domingo, 2 de agosto de 2015

LOS DESECHABLES Y EL MALTUSIANISMO DEL SIGLO XXI

Hoy no es un artículo al uso del Mentidero, sino más bien una reflexión que surge al amparo de una frase del primer ministro británico sobre la inmigración, que me ha conducido a otras reflexiones surgidas en la lectura del libro o"El hambre " del escritor  y periodista argentino Martín Caparrós (1957), al que ya me he referido en otras ocasiones, y al pensamiento de un clérigo anglicano que ya ha sido protagonista en el Mentidero a pesar del rechazo que pueda sentir por sus razonamientos. Si mirase hacia el pasado, a lo largo de los cinco años de vida que tiene este blog, encontraría que uno de los asuntos más recurrentes ha sido las cada vez más seguidas crisis de inmigración, una expresión aséptica para suavizar con el lenguaje el drama de cientos de miles de seres humanos que procedentes de Asia y África ponen en juego sus vidas con tal de alcanzar Europa, a la que ven como una tierra de esperanza, un lugar donde encontrar oportunidades no para hacerse ricos, sino tan solo para sobrevivir, algo que a la mayoría de ellos se les niega en sus propios países. Hace apenas dos meses os hablaba en otro artículo sobre un sistema de cuotas en virtud del cual se autorizaría el reasentamiento de veinte mil refugiados al año procedente de países fuera de la Unión Europea y a cada país se le asignaría un porcentaje determinado que, en el caso de España  desde donde escribo , sería del 9,10% que en cifras  se traducía en alrededor de mil quinientos inmigrantes al año, mientras que la nación que más inmigrantes recibía era Alemania con un 18,42% , o lo que es lo mismo, unos tres mil inmigrantes. Cifras que no significaban nada  si tenemos en cuenta que sólo Italia recibió el año pasado, el 2014, 173.000 personas. 

Cupos propuestos por la Comisión Europea
Hace un par de meses ya incluí esta tabla con las cuotas de acogida de refugiados que la Unión Europea quería establecer para cada país. Finalmente, ante el rechazo o el descontento de muchos de estos países a las cuota que se le habían asignado, como sucedió en España, finalmente se decidió que no sería una cuota obligatoria sino voluntaria, lo que todavía hacía , desde mi punto de vista, menos útil estas cuotas de lo que ya lo eran en su origen pues acoger a veinte mil personas teniendo en cuenta que sólo el año pasado  hubo , según la Comisión  Europea , 626.715  peticiones de asilo además de todos aquellos que llegaron a Europa y no hicieron esta solicitud,, es , sencillamente no entender lo que está sucediendo y cerrar los ojos a la realidad y ya sabemos que , como decía el escritor Philip K. Dick (1928-1982) , "La realidad es aquello que, incluso aunque dejes de creer en ello, sigue existiendo y no desaparece"
    Imagen procedente de http://internacional.elpais.com/)

Pero hay cifras más dramáticas y demostrativas de que el problema no deja de crecer  y no se soluciona  con palabras de consternación que, por repetidas hasta la saciedad, dejan de tener significado. El 3 de octubre de 2013 el mundo quedaba conmocionado por el hundimiento de un pesquero que había zarpado de la costa libia  cargado con centenares de inmigrantes que pretendían entrar en Italia, pero la precaria embarcación y  el mal estado del mar hizo que naufragara cerca de la costa italiana. Se registraron 366  muertos, veinte desaparecidos y ciento cincuenta y cinco supervivientes de los que cuarenta y uno  eran menores.  Eso que llamamos opinión pública quedó conmocionada y el gobierno italiano dirigido entonces por Enrico Letta (1966) puso en marcha la Operación Mare Nostrum, un dispositivo de salvamento que incluía patrullas de helicópteros , barcos de la Marina Italiana, aviones de reconocimiento e incluso drones que vigilaban el área alrededor del Canal de Sicilia donde hay un tráfico más intenso de embarcaciones con inmigrantes . Gracias a esa operación , a lo largo de 2014 se rescataron decenas de miles de personas, mientras que se perdió la vida de doscientas diez personas,. Esta Operación estaba dotada por el gobierno italiano con quince millones de euros y concluyó en noviembre de 2014 cuando entró en funcionamiento la Operación Tritón, organizada por la Unión Europea pero sufragada sólo con tres millones de euros por los quince millones de euros con que estaba dotada la Mare Nostrum,   y además sumisión ya no era el salvamento y atención de los refugiados como lo había sido en la Operación Mare Nostrum, sino el control de las fronteras , es decir, impedir la entrada de los inmigrantes. La política europea había dado un giro desde la atención y protección de los inmigrantes a otra política defensiva, como si hubiera que levantar murallas que impidieran el paso de las personas que , sin esperanzas en sus países de origen, comenzaban a encontrar ahora el pleno rechazo de los países europeos. El resultado durante el primer semestre de año 2015 es que ya han muerto   1811 inmigrantes, es decir , mil seiscientos más que por las mismas fechas del año pasado. 

Aquí tenemos la evolución de las entradas en uno de los  lugares que   podrían considerarse la primera línea  de las fronteras europeas, el su r de Italia. Os llamará la atención el descenso de llegadas en 2012, fue el año en que parecían triunfar las revoluciones en los países árabes  pero desde entones la situación no ha hecho más que empeoras en  Siria, en Libia, en Eritrea, en Somalia , en Afganistán, en lo que también ha jugado un papel importante la irrupción del Estado Islámico y el enquistamiento de conflictos como el de Siria con más de dos millones de refugiados acogidos en  Jordania y el Líbano. Conflictos armados, sequías, epidemias, terrorismo, dictaduras, hambrunas  dentro de un horizonte  que ofrece pocas perspectivas de cambio para sus poblaciones  son la explicación más evidente para el creciente número de personas que tratan de alcanzar Europa en busca de un futuro, de una oportunidad  que nadie les proporciona en sus países y para ello no dudan en arriesgar sus vidas mientras Europa parece haber decidido enfrentar el problema levantando muros cada vez más altos (Imagen procedente de www.rtve.es ) 

