miércoles, 3 de junio de 2015

GRANDES COMPOSITORES: RICHARD WAGNER: MUJERES, DEUDAS Y GENIO MUSICAL (TERCERA PARTE)

Al final de la segunda parte dejábamos a Wilhelm Richard Wagner(1813-1883) al frente de la dirección artística de la Ópera de Dresde , donde estrenaría sucesivamente sus óperas "Rienzi" el 20 de octubre de 1842, "El Holandes errante" el 2 de enero de 1843 y "Tannhäuser"  el 19 de octubre de 1845. Aunque las dos últimas tuvieron un éxito que podríamos calificar de discreto, parece que por fin nuestro compositor había alcanzado cierta estabilidad después de años de vivir acosado por las deudas, huyendo literalmente de sus acreedores y arrastrando con él en esta vida  de incertidumbre rayana casi siempre con la pobreza a su esposa Christine Wilhelmina Planeer (1809-1866), a la que cariñosamente llamaban Minna. Pero aquellos tiempos de pobreza y penurias parecían por fin haber quedado relegados al pasado. Si embargo, la discreta acogida por parte del público de las óperas   "El holandés errante" y "Tannhäuser"  enrareció las relaciones de Wagner con la dirección del Sachsiste Staatsoper Dresden o Teatro de la Ópera de Dresde y la situación todavía se haría más tensa después de que Wagner viera como rechazaban estrenar su siguiente ópera, "Lohengrin". Esta es la situación cuando llegamos al año 1848, un año de revoluciones que, como había sucedido en 1830, se extendieron por gran parte de Europa pero con más fuerza que dieciocho años antes.  En lo que hoy es Alemania, y que entonces estaba dividido en diferentes reinos agrupados bajo la denominación de Confederación Germánica, que sustituía al Sacro Imperio Romano Germánico y  creada después de la derrota de Napoleón I Bonaparte (1769-1821) en 1815, la revolución forzó a los diferentes reyes y príncipes a realizar concesiones que desembocaron en la formación de parlamentos elegidos democráticamente. El centro de la revolución se estableció en Frankfurt, donde se constituyó la Asamblea de Frankfurt que tenía como uno de sus objetivos lograr la unificación alemana a través de una vía democrática. 


En este mapa podéis ver como empezando por París en febrero de 1848, los movimientos revolucionarios se fueron extendiendo en los meses de marzo y abril por muchos lugares de Europa. . Al igual que había sucedido en 1830, Francia sería la primera en moverse y luego, como si fueran las ondas que produce una piedra al caer en un estanque en calma, los movimientos revolucionarios se propagaron por todo el continente agitando las sociedades que estaban cansadas de gobiernos que seguían aferrados a las instituciones del Antiguo Régimen, pero a pesar del descontento popular , los partidarios del absolutismo controlaban con fuerza los resortes del poder  y estas revoluciones eran una y otra vez sofocadas  aunque el decrépito edificio absolutista, que había sido apuntalado después de la Revolución Francesa gracias a los acuerdos del Congreso de Viena de 1815 que había dibujado de nuevo el mapa de Europa y establecido un equilibro de poder en todo el continente, cada vez presentaba más grietas  que anunciaban su colapso. Pero en 1848 todavía no había llegado el momento de su triunfo y miles de personas lo pagarían con sus vidas (Imagen procedente de agrega.juntadeandalucia.es)
Fruto del esfuerzo de los integrantes de este Parlamento, el 28 de marzo de 1849 entraba en vigor la Constitución de Frankfurt que declaraba en su artículo 1 el nacimiento del Imperio Alemán "El Imperio Alemán comprende el área de la antigua Confederación Germánica" y se establecía como régimen de gobierno una monarquía federal y parlamentaria, ofreciendo la corona al rey de Prusia Federico Guillermo IV (1795-1861) , pero éste no estaba dispuesto a gobernar sobre un estado donde él no tuviera un poder absoluto y rechazó el ofrecimiento lo que dejaba a la Asamblea de Frankfurt y a los partidarios de un gobierno liberal y democrático en una posición muy delicada y casi condenado al fracaso, pues el rey prusiano era el más poderoso de la Confederación Germánica. En el Reino de Sajonia, cuya capital era Dresde y donde vivía la familia Wagner, el rey Federico Augusto II de Sajonia (1797-1854) sigue el ejemplo del monarca prusiano, y disuelve el parlamento sajón. Los municipios del Reino de Sajonia tratan de convencer al monarca para que acepte la constitución y  ante su actitud rebelde el monarca llama en su auxilio a las tropas prusianas. Antes de que se produzca la llegada del ejército prusiano, el Parlamento de Dresde organiza la defensa y emprende la rebelión contra el monarca . Se forman más de un centenar de barricadas por las calles de Dresde, y el monarca y sus ministros tienen que huir buscando refugio en un castillo. Estalla el conflicto entre los revolucionarios, unos tres mil efectivos, y las tropas sajonas apoyadas por soldados prusianos, que sumaban alrededor de cinco mil hombres. Se combate en las calles , muchos edificios quedan reducidos a ruinas por las llamas o muy dañados, como la propia Ópera de Dresde. ¿Y Wagner? Desde el principio se había implicado activamente escribiendo artículos llamando a la rebelión del pueblo y, una vez iniciada, participó en la lucha fabricando granadas. 


