jueves, 5 de noviembre de 2015

LA REVOLUCIÓN DE LOS GRACO (PRIMERA PARTE)

"¡Con que falta de equidad están ordenadas las cosas!¡Que los que menos bienes poseen, tengan que acrecentar los de los más ricos!" escribía el comediógrafo romano Publio Terencio Africano que vivió durante la primera mitad del siglo II a. C cuando Roma ya se estaba convirtiendo en la potencia dominante en el Mediterráneo después de derrotar a su gran rival , Cartago, en dos guerras sucesivas , aunque todavía faltaba una tercera en la que la destruiría por completo. Sus palabras nos suenan hoy tan actuales como hace más de dos mil años, la desigualdad siempre está presente en las sociedades humanas pero cuando esta se hace demasiado grande el sistema comienza a tambalearse y antes o después o bien  se producen reformas profundas o estalla una revolución. En Roma siempre habían existido esas desigualdades pero precisamente el éxito militar acentuó a lo largo del siglo II a. C esta desigualdad que conducía a la República de Roma a una crisis profunda, algo que advirtieron dos hermanos que trataron de corregir las injusticias del sistema y lo pagaron con su vida. Me propongo contaros su historia pero eso requerirá también que conozcamos un poco más la historia de Roma , para entender un poco mejor el marco político y social en el que se desarrollará nuestro relato. Recordemos que según el mito Roma había sido fundada  por los hermanos gemelos Rómulo (hacia 771 - 717 a.C) yRemo(hacia 771- 753 a.C), figuras legendarias cuya realidad histórica es difícil de determinar. Sobre éste  mito fundacional ya escribí en el Mentidero hace años y aquí os dejo el enlace para recuperar su historia 
http://chrismielost.blogspot.com.es/2012/10/la-sibila-de-cumas-y-el-nacimiento-de.html

La Loba Capitolina que se encuentra en los Museos Capitolinos de Roma . Hecha en bronce , se creía que se trataba de una escultura etrusca realizada en el siglo V a. C, pero una datación con Carbono 14 realizada en 2007  dató su antigüedad en la Edad Media, en algún momento entre el siglo VIII y el siglo XIV. En cuanto a Rómulo y Remo, las dos figuras que aparecen bajo la loba, ya se habían atribuido al escultor italiano Antonio Pollaluolo (hacia 1432-1498)
Según el mito  Rómulo y Remo eran hijos  de Marte, dios de la guerra y de una sacerdotisa de la diosa Vesta, la diosa del hogar de los romanos, Rea Silva. La deidad había visto a Rea Silva tomando el sol desnuda a orillas de un río , la raptó y la violó, dejándola embarazada. Rea Silva era sobrina del rey del Lacio, Amulio y éste se encolerizó al saber lo que había sucedido. Cuando Rea Silva dio a luz a dos gemelos, Rómulo y Remo, Amulio ordenó que Rea Silva fuera enterrada viva y que los gemelos fueran asesinados  abandonándolo en un cesto de mimbre en las aguas del río Tiber . La cesta quedó varada en la orilla y los llantos de los niños llamó la atención de una loba que allí pasaba a la que la tradición daría el nombre de Luperca que acababa de perder a sus cachorros y llevada de su instinto maternal los llevó a su guarida donde los amamantó, escena que recupera la escultura de la Loba Capitolina. Posteriormente los dos hermanos fundarían Roma y Rómulo, después de dar muerte a su hermano, se convertiría en el primer rey de la ciudad
El historiador romano Tito Livio (59 a.C- 17 d. C) ya advertía en su "Historia de Roma" acerca de esta y otras leyendas sobre su origen
"La tradición de lo que ocurrió antes de la fundación de la ciudad o mientras se estaba construyendo, están más próximas a adornar las creaciones del poeta que las actas auténticas del historiador"
(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org )    
La fecha mítica de la fundación´ de la ciudad corresponde al 753 a. C según nuestro calendario gregoriano, que para los romanos era el año 1 a partir del cual comenzaron a contar el tiempo. Desde aquel momento todas las fechas del calendario romano irían acompañadas   por las palabras "Ad urbe condita"  que significa  "Desde la fundación de la ciudad". Romulo se convirtió en su primer monarca hasta su muerte que habría tenido lugar en el 717 a. C  . A él le sucedieron otros seis monarcas Numa Pompilio (716-674 a.C), Tulio Hostilio (674-642 a.C), Anco Marcio (642-617 a.C), Tarquinio Prisco (617-579 a.C), Servio Tulio (579 - 535 a.C) y Tarquinio el Soberbio (535-509 a.C), fechas todas ellas aproximadas porque en las biografías de los reyes de Roma es difícil separar la leyenda del hecho histórico. Durante el tiempo en que Roma fue una monarquía había llegado a controlar más de tres mil kilómetros cuadrados y según el primer censo de la ciudad realizado durante el reinado de Servio Tulio,la ciudad estaba ya habitada por 80.000 personas y disponía de un ejército de unos viente mil hombres, lo que significaba que uno de cada cuatro ciudadanos romanos participaba en el ejército. No se trataba de un ejército profesional, sino de un ejército de ciudadanos a partir de los diecisiete años y hasta los cuarenta y seis años   que fueran propietarios y pudieran sufragarse su propio equipo bélico para entrar en combate y encargarse de su propia manutención. En el año 509 a. C Tarquinio el Soberbio fue derrocado. Se había comportado como un monarca despótico que consiguió ganarse el rechazo de los ciudadanos romanos. La rebelión que causaría su caída fue dirigida por su sobrino, Lucio Juno Bruto. Con la caída de Tarquinio el Soberbio la monarquía quedaba abolida y en aquel año de 509 a. C nacía la República de Roma. 


