle of Asculum Comic Art
Otra de las ilustraciones del dibujante italiano Angelo Raffaele Todaro (19845) que recrea una escena de la batalla de Asculum, cuando los elefantes de Pirro , se enfrentaron a los carros de combate romanos. Plutarco no los menciona pero  si el historiador griego Dionisio de Halicarnaso que escribe sobre ellos: 
"Tenían montados sobre vigas rectas, mástiles trasversales que podían ser girados fácilmente hacia donde uno quisiera con la velocidad del pensamiento - en los extremos de los mástiles había tridentes , máquinas en forma de espadas para lanzar proyectiles o guadañas de hierro - o bien tenían una especie de rastrillos que lanzaban desde arriba pesados garfios. Muchos mástiles tenían atados  unos ganchos inflamables envueltos en estopa engrasada con mucha pez , que sobresalían por delante de los carros, y los hombres que estaban en ellos, cuando se encontraban cerca de los animales , prendían fuego a los ganchos y los golpeaban contra sus trompas y rostros (como vemos en la escena recreada por Todaro) Situados en los carros, que eran de cuatro ruedas, había también muchos de la tropa ligera, arqueros, lanzadores de piedras y honderos de daros de hierro, y abajo, al lado de los carros, había todavía muchos más" 
(Imagen procedente de http://www.comicartfans.com )






Pirro, siguiendo el ejemplo de Nestor , y al revés de la disposición de las tropas romanas, sitúa a sus tropas menos fiables, los tarentinos, en el centro , para que al hallarse en esa situación no puedan eludir la lucha y combatan aunque lo hagan de mala gana, mientras que en los flancos dispones a sus tropas más duras y combativas, los propios epirotas junto a los belicosos samnitas, veteranos de las guerras que habían mantenido con Roma, en el flanco derecho, y brucios , lucanios y salentinos, también habituados a la guerra, en el izquierdo. De acuerdo con Plutarco la batalla se libraría a lo largo de dos días. En el primero los romanos buscaron un terreno en el que Pirro no pudo desplegarlos elefantes "Fue impelido por los romanos - escribe Plutarco - a lugares inaccesibles a la caballería y a un sitio con mucha pendiente  y poblado de matorrales, que quitaba toda facilidad para que los elefantes se unieran con la hueste"  Así que aquel primer día estos no jugaron ningún papel en la batalla  mientras que romanos y epirotas trababan una cruenta lucha  "y habiendo tenido muchos muertos y heridos, sólo la noche puso fin al combate"   Pero al día siguiente la situación cambió pues Pirro condujo el combate a un "lugar llano, en el que los elefantes pudieran oponerse a los enemigos " Ahora los dos ejércitos combatirían en una llanura despejada "Los romanos - sigue describiendo la batalla Plutarco - acometieron  de frente en la llanura y procurando rechazar a los pesadamente armados  antes que sobreviniesen los elefantes, tuvieron con las espadas un terrible combate contra las lanzas (las lanzas de las falanges griegas) Al cabo de mucho tiempo se dice que la retirada (de los romanos)se inició en el punto donde se hallaba Pirro, que acosó extraordinariamente a los que tenía al frente" Pero además los elefantes jugarían de nuevo un papel determinante "el principal daño provino del ímpetu y fuerza de los elefantes, no pudiendo los romanos usar de su valor en la batalla; por lo cual , como si una ola o terremoto los estrechase, creyeron que debían ceder  y no esperar a morir con las manos ociosas, padeciendo, sin poder ser de ningún provecho , los males más terribles" Hay descripciones más detalladas de esta batalla, pero no he hallado las fuentes en las que se basan, por lo que me ciño al relato de Plutarco. La victoria era para Pirro pero ¿a qué precio? Sobre el número de bajas también hay muchas discrepancias. 






Este es el aspecto que ofrecería la falange macedonia armados con las Sarissas, una larga pica que podía alcanzar hasta los siete metros de longitud y unos cinco kilos de peso. Atribuida su invención al rey de Macedonia  Filipo II (382-336 a.C), padre de Alejandro Magno (356-323 a.C) y responsable de reorganizar las falanges hasta convertirlas en el cuerpo más eficaz de combate de su tiempo ,  la longitud de las Sarissas hacia casi imposible que los soldados enemigos  llegaran a la lucha cuerpo a cuerpo . En la imagen vemos la tradicional formación macedonia en tiempos de Filipo II, con las cinco primeras filas  en posición horizontal o ligeramente elevadas  sobre las filas que la preceden, ofreciendo el aspecto de un puercoespín impenetrable, mientras que a partir de la sexta fila y hasta la décimo sexta, que es el número de filas que solían tener las falanges macedonias , las sarissas se elevan en posición vertical para servir de protección contra las flechas lanzadas por el enemigo, ya que al estar tan juntas una de otras hacían las veces de escudo.  En Italia se encontraron dos formas de hacer la guerra, la falange macedonia, más rígida en su formación ,  y la más flexible legión romana. El tiempo se encargaría de mostrar la superioridad de la legión romana  sobre la falange griega aunque en época de Pirro todavía la victoria iba a sonreír a la formación griega aunque a costa de un elevado número de bajas  
(Imagen procedente de revistadehistoria.es) )



Imagen relacionada
Ilustración del artista italiano Giuseppe Rava (1963) que recrea un momento de la batalla de Asculum con Pirro, a la izquierda  a caballo arengando a sus hombres. Plutarco cuenta un episodio que en la sucesión de los hechos él sitúa antes de la batalla de Asculum pero que por fuerza tuvo que ser después, ya que en él participan los cónsules Cayo Fabricio Luscino y Quinto Emilio Papo, que fueron cónsules de Roma en 278 a.C , un año después de la batalla de Asculum. Según la historia que narra Plutarco , un médico de Pirro quería traicionarlo y se puso en contacto con los romanos
"Vino en busca de Cayo Fabricio un hombre al campamento , trayéndole una carta escrita por el médico del rey, en la que le ofrecía quitar de en medio a Pirro con hierbas, si por el mérito de hacer cesar la guerra sin peligro alguno se le prometía un agradecimiento correspondiente"
Pero los cónsules romanos no estaban dispuestos a aceptar tal trato y  escribieron una carta al rey desvelándole la traición de la que era objeto. Plutarco reproduce el texto de la carta
 "Cayo Fabricio  y Quinto Emilio , cónsules de los romanos, al rey Pirro, felicidad. Parece que no eres muy diestro en juzgar de los amigos y de los enemigos. Leída la carta adjunta que se nos ha remitido, verás que haces la guerra a hombres rectos y justos, y que te fías de inicuos y malvados. Te damos este aviso , no por hacerte favor, sino para que cualquier mal suceso tuyo no nos ocasione una calumnia y parezca que tratamos de dar fin a la guerra con malas artes, ya que no podemos con el valor"    
Pirro, una vez más, según Plutarco, habría quedado admirado por la integridad de los romanos , enviando de nuevo a Cineas para negociar un tratado de paz con Roma
(Imagen procedente de http://www.gehm.es )




