martes, 17 de noviembre de 2015

¿QUÉ ESTAMOS DISPUESTOS A HACER? EL LABERINTO YIHADISTA

"La libertad ,Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos, con ella no pueden igualarse los tesoros que encierran la tierra y el mar, por la libertad , así como por la honra, se puede y debe aventurar la vida" Son unas palabras escritas por Miguel de Cervantes (1547-1616) que ponía en boca de su inmortal criatura literaria, don Quijote de la Mancha. La libertad concebida no como un don que recibimos al nacer sino como un bien conquistado y que en cualquier momento nos pude ser arrebatado si no lo sabemos defender. Los que tenemos la fortuna de haber nacido en una nación democrática, y de no haber vivido nunca la opresión de un tirano ignoramos que significa estar privado de libertad al no ser que por la comisión de un delito y la aplicación de las leyes nos veamos despojado de esa libertad por razón de nuestros actos. Y suele suceder que aquello que damos como algo natural ,tan natural como  puede ser el amor de los padres o incluso la salud mientras no tenemos ningún percance en forma de enfermedad, no lo valoramos lo suficiente y olvidamos que si somos negligentes y .no permanecemos atentos puede llegar el día que aquello que nos parecía un derecho de nacimiento nos sea arrebatado o que olvidemos luchar por aquellos que carecen de esa libertad porque el azar o el destino no fue tan benéfico con ellos como lo fue con nosotros. Porque no es mérito alguno nacer en un país libre y rico ni es defecto nacer en un país regido por la tiranía , la pobreza o el fanatimo. No tiene el ser humano poder para elegir el lugar de su nacimiento, algo que , sin duda , condicionará el resto de su vida. Y uno de los mayores enemigos de la libertad es el miedo, ese sentimiento del que el escritor y humanista francés  Michel de Montaigne(1533-1592) escribía que "es aún más importuno e insoportable que la muerte" y del que el filósofo, político y escritor  romano Marco Tulio Cicerón (106-43 a.C) nos advertía porque  "el pavor me arranca del pecho toda la sabiduría" . Los que siembran terror pretenden nublar la mente de sus víctimas y que el miedo les impida ver con claridad . 



Una infografía con la descripción de los seis ataques coordinados que el pasado trece de noviembre se sucedieron en París, causando 129 muertos y 352 heridos. Desde entonces se han sucedido una cadena de reacciones marcadas por el temor a nuevos atentados , desde la suspensión de partidos internacionales de fútbol al anuncio  del presidente francés François Holland de cambiar la Constitución francesa para endurecer las penas ,dar mayores poderes a la policía e introducir cambios que podrían afectar a las libertades civiles garantizadas por la Constitución. Algunas de estas medidas son controvertidas y tienen críticos , porque consideran que precisamente alterar nuestra vida cotidiana o las leyes para proporcionar una mayor seguridad  es una forma de ceder ante los terroristas. Un tema muy complejo, porque si hubiera un nuevo atentado y no se tomaran medidas de precaución  se acusaría al gobierno de inacción y dejación de sus funciones. Es el debate permanente ¿hasta que punto debemos limitar las libertades para reforzar la seguridad?¿No es una forma de dar la razón a los terroristas ceder al temor a un atentado? ¿puede haber libertad  sin seguridad? No son preguntas sencillas de responder , en todo caso hay que asumir que no existe la seguridad completa , ni cuando la vida transcurre  con normalidad ni cuando se trata de circunstancias excepcionales  como la generada por el terror yihadista y que es nuestra idea de la libertad , de la convivencia, de la tolerancia lo que no podemos traicionar por miedo a los que quieren destruir esa visión del mundo       
(Imagen procedente de www.lavanguardia.com )  


¿A qué vienen estas palabras ?  Porque  una vez más  el terror yihaidsta gha conmocioinado a Europa.  .No iba a escribir sobre éste tema, porque  ya he dedicado muchos artículos a ello y se que ya no tengo mucho que aportar a éste tema, pues al margen de los libros de historia y las informaciones de analistas y periodistas, no tengo acceso a informaciones diferentes a las que podáis tener vosotros, pero  no me veía capaz de escribir sobre otra cosa antes de hacerlo sobre  el atentado que el pasado trece de noviembre de éste año de 2015 cercenó las vidas de ciento veintinueve personas y dejó heridas a otras trescientas cincuenta y dos en París, víctimas una vez más de un atentado organizado por un grupo yihadista, en esta ocasión el denominado Estado Islámico.  Mi intención con este artículo es sólo lanzar una mirada a algunas de las múltiples facetas del problema y la amenaza que representa para todos el yihadismo, unos nuevos bárbaros que asesinan y destruyen, pero que no solo se limita a unas siglas, a un nombre, ya sea Al Qaeda o Estado Islámico. La masacre de París es la última , por ahora, de una larga lista de atentados que , tomando como muestra tan sólo los últimos meses, ha dejado una larga ristra de cadáveres, de horror y de miedo. El 10 de octubre , durante una manifestación en favor de la paz en la capital turca, Ankara, dos suicidas detonaron sendos explosivos en medio de una manifestación cobrándose la vida de noventa y cinco personas y dejando heridas a otras doscientas cuarenta y seis en lo que es el atentado de mayores dimensiones de la historia de Turquía . El 31 de octubre un avión ruso de pasajeros se estrellaba en Egipto, en la Península del Sinai, muriendo las 224 personas que viajaban a bordo. El 12 de noviembre  dos suicidas , al igual que en el atentado de Ankara, hicieron explotar  sus bombas en la capital del Líbano, Beirut, causando la muerte de cuarenta y una personas y más de doscientos heridos , el mayor de los atentados sufridos en este torturado país en el último cuarto de siglo. Apenas un día después , el 13 de noviembre , tenía lugar el atentado de París  que en el momento en que escribo estas palabras, y a pesar de haber transcurrido ya más de cuatro días desde su comisión, sigue acaparando los titulares de la prensa y los informativos de radio y televisión. 