Este es el mapa de la Confederación Germánica, el estado nacido después de la derrota de Napoleón en 1815  y aunque ya se que se ve un poco pequeño, en color azul  oscuro , junto a Silesia, podéis ver el Reino de Sajonia y la situación de sus dos ciudades principales, Dresde, la capital del reino, y Leipzig, la ciudad natal de Wagner. Se creó para proteger a los pequeños reinos que la formaban . La única institución central era la Dieta, cuyos miembros no eran elegidos en elecciones  y tenía su sede en Frankfurt . En 1834 crearon la Unión Aduanera de Alemania (Zollverein en alemán) , una especie de Unión Europea reducida a éste ámbito geográfico  y limitada exclusivamente al comercio y la economía  donde además no tomó parte Austria. En 1848 muchos de los reinos que la integraban  pasaron por una revolución donde el pueblo exigía el establecimiento de monarquías constitucionales y elecciones libres , instaurando en el poder gobiernos de corte liberal aunque finalmente no tendría éxito y fue sofocada después de que el monarca más poderoso de la Confederación, el rey de Prusia, rechazara la oferta de la Asamblea de Frankfurt para que se convirtiera en el monarca constituciónal de una Alemania unificada  (Imagen procedente de  www.unsa.edu.ar)

La nula formación militar de los revolucionarios condenó de antemano el alzamiento. El 9 de mayo los rebeldes que pudieron huyeron y los demás fueron capturados o cayeron en el combate, alrededor de dos centenares de muertos por treinta y uno de las tropas sajonas y prusianas.  Wagner figuraba en la lista de las personalidades importantes de la rebelión que había que detener y también se vio obligad a huir de Dresde y buscar refugio  Escribe Fernando Argenta(1945-2013) en su obra "Los clásicos también pecan. Vida íntima de los grandes músicos" que  Wagner  "se vio obligado a huir junto a Minna, un perro y una cacatúa" pero Minna  "le recriminaba constantemente muchos de sus actos y tomó la decisión  de no volver a pasar por las vicisitudes  y las penurias económicas que habían compartido en el pasado" así que "lo despidió con cajas destempladas y regresó a Dresde con el perro y la cacatúa". Wagner se dirige  primero a Suiza y de allí a París , para viajar después a Zurich, de nuevo en Suiza. Allí logra convencer a Minna para que se reuna con él y ,de momento, parece que la reconciliación de la pareja se consolida. Mientras está en el exilio ,en Weimar, en el actual estado alemán de Turingia, se estrenaba en 28 de agosto de 1850 su ópera "Lohengrin" gracias a la labor de su amigo , el compositor Franz Listz(1811-1886). Sin embargo, desde su exilio en Zurich, Wagner reniega ahora de todas las óperas compuestas hasta ese momento , mostrando su frustración por no haber alcanzado lo que pretendía expresar con ellas al tiempo que se promete a sí mismo y a los demás la composición de una trilogía donde espera alcanzar lo que busca en la música Así lo expresaría en su ensayo "Una comunicación a mis amigos" de 1851 "Nunca escribiré ninguna ópera más. Como no tengo ningún deseo de inventar un título arbitrario para mis obras, las llamaré dramas. Propongo plasmar mi mito en tres obras de teatro completas, precedidas de un largo preludio. Propongo , dentro de algún tiempo , producir, en un Festival especialmente diseñado, estos tres dramas con su preludio en el curso de tres días y una noche. Consideraré el objeto de esta producción bien conseguido si yo y mis compañeros artísticos , en el plazo de estas cuatro veladas, tenemos éxito en transmitir artísticamente la verdadera comprensión emocional  de los espectadores"


