martes, 14 de junio de 2016

PEDRO II , EL EMPERADOR BUENO DE BRASIL (PRIMERA PARTE)

"Si no fuese emperador , desearía ser profesor. No conozco mejor misión y más noble que la de dirigir a las jóvenes inteligencias y preparar a los hombres del futuro" Son palabras de un hombre que quedó huérfano a los nueve años, de carácter tímido e infancia solitaria, que encontró refugio en los libros, que a los quince años sería coronado emperador, que se casaría a los dieciocho años sin conocer a su esposa, que modernizó su país y le proporcionó una identidad nacional propia y reconocible, que impulsó su economía y aseguró la estabilidad política, que abolió la esclavitud y fue querido por su pueblo y, a pesar de todo ello, terminaría perdiendo la corona y viviendo en el exilio.  Sus contemporáneos se referían a él con frecuencia como "o rei filósofo" , por su amor por la cultura en general, por los libros, por el arte y el conocimiento,  un monarca ilustrado que, según el escritor español Javier Moro  (1955) , autor en 2011 de una biografía del padre de nuestro protagonista con el título de "El imperio eres tú", era casi imposible escribir una novela sobre él porque "Monógamo, formal , culto, políglota, era tan perfecto que no sabría dramatizarlo". En efecto, la biografía del protagonista de esta historia no llenaría las páginas de las revistas del corazón de su tiempo de haberlas habido, no hay escándalos en su biografía  y su carácter y personalidad son modélicos al margen de los defectos propios de todo ser humano, y , sin embargo, perdió el trono y con el concluyó el efímero Imperio de Brasil. Creo que eso era suficiente para hacer de él un personaje interesante ¿por qué un buen gobernante al que el pueblo estimaba fue desalojado del poder y murió lejos de aquella nación a la que había dedicado su vida? . Su nombre era Pedro II de Brasil (1825-1891) y os propongo que nos acompañéis a esa inmensa nación que es Brasil para conocer no sólo su historia sino como llegó Brasil a convertirse en Imperio durante el siglo XIX. 




Esta fotografía la hice durante un viaje a Lisboa. Corresponde al hermoso Monumento a los Descubrimientos  erigido en 1960 a orillas del río Tajo en Lisboa  que está dedicado a algunos de los principales exploradores portugueses con  Enrique el Navegante al frente de todos ellos con una carabela entre las manos, obra esculpida por el escultor portugués Leopoldo de Almeida (1898-1975).Fue realizado con motivo del quinientos aniversario de la muerte de Enrique el Navegante, el gran impulsor de la era de los descubrimientos.  Sobre la personalidad de Enrique el Navegante escribe el historiador estadounidense  Daniel  Joseph Boorstin  en su obra "Los descubridores":
"Portugal necesitaba un líder que uniera a la gente, que organizara los recursos , que señalara la dirección a seguir. El príncipe Enrique el Navegante  era una curiosa combinación de espíritu heroico, inteligencia audaz  y desmesurada imaginación , con un temperamento ascético y poco amante de los fastos. Era muy frío con los individuos, pero se apasionaba con los grandes ideales . Su tenacidad y sus facultades para la organización  demostraron ser fundamentales en la primera gran empresa moderna de descubrimiento. El pionero de los exploradores fue un hombre solitario que pensaba"
(Imagen del autor)   



Nuestra primera escala nos lleva al siglo XV.. Durante todo ese siglo  Portugal había estado en la vanguardia de los viajes de exploración, iniciando un tiempo al que hoy conocemos como la Era de los Descubrimientos.  Bajo el impulso y protección de la corona portuguesa y en particular del infante Enrique de Avis, más conocido como Enrique el Navegante (1394-1460) , el puerto de Lagos se convirtió en el punto de partida de una sucesión de viajes de exploración que durante todo el siglo XV llevó a los navegantes portugueses a avanzar cada vez más hacia el sur, explorando la costa occidental de África tal vez  de un paso que permitiera continuar la navegación hacia el este y alcanzar las codiciadas Islas de las Especias, que proporcionaban esas especias tan apreciadas en Europa y que hasta ese momento sólo podían llegar a través de rutas terrestres procedentes de Oriente, tal vez por el irresistible afán de aventura, por la innata curiosidad de saber que había más allá, tal vez por la mezcla de todo ello. El cronista y conservador de la biblioteca real de Portugal , Gomes Eanes de Zurara (1410-1474) escribe sobre Enrique el Navegante y el espíritu que le animaba a emprender aquellas expediciones " El noble espíritu del príncipe le incitaba continuamente a iniciar y llevar a cabo grandes hazañas. Él también deseaba conocer la tierra que se extiende más allá de las islas Canarias y del cabo llamado Bojador  (un cabo que se encuentra en el territorio del actual Sahara Occidental ocupado por Marruecos, un poco más al sur de las islas Canarias y que entonces representaba el límite conocido por los europeos de la costa africana)   porque hasta entonces nada se sabía con seguridad sobre la naturaleza de las tierras de más allá del cabo, y no había sobre ellas escritos, ni relatos que los hombres se transmitiesen unos a otros. Le parecía al príncipe que si él, o algún otro señor, no intentaba conseguir ese saber, no habría marineros o comerciantes que se atrevieran a intentarlo, porque es evidente que ninguno de ellos se molesta en navegar hasta un lugar donde no tienen la esperanza cierta y segura de conseguir ganancias" Si utilizáramos un lenguaje de nuestros días podríamos decir que fue la iniciativa del estado y no de la empresa privada la que dio el primer impulso que puso en marcha los viajes de exploración.