Fotografía del atentado que sufrió Beirut , la capital del Líbano, el pasado 12 de noviembre, justo un día antes del atentado del atentado en París.  causando más de dos centenares de heridos y cuarenta y tres muertos. que fue reivindicado por el Estado Islámico que señalaba en un comunicado que fue cometido por dos suicidas, un sirio y un palestino. Uno de los testigos declaraba al enviado del periódico español "El Mundo" que
"Uno de los suicidas trabajaba en una panadería justo al lado de mi casa. Les habrán lavado el cerebro, la verdad es que parecían personas normales"
Algo que coincide con lo que se dice de este tipo de terroristas en otros lugares, personas normales, procedentes de familias que viven desde hace décadas integradas en sociedades europeas, pero  que de pronto comienzan a cambiar sus costumbres , hasta su forma de vestir o de relacionarse con su familia y amigos . Las redes sociales están funcionando como auténticas mezquitas virtuales que permiten a los grupos yihadistas seducir a nuevos reclutas para su causa. El atentado de Beirut era uno más de la larga cadena de atentados como el de Ankara, el avión ruso que explotó en pleno vuelo sobre la Península del Sinai , el atentado en Túnez en la pasada primavera o el lento goteo de ataques en Iraq , noticias que en Europa nos suelen pasar desapercibidas hasta que el terror llama a nuestra puerta y tomamos conciencia de lo que está sucediendo más allá de nuestras fronteras
(Imagen procedente de www.bbc.com)
                                                              

A comienzos de éste año, aunque la constante sucesión de acontecimientos nos haga parecer que han transcurrido casi varios años, un par de hombres entraron en la redacción de la publicación satírica francesa "Charlie Hebdo"  y  al grito de Al-lahu-ákbar (Alá es el más grande) comenzaron a disparar contra todos los que allí trabajaban dando muerte a once de ellos, entre ellos un gendarme francés de religión musulmana,  e hiriendo a otros once. Las redes sociales , convertidas en nuestros días en una especie de Foro o Plaza Mayor donde los ciudadanos se manifiestan, se llenaron de frases de condolencia y también de desafío ,convirtiendo al "Je suis Charlie" (Yo soy Charlie) , en una suerte de lema y también de grito frente al terrorismo. Cuatro días más tarde se desarrollaron en toda Francia  una serie de manifestaciones, conocidas  como las Marchas Republicanas , en homenaje a las víctimas y contra el terrorismo yihadista, que en el caso de la concentración de París llegó a reunir a dirigentes de cuarenta naciones  más de tres millones de personas, en la mayor manifestación pública en la historia de París. Parecía que aquello iba a significar un punto de inflexión en la postura de Europa frente a la amenaza creciente del yihadismo islámico, personificaba en el Estado Islámico, pero en realidad  mucho más extensa, desde los talibanes afganos a Al Qaeda a otras franquicias yihadistas como el nigeriano Boko Haram , el sirio Al-Nusra o la organización somalí Al- Shabbab entre muchas otraorganizaciones que han proliferado durante los últimos años . En un artículo que escribí hace meses llamaba a todos estos grupos las múltiples cabezas de la hidra, la criatura mitológica griega que tenía forma de serpiente y estaba dotada de múltiples cabezas, con la particularidad de que cada vez que cortabas una de aquellas cabezas surgían otra dos nuevas. Sólo el héroe Heracles,al que los romanos llamaban Hércules, pudo acabar con ella con ayuda de su sobrino Yolao que fue cauterizando los cuellos de la hidra a medida que Heracles cortaba las cabezas, para que así no pudieran nacer otras nuevas. 


grupos yihadistas
Distribución de algunos de los principales grupos yihadistas  que iremos viendo en la segunda parte de este relato.  Aunque el Estado Islámico  sólo controla algunos territorios en Iraq y Siria, ya  ha dividido el mundo musulmán en provincias que nada tienen que ver con las fronteras trazadas.Al conjunto de territorios formado por Siria, Israel, Palestina y Jordania lo llaman Al Sham, Egipto es Al Kinana, Turquía es Anatol, , la zona norte de la Península Arábiga recibe el nombre de Al Hiyaz, mientras que el sur es Yemen. Los países africanos de Camerún, Etiopía, Somalia y Congo  es Ard el Habasha (que significa "Tierra de los Abisinios") , los países asiáticos reciben conjuntamente el nombre de Jorasán y finalmente la Península Ibérica es Al Andalus , la misma denominación que tenía durante la época de dominio musulmán
(Imagen procedente de http://www.animalpolitico.com)

