lunes, 8 de junio de 2015

HISTORIAS DE LA GRAN GUERRA: FRITZ HABER , EL PADRE DE LA GUERRA QUÍMICA

"Cuando regresé a la trinchera me metí en mi abrigo para reposar media hora. Pero fue inútil y eché a correr hacia fuera.Acababa de quitarme  las botas cuando oí que nuestra artillería abría fuego con extraña intensidad desde la linde del bosque. Mi ordenanza me gritó desde arriba -Ataque de gas!- Saqué la máscara antigás, me puse las botas, me abroché el cinturón  y eché a correr  hacia fuera. Allí vi cómo una gigantesca nube de gas, formada de espesos vapores blancuzcos,estaba suspendida encima de, y cómo, impulsada por un viento suave, iba rodando hacia la cota 124, situada en una hondonada. Corrí hacia delante y pronto me encontré metido dentro de la nube de gas. Un acre olor a cloro me enseño  que tampoco éstas eran nieblas artificiales , como había pensado al principio, sino que realmente se trataba de un potente gas de combate. Me puse, pues, la máscara, pero volví a quitármela al instante. Tan deprisa había corrido que ahora no podía recibir suficiente aire por el respirador; también quedaron empañados  en un santiamén los cristales de las gafas  se volvieron completamente opacos. Como notaba punzadas en el pecho, intenté al menos cruzar lo más rápidamente posible aquella nube. A la mañana siguiente pudimos ver en la aldea, estupefactos , las secuelas dejadas por el gas. Muchísimas plantas estaban marchitas, caracoles y topos yacían muertos por doquier y a los caballos acantonados en Monchy y pertenecientes a los enlaces montados , el agua les fluía de la boca y de los ojos. " Estas palabras pertenecen a un oficial alemán llamado Ernst Jünger (1895-1998)  y se hallan en el libro que escribió sobre sus experiencias en el frente durante la Primera Guerra Mundial con el título de "Tempestades de acero", una obra que considero imprescindible para conocer de primera mano los sentimientos de los soldados en el frente,aunque no busquéis en sus páginas un escrito antibelicista   porque, a pesar de lo que describe en sus páginas, Jünger escribía "Hoy por hoy me lo paso bien en la guerra y le he tomado el gusto, ese constante jugarse la vida tiene un atractivo enorme" 

Fotografía del filósofo y escritor alemán  Ernst Jünger tomada en una trinchera en 1915 , cuando tenía veinte años de edad (viviría hasta los 103 años)La obra que he citado al inicio de este artículo , "Tempestades de acero", al igual que otras como sus "Diarios de Guerra" , no son  un alegato antibelicista  pero creo que tampoco hay que considerarlo una exaltación de la guerra , sino un intento honesto de explicar lo que vivió y sintió en el frente, de ahí su valor histórico aunque es cierto que Jünger transmite más que miedo , fatiga o cansancio, la frialdad de un científico que observa a través de un microscopio lo que sucede en el frente. En  "Diarios de Guerra 1914-1918" explica con estas palabras sus intenciones al escribir sobre su participación en la Gran Guerra en la que sería herido hasta en catorce ocasiones y condecorado con la Cruz de Hierro:
"La finalidad de mi libro es tan sólo describir al lector objetivamente lo que he vivido en mi regimiento. No quiero soltar un lamento interminable sobre la sangre y el barro, el hambre y la sed, el peligro y la fatiga, sino que tampoco quiero olvidar las horas alegres pasadas en el abrigo, los períodos de descanso en la retaguardia y las noches en medio del tintineo de las copas"
 Por eso lo elegí para iniciar este artículo sobre el uso innovador del gas en el campo de batalla, por su descripción desapasionada ,que a mi parecer lo hace todavía más terrible,   de los efectos letales de una nueva forma de hacer la guerra, la guerra química (Imagen procedente de www.abc.es )



Y he elegido ese breve fragmento porque hace referencia a una de las innovaciones de aquella guerra rica en avances bélicos con el uso de la aviación, la aparición de los primeros tanques, la guerra submarina y un nuevo enemigo letal, casi invisible y silencioso, y tal vez por ello todavía más terrorífico, el gas. Jünger, que más tarde se convertiría en un destacado escritor y filósofo alemán del siglo XX , escribía esas palabras en abril de 1916 , un año después de que aquellos gases hicieran su presentación en la guerra durante la llamada segunda batalla de Ypres, una localidad  situada en Bélgica . Fue el 22 de abril de aquel año 1915 y ese día comenzó una nueva etapa de la  larga y triste historia de los conflictos bélicos  de la humanidad, la guerra química. Hace apenas un mes leía un  brillante artículo  del periodista Fred Langer (1960) publicado en la revista "Geo" en su versión española, dedicado  al que podríamos llamar "el padre de la guerra química", una historia que , como tantas otras, ignoraba por completo y que me cautivo por el ejemplo que ofrecía de cómo una brillante mente científica puede ponerse al servicio del bien de la humanidad y al tiempo desarrollar un arma para matar a miles de personas , con una gran ironía final, cuando el arma que él desarrolló terminaría volviéndose trágicamente contra el pueblo al que pertenecía  y utilizada por la nación para la que la creó. Y para conocerle , tenemos que viajar hasta el 9 de diciembre de 1868 a la ciudad prusiana. de Breslau, hoy en territorio polaco y con el nombre de Wroclaw.  El Reino de Prusia , bajo el gobierno del rey  Guillermo I (1797-1888) y su hábil canciller Otto von Bismarck (1815-1898), es en ésta fecha el más poderoso de los estados que constituyen la Confederación Alemana del Norte y tiene como objetivo lograr la unificación de Alemania. 