Dibujo realizado en 1849  del edificio en ruinas de lo que había sido el Teatro de Ópera de Dresde de cuya dirección musical se había encargado hasta ese momento Wagner y donde había estrenado "Rienzi", "El holandés errante" y "Tännhauser". Muchos edificios de la capital del Reino de Sajonia quedarían reducidos a un montón de escombros después de los combates entre los rebeldes y las tropas de Sajonia y Prusia en mayo de 1849 .Wagner simpatiza con las principales ideas de los revolucionarios,el sufragio universal y la abolición de la monarquía , aunque según Fernando Argenta  si finalmente se dejó llevar por los acontecimientos y se unió a los revolucionarios  fue  , tal vez,
"Pensando más  en que algo saldría ganando él y su música si triunfaba  la revolución que porque estuviera convencido y enfervorizado por los ideales revolucionarios"
Él propio Wagner escribiría después:
"No era lo bastante exaltado como para tomar parte activa en la revolución, pero me prestaba a dejarme arrastrar , no importándome dónde me llevara la corriente de los acontecimientos"
De momento, la corriente de los acontecimientos le llevaba a un largo exilio que se prolongaría durante doce años
(Imagen procedente de http://es.wikipedia.org ) 

Wagner pasaría los siguientes doce años viviendo en el exilio y durante estos primeros años de exilio en Zurich  emprenden una intensa labor literaria publicando sus ensayos más conocidos. Escritos todavía en 1849 , publicó los ensayos "La obra de arte del futuro" y "Arte y revolución" donde  desarrolla sus teorías sobre el arte, la naturaleza de la ópera y su papel en la sociedad.  y su idea de lo que debería ser la obra de arte total, mostrando su admiración por la tragedia griega, de la que escribe que  es "la más alta forma concebible de Arte: el drama", critica a la dramaturgia romana por su exaltación de la sensualidad y a la Iglesia por su hipocresía y por lo que él juzgaba una traición al mensaje de Jesús. Explica que su intención es dar vida a "el hombre justo, fuerte, a quien la Revolución dará su fuerza, su belleza y el arte" y resume su admiración por Grecia y la figura de Jesús , mezclado con elementos del pensamiento utópico con estas palabras "Acerquémonos, pues, a levantar el altar del futuro, en la vida como en el arte , a los dos maestros más sublimes de la humanidad, Jesús, que padeció por los hombres, y Apolo" . Sobre su pensamiento político escribe Fernando Argenta " Su mente era un recipiente donde confluían un aluvión de ideas , a veces dispares, que él asimilaba de manera confusa en una mezcla política  y estética de exaltación liberal  y romántica que pedía la rebeldía de los jóvenes hacia lo viejo" y añade "la base sobre la que se asentaban sus ideas no era demasiado sólida intelectualmente : más que otra cosa le movían las ansias de sentirse innovador, revolucionario y carismático" pero ya hacia 1850, cuando publica sus principales ensayos "nos encontramos a un hombre  con un pensamiento coherente  pero que, eso sí, puede repeler a más de uno" Y cuando Argenta escribe que su pensamiento puede repeler a más de uno se refiere al ensayo "El judaísmo en la música".


"Das Judenthum in der Musik" o "El judaísmo en la música". En a imagen tenéis la portada de ésta obra  en la edición que Wagner corrigió y volvió a publicar en 1869, diecinueve años después de que lo publicara por primera vez . Wagner es una figura contradictoria que decía defender  la libertad y luchar contra la corrupción  y los abusos del poder pero al mismo tiempo en esta obra y en otros artículos y ensayos escritos a lo largo de su vida dejaría muchas muestras de su antisemitismo, aunque también es cierto que ese pensamiento antisemita estaba muy extendido en la Alemania del siglo XIX, pero de nuevo aparecen las contradicciones de Wagner que atacaría a judíos que habían sido sus amigos y habían hecho mucho por él, como Meyerbeer al mismo tiempo que algunos de sus mejores amigos  fueron también judíos  (Imagen procedente de http://es.wikipedia.org )