Según Sexto Julio Frontino  "la mitad del ejército de Pirro se perdió, en el lado romano solamente cinco mil" , lo que no parece muy creíble, pues significaría que Pirro, a pesar de obtener la victoria, habría tenido veinte mil bajas por sólo cinco mil de los romanos, que habrían abandonado el campo de batalla derrotados teniendo todavía una inmensa superioridad numérica, pues contarían con treinta y cinco mil hombres por veinte mil de Pirro,  pues recordemos que inicialmente ambos partían con unos cuarenta mil efectivos. Plutarco recurre de nuevo a sus propias fuentes, el general e historiador griego  Jerónimo de Cardia que habría escrito que  "murieron seis mil de los romanos y de la parte de Pirro se refirió haber muerto  tres mil quinientos y cinco" y también menciona a Dionisio de Halicarnaso  que nos depara una sorpresa, y es que éste historiador griego "ni dice que hubiese habido dos batallas junto a Asculum, ni que ciertamente hubiesen sido  vencidos los romanos , sino que , habiendo peleado una sola vez, apenas cesaron de la contienda después de puesto el sol, siendo Pirro herido en un brazo con un golpe de lanza y habiendo los samnitas saqueado su bagaje (el campamento romano)"  Fijaos en las diferencias que encontramos según las fuentes que consultemos, pues según Dionisio ni siquiera hubo victoria de Pirro sino que simplemente el combate habría quedado en tablas. En lo que se refiere al número de bajas , Dionisio eleva su número en ambos bandos "murieron sobre quince mil hombres de una y otra parte" Por su parte Plutarco refiere una escena cuyo significado se mantiene vivo hasta hoy en nuestro lenguaje . Escribe nuestro historiador que al final de la batalla   "se cuenta haber dicho Pirro a uno que le felicitaba : "Si vencemos a los romanos en otra batalla como ésta, perecemos sin recurso" pues había perdido gran parte de la tropa que trajo , y de los amigos y caudillos todos, a excepción de muy pocos , no siéndole posible reemplazarlos con otros, y a los aliados que allí tenía los notaba muy tibios, mientras que los romanos completaban con facilidad y prontitud su ejército, como si en casa tuvieran una fuente perenne, y nunca con las derrotas perdían la confianza" Este episodio  narrado por Plutarco es el origen de la expresión "victoria pírrica", que como define nuestro Diccionario de la Lengua Española , se utiliza para aquellos triunfos o victorias "obtenidos con más daños del vencedor que del vencido"  En ese momento el rey de Epiro recibirá "mensajeros de Sicilia, poniendo en sus manos a Agrigento, Siracusa, y Leoncio y rogándole que expulsase a los cartagineses y dejara la isla libre de tiranos" Un nuevo rival digno de Pirro se dibujaba en el horizonte, Cartago, y un nuevo escenario para la batalla, Sicilia. Estamos en el año 278 a.C, los epirotas llevan dos años en Italia  y nos acercamos a la etapa final del reinado de Pirro, que después de su lucha con Roma no dejará de combatir. Pero eso lo veremos en la quinta y última parte de la historia del rey Pirro de Epiro.



Enlace con la primera parte de Pirro, el rey guerrero de Epiro 
http://chrismielost.blogspot.com.es/2017/04/pirro-el-rey-guerrero-de-epiro-primera.html

Enlace con la segunda  parte de Pirro, el rey guerrero de Epiro 
http://chrismielost.blogspot.com.es/2017/04/pirro-el-rey-guerrero-de-epiro-segunda.html

Enlace con la tercera parte de Pirro, el rey guerrero de Epiro 
http://chrismielost.blogspot.com.es/2017/04/pirro-el-rey-guerrero-de-epiro-tercera.html


El Mentidero de Mielost en Facebook :
 https://www.facebook.com/ElMentideroDeMielost






   

miércoles, 19 de abril de 2017

PIRRO, EL REY GUERRERO DE EPIRO (TERCERA PARTE)

Al final de la segunda parte de esta historia  dejábamos al rey Pirro de Epiro (hacia 319-272 a.C) de regreso a su reino después de una breve temporada como rey de Macedonia tras la huida de Demetrio I Poliorcetes (hacia 337-283 a.C), que dejó a sus tropas temiendo que le fueran a traicionar para unirse a Pirro.  Pero vimos también como ante las reclamaciones del rey de Tracia, Lisímaco (360-281 a.C) ,que había penetrado en Macedonia con sus tropas al mismo tiempo que el rey de Epiro para atacar a Demetrio I por dos frentes,  y que entendía que el éxito de la empresa debía ser compartido, Pirro se mostró  de acuerdo en compartir el trono de Macedonia con él. Sin embargo, no tardó en darse cuenta que Lisímaco gozaba de una gran simpatía y aceptación entre el ejército debido a su condición de antiguo general de Alejandro Magno (356-323 a.C) , y con el mismo temor que antes había sentido Demetrio de que las tropas macedonias que ahora estaban bajo su mando le abandonasen, Pirro decidió retirarse a Epiro después de ser rey de Macedonia  por un tiempo que todavía es objeto de debate entre los historiadores pero que posiblemente no superase el año. Y ahí detuve el relato, aproximadamente en el año 286 a. C,  con un Pirro en la plenitud de su vida, tenía alrededor de treinta y dos años,  y con la posibilidad de gobernar en paz Epìro, donde su trono se hallaba firmemente asentado. Pero recordaré las palabras que vimos en la entrega anterior,   del historiador griego Plutarco (hacia 46-120) , recogidas en su semblanza de Pirro incluida dentro de su obra "Vidas paralelas" que nos está acompañando a lo largo de toda esta historia, que mostraban el espíritu inconformista y amante de la guerra de Pirro  del que escribía que "para él no causar daño a otros ni recibirlo de ellos a su vez era un tormento, y en cuanto al reposo le sucedía como a Aquiles" y citaba estos versos que definían su personalidad "que en él su corazón se consumía, allí encerrado; y todo su deseo eran las huestes y la cruda guerra"   








Aunque en el mapa aparece señalada Roma  como referencia, representa la situación den la península italiana antes de la irrupción de Roma en su historia con los pueblos con los que combatiría en el futuro . Al norte se encontraban los etruscos, cuyo centro geográfico era lo que hoy conocemos con el nombre de Toscana, que procede del nombre que los romanos daban a los etruscos, a los que llamaban "Tusci" o "Etrusci". Roma también estaba rodeada por los pueblos itálicos, entre ellos ecuos y volscos, manteniendo con estos dos numerosos conflictos durante la época de la monarquía romana.
(Imagen procedente de  agora.ucv.cl )






"Eneas  huye mientras arde Troya" del pintor italiano Federico Barocci (hacia 1535-1612). Eneas está en el origen del mito de Roma. Cuenta el mito que el pastor Anquises, aunque en algunos relatos mitológicos era un príncipe, vivía junto a su rebaño  en el Monte Ida, cerca de la poderosa ciudad de Troya (en la actual Turquía) Un día se apareció ante él Afrodita, la hermosa diosa del amor y la lujuria  y sedujo a Anquises. Fruto de la relación entre la diosa y el mortal nació un niño al que pusieron por nombre Eneas, que pasados los años se convertirá en uno de los grandes héroes que participaron en la Guerra de Troya inmortalizada  por Homero (siglo VIII a.C) en la "Ilíada" .Eneas peleaba junto a Priamo, el rey de Troya, pero cuando la ciudad es conquistada y casi todos sus defensores  mueren por el filo de las espadas griegas, algunos logran escapar con vida, entre ellos Eneas, al que su madre , la diosa Afrodita, le había aconsejado que huyera junto a su esposa Creúsa, su padre Anquises y su hijo Ascanio. Así lo hizo Eneas (que en el cuadro lleva a su padre sobre la espalda y va acompañado por su esposa y su hijo) , aunque en la huida perderá a su esposa . De veinte naves con las que zarpa sólo conservará siete a su llegada a Cartago, la futura gran rival de Roma.   Fue recibido por la reina y fundadora de Cartago, la bella Dido, que se enamoró del héroe troyano, pero Eneas recibió la orden del padre de los dioses, Zeus,  de abandonar aquellas tierras y navegar hacia el norte. Así lo hizo Eneas, abandonando a Dido que, rota de dolor , se suicida al no soportar la separación  .Mientras, Eneas alcanzó las costas de Sicilia y de allí viajó hasta la costa del Lacio , en la península italiana. En aquella tierra los lacios eran gobernados por el rey Latino, y aquí hay diferentes versiones del mito según el historiador romano Tito Livio(59 a.C-17 d.C) , en una de ellas se dice que Enea tuvo que enfrentarse al rey de los lacios en una batalla de la que salió vencedor y e otra que antes de la batalla Latino y Eneas hablaron y establecieron un acuerdo. La más extendida  es la que afirma que no sólo  fue bien recibido  por el rey del Lacio sino que además se casó con su hija, Lavinia, y fundó una ciudad a la que puso el nombre de su nueva esposa, Lavinium, donde Eneas viviría el resto de su existencia. Eneas había cumplido con su destino , estableciéndose en el Lacio. Años más tarde, treinta años según Tito Livio,  su hijo Ascanio, que Tito Livio considera hijo de Eneas y Lavinia y no de la primera esposa del héroe troyano, Creúsa,  fundaría una nueva ciudad, Alba Longa, situada en los Montes Albanos , al sureste de donde hoy se encuentra Roma. Veremos un poco más adelante como ambas forman parte del origen del mito de la fundación de Roma
(Imagen procedente de https://it.wikipedia.org/ )