"La muerte de Lucrecia" del pintor español Eduardo Rosales (1836-1873), el episodio que habría desencadenado la caída de la monarquía en Roma.  Sexto Tarquinio  era hijo del rey Tarquino el Soberbio y una noche , estando alojado en casa de su primo Lucio Tarquinio Colatino, , violó a la esposa de éste, Lucrecia , Según nos cuenta Tito Livio
"Inflamado por la belleza y la pureza ejemplar de Lucrecia tuvo la vil intención de deshonrarla.Cuando todo le pareció seguro el mundo dormía fue con la agitación  de su pasión armado con una espada donde dormía Lucrecia y poniendo la mano izquierda sobre su pecho, le dijo "¡Silencio Lucrecia! Soy Sexto Tarquinio y tengo una espada en la mano  si dices una palabra morirás"
La violó  y Lucrecia , no pudiendo soportar el deshonor, decidió quitarse la vida , pero antes les contó todo a su esposo y a su padre  , pidiéndoles que la vengaran . A continuación se dio muerte clavándose un puñal en el pecho . Junto al padre y el esposo de Lucrecia se encontraba también Lucio Juno Bruto  que  indignado , juró destronar a Tarquinio el Soberbio. Esa es la escena que representa éste cuadro, con Lucrecia ya muerta entre los brazos de su padre y su esposo, mientras Lucio Juno Bruto (a la derecha) alza el puñal y hace su juramento. Así lo cuenta Tito Livio
"Mientras estaban encogidos en el dolor, Bruto sacó el cuchillo de la herida de Lucrecia y sujetándolo goteando sangre fresca, dijo "Por ésta sangre , la más pura antes del indignante ultraje hecho por el  hijo del rey, yo juro, y a vosotros, oh dioses, pongo por testigo, de que expulsaré a Lucio Tarquinio el Soberbio , junto con su maldita esposa y toda su prole, con fuego y espada y por todos los medios a mi alcance , y no sufriré que ellos o cualquier otro vuelvan a reinar en Roa"
Y Bruto cumpliría su palabra. Derrocó a Tarquinio el Soberbio y estableció la República
(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org )



El máximo órgano de gobierno era el Senado , una institución que ,según nos cuenta el historiador romano Tito Livio (9 a. C- 17 d. C), autor de una "Historia de Roma" que recorre la historia de la ciudad desde su fundación hasta el año 9 a. C, había sido fundada por el propio Rómulo "Creó cien senadores -escribe Tito Livio - fuese porque ese número era el adecuado o porque sólo había un centenar de jefes. En cualquier caso se les llamó "Patres" en virtud de su rango, y sus descendientes fueron llamados patricios" A los Pater, palabra latina que significa padre, se les daba este nombre  porque  se les consideraba los padres de Roma. Debían  ser mayores o "senes" de donde procede la palabra Senado . Durante la monarquía el rey era aconsejado por el Senado, cuyos componentes tenían que ser todos mayores de cuarenta años , además de formar parte de las familias descendientes de los pater. Los miembros de estas familias, que como nos contaba Tito Livio recibían el nombre de patricios,   se convirtieron en la nobleza de la ciudad, y en realidad en el origen del concepto de nobleza en nuestra cultura occidental, y sus apellidos se perpetuaban generación tras generación recordando al fundador de la familia. Así teníamos a los Julio, los Manlio, los Valerio, los Emilio, los Cornelio, los Horacio o los Fabio gozando de los privilegios y riquezas propios de los que se consideraban a sí mismos como los verdaderos padres de Roma y los dueños de la mayoría de las tierras que rodeaban la ciudad. Cuando se estableció la República, entre los senadores se elegía cada año a dos cónsules , y los dos primeros fueron Lucio Juno Bruto, el hombre que había derrocado a Tarquinio el Soberbio, y Lucio Tarquinio Colatino. Mientras , a lo largo de los siglos VII y VI a. C habían ido llegando a Roma gentes de fuera  atraídos por la prosperidad de Roma. Artesanos y mercaderes se establecieron en la ciudad y a su vez atrajeron aún a mas personas que no tardaron en superar abrumadoramente al número de patricios. Estos dieron el nombre a estos recién llegados de "Plebs", que puede traducirse como "Muchedumbre" o "Los que no forman parte de la gente", es decir, lo que nosotros conocemos como la plebe o los plebeyos