"La pareja real Federico Guillermo III de Prusia Luisa de Meklemburgo" del pintor alemán Friedrich Georg Weitsch (1758-1828). El rey Federico Guillermo III (1770-1840) había tratado de mantener a Prusia al margen  de la guerra que Napoleón Bonaparte (1769-1821) mantenía con otras potencias europeas, pero finalmente tuvo que enfrentarse a las tropas francesas. Los prusianos fueron derrotados , Berlín sería ocupada y la familia real tuvo que huir para ponerse bajo la protección del zar Alejandro I de Rusia (1777-1825) que también sería derrotado por Napoleón. Finalmente  Federico Guillermo III firmó la paz con Napoleón que le costó a Prusia gran parte  de sus territorios y una cuantiosa indemnización económica . En los años siguientes, alentado por su esposa y por varios ministros reformistas, impulsaría una serie de reformas que incluían una liberación de la economía y la emancipación de los siervos y los judíos que a partir  de éste momento gozarían de igualdad de derechos y deberes con respecto al resto de prusianos. Fue la oportunidad  para que la familia Haber comenzara a prosperar, aunque décadas después la discriminación social hacia los judíos continuaba y tenían casi imposible el acceso a puestos de responsabilidad o en el caso del ejército , a ascensos militares. (Imagen procedente de http://de.wikipedia.org )     

El padre de Guillermo I, el rey Federico Guillermo III de Prusia (1770-1840), había decretado el 11 de marzo de 1812 el Edicto de Emancipación gracias al cual se concedía a la población judía los mismos derechos y obligaciones que al resto de ciudadanos de Prusia. Entre aquellos judíos se encontraba el comerciante de lanas  judío Pinkus Selig Haber (fecha desconocida -1828).y gracias a esta ley pudo establecerse con seguridad y prosperar económicamente. Tuvo dos hijos, Jacob Haber (fecha desconocida-1843) y Julius Haber (1803-1877), dedicados también al comercio Ente los hijos de Jacob Haber se encontraba Siegfried Haber(1841-1920) que fundaría una empresa dedicada a la fabricación de tintes , pinturas y también productos farmacéuticos . Siegfried se enamoraría de una de las hijas de su tío, Julius Haber, llamada Paula Haber (1844-1868).Su condición de primos hermanos hizo que las familias de ambos se opusieran al matrimonio, pero los dos jóvenes siguieron adelante , se casaron y el 9 de diciembre de 1868 daba a luz al primer hizo del matrimonio , al que pusieron por nombre Fritz Jakob Haber, y que sería también el último, porque después de un parto complicado, Paula fallece tres semanas más tarde, el 31 de diciembre de 1868. , quedando Fritz al cuidado de la familia mientras su padre trata de recuperarse de aquel golpe trágico a su felicidad familiar. Siegfried reconstruye su vida casándose cinco años más tarde con Hewig Haber (1856-1912) con la que tendrá tres hijas. Parece que la relación de Fritz con su padre no era sencilla pero, sin embargo, si fue muy estrecha tanto con su madrastra como con sus hermanastras a medida que ellas fueron creciendo. Entre tanto, Prusia obtiene la victoria sobre Francia en la guerra Franco Prusiana que enfrentó a ambas potencias entre el 18 de julio de 1870 y el 10 de mayo de 1871 que provocó la caída del emperador francés Napoleón III(1808-1873) y la proclamación del nacimiento del Imperio Alemán el 18 de enero de 1871, uniéndose en uno solo todos los estados alemanes.     

Fotografía de Paula Haber , la madre de nuestro protagonista, que murió apenas tres semanas después de dar a luz a Fritz Jacob Haber .  También de origen judío , era prima hermana de su esposo, Siegfried Haber, por lo que tuvieron que desafiar a los convencionalismos sociales que consideraban este tipo de uniones como un escándalo. (Imagen procedente de www.escritoscientificos.es )
Fotografía de un pequeño Fritz Haber que siempre mantendría una relación distante y difícil con su padre que años más tarde les haría imposible trabajar juntos en la empresa  de Siegfried dedicada a la venta de tintes, pinturas y productos farmacéuticos .Durante unos años, hasta el segundo matrimonio de Siegfried, el pequeño Fritz estuvo al cuidado de sus tíos .Años después aquel niño descubriría un proceso que garantizaría   la alimentación de la humanidad en el futuro y también sería el pionero de la guerra química (Imagen procedente de http://danielcharles.us )


