jueves, 14 de enero de 2016

MUJERES EN LA HISTORIA : TEODORA Y EL SUEÑO BIZANTINO (SEGUNDA PARTE)

Retomo el relato de ésta historia justo en el punto donde lo dejaba  en la primera parte después de recorrer casi dos siglos de historia, desde que el emperador Constantino I el Grande (hacia 272-337) fundara en 330 la ciudad de Constantinopla sobre lo que quedaba de la antigua ciudad de Bizancio, hasta la definitiva división del Imperio Romano tras la muerte de Teodosio I el Grande (347-395).  Vimos como a partir de ese momento el Imperio Romano de Occidente, con capital primero en Milán y después en Rávena,  y el Imperio Romano de Oriente, cuya capital era Constantinopla, corrían destinos diferentes. El Imperio Romano de Occidente se deslizaba hacia su hundimiento, como un barco que tiene demasiadas vías de agua como para mantenerse a flote, Roma será saqueada en dos ocasiones, en 410 por el rey visigodo Alarico I (370-410) y en 455 por el rey vándalo Genserico (389-477),pierde el control de Britania, de Galia y de Hispania y sólo la figura de algunos grandes generales de origen bárbaro, como Flavio Estilicón (359-408) o Flavio Aecio (hacia 396-454), mantuvieron con vida al Imperio aunque su labor no recibió el pago del agradecimiento sino el de la muerte por orden o de la mano de emperadores mediocres que temían que el prestigio de sus generales se volviera contra ellos. Lo inevitable terminó por suceder , y en el 476 asistimos a la caída del último emperador del Impero Romano de Occidente , Rómulo Augústulo (hacia 461-fecha desconocida) , que por esas bromas de la historia se llamaba igual que el mítico fundador y primer rey de Roma, Rómulo. Mientras, el Imperio Romano de Oriente, al que en esta segunda parte me referiré siempre con el nombre de Imperio Bizantino con el que sería conocido a lo largo de la Edad Media, se sucedían los gobiernos de Teodosio II (401-450), de su hermana Aelia Pulqueria (399-453) y del esposo de ésta, Marciano (390-457), que mantenían al Imperio a salvo de las invasiones de los hunos de Atila (hacia 395-453) gracias a su labor diplomática, la que sería el gran arma de Bizancio durante su dilatada historia. 


Tremissis-Zeno-RIC 0914.jpg
Moneda con la efigie del emperador Zenón que gobernó Bizancio  entre el 474 y el 491 excepto un intervalo de  un año y medio entre 475 y 476 en el que fue desplazado del poder. Había nacido en Isauria, un territorio que corresponde con la actual Antalya, una región costera de Turquía que hoy es uno de sus principales destinos turísticos. Los isaurios no eran muy apreciados en Constantinopla pues se les consideraba incluso más bárbaros que a los godos , pero la fama de buen guerrero de Zenón atrajo la atención del emperador León I y con el tiempo se convertiría en su mejor general. , convirtiéndose en su magister millitum, el más alto jefe militar del Imperio.  En 468 se casaba con la hija de León I, Ariadna, y cambiaba su nombre de nacimiento , Tarasis Kodisagios, por el nombre griego de Zenón. A la muerte de León I y de su nieto León II, hijo de Zenón y Ariadna, fue el propio Zenón el que asumió el trono , aunque encontró mucha resistencia dentro de Constantinopla  por su condición de extranjero. Hubo una rebelión y fue destronado por los partidarios del general Basilisco  (fecha desconocida - 477), que había dado muestras de su incompetencia años antes al llevar al desastre a una gran flota bizantina que pretendía conquistar el reino vándalo. Su mala gestión en el poco más de año y medio que estuvo en el poder hizo que Zenón no encontrara apena resistencia  cuando en 476 regresó a Constantinopla para recuperar el trono que ya mantendría hasta su muerte en 491 , cuando falleció al parecer debido a un ataque epiléptico. Se convirtió en uno de los emperadores más importantes de los primeros tiempos del Imperio Bizantino,  dando estabilidad en unos tiempos difíciles marcados por la invasión del Imperio Romano de Occidente por los pueblos germanos y por la polémica religiosa con los monofisitas, de las que os hablo un poco más adelante
(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org/)  