Este ensayo fue publicado en 1850 en la revista Neue Zeitschrift für Musik (Nuevo Periódico de Música), una publicación editada en Leipzig y fundada en 1834 por el compositor Robert Shumann (1810-1856), y Wagner lo hizo utilizando el pseudónimo de K. Freigedang. En ella Wagner introduce un concepto que hasta ese momento no había sido desarrollado por otros escritores antisemitas, el de la supuesta incapacidad que tendrían los judíos para producir arte verdadero. Escribe con una prosa un tanto retorcida y grandilocuente "Mientras el arte musical en sí mismo gozó de vitalidad orgánica no se podía encontrar ningún compositor judío. Sólo cuando en el interior del cuerpo se manifiesta la muerte , elementos extraños pueden invadirla - incluso con el único objetivo de destruirla- Entonces es cuando la carne de este cuerpo se disuelve en un enjambre de insectos: pero ¿quien, observando aquel cuerpo , podría decir que aún está vivo?" Wagner omite que algunos de sus principales competidores y compositores de éxito de la época eran judíos, como  el recientemente fallecido Felix Mendelssohn (1809-1847), al que Wagner despreciaba porque consideraba que el estilo conservador de Mendelssohn era un obstáculo para que triunfara la música innovadora del propio Wagner, o  Giacomo Meyerbeer(1791-1864), que como vimos en la segunda parte, había prestado toda la ayuda que pudo a Wagner durante su estancia en París para  que su música fuera conocida y pudiera obtener contratos.Por eso es más triste ver como Wagner dedica a Meyerbeer calificativos despectivos en sus escritos como "vil banquero judío que tuvo la ocurrencia  de meterse a escribir óperas" o "famoso tonadillero judío" , que muestran ingratitud y también envidia por el éxito logrado por Meyerbeer y que él todavía no había alcanzado en la época en que escribió "El judaísmo y la música". En su escrito también ataca la forma de hablar y el tono de voz de los judíos "Nos sentimos particularmente repelidos por el aspecto puramente auditivo  del acento de los judíos " y más adelante añade "cuando escuchamos hablar a un judío quedamos inconscientemente trastornados  por la completa falta de expresión humana pura que hay en su acento" y concluye que el judío "es incapaz de un sentimiento realmente profundo".


Dibujo de Richard Wagner realizado hacia 1850, alrededor de la época en que publicó "El judaísmo y la música" Wagner justificaba aquel ensayo  para
"Explicarnos  a nosotros mismos la repelencia involuntaria que sentimos por la naturaleza y la personalidad de los judíos, a fin de reivindicar el instintivo disgusto que claramente reconocemos como más fuerte y más abrumador que nuestro celo consciente  para librarnos del mismo" Aunque se que una cosa es el arte y otra la persona, me sigue sorprendiendo como el creador de música tan hermosa tuviera a la vez un pensamiento tan mezquino con respecto a los judíos, incluso contra aquellos que le habían ayudado de forma decisiva a salir adelante en momentos difíciles como Meyeerber
(Imagen procedente de www.kaplancollection.com)

Quiero cerrar este triste recorrido por el pensamiento antisemita de Wagner, que como bien recuerda  Argenta "no surgió por generación espontánea. Fue consecuencia de lo que ya flotaba en determinados ambientes  de la Alemania de la época" y ya sabemos bien en el horror en que desembocaría décadas después, con esta  afirmación que suena a advertencia  a los judíos y que ha sido entendida de diferentes formas "Sin mirar nunca atrás , tomad parte en esta tarea regenerativa de liberación a través  de la lucha sangrienta de autoaniquilación ¡seamos entonces una unidad  indivisible!" y añade que "a pesar de todo lo que hemos dicho y escrito en favor de la emancipación de los judíos, siempre nos sentiremos repelidos instintivamente por cualquier contacto real y operativo con ellos".  Cuando publicó de nuevo este ensayo en 1869 la expresión "autoaniquilación sangrienta" fue sustituida por "autoanulación" para suavizar el tono agresivo que palpita en estas palabras .¿A qué se refería Wagner en estas palabras que se han interpretado a menudo como un anuncio del futuro Holocausto judío? Leyéndolo despacio , yo no veo aquí una llamada a la aniquilación física de los judíos pero si a lo que podríamos llamar un genocidio cultural, es decir, les pide que renuncien a ser quienes son, a su cultura , a su fe , para integrarse con el resto de alemanes , ese sería el sentido de su "lucha sangrienta de autoaniquilación"  A lo largo de su vida Wagner seguiría escribiendo artículos donde de una u otra forma criticaba a los judíos en general o a personalidades judías concretas. En la reedición de 1869 reiteró sus críticas a Mendelssohn y Meyerbeer y tuvo contacto con líderes antisemitas , aunque no les dio su apoyo oficialmente, pero tampoco los rechazó.  Por otro lado, no deja de ser contradictorio que mantuviera amistad con muchos judios, como su íntimo amigo y su director favorito, el compositor y director de orquesta Hermann Levi (1839-1900), el compositor y pianista polaco Carl Tausig (1841-1871) y el filólogo y estudiante de filosofía Samuel Lehrs, al que Wagner conoció durante su estancia en París  a comienzos de los años cuarenta del siglo XIX y del que años después escribiría en su autobiografía "Mi vida" que  Lehrs "fue una de las más bellas amistades de mi vida"


