martes, 2 de junio de 2015

GRANDES COMPOSITORES: RICHARD WAGNER: MUJERES, DEUDAS Y GENIO MUSICAL (SEGUNDA PARTE)

"Abandoné el colegio , y entré en la Universidad, no para consagrarme a Facultad ninguna, sino para seguir los cursos de estética y filosofía. Saqué lo menos que cabía de esa ocasión de instruirme, en cambio me entregué a todos los extravíos de la vida de estudiante, y lo hice, a decir verdad, con tanto aturdimiento y tan poco recato , que no tardé en encontrarme pesaroso". Me detuve en la primera parte de esta historia sobre la vida de Richard Wagner (1813-1883) en el momento en que tomaba parte en las revoluciones que se extendieron como un reguero de pólvora por diferentes países europeos , desde Francia y Polonia hasta Italia y Alemania, a lo largo del año 1830,  aunque todavía no había llegado el momento de que se produjeran grandes cambios en Europa y las rebeliones fueron sofocadas una a una. Cuando en Leipzig se recupera la calma  Richard Wagner ingresa en la Universidad de Leipzig y , como nos cuenta en su autobiografía "Mein Leben", "Mi vida" con la que he abierto esta segunda parte, no lo hizo con demasiado aprovechamiento. Así  nos lo cuenta también  el músico , periodista y escritor español Fernando Argenta (1945-2013) en su obra "Los clásicos también pecan: la vida íntima de los grandes músicos" donde nos explica que "Wagner se apasionaba por muchas cosas  pero no parecía tomarse en serio ninguna, o por lo menos no se centraba en ninguna" aunque los meses en los que tuvo como profesor de música al compositor y directo de coros Christian Theodor Weinlig(1780-1842) por fin logra centrarse en la música , y compone, entre otras, una obertura y una sinfonía que se estrenarían con éxito discreto en la sala de conciertos de Leipzig, la Gewundhaus .Wagner calificaría así el recibimiento que tuvieron estas obras casi primerizas "obtuvo una acogida simpática". Otra forma de decir que apenas había tenido repercusión 


Fotografía tomada en 1898 del edificio principal de la Universidad de Leipzig, fundada el 2 de diciembre de 1409 lo que la convierte en la segunda universidad más antigua de Alemania. Fue aquí donde estudió Wagner por espacio de más o menos un año, en 1831, para estudiar estética y universidad, pero como él mismo reconocía con cierto pesar "Saqué lo menos que cabía de esa ocasión de instruirme; en cambio me entregué a todos los extravíos de la vida de estudiante".
Sobre éste tiempo universitario escribe Fernando Argenta:
"Se dedicaba con ahínco a la vida bohemia, juerguista y pendenciera.  Se atrevió incluso a desafiar en duelo a más de un consumado espadachín  y además de las malas costumbres, germinaron en Wagner las ideas políticas, en cierto sentido revolucionarias,  que marcaron gran parte de su vida. Wagner se sentía como se sintió siempre en cualquier terreno, un líder. Participó en la creación de un club de estudiantes  y allí, presidiendo las reuniones, se le podía ver  marcando tendencia con una extravagante indumentaria  en la que no faltaban unos curiosos pantalones blancos enfundados en unas no menos llamativas botas de cuero también blancas"
(Imagen procedentes de http://es.wikipedia.org )  

Diréis ¿donde están las mujeres de las que habla el título del artículo? Durante este año universitario nos cuenta Argenta que "mantuvo pendencias por doquier  y vivió aventuras amorosas con diversas mujeres" aunque todavía nada particularmente reseñable.  A Wagner le gustaban mucho las mujeres, pero no sólo por la atracción sexual que pudiera sentir, sino también por lo  que podríamos llamar una mayor proximidad intelectual con ellas que con los hombres. , pues, como señala Argenta,  Wagner pensaba que "las mujeres, por su especial sensibilidad, estaban más capacitadas que los hombres para comprenderle a él y a su obra" aunque siempre debemos partir del hecho de que Wagner tenía en muy alta consideración su propio talento y recurriendo de nuevo a las palabras de Fernando Argenta "de quien estuvo verdaderamente enamorado fue de sí mismo" , algo que encontramos en la biografía de muchos genios que ,precisamente por esta cualidad intelectual superior, ya sea en pintura, en escritura, en ciencia , en música o en cualquier otra rama del saber, tienden a verse a sí mismos como el centro del Universo, al menos de su propio universo. Y Wagner, sin duda, era un genio cuya obra responde a esa definición que del hombre genial hacía el escritor Arthur Koestler(1905-1983) "La principal marca del genio no es la perfección, sino la originalidad , la apertura de nuevas fronteras" y eso es lo que Wagner haría con su obra, abrir caminos nuevos.. Pero regresemos junto a Richard Wagner que en 1832, con diecinueve años, abandona Leipzig y la Universidad, para viajar a Viena , ciudad que no conocía y que tenía interés en visitar por su tradición musical pero no disfruto demasiado de la música, dominada por lo que podríamos  llamar un éxito del verano de la época, la ópera "Zampa o la novia de mármol" del compositor francés Louis Joseph  Ferdinand Hérold (1791-1833), y los valses de Johann Strauss padre(1804-1849) y ninguno de los dos era del gusto de Wagner "Lo que allí vi y oí me edificó poco, por todas partes me perseguían Zampa  y popurris de Strauss sobre Zampa, dos cosas abominables para mi".