Esquema de una carabela, una nave diseñada en Sagres, donde se estableció Enrique el Navegante, y que se convertiría en una de las piezas claves para  el  desarrollo de la Era de los Descubrimientos portugueses. Con una  longitud de entre 20 a  30 metros, una única cubierta, tres mástiles,  con vela latina, un castillo de popa (parte trasera del barco) por encima del resto de la nave, un peso de unas trescientas toneladas  y una velocidad de 5,3 nudos (alrededor de 10 km/h) sería con ella con la que los navegantes portugueses recorrerían  la costa africana y atravesarían el Océano Indico hasta India. El propio Cristóbal Colón la utilizaría en su primer viaje a América, pero a partir del siglo XVI comenzarían a ser reemplazadas  . Sobre ella escribe  el historiador estadounidense Daniel Joseph Boorstin:
"Su escaso calado la hacía muy adecuada para explorar las costas , y permitía también que fuese muy fácil varar el barco para repararlo. En términos náuticos, tenía una gran aptitud para navegar  contra el viento . No era necesario que los barcos para el descubrimiento fueran grandes , pero sí tenían que ser fáciles de manejar y aptos  para el retorno. Los navegantes  tendían naturalmente a navegar con el viento a favor, lo que significaba  que debían volver con el viento en contra. Y para eso las carabelas eran muy buenas.  Cuando los marineros  se enteraban de que se hacían a la mar en un barco especialmente diseñado  para un regreso rápido y seguro , se sentían más optimistas , más confiados y más dispuestos a exponerse al largo viaje de ida"
Es decir, les hacía más proclives a emprender la aventura
(Imagen procedente de marbellamaritima.blogspot.com )



Pero conquistar aquel primer hito, superar el Cabo Bojador, no fue tarea sencilla, pues como cuenta el historiador estadounidense Daniel Joseph Boorstin (1914-2004) en su obra "Los descubridores"   entre 1424 y 1434 Enrique el Navegante "envió quince expediciones  para que rodearan el cabo Bojador. Cada una de ellas regresó con una excusa por no haberse aventurado donde no habían ido otros hombres  antes" y es que el temor a lo desconocido era muy grande  y la imaginación de los marineros se hallaba sugestionada por relatos que hablaban de todos los peligros imaginables para aquel que osara ir más allá de aquel cabo. Como siglos después escribiera  Alejandro Dumas padre (1802-1870), "No hace falta conocer el peligro para tener miedo; de hecho, los peligros desconocidos son los que inspiran más temor"  Pero Enrique el Navegante no cejó en su empeño y envió expedición tras expedición hasta que en 1434  el navegante Gil Eannes (fechas desconocidas) logró superar aquella barrera imaginaria creada por el temor a lo desconocido, superando por primera vez el cabo Bojador. De nuevo el cronista Gomes Eanes de Zurara nos cuenta que " Él (se refiere a Gil Eannes) hizo lo que se había propuesto, porque en este viaje  dobló el cabo, despreciando todos los peligros, y halló que las tierras que había más lejos eran todo lo contrario de lo que él, al igual que otros , había esperado. Y si bien la hazaña era pequeña en sí misma, fue considerada grande en razón de su temeridad."  Durante las décadas siguientes los navegantes portugueses fueron avanzando más hacia el sur. En 1488 Bartolomé Dias(hacia 1450-1500)  se convertía en el primer navegante europeo en doblar la punta más meridional de África, el Cabo de las Agujas (en la costa de la actual República Sudafricana) y diez años, en 1498,  más tarde otro navegante portugués,  Vasco de Gama (hacia 1460-1524 circunnavegaba África  siguiendo los pasos de Bartolomé Dias y se adentraba en el Océano Indico alcanzando las costas del subcontinente indio. Entre ambos viajes el navegante Cristóbal Colón (hacia 1447-1506) viajaba al servicio de los Reyes Católicos, Isabel I de Castilla (1º451-1504) y Fernando II de Aragón (1452-1516)  hacia Occidente buscando una ruta alternativa hacia Asia por el oeste , aunque le condujo a descubrir un nuevo continente al que años después se daría el nombre de América.




En este mapa podéis ver a la derecha la cronología de los avances portugueses a lo largo del siglo XV , desde las conquistas de la isla de Madeira en 1419  y las Azores en 1431, islas que hoy siguen siendo portuguesas, al momento crucial en que Gil Eanes superó el Cabo Bojador  en 1534 , que podéis ver indicado en el mapa de la izquierda, que  rompió la barrera psicológica que hasta entonces habían encontrado los navegantes portugueses en sus intentos de navegar hacia el sur. El cronista portugués Gomes Eanes de Zurara nos cuenta respecto a esa dificultad que encontraban para seguir más allá del Cabo Bojador:
"No fue por cobardía o por falta de buena voluntad , se decimos la verdad, sino por la novedad de la cosa y por las difundidas y antiguas habladurias sobre este cabo, que habían sido transmitidas  por los marineros españoles de generación en generación. Pues no podemos suponer que entre tantos hombres nobles que hicieron tan grandes y sublimes obras para ser recordados con gloria, no  haya habido uno que se atreviera a esta hazaña. Pero estando convencidos del peligro, y no viendo esperanza de honor o provecho, ellos abandonaron el intento. Porque  los marinos decían:
"Es seguro que más allá de este cabo no habita raza alguna de hombres, ni hay región que esté poblada "
Y el mar es tan poco profundo  que a una legua de tierra sólo tiene una braza de profundidad , las corrientes, por otra parte, son tan terribles que ningún barco que pase el cabo podrá luego regresar. Nuestros marineros estaban amenazados no sólo por el miedo,sino por su sombra , cuyo gran engaño fue la causa de gastos muy grandes"    