Pero la masacre de Charlie Hebdo no supuso ningún cambio en la actitud de Europa frente al yihadismo, al margen de los bombardeos  de efectividad dudosa realizados por Estados Unidos  desde hace más de un año y que apenas han logrado estabilizar la situación pero sin lograr un retroceso verdadero de las posiciones del Estado Islámico, mientras que éste ha seguido golpeando a los que deberían ser considerados por ellos países hermanos, pues profesan su misma religión,  pero a los que , sin embargo , califican de infieles de la misma forma que podrían hacer con las naciones europeas. Aunque comparten un mismo credo, el Islam, para los seguidores del Estado Islámico todos aquellos que no comparten sus ideas son infieles y por tanto merecedores de la muerte, ya sean cristianos, judíos o musulmanes o de cualquier otro credo.Los europeos nos hemos  sentido conmocionados cada vez  que hemos recibido el golpe en  lo que consideramos nuestros hogares, en las calles de París, de Londres o de Madrid , algo normal porque es más fácil empatizar  con lugares y personas que nos resultan más próximos , porque de alguna forma sentimos que esos muertos que vemos por las pantallas de televisión podríamos ser nosotros y eso nos hace a menudo olvidar que el mismo terror que sentimos nosotros un día  en particular del calendario, forma parte de la terrible vida cotidiana en muchos otros lugares como Siria, como Somalia, como Afganistán, como Irak, como Nigeria , como Libia, como Túnez o como Egipto , todos ellos lugares donde ese monstruo mitológico de la hidra sigue haciendo crecer nuevas cabezas  para sembrar el terror e imponer  su visión enferma  de la religión.  Nunca hay que dejar de subrayar que las principales víctimas del yihadismo islámico no somos los occidentales, aunque quedemos , como no puede ser de otra forma, conmocionados después de cada atentado , sino los propios musulmanes, esos mismos musulmanes, hombres, mujeres y niños, que desde hace meses arriesgan su vida y todo lo que tienen para tratar  de entrar en Europa  en una desesperada huida de la guerra y del horror que han vivido en Siria, en Irak  o en Afganistán y a los que se mira con una mezcla de compasión, desconfianza y temor desde Europa. 


Después de años en los que fue marginado en las relaciones internacionales  durante años por su implicación en diferentes atentados terroristas como el atentado en 1986  contra una discoteca berlinesa  que luego provocaría un bombardeo estadounidense de Libia durante el gobierno de Ronald Reagan(1911-2004) en el año 1986 en la denominada Operación El Dorado Canyon, o el derribo del avión de la Pan Am el 21 de diciembre de 1988.  Pero ya en el siglo XXI las cosas habían cambiado y Gadafi era bien recibido por las máximas autoridades como el presidente estadounidense Barack Obama (1961), el ruso Vladimir Putin(1952), el francés Nicolás Sarkozy(1955) o el secretario general de la ONU   Kofi Annan (1938). Pero el estallido de la primavera árabe terminó en una guerra civil en Libia donde los que antes le daban la mano ahora clamaban porque fuera derrocado. Sin duda Gadafi era un dictador  y no había motivos para llorar  su caída, pero sin embargo no teníamos ningún plan para después de Gadafi. Libia no era un país estructurado, estaba dividido en múltiples tribus y todos apuntaba a que iba a desintegrarse. Cuatro años después Libia está dividida y el Estado Islámico ha penetrado en ella. Eso no significa que no debams intervenir pero que si lo hacemos sea con un plan para el día después y no abandonar estos territorios a su suerte, dejando la vía libre al yihadismo  (Imagen procedente de twistedsifter.com )

En el Mentidero ya he escrito sobre los orígenes de Estado Islámico, sobre el nacimiento de Al Qaeda y sus franquicias, sobre las primaveras árabes llenas de esperanza  que no tardaron en convertirse en fríos inviernos, de los errores que todos hemos cometido en Siria , cuando el movimiento de oposición al régimen tiránico de Bashar Hafez  al-Asad(1970) no recibió apoyo alguno de Occidente, lo que tampoco era sencillo debido a la atomización de la oposición siria,   y Siria se fue deslizando hacia una guerra civil que finalmente devino en el caos en el que prosperaron movimientos yihadistas  donde la intervención europea favoreciendo la caída del  que sabemos que no era más que un dictador, Muhamar el Gadafi (1942-2011), pero para el que no previmos nada ni nadie que pudiera sustituirle con garantías tras su caída , dejando hoy a Libia convertida en una nación dividida entre diferentes grupos tribales enfrentados  y con parte de su territorio en manos  de seguidores del Estado Islámico. A ello hay que unir los duros golpes recibidos en la industria turística en Túnez y Egipto , golpes efectivos que buscan destruir o , al menos , debilitar la principal fuente de ingresos de estos países , lo que a su vez derivará en más desempleo, sueldos más bajos y un creciente descontento, campos de cultivo abonados para que los yihadistas siembren sus semillas de odio y fanatismo. La intervención de Occidente en Oriente  se podría considerar una larga historia de fracasos encadenados que podría llevarnos a la invasión soviética de Afganistán en 1978, cuando Estados Unidos, para evitar que la Unión Soviética se hiciera dueña de Asia Central y con la intención de convertir Afganistán en una especie de Vietnam soviético, prestó apoyo logístico, económico y entrenamiento  a los rebeldes afganos, los llamados muyahidines, que literalmente significa "personas que hacen la yihad", es decir, la Guerra Santa, luchadores por la fe. 