Tras la muerte de Marciano , le sucedió en el trono imperial  León I (401-474), el primero en ser coronado por el patriarca de Constantinopla con lo que se rompía con la tradición romana de recibir la diadema imperial de un alto funcionario o de un mando militar tomando a partir de ese momento una connotación de consagración religiosa de la que había carecido hasta entonces. A su muerte, ascendía al trono   su nieto León II (467-474), de sólo siete años de edad , que había sido elegido por ser el pariente masculino directo  más cercano al emperador, hijo de Ariadna, a su vez hija del emperador que no había tenido descendencia masculina . Pero apenas diez meses después fallecía  León II y era su padre ,Zenón (hacia 425-491) , quien asumía el poder y asistía como espectador a la caída del Imperio Romano de Occidente en 476 después de que el rey de los hérulos, Odoacro(hacia 433-493),  lo derrocara aunque inmediatamente ofreciera su lealtad a Zenón reconociéndolo como  emperador, aunque el poder de Zenón sobre la parte Occidental del imperio era inexistente. Para deshacerse de Odoacro, Zenón buscaría la alianza de otro pueblo  germano, los ostrogodos, cuyo caudillo, el joven Teodorico (454-526) , había sido rehén en Constantinopla  donde aprendió  a amar la cultura romana, un factor que Zenón tratará  de usar en su beneficio  haciendo que se enfrente con Odoacro, esperando que la lucha entre los dos líderes germanos  los debilite y sirva el gobierno de Italia en bandeja  al emperador bizantino  Entre tanto, y ya desde el gobierno de Teodosio II, en el Imperio Bizantino se vive una gran tensión religiosa  que enfrenta a los patriarcas de Constantinopla  con el papa de Roma debido a una nueva herejía, el monofisismo  cuyo principal defensor había sido el monje griego Eutiques (378-fecha desconocida). Para el cristianismo en Cristo conviven  la naturaleza humana y la naturaleza divina, pero para los monofisitas la naturaleza humana de Cristo se hallaba completamente subordinada a su naturaleza divina. Eutiques lo explicaba comparando a la naturaleza divina de Cristo con el océano y a su naturaleza humana con una gota de agua, de la misma forma que el Océano  contiene a la gota de agua, la naturaleza divina de Cristo  absorbía a la humana. 


Mapa de la situación en el Mediterráneo a comienzos del siglo VI, cuando en el trono de Constantinopla se sienta Anastasio I. El equilibrio de fuerzas sigue prácticamente igual que después de la caída del Imperio Romano de Occidente en 476, al este  los territorios controlados por el Imperio Bizantino y al oeste los múltiples reinos e que quedó dividido  el Imperio Romano de Occidente, mientras que Bizancio tiene al este a sus tradicionales enemigos, los persas. El cambio fundamental es la desaparición del reino de Odoacro, rey de los hérulos y  el hombre que había derrocado al último emperador romano de Occidente, Rómulo Augústulo, derrotado y muerto por el protegido de Zenón, el rey de los ostrogodos Teodorico, al que más tarde se añadiría el sobrenombre de el Grande, creador del Reino de los Ostrogodos en Italia.  Zenón había dado su apoyo a Teodorico frente a Odoacro, con la esperanza de que la lucha entre ambos líderes germanos los desgastara tanto a los dos que dejaran el camino abierto a los bizantinos  para recuperar la Península Italiana y con ella a Roma, con todo el valor simbólico que eso tenía para todo el mundo romano. Después de un largo conflicto, en 493 Odoacro se refugió en Rávena , donde permaneció tres años asediado por las tropas de Teodorico. . . Teodorico y Odoacro mantienen una entrevista  para poner punto final al conflicto, en la que el rey ostrogodo hace una generosa oferta al caudillo de los hérulos: ambos compartirían el gobierno  del reino de Italia. Odoacro acepta la oferta    y ambos entran en Rávena donde durante los siguientes días se celebran grandes festejos, pero por orden de Teodorico unos sicarios  apuñalaran hasta la muerte a Odoacro. Teodorico se hacía dueño de Italia y formará un poderoso reino que hará que el sueño de Zenón de ocuparla  quede aplazado.  
(Imagen procedente de joseantoniomora.50webs.com)