Después de superar sus estudios secundarios, obtendrá el permiso de su padre para iniciar los estudios de Química en la Universidad Friedrich Wilhelm en Berlín en 1886 . Por entonces,  aunque seguía practicando algunas de las tradiciones judías, Fritz se sentía más identificado con su condición de alemán que con su cultura judía. Estudia también en la Universidad de Heidelberg y en la Escuela Técnica de Charlottenburg con profesores como el químico alemán Robert Wilhelm Bunsen (1811-1899), que entre otros logros descubrió los elementos químicos Cesio y Rubidio, y el también químico alemán Carl Theodor Liebermann (1842-1914), que lograría sintetizar la alizarina para crear un tinte sintético de color rojizo que sustituiría a los colorantes naturales empleados hasta entonces en la industria textil . Con esta sólida formación , Fritz culmina sus estudios obteniendo el doctorado Cum Laude en la  Friedrich Wilhelm en Berlín en 1891. Por si la buscáis con eses nombre, hoy es conocida como Universidad Humboldt . Una vez terminados los estudios regresa a Breslau para empezar a trabajar en la empresa química de su padre.Por dos veces intentan trabajar padre e hijo juntos, pero los choques entre ambos son continuos  , así que busca nuevos caminos y lo encuentra como asistente del químico alemán Ludwig Knorr (1859-1921) en la Universidad de Jena. Knorr ya era famoso por haber sintetizado en 1883 la antipirina, un analgésico que fue el antecedente de la aspirina. Por entonces ya se ha convertido al luteranismos para tratar así de superar el obstáculo que para su ascenso profesional supone su condición de judío. Si, ya sabemos que en 1812 se había establecido la igualdad de los judíos con el resto de los prusianos, pero al de la misma forma que el racismo sigue existiendo en Estados Unidos o Sudáfrica después de haber eliminado las políticas de segregación o en India continúa la división  de la sociedad en castas aunque haya sido prohibida por ley, los judíos continuaban siendo discriminados  y resultaba imposible para un judío acceder a puestos de responsabilidad. 

Fotografía de Fritz Haber cuando tenía veintidós años, en 1890. Cuatro años antes  había arrancado el permiso de su padre, y digo arrancado porque éste quería que se quedase con él a trabajar en su empresa química  de tintes y pinturas, para estudiar química en la Friedrich Wilhelm Universität (Universidad Federico Guillermo ) de Berlín aunque su primer  semestre fue decepcionante para él  y en 1887 decidió proseguir su formación en la Universidad de Heidelberg. donde estudió con el químico Robert Bunsen (1811-1899), descubridor del cesio y el rubidio. . Regresó de nuevo a Berlín para ingresar en la Escuela Técnica de Charlottenburg y en e verano de 1889 decidió dejar los estudios para presentarse voluntario al servicio militar  donde estuvo en el cuerdo de artillería y aunque le hubiera gustado desarrollar una carrera militar su condición de judío le impedía aspirar a puestos de oficial. Sabía que lo mismo le sucedería en su carrera profesional como químico , los mejores puestos le estarían vedados, por lo que a los veintitrés años decidió convertirse al luteranismo, esperando que aquello le permitiera integrarse plenamente en la sociedad y le abriera puertas profesionales y así fue, al menos, durante buena parte de su vida, aunque en sus últimos años comprobaría con amargura que para los nuevos jerarcas nazis su conversión no significaba nada y seguía siendo para ellos a todos los efectos judío y eso significaba la marginación social y profesional, aunque Haber tuviera la consideración de héroe de la Gran Guerra  (Imagen procedente de en.citizendium.org )

Fritz ya había experimentado esta discriminación cuando se apuntó voluntario en el ejército para realizar el servicio militar y le habría gustado hacer carrera militar, pero tenía vedado cualquier posibilidad de ascenso por su condición de judío. Fritz permanece dos años en Jena. En 1894  viaja a Karlsruhe con una recomendación de Knorr para el profesor Carl Viktor Engler (1842-1925), un químico especializado en el estudio de los hidrocarburos y su aplicación para la fabricación de materiales sintéticos , además de centrar su atención en la capa de ozono. Fritz todavía duda si dirigir sus pasos hacia la química o hacia la física, pero sus dudas quedan disipadas después de que Engler le dirija hacia otro colega, el químico Hans Bunte (1848-1925), profesor de Tecnología Química en la Universidad Técnica de Karlsruhe.  Fritz permanecerá en la Universidad de Karlsruhe hasta 1911 y bajo la influencia de Bunte y Engler se sumerge en el estudio de los hidrocarburos y será a ellos y a los combustibles a los que dedicará su tesis en 1896. Ahora vamos a dejar por un momento a Fritz para presentaros a una joven química, Clara Immerwahr (1870-1915). Nacida en Polkendorf, una población cerca de Breslau, es de familia judía , hija de un químico dueño de una empresa azucarera,   y pasa su infancia en la granja familiar junto a sus hermanas. En 1890 fallece su madre  y Clara se fue con su padre a vivir a Breslau en cuya Universidad estudia química , lo que la convierte en una de las primeras universitarias alemanas y será la primera en conseguir el doctorado en 1900. Antes, al igual que había hecho Fritz, Clara se convirtió al cristianismo en 1897 , posiblemente por las mismas razones que él ,para ampliar sus posibilidades profesionales y también para conseguir una plena integración social en la nueva Alemania. 