  Fotografía del fundador de Al Qaeda Osama Bin Laden, nacido en Ryad, la capital de Arabia Saudi, en 1957. Fue el número 17 de los hijos de uno de los empresarios más ricos de Arabia Saudi, Mohammad Bin Laden, que llegó a tener más de 50 hijos.Bin Laden defendía el regreso al Islam primitivo , con la restauración de la Shariala ley islámica , y la destrucción de todas las demás ideologías, desde la democracia al comunismo y para lograr este objetivo se apoya en la yihadTras la invasión de Afganistán por la Unión Soviética en 1979, Bin Laden se unió a la resistencia afgana contra los soviéticos y recibe entrenamiento de la CIA que le enseñan entre otras cosas como mover el dinero mediante la creación de sociedades fantasmas y su inversión en paraísos fiscales , como organizar comandos , la preparación de explosivos y las formas de comunicarse a través de sistemas de encriptado. Estaban creando un monstruo que se revolvería contra ellos y contra nosotros  dos décadas después. Después de la retirada de las tropas soviéticas en 1988 , Bin Laden regresó a Arabia Saudi convertido en un héroe, pero comenzó a tener fuertes desavenencias con la monarquía saudi por su colaboración con Estados Unidos y hacia finales de 1989 crea la que será conocida como Al Qaeda y formada principalmente por antiguos combatientes en Afganistán. Gracias al entrenamiento recibido durante su colaboración con la CIA pudo organizar a numerosos comandos que distribuyó por el mundo. En 1996 haría público un documento que titulaba "Declaración de Yihad contra los norteamericanos que ocupan el país de los santos lugares" donde hacía un llamamiento a los musulmanes para atacar a Estados Unidos e Israel 
"Hermanos musulmanes de todo el mundo...Vuestros hermanos del país de los dos santos lugares y de Palestina solicitan vuestro apoyo. Os piden que participéis junto con ellos y contra los enemigos de ellos, que también son los vuestros -los israelíes y los estadounidenses-, haciéndoles todo el daño posible".
(Imagen procedente www.taringa.net)

Sobre ellos diría orgulloso el presidente de Estados Unidos  entre 1981 y 1989, Ronald Reagan (1911-2004), que "Ver los valientes afganos luchadores de la libertad contra modernos arsenales con simples armas de mano es una inspiración para aquellos que aman la libertad". Entre aquellos luchadores por la libertad que tanto inspiraban al presidente estadounidense , había miles de ellos procedentes del extranjero, fichados y entrenados por la CIA, entre ellos el hijo de una familia rica de Arabia Saudi que respondía al nombre de Osama bin Laden (1957-2011), fundador de Al Qaeda, "La Base", que años después ser haría tristemente conocido por el ataque contra las Torres Gemelas del World Trade Center de Nueva York el 11 de septiembre de 2001, el origen de la ofensiva que a partir de ese momento Estados Unidos lideró contra el yihadismo, primero en 2001 contra el régimen talibán de Afganistán  y , mucho más discutible y también más dañino, el derrocamiento en 2003  del dictador iraquí Sadam Hussein (1937-2006), un tirano y criminal de guerra  a todos los efectos, no hay que olvidar las imágenes de los cuerpos sin vida de civiles kurdos asesinados con el uso de armas químicas lanzadas por el régimen de Sadam Hussein,  pero  cuya caída dejó un estado desarticulado y sin nadie que evitara el choque entre las dos corrientes principales del Islam, los suníes y los chiíes, los últimos apoyados por el vecino Irán, la única nación musulmana donde el chiísmo es mayoritario. El gobierno sectario chií que gobernó en Irak a partir de entonces, fue el caldo de cultivo para el descontento de la población suní  y el nacimiento del Estado Islámico liderado por el iraquí nacido en Samarra, Abu Bakr al-Baghdadi (1971),, el hoy autoproclamado califa del Estado Islámico. La torpeza  de la actuación de Occidente  en Oriente y África del Norte ha favorecido el nacimiento y  expansión  de estos movimientos yihadistas, aunque sería un error simplificar  el desarrollo del  movimiento yihadista como la consecuencia de  una sola causa. 