Libreto de "Las Hadas", la primera ópera que completó Richard Wagner que concluyó en 1833 pero no sería estrenada en vida de Wagner, y no subiría a los escenarios el 29 de junio de 1888 en Munich . La obra del joven Wagner, con apenas veinte años cuando la concluyó,  estaba inspirada e influenciada por su admirado Carl María von Weber . La partitura original(de la que  creo que la imagen es una fotografía tomada antes de que desapareciera)  se la regalaría Wagner a su protector, el rey de  Luis II de Baviera  (1845-1886) , Muchos años más tarde pasaría a las manos de Adolf Hitler(1889-1945) y desapareció , probablemente quemado, en el búnker de Berlín donde Hitler pasó sus últimos días
(Imagen procedente de http://www.raptusassociation.org )

A continuación se dirige a Praga , donde además de empezar a componer una ópera que dejaría inacabada, "Las bodas", estuvo alojado  en la finca de Franz Joseph, conde de Pachta (1776-1861) donde se enamoró al mismo tiempo de sus dos hijas, Wilhelmine Pachta , nacida en 1810, y Helene Pachta, nacida en 1813. Pero cualquier intento de establecer una relación sentimental con ellas estaba fuera de su alcance, eran aristócratas  y él nada más que un artista que todavía no se  había labrado un nombre, una situación que Wagner  consideraba profundamente injusta  pues no entendía que por no tener sangre aristocrática no pudiera aspirar al amor de estas jóvenes. Aunque, como señala Argenta,  "no le parecía tan mal ocultar  su relación amorosa con  una joven y bella coralista, llamada Therese, hija de un sepulturero y de pobre formación" Después de su estancia en Praga regresa a Leipzig, de allí viaja hasta Würzburgo en 1833 donde estaba uno de sus hermanos y compone su primera ópera completa , "Las hadas", y regresa a Leipzig para intentar estrenarla, pero , por desgracia para él, no estaban de moda los autores alemanes "No tardé en convencerme de una cosa que hoy día tiene ocasión de saber todo compositor alemán: a consecuencia del éxito de los autores franceses e italianos hemos perdido todo crédito en nuestra escena, y necesitamos mendigar  como un favor la ejecución de nuestras óperas" Y entonces, con veintiún años, surge la oportunidad  de trabajar cuando es nombrado director musical del teatro de Magdeburgo donde parece que se encuentra a gusto según sus propias palabras "La aplicación práctica de mis conocimientos musicales en las funciones de director de orquesta me causó un vivo placer, las relaciones con los cantantes entre bastidores y en las tablas respondían por completo a mi afán de variedad de distracciones" 

OBERTURA DE LA OPERA LAS HADAS

Aunque musicalmente no tiene gran relevancia y apenas es interpretada en nuestros días, creo que por su valor histórico merecía la pena traer aquí la obertura de la primera ópera de Richard Wagner, "Las hadas"   