Fotografía de una joven Clara Immerwahr (1870-1915) , tomada hacia 1890 , cuando tenía veinte años de edad Se convertiría diez años más tarde en  la primera alemana en obtener el doctorado en el año 1900 . Un año más tarde , en 1901 ,se casaba con Fritz Haber y en 1902 nacía el único hijo del matrimonio , Hermann Haber.  Su vida a partir de entonces la viviría como una frustración constante por no poder aplicar sus conocimientos e inteligencia debido a los convencionalismos sociales que consideraban que una mujer debía dedicarse a cuidar a su familia. Colaboraría  en silencio con su marido , pero su trabajo no obtenía reconocimiento alguno lo que la afectó emocionalmente  lo que la causaría  episodios de depresión. También podría estar enfrentada  con Fritz por sus trabajos para desarrollar un arma química y su uso podría , tal vez , ser uno de los detonantes de su suicidio el 2 de mayo de 1915 (Imagen procedente de www.detectivesdelahistoria.es )

Ambos se conocían desde mucho tiempo atrás y a pesar de las largas separaciones por los estudios y viajes de Fritz, éste nunca la había podido olvidar. En su artículo  de Geo,  Fred Langer cita estas palabras del químico  que afirmaba haber tratado de olvidarse de Clara  "de buena fe y sin éxito durante diez años"  La primera mujer doctorada en una Universidad alemana y el prometedor químico y profesor de la Universidad de Karlsruhe contraían matrimonio en 1901 . Durante los años siguientes en Karlsruhe Fritz trabaja de manera infatigable y una de sus áreas de investigación es la búsqueda de una forma de producir abonos sintéticos que puedan reemplazar al guano.  El guano se obtiene de los excrementos de las aves marinas, aunque no sólo de ellas porque también procede de los excrementos de las focas y de los murciélagos . Podéis pensar ¿y eso que tiene de especial? Pues bastante, porque el guano es rico en amoniaco, ácido úrico, sales y , lo más importante, nitrógeno y fósforo, lo que le convierten en un eficaz fertilizante para la agricultura aunque sus propiedades permanecerían ocultas para Europa durante siglos por razones obvias, ya que aunque hay aves marinas por todo el mundo y en todas las islas y costas podríamos hallar guano, para que se forme es preciso un clima árido y seco ,condiciones que no se encuentran en Europa pero si en muchas pequeñas islas e islotes del Pacífico frente a las costas de Perú y Chile particularmente, donde durante milenios las colonias de aves marinas ,como pelícanos o cormoranes entre muchas otras, fueron acumulando toneladas de excrementos que cubrían estas islas con una corteza de cientos de metros de altura. Pero el crecimiento demográfico que había experimentado el planeta en el siglo XIX , pasando de los 980 millones de personas de 1800 a los 1650 millones de habitantes en 1900 , ponía en peligro la productividad agrícola ya que las reservas de guano eran limitadas y llegaría el momento que no hubiera suficiente para usarlo como fertilizante lo que conduciría a la humanidad a la hambruna.

Aquí tenemos un diagrama con la  evolución del crecimiento demográfico en los últimos dos milenios y medio . Vemos como permaneció casi estable con un continuo pero muy lento crecimiento hasta mediados del siglo XVIII coincidiendo con el inicio de la Revolución Industrial . En el año 500 a. C se estima que la población mundial era de cien millones de personas, en el año 1000 estaba alrededor de  los trescientos diez millones de habitantes  y en 1750  era de 791 millones. Apenas cincuenta años más tarde , en 1800,  había crecido hasta los 978 millones y en 1900  casi se había duplicado hasta los 1650 millones de habitantes. Si no había ningún nuevo avance  y los campesinos tenían que seguir empleando el guano(excrementos de las aves) estiércol (procedente en su mayor parte  de excrementos del ganado ) y del compost (una mezcla de desechos orgánicos animales  y vegetales) , esto no sería suficiente para incrementar la producción de los campos que permitiera alimentar a un número siempre creciente de habitantes. Gracias al proceso de Haber se podría fabricar abonos químicos que solucionaron el problema que comenzaba a ser acuciante (Imagen procedente de recursostic.educacion.es

Ya hemos visto que uno de los componentes básicos del guano es el nitrógeno y otro el amoniaco . El nitrógeno se encuentran en grandes cantidades en la atmósfera, , el problema era conseguir la manera de sintetizar el amoniaco en laboratorio para poder producirlo a escala industrial y emplearlo en la elaboración de abonos sintéticos combinado con el nitrógeno. Y eso precisamente fue lo que logró el equipo de Haber en marzo de 1909 en colaboración con el químico e ingeniero Carl Bosch(1874-1940) que trabajaba para el gigante de la química BASF,  sintetizar amoniaco a través de un proceso que consistía en someter a grandes presiones y a una temperatura de más de 500ºC una mezcla de nitrógeno e hidrógeno. No os puedo explicar mucho más sobre ello porque mis conocimientos de química son casi nulos, pero el caso es que logró sintetizar amoniaco  y con ello hacía factible la producción industrial de abonos químicos , abandonando la dependencia del guano natural procedente de América del Sur. y además eliminando el riesgo de que se agotara. Con su método, que llevaría su nombre y el de Cal Bosch, conociéndose como  Proceso Haber Bosch, había asegurado el futuro de la alimentación de la humanidad. Gracias a este descubrimiento Haber adquiere tanto prestigio internacional como una considerable fortuna gracias a los beneficios que obtendrá a través de BASF por la producción de abonos químicos utilizando su método.  Clara y Fritz abandonan Karlsruhe en 1911 para establecerse en Berlín donde le han ofrecido la dirección del Instituto Kaiser Guillermo de Química, Física y Electroquímica, donde combina su trabajo académico con una intensa vida social en la que, según lo describe Fred Langer , se muestra "afable y con un fino sentido del humor aunque también posee otras caras. Puede ser caprichoso, encopetado, presuntuoso".