En 451 se celebra el Concilio de Calcedonia presidido por el papa León I Magno (hacia 390-461) , donde se  establece el dogma de la doble naturaleza humana y divina de Cristo y acusa a los monofisitas , término griego que significa "una naturaleza" pues defendían que sólo  tenía importancia la naturaleza divina de Cristo, de herejía.  Pero parte de la Iglesia del Imperio Bizantino  permanecerá fiel a la doctrina monofisita  abriéndose una división en la Iglesia que será muy difícil de cerrar.  Vimos que Zenón fallecía en 491 y el trono era ocupado por el general bizantino Anastasio  después de que fuera elegido por la viuda del Zenón, Ariadna, que poco después contrae matrimonio con el viejo general. que se mostrará como un buen administrador  al tiempo que protegerá a los monofisitas con los que simpatizaba.  Y será en una fecha indeterminada entre el 496 y el 500, aunque la mayoría de las biografías se decantan por alguna fecha cercana al 500 , nacía nuestra protagonista, Teodora . Antes de seguir tengo que contaros que la principal fuente de información que tenemos sobre la vida de Teodora es la obra de Procopio de Cesarea (hacia 500-hacia 560), considerado el más ilustre de los historiadores bizantinos y el  último de los historiadores clásicos por el tipo de lenguaje que utilizaba , inspirado en grandes historiadores del pasado como Tucídides(hacia 460-396 a.C) o Heródoto (484-425 a.C), que fue testigo presencial de algunos de los acontecimientos más destacados del tiempo que le tocó vivir, el del reinado del emperador Justiniano I el Grande  (483-565) y lo fue gracias en parte a ser el secretario personal  de uno de los más importantes generales de Bizancio, Flavio Belisario (505-565), al que seguiría  en sus campañas militares por todo el Mediterráneo dejando un valioso  relato sobre los conflictos bélicos de esos años en su obra "Historia de las guerras". En otra de sus obras, "Sobre los edificios", nos dejará una detallada descripción  de las principales obras públicas llevadas a cabo durante el gobierno de Justiniano I el Grande . 


Portada de una edición francesa de  "Historia secreta" de Procopio de Cesarea en una edición de 1669. Ésta obra , a la que originalmente  se daba el título griego de "Anekdota" , que significa "Cosas inéditas", permaneció  en la oscuridad hasta que fue editada por primera vez en una fecha tan tardía como el año 1623.  Se podría considerar una historia clandestina o no oficial del reinado de Justiniano I y es responsable de la imagen  licenciosa que ha tenido Teodora de Bizancio  durante muchos siglos.. El contraste con los otros libros  del más importante historiador de Bizancio en el siglo VI hizo dudar a los expertos de que se tratara de la misma persona, pero hoy hay un consenso bastante amplio en cuanto a atribuir a Procopio la escritura de esta obra que se cree que escribió poco antes de su muerte y en la que más que historia parece una colección de cotilleos destinados a denigrar la imagen de quienes habían sido sus patrones, desde el general Belisario, al que acompañó en sus campañas militares y gracias al cual fue testigo de muchos de los acontecimientos más importantes del siglo , hasta el emperador y su esposa
(Imagen procedente de iessonferrerdgh1e07.blogspot.com

Pero la que sin duda sería su obra más influyente , en la que Procopio proyectaría la profunda animadversión que le causaba la figura del emperador y de su esposa, nuestra Teodora, fue "Historia secreta", que según su propio autor habría  escrito clandestinamente  reseñando todo aquello que no podía consignar en sus obras oficiales. Es una  colección de jugosos relatos, o también podríamos llamarlos cotilleos,  sobre los escándalos  en la corte de Constantinopla  donde deja malparados al emperador y a su esposa Teodora, pero también al que fue durante muchos años su jefe directo, el general Belisario, y la esposa de éste, Antonina (484-565), deleitándose sobre todo en los escándalos sexuales con descripciones que rayan el relato pornográfico. ¿Hasta que punto es creíble el relato de Procopio? Cuando menos es llamativa la diferencia  de su descripción del emperador Justiniano  en sus obras oficiales, en las que no escatima elogios a la figura del emperador, y la denigración de su figura en la "Historia secreta", que incluso llevó a algunos historiadores a aventurar que no era obra suya sino de otro autor, pero el análisis del texto parece confirmar que fue redactado por Procopio en algún momento entre el 550 y la fecha de su muerte. Lo que es evidente es que  su texto condiciona cualquier intento de ofrecer un relato lo más objetivo posible de la vida de Teodora y por eso, aunque es inevitable citarlo y utilizar fragmentos de su obra como iré haciendo  en adelante, también hay que acoger sus palabras  con precaución  sabiendo que por alguna razón guardaba un gran resentimiento por la pareja imperial . Y dicho esto, ahora sí vamos al hogar donde ha nacido esta niña a la que sus padres ponen el nombre de Teodora , "el regalo de dios". No sabemos con exactitud donde nació, aunque la mayoría de autores apuntan a la capital, Constantinopla. Es la segunda de las tres hijas  de Acacio ,  un hombre que se dedicaba al cuidado de los osos que actuaban en los espectáculos que se celebraban en el Hipódromo de Constantinopla. 

