lunes, 14 de marzo de 2016

LAS LÁGRIMAS DE SCHUMAN (SEGUNDA PARTE)



En la primera parte de éste relato quise hacer un breve recorrido por los orígenes de la Unión Europea, una creación que estimo insustituible y maravillosa porque por primera vez los europeos hemos tratado de unir a los diferentes pueblos que conviven en éste continente no por la fuerza de las armas, sino por la libre voluntad de cada uno de sus integrantes , de construir una casa común por encima de fronteras y soberanías nacionales. Con todos los obstáculos que tamaña empresa presentaba, a lo largo de los sesenta y seis años que nos separan de la Declaración Schuman realizada aquel ya lejano 9 de mayo de 1950, los europeos no sólo los hemos ido superando sino que además hemos vivido un período de paz y prosperidad casi sin igual, si exceptuamos los siglos en los que una parte de Europa se hallaba gobernada por los emperadores romanos, aunque sea imposible comparar épocas tan diferentes y con características políticas y sociales distintas. Vimos que lo que movía a los líderes políticos de Europa en aquellos años inmediatamente posteriores a la Segunda Guerra Mundial era evitar un nuevo conflicto militar , algo que sólo podía lograrse con la creación de unos Estados Unidos de Europa adoptando el modelo de los Estados Unidos de América. A diferencia de la nación norteamericana, los estados europeos arrastraban una larga historia de enfrentamientos y rivalidades que no podían superarse en un instante, por lo que se preparó un camino que , partiendo de la unión de intereses económicos, culminaría con la unión política. Lo que durante tanto tiempo parecía un sueño irrealizable se fue convirtiendo en realidad y aquellas palabras que pronunciara el ministro de Asuntos Exteriores francés, Robert Schuman (1886-1963), "Europa está buscando: sabe que tiene en sus manos su propio futuro. Jamás ha estado tan cerca de su objetivo. Quiera Dios que no deje pasar la hora de su destino, la última oportunidad de su salvación" también parecían haber sido no sólo escuchadas, sino entendidas y puestas en práctica. Pero tal vez no fuera así. 



En este mapa podemos ver algunos de los naufragios que más víctimas han causado desde el año 2009 hasta ahora en la ruta que utilizan los migrantes subsaharianos que embarcan en sus frágiles embarcaciones en la costa de Libia para dirigirse a la isla de Lampedusa, que es el primer territorio perteneciente a la Unión Europea que encuentran en su camino . Estos son sólo algunos de los naufragios conocidos  Cuando en abril de 2015 un viejo pesquero con al menos setecientas personas se hundió en las aguas del Mediterráneo cuando navegaba hacia Lampedusa. El primer ministro italiano, Matteo Renzi(1975) decía entonces 
"¿Cómo se puede permanecer insensibles cuando en el mar Mediterráneo sistemáticamente asistimos a una masacre?¿Cómo se puede permanecer insensibles al dolor de enteras generaciones que mueren, en un tiempo en el que la comunicación global nos impone el saber todo?"
Estas palabras se podrían aplicar punto por punto a lo que ahora está sucediendo en el Mediterráneo Oriental con los miles de seres humanos que tratan de llegar a Europa con riesgo de sus vidas y dejando todo lo que tienen en el intento . Sólo que ahora ya no es ante la indiferencia de Europa, sino cada vez más ante su completo rechazo como lo demuestra el auge de aquellos partidos políticos que defienden ideas de un exacerbado nacionalismo y de una evidente xenofobia que c convierte   a las víctimas de la guerra, del hambre, de la pobreza en una amenaza . 
(Imagen procedente de jjolmos.wordpress.com)




En los últimos años aquella Unión Europea que se anunciaba irreversible y a la que todos querían pertenecer se tambalea. La crisis económica, la corrupción , los recortes sociales, el empeoramiento de las condiciones laborales que afectan al continente desde el año 2008, comenzaron  a abonar el terreno para la aparición en unos casos y el crecimiento en otros de partidos populistas  que han sabido encauzar el malestar de las sociedades europeas ante la inoperancia de sus gobiernos .Partidos que , como siempre sucede con los demagogos, anuncian soluciones fáciles a problemas complejos.Estos populismos se han alimentado también de otra crisis, en éste caso humana, la de los refugiados que huyen de la guerra de Siria y de otras zonas en conflicto, desde Afganistán o Iraq a Eritrea o Somalia. Durante años hemos asistido a las noticias del trágico destino de muchos subsaharianos que arriesgaban sus vidas cruzando  en frágiles y sobrecargadas embarcaciones el Mediterráneo desde  Libia o Túnez para alcanzar lo que para ellos aparecía como la tierra prometida, la Unión Europea. La mayoría de ellos hacían y hacen su entrada por la isla italiana de Lampedusa, y  miles de ellos han dejado su vida intentándolo. En octubre de 2013 una de estas barcazas naufragaba de madrugada cerca de Lampedusa con cerca de quinientas personas a bordo, en su mayoría eritreos y somalíes. Cuando la noticia se difundió, el papa Francisco(1936)  decía: "Hablando de crisis, hablando de la inhumana crisis económica mundial , que es un síntoma grande de la falta de respeto por el hombre, no puedo dejar de recordar con gran dolor las numerosas víctimas del enésimo trágico naufragio ocurrido hoy cerca de Lampedusa." y concluía "Sólo me viene la palabra vergüenza. Es una vergüenza". Días después de aquella tragedia de octubre de 2013 un pescador italiano reconocía que "Los tres pesqueros que vieron a los inmigrantes se fueron, ya que nuestro país ha procesado a pescadores y armadores que han salvado vidas humanas por el crimen de favorecer a la inmigración ilegal" Detener a personas por salvar a otras personas de morir ahogadas. Francisco tenía razón. Causaba vergüenza. 


