martes, 14 de marzo de 2017

EUROPA EN LA ENCRUCIJADA

"Abstención de hablar". Así es como define el Diccionario de la Lengua Española el silencio en su primera acepción . A menudo el silencio es considerado una cualidad , más todavía en nuestros días donde los múltiples canales de comunicación que tenemos a nuestra disposición, desde la televisión y la radio a las redes sociales o las aplicaciones de nuestros teléfonos móviles, nos sumergen en un océano de palabras, noticias, música e información que generan una especie de ruido de fondo en el que hallar un paréntesis de silencio es casi como encontrar un oasis en el desierto, un momento de dicha. El silencio ha sido visto como una virtud del hombre prudente y reflexivo en el sentido que le daba William Shakespeare (1564-1616) cuando escribía que "es mejor ser dueño de tus silencios que esclavo de tus palabras" y es conocido el proverbio hindú, citado innumerables veces, que nos aconseja que "cuando hables, procura que tus palabras sea mejor que el silencio". Si, permanecer en silencio en ocasiones puede ser la actitud más prudente, y también la más cómoda pues como advierten unas palabras atribuidas al filósofo chino Confucio (551-479 a.C) "el silencio es un amigo que jamás traiciona". Pero  hay otro silencio que no puede ser considerado una cualidad , el silencio al que se refería  un hombre que dedicó su vida y la perdió por luchar por los derechos de los demás. Se llamaba  Martin Luther King (1929-1968) y respecto a ese tipo de silencio pernicioso decía "Nuestra generación no se habrá lamentado tanto de los crímenes de los perversos , como del estremecedor silencio de los bondadosos" . Conocí esta frase hace unos años cuando en el Mentidero dediqué un artículo a Martin Luther King y la recordé de nuevo hace unas semanas  cuando en febrero de éste año  2017 leía la noticia  que informaba sobre la publicación del informe anual realizado por Amnistía Internacional , un documento de cerca de quinientas páginas que recoge las violaciones cometida sobre los derechos humanos  en las diferentes naciones del mundo.








Resultado de imagen de Salil Shetty humans right inform
Fotografía del secretario general de Amnistía Internacional ,el indio  Salil Shetty (1961) el día de la presentación del Informe de Amnistía Internacional sobre los Derechos Humanos 2016/2017. Durante la presentación realizó un sombrío resumen de lo sucedido en 2016 y en el que estuvieron implicadas entre otras muchas naciones, Estados Unidos y la Unión Europea
"Hay 36 países donde en 2016 se violó el Derecho Internacional - explicó Salil Shetty -  devolviendo a refugiados que huyen de la violencia. La Unión Europea llega a acuerdos marrulleros con  terceros países para mantener a las personas refugiadas alejadas de sus fronteras. En Estados Unidos Donald Trump  ha expresado que reimpondrá los simulacros de ahogamiento como técnica de tortura. En el Reino Unido Theresa May  ha dicho que la Convención de los Derechos Humanos no aportaba  nada  y que hace su país menos seguro"     
Por supuesto que hay otras naciones donde se violan los derechos humanos y de una manera más grave todavía, pero la diferencia es que  la Unión Europea, está formada por naciones democráticas que deberían ser líderes en la defensa de los derechos humanos . Pero parece que la tendencia actual es a desentenderse de aquello que sucede más allá de las fronteras de cada nación lo que también ha llevado a poner en cuestión el Acuerdo  Schengen que suprime las fronteras internas entre los miembros de la Unión para volver a las antiguas fronteras
(Imagen procedente de http://www.sunstar.com.ph ) 