El objeto de investigación de Fritz Haber era lograr  producir o sintetizar  amoníaco en el laboratorio para proceder luego a producirlo a niveles industriales ¿por qué? pues porque a partir de la oxidación del  amoníaco se pueden obtener nitritos y nitratos que son elementos básicos para la producción de fertilizantes. Si lo conseguía quedaban abiertas las puertas para la fabricación de abonos químicos (abonos nitrogenados) . Para sintetizar el amoníaco   había que provocar la reacción de nitrógeno e hidrógeno , pero como esta reacción de forma natural es muy lenta  Haber la aceleró  utilizando como catalizador (el catalizador es el nombre que se da a la sustancia que acelera la velocidad de una reacción química)  el hierro , sometiendo el proceso a temperaturas de alrededor de 500ºC y a una presión de hasta 300 atmósferas (una atmósfera es la presión que ejerce la atmósfera a nivel del mar  por lo que en este caso sería esa presión multiplicad por 300) Gracias a este proceso hoy se producen  más de cien millones de toneladas de estos fertilizantes químicos  al año, imprescindible para mantener la producción agrícola aunque también tiene consecuencias en el medio ambiente, como el vertido del amoníaco en la tierra y el aire además del que ingerimos en nuestros alimentos,  pero de momento es la mejor forma que tenemos para garantizar la alimentación de la población mundial  Como mis conocimientos químicos son casi nulos, si algún lector observa que está mal explicado que no dude en corregirme para que a mi vez pueda corregir el texto    (Imagen procedente de http://elpais.com ) 

Mantiene un frenético ritmo de trabajo y Langer aventura que sufría del síndrome del burnout o síndrome del quemado que afecta a aquellas personas que debido a estar sometidas a un continuo estrés terminan desarrollando fatiga crónica. Fuera así o no , lo cierto es que no iba a tener oportunidad de tomarse un descanso  a partir del verano de 1914. El 28 de junio de 1914 son asesinados en Sarajevo el archiduque Francisco Fernando de Austria(1863-1914) y su esposa Sofia Chotek (1868-1914) que será el desencadenante de que un mes más tarde , el 28 de julio , se inicie el conflicto que sería conocido como la Gran Guerra y aquí también será útil el proceso de Haber para sintetizar el amoniaco. ¿Por qué? Para combatir hacen falta municiones y para fabricarlas es necesario tener pólvora. La pólvora se fabrica con una mezcla de azufre, carbón y nitrato de potasio y el nitrato de potasio se halla en el salitre y éste lo obtenía Alemania exclusivamente de las minas de salitre de Chile. Alemania estaba sometida a un bloqueo naval que impedía que llegaran los barcos cargados de salitre a puertos alemanes, por lo que las reservas alemanas de pólvora se agotarían a finales de 1914. Pero a través del amoniaco sintetizado por el Proceso de Haber se podía obtener ácido nítrico y con él se podía a su vez fabricar explosivos. Fritz Haber era muy patriota y estaba decidido a poner toda su inteligencia al servicio de Alemania  y aunque es demasiado viejo para enrolarse en el ejército se le dará el rango  de capitán. En una ocasión reafirmará su decisión de consagrarse durante la guerra a trabajar por la victoria de su país con estas palabras "En tiempos de paz el científico está al servicio de la humanidad, en tiempos de guerra, al de su patria" y se pone manos a la obra para desarrollar un arma que sirva para acelerar el final de la guerra.

Fotografía que he encontrado con dos fechas diferentes, en Ypres en 1915 , cuando se utilizó por primera vez el gas de cloro como arma , y también en 1917. En ella vemos a Fritz Haber (es el hombre que está señalando algo con su mano ) y a sus pies podemos ver pequeñas bombonas llenas de gas  de cloro . Haber confiaba que  el desarrollo de esta nueva arma daría una ventaja decisiva a Alemania, aterrorizaría a sus adversarios y aceleraría el final de la guerra, pero lo que consiguió fue iniciar una nueva escalada en la guerra , la carrera para desarrollar armas químicas más letales que las del adversario
(Imagen procedente de www.tagesspiegel.de ) 