En este conjunto de gráficos  que recoge datos hasta el 31 de agosto del pasado año 2015  podemos observar el incremento espectacular de llegadas de refugiados en el año 2014 y , sobre todo, en el 2015 y se espera que éste año 2016 sea todavía más a medida que se acerque el buen tiempo . También ha aumentado , como no podía ser de otra forma, el número de víctimas  pues es imposible que en la precariedad  con la que viajan por las aguas del Mediterráneo no se produzcan incluso muchas más muertes. Europa se siente incómoda por esta llegada masiva de refugiados  pero al mismo tiempo no ha querido implicarse en el conflicto sirio que no ha comenzado ahora, sino que se inició en el año 2011. Solo una Siria estable y con un gobierno democrático podría volver a convertirse en un lugar donde vivir, y sin duda los que ahora la abandonan regresarían a ella, porque la gente no abandona su país de nacimiento  y donde tiene establecida sus vida por capricho, sino por  necesidad. ¿Qué pretendemos que hagan?¿Que se queden en Siria sin levantar la voz mientras sufren los bombardeos de Bashad o los crímenes del Estado Islámico?¿No hacemos nada y luego nos quejamos de las consecuencias de nuestra inacción? Me temo que esa es la actitud en estos momentos de buena parte de Europa
(Imagen procedente de  pcnpost.com)
Pero no sería la última vez que Europa se comportase de forma vergonzosa y los ejemplos se han multiplicado desde que el conflicto en Siria se recrudeciera y una población atrapada entre un régimen tirano dirigido por el  presidente Bashar Al-Assad(1965) y un fanatismo medieval y sanguinario encarnado por el Estado Islámico y otros grupos yihadistas, tuviera que buscar una salida a una situación desesperada . Así comenzaba un éxodo al que los medios de comunicación se han referido repetidamente como el mayor movimiento de refugiados desde la Segunda Guerra Mundial. . Comenzaron a repetirse las mismas escenas de la isla italiana de Lampedusa, hombres, mujeres y niños arriesgando su vida en precarias embarcaciones por las que pagan una fortuna a las mafias que controlan el paso de los refugiados sirios, afganos, iraquíes, eritreos, somalíes, desde las costas turcas a las islas griegas , el territorio de la Unión Europea más cercano, como la isla de Lesbos. De nuevo las noticias de naufragios, de muertos ahogados hasta que se convierten en rutina y dejan de ser noticia. Sólo una fotografía , la del pequeño de tres años de edad Alan Kurdi, el niño kurdo muerto ahogado en septiembre de 2015 y cuyo cuerpo tendido en la playa fue inmortalizado  en unas imágenes que darían la vuelta al mundo, conmocionó a la sociedad y despertó a Europa de su sopor, al menos aparentemente. Se sucedieron las palabras de solidaridad , las declaraciones de que no se podía continuar así, de que había que hacer algo. Ese mismo mes de septiembre la OMI (siglas de la Organización Internacional de Migraciones) señalaba que sólo desde el mes de enero de ese año 2015 más de 350.000 personas habían realizado el peligroso recorrido que les llevaría hasta Europa y completaba la información con una sombría cifra: en esos nueve meses dos mil seiscientos seres humanos, da igual que les llamemos refugiados políticos , emigrantes, refugiados económicos , habían perecido ahogados en las aguas del Mediterráneo de la misma forma que el pequeño Alan Kurdi aunque lo harían en silencio, apenas una cifra en una noticia del periódico que la mayoría solo leeríamos de pasada.  


En este mapa podemos ver la principal ruta migratoria seguida por los refugiados  que entran en Europa por el Mediterráneo Oriental  y que después de atravesar Grecia iniciaban la que se ha denominado ruta de los Balcanes para alcanzar el que para muchos es su objetivo , Alemania. . Podéis ver en el mapa señalado el Paso de Idomeni, paso fronterizo entre Grecia y Macedonia , que fue cerrado por el gobierno macedonio para evitar el paso de refugiados en tránsito a otros puntos de Europa y que provocó enfrentamientos el pasado 29 de febrero entre grupos de refugiados y la policía macedonia que concluyó con el uso de gases lacrimógenos y  granadas aturdidoras contra los refugiados. Podemos convertir Europa en una fortaleza rodeada de muros , alambradas y custodiada  por el ejército pero eso no es sólo una traición a los valores que los europeos decimos defender y sobre los que se fundó la Unión Europea, sino que sería dar la espalda a la realidad y esa realidad es la de millones de personas que huyen en Siria, en Iraq, en Afganistán, en Eritrea, en Somalia  de la guerra, de la intolerancia religiosa, de dictaduras, del hambre. Es evidente que Europa no puede recibir a millones de refugiados de forma indefinida pero ¿qué esperamos si no hacemos nada por favorecer que en las naciones de origen de donde provienen  haya unas condiciones dignas para vivir?¿qué haría cualquiera de nosotros si estuviera en su lugar?¿quedarse quieto esperando a que uno u otro te asesine, te robe o te viole?No queremos mancharnos las manos interviniendo en estos países  pero tampoco queremos sufrir  las consecuencias de no hacer nada
(Imagen procedente de www.idealista.com)