Fotografía del director argentino Daniel Barenboim (que también tiene las nacionalidades española, israelí y palestina,) que el 7 de julio de 2001 dio un concierto en Jerusalén dirigiendo a la Staatskapelle de Berlín  (Orquesta  Estatal de Berlín)  en la que interpretaron  "Tristán e Isolda" rodeado por la polémica aunque la mayor parte del público aplaudió a la orquesta y a Barenboim . Tenía previsto interpretar también "La Valkiria" pero las protestas hicieron cambiar el programa y lo sustituyó por obras de otros compositores. Poco después diría en la ciudad española de Santander:
"Yo no soy un misionero de Wagner. No quiero obligar a nadie a escucharlo , pero pienso que también se deben respetar los derechos de quienes quieren oírlo. No interpretar a Wagner supone una victoria póstuma de Hitler "  
(Imagen procedente de www.diariodecultura.com.ar )

La oscura sombre que dejó Wagner con este ensayo se proyecta hasta nuestros días, donde todavía en Israel es polémica la interpretación en directo de su música aunque los discos con sus obras se venden en las tiendas sin problemas. Al respecto, el prestigioso director de orquesta argentino de origen judío, Daniel Barenboim (1942) decía en una entrevista en 2013 que era una "hipocresía"  ese recelo de Israel a interpretar Wagner porque "se pueden comprar discos e incluso tocar en las audiciones para orquestas" mientras que el violinista israelí Pinchas Zukerman (1948), amigo íntimo de Barenboim  e hijo de un violinista polaco de origen judío que estuvo en el campo de exterminio de Auschwtiz  y sobrevivió gracias a su talento musical, reflexiona que "Las primeras notas de la Valquiria , correcta o incorrectamente, pueden infligir mucho dolor a mucha tente. Es un error no enseñar Wagner, él no hizo a Hitler. Pero hasta que su recuerdo siga provocando dolor a alguien de 82 años , yo no voy a hacerles sufrir. Interpretaré a Wagner fuera de Israel"  Y en este punto es el momento de dejar este sombrío tema , para recuperar el pulso de su biografía. Cierra el ciclo de ensayos publicados en estos  años  con su obra "Ópera y Drama" que sale a la luz en 1851, su texto más largo a excepción de su autobiografía  En ella trata de exponer sus ideas de como debe ser la opera y no ahorra ataques de nuevo contra Meyerbeer y también contra el compositor de óperas italiano Gioachino Rossini(1792-1868) a los que acusa de buscar sólo el reconocimiento del público y no la innovación, es decir, los atacaba por tener éxito. También exalta la poesía como elemento del drama operístico y concluye con su explicación de la ópera como un drama que incluya todo, música, danza, poesía y también arquitectura , pues para Wagner también el escenario en el que se representaba jugaba un papel importante en la experiencia operística. 


Fotografía de la estadounidense Jessie Lausot , una admiradora de Wagner que vivía en Burdeos con su esposo y su madre, y que al saber que el compositor alemán estaba en París le invitaron  a su casa. . Como escribe Fernando Argenta
"Cuando Richard apareció, Jessie se quedó obnubilada  y a partir de ese momento ya no hubo marido ni nada"
Cuando después la relación salió a la luz  por la carta que la madre de Jessie escribió a Minna, Wagner creyó que había sido la propia Jessie la que confesó la relación  y dijo
"La mujer que debía ser mi salvación se ha comportado como un niño"
Wagner se marchó , amenazado de muerte por el marido de Jessie, y esta aventura amorosa terminó, pero quedaban muchas otras por delante (Imagen procedente de www.wagner200.com)