Aunque es un esquema muy simple nos sirve para visualizar la estructura de la sociedad romana . En la parte superior de la pirámide estaban los patricios, la aristocracia romana descendientes de aquellos primeros cien senadores que habían sido nombrados por Rómulo para constituir el Senado de Roma. A continuación estaban los Equites o Caballeros, también denominados el Orden Ecuestre, , que incluía a aquellos plebeyos que habían hecho fortuna a través de sus actividades profesionales y a los que los patricios abrieron la puerta de Senado Y finalmente estaban los plebeyos, el pueblo llano que al inicio de la República de Roma no tenían forma alguna de influir en la política de la ciudad pues el Senado constituido por los patricios, tenían la potestad de vetar cualquier ley  que no les pareciera adecuada  a pesar de que eran precisamente los plebeyos los que permitían formar las eficaces y victoriosas legiones que permitían que los patricios  siguieran incrementando sus riquezas
(Imagen procedente de es.slideshare.net ) 

Ya tenemos las dos principales clases sociales en que se dividía la sociedad romana , los patricios, la aristocracia romana que tenía en sus manos el gobierno de la ciudad , y los plebeyos, el pueblo llano. A estas dos clases sociales se le uniría una tercera, los "equites"   o caballeros , que eran plebeyos que habían logrado hacerse ricos mediante el comercio o la industria y a los que los patricios les abrieron las puertas del Senado siempre y cuando reunieran una considerable fortuna. Más adelante se establecería que para entrar en el Senado había que disponer de una fortuna mínima de un millón sestercios, una importante fortuna que dejaba el poder en manos de los más ricos. Así que la única forma de prosperar socialmente y que tus derechos fueran tenidos en cuenta en la Roma  durante los primeros  años de la República era pertenecer a una de las familias de la nobleza,los patricios, o formar parte de las familias ricas aunque no fueran nobles, los "equites".  En cuanto a los miembros de la plebe eran mirados con desprecio por los patricios que a menudo se referían a ellos con el término despectivo "faex", que significa "heces". Desde el nacimiento de la República, Roma tuvo que sostener contantes guerras y la  base del ejército romano era , como ha sucedido siempre a lo largo de la historia, aquellos a los que los patricios despreciaban tanto, la plebe. Pero si combatían aquellos hombres , que en su mayoría se dedicaban a la agricultura, no podían trabajar en sus campos y si no cultivaban tampoco podían pagar sus deudas con los dueños de las tierras que tenían arrendadas que eran, en efecto, los patricios. ¿Qué le pasaba a un plebeyo si no pagaba sus deudas con un patricio o un "equites"? Pues perdía su libertad y se convertía en un esclavo. Lo mismo les pasaba a los plebeyos que eran dueños de las tierras, unas tierras que a lo largo de las generaciones se había ido dividiendo entre los hijos hasta formar parcelas tan pequeñas que apenas daban para subsistir. Para que la familia sobreviviera mientras se ausentaba para defender a Roma, el plebeyo se endeudaba y al regresar se encontraban con que, después de arriesgar su vida en defensa de la República, no tenían con que pagar sus deudas y podían convertirse en esclavos o en mendigos. Era éste un final muy frecuente para los plebeyos que además no podían cambiar la situación ya que el Senado, controlado como ya hemos visto por los patricios,  tenía derecho de veto sobre cualquier ley aprobaba por la asamblea popular


Este mapa representa la situación antes de la caída del Tarquinio el Soberbio . Tarquinio era un rey de origen etrusco y en el mapa podemos ver en color verde todo el territorio dominado por los etruscos, que incluía  Roma. Los etruscos pueden ser considerados los herederos de la cultura griega en Italia y los responsables de convertir a Roma en una ciudad importante bajo los reinados de los reyes etruscos que fueron los últimos tres reyes, Tarquinio Prisco, Servio Tulio y Tarquinio el Soberbio. Los etruscos estaban organizados  en una alianza religiosa formada por doce ciudades  llamada por ello Dodecápolis, pero esta alianza no implicaba ni la unión miliar ni la política, lo que debilitaría su posición cuando a partir del siglo V a. C tuvieron que hacer frente a las amenazas de los celtas por el norte y los cartagineses por el sur. Posteriormente sería la propia Roma la que se volvería contra ellos hasta quedar finalmente integrados en el territorio de la República de Roma. (Imagen procedente de http://comprenderelayer.wordpress.com)