En junio de 2015 , tres meses antes de que la fotografía de Alan se difundiera por todo el mundo, Europa ya había debatido la necesidad de establecer unos cupos de acogida de refugiados. Finalmente se llegó al acuerdo de acoger a 40.000 refugiados después de agrias discusiones donde algunos gobiernos mostraron sus reticencias a acoger ni siquiera a unos centenares de ellos, lo que llevó al primer ministro italiano Mateo Renzi(1975) a decir  que "Si no llegamos a un acuerdo sobre la reubicación de 40.000 personas, no tienen dignidad suficiente para llamarse Europa" Pero el reparto de cuotas, que ya entonces se preveía insuficiente teniendo en cuenta los flujos de refugiados que llegaban a Europa, no había comenzado a funcionar en septiembre. A finales de septiembre de 2015 se llegaba a un nuevo acuerdo para repartir 160.000 refugiados entre los diferentes países europeos con los votos en contra de Hungría , República Checa, Eslovaquia y Rumanía y la abstención de Finlandia. Para evitar una mayor oposición se estableció que las cifras de refugiados que serían acogidos no eran obligatorias sino que dependían de la voluntad de cada país europeo. El vicepresidente de la Comisión Europea, Frans Timmermans (1961), decía el 22 de septiembre que "No va a ser la solución a la crisis de refugiados, pero sin esta decisión no podríamos dar ningún otro paso" . Para entonces Hungría ya había comenzado  a construir en el mes de julio un muro de 175 kilómetros de longitud a lo largo de su frontera con Serbia para impedir el paso de los refugiados. No sería el último muro que se construiría en Europa. El pasado 9 de marzo de 2016 de aquellos 160.000 refugiados que los gobiernos europeos se habían comprometido a acoger sólo 885 habían encontrado un nuevo hogar. Para entonces Eslovaquia había establecido controles fronterizos con Croacia, Austria había hecho lo propio con Eslovaquia, Bélgica también los estableció con Francia, Hungría ya se hallaba blindada y además convocaba a un referéndum a su población para decidir  si aceptaban o no las cuotas de refugiados El primer ministro húngaro Víctor Orban (1963)  declaraba que "Los países tienen derecho a tener muchos musulmanes si así lo quieren. Nosotros no queremos y estamos en nuestro derecho. No vengan a Europa. Nuestra obligación moral es dejarles claro que no deben venir, que es peligros venir" y concluía "Turquía es un país seguro, quédense allí, no vengan aquí" . Si , Europa estaba dando pasos, pero hacia atrás.  


Imagen de la valla que comenzó a levantarse en julio de 2015 entre la frontera de Serbia y Hungría por orden del primer ministro húngaro Víctor Orban que justificaba la erección de esta valla  con  argumentos como "Defender la seguridad de los húngaros", "Impedir que tengamos que vivir con quien no queremos" o "preservar el mapa étnico, cultural y religioso húngaro" A finales de febrero , antes de que la Unión Europea llegase a un principio de acuerdo con Turquía para  que todos los refugiados o migrantes sean reenviados a territorio turco, Orban anunciaba un referéndum  donde la pregunta sería
"¿Quiere usted que la Unión Europea decrete el realojamiento obligatorio de ciudadanos no húngaros en Hungría y sin el consentimiento del Parlamento húngaro?"
Y el propio Orban comenzó a hacer campaña  a favor del No en el referéndum  proclamando que
"El que vote no, votará por la independencia de Hungría"
Por supuesto, ni una palabra por el drama que están viviendo estas personas, porque por encima de sirios, afganos, iraquíes o de denomimaciones como migrantes o refugiados son seres humanos iguales que cualquiera de nosotros viviendo circunstancias excepcionales y dramáticas que les han obligado a abandonar su hogar, su tierra y todo lo que tenían. Pero una de las características de los nacionalismos es su incapacidad de empatizar con los demás pues convierten al que no perenece  a sus fronteras en una amenaza y terminan deshumanizándolo. Algo que ya sabemos lo que produjo en la Segunda Guerra Mundial
(Imagen procedente de http://www.elobservador.com.uy/
 
Esta idea de Orban, líder del Fiesz-Unión Cívica Húngara, un partido que desde posiciones liberales ha evolucionado hacia una postura conservadora nacionalista y cada vez con un más marcado euroescepticismo, fue muy criticada en su momento  pero finalmente iba a terminar siendo aceptada por la Unión Europea hace apenas unos días. El rechazo a la llegada de los refugiados y una actitud escéptica o sencillamente contraria a la Unión Europea y sus instituciones y un acusado populismo nacionalista parecen ir de la mano.Lo encontramos en Eslovaquia  donde  su primer ministro Robert Fico (1964), líder del partido SMER-SD, sobre el papel una formación socialdemócrata pero que ha desarrollado un discurso  ferozmente contrario a la inmigración, ,  hace declaraciones como  "no voy a permitir que venga un solo musulmán impuesto en las cuotas de refugiados" o simplemente "no queremos musulmanes"  y con un lema electoral  explícito "Protegemos Eslovaquia" y todo ello a pesar de que en 2015 Eslovaquia apenas recibió doscientas solicitudes de asilo. No es más amable el discurso sobre los refugiados que pronuncian en Austria, que ha llegado a acusar a Grecia de no hacer su trabajo en la contención de los refugiados, con declaraciones como la de su ministra de Interior, Johanna Mikl-Leitner(1964) , que al hacer referencia a los controles fronterizos que iba a establecer Austria responsabilizaba de ello a Grecia "Si Grecia controlase como es debido  su frontera exterior, no sería necesario que Austria tomase medidas unilaterales" sin tener en consideración que Grecia se encuentra inmersa en una grave crisis económica, que los refugiados no son un ejército invasor  y que es una cuestión que afecta a todos y de la que todos se deberían responsabilizar, no una única nación, y menos todavía si esa nación es de las más pobres de la Unión Europea. Para hacernos una idea del reto al que hace frente Grecia , el pasado 26 de febrero el periódico español "El Mundo" informaba que "las mafias de traficantes de personas  han trasladado en los últimos siete días a más de doce mil personas desde Turquía a las islas griegas ".