Más adelante extraeré algunas reflexiones que contiene la introducción del documento, pero ahora quería hacer referencia al llamamiento que en él hacía el secretario general de Amnistía Internacional , Salil Shetty (1961), dirigido no a los estados, no a los gobiernos, sino a cada uno de nosotros para  defender unos derechos humanos que parecen ir en retroceso en diferentes partes del mundo, incluida la vieja Europa  "No podemos depender pasivamente de los gobiernos para que defiendan los derechos humanos, somos las personas quienes tenemos que actuar. Con los políticos cada vez más dispuestos a demonizar a grupos enteros de personas, raras veces ha sido tan evidente cuan necesario es que todas las personas luchemos por los valores básicos de la dignidad humana y la igualdad en todas partes"   y concluía apelando a la responsabilidad individual de cada uno de nosotros en esta defensa y la capacidad de transformación que podríamos tener si de verdad nos aplicáramos en ello "En los malos tiempos, la gente ha logrado cambiar las cosas cuando ha tomado postura, fuera como activista de los derechos civiles en Estados Unidos, activistas contra el apartheid en Sudáfrica o movimientos por los derechos de las mujeres y de las personas en todo el mundo. Todas las personas tenemos que aceptar ahora el reto"   Pero ¿por qué ahora hace Shetty ésta llamada?  Porque en los últimos años partidos políticos que antes eran poco menos que testimoniales, formados por nostálgicos defensores de  ideologías que en la década de 1930 condujeron a Europa y al mundo al conflicto más sangriento y cruel de la historia de la Humanidad , la Segunda Guerra Mundial, han repuntado y han incrementado sus votantes hasta convertirse en alternativas posibles del poder  en países como Holanda , Francia o Italia además de contagiar a otros partidos de sus discursos basados casi todos ellos en una dura crítica contra la Unión Europea de la que desean separarse, en su ataque a los partidos tradicionales a los que consideran parte  "del sistema" y a  un rechazo de la inmigración , en particular de las minorías musulmanas a las que a menudo se responsabiliza de los problemas de nuestras sociedades, desde el desempleo a la inseguridad en las calle para lo que no dudan en emplear lo que hoy empieza a llamarse "post verdad" o "realidades alternativas", dos formas de maquillar lo que no son más que mentiras que deforman la realidad en su propio interés, alentando miedos y fobias que parecían dormidos desde hace tiempo en el seno de nuestras sociedades.  







Resultado de imagen de campo de refugiados nizip 2 turquia
Fotografía del campo de refugiados sirios de Nizip II en Turquía, uno de los muchos campos en los que se está concentrando a los refugiados siros que huyen de la guerra en Siria . Fue en la primavera de 2016 cuando la Unión Europea llegó a un acuerdo con Turquía para que acogiera en estos campos a los refugiados sirios que trataban de entrar en la Unión Europea. A cambio la Unión Europea se comprometió a pagar seis mil millones de euros al gobierno turco para el mantenimiento de los campos y de los refugiados. Todo ello después del fracaso del sistema de cuotas de acogida  de refugiados que habían acordado los estados de la Unión Europea en 2015, cuando establecieron el reparto de 120.000 refugiados en el plazo de dos años entre los diferentes integrantes de la Unión. A pesar de lo modesta que era la cifra en comparación al número real de refugiados, este reparto no se llegó a realizar .Se estima que en la actualidad hay cinco millones de refugiados sirios que están distribuidos principalmente en campos de Líbano, Jordania y Turquía  y en Europa la principal receptora ha sido Alemania mientras que países como Hungría  sencillamente se han negado a acoger a ningún refugiado y otros nada más que a un número simbólico . En julio de 2016 España había acogido a 233 sirios refugiados.
(Imagen procedente de https://www.idealista.com )