Era evidente que este sistema  de cuotas no va a disuadir a los inmigrantes para que sigan acudiendo cada vez en mayor número a Europa. ¿Cómo vas a convencer a un refugiado sirio que huye de una guerra que dura ya casi cuatro años que se quede en su país para comprobar si lo matan los partidarios del Estado Islámico, los del presidente sirio Basar al-Asad  o los de cualquiera de los múltiples grupos miliares que están combatiendo allí sobre el terreno?¿cómo convencerás a los eritreos que viven bajo un estado dictatorial en uno de los países más pobres y herméticos del mundo ?¿qué les dirás a los refugiados procedentes de un estado inexistente como es Somalia  y siempre con la presencia amenazante del grupo yihadista de al-Shabbaab?¿qué les dirás a los que huyen de la guerra, del yihadismo, del hambre ,de  la falta de libertad y de un futuro en países como Afganistán, Níger, Mali, Sudán, Nigeria y tantos otros?¿acaso les diremos "lo sentimos mucho pero la cuota de este año ya se acabó, inténtelo el año que viene"?¿Cómo convencer al que no tiene nada que no trate de luchar por una esperanza? Escribí sobre la inutilidad de estas cuotas de refugiados hace dos meses, y desde entonces las cosas no sólo no han mejorado sino que el problema y el drama humano se está desplazando y extendiendo a nuevos escenarios. Si hasta ahora el protagonismo había correspondido a la isla italiana de Lampedusa porque a ella llegaban el grueso de los inmigrantes que cruzan el Mediterráneo, el mismo problema se está viviendo en Subotica, localidad Serbia que se encuentra junto a la frontera con Hungría , . Este último país ha recibido en lo que llevamos de 2015 a 90.0000 inmigrantes que llegan a Serbia procedentes sobre todo de Afganistán y Oriente Próximo  y que desean entrar en Hungría para  desplazarse en su mayor parte a Alemania.

Aunque se ve un poco pequeño, no he podido ampliarlo más,  en estos mapas podéis observar  la ruta que siguen principalmente los inmigrantes  procedentes de Afganistán y Siria que se dirigen mayoritariamente hacia  Europa Central . El camino les lleva hasta Estambul  y desde allí entran en territorio de la Unión Europea por Grecia para a continuación dirigirse hacia el norte , atravesando Serbia para alcanzar Hungría. En el mapa vemos la situación de la localidad serbia de Subotica , muy cerca de la frontera húngara  y señalado con una línea roja  el lugar donde el gobierno húngaro ha decidid erigir un muro de 175 kilómetros de longitud que impida la entrada de más inmigrantes en Hungría, aunque no quieren quedase en este país sino seguir su camino hacia Austria y Alemania. Y no es el único muro que se ha levantado en Europa  (Imagen procedente de http://www.theguardian.com )

¿Cual es la solución de Hungría al problema? Su primer ministro, Viktor Orban (1962), ha impulsado la construcción de un muro de 175 kilómetros de longitud a lo largo de su frontera con Serbia para impedir el paso de los inmigrantes al tiempo que ha puesto todo tipo de trabas  para obstaculizar las solicitudes de asilo. Miles de personas quedarán atrapadas en territorio serbio , como advertía el ministro de Asuntos Sociales serbio , Aleksandar Vulin "Será una catástrofe humanitaria  cuando miles de personas que quieren abandonar serbia no puedan hacerlo. Ahora es verano y podemos instalarlos en tiendas y que resistan  pero ¿qué vamos a hacer con niños, enfermos y ancianos cuando lleguemos a veinte grados bajo cero?" Otro vecino de Serbia, Bulgaria, también había ordenado erigir a comienzos de este año 2015  un muro , en este caso en la frontera que mantiene con Turquia, de ciento sesenta kilómetros de longitud y con la misma finalidad que el húngaro, evitar la entrada de inmigrantes. Tanto Hungría como Bulgaria se llevaron las críticas de la comunidad internacional pero las cosas no son muy diferentes en otras naciones del corazón de Europa. En junio centenares de inmigrantes procedentes de Siria, Somalia o Eritrea se hallaban bloqueados en Ventimiglia, localidad italiana fronteriza con Francia .Las autoridades francesas dieron orden de cerrar  el paso fronterizo a los inmigrantes. Otro punto de concentración de inmigrantes atrapados en las fronteras europeas, hoy centenares, mañana miles de personas que vivirán hacinadas en campamentos provisionales y , como sucedía en Serbia ¿qué pasara con ellos cuando llegue el frío del invierno?¿se seguirán acumulando indefinidamente miles de personas en estos puntos fronterizos?  

Fotografía del campamento de inmigrantes  que se ha formado junto a la localidad francesa de Calais, donde se concentran aquellos que quieren cruzar el Canal de la Mancha por cualquier medio, escondidos en camiones, en trenes  o en barcos, para entrar en el Reino Unido. En la imagen vemos una bandera afgana sobre una de las tiendas  del campamento. La mayoría proceden de la propia Afganistán, además de Etiopía, Eritrea o Sudán y se espera que para finales de éste mismo verano ya se hayan concentrado aquí más de cinco  mil personas y en respuesta a ello  de lo único que parece preocupase el gobierno británico es de incrementar las medidas de seguridad y el gobierno francés facilitar su salida  hacia el Reino Unido para quitarse el problema de encima. pero sin ofrecer ninguna  solución, mientras en Europa va ganando terreno el discurso xenófobo de  partidos como el Frente Nacional francés, el UKIP británico o el Fidesz Unióa Cívica Húngara  por citar solo a tres de ello, partidarios de convertir al continente europeo en una especie de castillo inexpugnable cuyo foso sería el Mediterráneo. Estos mismos partidos son los que están en contra de la idea de una Europa sin fronteras, que por fortuna ya existe, y que querrían regresar a aquella Europa de naciones  separadas unas de otras y que en tantas ocasiones ha teñido de sangre  los campos europeos  (Imagen procedente www.elmundo.es )


