martes, 31 de enero de 2017

EL JUICIO DEL MONO: CIENCIA VERSUS FUNDAMENTALISMO (CUARTA PARTE)

En los artículos anteriores recorrimos  el proceso por el que fue cambiando la visión que el humano tenía del Universo, de la posición  central que el planeta Tierra ocupaba en ese Universo, siendo desplazado por el sistema heliocéntrico formulado en 1543 por el astrónomo polaco Nicolás Copérnico(1473-1543)  que situaba en el centro de ese Universo al Sol mientras que la Tierra era  desplazada para ser uno más de los planetas que giraban en órbita alrededor de nuestra estrella. También asistimos a la dilatación de la edad de nuestro planeta. Si hasta el siglo XIX había dominado el cálculo de esa edad en base a los datos aportados por el Génesis que hacía que hombres como el físico y matemático inglés  Isaac  Newton(1642-1729) , el astrónomo alemán Johannes Kepler (1571-1630) o el obispo James Ussher(1581-1656) llegaran a resultados muy similares, estimando la edad de la Tierra en unos seis mil años de antigüedad, entre finales del siglo XVIII y comienzos del siglo XIX los trabajos de hombres como el geólogo escocés James Hutton (1726-1797) y, sobre todo, del también geólogo Charles Lyell(1795-1877), mostraran una Tierra en evolución continua y cuya antigüedad no podía medirse ya en miles de años sino en millones de años. Y finalmente conocimos la figura de Charles Darwin (1809-1882) y de Alfred Russel Wallace (1823-1913), que en diferentes momentos  y de manera independiente , si bien Darwin fue el primero en desarrollarla,  llegaron a la conclusión de que la vida en la Tierra era el fruto de una constante evolución donde las especies se extinguen y surgen otras nuevas a través del mecanismo de la selección natural que favorece a los mejor adaptados que pueden transmitir las características que les hacen más eficaces para la supervivencia a sus descendientes. Vimos como Darwin publicaba  el 24 de noviembre de 1859 la obra donde desarrollaba esta idea , "El origen de las especies" , y como el 30 de junio del año siguiente se producía uno de los más conocidos debates entre partidarios y detractores de la teoría de Darwin ,cuando  en el conocido como Debate de Oxford sobre la evolución , se enfrentaron el obispo anglicano de Oxford Samuel Wilberforce (1805-1873), contra uno de los principales defensores de la teoría de la evolución, el biólogo Thomas Henry Huxley (1825-1895). Era una disputa que no había hecho más que comenzar. 







Dibujo del fragmento del cráneo de un Homo Neanderthal  que fue hallado por los trabajadores de una cantera en 1856, en el Valle de Neander, recorrido por el río Düssel , situado a unos diez kilómetros de la ciudad alemana de Düsseldorf. No era la primera vez que salían a la luz fósiles de Neandertal. El primer fósil del que se tiene noticia es otro cráneo de Neandertal hallado en 1829  en la cueva belga de Engis por el naturalista y médico belga Philippe Charles Schmerling (1791-1836). Sin embargo no fue identificado como los fósiles de un individuo diferente a un humano moderno  y hubo que esperar hasta 1936 para  que fuera identificado también como un Homo Neandertal . En la época en que vivió Schmerling no se consideraba que pudiera haber otras especies humanas diferentes al hombre moderno y el debate se centraba en si los fósiles que se hallaban eran todos posteriores al Diluvio Universal o si algunos de ellos pertenecían a individuos antediluvianos, es decir, anteriores al Diluvio
(Imagen procedente de https://en.wikipedia.org )









Apenas tres años antes de la publicación de "El Origen de las especies"  , en 1856, unos trabajadores  de una cantera próxima a la localidad alemana de Mettman, en el actual estado federal alemán de Renania-Westfalia, hallaban en una cueva situada en el Valle de Neander  unos huesos que en un principio atribuyeron a un oso. Un periódico local publicaba con fecha del 6 de septiembre de 1856 la noticia "Mettman. 4 de septiembre. En el vecino valle de Neander , conocido como "Las Rocas, un sorprendente descubrimiento ha sido hecho en días recientes. Durante los desprendimientos de los acantilados de piedra caliza , que no pueden ser más lamentables desde el punto de vista de la estética, se ha encontrado una cueva (se refiere a la cueva de Feldhofer), que en el transcurso de los siglos había sido cubierta por sedimentos de arcilla. Al desenterrar esta arcilla se encontró una costilla humana, que sin duda habría sido desconsiderada y perdida de no ser , afortunadamente, por el doctor Fuhlrott al garantizar e investigar el hallazgo" En efecto, aunque los trabajadores pensaban que los huesos hallados, entre ellos dos fémures, el casco de un cráneo y fragmentos de costillas, pertenecían a un oso llamaron  al investigador Johann Carl Fuhlrott (1803-1877), catedrático  de  Historia de Ciencias Naturales , que acudió al lugar del hallazgo  e inmediatamente los reconoció como huesos humanos , aunque su apariencia era diferente a los de un humano moderno,   por lo que pidió la ayuda del antropólogo y anatomista  Hermann Schaafhausen (1816-1893), que trabajaba como profesor en la Universidad de Bonn. Medio año después, el 4 de febrero de 1857, Fuhlrott y Schaafhausen hacían públicas sus conclusiones. en una reunión de la Sociedad de Historia Natural y Medicina de Renania del Norte .Schaafhausen defendió que aquellos restos pertenecían a un tipo humano diferente al actual , una afirmación que inmediatamente se encontró con la fuerte oposición de buena parte de la comunidad científica, al igual que le sucedería a Darwin dos años más tarde tras la publicación de "El Origen de las especies" Uno de los más serios detractores de esa idea fue el anatomista y fisiólogo alemán August Franz Joseph Karl Mayer (1787-1865) , defensor del creacionismo y que consideraba que aquellos huesos pertenecían a un jinete cosaco que había muerto allí en algún momento de 1813 durante la retirada de las tropas francesas de Napoleón Bonaparte (1769-1821) después de su fracasada campaña en Rusia. 