A eso se refiere Salil Shetty cuando nos dice que "2016 fue un año en el que el uso cínico de una retórica del "nosotros contra ellos" en discursos de culpa , odio  miedo adquirió prominencia global a una escala nunca vista desde la década de 1930. Son demasiados los políticos  que responde a los temores legítimos de índole económica y seguridad haciendo una manipulación venenosa y divisiva de la política de la identidad con el fin de ganar votos"   Continuaba Shetty advirtiendo que "el alarmismo se ha convertido en una peligrosa fuerza en los asuntos del mundo. Se trate de Trump, Orban, Modi, Erdogan o Duterte, cada vez son más los políticos que dicen ser antisistema y tienen una agenda tóxica que persigue , convierte en chivos expiatorios y deshumaniza a grupos enteros de personas.La política de demonización que se hace en la actualidad difunde la peligrosa idea de que algunas personas son menos humanas que otras, despojando de su humanidad a grupos enteros de personas. Amenaza con desatar los aspectos más negativos de la naturaleza humana"  Durante toda mi vida he sido un apasionado lector de periódicos y trato de seguir la actualidad lo más que puedo y las palabras de Shetty acerca del retroceso del compromiso en la defensa de los derechos humanos es lo mismo que yo he sentido a lo largo de todo el pasado 2016, en el que he escuchado y leído argumentos, tanto del actual presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, como de algunos líderes políticos europeos  que eran más propios de aquel mundo inmediatamente anterior a la Segunda Guerra Mundial.Pero quiero volver a las palabras de Shetty, que después de realizar un sombrío  resumen de algunas de las actitudes mantenidas por Europa y Estados Unidos durante el año pasado, advierte "Incluso los Estados que afirman defender derechos en otros países están ahora demasiado ocupados restringiendo los derechos humanos internamente como para pedir cuentas a los demás. Cuantos más países den marcha atrás en sus compromisos fundamentales  con los derechos humanos mayor será el riesgo de que se produzca un efecto dominó y un líder tras otro se anime a retirar garantías de protección de los derechos humanos ya establecidas"






Resultado de imagen de Nigel Farage Brexit
El primer gran éxito de los partidarios de acabar con la Unión Europea fue la victoria del denominado Brexit(nombre que se daba a la salida del Reino Unido de la Unión) en el referéndum que se celebró el 23 de junio de 2016 . La salida de la Unión obtuvo un 51,9% de los votos frente a un 48,1% la permanencia En la imagen vemos a uno de los principales impulsores de la salida del Reino Unido de la Unión Europea, el que entonces era líder de UKIP, Nigel Farage, señalando  algunas de las razones por las que defendía esa salida: "Proteger nuestra herencia, controlar nuestras fronteras y creer en Gran Bretaña"  Tanto en Escocia como en Irlanda del Norte el voto mayoritario fue a favor de la permanencia en la Unión Europea  y cuando escribo estas líneas  la ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon (1970) va a solicitar la organización de un nuevo referéndum para la independencia de Escocia con el objetivo de poder permanecer en la Unión Europea.  En un mundo con grandes potencias como Estados Unidos, China, Rusia o la emergente India, la única posibilidad de  que Europa mantenga un peso en el escenario internacional es unida .Sin embargo , hemos dejado pasar mucho tiempo sin dar pasos más decisivos en la unión política cuando estos partidos contrarios a la Unión no tenían fuerza y ahora todo será mucho más complicado, con una población europea que recela también de los políticos que dirigen la Unión desde Bruselas. Nos faltan figuras de la talla de los llamados Padres Fundadores de Europa,  Robert Schumann(1886-1963), Jean Monnet (1888-1979), Konrad Adenauer(1876-1967) o Alcide de Gasperi(1881-1954) que supieron impulsar el proyecto europeo explicando a los europeos la necesidad de estar unidos para evitar nuevas tragedias como la Segunda Guerra Mundial      
(Imagen procedente de http://www.ibtimes.co.uk ) 