Y el siguiente escenario es el que está de actualidad en el momento en que estoy escribiendo este artículo ,la localidad francesa de Calais, donde un número creciente de inmigrantes trata de cruzar en tren, barcos o escondidos en camiones el Canal de la Mancha para llegar al Reino Unido. Sólo en lo que va de año más de seiscientos menores de edad han tratado de cruzar el Canal de la Mancha ante la impasibilidad de los agentes franceses que sólo quieren que los inmigrantes abandonen suelo francés. . El Alto Comisionado  de las Naciones Unidas  para la inmigración , el irlandés Peter Sutherland , declaraba esta semana que "En Calais estamos hablando de cinco mil o diez mil personas  viviendo en terribles condiciones. Lo primero que tendríamos que hacer colectivamente es hacer frente a esas condiciones" Pero no parece esa la respuesta del gobierno británico del primer ministro David Cameron (1966)  que el pasado jueves 30 de julio declaraba , refiriéndose a los intentos de entrada en territorio británico de un creciente número de inmigrantes que "Lo que tenemos  es una plaga de gente que ha venido a través del Mediterráneo" Ha tenido la respuesta de otras personalidades como Don Flynn, director de la Red de Derechos de los Inmigrantes que recuerda algo que por obvio no debería ser necesario subrayar pero por desgracia parece que si lo es  "No estamos hablando de una peste -decía Flynn - sino de personas racionales  que asumen riesgos  enormes para llegar a lo que creen que será una vida mejor" y añadía  "La política para tratar con los refugiados tiene que volver a su base humanitaria. En los últimos años , nuestra política ha consistido sobre todo en levantar alambradas. Volvemos a donde estábamos. Y la gente está muriendo a diario" Por desgracia no es esta la opinión de otros elementos del panorama político británico, como el que fuera líder del UKIP (Partido de la Independencia del Reino Unido), Nigel Farage (1964) que animaba a enviar al ejercito a controlar la frontera. 

BREVE REPORTAJE SOBRE "LA JUNGLA" EL CAMPAMENTO INMIGRANTE EN CALAIS

Este es un breve reportaje sobre la situación que se está viviendo en el campamento inmigrante al que se ha dado el nombre de "La jungla" emitido el 1 de agosto de 2015 en el canal de televisión español de Antena 3. Sólo en lo que va de año ya se han interceptado a 37.000 personas tratando de cruzar el Canal de la Mancha , 3500 de ellos en el corto espacio de tiempo de dos días.  





Vallas, muros , alambradas, policías, ejército, buques de guerra. Una Europa fortificada para protegerse de ¿una nueva invasión de una potencia enemiga?¿tal vez Gengis Kan (1162-1227) cabalgue de nuevo para extender el Imperio Mongol hasta el corazón de Europa?¿o será el sultán Solimán I el Magnífico (1494-1566) el que tratará de extender la frontera del Imperio Otomano hasta Alemania y Francia?¿serán los hunos dirigido por un redivivo Atila(hacia 395-453) los que asolen todo a su paso para conquistar Roma? No , no es un ejército bárbaro sino miles de personas, hombres , mujeres y niños como nosotros,  que huyen del hambre, de la pobreza, de la guerra, de la persecución política o religiosa, desheredados que sólo buscan un lugar  donde tener la oportunidad de vivir. Y tendríamos que agradecer que naciones mucho más pobres que las europeas,  como son Jordania y Líbano, están acogiendo cada una de ellas a un millón de refugiados del conflicto libio. Creo que sería una ingenuidad pensar que, aunque lo deseemos,  este problema se solucione albergando a todos los inmigrantes que vienen a Europa sin control alguno en unas sociedades donde ya hay , en muchas de ellas, problemas de empleo y económicos, pero también es una ingenuidad y una mezquindad  pensar que la solución será convertir a Europa en un castillo lleno de muros , alambradas y búnkers porque los inmigrantes no dejarán de venir mientras no se solucionen los problemas en sus países de origen, hasta que no haya alguna alternativa mejor que arriesgar la vida para malvivir en Europa, pero es que para cualquiera de ellos es mejor eso que la miseria y una muerte prematura. Los seres humanos no pueden vivir sin esperanza y eso es lo que estas miles de personas que atraviesan desiertos, que son esquilmados por traficantes de personas sin escrúpulos, que se adentran en el mar en barcos ruinosos y la mayoría  de ellos sin saber nadar, que entran en Europa para  sentirse rechazados, buscan al final de su odisea, un poco de esperanza. 