Si Pirro se hubiera quedado tranquilamente en su trono de Epiro , gozando de los privilegios y comodidades de su estatus , limitándose a conservar aquel reino en paz, sin duda sus súbditos se lo habrían agradecido pero yo no estaría escribiendo este artículo y los libros de historia apenas le dedicarían una línea. Fue lo que sucedió después de todo lo que hemos visto hasta ahora lo que le reservaría un hueco  en las crónicas históricas y todo empezaría por la petición de auxilio de una colonia griega del sur de Italia llamada Tarento,  que ya en el pasado había solicitado la ayuda de Epiro , cuando en 332 a. C el rey Alejandro I de Epiro (362-326 a.C) desembarco en Italia y permaneció durante seis años combatiendo allí contra los enemigos de Tarento, hasta que en 326 a. C encontró la muerte en uno de esos combates.  Pero no es posible seguir adelante  sin describir antes la situación en la Península Italiana y  la gran potencia que se estaba formando en ella y que respondía al nombre de Roma . Sus  orígenes, como ya nos sucedió con la dinastía gobernante de Epiro,  nos llevan una vez más al mito . En su obra "Ab Urbe condita", "Desde la fundación de la ciudad", aunque es más conocida sencillamente como "Historia de Roma", el historiador romano Tito Livio (59 a.C-17 d.C)  nos cuenta el mito de la fundación de la ciudad . El  rey Numitor, que gobernaba sobre dos ciudades a orillas del río Tiber,  Lavinium y Alba Longa, había sido traicionado por su hermano pequeño, Amulio, quien lo destronó y envió al exilio al tiempo que hacía asesinar a todos los hijos varones de Numitor y sólo dejó con vida a su hija Rea Silva. a la que obligaría a convertirse en  vestal .Las vestales eran sacerdotisas consagradas a la diosa del hogar ,Vesta, y entre sus deberes estaba el de conservar su virginidad pues de no hacerlo serían condenadas a muerte. De esa forma Amulio esperaba garantizarse que Rea Silva no tendría descendencia que pudiera reclamar en el futuro sus derechos legítimos al trono como nietos de Numitor   A pesar de ello Rea Silvia quedaría embarazada y el padre , según Tito Livio, no sería otro que el dios de la guerra, Marte, aunque también muestra el historiador romano su escepticismo sobre esta concepción divina cuando añade que " ella así lo creía, quizás únicamente que el engaño paliara su culpa" Fuera un dios o un mortal el responsable del embarazo, Rea Silva daría a luz a dos gemelos y en cuanto el nacimiento llegó a oídos de Amulio ordenó que sus sobrino-nietos fueran asesinados arrojándolos a las aguas del Tiber  









Resultado de imagen de mapa lavinium
En este otro mapa vemos la localización de Roma a orillas del Tiber junto a la situación de las otras dos ciudades que juegan un papel en el mito de su fundación y de las que ya os he hablado al referirme a Eneas, Lavinium, fundada por el héroe troyano en honor de su esposa Lavinia,   y Alba Longa (Alba Hill en el mapa) , fundada por el hijo de Eneas, Ascanio.  Siglos después el rey Numitor , descendiente de Eneas y Anquises, y, por lo tanto, también de la diosa  Afrodita,   gobernaba sobre ambas ciudades . Numitor sería el  abuelo materno de los fundadores de Roma, los hermanos gemelos Rómulo y Remo . Sombreado en color más oscuro el territorio que dominaba Roma hacia el 650 a. C y un poco más claro el que controlaba la ciudad al final de la etapa monárquica de la ciudad, en el año 509 a. C  . Durante los dos siglos en los que Roma fue gobernada por una monarquía, desde su fundación hacia el 753 a.C hasta el 509 a. C,   llegó a controlar un territorio de alrededor de tres mil kilómetros cuadrados  y según el primer censo realizado durante el reinado de Servio Tulio, que reinó aproximadamente entre el 578 y el 534 a.C,  la ciudad estaba habitada por 80.000 personas y disponía de un ejército  de unos veinte mil hombres, lo que significaba que uno de cada cuatro ciudadanos romanos participaba en el ejército No se trataba de un ejército profesional, lo que no  comenzaría a existir hasta finales del siglo II a. C gracias a las reformas introducidas por el cónsul  Cayo Mario (157-86 a.C) . Durante la monarquía y la mayor parte de la historia de la República el ejército romano estaba formado por aquellos ciudadanos de entre diecisiete y cuarenta y seis años que fueran propietarios y pudieran sufragarse su propio equipo  para entrar en combate y  encargarse de su  manutención
(Imagen procedente de http://erenow.com )



 

Pero la naturaleza se puso a favor de los recién nacidos , como nos cuenta Tito Livio "Por un enviado del cielo, ocurrió que el Tiber desbordó sus orillas , y las franjas de agua estancada impidieron que los que estaban llevando a los niños se aproximaran al curso principal. Esperaban que este agua estancada fuera suficiente para ahogarlos, por lo que con la impresión de estar llevando a cabo las órdenes del rey, expusieron a los niños en el punto más cercano de la inundación, donde ahora se halla la higuera Ruminal" . Y fue allí donde, según el mito, una loba sedienta que descendía al río para beber, al que el mito da el nombre de Luperca,  encontró a los pequeños, se los llevó  con ella y los amamantó como si fueran sus cachorros, hasta que fueron hallados por un pastor, Faústulo,  que  los adoptaría y les dio los nombres de Rómulo y Remo. Crecieron y  con los años pudieron tomarse la venganza con su tío abuelo Amulio al que darían muerte reponiendo en el trono a su abuelo Numitor. Poco después, según Tito Livio, los dos hermanos "fueron presa de la urgente necesidad de fundar  un nuevo asentamiento  en el mismo lugar en el que habían sido  abandonados de pequeños" pero al igual que había sucedido entre Numitor y Amulio, "estas buenas expectativas -sigue Tito Livio - fueron perturbadas por la maldición ancestral de la ambición, que condujo a una lamentable disputa sobre lo que al principio era un asunto trivial"   .De esta forma , también entre Rómulo y Remo nacería una rivalidad para determinar quien sería el gobernante de la nueva ciudad. Acordaron que esperarían a que los dioses enviaran una señal que designara cual de los dos sería el gobernante y así  "Rómulo ocupó el monte  Palatino - escribe Tito Livio - y Remo el Aventino  (Palatino y Aventino son dos de las siete  colinas sobre las que fue fundada Roma), como lugares de observación de los auspicios. Remo, se nos dice, fue el primero en recibir una señal: seis buitres ; tan pronto como se le hizo saber a la gente, doce buitres aparecieron ante Rómulo. Los seguidores de cada uno  de ellos saludaron a su señor como rey: un bando basaba su legitimidad en haber sido los primeros (en observar las aves), el otro en la cantidad (seis buitres vistos por Remo por los doce observados por Rómulo)" Y así llegó el trágico desenlace "Luego se siguió un violento altercado; el calor de la pasión condujo al derramamiento de sangre, y en el tumulto, Remo murió. La creencia más común es que Remo saltó con desprecio sobre las recién levantadas murallas y fue de inmediato asesinado por un Rómulo enfurecido , que exclamó "Así  se hará de ahora en adelante con cada uno que salte por encima de mis muros" Si hacemos caso al mito recogido por Tito Livio la ciudad que iba a determinar durante siglos los destinos de todo el Mediterráneo y cuya influencia llega hasta nuestros días a nivel global,nacería sobre un suelo mojado con la sangre de un fratricidio, tal vez un anuncio del agitado destino que la aguardaba.