File:Hermann Schaaffhausen 1855.png
Fotografía tomada en 1855 del anatomista, antropólogo y paleontólogo Hermann Schaafhausen que junto a Johann Carl Fuhlrott   fueron los primeros en describir lo que era otra especie humana diferente al hombre moderno, el hombre de Neandertal. Sería en 1863 cuando el geólogo inglés William King , durante una conferencia para la Asociación Británica para el Avance de la Ciencia ,  defendió los resultados de la investigación de Schaafhausen y Fuhlrott, afirmando que se trataba de otra especie humana y sugiriendo el nombre de Homo Neanderthalensis para denominar a la nueva especie . Un año después escribiría un artículo con el título de "El supuesto fósil del hombre de Neandertal" (en el original The reputed fossil man of the Neanderthal)  Sin embargo durante las décadas siguientes muchos seguirían discutiendo este hallazgo . Blom menciona al creacionista canadiense George McCready Price (1870-1963) , geólogo aficionado, que  al referirse al Homo Neanderthal , escribía que no eran más que
"Vestigios degenerados que se han separado de la familia principal tanto étnica como geográficamente"  Los creacionistas no podían admitir la presencia de otras especies humanas diferentes al hombre moderno ya que su existencia no estaba contemplada en la Biblia que era el texto que utilizaban como referencia para  describir el pasado
(Imagen procedente de https://commons.wikimedia.org )









 Unos años más tarde, en 1863 ( el geólogo inglés William King (1809-1886)  defendió la idea de que aquellos restos pertenecían a una especie humana ya extinguida y propuso denominarla, por el lugar en el que había sido hallada, el valle de Neander, como Homo Neanderthalensis. Dos después, en 1865,  el naturalista y monje agustino Gregor Mendel (1822-1884), como vimos también en la tercera parte, presentaba el resultado de sus experimentos las que serían conocidas como Leyes de Mendel, que sentarían las bases de la genética que permitían explicar lo que Darwin no había podido en 1859, cómo las características de los individuos más aptos escogidos por selección natural podían transmitir esas características a sus descendientes. Sin embargo, como también vimos, su trabajo apenas tendría repercusión y no sería recuperado hasta 1900.  La teoría de la evolución y la selección natural de Darwin, la genética de Mendel o el descubrimiento de una especie humana diferente al hombre moderno habrían caminos nuevos en la ciencia y en la historia de la humanidad, pero los muchos partidarios del Creacionismo,seguían anclados en la defensa del contenido literal de la Biblia ,rechazando todo intento de moverlos de esa  posición. El escenario de la batalla , que no diálogo  , entre creacionistas y evolucionistas, que también podríamos denominar como el enfrentamiento entre la ciencia y el fundamentalismo religioso, nos va a llevar ahora a Estados Unidos y al primer cuarto del siglo XX.   A partir de este momento voy a ir de la mano del historiador alemán Philipp Blom (1970) y su obra "La fractura. Vida y cultura en Occidente 1918-1938" donde leí la historia que es la protagonista de ésta última parte, el llamado Juicio del Mono. Es él quien nos presenta a Lyman Stewart (1840-1923), un magnate del petróleo y cofundador en 1890 de la compañía petrolífera Union Oil que hoy forma parte de la Chevron Corporation. Hombre de fuertes convicciones religiosas, el 25 de febrero de 1908 creaba en la localidad de La Mirada, a unos veinticinco kilómetros  de Los Ángeles,  el Bible Institute de Los Ángeles que hoy sigue existiendo  con el nombre de Biola University. Entre los objetivos de la organización creada por Stewart se encontraba defender la verdad del relato bíblico frente a los partidarios del evolucionismo. 








Fotografía del magnate del petróleo Lyman Stewart(1840-1923), fundador en 1890 de la Union Oil .Sería el fundador en 1908 del Bible Institute de Los Ángeles que defenderá el creacionismo atacando la teoría de la evolución de Darwin. Hoy el Bible Institute se ha convertido en la Biola University, con sede en la localidad californiana de   La Mirada , contando con cuarenta campus académicos y casi medio millar de profesores. Todavía hoy siguen defendiendo la interpretación literal del contenido de la Biblia  de la misma forma que sucedía durante la época del Juicio del Mono en 1925. Lyman Stewart financiaría junto a su hermano, aunque en un principio de manera anónima,  la publicación de una obra importante para los creacionistas, "The Fundamentals: A Testament to the Truth" ("Los fundamentos: un testimonio de la verdad") colección de 90 ensayos que sentaría las bases intelectuales e incluso el nombre de lo que a partir de entonces sería conocido como fundamentalismo cristiano
(Imagen procedente de https://upload.wikimedia.org )