.Es difícil que no vengan a la memoria las imágenes e informaciones que se han sucedido durante los últimos  años de miles de hombres, mujeres y niños procedentes de Asia o África, huyendo de la pobreza, las sequías, el hambre o la guerra tratando de cruzar  el Mediterráneo para llegar a Europa, siendo víctimas durante el camino de todo tipo de abusos y violencia organizada por las mafias que se  lucran con  éste mercado humano de la desesperación y dejando a menudo sus vidas en en fondo del mar o  con sus cuerpos tendidos en alguna playa. Pero no menos vergonzosa es la actitud de  aquellos partidos políticos que  tratan de llenar sus bolsillos de votos  apuntando  con un dedo acusador  a los refugiados e inmigrantes como el origen de la mayoría de males que padecen nuestras sociedades occidentales, convirtiendo a las víctimas en invasores indeseables. Como advierte en su informe  Amnistía Internacional "los políticos legitiman desvergonzada y activamente todo tipo de retóricas y políticas de odio basadas en la identidad de las personas"  Después de años de  utilizar  un lenguaje considerado  políticamente correcto en el que no se hablaba de racismo ni xenofobia, parece que ese lenguaje  sólo sirvió para enmascarar u ocultar por un tiempo bajo la alfombra antiguos demonios que ahora amenazan con regresar  en alas de la demagogia de estas formaciones políticas que  ,sobre todo a raíz de la crisis económica del año 2008, han ido ganando cada vez un mayor apoyo popular en nuestras sociedades al tiempo que sus mensajes se tornaban cada vez más agresivos e intolerantes mientras los partidos tradicionales veían caer su prestigio y la confianza que hasta entonces los ciudadanos habían depositado en ellos.  La lista es muy larga: el Partido de la Libertad (PPV)  del holandés Geert Wilders (1963) , Alternativa por Alemania (AfD) de Frauke Petry (1975) , el italiano Liga Norte  dirigido por Matteo Salvini(1973) , el Partido de la Independencia del Reino Unido (UKIP) ,hoy liderado por Paul Nuttall (1976) aunque su figura más conocida sea Nigel Farage (1964), o el Frente Nacional  de Francia con Marine Le Pen(1968) a la cabeza ,por citar sólo algunas de estas formaciones con mayor implante entre el electorado. Son formaciones  que junto al rechazo al extranjero y, en particular, al musulmán, también tienen en común su rechazo a la Unión Europea y su deseo de sacar a sus respectivas naciones de ella.







Imagen relacionada
En éste gráfico, hecho en 2016,  podéis ver las formaciones de extrema derecha más importantes  en Europa con los porcentajes de voto en las últimas elecciones en primer lugar seguidos del porcentaje de intención de voto para las próximas elecciones. Entre las elecciones más destacadas en éste año 2017  se encuentra el 15 de marzo (en dos días cuando escrito este artículo) en los Países Bajos donde el Partido de la Libertad (PVV) de Geert Wilders podría convertirse en la fuerza más votada aunque probablemente no podría gobernar al negarse los demás partidos a formar una coalición con él . Luego vendrían las elecciones en Francia  el 23 de abril de este año 2017 en la que el Frente Nacional de Marine Le Pen podría ser la fuerza más votada en primera vuelta y todo quedaría pendiente para la segunda vuelta en la que, si todo sigue como hasta ahora ,su rival sería el centrista Emmanuel Macron (1977) y finalmente las elecciones en Alemania  el 24 de septiembre, donde la favorita es Ángela Merkel (1954) pero se espera un fuerte ascenso de Alternativa por Alemania de Frauke Petry. En general, en todos los países done tienen implantación estos partidos se espera un ascenso del apoyo de los votantes
(Imagen procedente   http://elelectoral.com/2016/05/auge-la-ultraderecha-europa/ )   
   







Cuando el pasado 18 de febrero Geert Wilders iniciaba la campaña de su Partido de la Libertad ,curioso nombre para un partido que trata de limitar la libertad de una parte de la población por no haber nacido en Holanda,  para las elecciones generales de Países Bajos que se celebrarán dentro de dos días cuando escribo estas palabras, expuso los tres pilares básicos de su programa político con el que pretende ganar las elecciones. Estos puntos eran convocar un referéndum para decir adiós a la Unión Europea,  para recuperar la soberanía nacional , encargarse de lo que el califica de "delincuencia marroquí" y  proceder al fin de lo que define, según sus palabras, como  "islamización de Holanda" . Con respecto a la delincuencia marroquí dijo literalmente  que se haría cargo de  "la escoria marroquí que impone la inseguridad en las calles", calificó a las mezquitas de "templos nazis" e incluso  propuso prohibir el Corán comparándolo con el "Mein Kampf" de Adolfo Hitler (1889-1945)  "Prefiero que en Holanda no exista el Corán - afirmó Wilder - El Corán es un libro lleno de odio y violencia , y con más antisemitimo que el propio Mein Kampf. Aquí ya prohibimos "Mein Kampf" de Adolf Hitler. Podría ser algo muy simbólico que tendría un efecto enorme" Al igual que sucede con Donald Trump, a Wilders no le preocupa que sus mensajes estén llenos de mentiras y exageraciones como cuando Wilders habla de la supuesta islamización de Holanda, un país donde el 80% de sus diecisiete millones de habitantes son neerlandeses y el siguiente grupo de población en importancia es la minoría alemanas que representa al 2,4% de la población , mientras que los marroquíes,  "la escoria marroquí" como los llama Wilders, son apenas el 1,9% de la población, es decir, alrededor de 327.000 personas. Muy lejos de esa imagen de una Holanda invadida por marroquíes y otros pueblos musulmanes que pretende mostrar el líder del  Partido de la Libertad . En lo que se refiere a la criminalidad no hay más que referirse a las noticias publicadas por los periódicos en 2016 en las que Holanda era noticia por alquilar sus centros penitenciarios a otros países debido a su baja población de recursos . Por ejemplo, el periódico español "El Confidencial" publicaba en marzo de 2016 las declaraciones de una fuente del ministerio de Justicia holandés que afirmaba que "la tasa  de criminalidad en nuestro país se reduce cada vez más . Hemos tenido que buscar otra utilizada a esos centros (se refiere a las prisiones) y a sus empleados" 