Obelisco del faraón egipcio Tutmosis III (que gobernó en Egipto durante el siglo XV a. C) En el año 357   durante el gobierno de Constancio II (317-361) , éste ordenó que dos obeliscos fueran transportados hasta Alejandría en barco por las aguas del Nilo con el fin de conmemorar sus veinte años de gobierno . Uno de ellos  viajaría hasta Roma  mientras que el otro permaneció en Alejandría , hasta que en 390 Teodosio I el Grande (347-395) decidió que  su destino sería decorar  la pista del gran Hipódromo de Constantinopla  que era el más grande del mundo en el siglo  con unas dimensiones estimadas de ciento treinta metros de ancho, cuatrocientos  metros de largo y con una capacidad que supera incluso a la de los actuales estados de fútbol, pues podían asistir cien mil espectadores. Convertido en centro de la vida social de la ciudad, el Hipódromo permanecería en uso hasta el año 1204 , cuando la ciudad fue ocupada y saqueada por los integrantes de la Cuarta Cruzada y el Hipódromo quedó derruido. Ya no se volvería a reconstruir aunque Constantinopla todavía permaneció independiente hasta que en 1454 fuera conquistada por el Impero Otomano.   Donde antes se encontraba el Hipódromo hoy se halla la Plaza Sultán Ahmet donde se erigen dos obeliscos supervivientes de los que en su día ornaban el Hipódromo, el Obelisco de Constantino, y este Obelisco  que tenéis sobre estas líneas que sería conocido como Obelisco de Teodosio  ya que vimos que fue por orden de éste emperador que sería transportado desde Alejandría hasta Constantinopla, los únicos vestigios que quedan del Hipódromo en su emplazamiento original   (Imagen procedente de https://es.wikipedia.org )


En "Historia de la decadencia y caída del Imperio Romano"  el historiador británico Edward Emily Gibbon (1737-1794), que es considerado el primer historiador moderno, nos introduce así en la historia  de Teodora " Durante el reinado del emperador Anastasio (ya hemos visto que ascendió al poder en 491 y se mantendría en él hasta su muerte en 518)el cuidado de las bestias salvajes mantenidas por la facción verde de Constantinopla (los espectadores  del Hipódromo estaban divididos en dos grandes facciones, los Verdes y los Azules,  como si fueran dos hinchadas enfrentadas  de los equipos de fútbol de nuestros días)  se confió a Acacio, un nativo de Chipre  que, por su empleo, recibió el sobrenombre de Amo de los Osos" No sabemos el nombre de su esposa ya que Procopio  no lo recoge,  pero si que Acacio murió  poco después dejando a la familia en una situación muy precaria " Tras su muerte - continúa Gibbon refiriéndose a la muerte de Acacio -  este honroso oficio se concedió a otro candidato , a pesar de la diligencia  de su viuda, que había buscado ya otro marido y sucesor en el puesto. Acacio dejaba  tres hijas, Comitó, Teodora y Anastasia, la mayor de las cuales (Comitó)  no tenía más de siete años " Ante ésta injusticia que dejaba a su familia sin sustento, la madre de las tres hermanas "afligida e indignada, durante un solemne festival hizo salir al teatro a las desamparadas huérfanas  vestidas de suplicantes ; el grupo verde (para el que había trabajado Acacio)  las recibió con desprecio  y el azul con compasión" Parece ser que la facción de los azules se compadeció de su  situación y ofrecieron al nuevo esposo de la viuda de Acacio el puesto de  entrenador o cuidador de osos. Pasan los años  y las tres hermanas , escribe Gibbon, " crecían en edad  y belleza".  Estamos  en los primeros años de la segunda década del siglo VI, cuando Teodora es todavía una adolescente, y  Gibbon nos cuenta que a esa tierna edad ya comparte el escenario  con sus hermanas , destacando por su vis cómica: 