A lo largo de 1850 viajará en diferentes ocasiones a París  y en uno de estos viajes se acercaría a Burdeos en respuesta a una invitación  de Jessie Lausot,una joven procedente de Estados Unidos y casada con un comerciante de vinos, que admiraba la obra del compositor alemán. Escribe Argenta que el esposo de Lausot, el buen hombre, se ofreció a ejercer de mecenas de Wagner durante su estancia en Burdeos, es decir, a pagarle todo mientras él trabajaba y, la verdad es que trabajar si que trabajó, pero en otras materias que no eran la música "Jessie y Richard se enamoraron y amaron apasionadamente. La cosa llegó a tal punto que ambos decidieron huir juntos"  El caso es que enterada de lo que sucedía, la madre de Jessie Lausot escribió a Minna contándole lo que sucedía , Minna a su vez se lo contó al esposo de Jessie  y éste amenazó de muerte a Wagner que huyó de Burdeos mientras Lausot pensaba que el compositor era un cobarde que no luchaba por lo que amaba. Regresamos con Wagner a Suiza, a Zurich, donde vuelve a reunirse con Minna, que haciendo de tripas corazón le ha debido perdonar la infidelidad. Llegamos al  año 1852  cuando en la vida de Richard y Minna entran unos nuevos amigos, el matrimonio formado por un rico hombre de negocios, Otto Wesendonck (1815-1896) y su joven y bella esposa, Mathilde Luckemeyer (1828-1902). Otto admira tanto a Wagner que no repara en nada para ayudar a un Wagner al que , por otro lado y como solía suceder, está necesitado de ayuda y que además también está pasando por un momento complicado con Minna, que tiene problemas de salud y además sufre episodios de depresión.  Las relaciones que mantuvo Wagner con el matrimonio nos las resume perfectamente él en estas líneas escritas en una carta para un amigo "He hecho nuevas relaciones . El lado masculino me es perfectamente indiferente , más no diré lo mismo del femenino"


Retrato realizado por el pintor alemán Karl Ferdinand Sohn(1805-1867)  de Mathilde Luckmeyer, de casada Mathilde  Wesendonck, uno de los grandes amores de Richard Wagner , quele habría inspirado la composición  de "Tristán e Isolda" y de cinco canciones basadas en cinco poemas de Mathilde.  Según Argenta , una vez que Minna descubrió la relación que mantenían ambos, siempre se refería a ella como "Esa asquerosa"
En cuanto a Mathilde, una mujer tan honesta que contó su relación con Wagner a su marido , se sentiría luego decepcionada porque Wagner no hubiera hecho lo mismo con Minna.  En uno de sus poemas titulado "El Ángel" , Mathilde describía con estos versos lo que había significado la entrada de Wagner en su vida:
"Junto a mi también ha descendido un ángel
Y sobre sus centelleantes alas
Transporta , alejándola de toda pena
Mi alma hacia el recinto celestial"

(Imagen procedente de http://es.wikipedia.org )

Pero mientras conoce mejor a los Wesendonck Wagner ya está trabajando en su gran proyecto operístico que más tarde sería conocido como"El Anillo del Nibelungo" que estaría compuesto por un ciclo de cuatro óperas inspiradas en una fusión de los mitos germanos y escandinavos con dioses , héroes y criaturas mitológicas que luchan por la posesión del Anillo que otorga el dominio sobre el mundo, lo que personalmente me recuerda al argumento de "El señor de los Anillos" de J.R.R. Tolkien (1892-1973), una historia épica cuya composición le ocuparía veintiséis años, empezando con "El oro del Rin", a modo de prólogo de la historia y estrenada en 1869, , y seguidas por orden cronológico por La Valquiria, estrenada en 1870, y Sigfrido y El Ocaso de los dioses ambas estrenadas en 1876. Ya me ocuparé de ellas un poco más adelante, porque en 1857 detendrá su trabajo en el ciclo del Anillo de los Nibelungos para empezar a componer "Tristán e Isolda" basada en una leyenda perteneciente al ciclo de las leyendas relacionadas con el Rey Arturo y los Caballeros de la Tabla Redonda. , que había sido traducida al alemán en el siglo XIII por el poeta alemán  Godofredo de Estrasburgo   y que versaba sobre el desgraciado amor entre el caballero Tristán y la princesa irlandesa Isolda  y cuya recuperación se enmarca en el renacido interés durante el Romanticismo alemán por los mitos y la poesía medieval alemana. Pero algo más que eso impulsaba a Wagner.En el plano intelectual el descubrimiento en 1854 de la obra del filósofo Arthur Schopenhauer (1788-1860) que conoció a través de su amigo el poeta Georg Herwegh (1817-1875) y que desde el primer momento le encandiló llegando a decir que este descubrimiento fue el momento más importante de su vida. Entre otras cosas le sedujo la consideración del filósofo sobre que la música era el arte supremo y también su visión pesimista de la existencia, que, aunque sea una terrible simplificación, se podría condensar en su máxima "toda vida es esencialmente sufrimiento"