Fotografía del líder del Partido de la Libertad (PVV)  Geert Wilders, tomada justo cuando estoy escribiendo estas líneas ,durante el último debate electoral antes de las elecciones del día 15 de marzo, en el que una vez más Wilders no ha dudado en atacar al Islam al definir a Mahoma como un señor de la guerra y un pedófilo, sabiendo que esas palabras sólo sirven para ofender gratuitamente a la comunidad musulmana que convive pacíficamente en Holanda incrementando la tensión que ahora mismo pueda existir en el país avivada por el discurso de esta formación . Eufórico por la victoria de Donald Trump en Estados Unidos, el 21 de enero los principales partidos de ultraderecha europeos se reunieron en la ciudad alemana de Coblenza  donde Geert Wilders proclamaba
"Ayer, una nueva América;hoy, Coblenza, y mañana, una nueva Europa . Llega la revolución que liberará a los pueblos europeos del autoritarismo de Bruselas"·
Una y otra vez se repiten los argumentos contra la supuesta dictadura ejercida por la Unión Europea (se nota que no han vivido en ninguna dictadura , pues uno de los principios de cualquier dictadura es no permitir las críticas como pueden realizar libremente formaciones como la de Wilders)  y en su postura sobre el Islam el problema es que juzga al Islam por sus elementos más radicales y no por el conjunto de la comunidad musulmana. Las leyes que hay en cada país son suficientes para garantizar la convivencia entre las diferentes comunidades religiosas  
(Imagen procedente de http://www.elmundo.es )






En el artículo se daba una cifra que demostraba  el bajo nivel de delincuencia del que goza Holanda. Con una población reclusa en 2016 de 9710 personas contaba con 9914 funcionarios de prisiones, es decir, casi un funcionario de prisiones por recluso. En comparación, en Estados Unidos  a cada funcionario de prisiones le corresponden cinco reclusos. ¿Es un problema grave la delincuencia en Holanda, esa de la que Wilders acusa principalmente a la población marroquí?  Las cifras demuestran que no  pero eso le da igual a Wilders  que en sus mensajes no busca decir la verdad sino decir aquello que la gente quiere escuchar, es decir, buscar un culpable, un chico expiatorio sobre el que hacer recaer los miedos, inseguridades ,preocupaciones  y enfados de la gente . Como señalaba al programa español "En Portada"  el presidente de la Asociación de Coffee  Shops de Amsterdam  Joachim Helms  "Ellos se dirigen a la gente en la forma en que la gente quiere ser tratada  hoy en día,  de forma directa, y no necesariamente  con soluciones  sino con lo que creen que la gente quiere oír" La pregunta que tendríamos que hacernos , la que de verdad importa es , ¿por qué una parte de nuestras sociedades quiere escuchar esos mensajes?¿de donde surge ese malestar interno que lleva a buscar culpables en el exterior a problemas internos? . Es la misma pregunta que muchos nos hicimos cuando Donald Trump primero se impuso en las primarias republicanas y a continuación obtuvo la victoria  en las elecciones presidenciales de Estados Unidos. Un hombre que  en cualquier otro momento no habría sido más que una  excentricidad entre las demás candidaturas y que habría caído a las primeras de cambio, de repente ganaba las elecciones presentándose como un candidato al margen del sistema, ofreciendo la imagen de ser uno más del pueblo pesar de tratarse de un multimillonario cuyo equipo colaborador está formado por millonarios relacionados con grandes compañías energéticas y grupos de inversión como Goldman Sachs