Aunque esta recreación  de Constantinopla es muy posterior a la época que estamos viendo, nos sirve para hacernos una idea de las dimensiones del Hipódromo  que podéis ver señalado con el número cuatro.  El acceso al interior del Hipódromo estaba prohibido tanto a las mujeres pertenecientes a las clases altas como a los miembros de la Iglesia  . El espectáculo principal del Hipódromo eran las carreras de cuadrigas , carros tirados por cuatro caballos, en los que se apostaban grandes cantidades de dinero. Como si se tratase de las hinchadas de equipos de fútbol de nuestros días, la ciudad se hallaba dividida en dos grandes facciones, los Azules y los Verdes , que no sólo reflejaban la rivalidad política, sino también los conflictos políticos y religiosos que sacudían al Imperio . En la tercera y última parte de éste relato veremos como los disturbios originados en el Hipódromo entre estas dos facciones pondrían al emperador  bizantino en una situación desesperada que sólo salvó  gracias a la presencia de ánimo de Teodora    
(Imagen procedente de www.losviajeros.com )

"Teodora  sigue a Comitó  por el escenario, vestida de esclava con un taburete sobre la cabeza. Después se le permitió  que ejerciera su talento de modo independiente. No sabía bailar, cantar, ni tocar la flauta y sus habilidades se reducían al arte de la pantomima; destacaba en los papeles de bufón, y cuando hinchaba los carrillos y se lamentaba con tono y gestos ridículos de los golpes que le daban, el teatro de Constantinopla  resonaba con risas y aplausos " No es tan amable la descripción de Procopio de Cesárea en su "Historia secreta" de estos años de adolescencia de las tres hermanas "Comitó fue la primera que sobresalió entre las heteras (prostitutas) de aquellos días. Después de ella venía Teodora que se cubría con una pequeña túnica de mangas a la manera de un joven esclavo. Por aquel entonces Teodora , que no estaba todavía desarrollada no podía acostarse con ningún hombre y era absolutamente incapaz de tener relaciones como mujer, pero ella se unía lascivamente como los hombres con ciertos miserables y eso incluso con cuantos esclavos seguían a sus dueños al teatro, para cometer este acto nefando aprovechando la oportunidad que se les presentaba . Permanecía así mucho tiempo en el prostíbulo entregada a este comercio contra natura de su cuerpo"  En la colección de biografías de emperatrices bizantinas "Emperatrices bizantinas:  Mujeres y Poder en Bizancio  527-1204" de la historiadora Lynda Garland publicado en 1999, Garland señala que en contra de lo que sugiere Procopio no es probable que Teodora y sus hermanas trabajaran en un burdel, pero en aquel tiempo la profesión de actriz solía mezclarse con actividades de índole sexual , a lo que hay que añadir que en ello tenía mucho que ver la difícil situación económica de  la familia  que fue lo que llevaría las hermanas a ese estilo de vida, y no por placer como insinúa Procopio que la presenta como una especie de depredadora sexual desde su adolescencia.


Este grupo de mujeres bizantinas, que aparecen en un mosaico de principios del  siglo XIV, llevan la ropa característica de la época. Las prendas presentan   una decoración recargada y lujosa; están cubiertas de perlas y   piedras preciosas, y adornadas con ribetes de oro.: De Mujeres, De La, De Perlas, Las Prendas, Del Otro, Mosaico De, La Del, Del Siglo
Mosaico bizantino  del siglo  XIV  que representa a unas mujeres bizantinas  que disfrutaban de más libertad que las mujeres de la antigua Grecia. Las mujeres bizantinas  podían desempeñar diferentes profesiones  desde matronas y enfermeras a ejercer el comercio, trabajar en el campo o  como artesanas, además de otros trabajos de menos prestigio y consideración social como el de actriz y,por supuesto, el de prostitutas. Si en la antigua Grecia las mujeres permanecían casi recluidas en casa, para las que se destinaba una estancia dedicada exclusivamente a la mujer, el gineceo , y apenas abandonaban su hogar, en Constantinopla la mujer permanecía mucho más visible y activa en la vida social. Teodora y sus hermanas ,para salir adelante después de la muerte de su padre, se dedicaron a una de las profesiones menos valoradas, la de actriz , que a menudo se relacionaba con la prostitución 
(Imagen procedente de https://www.pinterest.com/pin/7107311882749905/)