Algunas de estas causas se remontan a la Primera Guerra Mundial, cuando ante la casi segura desintegración del Imperio Otomano  en 1916  Francia y Gran Bretaña firmaban el acuerdo secreto conocido como Acuerdo Sykes-Picot  en recuerdo de los nombres de los firmantes, el oficial británico  Mark Sykes (1879-1919), representante de Gran Bretaña, y  el diplomático francés  François Marie Denis George Picot (1870-1951), representante de Francia. En virtud de éste acuerdo  se establecía el reparto de los territorios de Oriente Medio, hasta entonces en manos del Imperio Otomano, una vez que concluyera la guerra y el Imperio Otomano desapareciera. A Francia le correspondía el territorio de Siria y también del Líbano, mientras que Inglaterra se reservaba Irak, Jordania y Palestina, con la zona alrededor de Jerusalén bajo control internacional. Así se hacía el reparto de los territorios entre las potencias coloniales  de la misma que se había hecho en el continente africano, trazando fronteras artificiales con regla y cartabón sin tener en cuenta a las diferencias que existían entre los habitantes que compartían aquellos territorios, sembrando así la semilla de futuros conflictos.  población. El Acuerdo Sykes-Picot  sería ratificado en 1920 en San Remo en una conferencia internacional para discutir entre otros temas el reparto de los despojos de lo que había sido el antiguo Imperio Turco, uno de los grandes derrotados de la Primera Guerra Mundial junto a Alemania y el Imperio Austro - Húngaro. Muchos territorios que habían pertenecido al Imperio, com oEgipto, Palestina o Siria  pasaban ahora a ser repartidos entre las potencias vencedoras, el Reino Unido y Francia, que ejercerían lo que ellos mismos definieron como protectorado ya que consideraban que los árabes aún no estaban preparados para gobernarse a sí mismos , pero que en realidad no era más que la excusa de las naciones europeas para convertir aquellos territorios en colonias y explotarlos en su propio beneficio


En 1920 se celebraba en San Remo una conferencia internacional para discutir entre otros temas el reparto de los despojos de lo que había sido el antiguo Imperio Turco, uno de los grandes derrotados de la Primera Guerra Mundial junto a Alemania y el Imperio Austro - Húngaro. Muchos territorios que habían pertenecido al Imperio, como Egipto, Palestina o Siria  pasaban ahora a ser repartidos entre las potencias vencedoras, el Reino Unido y Francia, que ejercerían lo que ellos mismos definieron como protectorado ya que consideraban que los árabes aún no estaban preparados para gobernarse a sí mismos , pero que en realidad no era más que la excusa de las naciones europeas para convertir aquellos territorios en colonias y explotarlos en su propio beneficio. Como sucede con todas las divisiones artificiales que no tienen en cuenta la realidad que subyace sobre esos mapas, antes o después sería el origen de nuevos conflictos  
(Imagen procedente de recortesdeorientemedio.com)




Otro factor crucial es la lucha interna en el mundo musulmán entre suníes y chiíes, que alcanzó una nueva dimensión a raíz de que la revolución iraní de 1979 derrocara al sha, título real que desde la antigüedad recibían los gobernantes de lo que fuera el Imperio Persa, Mohammad Reza Pahlevi(1919-1980) sustituyendo la monarquía por la República Islámica de Irán dirigida por el líder espiritual de aquella revolución, el ayatolah Ruhollah Musavi Jomeini (1902-1989)  que asumiría el cargo de Líder Supremo de Irán. Ese mismo año se produciría la Crisis de rehenes de la embajada de Estados Unidos, cuando seguidores de Jomeini asaltaron la embajada estadounidense en Teherán , un secuestro que se prolongaría por más de un año . El 22 de septiembre de 1980 el país vecino, Irak, gobernado por Sadam Hussein, atacaría a Irán iniciando un largo conflicto que se prolongaría  durante ocho años. Las causas de aquella guerra fueron varias, pero destacaba el temor del régimen de Sadam Hussein, de naturaleza laica, a que la revolución iraní, país de mayoría chiíta ,  influyera sobre la población chií de Iraq y se rebelaran contra el gobierno laico de Sadam Hussein, aunque también existía un conflicto territorial, una continuación del secular enfrentamiento entre árabes (los iraquíes) y persas (los iraníes)  y la creencia de Hussein de que después de la Revolución  de Irán se hallaba debilitada y era un momento propicio para atacarla contando para ello con la ayuda de Occidente. Aunque la guerra favoreció inicialmente a Irak , a partir de 1982 la iniciativa pasó a manos de Irán y el conflicto se enquistó en una guerra donde ninguna de las partes obtenía avances decisivos y donde ambos bandos recibían ayuda del extranjero en forma de dinero y suministros de armas. En el caso de Irak, Sadam Hussein recibía armas y dinero tanto de las monarquías suníes del Golfo Pérsico,  en particular de Arabia Saudi  , como de grandes potencias como Francia, Estados Unidos o la Unión Soviética.  El conflicto concluyó el 20 de agosto de 1988   después de causar casi un millón de muertos y alrededor de dos millones de heridos y ante el disgusto de Jomeini que calificóla firma del cese al fuego  como "beber un trago de veneno"  Pero el conflicto entre el régimen islámico chií de Irán y las monarquías sunis del Golfo Pérsico, sobre todo con la monarquía wahabí de Arabia Saudi,ha continuado hasta nuestros días, disputándose la influencia en Oriente  Próximo  y Oriente Medio, apoyando cada una a diferentes grupos , desde la organización chií de Hezbolá, "el Partido de Dios", fundada en el Líbano en 1982 y financiada por Irán, a Al Qaeda y el propio Estado Islámico vinculados en su origen con Arabia Saudí. 