El 2 de septiembre de 1914 las tropas alemanas se encontraban apenas a cincuenta kilómetros de París y el gobierno francés se había retirado a Burdeos, pero las tropa británicas y francesas, alrededor de un millón de hombres, lograron frenar la ofensiva alemana, que contaba con un ejército de casi millón y medio de hombres, y los forzaron a retroceder con lo que se esfumaban las esperanzas alemanas de una rápida victoria. El comandante de las tropa alemanas, el general Helmuth von Moltke (1848-1916) , escribía a su esposa en una carta "La guerra que había empezado con tan buenas expectativas, al final se volverá contra nosotros. Seremos aplastados en nuestra lucha contra Oriente y Occidente . Nuestra campaña es una desilusión cruel. Y tendremos que pagar por toda la destrucción que hemos causado." Durante la ofensiva alemana en agosto  los franceses  habían utilizado, sin demasiado éxito, unas granadas que contenían un gas lacrimógeno conocido como bromuro de xililo , una sustancia incolora, de olor agradable y que tiene un efecto tóxico e irritante . Su uso no pasó  desapercibido a Fritz Haber que utilizaría este ataque como justificación para su trabajo en el desarrollo de armas químicas, porque esa era su intención para dar la victoria a Alemania, la invención de un arma química de efectos letales que causara el terror en el enemigo y forzara su rendición. El gas dicloro, también llamado sencillamente cloro, había sido descubierto por el químico sueco Carl Wilhelm Scheele (1742-1786), aunque fue el químico inglés Humphry Davy (1778-1829) quien le daría el nombre de cloro y será Haber el que desarrolle su uso como arma  química. Su efecto en dosis altas era letal. 

DOCUMENTAL "LA TECNOLOGÍA DE LA PRIMERA GUERRA MUNDIAL" 

Documental del Canal Historia sobre los avances tecnológicos que se desarrollaron durante la Primera Guerra Mundial, como el uso de los primeros tanques, la guerra submarina, la aviación con los primeros bombardeos de la historia y , por supuesto. la guerra química. Si queréis ir directamente a esa parte del documental, comienzan en el minuto 29. 


  

Los alemanes ya habían probado el uso del bromuro de xililo bombardeando con éste gas a las tropas rusas en la batalla de Bolimov el 31 de enero de 1915, junto con una sustancia explosiva, la milinita, Un corresponsal del periódico estadounidense The New York Times describía así los efectos que había tenido aquella mezcla sobre los soldados "Fueron usados por primera vez proyectiles con una carga explosiva de melinita junto con otro ingrediente desconocido (debía se el el bromuro de xililo) . Uno de los efectos de la melinita es el de cegar a todo aquel que se encuentre en su cercanía, pero el hedor que exudaban los heridos hacia que los doctores salieran del hospital de tanto en tanto a tomar aire fresco para poder recuperarse del nauseabundo efecto"   Haber sigue trabajando  con el cloro y llega a experimentar sus efectos en sí mismo hasta el extremo de que lo tienen que hospitalizar. La gran prueba llega el 22 de abril de 1915 cuando los alemanes, según relata Fred Langer, envían al frente  "seis mil bombonas de acero rellenas en total por 150 toneladas de cloro" Ese día da comienzo la que pasaría a la historia como Segunda Batalla de Ypres, en territorio belga,  que se desarrollaría entre el 22 de abril y el 15 de mayo , y en la que encontrarían la muerte unos cien mil hombres entre ambos bandos. Pero lo esencia es lo que ocurrió el primer día de la batalla. Así lo cuenta Fred Langer "El 22 de abril, hacia las seis de la tarde, con los vientos favorables, los soldados abren  las válvulas. Gas de cloro  de color verdoso se expande  sobre tierra de nadie  y luego desciende  hacia el fondo de las fosas donde se protegen los soldados del fuego enemigo. A los cinco minutos , cuando la nube se retira, 1200 franceses yacen intoxicados en sus posiciones. El gas produce  graves lesiones en los ojos y los pulmones a miles de soldados" Las armas químicas hacían su presentación en el campo de batalla.

Soldados franceses muertos en Ypres víctimas del primer ataque con armas químicas el 22 de abril de 1915. Los efectos fueron devastadores. En un artículo del periódico español "La Vanguardia" se explicaba así lo que sucedió aquel día una vez que los alemanes abrieron  las válvulas que liberaron el gas cloro. Los franceses creyeron al principio que aquellas nubes de humo que se dirigían hacía ellos  sólo eran para ocultar el avance alemán:
"Los comandantes franceses creen que es una cortina de humo y ordenan a sus tropas prepararse para repeler el ataque germano. Pero la nube tóxica de color gris verde envuelve por sorpresa a los hombres causando ceguera, tos, náuseas violentas y fuertes dolores en cabeza y pulmones. En poco más de una hora dos divisiones de diez mil hombres, presos de pánico , se retiran en desbandada."
Se estima que en la batalla de Ypres morirían alrededor de cinco mil hombres a causa del gas aunque pronto se extendería el uso de las máscaras antigás que reducirían el efecto letal de las armas químicas que se estima que causarían la muerte de entre 80.000 y 100.000 hombres , una cifra baja en comparación con el número total de víctimas causadas por la guerra aunque también es difícil calcular el numero real de muertes causadas por ellas (Imagen procedente de http://www.lavanguardia.com )