Donald Trump
Fotografía del presidente  Donald Trump sosteniendo entre sus manos la Orden Ejecutiva  que incluía la supresión del programa de admisión de refugiados durante 120 días, la prohibición de refugiados sirios, la suspensión durante 90 días de la entrada de ciudadanos procedentes de siete países musulmanes (Siria, Iraq, Somalia, Yemen, Sudán, Irán y Libia)Mientras que Donald Trump justificaba su decisión diciendo que
"Queremos asegurando de que no admitimos en nuestro país a las mismas amenazas que enfrentan nuestros soldados en el extranjero. Sólo queremos admitir a aquellos que apoyan a nuestro país y que aman profundamente a nuestra gente"
La senadora demócrata Kamala Harris replicaba
"Hemos abierto nuestras puertas a aquellos que huyen de la violencia y la opresión durante décadas, con presidentes de ambos partidos. Durante el Holocausto no permitimos que refugiados como Ana Frank entraran en nuestro país, no podemos dejar que la historia se repita"
(Imagen procedente de   http://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-38776156 )
  






Pero hay algo todavía más llamativo. Una de las promesas de Donald Trump durante su campaña electoral fue crear una fuerza de deportación para expulsar a más de once millones de inmigrantes indocumentados que viven en Estados Unidos, para  lo que iba a ordenar la contratación de hasta 15.000 nuevos agentes migratorios  para acelerar las deportaciones, además de terminar de erigir el célebre muro que separa México de Estados Unidos para frenar la entrada de inmigrantes procedentes del resto de América  y prohibir la entrada en el país de ciudadanos procedentes de Libia, Siria, Irán, Yemen, Sudán, Irak y Somalia , no porque hubieran cometido algún delito o fueran sospechosos por alguna razón, sino sencillamente por haber nacido allí. El mismo mecanismo utilizado por Wilders cuando habla de "la escoria marroquí"  contemplando a un conjunto de ciudadanos como si fueran todos iguales , convirtiéndolos en algo abstracto, en una cosa,  cosificándolos,  lo hacía Trump con estos ciudadanos de esas siete naciones de mayoría musulmana. Su culpa no eran los actos que pudieran o no haber hecho, sino sencillamente  su condición de ser libios, sirios, somalíes, yemeníes, sudanéses , iraquíes o iraníes. Algo que llevaba a preguntarse  al  abogado y activista de derechos civiles, el estadounidense Vincen J.Ward en declaraciones  al periódico español "El Mundo" que subrayaba lo paradójico que una actitud como la de Trump fuera tan aplaudida por los estadounidenses, al menos por una parte de la población  "¿Cómo un país creado por inmigrantes pone en la diana a personas sólo por su país de origen? Es una ley contra derecho."  En efecto , va contra lo establecido en la Declaración Universal de los Derechos Humanos   adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 10 de diciembre de 1948,  violando artículos como el séptimo donde se establece que todas las personas "son iguales ante la ley y tienen , sin distinción, derecho a igual protección de la ley. Todos tienen derecho a igual protección contra toda discriminación que infrinja esta Declaración" . 