Este mapa   nos sirve para ver la distribución de las dos grandes ramas del Islam, los suníes, en color azul  y los chiíes , en color rojo  , concentrados sobre todo en Irán, irak ,y en ciertas áreas de Afganistán, Libano y Siria una división que se remonta al siglo VII a. C , cuando el cuarto califa  y yerno de Mahoma, Alí(hacia 600-661), se enfrentó con el gobernador de Siria  Muawiya ( 602-680) por el poder del califato en la batalla de Siffin en julio de 657.Los seguidores de Alí que permanecieron junto a él serían llamados Alíes o Chiíes, que significa "seguidor" o "partidario" aunque también podría proceder de la palabra Shiat Alí, "el partido de Alí"  y que a partir de entonces se emplearía para designar a esta rama del Islam, los chiíes, que consideran que sólo son dignos de ser califas los descendientes de Alí. Los hombres que permanecieron junto a Muawiya son los llamados suníes, que consideran como sucesor legítimo de Mahoma a los miembros de la tribu de Quraish de la que procedía Mahoma. El nombre de suníes procede de Sunna, una colección de dichos y hechos atribuidos a Mahoma que no estaban incluidos en el Corán y que constituyen la tradición islámica  . Mientras que los suníes son hoy casi el 85% de los musulmanes del mundo, los chiíes representan alrededor del 10%
  (Imagen procedente de www.milenio.com)

Acabamos de ver como estos movimientos yihadistas son alimentados por estados a los que consideramos aliados de Occidente, como Arabia Saudi o  Qatar,  otro síntoma de la esquizofrenia que caracteriza nuestra relación con el mundo musulmán. Hoy mismo aparecía en el periódico español "El Mundo" un artículo del escritor marroquí Mahi Binebine (1959)  en el que hacía referencia  a la contradicción en que vive instalada  Europa que por un lado defiende valores universales  que consideramos irrenunciables y que están recogidos en la Declaración de los Derechos Humanos y por otro lado recibe con alfombras rojas a estos regímenes que conculcan esos mismos valores. "Alabar la democracia -escribe Binebine -la democracia y los derechos humanos , mientras se apoya por interés . a los regímenes que niegan las libertades elementales ; utilizar las acciones humanitarias mientas se vende furtivamente armas ; utilizar derecho de veto  en las Naciones Unidas como un derecho divino  de las monarquía  de antaño . Todo esto es lo que nos hace muy difícil defender la libertad a nosotros, los demócratas africanos, árabes y musulmanes, enamorados de vuestra libertad y que lloramos hoy a las víctimas inocentes de los atentados de París, como antes lloramos a las de Madrid o alas de Casablanca"  Creo que tiene razón Binebine, aunque nada es sencillo en esta región del planeta.  Recordemos que el el gran aliado de Occidente en la región, Arabia Saudi, es un estado fundado hacia 1750 cuando un gobernador local llamado Mohammad ibn Saud unió sus fuerzas con las de un reformador islámico, Muhammad ibn Abd al Wahhad(1703-1792), fundador de la secta de los wahabbíes, una secta que defiende el regreso a la pureza original del Islam . El wahabismo se basa en una aplicación severa de la sharia, la ley islámica,lo que incluye amputaciones de extremidades, decapitaciones, una completa intolerancia hacia otros credos o la marginación absoluta de la mujer   


En marrón podéis ver el nombre y la distribución de las provincias que podríamos denominar virtuales del Estado Islámico ya que no controlan esas zonas pero si tienen presencia en ellas. Uno de los temas más controvertidos es la financiación del Estado Islámico. Entre las noticias publicadas estos días con motivo del atentado en París , se subrayaba  el hecho de que l Baghdadi, líder de Estado Islámico, tenía bajo su control los pozos de petróleo de Al Omar y Al Jibsa en Siria , que tienen una capacidad de producción de entre 34.000 y 40.000 barriles diarios. De su importancia para el régimen de Baghdadi  nos da una buena muestra que haya encargado su protección a la Amniyat, la policía secreta del Estado Islámico.  Parece ser que venden el petróleo  veinte dólares por debajo del precio de mercado y gracias a ello obtienen  más de quinientos millones de dólares al año. . Escribe el periodista español Casimiro Garcia Abadillo :
"Largas colas de camiones  esperan todos los días para cargar el combustible que financia acciones como las del pasado  viernes en París. Por no hablar de la cobertura y las donaciones que el Estado Islámico recibe  desde los países suníes  del Golfo Pérsico"
Se refiere Casimiro García Abadillo a los Emiratos Árabes  Unidos o a Arabia Saudi, estados que han financiado en el pasado y tal vez lo sigan haciendo ahora al Estado Islámico al mismo tiempo que son tratados como aliados por Europa y Estados Unidos  . En lo que se refiere al petróleo ¿por qué no se ha cortado antes este tráfico de petróleo destruyendo sus líneas de comunicación o incluso destruyendo los pozos petrolíferos ? Antes que bombardear ciudades donde los integrantes del Estado Islámico se mezclan con los civiles, sería posiblemente más eficaz atacar sus fuentes de financiación , en particular el petróleo . El primer ataque masivo contra  este comercio del petróleo ha tenido lugar este pasado fin de semana cuando la aviación estadounidense atacaron un convoy de un centenar de camiones dedicados al tráfico de petróleo en una operación a la que han dado el nombre de Tidal Wave u Operación Maremoto
(Imagen procedente de actualidad.rt.com ) 

  