Fritz Haber está eufórico y celebra una fiesta  por el éxito de su arma. Pero en su misma casa había alguien que estaba sufriendo intensamente, su esposa Clara, Después de dar a luz a su hijo Hermann Haber (1902-1946) su carrera como química se había visto casi interrumpida por completo, subordinada al papel de ama de casa que entonces se entendía que era el que le correspondía a la mujer, incluso aunque tuviera el gran talento de Clara. En los años siguientes colaboró estrechamente en los trabajos de su marido aunque sintiéndose frustrada porque no podía desarrollar sus propias investigaciones ni esperar reconocimiento alguno por su trabajo silencioso ayudando a Fritz. Sufre varios episodios depresivos y en una carta desnuda su corazón a un amigo "Siempre ha sido mi postura que la vida sólo merecer ser vivida si uno ha hecho pleno uso de sus facultades y ha tratado de vivir cada experiencia que la vida te ofrece. Fue bajo ese impulso que decidí casarme en ese momento. La vida que tuve con él fue muy breve, y su opresiva manera de imponerse en el hogar y el matrimonio, hizo que una personalidad menos despiadadamente autoafirmativa simplemente fuera destruida"   Y en otra ocasión diría con amargura  "Lo que Fritz ha ganado, y mucho más, es todo lo que yo he perdido" Esta frustración fue acumulándose en el animo de Clara a lo que probablemente se unió las diferencias que mantenía con Fritz en cuanto al uso de las armas químicas, a las que  parece que Clara se oponía. Fuera esta la causa de su decisión o no , Clara se disparó con la pistola de Haber en el pecho y murió el 2 de mayo de 1915 aunque no lo haría al momento y parece que murió en brazos de su hijo de trece años. No sabemos hasta que punto la muerte de Clara afectó a Haber pero apenas  unos días después ya viaja al frente para supervisar el uso de sus armas químicas, mientras que los aliados preparan su venganza que tendrá lugar en septiembre de 1915  en el desarrollo de la batalla de Loos , en territorio francés, que se desarrollaría entre el 25 y el 28 de septiembre, en la que los británicos emplearon 140 toneladas de cloro contra los alemanes. 

Fotografía tomada el día de la boda de Fritz Haber con su segunda esposa, Charlote Nathan, el 25 de octubre de 1917 y a su lado está Hermann Haber, el hijo que Fritz había tenido con su primera esposa, Clara Immerwahr.  Un año más tarde  a Fritz Haber se le concedería el Premio Nobel de Química aunque luego tendría que huir de Alemania acusado de crímenes de guerra al final del conflicto.  Después de tener dos hijos con Charlotte, en diciembre de 1927 se divorciarían.  En cuanto a su hijo Hermann, durante la Segunda Guerra Mundial tendría que huir de Francia donde residían para no ser capturado por los nazis , huyendo a Estados Unidos. Tras la muerte de su esposa, Hermann se suicidaría en 1946 a los cuarenta y cuatro años de edad (Imagen procedente de en.citizendium.org )

Si Haber había desarrollado aquel arma para poner un rápido punto final a la guerra sus esperanzas  quedaban defraudadas. El enemigo también las utilizaba y ahora empezaba una nueva carrera , la del desarrollo de armas químicas cada vez más letales. Se utiliza el fosgeno, un gas venenoso que si es enfriado y envasado a presión puede transportarse en forma  líquida y al abrir su contenedor se vuelve a transformar en gas que permanece pegado al suelo ya que es más denso que el aire, Entre sus efectos van desde la irritación de ojos y garganta hasta la muerte por fallo en los pulmones. Los alemanes lo emplean por primera vez en febrero de 1916 en el transcurso de la batalla de Verdún que se prolongaría durante casi un año entero, entre el 21 de febrero y el 19 de diciembre de 1916.Otro químico alemán compañero de Fritz Haber,  Wilhelm Steinkopf (1879-1949), creaba el gas mostaza , llamado así porque su olor puede recordar a la mostaza.  Puede estar en forma líquida o gaseosa , aunque en la guerra se utilizaba en su forma líquida . Fred Langer describe así sus efectos "Al principio , los soldados sólo perciben  un ligero olor a mostaza, por lo que no ven la necesidad de protegerse. Más tarde, el efecto sobre la piel es comparable al que producen los tejidos las quemaduras por fuego o la exposición a sustancias corrosivas" Los alemanes comenzarán a emplearla en la Tercera Batalla de Ypres , que se desarrollaría entre el 31 de julio de 1917 y el 10 de noviembre de 1917. Mientras las carnicerías se suceden en los campos de batalla de Europa, Haber contrae de nuevo matrimonio con Charlotte Nathan (1889-1976)  el 25 de octubre de 1917 en Berlín con la que tendrá dos hijos, Eva Charlotte Lewis (1918-fecha desconocida) y Ludwig Fritz Haber (1921-2004) . Después de que el uso de las armas químicas por ambos bandos causara un número imposible de estimar de víctimas, pero que pueden contarse sin duda por decenas de miles y tal vez por centenares de miles , la guerra concluye el 11 de noviembre de 1918 cuando Alemania solicita el armisticio. 