(Imagen procedente de ravesen.blogspot.com)

Uno de los hombres que había acompañado a Colón en aquel viaje era el navegante español Vicente Yáñez Pinzón(1462-1514),  lideraba una nueva expedición  formada por cuatro carabelas que en enero de 1500 le llevaría a ser el primer europeo en tocar las costas de Brasil ,aunque, como veremos, esto es un hecho controvertido.  El cronista Gonzalo Fernández de Oviedo y Valdés(1478-1557) nos describe en su "Historia Natural y General de las Indias" el recorrido de la expedición de Pinzón, en aquella expedición, "tomado el camino de las Canarias y de allí a las de Cabo Verde, y salido de la de Santiago, que es una dellas, a 13 días de enero de 1500 años, tomaron la vía del Austro y después al Levante, y andadas, según dijeron, 700 leguas, perdieron el Norte y pasaron la línea equinoccial. Pasados della, tuvieron una terribilísima tormenta que pensaron perecer; anduvieron por aquella vía del Oriente o Levante otras 240 leguas".  Una vez atravesada la línea equinoccial , otro cronista, el italiano Pedro Mártir de Anglería(1457-1526), nos cuenta que "el 26 de enero vieron tierra desde lejos, y observando la turbiedad del agua del mar, echaron la sonda y hallaron una profundidad de 16 codos, que vulgarmente llaman brazadas. Acercáronse y desembarcaron y, habiendo permanecido allí dos días, pues no encontraron en ese tiempo hombre alguno por más que vieron huellas suyas en la playa, grabaron en los árboles y rocas próximas al litoral los nombres de los Reyes y los propios, con noticia de su llegada, y se marcharon".Sobre este mismo hecho cuenta fray Bartolomé de Las Casas(1484-1566)  que el "26 de enero vieron tierra bien lejos; ésta fue el cabo que agora se llama de Sant Agustín, y los portugueses la Tierra del Brasil: púsole Vicente Yáñez entonces por nombre cabo de Consolación"



ERASE UNA VEZ EL HOMBRE:  ENRIQUE EL NAVEGANTE

No he podido encontrar ningún documental en castellano sobre la Era de los Descubrimientos pero si el episodio dedicado a esa historia de la magnífica seria  que yo veía en mi infancia titulada "Érase una vez el hombre" que a mi , como a tantos niños de aquel tiempo, me aficionó a la historia y por eso recupero aquí la didáctica y divertida forma en que cuentan la aventura iniciada por Enrique el Navegante (creo que tiene una imprecisión con respecto a la expulsión de los judíos de España que la sitúa en la época de Enrique el Navegante pero no tuvo lugar hasta 1492 si bien antes había habido persecuciones como las de 1391)







El propio Bartolomé de Las Casas nos relata también el primer encuentro de los hombres de Pinzón con los indígenas de aquellas tierras "otro río, pero no con suficiente profundidad para ser recorrido con las carabelas por lo cual enviaron a tierra para reconocerla cuatro esquifes de servicio con hombres armados. Éstos vieron sobre una eminencia próxima a la costa una multitud de indígenas, a quienes, enviando delante un soldado de infantería invitaron a tratar. Pareció que ellos intentaban apoderarse y llevarse consigo a nuestro hombre, pues así como éste les había arrojado para atraerlos un cascabel, ellos, desde lejos, hicieron otro tanto con un palito dorado de un codo; y al inclinarse el español para cogerlo, rodeáronlo rápidamente con ánimo de apresarlo; pero nuestro infante, protegiéndose con el escudo y la espada de que estaba armado, se defendió hasta que sus compañeros lo ayudaron con los botes."  Según estos documentos parece que fue Vicente Yáñez Pinzón el primer europeo en poner su pie en lo que hoy es Brasil, pero se cree  que hubo otras expediciones portuguesas anteriores  que se habrían llevado en el más estricto secreto para evitar que fueran conocidas por España y que se desarrollarían en 1498 o , incluso, en 1494, dirigidas por el navegante portugués Duarte Pacheco Pereira (hacia 1460-1533) . Esta suposición se basa en el texto contenido en el llamado Planisferio de Cantino, realizado en el siglo XV , donde junto al mapamundi en el que se recogían losdescubrimientos de los navegantes portugueses del siglo XV encontramos este texto  en el que hace referencia a una expedición del año 1498 durante el reinado de Manuel I de Portugal(1469-1521)  "Tenemos sabido y visto como en el tercer año de vuestro reinado del año de Nuestro Señor de mil cuatrocientos noventa y ocho, donde a nos vuesa Alteza mandó descubrir la parte occidental, pasando más allá de la grandeza del mar Océano, que se encuentra y navegada también un gran terreno, con muchas y grandes islas adyacentes a ella y está grandemente poblada. Tanto se dilata su grandeza y corre con mucha longura, que de una parte a la otra no se ha visto o conoce la finalidad y el cable de la misma. Se trata de encontrar que es muy delgada y Brasil, con muchas otras cosas de que los navíos estos reinos vieron grandemente poblada."