Durante los años siguientes esta organización financiará la publicación de obras que atacan la teoría de la evolución y defienden el creacionismo. Entre ellas la más destacada vería la luz en 1917 con el título en inglés de "The Fundamentals: A Testament to the Truth" (que creo que podría traducirse como "Los fundamentos:  un testimonio de la verdad" ). Era una recolección de noventa ensayos escritos y publicados  entre 1910 y 1915  por el Bible Institute de Los Ángeles donde, como escribe Blom, "los teólogos atacan las lecturas críticas de la Biblia e insistían en la comprensión literal de las Escrituras" Y además en ésta obra  se daba un nombre  a este movimiento en defensa de esa lectura literal de la Biblia por el que serían conocidos sus partidarios, el  fundamentalismo cristiano..El ideario de esta obra  tendría una gran acogida en Estados  Unidos sobre todo después del fin de la Primera Guerra Mundial.Entre  sus entusiastas defensores se encontraba el antiguo jugador de béisbol reconvertido en predicador evangelista  William Ashley Sunday (1862-1935), uno de los fervientes  defensores  de la Decimoctava Enmienda a la Constitución de los Estados Unidos certificada el 16 de enero de 1919 en virtud de la cual quedaba prohibida la distribución , venta y consumo de bebidas alcohólicas en Estados Unidos, prohibición que entró en vigor el 1 de enero de 1920  con el nombre de Ley Volstead, aunque sería conocida popularmente como la Ley Seca. Al mismo tiempo Sunday , como escribe Blom, atacaba a los científicos y partidarios de la teoría de la Evolución,  a la que calificaba de "vieja y despreciable teoría de la evolución ", al tiempo que afirmaba que  de las manos de aquellos profesores que enseñaban la teoría enunciaba por Darwin "chorreaba sangre inocente". Una vez que los fundamentalistas habían logrado la prohibición del alcohol , su siguiente objetivo era prohibir la enseñanza de las  teorías evolucionistas en las escuelas. Así se pronunciaba en 1921 en el Consejo de Misiones Bautistas del estado de Kentucky y entre los partidarios entusiastas de ésta prohibición se encontraba el político del Partido Demócrata  William Jennings Bryan (1860-1925).








Fotografía tomada en 1932 en Orange County donde vemos como se vierte el alcohol contenido en un barril requisado durante una redada en una destilería ilegal en los tiempos de la Ley Seca  o Ley Volstead, llamada así por el político republicano Andrew John Volstead (1860-1947)   que impulsó su aprobación. La ley, que entraba en vigor el 1 de enero de 1920, establecía que
"Ninguna persona fabricará , venderá, cambiará , transportará, importará , exportará o entregará  cualquier licor embriagador excepto los autorizados por la ley"Después de la victoria obtenida con la prohibición de las bebidas alcohólicas, el siguiente objetivo de las organizaciones protestantes  de los Estados Unidos, que habían ganado en fuerza después de la Primera Guerra Mundial,   sería la prohibición de la enseñanza de la teoría de la evolución de Darwin en las escuelas  y, en realidad, de todo aquel descubrimiento científico  que fuera en contra o desmintiera el contenido literal de la Biblia
(Imagen procedente de https://en.wikipedia.org )








Bryan era un poderoso apoyo para los fundamentalistas. Dotado de un talento innato para la oratoria, optó en tres ocasiones diferentes a la presidencia de los Estados Unidos, en las elecciones de 1896, 1900 y 1908 , siendo derrotado en todas ellas, y posteriormente, en 1913 fue nombrado por el presidente Woodrow Wilson (1856-1924) como Secretario de Estado, puesto que ocuparía durante los dos años siguientes y desde el que aconsejó al presidente Wilson que Estados Unidos mantener la neutralidad y que  intercediera para buscar una solución pacífica a  la guerra que estallaba  en Europa en 1914, la que luego sería conocida como Primera Guerra Mundial. De forma profética  Bryan advertía a Wilson que "no es probable que uno u otro bando obtenga una victoria tan completa como para ser capaz de dictar las condiciones, pero si cualquiera de los bandos obtiene una victoria así, probablemente significará la preparación para otra guerra" En lo que se refiere a la teoría de Darwin , Bryan se oponía  a ella tanto  porque iba en contra del contenido de la Biblia como por una derivada posterior de la teoría, el llamado darwinismo social, que trataba de aplicar las leyes de la evolución biológica enunciadas por Charles Darwin (1809-1882) a la evolución de las sociedades, donde el progreso de la sociedad sería la consecuencia de la lucha entre individuos o grupos humanos para determinar cual era el más fuerte y mejor adaptado, algo a lo que el propio Darwin se había opuesto en vida ya que rechazaba la "aplicación brutal del mecanismo de selección natural a las sociedades humanas". En esta época estaban muy  en boga las ideas del  antropólogo y sociólogo inglés Francis Galton (1822-1911), primo de Charles Darwin, autor de  "La inteligencia hereditaria"  donde  Galton defiende que la inteligencia es hereditaria y sostiene que la herencia es más importante que el medio para determinar la evolución de los individuos Según Galton, las sociedades estaban realizando una selección que llamaba disgenética, es decir, que los más débiles y menos aptos eran protegidos por la sociedad violando la selección natural que siempre favorece al más fuerte y mejor adaptado y consiguiendo que fueran precisamente los más débiles y menos inteligentes los que tenían tasas de reproducción superiores a los más inteligentes, causando así lo que él llamaba una "reversión hacia la mediocridad". En su obra "Inteligencia Hereditaria" Galton defendía la necesidad de intervenir mediante una selección artificial que  compara a la selección que hemos hecho con las diferentes razas de perros. 









Francis Galton 1850s.jpg
Fotografía de Francis Galton (1822-1911) , primo de Charles Dickens y considerado el padre de la eugenesia. En su obra "Inteligencia Hereditaria" Galton defendía la necesidad de intervenir mediante una selección artificial  para mejorar a la humanidad , tal y como el hombre había hecho con las diferentes razas de perros. Así lo expone al comienzo de su obra
"Me propongo mostrar en este libro que las habilidades naturales del hombre se derivan de la herencia, bajo exactamente las mismas limitaciones en que lo son las características físicas  de todo el mundo orgánico. Consecuentemente,como es fácil a pesar de estas limitaciones lograr mediante la cuidadosa selección una raza permanente de perros o caballos dotada de especiales facultades  para correr o hacer cualquier otra cosa, de la misma forma sería bastante factible producir una raza de hombres altamente dotada mediante matrimonios sensatos durante varias generaciones consecutivas"
El propio Galton emplearía la palabra eugenesia por primera vez en 1883 en su obra "Investigaciones sobre las facultades humanas y su desarrollo".  Esta idea de una selección artificial del ser humano ´, una especie de cultivo o cría de hombres, sería puesta en práctica por los nazis en Alemania a partir de 1935, prácticas eugenésicas que también se utilizarían en otros países europeos durante las primeras décadas del siglo XX     
(Imagen procedente de https://en.wikipedia.org/ )