Campamento de refugiados en Idomeni, Grecia, en la frontera con Macedonia.
Fotografía de uno de los campamentos de refugiados en Idomeni en la frontera entre Grecia y Macedonia, cerrada a finales de febrero. El periodista del periódico español  "El Mundo"  Lluís Miquel Hurtado recogía   el pasado 1 de marzo las impresiones de algunas de las personas que estaban todavía concentradas allí esperando que finalmente Macedonia abriera las vallas y permitiera el paso. Escribe Lluís
"La sensación de rechazo y la incertidumbre motivan la agitación  en Idomeni, donde , entre tiendas de campaña y techados precarios , sin apenas comida  y con malas condiciones sanitarias , se trata de sobrellevar una tragedia más de las muchas sufridas en pocos años , como tener que abandonar el hogar, o , en muchos casos , haber perdido a familiares en la guerra"
Y recogía las palabras de uno de ellos, llamado Abdulla, procedente de la ciudad siria de Alepo
"Estoy sufriendo  aquí . Muero  poco a poco . No sé qué hacer"
O las de  un joven afgano que ha recorrido media Asia hasta llegar aquí con sus dos hermanas
"Dejé Afganistán  por la inseguridad. No volveré a Atenas. No me queda dinero"
Cada una de esas personas a las que englobamos con el término refugiados es un ser humano con su historia y escucharlas es la única forma de no convertirlos en cosas y de comprender que es inmoral negociar con sus vidas como acaba de hacer Europa  al  tratar con Turquía el destino de todos ellos. Que es un  problema que no tiene una solución sencilla y si muchas ramificaciones  es algo que es evidente pero es precisamente la simplificación del problema lo que ofrecen estos nuevos partidos nacionalistas que proliferan ahora en Europa. ¿Solución?Levantar muros y vallas. Si me permitís la metáfora, es como tener un tumor cerebral y remediarlo con una aspirina para el dolor de cabeza, tratas un síntoma pero no el origen del mal, que en este caso se halla en los países de origen de donde huyen los miles de personas que buscan sencillamente salvar la vida y una oportunidad entrando en Europa  
/(Imagen procedente de http://www.dw.com/


Junto a Hungría y Eslovaquia hay otras dos naciones, Polonia y República Checa, que constituyen el llamado Grupo de Visegrado, caracterizado por su feroz oposición a la acogida de refugiados. El presidente checo Milos Zeman (1944) es un antiguo comunista reconvertido en socialdemócrata y hoy líder del Partido de los Derechos Civiles que también ha evolucionado hacia un discurso nacionalista y fuertemente xenófobo, destacando su rechazo de los musulmanes. Si ya en 2011 se refería a los musulmanes sin hacer ningún tipo de distinción "El enemigo es la anticivilización que se extiende desde el norte de África hasta Indonesia. Dos mil millones de personas viven en ella." En fechas más recientes, las pasadas Navidades del año 2015, criminalizaba sin pudor a los inmigantes y refugiados afirmando que "nos enfrentamos a una invasión organizada  y no a un movimiento espontáneo de refugiados. Una gran mayoría de los inmigrantes ilegales son hombres jóvenes , con buena salud, solteros. Me pregunto por qué estos hombres no están cogiendo las armas para luchar por la libertad de su país y contra el Estado Islámico" y añadía que Europa se enfrenta a "un plan de los Hermanos Musulmanes  financiados por diferentes países  para traer el caso a Europa". No menos agresivas y demagógicas eran las palabras del hombre fuerte del gobierno polaco , Jaroslaw Kaczynski (1949), líder del Partido Ley y Justicia y que aunque oficialmente es sólo un diputado marca los tiempos del gobierno polaco. En la última campaña electoral en Polonia no vacilaba en acusar a los refugiados de poco menos que transmitir enfermedades  infecciosas a los europeos "Ya hay signos de emergencia por enfermedades  muy peligrosas  que no han sido vistas en Europa en mucho tiempo como el cólera, la disantería  y otras muchas" y advertía sobre  "los parásitos y los protozoos que llegan en los cuerpos de esa gente y que pueden ser peligrosos" y para añadir una guinda a estas palabras añadía que los refugiados "usan las iglesias como urinarios". 


Fotografía que muestra a refugiados  cruzando un río que separa Grecia de Macedonia, para evitar el bloqueo establecido por Macedonia en Idomeni . Babar Baloch  el Alto Comisionado de la ONU  para los refugiados  declaraba en una entrevista con la publicación DW acerca de la dramática situación que están viviendo las miles de personas que ahora están concentrándose en la frontera entre Grecia y Macedonia :
"Las cosas se están transformando gradualmente en una crisis humanitaria de grandes dimensiones. No se puede mantener a la gente en estas condiciones desastrosas y esperar que se queden tranquilos. Esta no es una crisis de manejo de la llegada de refugiados , sino una crisis de solidaridad en la Unión Europea"
Cuando hablamos de los valores europeos creo que todos pensamos que la solidaridad es uno de ellos y es uno de los que estamos traicionando en la mala gestión de lo que llamamos la crisis de los refugiados pero que ya se ha convertido en una crisis humanitaria. Tal vez sea una reacción muy humana cerrar la puerta cuando llama alguien necesitado, es un extraño, no le conocemos , ¿qué querrá?Si, es una reacción propia del ser humano, pero también es propia del ser humano tender la mano y ayudar a otro ser humano. ¿Qué pensarán de nosotros estas personas a las que ahora cerramos las puertas en su cara?¿Cuantos de los niños que ahora están viendo y sufriendo esto no serán en el futuro víctimas propiciatorias para ser seducidos por grupos radicales que les convenzan de que Occidente es malvada?
(Imagen procedente de http://www.elmundo.es/)