Pero a pesar de ello Arabia Saudi  es un aliado clave de Occidente no sólo por sus inmensas reservas de petróleo, que podrían provocar un caos económico en caso de caer en manos de un régimen fundamentalista, sino porque también garantiza la seguridad en el Mar Rojo y el Golfo Pérsico , sirve de dique de contención contra los extremismos islámicos y tiene un peso fundamental en la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), básica para regular el nivel de precios y producción de petróleo. Estaríamos hablando aquí de una política del mal menor, mantener buenas relaciones con regímenes que violan derechos humanos fundamentales pero que por otro lado garantizan una cierta estabilidad que evita el caso en el que han caído algunos países árabes después de las Revoluciones de la Primavera Árabe de 2011, lease aquí Siria o Libia como ejemplos más elocuentes.  Por su parte Arabia Saudi, como ya hemos visto,  ha querido restar la influencia de Irán en la región, , lo que le habría llevado a financiar a grupos salafistas. Reciben el nombre de salafistas aquellos grupos sunitas que reclaman un regreso al Islam más puro,  como Al Qaeda y el propio Estado Islámico, aunque ahora Arabia Saudi ve con temor como también estos últimos se pueden volver contra ellos. Al igual que sucedió a Estados Unidos con Bin Laden y los muyahidines,  también a Arabia Saudi se le habría escapado de las manos su propio monstruo, . Ahora el Estado Islámico utiliza con destreza las nuevas formas de comunicación, en particular las redes sociales, que vendrían a convertirse en una especie de mezquitas virtuales desde donde lanzar sus mensajes para seducir  a nuevos reclutas en Europa  y convertirlos en los llamados "lobos solitarios",  personas dispuestos a acabar con su vida en atentados suicidas que  siembran el terror  en Europa y alimentan  el temor a los musulmanes que  a su vez aumentan  la sensación que tienen algunos jóvenes musulmanes nacidos en Europa  de ser  elementos extraños en las sociedades europeas , lo que a su vez facilita que más jóvenes musulmanes se sientan atraídos por el mensaje de Estado Islámico. Hay que subrayar que en Francia, por ejemplo, viven más de seis millones de musulmanes, pero de ellos sólo unos 1200 habrían viajado a Siria para luchar en las filas del Estado Islámico, pero son suficientes para que a su regreso , según los servicios de inteligencia franceses  habrían regresado unos quinientos, mantengan en jaque a todos los servicios de seguridad de la nación y con que alguno de ellos tenga éxito en sus proyectos de atentado es más que suficiente para sembrar el terror. 


Imagen del campo de refugiados sirios en Jordania de Zaatari, que se ha convertido en el segundo campo de refugiados más grande del mundo donde viven alrededor de 100.000 personas de los más de cuatro millones de desplazados sirios que huyen de la guerra que asola su país. Algunos políticos y miembros de partidos políticos xenófobos están aprovechando la coyuntura para poner sobre la mesa la cuestión de los refugiados sirios  tratando de endurecer  las condiciones de su entrada en Europa o sencillamente en prohibirles esa entrada sin tener en cuenta dos factores clave. Primero: los refugiados sirios no son terroristas, son víctimas del terrorismo y de la guerra que desde hace cuatro años está desintegrando Siria. Segundo: los atentados de París como los que se han producido en anteriores ocasiones no son cometidos por musulmanes que hayan viajado  desde Siria o algún otro país musulmán a Europa, sino por musulmanes europeos, en ocasiones de hasta tercera generación, por lo que intensificar los controles fronterizos no garantizan una mayor seguridad interna . Además de la injusticia que supondría impedir su entrada en Europa  a los que son víctimas de los mismo contra los que pretendemos luchar, lo que sería además traicionar lo que defendemos, la libertad y los derechos humanos,  sería inútil, porque los que atenta hoy  en Europa no son los refugiados procedentes de Siria  sino algunos  jóvenes musulmanes europeos seducidos por el mensaje del Estado Islámico como acabamos de ver en el atentado de París.
(Imagen procedente de http://www.elconfidencial.com ) 


Si, se han cometido muchos errores en el pasado , pero el pasado no lo podemos transformar. Ahora debemos mirar al futuro y los retos  que debemos afrontar  ahora son muchos ¿qué estamos dispuestos a hacer para acabar con la amenaza del Estado Islámico, para proteger nuestras libertades y valores  y también la libertad de los pueblos musulmanes que viven bajo el terror de los grupos yihadistas?¿cómo vamos a evitar que su doctrina  se extienda y eche raíces en parte de la población musulmana que vive en Europa y son europeos de pleno derecho pero que encuentran en la religión un refugio  para sociedades de las que no se sienten parte?¿cómo vamos a desarrollar las relaciones con Arabia Saudi o Emiratos Árabes Unidos que apoyan financieramente a las organizaciones salafistas? El presidente francés François Holland (1954) anunciaba en un discurso el pasado 16 de noviembre  una reforma constitucional para dar más poder a la policía , incrementar sus bombardeos sobre los territorios controlados  Estado Islámico y exigirá más controles en las fronteras externas de la Unión Europea , y ha declarado que Francia está en guerra con el Estado Islámico. Que deben tener respuesta  los ataques que acabamos de sufrir, al igual que los ataques que se han sufrido en ´Túnez, en Turquía, en Siria, en Líbano, en Irak , en Egipto  creo que debería ser evidente y que hay que destruir al Estado Islámico, a estos nuevos bárbaros que matan a cristianos y musulmanes por igual, que destruyen ciudades Patrimonio de la Humanidad y que van en contra de todo aquello que nosotros entendemos como civilización.  Se trata  de defender no ya los valores de Occidente, sino los establecidos con carácter universal por la Declaración de los Derechos Humanos aprobada en la ONU el 10 de diciembre de 1948 que en su artículo 1 establece que "Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos  y , dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros" y que establece esa universalidad en su artículo 2 que proclama que "toda persona tiene todos los derechos y libertades proclamadas en esta Declaración, sin distinción  alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión, política o de cualquier otra índole, de origen nacional o social, posición económica , nacimiento o o cualquier otra condición. "