Por ello se considera a Galton el padre de la eugenesia, a la que él mismo dio nombre y definió como "la ciencia que trata sobre todas las influencias que mejoran las cualidades innatas de una raza, y también con aquellas que las desarrollan hasta la mayor ventaja" La eugenesia podía adoptar dos formas de selección artificial de la población,una , la eugenesia positiva, que consistía en promover la reproducción de aquellos que portaban rasgos hereditarios considerados ventajosos , y la otra posibilidad era la eugenesia negativa, que se basaba en impedir la reproducción de aquellos que fueran portadores de rasgos hereditarios negativos. Esta  teoría, que en realidad es una forma de pervertir el significado de la teoría de la evolución de Darwin porque se trata de reemplazar la selección natural descrita en "El origen de las especies" por  una selección artificial aplicada sobre el ser humano , se pondría en práctica en diferentes países en el siglo XX llegando a su máximo grado de horror en la Alemania nazi durante los años de gobierno de Adolf Hitler (1889-1945) Bryan conocía el auge de esas ideas eugenésicas en Alemania y se oponía a ellas. Como señala Blom, según Bryan "los alemanes habían llevado al extremo las enseñanzas de Darwin para decidir que su riqueza y su inteligencia les daba derecho a gobernar el mundo " El problema es que Bryan metía en la misma cesta la teoría de la evolución y la selección natural de Darwin y  el darwinismo social y la eugenesia defendida por Galton , sin diferenciar una teoría científica con el uso y manipulación que otros hacían de esa teoría científica. Sería lo mismo que prohibir la enseñanza de la física porque utilizando los conocimientos de la física unos investigadores han desarrollado la bomba atómica o remontándonos todavía más en el pasado, prohibir el trabajo de los herreros, porque con hierro se fabrican armas.  Bryan, como los demás creacionistas, descalificaba los hallazgos científicos y negaba todo aquello que iba en contra del contenido literal de la Biblia aunque las evidencias y pruebas presentadas hacía tiempo que desmentían ese contenido literal, como sucedía con la edad de la Tierra. Fuera como fuese, Bryan comenzó a implicarse en el movimiento dirigido a prohibir la enseñanza de la teoría de la evolución de Darwin a partir de 1921, cuando en una conferencia que impartía  en octubre de ese año  en Richmond, Virginia, invitado por la Union Presbiterian Seminary , con el título de "Los orígenes del hombre" , Bryan preguntó a los allí presentes "¿Cuál es el papel del hombre en el Universo y cual es el propósito del hombre?" Para él las respuestas sólo se podían encontrar en un lugar, en la Biblia, y no en la ciencia.






Fotografía de William Jennings Bryan(1860-1925) tomada durante la campaña electoral a la presidencia de los Estados Unidos de 1896 donde fue derrotado por el candidato republicano y futuro presidente William McKinley (1844-1901) Volvería a ser derrotado en sus dos siguientes candidaturas en 1900 , también ante McKinley, y en 1908 frente a William Howard Taft (1857-1930) . Blom lo define como : 
"Populista instintivo , muy bendecido con el don de la persuasión"Entre 1913 y 1915 había sido Secretario de Estado y se opuso vigorosamente a la intervención de Estados Unidos en la Primera Guerra Mundial ya que, según Blom , era la consecuencia de: 
"La impiedad  y la decadencia europeas."En 1914 escribiría un artículo donde atacaba a Alemania por haber abandonado la creencia en el contenido literal de la Biblia
"La nueva teología - escribía Bryan - ha conducido a Alemania a la barbarie y conducirá a cualquier nación a la misma falta de moral"
Y prometió que
"Mientras yo sea secretario de Estado no habrá guerra"Y en efecto, para cuando Estados Unidos entró en guerra él ya no era Secretario de Estado . Bryan consideraba que todos los males que entonces padecía el mundo, desde la crisis económica a la guerra o la Revolución Rusa eran la consecuencia del abandono de la religión en favor de la ciencia   
(Imagen procedente de https://en.wikipedia.org )







Como escribe Blom, para Bryan la teoría de Darwin  "era uno de los principales peligros morales que se cernían sobre Norteamérica" y no dudaba en burlarse de hallazgos como el Hombre de Neandertal, del que decía "Si en una gravera  encuentran un diente perdido , celebran un cónclave y conciben una criatura  que debe de ser tal cual era, en su opinión, la que poseía ese diente, y después hacen escarnio de Moisés. Hombres que no cruzarían la calle para salvar a un semejante, han recorrido el mundo en busca de  esqueletos"  Durante esos años  Bryan, explica Blom , "pronunciaría una media de doscientos discursos al año , denunciando las tendencias ateas de la sociedad moderna  y, en particular , las enseñanzas de la evolución" A una de estas conferencias asistió  George Washington Butler (1844-1928), un agricultor que era también miembro de la Cámara de Representantes del estado de Tennessee. La inflamada oratoria de  Bryan , que hablaba de "la amenaza del darwinismo"  y alertaba sobre los supuestos peligros que la ciencia traía a la sociedad a la que estaba alejando de la palabra de Dios,  sedujo a Butler. Al respecto escribe Blom que "Butler, que sólo podía alardear de haber ido a la escuela primaria , fue presa fácil de Bryan y puso su influencia política  al servicio de la campaña contra la enseñanza de la evolución" Y gracias al apoyo de Butler se aprobaría en el estado de Tennessee la denominada en su honor como Butler Act o Ley Butler que establecía en su Sección 1, como ya vimos en la primera parte de esta historia , que "La Asamblea General del Estado de Tennessee declarará ilegal que un profesor de las universidades, escuelas normales de maestros y todas las demás escuelas públicas del estado , financiadas en todo o en parte con los fondos públicos que el estado dedica a la educación, enseñe cualquier teoría que niegue el relato de la Creación divina del hombre tal y como se narra en la Biblia  y en su lugar enseñe  que el hombre desciende de una especie animal inferior"  y en su Sección 2 fijaba las multas para aquellos que infringieran la ley "Asimismo determinará que cualquier profesor  al que se declare culpable de violar la presente Ley, será condenado  por comisión de una falta y multado con no menos de cien dólares  y no más de quinientos por cada delito"  Y para concluir , en su Sección 3 establecía que "la presente Ley entrará en vigor a partir de su aprobación , ya que así lo requiere el bienestar público"