El pasado primero de marzo los informativos y periódicos  difundía imágenes de la policía de Macedonia  enfrentándose a los refugiados que trataban de cruzar la frontera desde Grecia para seguir la llamada Ruta de los Balcanes y dirigirse al destino más deseado por la mayoría, Alemania . Los macedonios contenían a los refugiados con el apoyo de agentes de policía procedentes de Serbia, Eslovenia y Croacia, porque parece ser que para eso si hay unidad de criterio y acción. Una de las crónicas publicadas aquel día , la del periodista español Lluís Miquel Hurtado para el periódico "El Mundo" contaba como "para evitar el avance de los migrantes hacia Macedonia , su policía descargó  varios proyectiles de gas lacrimógeno y granadas aturdidoras  contra los cientos de congregados , entre los que había niños" Con la frontera cerrada los refugiados comenzaron a concentrarse en  Idomeni, en la frontera entre Grecia y Macedonia, en condiciones precarias, , formando un campo de refugiados improvisado en pleno corazón de Europa. ¿Cómo habíamos pasado de debatir la acogida de 160.000 refugiados a disparar contra ellos gases lacrimógenos y granadas aturdidoras? Mientras, en Alemania se sucedían las noticias de ataques contra albergues de refugiados y las manifestaciones contra su llegada alentadas por grupos directamente xenófobos como Pegida  o Alternativa por Alemania, un partido éste último que rechaza la moneda común y los rescates a países como Grecia y cuya líder, Frauke Petry (1975), anima a cerrar las fronteras de Alemania para que no entre ni un solo refugiado más. El clima de violencia y la agresividad de estos grupos ha llegado a tal extremo que el ministro de Justicia alemán daba la señal de alarma y solicitaba la reacción de la sociedad alemana  para que no diera la espalda a los que buscan refugio de la guerra y que no dejen las calles a grupos xenófobos , y lo hacía con palabras dramáticas, "No podemos esperar a que haya un primer muerto" Todo este proceso condujo finalmente, hace apenas unos días, a la firma de un acuerdo con Turquía en virtud del cual la Unión Europea pagará a Turquía seis mil millones de euros y la supresión de la necesidad de visado para los turcos que quieran viajar al resto de la Unión Europea a cambio de que el gobierno turco acepte recibir  a todos los refugiados que hacen su entrada en Europa a través de Grecia , es decir, serán expulsados de Europa con independencia de que sean emigrantes económicos o demandantes de asilo.


Merkel califica de "repugnantes" los ataques a inmigrantes en el este de Alemania
Esta fotografía fue tomada el pasado mes de agosto de 2015 en Alemania  y recoge el incendio de un albergue que estaba siendo preparado para los refugiados.. Sólo durante la primera mitad del año 2015 se registraron en Alemania ciento cincuenta ataques contra  albergues destinados a refugiados. Mientras, por toda Europa proliferan fuerzas populistas  o extremistas, desde Suecia  a Francia, de Dinamarca a Alemania. Si estos partidos xenófobos, nacionalistas y extremistas se consolidan ¿qué sucederá con la Unión Europea?  Es lógico que los ciudadanos estén enfadados con sus representantes políticos por la corrupción o la mala gestión pero la solución no puede ser dar el voto a aquellos que quieren destruir lo que tantas décadas de esfuerzo ha costado construir. Los nacionalismos sólo han traído a Europa guerras y sufrimiento y acuerdos como el de Schengen, la posibilidad de moverse libremente por Europa son conquistas que a un europeo de los años veinte o treinta del siglo pasado le parecerían inimaginables. No podemos renunciar a ello para volver sobre nuestros pasos y regresar a  la Europa de 1933 o 1935, en permanente tensión  porque eso es lo que finalmente sucedería si los partidos como Frente Nacional o Alternativa por Alemania se asientan en el poder además del retroceso de las libertades que , estoy convencido, terminarían trayendo a nuestras naciones  pues es propio de esos partidos no tolerar las críticas y ver a la prensa crítica como una enemiga que hay que silenciar
(Imagen procedente de http://www.elperiodico.com/)


En teoría el acuerdo establece que por cada migrante que sea enviado a Turquía tendrá que entrar un refugiado en Europa procedente de Turquía, pero vista la nula intención de acogida de muchos de los gobiernos de Europa todo apunta a que la intención es crear grandes campos de refugiados en Turquía , a la que Europa estaría contratando como una especie de guardaespaldas o de vigilante que le evite la molestia de tener que solucionar el problema de los refugiados. Parece que todos olvidan que no estamos hablando de mercancías con las que se puede negociar un precio y regatear, se trata de seres humanos que no abandonan sus hogares y sus países para hacer turismo y ver monumentos, los abandonan dejando atrás todo lo que tienen, gastando todos sus ahorros, sólo para hallar una esperanza, un horizonte para ellos y para sus familias ¿Qué es un problema complejo albergar a cientos de miles, tal vez millones de personas sin trabajo, con una cultura diferentes, con costumbres diferentes, con una religión distinta? Si, en efecto, no es sencillo y  estaría cayendo en la demagogia si dijera que todo se soluciona con buena voluntad y buenos sentimientos, aunque cuesta entender que la Unión Europea, con quinientos millones de habitantes y uno de los mejores niveles de vida del mundo incluso a pesar de la crisis no tenga capacidad para ayudar a un volumen de refugiados que no representa ni el 1% de su poblaciónPero además hay algo que llamamos humanidad, solidaridad, compasión, empatía y creer en los valores de libertad y justicia que Europa dice defender. ¿Qué significarán esos valores si ante esta tragedia humana nos limitamos a publicar palabras bonitas en las redes sociales mientras entregamos el voto a partidos políticos con discursos como los que acabamos de ver y que nos retrotraen a unos tiempos mucho más sombríos , cuando ser de otra religión o de otro pueblo era una forma de estigma?Y los mismos que están en contra de la llegada de refugiados son los que están socavando este proyecto compartido en el que llevamos trabajando desde 1950 y al que damos el nombre de Unión Europea. A finales de junio el Reino Unido someterá a referéndum la continuación o no del Reino Unido en Europa, y si lo hace será con un elevado número de excepciones que convierten a esta nación en una singularidad dentro de Europa. No han tardado en surgir voces que quieren aprovechar esta circunstancia para cuestionar todos los logros de las últimas siete décadas, desde la moneda común a la libertad de movimientos amparada por el Acuerdo de Schengen.