Esta ha sido la portada del número de la revista satírica "Charlie Hebdo" , la revista que sufrió el ataque de los yihadistas en enero de este mismo año. Se puede leer:
"Ellos tienen las armas. Que se jodan. Nosotros tenemos el champán"
Si alguien puede permitirse éste humor so precisamente los dibujantes de Charlie Hebdo que han sufrido en sus carnes la violencia y que yo traduciría como un canto a la normalidad, a disfrutar de la vida y no ceder al terror, al miedo , que ese es el objetivo de los terroristas y otro de los debates que se están desarrollando en Europa ¿seguridad a cambio de libertad? Tal vez la victoria sobre el terrorismo consista en aceptar el riesgo de morir pero sin dejar que sean ellos los que condicionen nuestras vidas.  ero eso es una respuesta que no sirve ara nada para aquellos millones de personas que hoy viven sometidos diariamente al terror yihadista.  Creo que tenemos que ser conscientes que  sólo con palabras no será suficiente para afrontar esta situación, un problema con tantas facetas que no permite una única solución , no hay varitas mágicas que permitan conjurar ésta amenaza con una sola respuesta  
(Imagen procedente de www.lavanguardia.com)     

Pero si la intervención militar se presume como inevitable para acabar con esta amenaza inmediata que afecta a todos , pues no se puede negociar con quien no quiere escuchar y sólo desea tu destrucción, también tenemos que ser conscientes que la acción militar sólo puede ser un parte de la respuesta, porque sino  volveríamos a fracasar como ha sucedido  en el pasado. Si nos limitamos a  destruir al Estado Islámico, al igual que sucedía con la hidra del mito griego, no tardarían en surgir nuevas cabezas con distintos nombres pero con las mismas formas y palabras y sólo habríamos sustituido a unos fanáticos por otros. Es necesario analizar todos los factores que han dado origen en las últimas tres décadas al yihadismo y ,  tener un plan para la región después de acabar con el Estado Islámico, un proyecto que sirva para ofrecer estabilidad a naciones como Siria o Irak , hoy estados sumidos en el caos.y el sectarismo, y crear el marco adecuado para que en el futuro se puedan desarrollar sociedades democráticas, libres  y laicas, donde su población no tenga que jugarse la vida y abandonar sus hogares para buscar un futuro con algo de esperanza en Europa y también tenemos que mirar dentro de nuestras sociedades y preguntarnos por qué jóvenes musulmanes cuyas familias llevan décadas establecidas en nuestras naciones encuentran atractivo el mensaje de los yihadistas.  Palabras que he escrito en un minuto pero cuya traslación a la realidad requerirá de tiempo, dinero y , probablemente, más muertos y además será imposible conseguirlo sin la colaboración de las sociedades musulmanas. Pero a pesar de que los obstáculos se adivinan imponentes el precio de no hacer nada , de dejar los problemas enterrados o darles la espalda hasta que nos vuelva a golpear directamente sera todavía más costoso, como lo estamos comprobando desde hace años.  Habrá que hacer frente a muchos enemigos, no sólo los yihadistas , sino también aquellos demagogos que quieran aprovechar  la ocasión para lanzar discursos xenófobos en Europa , demonizando a millones de personas inocentes.  El reto es todo menos sencillo, no hay soluciones fáciles, rápidas y que no nos cuesten sacrificios, pero lo importante es que tengamos claro qué estamos dispuestos a hacer para corregir los errores del pasado, para luchar contra la barbarie yihadista y para defender los derechos humanos y extenderlos a aquellas sociedades donde viven  millones de personas para los que esos derechos siguen siendo hoy  una utopía.  Y no podemos olvidar que los fanmáticos tienen una ventaja sobre nosotros, no dudan, no se cuestionan sus acciones y carecen de nuestros escrúpulos.  Quiero terminar con las palabras con la que ya utilicé hace casi un años al escribir sobre la masacre contra la redacción de Charlie Hebdo, las palabras procedentes de unos   versículos del Corán, el libro sagrado que los fanáticos que han perpetrado esta masacre  y los que se la han ordenado  y que día tras día ordenan la muerte de otros inocentes, dicen defender con sus actos, pero me temo que no lo han leído bien.  Eso es lo que dice el Corán en la Sura 11 versículo 118 

"Si tu Señor lo hubiese  querido, habría hecho que la humanidad  entera creyera en una sola religión , pero Dios, alabado sea, prescribió dejar a los humanos en libre albedrío"  




El Mentidero de Mielost en Facebook :
Famosos