Y entre esas distracciones se   encontraba una actriz  llamada Christine Wilhelmina Planer (1809-1866) a la que Wagner había conocido unos meses antes de llegar a Magdeburgo.La familia de Wilhelmina residía en Dresde cuando  la joven, de quince años de edad en ese momento fue seducida por el capitán Ernst Rudolf von Einsiedel (hacia 1779-1839) que pertenecía a la Guardia Real de Sajonia .El buen capitán la dejó embarazada y después . Así la tenemos, con dieciséis años , una niña, Nathalie Planer, y sola. Para evitar el escándalo diría siempre que Nathalie era su hermana pequeña mientras ella se convierte en actriz para tratar de sacar adelante a su hija y , por si fuera poco, a un hermano al que pagaba sus estudios.  Argenta la define como una mujer todavía joven en edad, tenía entonces veinticinco años, pero ya madura en carácter por todo lo que había tenido que luchar y a la que describe como "bella, graciosa e inteligente" El caso es que nuestro Wagner se enamoró perdidamente de ella , aunque Wilhelmina, a la que a partir de ahora llamaré Minna pues es como era más conocida,  en un principio trata de mantener las distancias, pero Wagner sabía ser insistente cuando quería y finalmente se  hacen amantes y no parecía una mala elección para Minna pues Wagner se ganaba en ese momento muy bien la vida como director del teatro de ópera de Magdeburgo., pero Minna no conocía la relación que Wagner mantenía con el dinero , que fluía entre sus manos , incapaces  de retenerlo  y no hace más que meterse en deudas  bien cuando no tenía casi dinero pidiendo prestado para  poder comer , o cuando estaba en buena posición para  poder pagarse los lujos que tanto le gustaban. Argenta cita estas palabras que nos dan una muestra de la relación que Wagner tenía con el dinero "El mundo debería darme lo que necesito. ¿Es caso una exigencia inaudita afirmar que me es debido  el poco lujo que me gusta?¿A mí, que proporciono placer al mundo y a miles de personas?"


Fotografía de Villa Tribschen, la lujosa mansión donde Richard Wagner viviría años más tarde de la época que estoy contando ahora , entre 1866-1872, cerca de Lucerna, en Suiza , y que hoy es sede del Museo Richard Wagner. La traigo ahora aquí para ilustrar el gusto por el lujo de Wagner a pesar de que durante muchos años a lo largo de su vida la falta de dinero era una constante y sus acreedores le perseguirían por media Europa. Sobre su amor por el lujo escribe Fernando Argenta:
"En sus habitaciones solía haber mullidas alfombras y cortinajes de raso. La luz debía ser tamizada  por visillos de seda  y el ambiente siempre tenía que estar perfumado. Su vestimenta casera  también era especial: camisas de encaje, pantalones de raso, zapatillas forradas de piel, más de veinte batas de seda hechas por su modista de Viena"
Por cierto, su color preferido era el rosa y concluye Argenta que
"Le gustaba tanto llevar una vida lujosa que derrochaba el dinero que no tenía y se entrampaba hasta las cejas. Más de la mitad de su existencia la vivió escondiéndose y huyendo de sus fieros y enojados acreedores"
(Imagen procedente de http://commons.wikimedia.org)  

En 1836  termina la composición de su ópera "La prohibición de amar" con la que espera poder saldar sus deudas pero aquello no saldría como él esperaba pues los ensayos tuvieron que hacerse muy deprisa, casi sin tiempo de que los cantantes pudieran aprenderse sus papeles . Veamos como nos lo cuenta el compositor "Con más aturdimiento que reflexión dejé pasar a la escena después de un estudio (por parte de los cantantes) de diez días de una opera que contenía papeles muy fuertes" y añade "Fiaba en el apuntador y en mi batuta. A pesar de eso , no pude impedir que los cantantes apenas supiesen a medias sus papeles. " pero a pesar de ello "no dejo de aplaudirse". Concluye diciendo que "la segunda representación no pudo  llevarse a efecto por diversos motivos" Estos diversos motivos a los que se refiere Wagner es una escena entre los actores de la ópera digna de la película "Una noche en la ópera" de los Hermanos Marx . Aquel día apenas había tres espectadores aquel día en el teatro, aunque Wagner esperaba que llegara más gente, cuando, de repente, la tormenta estalló entre bastidores . Uno de sus tenores comenzó a pegarse con otro tenor que, al parecer, era amante de la esposa del primero . El presunto amante "fue agredido y golpeado de tal manera que  que el desdichado tuvo que escapar al camerino con el rostro ensangrentado". La  soprano y esposa del agresor, trato de detener al marido  pero "recibió de éste tales empellones que sufrió un ataque de nervios" y finalmente el resto de integrantes del reparto  "tomó partido a favor y en contra y faltó poco para que se  llegara  a una pelea  general"  y por eso Wagner no tuvo más remedio que suspender la representación de la ópera. 