Dayton, TN - Downtown Dayton, 1925
Fotografía que creo que pertenece al centro de Dayton , en el estado de Tennessee, en el año 1925, y digo creo, porque es la única que he encontrado atribuida a la ciudad en ese año. El Juicio del Mono pondría a Dayton en los mapas y durante unas semanas apareció en los titulares de los periódicos  y fue visitada por centenares de periodistas que fueron a cubrir las sesiones del juicio. Ese era precisamente uno de los objetivos que se propusieron un grupo de ciudadanos prominentes de Dayton que querían desafiar la Ley Butler y al mismo tiempo promocionar su ciudad y, si era posible, obtener algún provecho comercial.  
(Imagen procedente de http://www.topix.com/album/detail/dayton-tn/HAVNO101MGCR4O09)






Su entrada en vigor se produjo el 25 de marzo de 1925 pero había grupos dispuestos a defender  la enseñanza de la teoría de Darwin y a luchar porque la Ley Butler fuera declarada inconstitucional. Entre ellos estaba la American Civil Liberties Union (ACLU por sus siglas en inglés)  que había sido fundada en 1920 con el objetivo declarado de "defender  y preservar los derechos y libertades individuales garantizados en este país a cada persona por la Constitución y las Leyes de los Estados Unidos"  Cuenta Blom como en el periódico "Chattanooga Times",  publicado en la ciudad de Chattanooga en el estado de Tennessee,  se publicó un artículo dedicado precisamente a las intenciones de la ACLU para combatir la Ley Butler y desafiar la prohibición de la enseñanza de la teoría de Darwin en las escuelas pública defendiendo a todo aquel profesor que infringiera la ley enseñando la teoría de la evolución. Ese artículo fue  el centro de una conversación que tuvo lugar  en un local, el Robinson´s Drug Store,  de la pequeña  ciudad  de Dayton, en el condado de Rhea y perteneciente al estado de Tennessee. En la  conversación participaban  el fiscal estatal de Dayton, Sue Kerr Hicks (1895-1980) y el ingeniero metalúrgico George Washington Rappleyea (1894-1966) que dirigía en Dayton la Cumberland Coal and Iron Company. Parece que fue Rappleyea quien convenció a los demás que estaban en el Robinson´s drug Store para ser ellos los que desafiaran la ley, lo que además de beneficiar a los intereses de la ACLU,  también " de paso daría publicidad -escribe Blom - y oportunidades comerciales a la pequeña ciudad" Una vez decidido había que elegir al profesor que desafiaría la ley y el escogido sería un amigo del fiscal Hicks,  el joven profesor John Thomas Scopes (1900-1970) que había llegado en 1924 a Dayton  para ser entrenador de fútbol en el Rhea County High School ,equivalente a un instituto de enseñanza media y paso previo antes de ir a la Universidad ,  al tiempo que de vez en cuando también hacía suplencias ejerciendo como profesor cuando era necesario reemplazar a alguno de los profesores fijos. 








John t scopes.jpg
Fotografía del profesor John Thomas Scopes (1900-1970) tomada aproximadamente un mes antes de que tuviera lugar el llamado Juicio del Mono. Durante las sesiones del juicio , aunque era Scopes a quien se estaba juzgando, fue completamente eclipsado por el duelo verbal entre su defensor , Clarence Seward Darrow, y el fiscal, William Jennings Bryan. Blom cita las palabras del periodista Henry Louis Mencken que escribía como durante el juicio:
"El propio Scopes no tardó en quedar eclipsado por los prestigiosos personajes que resollaron y aullaron en el tribunal.  Una vez, después de dos o tres días  en que casi nadie vio ni oyó al acusado, el juez interrumpió la sesión para  preguntar qué había sido de él. Lo encontraron  en mangas de camisa, como todos los demás, sentado en medio de una densa masa de abogados , infieles, teólogos, biólogos y periodistas; la sesión se reanudó después de que Scopes se pusiera de pie y se identificara"
(Imagen procedente de https://en.wikipedia.org )