Aunque está en inglés  nos sirve para ver el itinerario seguido por Pedro Alvares Cabral en su viaje a India en el que tocaría tierra en Brasil el 24 de abril de 1500 en un lugar al que bautizó con el nombre de Porto Seguro (su ruta está marcada en rojo el viaje de ida y en azul el viaje de regreso a Portugal) . Unos días más tarde, el 1 de mayo de 1500 tomaría posesión de aquellas tierras en nombre de Portugal. para continuar su viaje hasta la ciudad de Calicut en India. Habría, sin embargo, que esperar hasta 1532 para que se fundara el 22 de enero de aquel año primer asentamiento portugués permanente   en Brasil, el de Sao Vicente , en el actual estado de Sao Paulo, que fue fundado por Martim Afonso de Sousa (1500-1571)
(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org )


Pero si vamos a una enciclopedia o a un libro de historia no serán sus nombres los que figuran como descubridores de Brasil, sino el de otro navegante portugués, Pedro Alvares Cabral (1460-1526)  que el 9 de marzo de 1500 había zarpado de Lisboa al frente de una expedición integrada por  trece navíos (aunque dos de ellos le esperarían en el puerto de Sofala, en el actual Mozambique)  y mil quinientos hombres,  cuyo destino era alcanzar la India siguiendo la ruta que había abierto Vasco de Gama (hacia 1460-1524)  en 1498  Pero a la altura del archipiélago de Cabo Verde, frente a las costas de la actual Senegal, y después de haber perdido el 23 de marzo una de sus naves en la que viajaban ciento cincuenta hombres,    Pedro Alvares Cabral decidió cambiar el rumbo , desviándose más hacia el oeste trazando un gran arco  para evitar una zona de calmas en el Golfo de Guinea, una técnica llamada por los marinos portugueses "Volta do mar" , pero la corriente ecuatorial del sur atrapó a las naves llevándolas hasta las costas brasileñas, que habían sido descubiertas apenas tres meses antes de la llegada de Cabral por  Vicente Yáñez Pinzón.  Avistaron tierra  por primera vez el 22 de abril de 1500, un monte que se elevaba sobre la costa y al que bautizaron con el nombre de Monte Pascual porque aquel era  el día de Pascua, que se encuentra en el actual estado brasileño de Bahía. Vieron pobladores en la costa y un día después, el 23 de abril, Cabral envió al capitán Nicolau Coelho (hacia 1460-1504) a tierra para que parlamentara con ellos . Así lo hizo, intercambiando regalos con los habitantes de la región regresando después a su barco. Zarparon de nuevo rumbo al norte y el 24 de abril el propio Pedro Alvares Cabral desembarcó  en un lugar al que dio el nombre de Porto Seguro, también en el actual estado brasileño de Bahía., donde de nuevo tuvo contacto con los indios de forma amistosa. Allí se celebraría el 26 de abril de 1500 la primera misa en territorio brasileño, y después de comprobar que aquellas tierras quedaban dentro de los límites que correspondían a Portugal de acuerdo a lo establecido en el Tratado de Tordesillas  firmado el 7 de junio de 1494 por el rey de Portugal Juan II (1455-1495) y los reyes Isabel I de Castilla (1451-1504) y Fernando II de Aragón (1452-1516), Alvares Cabral procedió a tomar posesión en nombre de Portugal del nuevo territorio descubierto al que dio el nombre de Terra de Vera Cruz.



"Desembarco de Cabral en Porto Seguro"  realizado por el pintor brasileño Oscar Pereira da Silva (hacia 1865- 1939) que recrea el momento en que  Pedro Alvares Cabral  pisaba por primera vez tierra en lo que  un día sería Brasil el 24 de abril de 1500. EL encuentro con los habitantes de la zona fue pacífico , era un pueblo dedicado a la caza y la recolección . Poco a poco se fueron  uniendo un mayor número de indígenas atraídos por aquellos extraños visitantes . Ante su mirada desconcertada el 26 de abril Pedro Álvares Cabral y sus acompañantes asistirían a la primera misa católica en tierra brasileña
(Imagen  procedente de https://es.wikipedia.org)