Pero todo tiene un límite y éste se iba a sobrepasar cuando en el año 494 a. C llegan a Roma rumores de una nueva amenaza, en este caso procedente de dos pueblos enemigos tradicionales de Roma, los ecuos y los volscos,  pueblos asentados en el Lazio en el centro de la Península Italiana. Una vez más había que prepararse para la guerra , pero los plebeyos aprovecharon la ocasión para organizar lo que podríamos llamar como la primera huelga en Roma . Exigieron que las deudas fueran anuladas, que nadie pudiera perder su condición de hombre libre por ellas, que se les dieran nuevas tierras que compensaran las perdidas a manos de los enemigos y que les dejaran elegir a sus propios magistrados que les pudieran representar frente al senado, y ante el silencio e indiferencia del Senado ante sus peticiones se retiraron al Monte Sacro , situado a unos cinco kilómetros de la ciudad, y se negaron a empuñar una sola arma para defenderla al tiempo que amenazaban con fundar otra ciudad solo para los plebeyos.Con el enemigo a las puertas y los plebeyos en el Monte Sacro, ¿quién defendería la ciudad?¿quién protegería sus riquezas y privilegios? Entonces igual que hoy el dinero puede conseguir muchas cosas pero ni entonces detenía las flechas ni los filos de las espadas,  ni hoy protege de las balas. Así que los patricios, desesperados, se vieron obligados a enviar embajadas para negociar con aquellos a los que en tantas ocasiones habían despreciado, hicieron llamamientos a su sentido patriótico, a su deber hacia la ciudad, pero aquellos hombres no estaban dispuestos a derramar una gota más de sangre si no les reconocían sus derechos.



Aunque este mapa es algo anterior al tiempo que estamos  hablando nos es útil para  ver la situación de los diferentes pueblos que habitaban en la Península  Italiana durante los primeros siglos de la existencia de Roma. Al norte se encontraban los etruscos cuyo centro geográfico era lo que hoy conocemos con el nombre de Toscana, término que se deriva del nombre que los romanos daban a los etruscos a los que llamaban "Tusci" o "Etrusci", que dominaron Roma  como ya hemos visto, hasta la caída de la monarquía. Por otro lado Roma estaba rodeada por los pueblos itálicos, entre ellos los Volscos y los Ecuos cuya situación también podemos ver en el mapa . Apenas recién nacida la República, entre el 498 y el 493 a. C  Roma tuvo que librar la denominada Primera Guerra Latina contra una treintena de tribus latinas , pueblos próximos a Roma que habitaban el Lazio, organizadas en la Liga Latina . Éste largo conflicto sería el origen de la rebelión social de los plebeyos, que eran la base del ejército romano y tenían que abandonar sus tierras y trabajos para incorporarse al ejército haciendo que no pudieran desarrollar su trabajo , ni ingresar dinero , por lo que acumulaban deudas y al final las perdían en beneficio de los más ricos , los patricios, que se quedaban con sus tierras y en ocasiones llegaban incluso a perder su condición de hombres libres para convertirse en esclavos
(Imagen procedente de agora.ucv.cl)



Acuciados por la proximidad de los volscos y ecuos el Senado capituló, decretó la abolición de la esclavitud por deudas, liberó a los que ya habían caído en la esclavitud por esta causa y además autorizó a la plebe a elegir sus propios representantes.A partir de  ahora los plebeyos tendrían su propia asamblea, el Concilium Plebis Asamblea de la Plebe, que elegirían y estarían representados por dos magistrados, los Tribunos de la Plebe. Las figuras de estos magistrados sería sacrosanta, es decir, estaban protegidos de cualquier daño físico y su principal misión sería proteger a la plebe de los abusos de las clases privilegiadas. Con el tiempo llegarían a tener el poder de vetar cualquier ley del Senado que consideraran perjudicial para los intereses del pueblo. Además, los dos tribunos serían ayudados por tres ediles, que se encargarían del cuidado de los templos, de las cloacas, del suministro de agua , de la distribución de los alimentos entre el pueblo de Roma y también de la organización de los juegos públicos, siendo elegidos también entre los plebeyos. Los patricios seguían siendo ricos y controlando el Senado  pero ahora no les sería tan sencillo imponer sus deseos porque la plebe, aquel pueblo que entregaba su sangre para defender Roma, también tenía ahora voz en la ciudad y en las decisiones de gobierno aunque fuera de forma limitada. Cuatro décadas después la plebe, el pueblo, lograría una nueva conquista . Hasta entonces Roma no disponía de leyes escritas y los únicos que las conocían eran los patricios que la transmitían oralmente de generación en generación, lo que dejaba a los plebeyos en una situación de indefensión ya que no tenían forma de recurrir las sentencias. ¿Cómo podrías recurrir una sentencia si no conoces las leyes y el único que las conoce es el que te está juzgando? Así que los plebeyos exigían que estas leyes fueran puestas por escrito para el conocimiento de todos.