La célebre escultura de bronce de la  Loba Capitolina que se encuentra en los Museos Capitolinos de Roma.Durante mucho tiempo la tradición decía que se trataba de una escultura etrusca realizada hacia el siglo V a. C  pero según las investigaciones realizadas por un equipo de la Universidad de Salento en Italia en 2009 y que fueron dados a conocer en 2012 la Loba Capitolina era, en un 95% de probabilidades, una obra del siglo XI o XII, al que luego se añadieron los dos niños que representan a Rómulo y Remo amamantando y que han sido atribuidas al escultor italiano Antonio Pollaiuolo (hacia 1432-1498). Tito Livio escribe  como se desarrolló la escena que recrea esta escultura, después de que los pequeños fueran abandonados en una cesta en las orillas del Tiber
"Una loba sedienta de las colinas circundantes , atraída por el llanto de los niños, se acercó a ellos, los amamantó , y fue tan dulce con ellos que un pastor del rey la encontró lamiendo a los niños con la lengua. Según la historia, el nombre del pastor era Faústulo Se llevó a los niños a su choza y los dio a su esposa Larentia para que los criara"
Pero Tito Livio en este punto menciona otra versión del mito
"Algunos autores piensan que a Larentia, porque había prostituido su cuerpo, era llamada "Loba" entre los pastores, y que éste fue el origen de la historia maravillosa"  
(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org







Fuera cuales fuesen sus orígenes, hoy los historiadores acuerdan que el nacimiento de Roma tuvo lugar en el año 753 a. C. , aunque los arqueólogos apuntan  que posiblemente ya había asentamientos humanos en ese mismo lugar entre el año 1000 y el 800 a. C. Al respecto la escritora estadounidense  Susan Wise Bauer (1968) en su libro "Historia del mundo Antiguo" recoge estas palabras de Tito Livio al inicio de su "Historia de Roma"  donde constata la incertidumbre sobre todo lo que rodeaba al nacimiento de Roma y los siglos anteriores a su mítica fundación por Rómulo " Lo ocurrido antes de que Roma existiera - escribe Tito Livio - o fuera siquiera concebida  nos ha llegado a través de antiguas historias que tienen más de encanto poético que de verdad histórica" El caso es que Rómulo se convertiría en el primer rey de Roma y gobernaría, de acuerdo a la leyenda, entre el 753 a. C y el  717 a. C. A . De nuevo Tito Livio nos narra el episodio de la desaparición, que no muerte, de Rómulo , cuando un día que estaba pasando revista a sus tropas  "estalló una tormenta  muy violenta. Una nube lo envolvió , tan espesa que lo ocultó  de la vista de todos los presentes . Los senadores ( un anacronismo de Tito Livio pues no existía entonces el Senado de Roma como institución aunque Tito Livio atribuye a Rómulo la creación del Senado formado por cien hombres, los pater o padres,que tenía que ser mayores o "senes" de donde procede la palabra Senado  y cuyos descendientes serían los llamados patricios. Lo más probable, como señala Bauer, es que  en aquel momento existiera algún tipo de consejo de ancianos que asesoraba al rey ), que habían estado sentados al lado del rey, declararon  que se lo había llevado un torbellino . Todos lo consideraron un dios, hijo de los dioses, y a él dirigían sus plegarias. Sin embargo, creo que incluso entonces hubo un par de disidentes  que en secreto pensaban que los senadores habían despedazado al rey"  El caso es que Rómulo había muerto o desaparecido  pero no la monarquía. Durante los siguientes dos siglos seis reyes se sucederían en el trono de Roma. Para entonces la ciudad estaba dividida en tres tribus, los romanos, los sabinos y los etruscos. Cada una de estas tribus se dividió en diez congregaciones o grupos a los que se dio el nombre de curias y fue entonces también cuando se crearon las primeras legiones, que siglos después dominarían los campos de batalla de todo el Mediterráneo.







File:The Intervention of the Sabine Women.jpg
"Las Sabinas", obra del pintor francés Jacques- Louis David (1748-1825), que recrea otro de los mitos fundacionales de Roma. Nos cuenta Tito Livio que durante el reinado de Rómulo
"El estado romano se había vuelto lo bastante fuerte para rivalizar con cualquiera de sus vecinos en la guerra, pero su grandeza  amenazaba con durar sólo una generación, ya que, por la ausencia de mujeres, no había esperanza de descendencia y no tenían derecho a matrimonio con los vecinos. Siguiendo el consejo del Senado, Rómulo envió mensajeros a las naciones vecinas para buscar una alianza y el derecho al matrimonio mixto en nombre de su nueva comunidad"
Pero sus mensajeros no recibieron ninguna respuesta positiva . Rómulo decidió organizar unos juegos en honor de Neptuno invitando al vecino pueblo sabino, incluidas sus mujeres
"Cuando llegó la hora de celebrar los juegos - sigue contándonos Tito Livio - se dio la señal convenida y los jóvenes romanos corrieron desde todas las direcciones para llevarse a las doncellas que estaban  presentes"
Así se produjo el célebre rapto de las sabinas . Los sabinos reaccionaron atacando Roma  pero en medio de la lucha fueron las propias sabinas las que se interpusieron entre ambos pueblos para lograr la paz, momento que recoge el cuadro de David sobre estas lineas . Dirigiéndose a ambos , sus esposos romanos  y sus padres sabinos,  exclamaron
"Si estáis hastiados de estos lazos de parentesco , de estas uniones matrimoniales, volcad vuestra ira sobre nosotras, somos nosotras la causa de la guerra , somos nosotras las que habremos herido y matado a nuestros maridos y padres. Mejor será para nosotras morir antes que vivir sin el uno o el otro, como viudas o como huérfanas"
Según Tito Livio estas palabras conmovieron a romanos y sabinos que cesaron en la lucha y llegaron a un acuerdo, ambas naciones se unieron en un único estado y Roma fue la sede de gobierno de ambas    
(Imagen procedente de  http://commons.wikimedia.org )









Imagen relacionada
En este mapa podemos ver la situación de la península italiana en los años iniciales de la República en el siglo V a. C.  Vemos al norte en color violeta oscuro el territorio ocupado por los etruscos que no formaban un reino unido sino que era un grupo de ciudades que establecieron una alianza entre sí, la Dodecápolis, de la que os hablo un poco más abajo, en la siguiente imagen. En color malva más claro los territorios habitados por las diferentes tribus latinas, entre ellas los latinos, los sabinos y los indómitos samnitas . Con estos últimos Roma llegará a librar una serie de guerras entre el siglo IV y el siglo III. a. C conocidas como Guerras Samnitas de la que Roma salió vencedora. Más al sur , en color amarillo, los territorios denominados Magna Grecia pues habían sido colonizados por los griegos que fundaron allí sus colonias como Síbaris, Crotona, Siracusa o Tarento. Ésta última  jugará un papel clave para nuestra historia, pues será la petición de ayuda de sus ciudadanos lo que en el 280 a.C llevará a Pirro a Italia, como veremos más adelante.  En color verde tenemos los dominios de la otra gran potencia emergente en el Mediterráneo Occidental, Cartago, con la que  Roma disputará la hegemonía  en tres guerras, las llamadas Guerras Púnicas, aunque tendrán lugar después de los acontecimientos que relato en esta historia que se limita a la  guerra mantenida entre Roma y el rey Pirro de Epiro
(Imagen procedente de http://miprofejavier.blogspot.com.es/ )