Todos estas informaciones estaban recogidas en un documento conocido como Carta de Pero Vaz de Caminha porque fue redactada por el cronista de la expedición , Pero Vaz de Caminha (1450-1500) para ser enviada al rey portugués Manuel II el Afortunado (1469-1521) para informarle de las tierras descubiertas. . Aquella carta, con fecha del 1 de mayo de 1500 es considerado el documento fundacional del futuro Brasil. Durante las décadas siguientes la presencia portuguesa se limitó a pequeños asentamientos  en la costa hasta que durante el reinado de Juan III de Portugal (1502-1557)  el monarca impulsa la colonización del territorio dividiéndolo en quince  capitanías  al frente de cada una de las cuales pone a un capitán  que se encargaría tanto de defender el territorio así como de explotar sus recursos y poblarlas . Se extiende  la explotación de la caña de azúcar  al mismo tiempo que se inicia la importación de esclavos africanos para trabajar en las nuevas plantaciones.  Ya en el año 1549  Juan III nombrará al primer gobernador general de la colonia , Tomé de Sousa (1503-1579), que lo sería hasta el año 1553 . Tomé de Sousa llegaba el 29 de marzo de 1549 al frente de una expedición formada por seis embarcaciones y en la que viajaban un millar de personas para colonizar el territorio. Sousa fundaría  la ciudad de San Salvador de Bahía.  Solo tiempo después se daría el nombre a éste nuevo territorio de Brasil, cuyos orígenes etimológicos son todavía  materia de discusión aunque se cita a una especie arbórea originaria de allí, la Caesalpina Echinata, conocido vulgarmente como Palo de Brasil, un árbol que puede alcanzar los quince metros de altura con una madera de gran dureza y color rojizo tan intenso que los portugueses le habrían dado el nombre de Paio Brasa,  por su intenso color rojo que lo diferencia de otra especie arbórea similar que se encontraba en Asia. Este Paio Brasa sería, según esta versión, la que dio finalmente el nombre a la colonia de Brasil. Ya en la década de 1550 llegaron los jesuitas para iniciar la evangelización de  los indígenas. En 1555 hubo una tentativa francesa de establecerse en la costa brasileña liderada  por el oficial naval francés Nicolás Durand de Villegaignon (1510-1571)




Mapa de las Capitanías en que fue dividida la colonia de Brasil en 1534   aunque sólo sobre el papel pues sobre el terreno los portugueses estaban todavía muy lejos de dominar unos territorios tan amplios . Los capitanes situados al frente de cada una de las capitanía, de las que luego surgirían algunos de los actuales estados que conforman Brasil, tenían como funciones la defensa del territorio que les había tocado gobernar, su explotación y su expansión . Durante los primeros años los dueños de las plantaciones de azúcar que comenzaron a crearse, trataron de utilizar a la población indígena, pero  no tardaron en recurrir a la mayor fortaleza física de los esclavos africanos  que comenzaron a fluir a Brasil . No sería hasta el reinado de nuestro protagonista, el emperador Pedro II(1825-1891), cuando  la esclavitud fue por fin prohibida en Brasil . A finales del siglo XVIII se estima que el número de esclavos en Brasil era de alrededor de un millón.
(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org )


"Fundación de la ciudad de Río de Janeiro " obra del pintor brasileño nacido precisamente en Río de Janeiro, Antonio Firmino Monteiro (1855-1888). Fue fundada el el 1 de marzo de 1565 por Estácio de Sá , sobrino del gobernador de Brasil  Mem de Sá .Estáció de Sá había llegado a Brasil dos años antes para luchar  contra la colonia francesa  liderada por Villegaignon  y eligió para la nueva ciudad  un lugar junto al mar situado entre dos grandes cerros, el Cerro Cara de Cao (Cara de Perro) y el célebre Pan de Azúcar. En 1808 Río de Janeiro se convertiría en la capital de la corte portuguesa en el exilio como veremos más adelante.En cuanto a Estáció de Sá moriría combatiendo contra los indígenas aliados con los franceses  el 20 de enero de 1567
(Imagen procedente de https://pt.wikipedia.org)


Villegaignon se había puesto al frente de una expedición formada por dos barcos , seiscientos soldados además de un grupo de colonos , en su mayoría hugonotes, nombre que en Francia se daba a los protestantes, que buscaban un lugar donde vivir alejados de las tensiones religiosas que marcarían buena parte de la segunda mitad del siglo XVI en Francia. La expedición contaba con el visto bueno del rey francés Enrique II(1519-1559)  Desembarcaron el 1 de noviembre de 1555 en una isla que se halla justo enfrente de donde hoy se halla la ciudad de Río de Janeiro. Allí fundaron un fuerte al que puso el nombre de uno de los líderes protestantes , el almirante de Francia Gaspar de Coligny (1519-1572). Después fundaría otra población en tierra firme a la que llamó Henriville en homenaje al rey Enrique II.  Así nacía la colonia  de la Francia Antártica . Sin que los portugueses se hubieran percatado de su existencia, los franceses fueron ampliando su colonia hasta que , por fin, en 1560 los portugueses reaccionaron cuando el gobernador de la colonia portuguesa ,Mem de Sá (1500-1572), que había llegado a finales de 1557 a la colonia, derrota a los franceses. Pero la derrota no sería definitiva y estos volvieron a reorganizarse y la lucha se prolongaría hasta 1567, año en los franceses fueron definitivamente expulsados, aunque décadas después los franceses  harían un nuevo intento de establecerse en la costa brasileña.  Antes de que eso sucediera,   el sobrino de Mem de Sá, llamado Estácio de Sá( (hacia 1520-1567),  fundaba el 1 de marzo de 1565 la población de Sao Sebastiao de Río de Janeiro , la que hoy conocemos sencillamente como Río de Janeiro. En 1573 las diferentes  capitanías se agruparían en dos grandes estados , Repartiçao do  Norte y Repartiçao do Sul. Cinco años después, en 1578, moría el rey portugués Sebastián I (1554-1578)  combatiendo en Marruecos en la batalla de Alcazarquivir y lo hacía sin dejar herederos. Tras el breve reinado de su tío-abuelo Enrique I (1512-1568) , que también fallecía sin herederos, el rey de España Felipe II (1527-1598) hizo valer por la fuerza sus derechos al trono de Portugal como nieto del rey portugués  Manuel I el Afortunado, pues recordemos que Felipe II era hijo del emperador Carlos V(1500-1558) y de Isabel de Portugal (1503-1539) hija a su vez de Manuel I el Afortunado. De esta forma el monarca español y unió bajo su corona a España y Portugal  , una situación que se mantendría hasta 1640. 