Gibbon, que bebe, como casi todos los historiadores, del relato de Procopio, nos cuenta sobre la belleza de Teodora que "era objeto  de las mayores alabanzas  y fuente del placer más exquisito" y la describe después  contándonos que "tenía rasgos  delicados y regulares; su tez, si bien algo pálida, poseía un rubor natural; la vivacidad de sus ojos expresaba al instante  toda sensación; sus movimientos mostraban la gracia de una figura pequeña pero elegante, y el amor o la adulación proclamaban que la pintura y la poesía eran incapaces de delinear la excelencia perfecta de su silueta" Por supuesto Gibbon nunca vio a Teodora y nos tenemos que fiar de la palabra de Procopio  que es en la que se inspira la descripción  del historiador británico. Así que volvamos de nuevo a la fuente original, porque a continuación Procopio nos presenta ya a una Teodora que ha traspasado el umbral de la adolescencia para entrar en la juventud, pudiendo dedicarse  con plenitud a la mismas tareas a las que se dedicaba su hermana mayor Comitó , y a la que Procopio describe como poco menos que una máquina sexual  "Entregaba su juvenil belleza a todo el que llegaba, dejándole que se sirviera de todas las partes de su cuerpo. Aquella mujer de vida licenciosa  no dejaba de hacer escarnio de sus amantes , pero conseguía siempre retener junto a ella la voluntad de aquellos libertinos, dejándolos exhaustos una y otra vez con las más audaces técnicas amatorias, puesto que no toleraba que nadie de los que la trataban la sedujese , sino que era ella por el contrario la que los seducía a todos con sus chanzas y sus groseros movimientos de cadera, especialmente si eran jóvenes impúberes"  Casi podemos sentir el gozo rijoso de  Procopio relatando  estas escenas, que más parecen fruto de la calenturienta mente de un escritor de relatos pornográficos que de un historiador.Recordemos que Procopio escribía todo eso años después de la muerte de Teodora y sin nadie que pudiera desmentir sus palabras. 


Grabado del papa Félix III (fecha desconocida - 492) (o Félix II, ya que hubo un antipapa anterior con ese mismo nombre). Desde el Concilio de Calcedonia en 451 e se estableció el dogma de la doble naturaleza humana y divina de Cristo  proclamando que
"Siguiendo, pues, a los Santos Padres, todos a una voz enseñamos  que ha de confesarse a uno solo y el mismo Hijo, nuestro señor Jesucristo, el mismo perfecto en la divinidad y el mismo perfecto en la humanidad "
Pero ya sabemos que los monofisitas no se plegaron a este dogma y seguían afirmando que en Jesucristo sólo había lugar para la naturaleza divina y que de haber una naturaleza humana en él se hallaba completamente subordinada a la divina . Estos debates que hoy nos pueden parecer  muy  abstractos, despertaban grandes pasiones. El monofisismo siguió creciendo  en Egipto, Siria y Asia Menor . Cuando Zenón llegó al poder en 475 trató de llegar a una conciliación que evitara enfrentamientos internos  y finalmente , por sugerencia del patriarca de Constantinopla, Acacio,  promulgó el Henotikón en 482,un decreto en el que se condenaba la doctrina monofisitas de la única naturaleza divina de Cristo como también mostraba su rechazo al dogma de la doble naturaleza humana y divina de Cristo proclamada por el Concilio de Calcedonia. Como suele suceder, tratando de satisfacer a todos terminó por no contentar a ninguno. Los monofisitas no estaban de acuerdo pero tampoco el papa de Roa. Felix III, elegido papa en 483 , excomulgó al patriarca de Constantinopla Acacio , y también al de Alejandría, Pedro. Acacio se negó a aceptar la excomunión y su destitución como patriarca de Constantinopla, dando origen al llamado Cisma Acaciano  que no se cerraría hasta la muerte de emperador Anastasio I en 518. Sería la primera de muchas crisis entre la Iglesia de Oriente y Occidente que terminaría en el cisma definitivo en el siglo XI , pero esa es ya otra historia
(Imagen procedente de  www.eltestigofiel.org)