Esquema explicativo de las Ley de las XII Tablas , el primer código escrito del derecho romano  redactado en el 451 a. C que regulaba la convivencia entre  los ciudadanos romanos  con la que el Senado trató de aplacar las reclamaciones de los plebeyos que exigían unas leyes escritas que pudieran ser consultadas  y conocidas por todo el mundo y que no fueran del conocimiento exclusivo de los patricios como había sucedido hasta ese momento . Grabadas primero en tablas de madera y después en placas de bronce desaparecerían en el año 390 a. C cuando se produjo la invasión celta dirigida por Brenno.  
(Imagen procedente de marcelarz68.blogspot.com)

Ante la amenaza de una nueva rebelión de los plebeyos  el Senado   tuvo que ceder y envió a tres representantes a Atenas , para estudiar la labor del gran legislador ateniense Solón de Atenas (hacia 638-558 a.C), que había dado a Atenas todo un cuerpo de leyes que mejoraron las condiciones del pueblo. Cuando regresaron de nuevo a Roma  se eligió a un grupo de diez patricios, los "decemviros" , que literalmente significa "diez hombres", que dieron forma al primer texto legal escrito de Roma al que se daría el nombre de Ley de las Doce Tablas y constituiría la base del derecho de la ciudad durante los siglos siguientes. Fueron grabadas primero en madera y luego en bronce y expuestas al público en el Foro de Roma , aprendiéndolas de memoria los niños en la escuela para que conocieran sus derechos y obligaciones. Por desgracia su contenido no ha llegado hasta nosotros porque fueron destruidas, pero hay numerosas referencias a ellas tanto en la época de la República como del Imperio y sobre todo supuso una gran victoria para el pueblo, porque a partir de entonces la justicia ya no dependería de los caprichos de un rey, ni de los deseos de un dios transmitidos por la boca de un sacerdote  ni de la voluntad de una minoría de privilegiados, sino que provendría de la ley que era para todos igual y que todos podían conocer porque estaba expuesta a la vista de todo el mundo. Aun así seguía existiendo una gran desigualdad entre patricios y plebeyos, si bien estos habían logrado , a través de su rebelión , arrancar pequeñas parcelas de poder al Senado y conquistar algunos derechos de representación que ponían límites al gobierno de los senadores. Sin embargo, los abusos y desigualdades volverían a repetirse y un siglo después casi estaban en la misma situación. 

Esquema del gobierno romano durante la República . Podemos observar como ni los extranjeros, ni los esclavos, ni los libertos (que eran esclavos liberados), ni las mujeres tenían derechos como ciudadanos. Los romanos que tenían la consideración de ciudadanos participaban en los Comitia o Comicis , que eran asambleas donde los ciudadanos ejercían directamente su derecho al voto. Vemos que había tres tipos de comicios, curiados, tribunados y centuriados. El escritor romano del siglo II, Aulo Gelio, nos explica en su obra "Noches Áticas"  en que consisten. 
"Si se vota por clases, los comicios son Curiados, si se vota según el censo y la edad son Centuriados  y se les llama Comicios Tribunados cuando se vota según el domicilio"
El más antiguo de los Comicios era el Centuriado , cuyo origen nos explica el periodista italiano Indro Montanelli (1909-2001) en su  "Historia de Roma"
"La ciudad estaba dividida en tres tribus: la de los latinos, la de los sabinos y la de los etruscos. Cada tribu estaba dividida en diez curias o barrios. Cada curia en diez gens o manzanas de casas, y cada una de éstas, en familias. Las curias se reunían generalmente dos veces al año , y en estas ocasiones celebraban  el comicio curiado"
Este comicio , que luego estaría dividido en diez tribus, no tenía función política , pero si la tenían los comicios centuriados  que estaba formado por patricios y plebeyos a los que se organizaba en función de su riqueza y que se encargaban de elegir a los magistrados superiores, es decir , los dos cónsules, que ya sabemos que eran la autoridad máxima en Roma y que eran elegidos por el período de un año, los censores , que eran elegidos por períodos de cinco años  y se encargaban de realizar el censo de la ciudad, de velar por la moralidad pública  y también de vigilar algunos aspectos de as finanzas de la ciudad , y los pretores (cargo creado en 366 a.C) que se encargaba de impartir justicia . Finalmente tenemos los Comicios  Tribunados que reunía a todos los ciudadanos divididos en las diez tribus y que se encargaban de elegir a los magistrados inferiores. Estos eran  los ediles, cuya responsabilidad era organizar los juegos, resolver pequeños juicios relacionados con conflictos comerciales  y vigilar los pesos y medidas en los mercados, los cuestores, encargados de la administración  y control del gasto de los fondos públicos, y finalmente los tribunos de la plebe  que defendían los derechos de los plebeyos y que en un principio eran dos aunque más tarde se ampliarían hasta un número de diez 
Finalmente todos ellos estaban controlados por el Senado que ya sabemos que estaba integrado exclusivamente por patricios o por plebeyos enriquecidos 
(Imagen procedente de www.juanjoromero.es )