De izquierda a derecha Geert Wilders del Partido de la Libertad holandés, Frauke Petry de Alternativa para Alemania y Marine Le Pen del Frente Nacional  durante la reunión de los partidos de ultraderecha europeos el pasado 21 de enero en Coblenza bajo el lema  "El año de los patriotas".Un día antes Trump había asumido la presidencia  y reinaba la euforia entre los líderes extremistas que auguraban el final de la Unión Europea y el resurgimiento del estado-nación. Así lo proclamaba Marine Le Pen
"Es el despertar de los pueblos de Europa central , una nueva era.  Vivimos el final de un mundo y el nacimiento de otro. El regreso de los estados nación no será una cuestión de probabilidades , sino de tiempo , una evolución irreversible"
Habla Marine Le Pen de evolución cuando debería de hablar de involución, , porque volver al estado-nación como ella denomina a las naciones, sería volver con el tiempo a las mismas tensiones que han provocado tantas guerras en suelo europeo. La evolución , el progreso, es precisamente lo contrario, crear una federación sin fronteras , convertir Europa en la casa de todos. Ese era el espíritu de los padres fundadores y es el que debemos defender frente a los que abogan la destrucción de lo que tantas décadas ha costado edificar , corrigiendo todos los errores que hayamos cometido en ese camino, pero sin renunciar  nunca a la idea de una Europa unida
(Imagen procedente de http://www.elmundo.es/ )




De momento la prohibición ha quedado suspendida gracias a la intervención de la Justicia, pero es evidente que en los discursos de Trump y en los de los líderes de los partidos populistas que se están extendiendo por Europa ,el respeto al contenido  de la Declaración Universal de los Derechos Humanos  no figura entre sus prioridades y parece que  nuestras sociedades, una parte de ella que va creciendo, ven con buenos ojos  replegarse dentro de nuestras fronteras, sin preocuparnos por lo que sucede fuera de ellas esperando además que eso no tenga consecuencias futuras.  Eso es  lo que lleva a Amnistía Internacional a preguntarse en su Informe  de 2016  "¿Quién defenderá los derechos humanos en 2017? Hubo un tiempo en el mundo en que los estados se avergonzaban de violar los derechos humanos. Hoy, los límites de lo aceptable han cambiado y se cuestiona el concepto mínimo de Derecho Universal  . Falta liderazgo  en la defensa de los derechos humanos, lo que está creando un escenario mundial caótico en este nuevo orden en el que los derechos humanos aparecen representados  como un obstáculo a los intereses nacionales" Y concluye con una reflexión que debería resultarnos obvia aunque por desgracia parece que no es así "El respeto a los derechos humanos es sinónimo de estabilidad .No protegerlos es sembrar las semillas de crisis futuras" Cuando leo estas palabras y veo como crece el apoyo a partidos como Frente Nacional , Partido por la Libertad o Alternativa por Alemania con sus discursos de rechazo al extranjero y de disolver la Unión Europea me pregunto ¿cómo hemos olvidado de donde venimos?¿no nos acordamos de las razones que llevaron a la construcción de la Unión Europea?¿ya no tenemos en nuestra memoria las imágenes de las ciudades europeas derruidas por los bombardeos, de los campos de exterminio, de la muerte de millones de jóvenes europeos en las dos grandes guerras que ensangrentaron nuestro continente en el siglo XX?¿no recordamos las violaciones, los asesinatos , el horror que acompañó a aquellos conflictos?¿Pesan más los errores cometidos en la construcción de Europa, que sin duda los ha habido, que los peligros que tendríamos que afrontar si damos un paso atrás y destruimos lo que ha costado más de medio siglo levantar? 