Así quedaba dividida la colonia portuguesa  de Brasil en 1573, años después de que fueran expulsados los franceses,   donde las diferentes capitanías fueron fusionadas en dos estados, Repartiçao do Norte y Repartiáo do Sul, un tiempo conocido como el Brasil de los dos estados, aunque sólo sería una más de los múltiples cambios en las divisiones administrativas de Brasil en estos siglos como veremos un poco más adelante
(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org )

Sería durante el gobierno de Felipe III (1578-1621) cuando de nuevo los franceses trataron de establecer una colonia en Brasil, en este caso bajo la dirección de Daniel de La Touche, señor de La Ravardiere (1570-1631), fundando el 8 de septiembre de 1612 la población de Sao Luis, así llamada en homenaje al rey francés Luis XIII(1601-1643). Comenzaba la efímera andadura de la colonia  de Francia Equinoccial que apenas duraría tres años , pues en 1615 los franceses  fueron , ahora si de manera definitiva, expulsados de Brasil. Ya en 1640 Portugal se rebelaba contra la autoridad del rey Felipe V (1605-1665) y recuperaba su independencia, que en realidad no había llegado a perder del todo porque desde Felipe II se había mantenido separado el gobierno de ambos imperios, dejando los temas de Portugal en manos portuguesas y conservando su autonomía tanto administrativa como legislativa.  Pero los conflictos en los que se hallaba envuelta  España durante el reinado de Felipe IV, como su participación en la Guerra de los Treinta Años entre 1618 y 1648, o la interminable guerra en Flandes, era visto con disgusto por los portugueses que consideraban que perjudicaba sus intereses económicos y comerciales , además de  ser origen de constantes subidas de impuestos para financiar las empresas del rey en los campos de batalla europeos. Así en 1640 un grupo de nobles se rebelan y proclaman como nuevo rey de Portugal al duque de Braganza con el nombre de Juan IV de Portugal (1604-1656). La rebelión  obligó a  la virreina de Portugal, la española Margarita de Saboya(1589-1655), nieta de Felipe II, a abandonar el reino para buscar refugio en España, mientras que su Secretario de Estado , Miguel de Vasconcelos (1590-1640)  , es arrojado por la fachada del Palacio Real.  Durante las siguientes tres décadas España se negaría a reconocer la independencia de Portugal hasta la firma del Tratado de Lisboa el 13 de febrero de 1668 en virtud del cual España reconocía oficialmente la independencia de Portugal. Mientras, en Brasil los portugueses trataban de expandirse hacia el interior a través principalmente de la Bandeiras. Las banderias era el nombre que se daba a grupos de hombres armados que tanto realizaban incursiones en territorios controlados por los españoles  como se adentraban en zonas  inexploradas del Brasil, capturando indígenas que luego vendían  como esclavos a los grandes propietarios de las plantaciones. Para los españoles eran bandidos, para los portugueses hombres que extendieron las fronteras de la América  portuguesa. 



"Tiradentes descuartizadoo" , efectista obra del pintor brasileño Pedro Américo (1843-1905) que recrea el trágico fin del revolucionario brasileño Joaquin José da Silva Xavier (1746-1792) al que despectivamente le llamaron durante el juicio donde fue condenado a muerte  como "Tiradentes", que se puede traducir como "Sacamuelas" y que hacía referencia a unos de sus oficios, el de dentista. Había nacido en el seno de una familia pobre. Huérfano en 1757 cuando muere su padre (su madre había fallecido dos años antes) fue adoptado por su padrino  que trabajaba como cirujano. Carecía de formación académica pero supo ganarse la vida ejerciendo diferentes profesiones, desde la de dentista a vaquero conduciendo ganado o incluso minero. Ingresó en el ejército, pero nunca pudo pasar del grado de alférez porque los puestos de oficiales , a partir de teniente, estaban destinados a personas procedentes de familias de mayor poder adquisitivo o relacionados con la aristocracia. Entró en contacto con las nuevas ideas surgidas de la Ilustración , los enciclopedistas y los movimientos que darían lugar a la Revolución Francesa en 1789. Ese mismo año el descontento entre los propietarios de minas iba creciendo ante el incremento de los tributos impuestos por Portugal sobre las extracciones de oro justo cuando estas extracciones se hallaban en declive. Éste descontento y las reivindicaciones económicas de las élites de Minas Gerais no tardaron en mezclarse  con deseos independentistas que querían convertir a Minas Gerais en una república independiente.  La conspiración, llamada la Conspiración Minera , es traicionada por uno de los conspiradores a cambio de que no se le cobraran los impuestos y todos los demás son detenidos. Al final hubo seis penas de muerte, pero el indulto real llegaría para todos ellos excepto para Tiradentes , el único que carecía de influencias y de dinero y el único que había reconocido su participación en la conspiración. El 21 de abril de 1792 era decapitado, momento que recoge la obra de Pedro Américo, su cuerpo luego sería descuartizado  y hasta su casa fue demolida. Se le podría considerar el primer mártir de la independencia brasileña aunque su recuerdo tardaría mucho tiempo en ser reivindicado, pues eso no sucedió hasta el final del Imperio, cuando dejó de gobernar en Brasil la Casa de Braganza, la misma que había gobernado Portugal cuando se produjo la Conspiración  Minera
(Imagen procedente de https://en.wikipedia.org )   