Número estimado de llegada  de inmigrantes a través de Mediterráneo durante el primer semestre  de 2015 proporcionados por la UNHCR (siglas en inglés de la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados). Más allá de las vacías palabras de solidaridad, los hechos no acompañan esa solidaridad de palabra. Mientras, como ya he indicado en algún sito de éste artículo, naciones que n son precisamente ricas como Jordania y Líbano dan refugio entre ambas a dos millones de refugiados sirios, mientras  que el conjunto de toda la Unión Europea sólo acoge  a unos 30.000, o lo que es lo mismo, el 0,17% del total de refugiados sirios.  FRONTEX (siglas de  la Agencia Europea para la Gestión de la Cooperación Operativa en las Fronteras Exteriores de los Estados Miembros de la Unión)  considera que un 780% de los que llegan a Europa so refugiados de los conflictos que tienen lugar  en Siria , Afganistán  o Somalia, pero las naciones de la Unión Europea se resisten a darles esta consideración porque ello les obligaría, según establece ACNUR (siglas de la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados) a   ofrecerles la ayuda básica y los mismos derechos que tiene cualquier otro extranjero que resida legalmente en Europa. Lejos de afrontar la verdadera dimensión del problema, muy complejo evidentemente, Europa simplifica su respuesta convirtiendo sus fronteras en fortalezas (Imagen procedente de www.west-info.eu)
Y en este punto es donde entra la reflexión que leí en "El hambre " de Martín Caparrós pero que está conectada con el pensamiento  del clérigo británico al que me refería al inicio de este artículo sin nombrarlo. Se trata del clérigo Thomas Robert Malthus (1766-1834) cuyo apellido ha dado origen a un término que hoy podemos encontrar en el Diccionario de la Lengua Española, el maltusianismo, definido como "conjunto de las teorías económicas de Thomas Malthus, economista británico de fines del siglo XVIII, basadas en que , según él , la población tiene a crecer en progresión geométrica, mientras que los alimentos sólo aumentan en progresión aritmética " Ya he hablado sobre Malthus en diferentes ocasiones , pero no estará de más que recordemos la esencia de su pensamiento expuesto principalmente en  un ensayo que publicaría de manera anónima en 1798 con el título de "Ensayo sobre el principio de población". Malthus escribía en los albores de la Revolución Industrial , cuando en las grandes ciudades comenzaban a formarse nuevos barrios habitados por las miles de personas que emigraban del campo a la ciudad para comenzar a trabajar en las nuevas industrias y que daban forma a una nueva clase social, el proletariado. Este término procedía de una clases social existente en la antigua Roma, los proletarii, que significa literalmente "los que crían hijos".  Los proletarii eran la clase social más baja de Roma que englobaba a todos aquellos ciudadanos que no tenían ninguna propiedad y lo único que podían aportar a Roma era sus hijos, la prole, y de ahí su nombre de proletarii que evolucionó al moderno término de proletario aunque sin apenas cambiar de significado, ya que los proletarios de finales del siglo XVIII  y comienzos del XIX eran aquellos que  a falta de propiedades o de un medio de producción propio  se veían forzados a trabajar para la burguesía , dueña  de los medios de producción, es decir, de las fábricas y empresas.

File:Jacob Riis, Lodgers in a Crowded Bayard Street Tenement.jpg
Fotografía realizada en 1889 por el fotógrafo y reformador social danés Jakob Riis (1849-1915) tomada en el interior de una vivienda en Nueva York  donde podemos observar  la pobreza en la que vivía una buena parte de la población trabajadora. Considerado uno de los pioneros de la fotografía documental en Estados Unidos, Riis dedicó una serie de fotografías a lo que denominó la Otra Mitad de la Ciudad de ese Nueva York convertido en la capital del mundo , la ciudad de las oportunidades y de la riqueza, pero que albergaba también la miseria y la explotación . . Es lo que décadas antes de tomarse esta fotografía,  , en  1848, había llevado a  los filósofos Karl Max y Friedrich Engels a escribir en el Manifiesto Comunista que :
"El obrero moderno, por el contrario , lejos de elevarse con  el progreso  de a industria, desciende siempre más y más por debajo de las condiciones de vida de su propia clase.  El trabajador cae en la miseria , y el pauperismo crece más rápidamente  que la población y la riqueza. "
Más tarde el comunismo fracasaría a la hora de desarrollar su propio plan económico y parecía que el capitalismo sería la forma de organización social y económica imperante sin discusión  pero ahora comenzamos a percibir que el desarrollo tecnológico está introduciendo unos cambios para los que el sistema capitalista tampoco tiene respuestas tal y como  está planteado ahora , basado siempre en la búsqueda de los máximos beneficios con los mínimos costes lo que podía funcionar  en una sociedad donde  la industria absorbía millones de puestos de trabajo , pero es una realidad que ya no existe debido a la progresiva mecanización y robotización de todos los trabajos que va recudiendo cada vez más el mercado laboral, excluyendo a millones de personas del trabajo incluso a edades muy tempranas. Algo para lo que hoy no se tiene una respuesta
(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org)


En el Manifiesto del Partido Comunista publicado en febrero de 1848, escrito a petición del Partido Comunista por el filósofo alemán Karl Marx (1818-1883) y el también filósofo alemán Friedrich Engels (1820-1895) se definía a aquella nueva clase social surgida al amparo de las nuevas industrias y subordinada, por no decir explotada, por los grandes capitales dueños de esas industrias, como "la clase de trabajadores asalariados , que , privados de medios de producción propios , se ven obligados a vender su fuerza de trabajo para poder existir" Las condiciones de aquellos trabajadores desde fines del siglo XVIII hasta gran parte del siglo XIX fueron penosas, y sólo la aparición de una conciencia de pertenencia a una clase que estaba siendo explotada ,y el nacimiento de los sindicatos, supuso el inicio de una mejora en sus condiciones laborales y económicas. Malthus no llegaría apenas a ver esas mejoras y el término proletario no sería acuñado hasta años después de que publicase su célebre ensayo, pero si veía la grandes bolsas de pobreza que se estaban formando en los suburbios de las grandes ciudades y el constante crecimiento de la población que en apenas medio siglo había pasado de los 163 millones de 1750 a los 203 millones de habitantes a comienzos de 1800 . Malthus, que además de clérigo era un erudito y uno de los pioneros de la ciencia demográfica ,observaba la pobreza de aquellos suburbios y la creciente desigualdad económica entre las diferentes  clases sociales integrantes del sistema capitalista y lo consideraba como la consecuencia inevitable del aumento de la población frente a la escasez de recursos para poder hacer frente a ese crecimiento demográfico. Así escribía "Afirmo que la capacidad de crecimiento de la población es infinitamente mayor que  la capacidad de la tierra para producir alimentos para el hombre" y añadía lo que luego sería recogido casi literalmente por nuestro diccionario como definición de la teoría del maltusianismo "La población , si no encuentra obstáculos, aumenta en progresión geométrica. Los alimentos  tan sólo aumentan en progresión aritmética. Basta con poseer las más elementales nociones de números para poder apreciar la inmensa diferencia a favor de la primera de estas dos fuerzas. "