¿Por qué este resentimiento de Procopio hacia Teodora? ¿simple misoginia?¿la envidia en una sociedad clasista porque una mujer plebeya llegara a alcanzar la púrpura imperial? No lo sabemos pero desde luego no ahorra ninguna palabra para subrayar todos los elementos escabrosos de la biografía de la joven Teodora como los embarazos y abortos resultado de su vida licenciosa "A pesar de que se servían de sus tres orificios , se quejaba contra la naturaleza, a la que acusaba porque no le había abierto en sus pechos  un orificio mayor al que tiene ahora las mujeres para que ella pudiera ser capaz de concebir allí otras formas de copular. Y aunque a menudo se quedaba embarazada , casi siempre pudo provocar enseguida el aborto" Gibbon , que vivió en una época más recatada que la nuestra, no quiso reproducir estas descripciones de Procopio  y las obvió indicando a sus lectores  que "sus murmullos, sus placeres y sus artes deben permanecer tras el velo, en la oscuridad de una lengua erudita" El caso es que Teodora  tiene cada vez más éxito en los escenarios , en gran parte debido al derroche de sensualidad  de sus actuaciones ,y poco a poco  comienza a relacionarse con  miembros de la clase alta de la capital , desde ricos comerciantes a altos funcionarios imperiales . Procopio  describe como eran esas representaciones y ya podéis imaginar que no nos ahorra ni un solo detalle escandaloso, entre ellos unos gansos que tenían una particular función en la representación de mito de "Leda y el cisne"  "Muchas veces - escribe Procopio - incluso en el teatro  se desvestía ante todo el pueblo que la contemplaba, y así se paseaba desnuda entre ellos , cubriéndose sólo en torno a las vergüenzas y las ingles con un taparrabos  Así , pues, se tumbaba de esta guisa en el suelo y yacía boca arriba. Unos asistentes  que tenían asignado precisamente este trabajo, esparcían cebada por encima de sus vergüenzas para que se los comieran unos gansos  especialmente entrenados para esto, cogiéndolos de allí uno a uno con sus picos." y ,por supuesto, según Procopio Teodora disfrutaba de todo esto "Ella no es sólo que no se enrojeciese  al incorporarse, sino que incluso parecía estar orgullosa por esta actuación , pues no sólo era una impúdica, sino que superaba a todos a la hora de concebir actos impúdicos"  .


Escultura de la que fuera emperatriz  de Roma, Mesalina (25-48),  obra del escultor francés Eugène Cyrille Brunet (1828-1921). Inmortalizada por sus críticos como una depredadora sexual, hay muchos relatos sobre ella, pero no forman parte  de la historia, sino de la ciencia de los rumores. Eso no quiere decir que   Mesalina  fuera el ideal de la mujer romana  obediente, que se mantenía al margen de la vida pública, austera y dedicada a la familia que era el ideal defendido por el emperador Octavio Augusto (634 a.C - 14. d.C).Algo parecido sucede con Teodora, que además de no responder al ideal de la mujer romana además tampoco procedía de una familia patricia, de la clase alta, sino de una familia plebeya, lo que luego le ganaría el rechazo de los que envidiaban su ascenso social. Y al igual que Mesalina, también su vida fue deformada por los cotilleos y rumores a los que dio carta de historia  Procopio de Cesarea    
(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org)


Estas  descripciones nada tienen que envidiar y casi parecen inspiradas en los relatos que describían las hazañas sexuales de Valeria Mesalina (25-48), la fogosa tercera esposa del emperador Claudio (10 a. C - 54 d.C) del que el poeta Décimo Juno Juvenal (60-128) afirmaba que se  prostituía por placer en los burdeles de Roma  y que ha dado origen hasta un término del Diccionario de la Lengua Española , que define mesalina como "Mujer poderosa o aristócrata y de costumbres disolutas" y que probablemente Procopio utilizaría con gusto para calificar a Teodora. Luego veremos que estas descripciones de la vida de Teodora nada tienen que ver con la vida que llevaría en Constantinopla como emperatriz.  Llegamos ahora al año 518  cuando  se produce el fallecimiento el 9 de julio  del anciano emperador Anastasio I ( hacia 430-518). Durante su gobierno había protegido a los monofisitas profundizando  en el cisma entre las iglesias de Oriente y Occidente, entre el patriarca de Constantinopla y el Papa de Roma . En materia política  y social introdujo reformas como la supresión de los combates en el circo entre hombres y animales,  pero sobre todo destacó por su labor como impulsor de  construcciones civiles, como la reconstrucción de una de las Maravillas del Mundo Antiguo, el Faro de Alejandría,el puerto de Cesarea  y , sobre todo, la construcción de una nueva muralla de dieciocho kilómetros  que rodeaba Constantinopla que se sumaba a la muralla construida durante el gobierno de Teodosio II.  De su tardío matrimonio con Ariadna, viuda del emperador Zenón,  no había tenido descendencia , por lo que a su muere  la elección de un nuevo emperador recae en el Senado y el ejército y será el ejército el que ponga en el trono  a un hombre de 68 años, analfabeto, que ocupaba el cargo de jefe de la guardia del Palacio Imperial, que se coronará emperador con el nombre de Justino I (hacia 450-527).  Aunque goza de un gran prestigio  como militar Justino carece  de una buena preparación intelectual, por lo que confiará el gobierno del Imperio a su sobrino , Flavio Pedro Justiniano (483-565), que se convertirá en una de las personalidades más importantes en la milenaria historia del Imperio Bizantino.