Fotografía del Asyl o Asilo, la vivienda que Otto  Wesendonck regaló a Wagner para que trabajara en ella y que estaba situada en los terrenos que poseía Otto y donde se encontraba también la residencia del matrimonio Villa, Wesendonck , en Zurich, que hoy es un Museo. .Es asombroso que sabiendo que Wagner tenía una relación amorosa con su esposa en ningún momento  cambiara su actitud amistosa hacia  el compositor (Imagen procedente de wagner-verband-leipzig.de

Pero además había otro factor que le inspiraba a escribir aquel drama amoroso, y era su pasión por Mathilde, la esposa de Otto.  La relación con el matrimonio había proseguido y en 1857 Otto le regaló una casa en el interior de su finca , el Asilo (nombre que utilizaban para la casa de huéspedes) Otto no vacilaba en prestar toda la ayuda económica que necesitara Wagner pero eso no será obstáculo para que estallara la pasión. Con gran humor nos lo cuenta Fernando Argenta "Mathilde, joven, guapa, rica, sensible y admiradora de Wagner. Éste, deseoso de ser admirado por una joven, guapa , rica y sensible. Minna , que pasaba por una etapa cascarrabias, celosa y de salud fragil. Otto, hombre generoso y campechano, que viajaba constantemente  y dejaba a su mujer sola. " Ya podéis imaginar lo que sucedió,  Wagner y Mathilde se hicieron amantes y la pasión, como diría u mal poeta, los desbordó  . Argenta recoge estas líneas enviadas por Wagner a Mathilde "¿No sabes tú, querida mía, que yo dependo de tí , únicamente de tí?" y en otro momento escribe sobre ella   "Una mujer de corazón noble, hasta ese día vacilante y tímida, se lanzaba valerosamente al océano de los sufrimientos  y de las inquietudes para procurarme ese momento sublime" Mientras compone "Tristán e Isolda"  llevada por el amor compone las llamadas "Wesendonck Lieder", un grupo de cinco canciones inspiradas en otros tantos poemas de Mathilde.  En septiembre de 1857 ya tenía completa la ópera  y le leyó a Mathilde su ultimo acto y al terminar la lectura Wagner recordaba después en una carta escrita a la propia Mathilde "me acompañaste hasta la silla delante del sofá y me besaste, diciéndome:ahora ya no puedo esperar más"  

LAS WESENDOCK LIEDER POR JESSE NORMAN

Esta es una grabación de las cinco canciones compuestas por Richard Wagner en base a cinco poemas de su amada Mathilde Wesendonck, en este caso interpretadas por la soprano estadounidense Jessye Norman (1945)





Todo parece perfecto , pero  no hay que olvidar que se trataba de un amor clandestino aunque, en todo un ejercicio de honestidad, Mathilde le contó a su esposo Otto que mantenía relaciones con Wagner y , aunque os pueda parecer increíble, el bueno de Otto no se inmuto , dijo comprenderlo perfectamente y , como nos cuenta Argenta, "aceptó su petición de no mantener relaciones sexuales con ella mientras durara aquel idilio" Desde luego Otto era alguien singular,pero Minna no era tan comprensiva y cuando un día llegó a sus manos una carta escrita por Wagner para Mathilde en el característico tono apasionado que dedicaba a su amante, Minna no dudó en dirigirse a Mathilde para encararla. Seguro que no os imagináis que sucedió ¡el propio Otto salió en defensa de su mujer  a lo que Minna replicó amenazando con hacer pública aquella historia para destruir la reputación de Otto. Ante el cariz de los acontecimientos Wagner decide romper la relación con Mathilde mientras Minna la escribe esta nota a la amante de su marido "Debo decirle con el corazón dolorido  que ha tenido éxito en separar a mi marido de mí después de casi veintidós años de matrimonio. Ojalá que esta noble acción contribuya a su paz mental y felicidad"  Todo esto ocurre en 1858 , pero el matrimonio, en contra de lo que decía Minna en su nota a Mathilde, todavía no estaba roto. Eso si, Wagner abandona Zurich solo en dirección a Venecia , mientras que Mathilde viaja a la capital del Reino de Sajonia, Dresde, para intentar obtener el perdón de las autoridades para Wagner y que él  pueda regresar a su patria. Lo cierto es que Wagner era un hombre muy afortunado con las personas que lo amaban, pues a pesar de todo , seguían amándole y trataban de ayudarlo.