Minna.jpg
Retrato de Christine Wilhelmina Planer que la representa hacia 1835. He visto atribuida esta obra al pintor alemán Alexander Karl von Ottersdedt, que vivió entre 1848 y 1909 por lo que si él es el autor  evidentemente no es un retrato del original .  Richard se jactaba  de su poder de seducción  y en una carta a un amigo escribe sobre Minna "Es notable la influencia que ejerzo sobre esta muchacha. Ya leerás sus cartas en las que hay un calor  que tú y yo sabemos que no es natural en ella" Argenta aventura que en el momento de su matrimonio  Minna no estaba enamorada de Wagner y ese sentimiento surgiría tiempo después, tras una separación  provocada por los celos de Wagner. Unos años más tarde, en 1842, mientras Wagner se hallaba en Dresde ensayando para el estreno de su ópera "Rienzi", escribía esta apasionada carta a Minna, pidiendo que se reuniera lo antes posible con él
"Ya no es posible que permanezcamos separados el uno del otro ; lo siento ahora, de nuevo, en lo más profundo de mi corazón.No hay nada en el mundo capaz  de sustituir lo que tú eres para mí"
Y más adelante exclama
"¡ Ven, ven, ven!¡Cuanto antes!¡Lunes, lunes!¡Ah, si fuese ya el lunes!¡Mi querido viento del Sur, sopla todavía más fuerte ! Todo mi corazón desea y llama a Minna"
Una pasión que el tiempo y las futuras infidelidades de Wagner se encargarían de extinguir
(Imagen procedente de http://es.wikipedia.org ) 

Y eso sucedió en el peor momento "Durante ese tiempo -escribe Wagner - llamaron a mi puerta los rigores de la vida, la rápida toma de posesión de mi independencia exterior me había impulsado a toda clase de locuras, y me veía en la situación económica más apurada y acribillado de deudas" Abandona Magdeburgo huyendo de los acreedores y viaja hasta Berlín para tratar de estrenar allí "La prohibición de amar" pero no lo consigue y de allí se traslada a Könisberg, donde intenta ser contratado como director de orquesta , mientras que es Minna la que consigue trabajar en una compañía de teatro y gana los suficiente para seguir manteniendo a su hija, a su hermano y ahora a Wagner.La pobre Minna no tenía demasiada suerte con los hombres que elegía , en todo caso, a pesar de la difícil situación económica. el 24 de noviembre de 1836 Wagner y Minna contraen matrimonio en Könisberg aunque el compositor no estaba en su mejor momento emocional  "También me casé allí durante el otoño de 1836 y, para decirlo todo, en una situación de las más azarosas. El año que pasé en Königsberg , en medio de las preocupaciones más mezquinas, fue enteramente perdido para mi arte" Y tal vez fueran los problemas económicos, o tal vez los celos con los que Wagner la agobiaba, pero en la primavera de 1837 Minna abandona el hogar y regresa a casa de sus padres.  mientras Wagner, según nos cuenta Fernando Argenta , salió tras ella  creyendo que iba a reunirse con un amante,  un comerciante judío llamado Dietrich ¿sería éste el origen del antisemitismo del que luego haría gala Wagner en alguno de sus ensayos? Aunque hay una breve reconciliación, de nuevo vuelven las disputas  y Minna se va con Dietrich otra vez.  Wagner cuenta como entonces estaba en Dresde, interesado en una novela que acababa de conocer titulada "Rienzi"  con la que pensó que podía componer una ópera pero, "me lo impidieron  circunstancias exteriores adversas (los problemas con Minna) y dejé de idear proyectos".


Dibujo de la última escena del acto tercero de "Rienzi" de Richard Wagner  en su estreno en París el 9 de abril de 1869 en el Teatro Lírico  aunque su auténtico estreno fue el 20 de octubre de 1842  en Dresde. . La idea de ésta ópera de cinco actos nació en  1837 con la lectura de una novela sobre la vida de Cola di Rienzi (1313-1354) que en  mayo 1347 expulsó del gobierno de Roma a la nobleza y declaró el restablecimiento de la República de Roma y tenía la intención de restablecer el dominio de Roma sobre toda Italia. Ésto hizo que el papa Clemente VI (1291-1352) lo excomulgara temiendo que invadiera los Estados Pontificios, mientras que el pueblo también lo abandonaba descontentos por las subidas de impuestos ordenadas por Rienzi y por sus  maneras dictatoriales de gobernar, por lo que Rienzi tuvo que abandonar Roma en diciembre de aquel mismo año. Su estreno  fue bien recibido por el público de Dresde, por lo que puede ser considerado su primer éxito, aunque la larga duración de la ópera, más de seis horas , hace que hoy sea muy poco representada (Imagen procedente de http://en.wikipedia.org )