Blom recoge las palabras del propio  Scopes que contaba lo que había pensado cuando Rappleyea, Hicks y los demás allí reunidos le contaron su plan de infringir la Ley Butler y que sería Scopes el encargado de hacerlo enseñando la teoría de Darwin a sus alumnos "Me di cuenta de que se trataba  de un asunto muy importante . No sé si soy cristiano. Creo, sí, en las enseñanzas éticas de Jesús, y creo que existe un Dios .Pero toda la biología  y la mayoría de las demás ciencias  son, esencialmente , la historia de la evolución de la materia  y de la vida. Me habían contratado para enseñar ciencia y eso fue lo que hice. Muchos de los hombres  que daban ciencia estaban casados , tenían sus compromisos y no podían arriesgarse.Y decidí mojarme yo" Y así lo hizo , enseñando la teoría de la evolución  en una de las sustituciones que realizó a un profesor de ciencias naturales  en el Rhea County High School.. Fue denunciado, detenido y después puesto en libertad condicional, pero el enfrentamiento  entre ciencia y religión no había hecho más que empezar y el lugar donde se libraría la batalla sería en los tribunales de Dayton. Como escribe Blom en su libro, era un enfrentamiento entre "los fundamentalistas cristianos  y los creyentes moderados y secularistas,  entre lo rural y lo urbano,  e incluso entre el Sur y el Norte", es decir, entre dos conceptos diferentes de contemplar y entender la vida y la sociedad , que estarían a su vez representados por un lado por la ACLU, que se encargaría de la defensa de Scopes, y por otro por la  World Christian Fundamental Association (WCFA por sus siglas en inglés) fundada en 1919 , que se encargaría de la acusación.  El hombre elegido por la WCFA sería nuestro viejo conocido, William Jennings Bryan, mientras que la ACLU escogió al más prestigioso de los abogados de Chicago y uno de los más conocidos en todo Estados Unidos, Clarence Seward Darrow (1857-1938). que además era miembro de la directiva de la ACLU y un conocido crítico de los fundamentalistas cristianos,defendiendo la ciencia como el motor del progreso de las sociedades modernas "El origen de lo que llamamos civilización -decía Darrow - no es la religión, sino el escepticismo. El mundo moderno   es hijo de la duda y la indagación, igual que el mundo antiguo lo fue del miedo y de la fe"







Fotografía de Clarence Seward Darrow (1857-1938). Abogado estrella en Chicago y conocido en todo el país . agnóstico y defensor de los derechos individuales, Darrow se presentó voluntario para la defensa de Scopes pues veía que aquella era una gran oportunidad para defender la causa de la teoría de la evolución y de la ciencia en general frente al fundamentalismo. Como explica Blom:
"Los defensores de las libertades civiles  creían que prohibir la enseñanza  de la evolución no sólo era una medida anticientífica y poco saludable  desde el punto de vista educativo, sino también una violación radical de la libertad de cátedra"
Para Darrow el dogmatismo de los fundamentalistas representaba un gran peligro
"El mundo moderno - diría Darrow - es hijo de la duda y de la indagación, igual que el mundo antiguo lo fue del miedo y de la fe"    
(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org )









Imagen relacionada
En esta fotografía vemos un momento del juicio, con la sala atestada de gente y con Darrow en el centro  en pie y alzando el brazo. El periódico "The New York Times" escribiría sobre las primeras participaciones de Darrow en el juicio
"Hoy Clarence Darrow plantó cara al león del fundamentalismo enfrentándose a William Jennings  Bryan  y a un tribunal repleto de creyentes en la palabra literal de la Biblia , y con los hombros encorvados  y un pulgar en los tirantes desafió todas las creencias que allí tienen por sagradas"
Aunque sus efectos no calaron en la audiencia o
"El efecto neto del gran discurso - publicaba The Times - que pronunció ayer Clarence Darrow parece ser precisamente  el mismo que habría conseguido si lo hubiera lanzado por un canalón en el interior de Afganistán" 
(Imagen procedente de http://www.gettyimages.es/)











La figura de Scopes no tardaría en quedar en un segundo plano, y  el juicio se convertiría en un duelo dialéctico entre dos maestros de la oratoria, Darrow  versus Bryan.  Se estableció como fecha de inicio del juicio el 10 de julio de 1925  y en las semanas anteriores a su celebración Dayton se fue llenando de periodistas que venían a cubrir aquel juicio que hoy llamaríamos mediático. Uno de los objetivos de los impulsores de la acción de Scopes , estaba cumplida , la publicidad para Dayton.  Entre los cerca de dos centenares de periodistas que según Blom legaron a Dayton en aquellos días estaba Herbert Louis Mencken (1880-1956), uno de los periodistas más influyentes de su tiempo, hombre que gustaba de polémicas y que el año anterior había fundado su propia revista, "The American Mercury" . Blom recoge la favorable impresión que causó en él  la pequeña localidad de Tennessee  a pesar de lo poco que esperaba de ella antes de viajar hasta allí "Esperaba encontrarme un miserable pueblo sureño , con negros dormitando  sentados en los arrimaderos, cerdos hozando  bajo las casas y los habitantes infestados de parásitos  intestinales y malaria. Pero lo que encontré fue una ciudad  rural encantadora , hermosa incluso" Precisamente sería Mencken el que bautizaría a aquel proceso con el nombre por el que pasaría a la historia "el Juicio del mono" Y en medio de una expectación que no dejaba de crecer día a día llegamos al 10 de julio, la fecha establecida para que comenzara el juicio. Antes de abrir a sesión un pastor de Dayton pronuncia una plegaria a lo que Darrow reaccionó protestando  porque, como nos cuenta Blom, "para un juicio que ,en el fondo , giraba en torno a la religión era una manera de empezar bastante tendenciosa". Scopes, el acusado, pasa casi de inmediato a un segundo plano eclipsado por completo por el enfrentamiento verbal de Darrow y Bryan. Darrow alega que de acuerdo con la  constitución del estado  no se puede convertir a la Biblia en la base de la educación de los escolares de Dayton porque  la  constitución garantiza "el derecho natural e inexcusable  a adorar a Dios Todopoderoso  según los dictados de la propia conciencia", lo que venía a reconocer  el valor sagrado de otros libros como el Corán o el Libro del Mormón, es decir, ningún libro sagrado podía situarse por encima de otro y , por lo tanto, no podía determinar el contenido de los programas educativos. 