Thomas Robert Malthus Wellcome L0069037 -crop.jpg
El reverendo Thomas Robert Malthus que desarrolló una teoría social y económica que se convertiría incluso en un término del diccionario, el Maltusianismo , la creencia de que el crecimiento de la población será siempre mayor que el de los medios y recursos para cubrir sus necesidades, por lo que la única forma de evitar una catástrofe sería, para Malthus, el control de la población, un control que podía ser natural debido al termo del ser humano a ver a sus hijos con necesidades que no tiene medios para satisfacer
"Más en el hombre los efectos de éste obstáculo (los límites marcados por el espacio disponible y el alimento) son muy complicados. Guiados por el instinto , le detiene la voz de la razón  que le inspira el temor de ver a sus hijos con necesidades que no podrá satisfacer. Si cede a este justo temo es muchas veces por virtud. Si, por el contrario , le arrastra su instinto , la población crece más que los medios de subsistencia"
No concebía Malthus que los medios con los que se contaba a finales del siglo XVIII irían evolucionando y hoy es posible alimentar a seis veces la población que tenía el mundo cuando él escribió estas palabras . Pensaba que el crecimiento continuo de la población llevaría a la humanidad  al desastre, a autodestruirse , llevado de la visión negativa  de la naturaleza humana inspirada en el filósofo Thomas Hobbes (1578-1679) según el cual "el hombre es un lobo para el hombre"
(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org)  



Consideraba que no había forma de dar la vuelta a esa tendencia y que, por lo tanto, a medida que siguiera creciendo la población los recursos cada vez serían más escasos, lo que era incompatible con la creación de una sociedad que pudiera garantizar un bienestar a sus integrantes, aunque el concepto de estado de bienestar es un anacronismo que estoy utilizando porque no existía esa idea cuando Malthus escribió su ensayo. Él lo explica con estas palabras "No veo manera por la que el hombre pueda eludir el peso de esta ley (se refiere al continuo crecimiento demográfico en comparación con la escasez de recursos), que abarca y penetra toda la naturaleza animada. Ninguna pretendida igualdad, ninguna reglamentación agraria, por radica que sea, podrá eliminar durante un siglo siguiera  la presión de esta ley , que aparece, pues , como decididamente opuesta a la posible existencia de una sociedad cuyos miembros puedan todos tener una vida de reposo, felicidad y relativa holganza y no sientan ansiedad ante la dificultad de proveerse de los medios de subsistencia que necesitan ellos y sus familias" La combinación de un crecimiento geométrico de la  población, la superpoblación del planeta, frente al crecimiento aritmético de los recursos insuficientes para cubrir las necesidades de esa población  deriva en lo que sería denominado Catástrofe Maltusiana que podría poner en peligro la misma supervivencia de la especie humana , siempre según el criterio de Malthus. Y no es que Malthus se resigne a no luchar contra la miseria, a lo largo de su ensayo hace llamamientos para mejorar el rendimiento agrícola y esforzarse en mejorar la situación de los más desfavorecidos  para tratar de incluir al mayor número posible de personas en las clases medias huyendo de los extremos de riqueza y pobreza  "Aún cuando no podemos pretender excluir la riqueza y la pobreza de la sociedad - señala Malthus- , si encontráramos una forma de gobierno que permitiese disminuir el número de personas de las zonas extremas y aumentar el de la zona media, tendríamos, sin duda , la obligación de adoptarla"  

BIOGRAFÍA DE THOMAS ROBERT MALTHUSE 

No hallé ningún documental que trate la vida y el pensamiento de Malthus pero si este interesante reportaje  de diez minutos que nos acerca su vida y la esencia de su pensamiento . Comprobaréis que era un hombre de pensamiento contradictorio, que en algunos planteamientos lo podemos rechazar con vehemencia mientras que en otros, como en la mejora de la sanidad o la educación, resulta mucho más moderno.  






Pero cono no confía en que la mejora de la agricultura logre nunca mantener un crecimiento continuado de la población  contempla como única solución factible el control de la población a través del hambre, las epidemias y la guerra , tres instrumentos que permitirían que ese crecimiento no condujera  a la catástrofe maltusiana de las que os hablaba un poco más arriba y así aconseja  que "en vez de recomendarles limpieza a los pobres hemos de aconsejarles lo contrario, haremos más estrechas las calles, meteremos más gentes en las casas y trataremos de provocar la reaparición de alguna epidemia " aunque lo más inmoral de este argumento, desde mi punto de vista, es que Malthus concluye culpando al pobre de su pobreza , considerándolo una caga insufrible para la sociedad que tiene que gastar recursos para mantenerlo y llega a afirmar que una persona así no tiene lugar en el mundo, su presencia sobra, son personas desechables  "Un hombre que nace en un mundo ya ocupado - nos explica Malthus -, si sus padres no pueden alimentarlo y si la sociedad no necesita su trabajo , no tiene ningún derecho a reclamar  ni la más pequeña porción de alimentos, de hecho ese hombre sobra. En el gran banquete de la Naturaleza no se le ha reservado ningún cubierto. La naturaleza le ordena irse y no tarda mucho en cumplir su amenaza" y concluyo este rápido paseo por su pensamiento con esta frase fatalista de su ensayo "Parece que es una de las inevitables leyes de la naturaleza que algunos seres humanos sufran de miseria . Estas son las personas que , en la gran lotería de la vida , fracasarán",aunque no añade que sobre la explotación de estos "fracasados" se construían las grandes fortunas de su tiempo , que en parte son también los nuestros. Sería sencillo demonizar el pensamiento de Malthus pero él analizaba la realidad en función de las herramientas con las que contaba y dando por hecho que las circunstancias de su tiempo iban a permanecer invariables en el futuro. Hoy sabemos que eso no fue así, que a pesar del crecimiento demográfico los avances tecnológicos han permitido alimentar no sólo a los mil millones de  habitantes que tenía el planeta en 1800 sino a los más de siete mil millones de nuestros días