A éste Wagner deprimido le llega una oportunidad de trabajar y alejarse de sus acreedores cuando le llaman de la  actual capital de Lituania, Riga, entonces territorio polaco  "Durante el otoño de ese mismo año (se refiere a 1837) fui a Riga como primer director de orquesta del teatro" Mientras, Minna es abandonada por el comerciante y se encuentra en una difícil situación económica . Cuando se lo cuentan a Wagner decide reconciliarse con ella , la busca  y, según escribe Wagner , cuando ella trató de pedirle perdón por lo que había pasado, él la replicó "Que nunca más se hablaría entre nosotros de lo que había ocurrido, un hecho del que yo era el principal culpable. Puedo jactarme de haber mantenido fielmente mi palabra" Lo cierto es que parece un gesto inesperado de Wagner a no ser que alimentara su vanidad el ser él quien perdonaba. Pero si en el plano sentimental las cosas  entre Minna y Wagner parecían arreglarse  de nuevo vuelven los problemas en el terreno profesional. Estando en Riga, En el verano de 1838  Wagner comienza a trabajar en la composición de una ópera basada en aquella novela que había conocido en Dresde, "Rienzi", sobre la que escribe "Concebí el proyecto de una gran ópera trágica en cinco actos: Rienzi, el último de los tribunos: el plan era de tal magnitud que se hacía imposible presentar esa ópera, al menos por primera vez, en un teatro pequeño" En sus memorias "Mi vida"  nos explica Wagner que había seguido componiendo durante el invierno de aquel año y también en la primera de 1839  ya que para entonces  "finalizaba mi compromiso con el director del teatro (de Riga) y por circunstancias especiales no quería permanecer en Riga más tiempo".Las circunstancias especiales a las que hace referencia nuestro compositor era las malas relaciones que mantenía con el director del teatro de la ópera que , además, había intentado seducir a Minna  y también porque sus acreedores le habían localizado y le demandaron ante las autoridades de Riga. 


Retrato de Richard Wagner realizado en 1842 durante su estancia en París cuando tenía veintinueve años ,  realizado por su amigo, el pintor  alemán Ernst Benedikt Kietz (1815-1892). Un poco más abajo os cuento el gran cariño que Wagner tuvo por un gran perro  Terranova , Robber, que compartió con Wagner su huida de Riga y todas las vicisitudes de aquel largo viaje. en el que se produjeron escenas cómicas, como esta que cuenta el propio Wagner cuando estaban a bordo del barco que les llevaba a Londres:
"Por  desgracia, el barril del aguardiente , con cuyo contenido tenía que fortalecerse la tripulación durante el duro trabajo , estaba instalado en un hueco bajo el banco en el que yo estaba tendido. El marinero Koske era el que acudía más a menudo a este fortalecimiento tan molesto para mí, a pesar de que cada vez  tenía que sostener  una lucha a vida o muerte con Robber, que le atacaba siempre con renovada furia tan pronto había descendido éste por la escalera   , lo que a mí, totalmente extenuado por el mareo, me imponía  cada vez un esfuerzo creciente que llevaba a las catástrofes más inquietantes"
Fernando Argenta relata  en su semblanza biográfica de Wagner como durante su estancia en París , Robber abandonó a Wagner , lo que Argenta atribuye a la mala calidad de la comida que le daba el compositor , consecuencia a su vez de la penosa situación económica en la que se encontraba. Fuera por eso o no, lo cierto es que el bueno de Robber no volvió junto a su amo (Imagen procedente de http://de.wikipedia.org )  