Imagen relacionada
Fotografía donde podemos ver como estaba de atestada la sala donde se celebraba el juicio en pleno y caluroso mes de julio . Escribe Blom
"La mañana del primer día del juicio (era el 10 de julio) , la temperatura dentro de la sala, recién pintada, era sofocante. Los periodistas, literalmente apretujados unos contra otros, los miembros del público , los equipos jurídicos , los miembros del jurado  y demás asistentes no pararon de abanicarse  frenéticamente durante toda la sesión"Había alrededor de doscientos periodistas acreditados para cubrir el juicio
(Imagen procedente de http://www.thedailybeast.com/articles/2014/07/21/the-scopes-monkey-trial-2-0-it-s-not-about-the-stupid-science-deniers.html)







Fotografía de William Jennings Bryan ejerciendo como fiscal durante el juicio contra Scopes . Sobre él escribe Blom
"Finalmente llegó la hora de la intervención de Bryan. Empapado  en sudor y con la calva reluciente , el corpulento viejo lobo  se uso de pie para pronunciar su discurso y defender la verdad literal de la Biblia. El publico se deleitó con cada una de sus palabras . Bryan afirmó que la verdad no requiere expertos ni conceptos científicos difíciles pues  "La verdadera belleza - decía Bryan - de la Palabra de Dios  es que no hace falta un experto  para comprenderla"     
(Imagen procedente de http://www.allday.com)








En medio de un ambiente casi irrespirable por la multitud congregada en la sala donde se celebraba el juicio ,le llegó el turno de intervenir a la acusación representada por  Bryan  "empapado de sudor y con la calva reluciente" como nos lo describe Blom. Él si subraya, como no podía ser de otra forma, el carácter sagrado del contenido de la Biblia "la verdadera belleza de la Palabra de Dios  es que no hace falta un experto para comprenderla" dirá  , para dirigirse hacia el público y proclamar que "el cristiano cree que el hombre  vino de arriba ; el evolucionista  cree que debió de venir de abajo" Cada uno se encastilla en su posición y no retroceden un milímetro. Es un juego de esgrima dialéctica  y así lo calificaba  Mencken en sus crónicas "Todo el juicio de Scopes se caracterizó por una oratoria espléndida". Sin embargo Mencken  era pesimista acerca del resultado del juicio "Lo único que queda de la gran causa del estado de Tennessee contra el infiel Scopes  es el objetivo final de cargarse al acusado " y concluía  "Y ha triunfado el Génesis, sin ninguna duda" Pero se precipitaba porque Darrow se había guardado un último golpe de efecto al llamar al estrado al propio  Bryan que, como señala Blom, era igual que "sentar al fundamentalismo en el estrado". Darrow se dirigió a Bryan preguntándole "Usted ha dedicado un considerable tiempo al estudio de la Biblia, ¿no es así , señor Bryan?" a lo que Bryan, confiado en sí mismo, respondió "Si, señor, lo he intentado. Pero, por supuesto la he estudiado más de mayor que cuando era un niño" A continuación Darrow vuelve a preguntar "¿Declara entonces que todo en la Biblia debe ser interpretado literalmente?" y la replica de Bryan fue que "Creo que todo en la Biblia debe ser aceptado, tal y como está en ella. aunque algunas partes deben ser tomadas de forma ilustrativa. Por ejemplo "Vosotros sois la sal de la tierra" Yo no insistiría en el que el hombre era en realidad de sal o que su carne era de sal , sino que era usada  en el sentido de sal para salvar  a la gente de Dios" El crítico literario y escritor alemán Werner Fuld (19487) en su obra  "Breve historia de los libros perdidos"  cuenta como a partir de ese momento Darrow empleó una batería de preguntas  para que "contestara a las cosas más simples guiándose por la lógica bíblica" y de esa forma pregunta como si  al principio sólo existían Adán y Eva y sus hijos Abel y Caín "¿de dónde salió la mujer de Caín?De verdad vivió Jonás tres días en el interior del estómago de una ballena?¿Cómo pudo Josié detener el Sol? ¿no tendría que haber detenido la Tierra si tenían en cuenta el sistema heliocéntrico? "







ESCENA DEL INTERROGATORIO DE DARROW A BRYAN DE LA PELÍCULA "LA HERENCIA DEL VIENTO"



Esta escena , de unos diez minutos de duración, pertenece a la película  "La herencia del viento", una película dirigida por el cineasta estadounidense Stanley Kramer (1913-2001) en 1960   basada en  una obra de teatro que a su vez recreaba lo sucedido en el Juicio del Mono , aunque cambiando los nombres. En la película  Clarence Darrow se convierte en el abogado Henry Drummond, interpretado por Spencer Tracy (1900-1967) mientras que William Jennings Bryan adopta en la película el nombre de Matthew Harrison Brady interpretado por Fredric March (1897-1975). En esta escena podéis ver el momento culminante del juicio , cuando Darrow (Spencer Tracy) interroga a Bryan (Fredric March)  para mostrar que era absurdo interpretar el texto de la Biblia literalmente.











ric
Una de las fotografías más célebres del juicio , en el que podemos ver a William Jennings Bryan  a la derecha sosteniendo un abanico , sentado junto a su gran rival Clarence Darrow. Así describe la escena Blom
"Darrow y Bryan sentados  a una mesa en mangas de camisa y tirantes, mirándose el uno al otro a los ojos como si pudieran ganar clavándole la vista al contrario; una escena curiosamente íntima entre dos hombres de casi la misma edad, el mismo carácter, la misma formación y , sin embargo, con puntos de vista tan diferentes"  
(Imagen procedente de https://en.wikipedia.org )