La teoría demográfica de Malthus consideraba que llegaría un determinado momento en que el crecimiento de la población sería muy superior a la producción y millones de personas morirían de hambre. Así escribía :
"Cuando no lo impide ningún obstáculo , la población va doblando cada 25 años, creciendo de período en período , en una progresión geométrica mientras que los medios de subsistencia, en las circunstancias más favorables, no se aumentan sino en una progresión artimética"
Hoy, cuando en lugar de los mil millones de bocas que alimentar  que había en 1800 hemos alcanzado los 7000 milllones   sabemos que el problema de la falta de alimentos no es un proceso de producción, sino de una distribución adecuada  de esa producción
(Imagen procedente de elbauldepandorablog.wordpress.com )

Hoy el problema no es la  producción de alimentos sino la desigualdad en su distribución que hace que alrededor de mil millones de personas vivan dentro de eso que eufemísticamente se denomina inseguridad alimentaria, es decir, que pasan hambre. Martín  Caparrós lo resume así "el mundo ya produce comida suficiente para todos pero hay un tercio cuyo ritmo de consumo hace que no haya para los demás"  y en ese sentido Caparrós proporciona  un dato de la FAO (siglas en inglés de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) que es ,más que esclarecedor, devastador "los ciudadanos de los veinte países más ricos desperdician cada año una cantidad  de comida igual a toda la producción de África (unos 220 millones de toneladas)"  Y es en este punto donde uno el pasado del pensamiento de Malthus con los emigrantes que a estas mismas horas se hacinan en Calais, en Subotica, en Lampedusa, en Ventimiglia, frente a las vallas de Ceuta y Melilla, en las costas de Libia, en las fronteras de Grecia y Bulgaria. Hombres, mujeres y niños procedentes de los países más pobres del planeta, de países asolados por el hambre, las epidemias, la guerra y la miseria ,  esos seres humanos a los que Malthus consideraría los desechables , los sobrantes del mundo, esos para los que no hay lugar. Recordemos el terrible argumento que acabamos de leer un poco más arriba ""Un hombre que nace en un mundo ya ocupado, si sus padres no pueden alimentarlo y si la sociedad no necesita su trabajo , no tiene ningún derecho a reclamar  ni la más pequeña porción de alimentos, de hecho ese hombre sobra. En el gran banquete de la Naturaleza no se le ha reservado ningún cubierto. La naturaleza le ordena irse y no tarda mucho en cumplir su amenaza" Y aquí recurro ahora a las lúcidas palabras de Martín Caparrós en su ensayo "El hambre", donde advierte del nuevo maltusianismo que parece avanzar en nuestros días, aunque eso que llamamos pensamiento políticamente correcto hace que se utilicen otras palabras que lo suavicen, pero la esencia de ese pensamiento parece la misma de Malthus, hay millones de personas que no son necesarias, son prescindibles , desechables y es algo que no sólo se circunscribe a los inmigrantes procedentes de África y Asia que vemos agolparse en las fronteras de Europa, sino que se va extendiendo incluso a esas islas de bienestar que antes eran , por ejemplo, Europa y Estados Unidos 

Portada de una edición de 1826 del "Ensayo sobre el principio de población" donde ya figura con el nombre de Malthus, no como en su primera edición cuando fue publicado de forma anónima. Malthus estaba convencido que sólo obstáculos externos impedirían el crecimiento descontrolado de la población , y estos obstáculos externos eran la guerra, las pestes, las hambrunas y la miseria. Es decir, a pobreza podía ser considerada como un procedimiento de  control de la población , ya que les impediría  tener más hijos al no poder cuidar de ellos , y las guerras y las enfermedades facilitaban la muerte de gran cantidad de personas aliviando así la presión del crecimiento demográfico. Malthus llevó su razonamiento a afirmar que para 1880  el crecimiento de la población humana podría conducir incluso a la extinción de la humanidad. Se ganaría las acerbas críticas , entre otros, de  Karl Marx  que escribió
"El miserable autor de una vil e infame teoría, de una blasfemia repulsiva contra el hombre y la naturaleza"
Malthus también se oponía a las ayudas a los pobres,  como las "Poor Laws" o "Leyes de la pobreza"  que existían en Inglaterra para ayudar a los más necesitados, ya que consideraba que estas ayudas sólo servían para que los pobres tuvieran más hijos . Malthus consideraba que los propios seres humanos eran el problema , aunque centraba su preocupación en los seres humanos más pobres que constituían una carga para el Estado  

(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org)


"La máquina capitalista - escribe Caparrós - no sabe que hacer con cientos de millones de personas. Le sobran. Y su exclusión no se aminora con el desarrollo. El desarrollo técnico deja más gente sin trabajo, a los costados  del camino. " y señala, a mi parecer con acierto, que "ganar cada vez más es la primera opción del mecanismo actual. Y,eventualmente, aumentar un poco la limosna que reciben los desechables" Creo que es algo que todos podemos observar en nuestras sociedades allí donde vivamos. Las empresas, incluso las más grandes, buscan un incremento constante de los beneficios lo que implica también una reducción constante de los costes, en particular  de los laborales, que se traduce en reducción de salarios primero y en eliminación de puestos de trabajo después y eso sucede porque las personas están dejando de ser necesarias. En el siglo XIX y en la mayor parte del siglo XX un trabajador tenía una pequeña área de poder y es que su trabajo era imprescindible, una empresa detenía su producción si sus trabajadores cesaban de trabajar. Pero esto comienza a dejar de ser verdad. La revolución robótica, que está todavía sólo en sus prolegómenos, está empezando a hacer prescindible el trabajo de millones de personas . Nuestras sociedades capitalistas surgieron en la segunda mitad del siglo XVIII  cuando las nuevas industrias necesitaban millones de obreros para trabajar en ellas aunque fuera en condiciones penosas , explotándolos para obtener el máximo beneficio, es cierto, pero al menos las necesitaban. Hoy las empresas, igual que entonces, sólo buscan maximizar sus beneficios reduciendo los costes, lo que ha cambiado es que las personas han dejado de ser imprescindibles " Es una situación perfectamente anómala : no sé si había pasado alguna vez con esta intensidad, en estas cantidades. A veces pienso  que es uno de los grandes cambios de época: por primera vez en la historia, un sexto o un quinto de la población del mundo sobra. Como queda  feo que se mueran sin más, los mantienen  apenas a flote, desnutridos, pero no muertos de hambre"