 
A lo largo del siglo XVIII la colonia prosperó económicamente, con la introducción de cultivos como el arroz, el tabaco , el cacao  pero aquella prosperidad estaba cimentada en la explotación de la población mestiza y mulata surgida del mestizaje de los dos siglos anteriores, que dieron lugar a movimientos revolucionarios. Aunque la principal rebelión de éste siglo no procedería de las clases populares sino de las élites. Ésta se produjo en 1789 y fue conocida como la Conspiración Minera , que tuvo como centro la provincia de Minas Gerais, una región minera dedicada principalmente a la extracción de oro. Existía la obligación de pagar a la administración colonial portuguesa el equivalente al 20% del oro que allí se extraía, lo que recibía el nombre de quinta real, pero cuando la producción de oro se redujo y no cubría lo establecido por la quinta real,  se añadió un nuevo tributo, al que dieron el nombre de "derrama",  que establecía que  cuando la producción no alcanzara a cubrir la quinta real fueran los propios dueños de las minas los que abonaran la diferencia para ingresarla en las arcas reales. Esto despertó la ira de los terratenientes y dueños de las minas que comenzaron a conspirar contra la administración colonial preparando la independencia de Minas Gerais de Portugal, lo que podría considerarse como el primer intento en serio de separar al menos una parte de Brasil, Minas Gerais,  de Portugal. Pero uno de los conspiradores traicionó al resto , la conspiración fue descubierta y sus integrantes detenidos.  Pero el poder económico y las influencias políticas de la mayoría de ellos consiguieron que escaparan a la pena de muerte e incluso a la prisión y sólo uno de ellos sería ejecutado, el oficial , odontólogo  y activista político  Joaquim Josér da Silva Xavier (1746-1792) , al que llamaban por su oficio  "Tiradentes" que significa "Sacamuelas". Tiradentes fue el único que asumió los cargos de rebelión y no negó su participación en ella al revés que el resto de conspiradores. También era el único que carecía de dinero y de influencias que le pudieran ayudar. Su honesto comportamiento recibió el premio de una condena a muerte . Tiradentes sería ejecutado el 21 de abril de 1792. Fue decapitado y su cuerpo descuartizado al tiempo que su casa sería destruida para no dejar rastro de su memoria. 





"María I de Portugal" retratada por el pintor  brasileño  , aunque portugués en el momento de su nacimiento cuando Brasil era todavía una colonia, José Leandro de Carvalho (1750-1834). Fue conocida como la Piadosa por su devoción religiosa, pero también la Loca por su demencia que hizo que en 1792 fuera declarada incapacitada para gobernar haciéndose cargo de la regencia su hijo mayor Juan de Braganza , que continuaría siendo regente hasta la muerte de María I en 1816 , cuando pasó a gobernarla como rey con el nombre de Juan VI (1767-1826) .La dio tiempo a convertirse también en la primera reina de Brasil, cuando en 1815 se formaba el Reino  Unido de Brasil, Portugal y Algarve. Fue también la primera mujer que gobernó en solitario Portugal y su reinado  el segundo más largo de la historia portuguesa , pues asumió la corona en 1777  tras la muerte de su padre, el rey José I de Portugal (1714-1777) aunque hasta 1786 compartiría el gobierno con su esposo Pedro III (1717-1786) , y la mantuvo hasta su muerte en 1816.
(Imagen procedente de https://pt.wikipedia.org)

Entramos en el siglo XIX  cuando el hombre más poderoso de Europa es el emperador francés Napoleón I Bonaparte(1769-1821) que domina la mayor parte del continente . En el marco de las guerras napoleónicas, Portugal se había aliado con Inglaterra en  contra Francia. Para conjurar esa amenaza, el 27 de octubre de 1807 España y Francia firmaban el Tratado de Fontainebleau en virtud del cual ambas acordaban la invasión y reparto del reino de Portugal. Los acontecimientos se precipitaron y un ejército francés dirigido por el general Jean Andoche Junot (1771-1813) cruzaba España y entraba en Portugal el 20 de noviembre de 1807, y apenas diez días después hacían su entrada triunfal en Lisboa. Un día antes la  familia real portuguesa, antes de ser capturados, decidió abandonar el país rumbo a su principal colonia, Brasil. La reina en esos momentos es María I(1734-1816), reina de Portugal desde 1775 y llamada la Piadosa por su gran devoción religiosa . Pero María había sufrido un ataque de locura el 1 de febrero de 1792, después de salir del teatro y no recuperaría la cordura, por lo que apenas nueve días después fue declarada demente e incapacitada para gobernar, pasando la regencia a su hijo mayor y futuro rey de Portugal con el nombre de Juan VI(1767-1826)Sería Juan, un hombre descrito por sus contemporáneos como de carácter bondadoso pero también tímido e indeciso al que le costaba tomar resoluciones, quién daría la orden de trasladar la corte a Brasil para huir de Napoleón, estableciendo la corte en la ciudad de Río de Janeiro. Se cree que en éste viaje estuvo acompañado por alrededor de quince mil personas entre miembros de la corte, nobles , funcionarios , criados y religiosos y todo ello ante la mirada atónita de los lisboetas que veían como su rey los abandonaba a su suerte. Se iba la élite de Portugal y no sólo ella, sino parte de su patrimonio cultural, porque entre otras cosas llevaban sesenta mil volúmenes de la Biblioteca Real .