No puedo detenerme demasiado en este período de la historia de Roma, ya que no es el objetivo de éste relato, pero al menos si escribiré  unas líneas de los reyes que sucedieron a Rómulo Tras la desaparición o muerte de Rómulo le sucede en el trono de Roma Numa Pompilio(hacia 754 -673 a.C) que gobernará hasta su muerte en 673 a. C.  En aquel momento  en la Península Italiana encontrábamos al norte de Roma, aproximadamente en el territorio que hoy conocemos con el nombre de Toscana, a los etruscos, que poblaban las regiones de Umbría y el Lacio, donde se hallaba Roma. Más al sur se encontraba la denominada Magna Grecia,  nombre que englobaba al conjunto de ciudades fundadas por colonos procedentes de las polis griegas  establecidas en el sur de Italia y en Sicilia. Una de aquellas colonias era precisamente Tarento, fundada en el 706 a. C a orillas de lo que hoy conocemos con el nombre de Golfo de Tarento, junto al tacón de la bota italiana, por colonos procedentes de Esparta que la dieron el nombre  griego de Taras o tal vez Tarantos. Sería la única colonia fundada por Esparta, la gran rival de Atenas por la hegemonía del mundo griego. Durante los siglos siguientes los tarentinos lucharían con los pueblos limítrofes, entre ellos los mesapios y los peucetios, y gradualmente los tarentinos se irían haciendo cada vez con una mayor porción de territorio. . Mientras eso sucede en Roma se suceden los reyes. A Numa Pompilio, que organizará la religión oficial romana y las bases de su funcionamiento político, le sucede Tulio Hostilio(fecha desconocida -642 a,.C)  que gobernará aproximadamente entre el 673 y el 642 a. C  y que seguirá una política mucho más agresiva en el terreno miliar que su predecesor , destruyendo la vecina ciudad de Alba Longa ,origen de los reyes de Roma,  y ampliando los territorios dominados por los romanos. Roma iba  ganando poder con el tiempo pero el Senado no parecía muy contento con el espíritu bélico de Tulio y todo apunta a que fue asesinado en 641 a. C después de treinta y dos años de reinado. El nuevo rey elegido por los romanos sería Anco Marcio fecha desconocida -617 a.C)nieto de Numa Pompilio, y rey entre el 641 y el 617 a. C. Seguiría la política de expansión por el Lacio. Hay que tener en cuenta que los reyes hasta Anco Marcio vendrían a ser un "primus inter pares", es decir, el primero entre iguales, nada que ver con la imagen que hoy podemos tener de un rey rodeado de su corte.








Localización de las principales ciudades etruscas entre el siglo VIII y el VI a. C.
Mapa del territorio dominado por los etruscos  entre el 750 a.C y su época de máxima extensión  hacia el 500 a. C . Como vemos su influencia llegó hasta el sur de Italia . Su origen sigue siendo hoy materia de debate . Según el historiador griego Heródoto (484-425 a.C) los etruscos procedían de Lidia, en la actual Turquía, mientras que otro historiador griego, Dionisio de Halicarnaso (hacia 60- 7 a.C), los etruscos serían un pueblo originario de la península italiana.Hoy se tiende a creer que hay algo de las dos versiones, por un lado un pueblo procedente de Turquía que habría llegado hasta la península italiana donde se mezcló con otro pueblo que ya habitaba en la región dando origen al pueblo etrusco. Los etruscos estaban organizados en una alianza religiosa formada por doce ciudades (que podéis ver señaladas en el mapa) , por lo que fue llamada Dodecápolis, pero esta alianza no implicaba una unión militar ni política , sino tan solo cultural, lo que debilitaría  su posición cuando a partir del siglo V a. C tuvieron que hacer frente a la amenaza que representaban los celtas por el norte y los cartagineses al sur además del creciente poder de Roma  a partir de la fundación de la República  y la expulsión del último rey de origen etrusco , Tarquinio el Soberbio en 509 a.C
(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org )





 A Anco Marcio se atribuye la construcción del puerto de Roma en Ostia y la del primer puente que cruzaba el Tiber , el Puente Sublicio  y también la primera prisión de Roma. Anco Marcio muere hacia el 616 a. C  y será sucedido por un tal Lucio Tarquinio, el hijo de un griego  que había venido a Italia  desde la ciudad griega de Corinto , casándose con una etrusca y estableciéndose en la ciudad etrusca de Tarquinio (fecha desconocida -578 a.C), de ahí el apellido familiar  De él escribe Tito Livio que "Fue el  primero que intrigó para hacerse elegir rey y pronunció un discurso para asegurarse el apoyo de la plebe". No sabemos si fue el primer en intrigar, pero desde luego logró su objetivo y fue elegido rey , siendo conocido por la historia como Tarquinio I o Tarquinio el Viejo , del que no sabemos su fecha de nacimiento pero si que reinará hasta el 578 a. C. Realizó una gran labor en la mejora de la ciudad, construyó la Cloaca Máxima con la que drenó un pantano situado junto al foro ,que también habría construido Tarquinio, donde se hallaba el lugar donde se reunían los ciudadanos romanos, una especie de plaza mayor en la que también se encontraba el mercado. Además impulsó la construcción del Circo Máximo , donde se celebraban carreras de caballos e introdujo los primeros combates de gladiadores, una costumbre tomada prestada de los etruscos, como también era etrusca la costumbre introducida por Tarquinio de celebrar las victorias con un desfile triunfal por las calles de la ciudad. Otra de sus grandes obras fue la construcción del gran Templo de Júpiter Capitolino, el dios protector de Roma y el más venerado por sus ciudadanos. Según el historiador griego Dionisio de Halicarnaso (60- 7 a. C) , fue durante el reinado de este monarca de origen etrusco cuando se introducen en Roma los símbolos de la monarquía utilizados por los etruscos y que en el futuro adoptarán los emperadores romanos  "Una corona dorada - escribe Dionisio refiriéndose a esos símbolos de la monarquía -  y una capa púrpura bordada, sentado sobre un torno de marfil con un cetro de marfil en las manos"  








En este esquema tenemos en la parte superior el árbol genealógico de la monarquía romana , desde la unión entre Venus y Anquises , de la que nació Eneas que a su vez estaba casado con Creúsa, hija del rey de Troya, Príamo. Cuando Eneas llegó a Italia  se casa, como sabemos , con la hija del rey Latino, Lavina, y funda la ciudad de Lavinium. Ascanio, hijo de Eneas funda la ciudad de Alba Longa y después de diez generaciones habría tenido lugar la historia de Rómulo y Remo que también hemos conocido. Rómulo se convierte en el fundador y primer rey de Roma , al que le siguen  tres reinados de reyes sabinos (unidos con Roma desde el rapto de las sabinas del que os hablaba más arriba) que fueron Numa Pompilio , Tulio Hostilio y Anco Marcio (veréis que las fechas del esquema no coinciden del todo con las que pongo en el artículo pero ello se debe a la incertidumbre que hay sobre la cronología de estos acontecimientos aunque varía en apenas unos años ). Después de los reyes sabinos  comienza la etapa de los tres reyes etruscos, Tarquinio el Viejo, Servio Tulio y Tarquinio el Soberbio , último rey de Roma y tras ser derrocado en 509 a. C comienza la República que se prolongará hasta la segunda mitad del siglo I a.C.  Debajo de la lista de los reyes de Roma, del que también se recoge un breve resumen de sus acciones de gobierno más destacadas,  a la izquierda tenéis las cinco clases en las que Servio Tulio dividió a los ciudadanos romanos en función de su riqueza  medida en ases, la antigua moneda romana. A la derecha un mapa con los dominios de Roma al inicio de la República que tenéis también al inicio del artículo de forma más ampliada    
(Imagen procedente de  http://www.unizar.es )