Las preguntas de Darrow pretendían poner de manifiesto lo absurdo que era tomar el texto de la Biblia de forma literal. En un determinado momento del interrogatorio un Bryan agobiado por la batería de preguntas de Darrow  exclama "¡Quiero que el mundo entero sepa que este hombre , que no cree en Dios, está un tribunal de Tennessee para burlarse de Él" y al momento Darrow replicó "En modo alguno. Me limito a preguntarle  por sus absurdas opiniones, que no comparte ningún cristiano inteligente en el mundo" Este interrogatorio se prolongó durante varias horas hasta que el juez de la causa, John Tate Raulston (1868-1956) decidió dar por terminado el juicio , dejándolo visto para sentencia. Scopes fue hallado culpable, lo que le supuso tener que pagar cien dólares de multa  y así terminaba el que tan pomposamente había sido bautizado como "Juicio del mono"  .  Dos años más tarde el Tribunal Supremo de Tennesee invalidaría la condena a Scopes , aunque no por considerarla injusta, sino por un tecnicismo. Blom recoge una parte del fallo del juez en el que advierte que "No creemos que vaya a ganarse nada prolongando la duración de éste extraño caso. Antes al contrario, pensamos que la paz y la dignidad del estado, que todos los procesos penales  han de restablecer , aquí se conservan mejor con un sobreseimiento"  El juicio sirvió en realidad de muy poco. En varios estados  enseñar la teoría de la evolución siguió siendo considerado un delito  y hubo que esperare a una sentencia del Tribunal Supremo de Estados Unidos de 1968  para que se declarasen inconstitucionales las leyes que impedían enseñar a Darwin  en las escuelas de algunos estados de los Estados  Unidos. y  a partir de entonces su enseñanza fue permitida en toda la nación. Aunque, como nos cuenta Werner Fuld , en muchos estados se burló la ley "presentando la teoría de la evolución como hipótesis científica, pero a continuación se decía que la historia de la creación era verdad revelada" Hoy los fundamentalistas cristianos de aquel tiempo se proclaman creacionistas y defienden sus puntos de vista a través del llamado Creacionismo Científico con el que tratan de refutar o reinterpretar los descubrimientos realizados por la ciencia. 








Resultado de imagen de monkey trial
Fotografía de John Thomas Scopes tomada probablemente al final del juicio el 21 de julio de 1925 después de haber sido declarado culpable de enseñar  la teoría de la evolución de Darwin y condenado por ello a pagar cien dólares de multa.Dos años más tarde la sentencia sería anulada por un tecnicismo. Pero eso ya no lo vería el fiscal del juicio, William Jennings Bryan. En los días siguientes a su victoria en el juicio, Bryan recorrió diferentes ciudades  pronunciando discurso tras discurso, hasta que el 26 de julio regresó a  su casa en Dayton. Asistió a los servicios religiosos, a continuación tomó una abundante comida y fue a dormir la siesta. Ya no despertaría. Murió mientras dormía , apenas cinco días después de terminar el Juicio del Mono
(Imagen procedente de http://www.allday.com)




Gradualmente, aunque de forma muy lenta,  el porcentaje de personas que siguen defendiendo el creacionismo en Estados Unidos ha ido bajando ,mientras que en Europa ya en el momento en que se produjo  el Juicio del Mono  la teoría de la evolución de Darwin estaba plenamente aceptada. El gran problema en el continente europeo fue esa rama indeseada derivada de la teoría de Darwin pero ajena por completo al científico y a la que antes me referí, el darwinismo social que  empleaba el mecanismo de la selección natural pero aplicándola de forma artificial a las sociedades,defendiendo la supervivencia del más apto o superior , lo que conllevaba implícitamente la eliminación de aquellos que eran considerados inferiores o más débiles. Ya sabemos lo que eso supuso durante los sombríos años del nazismo y los campos de exterminio o la eliminación o esterilización  de personas con algún tipo de discapacidad en diferentes países. Certeramente  Philip Blom define  al darwinismo social  como  "una deformidad, un monstruo nacido de ideas mal asimiladas  que llegó a gozar de una inmensa popularidad  a causa de un mensaje simplista  basado  en la dominación absoluta por parte de una raza de seres humanos ideales"  una raza que ,por supuesto, siempre coincidía con la raza a la que pertenecía el que defendía tales ideas. En los propios Estados Unidos, cuatro años antes del Juicio del Mono , se celebraba  el Segundo Congreso Internacional de Eugenesia  cuyo discurso inaugural fue pronunciado por el palentólogo Henry Farifield Osborn (1853-1935) el director del Museo de Historia Natural de Nueva York, sede del congreso , donde subrayaba la importancia de, como él lo llamaba, "mejorar la raza" . "Dudo -decía Osborn- de que hubiera un momento en la historia universal  en el que un congreso internacional  sobre el carácter y la mejora de la raza fuera más importante que el actual" Quedaban tiempos muy oscuros por vivir derivados de esa perversa  manipulación de la teoría de Darwin. Pero eso es ya otra historia, y mucho más oscura, que se sale de los límites de éste relato que concluye aquí y quiero hacerlo con unas palabras del propio Charles Darwin extraídas de una de sus cartas que son una declaración de amor a la ciencia y  la investigación "Yo creo -escribe Darwin - que existe , y lo siento dentro de mí, un instinto de la verdad o el conocimiento o el descubrimiento de algo de la misma naturaleza que el instinto de la virtud, y el hecho de que tengamos ese instinto es razón suficiente para las investigaciones científicas aunque no se deriven de ella ningún resultado práctico"  


Enlace con la primera parte de El juicio del Mono : Ciencia Versus Fundamentalismo
http://chrismielost.blogspot.com.es/2017/01/el-juicio-del-mono-ciencia-versus.html

Enlace con la segunda parte de El juicio del Mono : Ciencia Versus Fundamentalismo
http://chrismielost.blogspot.com.es/2017/01/el-juicio-del-mono-ciencia-versus_24.html

Enlace con la tercera parte de El juicio del Mono : Ciencia Versus Fundamentalismo
http://chrismielost.blogspot.com.es/2017/01/el-juicio-del-mono-ciencia-versus_27.html




El Mentidero de Mielost en Facebook :
 https://www.facebook.com/ElMentideroDeMielost

Famosos