Tremissis-Justin I-sb0058.jpg
Monedas del reinado del emperador Justino I(hacia 458-527) . Natural de Dardania , una provincia romana que abarcaba  parte de los territorios de las actuales Serbia, Macedonia y Albania, había llegado a Constantinopla en su juventud huyendo de las incursiones de los pueblos bárbaros. Se alistó en el ejército bizantino y gracias a su valor y destreza iría subiendo en el escalafón militar hasta convertirse en el jefe de la guardia de palacio del emperador Anastasio I. Gracias al prestigio ganado a lo largo de su dilatada carrera militar, obtuvo el apoyo del ejército que lo sentó en el trono imperial. Pero debido tanto a su falta de preparación intelectual como a su ya avanzada edad, desde el principio confiaría el gobierno del Imperio a su sobrino Justiniano , al menos así lo afirma Procopio de Cesarea aunque hoy algunos historiadores lo ponen en duda ya que no nombró oficialmente a Justiniano como su sucesor hasta abril de 527, apenas cuatro meses antes de su muerte
(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org

Mientras sucedía esto en el trono de Constantinopla Teodora dejaba Constantinopla, probablemente hacia el año 516  acompañando  a su amante, un tal Hecébolo de Tiro, un alto funcionario al que debió conocer durante sus actuaciones y al que siguió cuando éste fue nombrado gobernador de la provincia bizantina de Pentápolis. Pero parece que la relación entre el nuevo gobernador y su joven amante no fue muy bien porque poco después  Hecébolo la abandonaba y la expulsaba de allí sin ningún tipo de apoyo económico Como carecía del dinero necesario para regresar a Constantinopla  habría buscado ayuda  en la iglesia de la ciudad de Apolonia de Cirene,una de las ciudades que integraban la Pentápolis sobre la que gobernaba Hecébolo, y gracias a su auxilio pudo llegar a Alejandría donde conoció al patriarca de Alejandría , Timoteo III, que lo fue entre 517 y 535 , y también con los partidarios del monofisismo. , entre los que se encontraban miembros del partido de los Azules, una de las dos facciones del Hipódromo de la capital bizantina., que al saber de sus penurias la ayudaron económicamente para que pudiera regresar a Constantinopla . Algunos historiadores señalan que durante su estancia en Constantinopla habría experimentado un cambio espiritual que  la llevó a dejar su vida anterior y volcarse más en la religión, apoyando a los monofisitas que la auxiliaron en aquellos malos momentosDurante este periplo  pasó por la ciudad de Antioquía , donde conocería a Macedonia, una bailarina que también era de la facción de los azules , que además era también amiga del sobrino del nuevo emperador, Justiniano.  Según Procopio , Macedonia habría tratado de animar a su joven y nueva amiga  e incluso la pronosticó un gran futuro a su regreso a la capital  "Le dio mucho aliento y ánimo pues le dijo que la fortuna sería capaz de proporcionarle de nuevo mucho dinero. Dicen que entonces Teodora dijo que le sobrevino aquella noche un sueño que le ordenaba que no se preocupase en absoluto por su prosperidad, ya que cuando llegara a  Bizancio yacería con el príncipe de los demonios y éste se serviría de toda clase de artimañas para vivir con ella como legítima esposa y convertirla en dueña de todo el dinero del mundo" Ya os podéis imaginar a quien se refiere Procopio con el nombre de "príncipe del demonio", en efecto, Justiniano. En 1520 Teodora llegaba a Constantinopla y se produciría  el encuentro que cambiaría su vida para siempre, peso lo veremos en la tercera y última parte de esta historia en la que se cumplirá el sueño bizantino de Teodora. . 

Enlace con la primera parte de  "Teodora y el sueño bizantino"
http://chrismielost.blogspot.com.es/2016/01/mujeres-en-la-historia-teodora-y-el.html 


El Mentidero de Mielost en Facebook
https://www.facebook.com/ElMentideroDeMielost

No hay comentarios:

Famosos