"Embarque de la familia real para Brasil en el puerto de Belem" una obra de autor desconocido que se conserva en el Museo Histórico y Diplomático de Itamaraty en la ciudad de Río de Janeiro, que recoge el momento en que el 29 de noviembre de 1807 el príncipe regente y futuro rey de Portugal  Juan VI (en el centro de la escena con casaca roja y un hombre arrodillado al lado del príncipe agarrando su mano) se disponía a embarcar rumbo a Brasil . La nación quedó conmocionada al ver como la élite de la sociedad portuguesa abandonaba el reino mientras las tropas francesas se encontraban a las afueras de Lisboa . El cronista, político e historiador portugués José Acúrsio das Neves (1766-1834) nos cuenta que en aquel momento el príncipe regente se hallaba también conmocionado
" Quería hablar pero no podía , quería moverse  y, tembloroso, no podía ni dar un paso, caminaba sobre un abismo y se le presentaban en la imaginación un futuro tenebroso y tan incierto como el océano al que iba a entregarse. Patria, capital , reino , vasallos, todo lo iba a abandonar de forma repentina , con pocas esperanzas de volver o de volver a verlos y todo era como espinas que le atravesaban el corazón"
(Imagen procedente de https://pt.wikipedia.org


 No era un viaje cualquiera,  era una fuga en toda regla, en la que los barcos iban sobrecargados, las condiciones higiénicas eran pésimas ,las provisiones de agua y comida  insuficientes, obligando a su racionamiento durante la travesía  en la que se produjo una epidemia de piojos y numerosas enfermedades. La expedición tenía como destino Río de Janeiro pues el príncipe regente había comunicado a las otras capitales  europeas que allí iba a establecer su corte, para disgusto de Salvador de Bahía que veía como perdía su estatus de capital de la colonia portuguesa. Por eso, antes de llegar, Juan decidió que la flota se dividiera y mientras que parte de los barcos se dirigieron a Río, otro grupo de naves , entre ellas la del príncipe regente, puso rumbo a Salvador de Bahía como acto de desagravio con la antigua capital.  El barco que llevaba al regente, el príncipe Juan,  llegaría a Salvador de Bahía el 22 de enero de 1808 . Durante un mes se celebraron fiestas en Salvador de Bahía, que todavía albergaba la esperanza de que el regente cambiara de idea y estableciera su corte en la ciudad , pero  Juan ya se había comprometido a que fuera en Río, así que declinó la oferta de Salvador de Bahía y partió rumbo a Río de Janeiro  donde le esperaba, como acabamos de ver,  una parte de la flota que se había dividido antes de llegar a Brasil. El 8 de marzo de 1808 Juan desembarcaba en Río de Janeiro , una ciudad que entonces tenía una población de unos sesenta mil habitantes,   y se sucederían nueve días de festejos, mientras el entusiasmo se apoderaba de la población..El escritor y cronista portugués Luis Gonçalves dos Santos(1767-1844), más conocido como Padre Perereca, describía eufórico la atmósfera que se respiraba aquellos días en la  nueva corte portuguesa "Si tan grandes eran los motivos de lamento y aflicción , no eran menores las causas de consuelo y de aliento : un nuevo orden de las cosas iba a empezar en esta parte del hemisferio austral. El Imperio de Brasil estaba ya proyectado y ansiosamente suspirábamos por la poderosa mano del príncipe regente, nuestro señor, para poner la primera piedra de la futura grandeza , prosperidad y poder del nuevo Imperio"  Brasil sería elevado por el príncipe Juan a la categoría de reino . Y  sera en ese nuevo orden del que surgiría un Brasil independiente donde nacería  en 1825 nuestro protagonista. Pero eso ya lo veremos en la segunda parte de esta historia. 


Enlace con la segunda  parte de  "Pedro II, el emperador bueno de Brasil"
http://chrismielost.blogspot.com.es/2016/06/pedro-ii-el-emperador-bueno-de-brasil_18.html

Enlace con la tercera  parte de  "Pedro II, el emperador bueno de Brasil"
http://chrismielost.blogspot.com.es/2016/06/pedro-ii-el-emperador-bueno-de-brasil_20.html

Enlace con la cuarta   parte de  "Pedro II, el emperador bueno de Brasil"
http://chrismielost.blogspot.com.es/2016/06/pedro-ii-el-emperador-bueno-de-brasil_22.html


Enlace con la quinta  parte de  "Pedro II, el emperador bueno de Brasil"

http://chrismielost.blogspot.com.es/2016/06/pedro-ii-el-emperador-bueno-de-brasil_25.html



El Mentidero de Mielost en Facebook :
 https://www.facebook.com/ElMentideroDeMielost
Famosos