Fotografía del político y empresario británico Arron Banks(1966) que en 2014 apoyó económicamente al partido euroescéptico UKIP (Partido por la Independencia del Reino Unido) y que ahora  ha lanzado la campaña Leave EU para apoyar la salida del Reino Unido de la Unión Europea en el referéndum que se celebrará en el mes de junio . En una entrevista al periódico británico "Sunday Express"   mostraba su entusiasmo por el crecimiento del rechazo a la Unión Europea en todo el continente
"No es una sorpresa que el resto de Europa haya despertado  al hecho de que la Unión Europea  es un producto fallido. Ahora está más claro que nunca que hay una marea creciente  de descontento y euroescepticismo  por todo el continente. Como de costumbre , el Reino Unido esta marcando el camino y pasando a la acción decisiva con este referéndum que nos liberará de esta institución burocrática, arcaica y cara" 
¿Os acordáis de lo que decía Jean Monnet (1888-1979), uno de los Padres fundadores de Europa?
"Nosotros no unimos Estados, nosotros unimos a las personas"
Justo lo opuesto a lo que desean personas como Banks, como Geert Wilders, como Marie Le Pen , como Frauke Petry, que buscan la división , el primer paso para resucitar los viejos odios de antaño
¿Donde están nuestros Monnet, nuestros Schuman, nuestros Adenauer, nuestros Gasperi? Los necesitamos
(Imagen procedente de www.politico.eu


Hombres como el líder del xenófobo Partido de la Libertad, el holandés Geert Wilders(1963) ,  que no duda en afirmar que le gustaría que "los Países Bajos fueran como Suiza, en el corazón de Europa, pero no en la Unión Europea" y asegurando que  "Dejar la Unión Europea no sólo permitirá  recuperar nuestra soberanía nacional, sino que ofrecerá a los Países Bajos  una salida de la crisis" ¿Cómo?¿Por qué? A un demagogo los cómos y los porqués no le interesan demasiado. acudimos al Diccionario de la Lengua Española encontraremos que el significad de demagogia es, en su primera acepción "práctica política consistente en ganarse con halagos el favor popular" y en su segundo significado "degeneración de la democracia, consistente en que los políticos, mediante concesiones y halagos a los sentimientos elementales de los ciudadanos , tratan de seguir o mantener el poder" En una Europa donde la crisis económica se ha establecido desde hace siete años es muy fácil halagar el oído del votante señalando un culpable causante de todos los problemas , y la tentación de estos partidos es la de señalar a la Unión Europea como la responsable de los problemas económicos nacionales y convertir al extranjero, en este caso a los refugiados, en una potencial amenaza . Y el problema es que ese discurso está echando raíces en muchas sociedades europeas que parecen olvidar lo que ha costado llegar hasta aquí. Cuando  hace unos días publicaba en el Mentidero la historia del último superviviente del campo de exterminio de Treblinka  , Samuel Willenberg (1923-2016), no sólo lo hacía para recordar su historia personal sino lo que había sucedido en Europa no hace tantas décadas. En la primera parte de este artículo vimos como los estadistas europeos que estuvieron al frente de sus naciones después de la guerra tenían muy presente que el único camino para evitar  repetir ese círculo vicioso de conflictos en Europa era la unión . Recordemos una vez más aquellas palabras de Winston Churchill (1874-1965) después de la Segunda Guerra Mundial, cuando en la mente de todos estaba el horror vivido en aquellos años "Pedimos a las naciones de Europa, entre las cuales han fluido ríos de sangre, que olviden las hostilidades de mil años. Si, por una vez Europa estuviera unida para compartir su herencia común no habría límite a la felicidad, a la prosperidad y a la gloria del que gozarían sus trescientos millones de habitantes"


Fotografía de Geert Wilders, líder del Partido de la Libertad, la formación de extrema derecha de los Países Bajos, cortando una estrella de la bandera de la Unión Europea durante una manifestación en Bruselas simbolizando la salida de los Países Bajos de la Unión Europea. Según una encuesta  de la que informaba el periódico español "El Mundo"   a través de su corresponsal en Amsterdam , Berta Herrero,  un 53% de los holandeses  quieren que se celebre un referéndum como el de Gran Bretaña para decidir si siguen en la Unión Europea o la abandonan y también según esta encuesta en la actualidad  el resultado sería muy apretado, pues un 44% votaría a favor de la permanencia y un 43% a favor de abandonarla.  Wilders afirma que
"Dejar la Unión Europea no sólo permitirá recuperar la soberanía nacional, sino que ofrecerá a Países Bajos una salida a la crisis"
Como suele suceder no explica como por arte de magia la salida de la Unión Europea traería una mayor prosperidad a los Países Bajos , pues sería la primera vez que  la parte es más fuerte que el todo . En un mundo globalizado  ¿cual sería la fuerza de los Países Bajos ( o de cualquiera  otra nación europea en solitario) frente a naciones del tamaño de China, India, Rusia o Estados Unidos? Y con la historia de guerras de Europa ¿de verdad considera que es un paso adelante volver a dividirnos en naciones, cada una con sus intereses particulares?¿cuanto tiempo pasaría antes de que se repitieran los enfrentamientos del pasado?
Que la unión hace la fuerza no  es una frase hecha , es algo que nos debería decir el sentido común. Lo que parece evidente es que  la historia no enseña nada a quien no quiere aprender de ella y parece que personas como Wilders o la ignoran o , lo que es más grave, la falsean para adaptarla a sus intereses
(Imagen procedente de www.euroxpress.es)