Esta es tal vea la imagen más emblemática y  reproducida de la ciudad alemana de Dresde  arrasada por los bombardeos aliados del 13 y 14 de febrero de 1945, cuando la guerra se acercaba ya a su final. 176.000 viviendas quedarían destruidas o dañadas, la mayor parte de la ciudad vieja ardió por completo y se decía que el hedor de la carne en putrefacción de las víctimas pudo olerse durante semana.  Uno más de los muchos actos de horror que se sucedieron en la Segunda Guerra Mundial . Precisamente para evitar que esto  volviera a suceder en Europa se emprendió el camino que llevaría a la actual Unión Europea el 9 de mayo de 1950 con la lectura de la llamada  Declaración Schumann  pues fue pronunciada por el ministro de Asuntos Exteriores francés Robert Schumann un texto que los europeos deberíamos conocer de memoria para no olvidar nunca las razones que impulsaron nuestra unión , la paz
"La paz mundial -dijo Schumann en la Declaración - no puede salvaguardarse sin unos esfuerzos creadores equiparables a los peligros que la amenazan. La contribución que una Europa organizada  y viva puede aportar a la civilización es indispensable para el mantenimiento de unas relaciones pacíficas. Francia, defensora desde hace más de veinte años de una Europa unida, ha tenido siempre como objetivo esencial servir a la paz. Europa no se construyó y hubo la guerra. Europa no se hará de una vez, ni en una obra de conjunto; se hará gracias a realizaciones concretas , que creen en primer lugar una solidaridad de hecho. La agrupación de las naciones europeas exige que la oposición secular entre Francia y Alemania quede superada , por lo que la acción emprendida debe afectar en primer lugar a Francia y Alemania"
Han pasado 67 años desde aquella declaración y gracias al proceso que entonces se inició los europeos no conocimos de nuevo la guerra, excepto la guerra de Yugoslavia, que, precisamente no pertenecía  a la Unión Europea
(Imagen procedente de  https://es.wikipedia.org)    







En 1950 lo tenían bien presente y por eso se impulsó entonces el proceso que más tarde llevaría a la formación de la Unión Europea. Entre los hombres que lideraron el nacimiento del proyecto europeo se encontraba el empresario y diplomático francés Jean Monnet (1888-1979) , el primer jefe de la Alta Autoridad de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero  (CECA), embrión de la futura Unión Europea,,que todavía en 1943, en plena Segunda Guerra Mundial, ya advertía que "No habrá paz en Europa si los Estados se reconstruyen sobre una base de soberanía nacional. Los países de Europa son demasiado pequeños para asegurar a sus pueblos la prosperidad y los avances sociales indispensables . Esto supone que los Estados de Europa se agrupen en una Federación o entidad europea que los convierta en una unidad económica común" Ni tampoco parecemos recordar las palabras de otro de los padres de Europa, el ministro de asuntos exteriores francés Robert Schumann (1886-1963) , que el 9 de mayo de 1950 pronunció la conocida como Declaración Schumann,  en la que por primera vez proponía la necesidad de crear una unión de naciones europeas Schumann afirmaba que "servir a la humanidad es un deber igual que el que nos dicta nuestra fidelidad a la nación. Así es como nos encaminaremos hacia la concepción de un mundo en el que se apreciarán cada vez más la visión y la búsqueda de lo que une a las naciones , de lo que les es común, y en el que se conciliará lo que las distingue y las opone " Qué diferentes son estas palabras de unión de, concordia, de armonía , de búsqueda del progreso y la paz frente a los mensajes de división, de regreso a las fronteras que tantas guerras han causado que dominan el discurso de estos partidos . Sin embargo parece que los partidos tradicionales han perdido la fuerza para defender la idea de Europa de los padres fundadores ,no escuchamos voces como las de Robert Schumann, Jean Monnet o Konrad Adenauer (1876-1967) que ilusionen de nuevo a los europeos en un proyecto que es más grande que nuestras naciones y al que debemos ser las primeras generaciones europeas en mucho tiempo que no han conocido una guerra. Hay que recuperar ese mensaje y, volviendo a las palabras con las que comenzaba este artículo, para ello hay que abandonar el silencio y defender frente a los mensajes de división, de xenofobia, de odio, la idea de un proyecto que, a pesar de los errores que se hayan podido cometer, es la gran esperanza de un futuro en paz. Europa se encuentra en la encrucijada y más que nunca es necesario recordar de donde venimos y lo mucho que sufrió Europa antes de comenzar a recorrer el camino de su unidad. Y no olvidemos las palabras de  Robert Schumann, uno de nuestros padres fundadores , "Europa está buscando, sabe que tiene en sus manos su propio futuro. Jamás ha estado tan cerca de su objetivo . Quiera Dios que no deje pasar la hora de su destino, la última oportunidad de su salvación" 




El Mentidero de Mielost en Facebook :
Famosos