¿Resultado? Había que hacer una vez más las maleta para poner pies en polvorosa, aunque Wagner lo maquilla un poco en sus memorias "Hacía ya dos años que acariciaba el proyecto de ir a París . Decidí a mi mujer a embarcarse conmigo a bordo de un velero que debía llevarnos hasta Londres" y se supone que de allí a París, pero  no se trataba de un viaje de placer como aparenta contar Wagner. En realidad, se trató de una aventura digna de la mejor película de acción. Abandonaron Riga en secreto pues Wagner corría el peligro de ser encarcelado por las deudas. Ayudados por un un amigo , salieron en un pequeño coche de caballos acompañados por el enorme perro terranova de Wagner, llamado Robber, del que el compositor se negaba a separarse.  Para que os hagáis una idea de la mascota, los Terranova pueden llegar a pesar setenta kilos y una altura de hasta noventa centímetos. No era lo mejor para moverse con rapidez y sin llamar la atención. Después de dos días de viaje alcanzaron la frontera entre Polonia y Rusia con el temor constante de ser descubiertos . Allí les esperaba otro amigo con un pequeño coche con el que les condujo a una especie de refugio dejándolos allí solos, aunque no durante mucho tiempo "Hubimos de esperar allí  hasta que se pusiera el sol y tuvimos tiempo suficiente para descubrir  que nos hallábamos en una cueva de contrabandistas , la cual se fue llenando paulatinamente, hasta colmarse, de judíos polacos de sucísimo aspecto" El objetivo era cruzar la frontera clandestinamente durante la noche en otra escena propia de una historia de espías "Había que aprovechar los escasos minutos que, después del cambio de guardia, los centinelas empleaban en otras tareas. Tuvimos por ello que bajar corriendo la colina, trepar pro el foso y seguir entonces de nuevo otro rumbo a toda prisa hasta que hubimos cruzado la línea exterior, pues tan pronto como nos vieran, los cosacos estaban obligados a disparar sobre nosotros  incluso por encima del foso" 

OBERTURA , CORO DE LOS MARINEROS Y CORO DE LAS HILANDERAS DEL HOLANDÉS ERRANTE

"El paso a través de las rompientes de las costas noruegas produjo en mi imaginación una impresión maravillosa. La leyenda de "El holandés errante", tal y como volvía a oírla de boca de los marineros , revistió a mis ojos un color pronunciado , especial, que sólo pudieron prestarle mis propias aventuras"   Así contaba Wagner como surgió la inspiración para la composición de su ópera "El holandés errante" durante su accidentado viaje a Londres en barco, donde las tempestades empujaron a su barco a las costas noruegas, aunque más tarde reconocería que tomó el tema de la descripción que de la leyenda del Holandés errante hacía el escritor y  poeta alemán Heinrich Heine (1797-1856) en su novela " Las memorias del señor Schnabelewopski" . Para Wagner ésta ópera, que fue estrenada en Dresde el 2 de enero de 1843, significaba el comienzo de una nueva etapa en su vida y en su carrera musical 
"Aquí  empieza mi carrera como poeta - escribiría en 1851 - y mi adiós al papel de mero cocinero de textos de ópera". La leyenda hace referencia al holandés Willen van der Decken, que un día hace un pacto con el diablo para poder navegar sin temor a ningún obstáculo. Al descubrirlo, Dios le castiga a navegar para toda la eternidad sin poder tocar nunca la tierra. Aquí os incluyo la obertura, con los temas musicales que luego irán apareciendo en la obra, el coro de las hilanderas , el que personalmente me gusta más, y el coro de los marineros, aquel que le inspiraron los marineros del "Thetis" durante aquella accidentada singladura  

Obertura:





Coro de las Hilanderas



Coro de los Marineros





Por fortuna para ellos y para la historia de la música  Richard Wagner, Minna y su inseperable Terranova Robber, lograron atravesar la frontera , pero no el final de sus aventuras. Ahora había que embarcar rumbo a Londres y el barco les esperaba en el puerto de Pillau , hoy Baltisk bajo soberanía rusa. Antes de llegar el coche en el que iban volcó y Minna quedó contusionada y dolorida lo que les obligó a detenerse unos días. Por fin embarcan en el "Thetis" y emprenden la navegación rumbo a Londres. Y, como seguro que ya suponéis, no sería una navegación sencilla . En teoría el viaje no debía durar más de ocho días pero escuchemos lo que nos cuenta el compositor "Esa travesía será eternamente inolvidable para mí: duró tres semanas y media, y fue fecunda en accidentes. Tres veces tuvimos que sufrir las más violentas tempestades, y durante una , el capitán se vio obligado a refugiarse en un puerto noruego" y añade "apretados en el lastimoso y estrecho camarote del capitán, sin un lecho realmente suficiente para cada uno de nosotros , quedamos a merced del mareo y de todas las angustias" Pero como no hay mal que por bien no venga, al menos eso dice la sabiduría popular, la contemplación de los bellos fiordos noruegos a los que llama "largas carreteras de agua" y nos cuenta como al entrar en uno de ellos a bordo del Thetis  "se apoderó de mí un indecible bienestar cuando el eco de las monstruosas paredes de granito devolvió  el grito de faena de la tripulación, con el cual ésta echó el ancla y arrió las velas" Y en aquel momento nació la inspiración para la composición de la Canción de los Marineros de su ópera "El Holandés errante". Aún estuvieron a punto de naufragar de nuevo una vez que retomaron el rumbo a Londres. Una vez en la capital inglesa  "para reponernos de viaje tan fatigoso, nos detuvimos ocho días allí; nada me interesó tanto como la ciudad misma y las dos Cámaras, ; en los teatros no puse los pies"