Después de treinta y ocho años en el poder, Tarquinio el Viejo, que además de rodearse de lujos  supo adueñarse de todo el Lacio , sería asesinado por iniciativa de los patricios, las antiguas familias romanas que veían peligrar sus privilegios bajo el gobierno de este monarca populista que además favorecía a los etruscos en detrimento de los patricios. Pero cometieron un gran error, no asesinaron ni a su esposa Tanaquil ni a su pequeño hijo, pensando que ella se comportaría con la humildad y sumisión propia de la mujer romana, pero Tanaquil era etrusca y poseía una solida formación intelectual, por lo que se hizo con las riendas del poder y preparó el camino para la ascensión al trono de su hijo Servio Tulio (fecha desconocida - 534 a.C) , que se iba a convertir en el sexto rey de Roma. Durante los años siguientes Roma estaría casi de forma permanente en guerra contra las ciudades etruscas, contra los sabinos  y otros pueblos latinos . Roma crecía pero la monarquía se acercaba a su final.  La muerte de Servio Tulio vendría de la mano de su yerno, Tarquinio (fecha desconocida - 509 a.C), Tarquinio , que urdió una conspiración que acabó con la vida de Servio en el año 534 a. C. El trono fue ocupado por el propio Tarquinio . Con el asesinato de Servio Tulio y el ascenso al trono de Tarquinio  el historiador  Tito Livio escribía que "la verdadera monarquía llegó a su fin ; nunca más tuvo Roma un rey capaz de gobernar con humanidad y justicia" y es que Tarquinio pronto sería conocido por el sobrenombre de el Soberbio  pro la forma en que ejercía el poder sobre los romanos . Sobre ello escribe Tito Livio que "la gente no lo había elegido , y el Senado no había aprobado su ascensión al trono. Al no poder esperar el afecto de sus vasallos , únicamente podía gobernar a través del miedo. Castigó con la muerte , el exilio o la confiscación  de la propiedad a aquellos hombres  que o bien no le aguantaban , o de los que sospechaba. Rompió con la tradición de consultar al Senado  todas las cuestiones de interés público ; hizo y deshizo tratados  y alianzas con  quien le placía "  Pero lo que colmó la paciencia de los romano fue la violación de la noble romana Lucrecia, que además estaba casada, por el hijo de Tarquinio, Sexto Tarquinio. No pudiendo soportar la humillación, Lucrecia se suicidó y Roma se rebeló contra su rey, liderados precisamente por un sobrino de Tarquinio, Lucio Juno Bruto (fecha desconocida -hacia 509 a. C)







"La muerte de Lucrecia" del pintor español Eduardo Rosales (1836-1873) , que recrea el episodio que desencadenaría la caída de la monarquía en Roma. Sexto Tarquinio era el hijo del rey Tarquinio el Soberbio  y una noche, estando alojado en casa de su primo Lucio Tarquinio Colatino, violó a la esposa de éste, Lucrecia. Según Tito Livio , Sexto Tarquinio:
"Inflamado por la belleza y la pureza ejemplar de Lucrecia, tuvo la vil intención de deshonrarla. Cuando todo el mundo dormía  fue con la agitación de su pasión armado con una espada donde dormía  Lucrecia, y poniendo la mano izquierda sobre su pecho, le dijo  "¡Silencio Lucrecia! Soy Sexto Tarquinio y tengo una espada en la mano .Si dices una palabra morirás!"
La violó y Lucrecia, no pudiendo soportar el deshonor , decidió quitarse la vida, pero antes le contó todo a su esposo y a su padre, pidiéndoles que la vengaran. A continuación se dio muerte clavándose un puñal en el pecho . Junto al padre y el esposo de Lucrecia se encontraba también Lucio Juno Bruto quien, indignado , jura destronar a Tarquinio el Soberbio. Esa es la escena que representa  éste cuadro, con Lucrecia muerta entre los brazos de su padre y su esposo, mientras Lucio Juno Bruto alza con una de sus manos el puñal usado por Lucrecia para darse muerte  mientras pronuncia su juramento de venganza. Así lo cuento Tito Livio
"Mientras estaban encogidos en el dolor , Bruto sacó el cuchillo de la herida de Lucrecia y sujetándolo goteando sangre fresca, dijo "Por ésta sangre, la más pura antes del indignante ultraje hecho por el hijo del rey, yo juro , y a vosotros, oh dioses , pongo por testigo , de que expulsaré a Lucio Tarquinio el Soberbio, junto con su maldita esposa y toda su prole, con fuego y espada y por todos los medios a mi alcance, y no sufriré que ellos o cualquier otro vuelvan a reinar en Roma"
Y de esta forma Bruto cumpliría su palabra  derrocando a Tarquinio el Soberbio y estableció la República
(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org )








Tarquinio se hallaba en aquel momento fuera de la ciudad y al regresar se encontró con que las murallas de la ciudad estaban cerradas y que el Senado había decretado su exilio. A continuación fueron designados dos hombres para gobernar la ciudad, el propio Lucio Junto Bruto y el esposo de la llorada Lucrecia,  Lucio Tarquinio Colatino. Escribe Susan Wise Bauer que "ambos fueron revestidos de poderes similares a los de un rey , como la potestad de declarar la guerra o firmar decretos, pero con una notable diferencia, ocuparían el cargo únicamente durante un año , y cada uno de ellos podía vetar los decretos del otro. Recibieron el título de cónsules , que desde  entonces fueron el cargo más importante del gobierno de Roma" Como escribiría Tito Livio, a partir de ese momento  "mi tarea consistirá en narrar la historia de una nación libre  gobernada por funcionarios electos anualmente, sujetos  no al capricho de los hombres, sino al imperio de la ley" La monarquía romana había muerto y acababa de nacer la República de Roma. Muchas cosas sucederían en las décadas siguientes, Roma siguió incrementando sus dominios. Pero ahora vamos a dar un salto hasta el año 390 a. C, un hito en la historia de la ciudad pues por primera vez sería saqueada por un pueblo extranjero. En efecto, aquel año  un ejército celta dirigido por el caudillo Brenno ocupaba Roma  y los últimos defensores de la ciudad resistieron en la colina del Capitolio . Así lo contaba Tito Livio " Cuando los romanos observaron, desde la Ciudadela, la Ciudad llena de enemigos corriendo por todas las calles, cómo sucedían a cada momento nuevos desastres, primero en un barrio y luego en otro, no pudieron controlar más sus ojos y oídos, ni mucho menos sus pensamientos y sentimientos. En cualquier dirección, su atención era atraída por los gritos del enemigo, los chillidos de las mujeres y los niños, el rugir de las llamas y el desplome de las casas al caer; donde quiera que volviesen sus ojos y mentes, eran como espectadores obligados por la Fortuna a contemplar la caída de su patria, impotentes para proteger nada de lo que tenían, más allá de sus vidas. Eran mucho más dignos de lástima que cualquier otro que hubiera sufrido un asedio, separados como estaban de su tierra natal y viendo todo lo que había sido suyo en poder del enemigo." pero añade que  "sin embargo, no obstante agobiados y abrumados con tantas desgracias, habiendo visto todo caer en llamas y ruinas, ni por un momento declinaron su determinación de defender con su valor el único punto que les restaba de libertad: la colina que poseían, por pequeña y pobre que pudiera ser. " 







"Brenno , jefe de los galos, y Marco Furcio Camilo, después del saqueo de Roma", grabado realizado en 1886 por Paul Leugehur (1854-hacia 1932) para la obra "Historia de Francia en cien escenas". Recoge el momento en que Brenno pone su espada sobre la balanza en la que se estaba pesando el oro que los romanos debían entregar mientras protestaban  porque los celtas estaban haciendo trampas en el peso. El caudillo celta, según Tito Livio, exclamaría "¡Ay de los vencidos!". significando que los derrotados no tienen derecho a nada y no tienen más remedio que soportar las humillaciones que los vencedores quieran imponer. Según Tito Livio, en ese momento llegó un ejército romano dirigido por Marco Furcio Camilo(hacia 446-365 a.C) y antes de que se hiciera efectivo el pago del rescate presentó batalla a los celtas y los derrotó expulsándolos de la ciudad . Así describe la escena  el historiador romano Tito Livio   
"Mientras aún discutían, apareció en escena el dictador (se refiere a Camilo) y ordenó que se quitase el oro y que se marchasen los galos. Como se negaban a hacerlo y protestaban  diciendo que se había llegado a un acuerdo definitivo, les informó de que una vez que él había sido nombrado dictador no resultaba válido ningún acuerdo hecho por ningún magistrado inferior sin su sanción. Luego advirtió a los galos que se preparasen a la batalla y ordenó a sus hombres que apilasen sus bagajes , dispusiesen sus armas y reconquistasen la patria con el hierro , no con el oro"
Y así lo hicieron liberando a Roma sin pagar el rescate, aunque , como os cuento un poco más abajo, es una versión puesta en entredicho por los historiadores    
(Imagen procedente de  https://it.wikipedia.org )