Pero antes,  Roma vivió un momento dramático, cuando  en  390 a C un ejército celta dirigido por el caudillo Brenno ocupaba Roma  y los últimos defensores de la ciudad resistieron en la colina del Capitolio . Así lo contaba Tito Livio " Cuando los romanos observaron, desde la Ciudadela, la Ciudad llena de enemigos corriendo por todas las calles, cómo sucedían a cada momento nuevos desastres, primero en un barrio y luego en otro, no pudieron controlar más sus ojos y oídos, ni mucho menos sus pensamientos y sentimientos. En cualquier dirección, su atención era atraída por los gritos del enemigo, los chillidos de las mujeres y los niños, el rugir de las llamas y el desplome de las casas al caer; donde quiera que volviesen sus ojos y mentes, eran como espectadores obligados por la Fortuna a contemplar la caída de su patria, impotentes para proteger nada de lo que tenían, más allá de sus vidas. Eran mucho más dignos de lástima que cualquier otro que hubiera sufrido un asedio, separados como estaban de su tierra natal y viendo todo lo que había sido suyo en poder del enemigo." pero añade que  "sin embargo, no obstante agobiados y abrumados con tantas desgracias, habiendo visto todo caer en llamas y ruinas, ni por un momento declinaron su determinación de defender con su valor el único punto que les restaba de libertad: la colina que poseían, por pequeña y pobre que pudiera ser. " Después de meses de asedio , los defensores optaron por negociar la rendición que Tito Livio nos describe así "Se mantuvo entonces una reunión del Senado y se facultó a los tribunos consulares para que establecieran los términos. Tuvo lugar una conferencia entre Quinto Sulpicio, el tribuno consular, y  Breno, el jefe galo, y se llegó a un acuerdo por el que se fijó en mil libras de oro (unos 335 kilos de oro) el rescate del pueblo que al poco tiempo estaría destinado a gobernar el mundo. Esta humillación ya era lo bastante grande, pero fue agravada por la despreciable mezquindad de los galos que usaron pesos trucados, y cuando protestaron los tribunos, el insolente galo arrojó su espada sobre la balanza y usó de una expresión intolerable para los oídos romanos: "¡Ay de los vencidos!"


"Brenno , jefe de los galos, y Marco Furcio Camilo, después del saqueo de Roma", grabado realizado en 1886  por Paul Leugehur para la obra "Historia de Francia en cien escenas" Recoge el momento en que Brenno  pone su espada sobre la balanza en la que se estaba pesando el oro que los romanos debían entregar , que protestaban porque los celtas estaban haciendo trampas en el peso. El caudillo celta, según Tito Livio, exclamaría "Ay de los vencidos", significando que estos no tienen derecho a nada pues han sido derrotados y deberán soportar las humillaciones que  los vencedores quieran  imponer
(Imagen procedente de https://it.wikipedia.org/wiki/Brenno#/media/File:Brennus_and_Camillus.jpg )

Pero según Tito Livio en ese mismo momento llegaba a la ciudad un ejército dirigido por Marco Furcio Camilo (hacia 446-365 a. C) , un victorioso general en anteriores guerras  al que el Senado concedió el poder de dictador, una institución que sustituía a los cónsules en circunstancias especiales como era aquella. Camilo expulsaría a los galos , aunque ésta versión que nos proporciona Tito Livio es puesta hoy en entredicho por los historiadores que creen que  fue escrita para salvaguardar el honor romano y no reconocer que la ciudad había sido saqueada. Fuera como fuese Camilo se pondría a la labor de reconstruir la ciudad y también hizo frente  a otros pueblos itálicos como etruscos, hérnicos, latinos y los viejos conocidos volscos y ecuos que trataban de aprovechar la coyuntural debilidad romana, derrotando a todos ellos y fortaleciendo así el dominio de Roma sobre Italia. Por ello Camilo sería considerado como  "Padre de la Patria" y "Segundo Fundador de la Ciudad". Así nos lo cuenta Tito Livio "le llamaban con palabras no exentas de alabanza "Rómulo", "Padre de la Patria" y "Segundo Fundador de la Ciudad.Más todavía cuando evitó que los romanos abandonaran Roma para establecerse en Veyes, la ciudad más rica de los etruscos que había sido conquistada por el propio Camilo .Había salvado a su patria en la guerra y, ahora que se había restaurado la paz, demostró, más allá de toda duda ser nuevamente su salvador, al impedir la migración a Veyes. Los tribunos de la plebe insistían en esto con más fuerza que nunca, ahora que la ciudad había sido incendiada, y la plebe estaba también más inclinada a ello. Este movimiento y el llamamiento urgente que el Senado le hizo para que no abandonara la República mientras que la situación de los asuntos públicos eran t tan inestables, le determinaron a no deponer su dictadura tras su triunfo. " Pero de nuevo las constantes guerras , donde los campesinos y pequeños propietarios tenían que abandonar todo para partir a la guerra, terminaron arruinando a muchos de ellos como ya había sucedido un siglo antes, llegando a perder la libertad y caer en la esclavitud a causa de las deudas.