Het Naero-dal met den Iordalsnut. (Phot. Wilse, Kristiania.)
Fotografía del compositor alemán Giacomo Meyerbeer , aunque su nombre auténtico era Yaakov Liebmann Beer. Procedía de una familia de origen judío dedicada al comercio del azúcar en Berlín, pero Myerbeer no tardaría en descubrirse como un niño prodigio  en la música  como concertista de piano. Fue amigo de Carl María von Weber, uno de los compositores a los que admiraba Wagner. Se estableció en París en 1831 y sería él quien trataría de ayudar en todo lo posible a Wagner . Gracias a sus contactos y al interés que en todo momento Meyerbeer puso en la situación de Wagner, éste pudo superar momentos muy difíciles en la ciudad que le condujeron incluso a pasar tres semanas encarcelado por deudas. Escribe Wagner como su situación era deplorable en el otoño de 1840 y el invierno de 1841, cuando termina de componer "Rienzi":
"Preocupaciones de diverso linaje y una negra miseria me atormentaron en esa época de mi vida. En el mes de noviembre de aquel año terminé por completo la partitura de Rienzi , y la envié a Dresde sin dilación. Fue el punto culminante de mi situación deplorabilísima : escribí para la "Gaceta Musical" una novelita  "El fin de un músico alemán en París", en que hacía morir al infortunado héroe con esta profesión de fe: "Creo en Dios, en Mozart y en Beethoven" Era una suerte que estuviese concluida mi ópera, porque me vi obligado a renunciar durante mucho tiempo al ejercicio de todo lo que fuese arte" (Imagen procedente de http://www.hellenicaworld.com )




Pero su objetivo era París  y hacia allí aparten. Por el camino se detienen en la localidad de Boulogne sur Mer en la costa francesa, cerca de Calais, donde permaneció un mes y conoció al compositor alemán de origen judío Giacomo Meyerbeer (1791-1864), al que enseña su "Rienzi" y Meyerber se compromete a ayudarle durante su estancia en la capital francesa. De esta forma "Entré , pues , en París , con muchas esperanzas y muy poco dinero" pero a pesar de las recomendaciones de  Meyerbeer no logra gran cosa "Quiso la mala suerte que durante mi estancia en París, Meyerbeer se hallase fuera casi constantemente"  Pero a pesar de ello, las recomendaciones de Meyerbeer sirvieron para que fuera recibido por el director del teatro el Renacimiento que parecía muy entusiasmado con las obras que le presentó Wagner pero, por desgracia, "todo me prometía el éxito más satisfactorio, cuando , así las cosas, hizo quiebra el teatro del Renacimiento. Todos mis esfuerzos y todas mis esperanzas estaban tiradas por tierra" De nuevo los Wagner pasaron penurias económicas y Argenta nos cuenta que "Richard fue encarcelado por sus deudas y permaneció en prisión tres semanas" Allí conoce a otros compositores como Héctor Berlioz (1803-1869) , Jacques Fromental Lévy (1799-1862) o François Antoine Habeneck(1781-1849) pero de ninguno obtiene gran ayuda. Sobre ellos escribe "No podían contribuir a abrirme ni remotamente ningún horizonte: en París no hay artista que tenga tiempo de trabar amistad con otro; cada cual se mueve y agita por su cuenta" Por suerte , Meyerbeer regresa París y gracias a su influencia entró en contacto con el director de la Ópera de París que le compraría el libreto de su ópera "El holandés errante" y además también recibe la noticia  de que "Rienzi" iba a representarse en Dresde y "El holandés errante" en Berlín. aunque al final Berlín se echaría atrás. 