Fotografía de Fritz Haber realizada hacia 1919  después de haber obtenido el Premio Nobel de Química por el descubrimiento de la síntesis del amoníaco. y cuando  se hallaba refugiado en Suiza por temor a ser detenido acusado de criminal de guerra aunque el nuevo régimen que gobernaba en Alemania, la República de Weimar, consideraría que había actuado de forma legítima para ayudar a su país a ganar la guerra . En realidad , lo único que hizo fue perfeccionar el uso de las armas químicas pues ya vimos como los franceses  habían  intentado un primer ataque químico en agosto de 1914 y estoy seguro que si no hubiera sido él  otros químicos las habrían desarrollado antes o después, por desgracia para todos (Imagen procedente de http://en.wikipedia.org )

El kaiser Guillermo II (1859-1941) había abdicado el 9 de noviembre  después de perder el apoyo del ejército alemán mientras que Haber pasaba de ser considerado  un héroe a ser perseguido como criminal de guerra , por lo que antes de ser detenido busca refugio en Suiza, aunque curiosamente eso no impedirá que en ese mismo año de 1918 le fuera concedido el Premio Nobel de Química "por la síntesis del amoníaco a partir de sus elementos" El gobierno de la recién nacida República de Weimar que sustituía al Imperio Alemán le exoneró de toda culpa considerando que había actuado legitimamente en defensa de su país y el químico regresa a Alemania . Haber siguió trabajando en el desarrollo de armas químicas, que emplearían entre otras naciones, España durante su guerra en Marruecos  en 1924. El 17 de junio de 1925 se firmaba en la ciudad suiza de Ginebra el Protocolo de Ginebra o Protocolo sobre la prohibición del empleo en la guerra de gases asfixiantes , tóxicos o similares y de medios bacteriológicos, que prohibía el empleo de armas químicas en los conflictos bélicos. protocolo que entraría en vigor a partir del 8 de febrero de 1928. Mientras, en Alemania comienza el auge del Partido  Nazi, crece el antisemitismo y la conversión al cristianismo de Haber ya no significa nada, vuelve a ser un judío. Dimite de su puesto como profesor en la universidad y de la dirección del Instituto Kaiser Guillermo , abandona Alemania y busca refugio en Inglaterra, en la Universidad de Cambridge, donde no es bien recibido por algunos científicos como el físico y químico neozelandés Ernst Rutherford (1871-1937) que se niega a saludarle reprochándole  su intervención en el desarrollo de armas químicas. Estando en Cambridge le ofrecen la dirección del Instituto SIeff en el Mandato Británico de Palestina. Haber, que ya está muy delicado de salud, acepta el nombramiento y emprenden el viaje pero un infarto acabará su vida cuando hace escala en la ciudad suiza de Basilea  el 29 de enero de  1934. 

Portada de un periódico que informaba sobre el ataque con gas sarín en el metro de Tokyo  realizado por miembros de la secta destructiva la Verdad Suprema liderada por Shoko Asahara (1955)  el 21 de marzo de 1995  en el que hubo 13 muertos y al menos 1100 heridos. En 1993 se firmó la Convención sobre la Prohibición del Desarrollo , Producción, Almacenaje y Uso de Armas Químicas y sobre su destrucción" que entraría en vigor  el 29 de abril de 1997 y que contempla la destrucción de todas las armas químicas . Ha sido suscrito  por casi todas las naciones del mundo (en el año 2009 habían firmado 188 de los 195 estados que entonces reconocía la ONU) pero verificar su cumplimiento es en la práctica casi imposible . Imágenes como la que veis sobre estas líneas, como la de los kurdos atacados en Irak entre 1980 y 1988  durante la guerra Irán-Rak, el uso del gas  mostaza en la Guerra de Vietnam  son el legado de la guerra química que nació en la Primera Guerra Mundial, un 22 de abril de 1915 en los campos de Ypres (Imagen procedente de www.13t.org )


De esta forma Haber no tuvo que ver como los nazis empleaban el Zyklon B , un pesticida que había sido desarrollado en la década de los veinte   y fabricado por la compañía IG Farben, una fusión de las compañías Bayer , BASF (de la que había sido director Carl Bosch que había colaborado con  Haber en el descubrimiento del proceso de sintetizar el amoniaco) entre otras, para el Holocausto judío  en los campos de exterminio. Entre las víctimas habría miembros de su propia familia. En cuanto a su hijo Hermann , nacido de su primer matrimonio con Clara, logró finalmente huir desde Francia a Estados Unidos , embarcando  en una nave que iba de Marsella a las aguas del Caribe.Su esposa moría poco después del final de a Segunda Guerra Mundial y Hermann siguió los pasos de su madre Clara, suicidándose en 1946.Su hijo pequeño,  Ludwig Fritz Haber , se convertiría en un historiador especializado en la guerra química durante la Primera Guerra Mundial a la que dedicaría el libro "La nube venenosa" editado en 1986. Desde entonces las armas químicas han sido utilizadas desde  la Alemania nazi al Japón Imperial , de Estados Unidos en la Guerra de Vietnam al Irak de Sadam Hussein(1937-2006) contra los kurdos, y probablemente esté siendo utilizadas ahora en conflictos como el de Siria a pesar de las inspecciones realizadas por la Organización para la Prohibición de Armas Químicas , premio nobel de la Paz en 2013 "por sus grandes esfuerzos para eliminar las armas químicas"  Fritz Haber trató de crear un arma que diera la guerra a Alemania, pero las armas al final no son patrimonio de nadie y se vuelven contra todos, incluso contra su propio creador. Aquí concluyo éste viaje por la vida de un hombre que dio a la humanidad la herramienta para que no pasara hambre y dio el primer paso para una nueva forma de guerra, la química.  


El Mentidero de Mielost en Facebook :
 https://www.facebook.com/ElMentideroDeMielost
Famosos