En este mapa vemos el territorio dominado por Roma (en color rosa )  a mediados del siglo IV a. C , después del episodio del saqueo de Roma por los celtas en 390 a. C . Entre el 340 a. C y el 338 a. C  se libraría la Segunda Guerra Latina que enfrentó a Roma, aliada con los samnitas, contra la Liga Latina. Roma saldría vencedora en 338 a. C  lo que significó la disolución de la Liga Latina  y sus ciudades se integraron en la República de Roma     (Imagen procedente de historicodigital.com )


Tito Livio nos lo cuenta  "Cuanto mayor era la tranquilidad que reinaba por todas partes tras estas victoriosas operaciones, mayor fue la violencia de los patricios y las miserias de los plebeyos, pues la capacidad de pagar sus deudas quedó frustrada por el mismo hecho de tener que pagarlas. No les quedaban medios que presentar y, después que se dictaba sentencia en su contra, satisfacían a sus acreedores renunciando a su buen nombre y a su libertad personal; el castigo sustituía al pago. " A tal estado de postración habían caído que ni siguiera aspiraban a los cargos que les correspondían como plebeyos para defender sus derechos "A tal estado de depresión habían sido reducidas no sólo las clases más humildes, sino incluso los hombres más importantes de entre los plebeyos, pues no había entre ellos nadie enérgico o emprendedor que tuviera el ánimo de levantarse o presentarse candidato siquiera a las magistraturas plebeyas, y aún menos a conseguir un lugar entre los patricios como tribuno consular, un honor que antes habían hecho todo lo posible por asegurarse."   Fue entonces cuando surgió al figura de dos tribunos de la plebe, Cayo Licinio Calvo y Lucio Sextio Sextino , que fueron tribunos de la plebe entre los años 376  y 367 a. C . Pensaban, según explica Tito Livio, que " la plebe no tenía esperanza alguna de obtener alivio hasta que un hombre de su propio orden se elevase a la más alta autoridad del Estado" Ya sabemos que los cónsules que eran elegidos anualmente representaban la máxima autoridad del estado en Roma, pero era un cargo al que sólo podían aspirar los patricios. Cayo Licinio y Lucio Sextio impulsaron una serie de leyes dirigidas a aumenta la representación de los plebeyos ya limitar los abusos de los patricios "Todas las medidas que presentaron tras su elección- escribe Tito Livio- iban dirigidas contra el poder e influencia de los patricios y estaban pensadas para promover los intereses de la plebe".


Un sencillo esquema del Cursus Honorum, nombre que se daba a los diferentes pasos que había que dar en la carrera política de un romano hasta alcanzar la más alta de las magistraturas, el consulado . Generalmente los jóvenes romanos comenzaban esta carrera política en el ejército donde desempeñaban el cargo de Tribuno Militar que desde el principio podía ser desempeñado tanto por patricios como por plebeyos. En lo que se refiere a los cónsules, hasta las Leyes Licinas de 367 a. C era una magistratura reservada sólo a los patricios, pero a partir de ese año de los dos cónsules que eran elegidos cada año uno de ellos tenía que ser plebeyo
(Imagen procedente de es.slideshare.net )

En 367 a. C, después de diez años lidiando con la resistencia que ofrecían a los cambios los patricios, sacarían adelante las denominadas Leges Liciniae- Sextiae  que Tito Livio nos resume "Una se refería a las deudas, y determinaba que la cantidad pagada como intereses debía ser deducida del principal y el saldo pagado en tres plazos anuales iguales", es decir , ponía un límite a los intereses a cobrar por las deudas para acabar con la usura. " La segunda limitaba la ocupación de la tierra y prohibía que nadie poseyera más de quinientas yugadas" (cuatro yugadas equivalían aproximadamente a una hectárea que a su vez viene a ser la superficie de un campo de fútbol). Cuando Tito Livio habla de la tierra se refiere al Ager Publicus que significa tierra pública, y con la que los romanos se referían a las tierras conquistadas a los enemigos de Roma. Así se trataba de limitar el acaparamiento de tierras por parte de los más ricos y que pudiera haber tierra también al alcance de los pequeños propietarios . Y por último "La tercera consistía en que ya no se eligiesen más tribunos consulares y que se nombrase un cónsul de cada orden. " Durante los años anteriores, debido a las urgencias militares, se habían dejado de elegir cónsules. A partir de ahora se recuperaba este cargo, la máxima autoridad de Roma, pero con una diferencia con respecto al pasado, ahora habría un cónsul patricio y otro cónsul plebeyo, para lograr así la igualdad de poder y limitar por fin los abusos de los patricios. Precisamente sería Lucio Sextio Sextino el primer cónsul plebeyo , elegido en el año 366 a. C. 