CORO DE LOS PEREGRINOS DE LA ÓPERA TANNHÄUSER

El título completo de la quinta ópera de Richard Wagner es "Tannhäuser y el Torneo poético del Wartburg" que estrenaria en 1845 en Dresde dirigida por él mismo. El título hace referencia a dos leyendas alemanas en las que se basa el argumento de la ópera . Tannhäuser es un caballero  que un día llega hasta la Montaña de Venus (Venusberg) donde vive la diosa del amor, Venus, que, como podéis imaginar, rodea a nuestro héroe de todo tipo de placeres. Hasta que un día , Tannhäuser se cansa de la vida que lleva allí y ,contra la voluntad de Venus, abandona Venusberg y emprende una peregrinación a Roma para conseguir el perdón del Papa. Pero cuando Tannhäuser relata al Pontífice su larga lista de pecados, el papa exclama que  saldrán brotes de su bastón antes de que Tannhäuser obtenga el perdón .Mientras Tannhäuser emprende el camino de regreso a Venusberg, brotes verdes surgen del bastón del Papa que, asombrado, manda mensajeros para buscar a Tannhäuser pero éste ha desaparecido y el Papa será condenado por su duro corazón. He escogido uno de los fragmentos más conocidos de la obra , el hermoso "Coro de los peregrinos" , cuando estos regresan al hogar después de la peregrinación y expresan su alegría por ver de nuevo su tierra natal al tiempo que alaban a Dios. Os pongo  el único vídeo que he encontrado con el coro subtitulado 







  
En todo caso la situación había mejorado y  además  estaba eufórico por su regreso a tierras alemanas. Escribe "La primera vez que vi el Rin, con cálidas lágrimas en mis ojos, yo, pobre artista, juré fidelidad a mi patria alemana". Minna y Richard se encuentran ahora más unidos que nunca después de haber pasado tantas dificultades juntos  y  a ella la dedica estos versos "Ha terminado ya la hermosa canción, ¡la canción de mi loca juventud! La que yo amé significa aún más para mí. Una mujer llena de virtud , una mujer buena es, verdaderamente, un precioso tesoro. También para mí es más que el resto  del mundo, es todo cuanto poseo aquí en la tierra" .  El 20 de octubre de 1842 se estrena en el Sachsiste Staatsoper Dresden o Teatro de la Ópera de Dresde , la tercera ópera de Wagner, "Rienzi", dividida en cinco actos que alargaba su representación por encima de las seis horas, pero a pesar de ser tan larga supuso el primer gran éxito en la carrera musical de Wagner, que es nombrado director artístico de la Ópera de Dresde . Apenas dos meses y medio más tarde, el 2 de enero de 1843 se estrena su cuarta ópera, "El holandés errante", aunque en este caso la ópera no obtiene el éxito esperando por Wagner que dirigió aquella primera representación donde el papel protagonista fue interpretado por la soprano y amiga del compositor, Wilhelmine Schröeder-Devrient (1804-1860), a la que ya conocimos en la primera parte. Ya en 1845, el 19 de octubre y también en el Teatro de Ópera de Dresde, se estrena otra de sus obras maestras, "Tannhäuser" , bajo la dirección del propio Wagner y con ese impresionante y conmovedor Coro de los Peregrinos que al propio compositor conmovió la primera vez que lo escuchó . Pero tanto la música de El holandés errante como de "Tannhäuser" era demasiado avanzada para el público, no estaban preparados para ella y tampoco "Tannhäuser" logró el éxito esperado, ayudado por una selección inadecuada de los cantantes. Es una época de efervescencia política, como la vivida en Europa en 1830, y Wagner volvería a implicarse en ellos lo que le obligará a abandonar Dresde en 1849. Pero sobre ello y el tramo crucial y más productivo de la vida de Wagner os hablaré en la tercera y última parte de su historia. 

Enlace con la primera parte de "Richard Wagner:mujeres, deudas y genio musical"
http://chrismielost.blogspot.com.es/2015/06/grandes-compositores-richard-wagner.html

Enlace con la tercera parte de "Richard Wagner:mujeres, deudas y genio musical"
http://chrismielost.blogspot.com.es/2015/06/grandes-compositores-richard-wagner_3.html

Enlace con la cuarta parte de "Richard Wagner: Mujeres, deudas y genio musical"
http://chrismielost.blogspot.com.es/2015/06/grandes-compositores-richard-wagner_4.html

El Mentidero de Mielost en Facebook :
 https://www.facebook.com/ElMentideroDeMielost
Famosos