HADRIAN , ROBOT OBRERO AUSTRALIANO

Éste robot , que podéis ver en el vídeo de demostración, fue creado por el ingeniero aeronáutico australiano Mark Pivac y tiene la capacidad de fabricar y colocar  mil ladrillos por hora, pudiendo llegar a construir, al menos así lo afirma su inventor, una casa en apenas dos días, una velocidad inigualable para los obreros humanos. Un gran avance que , por otro lado, amenazará el trabajo de los millones de personas que en todo el mundo trabajan en la construcción. Como no podemos renunciar al  progreso, el reto ahora es buscar una nueva forma de organización social y económica diferente a la basada en los grandes sistemas nacidos en la Revolución Industrial, el capitalismo y el comunismo, porque ha cambiado algo esencia : la mano de obra humana está dejando de ser imprescindible y eso lo cambia todo 




Es decir, como Malthus es hoy políticamente incorrecto, no digamos que hay que prescindir de esa población desechable  pero aunque no se diga lo terrible es que todo apunta a que si se piensa. De momento en los países ricos , digamos Europa y Estados Unidos, se toman medidas de control social para que no haya conflictos . Caparrós pone esta pregunta en la mente de los gobiernos "¿Cuál sería la medida a partir de la cual esta gente no me saquea los supermercados, no me genera conflictos políticos?¿200 euros?¿500 euros(o dólares, o pesos , o la moneda de que se trate)? " Algo hay que dar a los desechables para que armen escándalo o como señala Caparrós  "cuando un gobierno entrega limosna a sus súbditos, espera le alcance para mantenerlos hundidos y dominados, inofensivos, silenciosos. El asistencialismo consiste en darles a los pobres lo mínimo para que sobrevivan y no manchen con su sangre o sus huesos las pantallas de la televisión" Por supuesto, esto sucede en los países ricos, en los pobres ni siquiera hay ese asistencialismo, cada persona tiene que buscarse la forma de sobrevivir o perecer "en los países más elegantes -nos señala Caparros - los llaman ninis "ni estudian ni trabajan" . En el  Otro Mundo (los países pobres) no los llaman" Antes os hablaba de la clase proletaria nacida a finales del siglo XVIII  , imprescindibles para el funcionamiento de la economía. Hoy ya no existen los proletarios como escribe con rotundidad  Caparros "No son proletarios - ni ellos, los emigrantes, ni muchos de nosotros - son basura. Son basura con la que nadie sabe bien qué hacer. O saben, pero no se animan"  Por supuesto, cuando Caparrós dice basura se refiere a  la  forma en que les ven, en que nos ven, porque cualquiera de nosotros puede estar en cualquier momento en esa situación, los estados, las grandes empresas para los que las personas no tienen nombres y apellidos, son números. 

Tasas de desempleo en los países integrantes de la Unión Europea que, si exceptuamos Grecia y España, no parecen demasiado altas, pero las cifras de desempleo no reflejan la progresiva precariedad de los mercados laborales, con empleos cada vez más inestables y peor pagados , ya que uno de los objetivos de las empresas es la reducción de los costes laborales para ser más competitivos con las pujantes economías asiáticas .Cada vez es más habitual que personas en la mitad de su vida se queden fuera de ese mercado laboral y ya no vuelvan a entrar en él y como escribe Martín Caparrós:
"En una sociedad donde los individuos se definen por su lugar en la producción, no tener empleo  es una de las formas más inmediatas de no tener una identidad funcional"
Si esto sucede en Europa con los desempleados , en muchos otros países pobres millones de personas pobres simplemente no cuentan para nada ni para nadie , son los que Malthus consideraba desechables, prescindibles. Y a medida que se vaya prescindiendo de mano de obra en las sociedades occidentales también un mayor número de personas pasarán a integrar esa parte de la sociedad desechable. Por eso es necesario desarrollar un nuevo sistema  para evitar que un sector cada vez más grande de las diferentes sociedades del mundo queden al margen . Hoy se nos dice que no hay alternativa al actual sistema de organización económica y social,  pero como bien señala Caparrós
"La historia del mundo puede leerse a partir de ésta dicotomía: las épocas que desean su futuro  y las que lo miran con espanto. Estamos en uno  de esos momentos de la historia en que nadie tiene una buena idea sobre que esperar del futuro , y entonces nos dedicamos a temerlo"
(Imagen procedente de www.eleconomista.es)  



Queda en el aire esas palabras terribles del escritor argentino  " Son basura con la que nadie sabe bien qué hacer. O saben, pero no se animan" ¿Recordáis lo que aconsejaba Malthus? Emplear la pobreza, las enfermedades  y la guerra como forma de control de la población. Eso hoy nos puede parecer inimaginable ¿o no? Caparrós  reflexiona y se pregunta  cuándo los desechables, esos emigrantes que hoy se concentran en las fronteras o los millones de desempleados que se multiplican en nuestras sociedades, o los millones que dependen de los subsidios del Estado para sobrevivir incluso aunque tengan trabajo, comenzarán a ser vistos no ya como una carga , un incordio, sino como una amenaza "Los desechables  no terminan de ser desechados, se les mantiene en un limbo penoso (a través de los subsidios, aquellos que los tienen , pues cientos de millones no tienen ni eso ) Y al mismo tiempo meten miedo. Un poquito de miedo: son demasiados millones, y se mueven y se remueven ¿Terminarán por volverse una amenaza?" y así se hace Caparrós esta terrible pregunta maltusiana   "¿Cuánto pasará, que dificultades tendrán  que sufrir los más ricos, cuántos más problemas financieros soportarán hasta que empiecen a pensar en serio que no pueden darse el lujo de mantener a toda esa población inútil?¿Cuán complicado será transformar a los desechables en una amenaza  y empezar a cargárselos deliberada y sistemáticamente?" Y aunque esto leído así de repente puede parecer una exageración, algo imposible, cuando miras lo que sucede alrededor, los países arruinados de donde huye la gente  porque no hay esperanzas de futuro y acuden a otros países donde los gobiernos ya no saben dar respuesta a las necesidades de sus ciudadanos, empiezas a no verlo tan descabellado. 