Después de meses de asedio , los defensores optaron por negociar la rendición que Tito Livio nos describe así "Se mantuvo entonces una reunión del Senado y se facultó a los tribunos consulares para que establecieran los términos. Tuvo lugar una conferencia entre Quinto Sulpicio, el tribuno consular, y  Brenno, el jefe galo, y se llegó a un acuerdo por el que se fijó en mil libras de oro (unos 335 kilos de oro) el rescate del pueblo que al poco tiempo estaría destinado a gobernar el mundo. Esta humillación ya era lo bastante grande, pero fue agravada por la despreciable mezquindad de los galos que usaron pesos trucados, y cuando protestaron los tribunos, el insolente galo arrojó su espada sobre la balanza y usó de una expresión intolerable para los oídos romanos: "¡Ay de los vencidos!"Pero según Tito Livio en ese mismo momento llegaba a la ciudad un ejército dirigido por Marco Furcio Camilo (hacia 446-365 a. C) , un victorioso general en anteriores guerras  al que el Senado concedió el poder de dictador, una institución que sustituía a los cónsules en circunstancias especiales como era aquella. Camilo expulsaría a los galos , aunque ésta versión que nos proporciona Tito Livio es puesta hoy en entredicho por los historiadores que creen que  fue escrita para salvaguardar el honor romano y no reconocer que la ciudad había sido saqueada. Fuera como fuese Camilo se pondría a la labor de reconstruir la ciudad y también hizo frente  a otros pueblos itálicos como etruscos, hérnicos y otros pueblos latinos que trataban de aprovechar la coyuntural debilidad romana, derrotando a todos ellos y fortaleciendo así el dominio de Roma sobre Italia. Durante la segunda mitad del siglo IV a. C , mientras en Grecia el rey Filipo II (382-336 a.C) ponía los cimientos sobre los que luego su hijo Alejandro Magno (356-323 a.C) construiría aquel gran Imperio que llegaría hasta India,  Roma debía mantener  guerras constantes contra otros pueblos asentados en la península italiana que miraban cada vez con más inquietud el creciente poder  de Roma.  







Italy 400bC es.svg
En este mapa podemos ver la situación de la Península Italiana  en el siglo IV a. C antes de que comenzaran a librarse las guerras entre Roma y los Samnitas y entre Roma y la Liga Latina  que marcarán la segunda mitad del siglo IV a. C. Tito Livio nos cuenta como en 340 a.C justo después del final de la primera guerra samnita, los aliados de la Liga Latina que habían luchado con los romanos contra los samnitas , acudieron al Senado de Roma representados por  Lucio Annio que se dirigió a los senadores romanos para que dejaran de trata de imponer su voluntad sobre el resto de pueblos latinos, despertando sus iras y desencadenando la guerra entre Roma y la Liga Latina   
"Es ya hora, Tito Manlio (Manlio era uno de los cónsules de Roma) y senadores, de que dejéis de tratarnos como si fueseis nuestros soberanos. Ved que el estado del Lacio ha llegado por la bondad de los dioses a una situación de lo más floreciente , tanto en población como en poderío militar, con los samnitas derrotados, los sidicianos y campanos aliados nuestros y aún a los volscos haciendo causa común con nosotros, y mientras que vuestras propias colonias prefieren el gobierno del Lacio al de Roma. Pero ya que no os podéis hacer a la idea de dejar vuestras imprudentes reclamaciones de soberanía, y aunque  nosotros somos lo bastante capaces para afirmar la independencia del Lacio por la fuerza de las armas, llegaremos tan lejos  , en el reconocimiento de la igualdad de nuestras naciones, como para ofrecer la paz en igualdad de derechos para ambos, ya que a los dioses ha complacido otorgar igualdad de fuerza a ambos . Un cónsul deberá ser elegido de Roma y el otro del Lacio; el Senado deberá tener  un número igual de miembros de ambas naciones , deberá haber una nación , una república . Y para que pueda haber una sede del gobierno y un único nombre para todos, y para que ambos lados hagan alguna concesión , dejaremos , para que esta Ciudad tenga realmente preferencia, que nos llamen a todos Romanos"
Pero aquello no era suficiente para Roma, que no buscaba la igualdad, sino el sometimiento de los pueblos del Lacio y así se inicio la  guerra entre Roma y la Liga Latina que se desarrollaría entre 340 y 338 a.C con la victoria final para Roma
(Imagen procedente de  https://es.wikipedia.org )







Así se enfrentaría al pueblo itálico de los samnitas, que habitaban el territorio atravesado por la cordillera montañosa de los Apeninos, situado al sur del Lacio. Estos conflictos serían conocidos como las Guerras Samnitas  y fueron tres  guerras separadas a lo largo de medio siglo. La primera guerra samnita se desarrollaría  entre 343 y 341 a. C, la segunda entre  326 y 304 a. C y la tercera y última entre 298 y 290 a.C .  En la última de estas guerras los samnitas buscaron la alianza con otros pueblos enemigos de Roma, lo que incluía a etruscos, sabinos, lucanos, umbrios e incluso celtas, pero la alianza fue derrotada por Roma en la batalla de Sentinum en 295 a. C que fue crucial para el destino de la guerra que, aunque se prolongaría cinco años más, llegaría a su final en 290 a. C y a partir de ese momento los samnitas quedaron obligados a enviar hombres a las legiones romanas cuando así lo requiriese Roma. Poco a poco los samnitas fueron absorbidos por Roma. Entre medias de éste conflicto, Roma también tuvo que combatir con la alianza de pueblos latinos que formaban la Liga Latina que presidía Roma pero cansados de los abusos de poder de ésta los pueblos latinos se rebelaron en 340 a.C , justo después del final de la primera guerra samnita. Curiosamente Roma se aliaría con los samnitas para derrotar definitivamente en 338 a. C a los pueblos de la Liga Latina De esta forma, tras la victoria en 290 a. C sobre los samnitas,  Roma se convertía en la dueña de Italia central y en la principal potencia de la península italiana y una amenaza cada vez mayor sobre las colonias griegas del sur, entre ellas Tarento. Ya hemos visto como entre 332 y 326 a. C tuvieron la ayuda del rey  Alejandro de Epiro para combatir contra los vecinos  enemigos de Tarento encontrando la muerte en 326 a. C. Ya en 321 a. C los tarentinos habían tratado de mediar  entre samnitas y romanos que se hallaban inmersos en la segunda de las guerras que los enfrentaron, aunque no tuvieron demasiado éxito en esa mediación. Bien en 303 a. C o en 302 a. C ,según la fuente que se consulte,  Tarento estaba en guerra contra mesapios y lucanos  y una vez más requirió de auxilio, en este caso mercenarios griegos liderados por Cleónimo (fechas desconocidas), hijo del rey de Esparta  Cleómenes II (fecha desconocida - 309 a.C)  