Pero es evidente que en Europa están resurgiendo los partidos populistas con un mensaje nacionalista e, ese nacionalismo que confunde el amor a la patria con el rechazo del extranjero, algo que otro de los estadistas surgidos de la Segunda Guerra Mundial, el presidente francés  Charles de Gaulle (1890-1970), ya advertía  cuando decía que "Patriotismo es cuando el amor por tu propio pueblo es lo primero, nacionalismo , cuando el odio por los demás pueblos es lo primero" Cuando escuchas al propio Geert Wilders decir con satisfacción "El fin de la Unión Europea ha empezado. Y puede ser un gran incentivo para otros países si el Reino Unido se marcha" es fácil escoger como título para éste artículo el de "Las lágrimas de Schuman" porque si estuviera aquí y viera como estamos renunciando a lo que tanto ha costado construir, al sueño que hombres como él comenzaron a transformar de utopía en realidad, si viera como traicionamos los valores que debían cimentar ese nuevo futuro de una Europa unida, si viera como tratamos de dar la espalda a quien reclama nuestra ayuda para escapar de la guerra o el hambre, si viera como mercadeamos con seres humanos como si fueran objetos porque no sabemos como resolver el problema y elegimos el camino fácil de barrerlo bajo la alfombra, en éste caso una alfombra llamada Turquía, creo que derramaría lágrimas y se le partiría el corazón. Igual que a Jean Monnet, que lejanas suenan ahora sus palabras "nosotros no unimos Estados, unimos a las personas" o aquellas otras de Alcide de Gasperi cuando explicaba que la misión de Europa debía ser "Constituir esta solidaridad de la razón y del sentimiento, de la fraternidad y de la justicia, e insuflar a la unidad europea el espíritu heroico de la libertad y del sacrificio que han sido siempre el de la decisión de los grandes momentos de la historia"  ¿Quien habla ahora así? y lo que tal vez es más inquietante ¿cuantos siguen creyendo en estas palabras? Quiero pensar que todavía somos muchos los que creemos en la idea de una Europa unida dispuesta a no esconderse detrás de un muro , pero no se nos oye. El número de escépticos sobre la Unidad Europea sigue creciendo y engrosando las filas de partidos populistas, xenófobos, de extrema derecha o de extrema izquierda que utilizan el mismo lenguaje que se escuchaba en Europa antes de la Segunda Guerra Mundial, el lenguaje de la división, de la exclusión de la xenofobia, el regreso a la cueva oscura de la que tanto trabajo,tiempo y vidas nos costó salir. Como escribía el corresponsal del periódico español "El Mundo" Pablo Suanzes "Europa es fuerte y tiene recursos, pero sus costuras están a prueba y nadie tiene claro  que la arquitectura pueda resistir. La Unión Europea es como las hadas: si dejamos de creer en ellas se muere" 


La presidenta de Alternativa para  Alemania  , Frauke Petry, en una imagen tomada después del éxito de su partido en las elecciones de tres estados de la República Federal Alemana éste 13 de marzo de 2016. Aunque no ha sido la fuerza más votada si ha tenido un incremento espectacular de votos, un éxito que se ha cimentado en buena parte a sus mensajes contra la llegada de más refugiados a Alemania frente a la política favorable a aceptar esa llegada de la actual canciller Angela Merkel. Aunque tratan de mostrar  una cara más amable , apartándose de los extremos de la formación islamófoba Pegida, en el mes de enero de este mismo año, a la pregunta de un periodista que
"¿Cómo debería actuar un policía cuando un refugiado entra en territorio alemán?"
Ella respondía
"Debe impedir su ingreso ilegal, en caso de necesidad, haciendo uso de su arma de fuego"
Por supuesto defiende la idea de que hay que cerrar  las fronteras de Alemania y no dejar entrar a ningún refugiado más, pero no ofrece ninguna solución al drama humano de estas personas, tal vez porque en realidad no le importan. Alternativa por Alemania se ha convertido en estas elecciones en la tercera fuerza más votada en los tres estados donde se celebraron . ¿Hemos olvidado los alemanes nuestro pasado?
 (Imagen procedente de noticias.lainformacion.com)
Ya había terminado la redacción de éste artículo y estaba corrigiéndolo para publicarlo en el Mentidero cuando se dieron a conocer los resultados de las elecciones en tres de los estados integrantes de la República Federal Alemana,  en concreto los de Renania-Palatinado, Baden-Württemberg  y Sajonia-Anhalt y he querido añadir unas palabras acerca de ese resultado  porque lo que ha sucedido ahora en Alemania está directamente conectado con lo que he tratado de exponer en el artículo. No me gusta escribir sobre política , disfruto con la historia, el arte, la literatura, los viajes pero no con la política. Como el poeta estadounidense Walt Whitman (1819-1892) creo que "el mejor gobierno es el que deja a la gente más tiempo en paz" y desconfío de las sociedades excesivamente politizadas , cuando cada conversación, cada opinión versa sobre política o se le busca un significado político, algo que creo que cada vez está sucediendo más en Europa sin que  eso aporte más luz a la resolución de los problemas y desafíos que tenemos sobre la mesa.  Pero no es posible mantenerse al margen de ella cuando observas situaciones que recuerdan a otros tiempos mucho más sombríos que los actuales. A lo largo de éste hemos escuchado las voces de algunos de los representantes de una nueva oleada de líderes populistas  europeos que están aprovechando el malestar de las diferentes sociedades europeas para canalizar ese descontento hacia sus propuestas políticas, marcadas en casi todos los casos por la xenofobia, un retorno al viejo nacionalismo anterior a la Segunda Guerra Mundial, una crítica contra los partidos tradicionales que han gobernado a las naciones europeas en el que ha sido el mayor período de paz,libertad  y prosperidad en Europa, algo que me temo que estamos olvidando demasiado rápido. 