Uno de los grandes logros del siglo XX ha sido el incremento de la longevidad, que  a más que duplicado la esperanza de vida de comienzos del siglo XX . Pero nada es permanente y estable , ni siquiera estos avances en  la salud o la educación y es probable que si seguimos por este camino sin introducir cambios, sin  pensar de una forma diferente que se aparte de los tradicionales planteamientos de derechas e izquierdas, de capitalismo y socialismo surgidos de un  tiempo en el que las osas eran diferentes, terminemos retrocediendo , si no todos, si al menos una buena parte  de nuestras sociedades. Escribe Caparrós
"Buscar la forma política que corresponda a una idea moral de la economía"
Es lo mismo que decir que la economía esté al servicio del hombre y no a la inversa, pero creo que hay que ir más allá, porque es necesario  contemplar ese mundo en el que el trabajo del hombre ya no será necesario en el sentido que lo ha sido hasta ahora. Eso requiere un tipo de pensamiento original, diferente, que todavía no hemos encontrado, todavía no sabemos, pero me uno a las palabras del escritor argentino
"Son épocas difíciles, ligeramente huérfanas. Era más fácil saber sin dudar. Pero también son épocas fascinantes: pura búsqueda. No hay nada más excitante y más angustioso que la búsqueda"
(Imagen procedente de    sitasilvi.wordpress.com)     

Al igual que Malthus, por fortuna, se equivocó en sus predicciones de futuro, las palabras de Caparrós pueden haber perdido su sentido, ojalá sea así, dentro de una década, pero creo que hay que tenerlas en cuenta y reflexionar sobre ellas. Si miramos tan sólo al no tan lejano comienzo del siglo XX las cosas , sin duda , han mejorado de forma indiscutible. .Basta con consultar la evolución de la esperanza de vida. En el país donde vivo, España, la esperanza de vida  era a comienzos de 1900 . según las tablas de Instituto Nacional de Estadística, de 33,9 años de vida para el hombre y 35,7 años de vida para las mujeres. Hoy, año 2015, la esperanza de vida de un varón español es de 79,2 años y la de una mujer 85,5 años, es decir, se ha mucho más que duplicado la esperanza de vida , entre otros factores por la mejora de la higiene, de la alimentación y del desarrollo de la medicina, todo ello factores unidos al desarrollo económico y social de nuestros estados No hay más que ver las fotografías del interior  de un hogar europeo anterior al estallido de la Segunda Guerra Mundial y compararlos con nuestros hogares para darnos cuenta de la prosperidad  de la que hemos gozado en las últimas décadas y aunque, como ya hemos visto, hay más de mil millones de personas que sufren hambre, la calidad de vida a nivel  mundial ha mejorado a lo largo del siglo XX, sobre todo a partir de su segunda mitad.

 Pero de la misma forma que la libertad no es una conquista definitiva y toda sociedad puede vivir retrocesos e involuciones, lo que obliga a estar siempre alerta para mantenerla, tampoco la prosperidad de la segunda mitad del siglo XX, con todas las desigualdades que queramos señalar, pues las hubo y muy notables, era un estado definitivo e imperturbable y ahora lo estamos comprobandocuando sociedades diseñadas según un sistema económico surgido en el siglo XVIII son incapaces de adaptarse a los cambios causados por el desarrollo tecnológico. Como escribe Caparrós , necesitamos ideas "uno que proponga; que tenga algo que proponer y lo proponga", un nuevo sistema que no tenga que ver con lo que ha existido hasta ahora ¿Utópico?¿Imposible?¿Impensable? También tuvo que ser imposible, utópico e impensable para un trabajador de una fábrica de 1800 él mundo en el que ahora vivimos y por eso quiero concluir esta reflexión con estas últimas palabras de Caparrós "Lo difícil no es conseguir algo que parece imposible, lo difícil es definir ese algo.Lo impensable es lo que vale la pena ser pensado" Y en cuanto a la definición de desechables y el pensamiento maltusiano la mejor respuesta que se le puede dar, además de ponernos a pensar en un nuevo tipo de sociedad organizada de forma diferente a la actual, donde los robots serán una pieza clave y los conceptos de trabajo y salario tendrán que ser transformados, son estas palabras del filósofo francés Pierre Joseph Proudhon (1809-1865)  cuando escribió "Hay un sólo hombre de más sobre la Tierra: el reverendo Malthus" Y yo matizaría, que incluso el señor Malthus tampoco sobra. No sobra nadie, todos , cada ser humano, es necesario , imprescindible , irrepetible e irrenunciable y creo que es una idea por la que vale la pena luchar siguiendo el consejo del filósofo danés  Soren Kierkegaard (1813-1855) "El asunto es encontrar una verdad que sea  cierta para mí, encontrar la idea por la cual yo sea capaz de vivir y de morir" ¿y qué mejor idea que pensar, trabajar, estudiar, luchar por un mundo donde nadie pueda ser considerado desechable?. 

El Mentidero de Mielost en Facebook :
 https://www.facebook.com/ElMentideroDeMielost

Famosos