Imagen relacionada
En este mapa  vemos el desarrollo de la campaña de la Tercera Guerra Samnita entre 298 y 290 a.C y también de la posterior de Pirro a partir de 280 a. C, pero sobre la campaña de Pirro ya os hablaré en la cuarta y última parte de éste relato. En color verde podemos ver a los samnitas y sus aliados mientras que el color teja  representa el territorio controlado por Roma. La batalla decisiva de la guerra tendría lugar en el 295 a. C, la batalla de Sentimun , que podéis localizar justo al lado del territorio controlado por los Umbri (los umbrios).La victoria final sería para  Roma  que tras el final de la Tercera Guerra Samnita en 290 a. C ya dominaba la mayor parte del sur de Italia. Ocho años más tarde , en 282 a. C, los turios, habitantes de la ciudad de Turios (Thurii en el mapa, situada en el Golfo de Tarento justo enfrente de Tarento), solicitó la ayuda   de Roma para defenderse del ataque de los lucanos (lucani en el mapa) , antiguos  aliados de los samnitas. Roma acudiría en ayuda de los turios pero despertó la indignación de  Tarento por lo que consideraba una violación de sus aguas territoriales  . Sería el origen de una nueva guerra  que a su vez provocaría la petición de auxilio a Pirro.
(Imagen procedente de http://www.taringa.net )








Avanzamos en el tiempo hasta el año 282 a. C  cuando  Turios, otra de las ciudades fundadas por los colonos griegos y que se encontraba , al igual que Tarento, a  orillas del Golfo de Tarento,  solicita la ayuda de Roma para combatir la amenaza que representaban los lucanos , un pueblo emparentando con los samnitas. Roma responde a esta llamada de auxilio enviando una flota al Golfo de Tarento  lo que será considerado por la vecina ciudad de Tarento  como la violación de un tratado que existía entre Roma y Tarento en virtud del cual la flota romana no podía penetrar en aguas que Tarento consideraba bajo su soberanía.Los tarentinos atacarán la flota romana, hundiendo varias de sus naves, lo que hace que Roma envíe una embajada hasta la ciudad para exigir una compensación. Así lo relata Tito Livio "los tarentinos, siendo amigos de los romanos, se rebelaron contra ellos tomando sobre seguro una flota de los romanos , matando al capitán de la flota. Sabiendo esto el Senado, acordó enviar a unos legados a Tarento para quejarse de la injuria recibida y a pedir satisfacción por el daño que les habían hecho" Pero no obtuvieron la respuesta esperada pues los tarentinos "permaneciendo en su maldad, no sólo negaron la satisfacción a los romanos, sino que añadiendo a su falta otro error todavía mayor, callaron a los embajadores romanos y los lanzaron con muchas injurias de la ciudad" El Senado, indignado, declaró la guerra a  Tarento  y así "reuniendo un gran ejército , vino contra ellos el cónsul Emilio  y vengó bien cruelmente  la injuria que habían recibido" Y es en ese momento cuando los tarentinos, temiendo el poder de Roma, volvieron a mirar una vez más en dirección a Grecia y , en concreto , al reino de Epiro, para solicitar la ayuda de Pirro. Sin embargo hubo discusiones muy fuertes dentro de la ciudad y muchos consideraban que sería un peligro  recibir el auxilio de Pirro pues aprovecharía para quedarse con la ciudad y robarles su independencia. Plutarco  recoge las palabras de un hombre llamado Metón, que habló en la Asamblea advirtiendo "Tarentinos , hacéis muy bien en divertiros y en regalaros mientras os es permitido, sin poner obstáculos a quien de ello guste; por tanto, si tenéis juicio, gozaréis  ahora de vuestra libertad, como que otros negocios, otra vida y otro régimen os esperan luego que Pirro llegue a la ciudad" 







Resultado de imagen de tercera guerra samnita
En este mapa vemos el escenario en el que se desarrollarán los acontecimientos de las que la historia denomina Guerras Pírricas  A la derecha, de color naranja, el Reino de Epiro de Pirro , con su capital en Dodona. Al otro lado el sur de la Península Italiana, con la ciudad de Tarento donde desembarcarán las fuerzas de Pirro en 280 a. C . Vemos también la situación de Thurios, la ciudad que al pedir el auxilio de Roma causó el enojo de Tarento contra los romanos por violar su flota lo que consideraba aguas bajo su soberanía. En color amarillo al norte los territorios bajo dominio directo de Roma y en violeta territorios controlados por pueblos que ni eran latinos ni querían estar bajo el dominio de Roma , que terminarían por unirse a las fuerzas de Pirro. Pero ya nos adentraremos en ello en la última parte de nuestro relato
(Imagen procedente de https://reyesydinastias.blogspot.com.es







Pero era mayor el miedo que los tarentinos tenían a las fuerzas de Roma  que la precaución hacia las intenciones de Pirro  así que desoyendo a Metón organizaron la embajada  a Epiro con presentes para el rey  y con la promesa de que si aceptaba dirigirlos en la guerra podría disponer  de "grandes fuerzas del país de los lucanos, los mesapios , los samnitas y los tarentinos, hasta veinte mil caballos, y de infantes  entre treinta mil y cincuenta mil hombres ; cosas que no sólo inflamaron a Pirro , sino que a los mismos epirotas les inspiraron deseos y empeño por formar parte de la expedición" Entre los ministros y hombres de confianza de Pirro se encontraba  Cineas, un hombre del que Plutarco nos dice que era "de bastante prudencia y juicio" además de una gran elocuencia al hablar , pues según Pirro "más ciudades había adquirido por los discursos de Cineas que por sus armas"  Cineas no veía la ventajas de tomar parte en aquella arriesgada expedición contra Roma y cuando pregunta por esas supuestas ventajas  a Pirro el rey responde "Vencidos los romanos  , ya no nos quedará allí ciudad ninguna, ni bárbara ni griega, que pueda oponérsenos, sino que inmediatamente seremos dueños de toda Italia". Antes de seguir os preguntaréis como supo Plutarco de estas conversaciones. Es evidente que Plutarco no pudo conocer su contenido , pero era una forma habitual en las crónicas de los historiadores griegos y romanos desarrollar sus historias incluyendo estos diálogos con los que trataban de exponer los argumentos que habrían conducido a sus protagonistas a tomar las decisiones que adoptaron aunque tal vez bebiera de alguna otra fuente que si fuera testigo de ello . Después de la respuesta de Pirro, Cineas insistió "Y tomada Italia  ¿qué haremos" a lo que Pirro replica "Allí nos alarga las manos a Sicilia, isla rica, muy poblada y fácil de tomar"  Cineas pregunta de nuevo "¿pero será ya el término de nuestra expedición tomar Sicilia?"  y Pirro replica  "Tendremos mucho adelantado para mayores empresas porque ¿quién podría no pensar después en África y Cartago?"  Y Cineas continúa "¿y después de todo esto ¿qué haremos?" y Pirro , riendo, responde "Descansaremos largamente , y pasando la vida en continuos festines y en conversaciones, nos holgaremos" a lo que el sabio Cineas concluye con una reflexión que tuvo que hacer pensar a Pirro   "Pues ¿quién nos estorba , si queremos gozar desde ahora de esos festines y esas conversaciones , sin necesidad de llegar a ellas entre sangre y entre muchos y grandes trabajos y peligros, haciendo y padeciendo innumerables males?" Cineas, conociendo el ímpetu bélico de Pirro, había tratado con este inteligente juego de preguntas y respuestas disuadirlo, pero era demasiado tarde. pues aunque Pirro "entró en cuenta del gran sosiego del que gozaba, no fue dueño de renunciar a la esperanza de los proyectos y empresas a que estaba decidido"  Era el año 280 a.C, y Pirro se disponía a desembarcar en el sur de Italia y a entrar en los libros de historia amenazando a Roma. No volvería a conocer la paz, pero eso lo veremos en la cuarta parte de nuestra historia. 


Enlace con la primera parte de Pirro, el rey guerrero de Epiro
http://chrismielost.blogspot.com.es/2017/04/pirro-el-rey-guerrero-de-epiro-primera.html

Enlace con la segunda parte de Pirro, el rey guerrero de Epiro
http://chrismielost.blogspot.com.es/2017/04/pirro-el-rey-guerrero-de-epiro-segunda.html

Enlace con la cuarta parte de Pirro, el rey guerrero de Epiro
http://chrismielost.blogspot.com.es/2017/04/pirro-el-rey-guerrero-de-epiro-cuarta.html



El Mentidero de Mielost en Facebook :
 https://www.facebook.com/ElMentideroDeMielost


Famosos