Retrato de Richard Wagner realizado en 1862 , cuando el pintor tenía cuarenta y nueve años, por el pintor alemán Cäsar Willich (1825-1886) el mismo año en que abandonó definitivamente a su esposa Minna a la que no volvería a ver hasta su muerte en 1866 . No tardaría en vivir nuevas aventuras amorosas y se plantearía regresar con su Mathilde , aunque la mujer de su vida todavía estaba por llegar aunque, entre tanto , no le hacía ascos a su joven criada  Lisbeth Vólkl. De la naturaleza de sus relaciones con esta criada de 16 años de edad os dejaba buena muestra esta carta que la escribía anunciándola su  pronta llegada:
"Mi querida Mariechen, asegúrate de que todo esté en orden. Compra el mejor perfume y rocía con él mi estudio.¡Cómo ansío descansar por fin contigo! Asimismo espero que los pantaloncitos  rosa estén preparados, únicamente para que seas agradable  y dulce. Merezco pasar otra vez un buen rato"
Por si no lo he dicho, el rosa era el color favorito de Wagner
(Imagen procedente de http://es.wikipedia.org )

Pero no sólo no obtendrá  Wagner el perdón de Sajonia sino que por las presiones de las autoridades sajonas será expulsado de Venecia después de una estancia de seis meses  y Wagner regresa a Suiza instalándose en Lucerna. Y ya que estaba allí ¿por qué no visitar de nuevo a los Wesendonck? y dicho y hecho se presnta en la villa de los Wesendonck y  es recibido con la misma cordialidad de siempre por Otto que no duda en darle el dinero que Wagner le pide para establecerse en París. donde gracias a la ayuda de la princesa Paulina de Metternich(1836-1921), una conocida mecenas y amiga de muchos compositores y escritores, consigue estrenar "Tannhäuser"  en la capital francesa, aunque no se puede decir que fuera un éxito, porque tuvo que cancelarse después de apenas tres representaciones  parece que por protestas organizadas por un grupo conocido como Jockey Club de París, que reventaron las funciones. El caso es que una vez más Wagner tuvo que salir corriendo de la ciudad. Por fin en 1861 se levanta la prohibición de las autoridades de Dresde para el regreso de Wagner y este puede, si lo desea, regresar a la capital del Reino de Sajonia. Wagner lo hará sólo para arreglar la situación de la enferma Minna  a la que asegura su sustento con una pensión con la que pueda vivir, aunque no se muy bien como pudo pagarla dada su pertinaz falta de recursos   y después se marchó. Nunca más volverían a verse y Minna moriría el 25 de enero de 1866 . Wagner trata de que se estrene Tristán e Isolda  en Viena ,pero sin fortuna . Al tiempo, mantiene nuevas relaciones amorosas con Friederike Meyer , que a su vez era amante del director del teatro de Frankfut, Franz Georg Carl von Guaita (1810-1868), que estaba interesado  en representar alguna de sus óperas en Frankfurt y Argenta relata que para 1863 mantenía otra relación con su joven criada de dieciséis años, Lisbeth Vokl, sobre la que escribe a una amiga "Mi nueva criada es una persona muy agradable, lista y amable. Durante el desayuno me hace compañía" Y visto que éste relato se alarga bastante , que Wagner está "en buena compañía " y todavía me queda para terminarlo, tendré que dejar el final para la cuarta y última parte  , sus últimos diecinueve años de vida. Y muy pronto, en 1864, sucedería algo que cambiaría por fin su fortuna. 


Enlace con la primera  parte de "Richard Wagner:mujeres, deudas y genio musical"
http://chrismielost.blogspot.com.es/2015/06/grandes-compositores-richard-wagner.html


Enlace con la segunda parte de "Richard Wagner: Mujeres, deudas y genio musical":
http://chrismielost.blogspot.com.es/2015/06/grandes-compositores-richard-wagner_2.html 

Enlace con la cuarta parte de "Richard Wagner: Mujeres, deudas y genio musical"
http://chrismielost.blogspot.com.es/2015/06/grandes-compositores-richard-wagner_4.html

El Mentidero de Mielost en Facebook :
 https://www.facebook.com/ElMentideroDeMielost
Famosos