Mapa con el desarrollo de la Segunda Guerra Púnica que libraron  Roma y Cartago entre  el 218 y el 201 a. C, dirimiendo el dominio del Mediterráneo Occidental.En verde tenéis el territorio controlado por la República de Roma y en color naranja los dominios de Cartago. La línea roja que parte de la Península Ibérica recorriendo la costa de lo que hoy es Francia y penetrando en la península italiana a través de los Alpes es la ruta seguida por el general cartaginés Anibal Barca  y podéis ver también señaladas con estrellas negras las fechas y nombre de las principales batalla que se libraron en esos años, casi todas ellas victorias de Anibal  en Trebia y Tesino, ambas en 218 a. C, en Trasimeo en 217 a. C y en Cannas en 216 a. C. Pero la entrada en combate del general romano Publio Cornelio Escipión el Africano cambiaría el curso de la guerra . En 206 a. C Escipión derrotaba a los generales cartagineses Asdrubal Gisco y Magón Barca en la Península Ibérica en la batalla de Ilipa , derrota decisiva que acabó con el dominio cartagiés en el sur de la Península Ibérica  y luego derrotaría a Anibal en la decisiva batalla de Zama en 202 a. C y librada en territorio cartaginés . Esta batalla pondría punto final a la Segunda Guerra Púnica y la victoria romana la dejaría como la primera potencia del Mediterráneo Occidental con una Cartago muy debilitada  que sería destruida definitivamente durante el transcurso de la Tercera Guerra Púnica entre 149 y 146 a. C, que se limitó casi al asedio de la ciudad que sería reducida a cenizas  
(Imagen procedente de agora.ucv.cl)  

Volviendo a las palabras de Tito Liviolas propuestas de los tribunos fueron aprobadas y, a pesar de la oposición de la nobleza, se celebraron elecciones para cónsules. Lucio Sextio fue el primer cónsul en ser elegido de entre la plebe" Pero la resistencia de los patricios a otorgar estos privilegios a los plebeyos estuvo a punto de desembocar en una guerra civil  "Pero ni siquiera esto fue el final del conflicto. Los patricios se negaron a confirmar el nombramiento, y las cosas se acercaron a una secesión de la plebe junto a otras amenazantes señales de terribles luchas civiles. El dictador, sin embargo, calmó los disturbios llegando a un compromiso; la nobleza cedería en el asunto de un cónsul plebeyo y la plebe cedería ante la nobleza para que el pretor que administrase justicia en la Ciudad fuese nombrado entre los patricios. Así, después de su gran distanciamiento, ambos órdenes del Estado al fin quedaron unidos en armonía." Roma seguiría creciendo en poder a lo largo de los dos siglos siguientes aunque tuvo que disputar su hegemonía sobre el Mediterráneo Occidental a la otra gran potencia marítima de la zona , Cartago. Ambas potencias se enfrentarían en tres ocasiones , conocidas como las Guerras Púnicas. En la segunda y principal de ellas, que se libró entre 218 y 201 a. C  el general cartaginés Anibal Barca (247-183 a. C) llegó a invadir la Península Italiana  infligiendo severas derrotas a Roma en las batallas de Trebia en 218 a C, de Trasimeno en 217 a. C y de Cannas en 216 a. C . Pero finalmente Roma se salvaría y la derrota de Anibal frente a las legiones romanas dirigidas por Publio Cornelio Escipión "El Africano (236-183 a. C) en la batalla de Zamas en 202 a. C puso fin a la guerra con la victoria de Roma. Aún habría una tercera guerra entre el 149 y el 146 a. C que significaría la destrucción final de la ciudad de Cartago. Roma vencía y extendía sus dominios, pero las guerras que tenía que mantener cada vez llevaba a sus legiones más lejos de casa , los campesinos tenían que abandonar sus tierras durante meses y años, arruinándolos. La historia se repetía y ahora dos hermanos tratarían de acabar con aquella injusticia que amenazaba con arruinar Roma. Pasarían a la historia como los Graco y a contaros lo que hicieron dedicaré la segunda parte de este relato. 


Enlace con la segunda parte de La revolución de los Graco: 

http://chrismielost.blogspot.com.es/2015/11/la-revolucion-de-los-graco-segunda-parte.html

Enlace con la tercera parte de La revolución de los Graco:
http://chrismielost.blogspot.com.es/2015/11/la-revolucion-de-los-graco-tercera-parte.html 


El Mentidero de Mielost en Facebook :
 https://www.facebook.com/ElMentideroDeMielost
Famosos