Campo de refugiados de Zaatari en Jordania  , convertido en el segundo campo de refugiados más grande del mundo  que abrió sus puertas en julio de 2012  por lo que lleva ya casi cuatro años en funcionamiento. En sus algo más de tres kilómetros cuadrados de superficie viven alrededor de noventa mil personas. Si Europa se queja por el número de refugiados que tratan de llegar a su territorio debía pensar que países con menos medios como  Jordania, Líbano o Egipto albergan alrededor de cuatro millones de refugiados sirios.
(Imagen procedente de www.elconfidencial.com)


En las elecciones celebradas el domingo 13 de marzo de 2016 (ayer cuando escribo estas palabras) el partido de la canciller Angela Merkel (1954), la Unión Cristianodemócrata (CDU), se ha mantenido como la formación política más votada  pero tanto éste partido  como el Partido  Socialdemócrata(SPD) han sufrido una sangría de votos que han ido a parar a Alternativa por Alemania (AfD), un partido político calificado de extrema derecha, con un mensaje nacionalista y xenófobo, que hace una década habría sido impensable que se convirtiera en la tercera fuerza política en estos estados.  Liderados  por Frauke Petry(1975),  a la que ya hemos conocido a lo largo de éste artículo,  Alternativa por Alemania es un partido de reciente creación, fue fundado en el año 2013, surgido al amparo del descontento creado por la crisis  económica, algo que comparte con la mayoría de formaciones populistas y radicales surgidas en los últimos años, apoderándose del discurso contra el sistema, presentándose como una formación nueva y limpia de corrupción que vienen a hacer lo que llaman "nueva política" y erigiéndose en los portavoces de las indignadas sociedades europeas. Se adueñan de eso que nadie sabe muy bien que es y que llaman "la voz del pueblo" , porque yo no entiendo el pueblo como un bloque monolítico, sino como una suma de diferentes personas con sus propias ideas que, a pesar de sus diferencias, han aprendido a convivir respetando a los demás Pero Frauke Petry se autoproclama la representante del pueblo alemán cuando dice  "Los ciudadanos están hartos de la catastrófica política de Merkel  y nuestros excelentes  resultados demuestran  que han encontrado  un partido nuevo que les escucha, que se hace eco  de sus preocupaciones y les plantea soluciones" , atacaba a los medios de comunicación a los que acusa de  organizar una campaña difamatoria contra ella y su partido y anuncia que  su política estará dirigida a "defender los intereses de los alemanes y su identidad" Un mensaje similar al del Frente Nacional francés de Marie Le Pen (1968), del UKIP británico, de los Verdaderos Finlandeses de Timo Soini(1962) en Finlandia. del Amanecer Dorado griego, del holandés Partido por la Libertad de Geert Wilders (1963) por citar sólo algunos de los más influyentes partidos que comparten su nacionalismo excluyente, su rechazo al extranjero, su espíritu autoritario e intolerante y su rechazo a una Europa que, según ellos, está robando su soberanía .


Quiero terminar este artículo con la imagen de Robert Schuman, uno de loa padres fundadores de Europa, y con sus palabras,  porque debemos conservar su recuerdo y sus palabras, las de él y la de todos los hombres que hace más de medio siglo abrieron el camino para cambiar la historia de guerras, violencia y enfrentamientos que había marcado la historia de Europa hasta entonces. Una nueva Europa, sin fronteras, bajo una sola bandera  y levantada sobre los ideales que una vez inspiraron la Revolución Francesa , ideales tantas veces traicionados por la propia  Europa después de la Revolución. La Unión Europea tiene muchos defectos pero es la mejor institución que ha sabido construir Europa para evitar nuevas tragedias como las dos guerras mundiales. No nos podemos permitir renunciar a ella
(Imagen procedente de akifrases.com)

Que hay muchos problemas en nuestras sociedades es algo tan palpable como la ineficacia de los diferentes gobiernos de Europa para hallar soluciones y dar una respuesta coherente y coordinada a esos problemas. Como ya  he escrito en algún momento estamos en tiempos de políticos, aquellos que piensan sólo en las próximas elecciones, y no de estadistas, que son los que afrontan los problemas pensando en el futuro de las nuevas generaciones , una visión de la que hoy carecen casi todos los gobernantes. Vivimos en un tiempo de crisis, y no me refiero sólo a la crisis económica, sino a otra más profunda debida al cambio que ya se está produciendo por la introducción de las tecnologías , de la robótica  que alterará todo el funcionamiento de nuestras sociedades, conviven  ahora un mundo salido de la Revolución Industrial con las ideologías y sistemas económicos nacidas entonces, desde el capitalismo al socialismo, con un  mundo nuevo , el de la revolución tecnológica , el primero ya da muestras de su ineficiencia para los nuevos retos, el segundo todavía no sabemos darle forma. Pero en medio de la confusión de toda época de transición, surgen los demagogos que presentan como ideas nuevas las que son muy antiguas , que visten con otras  palabras  conceptos que tantas desgracias y derramamiento de sangre han traído a Europa como los nacionalismos , la xenofobia,  y las políticas que no buscan conciliar y hallar consensos sino dividir , enfrentar, demonizar al que no comparte tus ideas y silenciar al que te critica. Hace unos días por las calles de la ciudad donde nací, Berlín, esa misma ciudad que hace veintisiete años celebraba eufórica la caída de aquel muro que durante décadas había dividido físicamente la ciudad y simbólicamente a Europa, se manifestaban varios miles de personas simpatizantes de Alternativa para Alemania con lemas como "Prensa mentirosa" y "Nosotros somos el pueblo", que es lo mismo que decir que el que no comparte sus ideas no forma parte del pueblo. Todos ellos, desde el Frente Nacional francés a Alternativa por Alemania desean salirse de Europa, acabar con el proyecto que ha dado el mayor período de paz, democracia y bienestar a nuestro continente. ¿Como no sentir el dolor de Shuman allí donde esté y el de todos los que colaboraron en el nacimiento de una Europa unida?  Los que creemos en esa Europa de los padres fundadores debemos seguir luchando por ella y por sus valores de libertad, tolerancia, y también de responsabilidad hacia los que sufren y padecen más allá de nuestro continente.. Como decía Schuman en esas palabras con las que abría esta segunda parte y con las que lo cierro ahora  "Europa está buscando: sabe que tiene en sus manos su propio futuro. Jamás ha estado tan cerca de su objetivo. Quiera Dios que no deje pasar la hora de su destino, la última oportunidad de su salvación".

Enlace con la primera parte de "Las lágrimas de Robert Schuman"
http://chrismielost.blogspot.com.es/2016/03/las-lagrimas-de-schuman-primera-parte.html 



El Mentidero de Mielost en Facebook :
 https://www.facebook.com/ElMentideroDeMielost
Famosos