miércoles, 23 de julio de 2014

HISTORIAS DEL DEPORTE: ALICE MARIE COACHMAN, UN SALTO CONTRA LA SEGREGACIÓN RACIAL

Para contaros la historia de hoy tenemos que viajar antes a los días finales de la Guerra de Secesión de Estados Unidos para tratar un tema sobre el que ya he escrito en el Mentidero en otras ocasiones, pero es necesario repetir lo que entonces contaba para  conocer la sociedad en la que vivió nuestra protagonista de hoy. Y así nos vamos al mes de enero de 1865 cuando el presidente Abraham Lincoln (1809-1865) presentaba ante el Congreso de los Estados Unidos la Decimotercera Enmienda a la Constitución que abolía y prohibía la esclavitud en Estados Unidos. Su texto contenía esta declaración  "Sección 1. Ni en los Estados Unidos ni en ningún lugar sujeto a su jurisdicción habrá esclavitud ni trabajo forzado, excepto como castigo de un delito del que el responsable haya quedado debidamente convicto.Sección 2. El Congreso estará facultado para hacer cumplir este artículo por medio de leyes apropiadas" Lincoln moriría asesinado el 15 de abril de 1865 antes de poder ver aprobada esta ley que , sin embargo, cambiaría la vida de casi cuatro millones de personas, que era el número estimado de esclavos existentes en Estados Unidos y una de las causas del estallido de la Guerra de Secesión contra los estados esclavistas del sur que se prolongaría durante cuatro años entre 1861 y 1865. A finales de aquel año de 1865 esta enmienda , que ya había sido aprobada por veintiséis estados, quedaba incorporada a la Constitución de los Estados Unidos . Pero la conquista de la igualdad de derechos para la población de raza negra en los Estados Unidos no sería una lucha fácil ni breve y después de unos años de reconstrucción tras el fin de la guerra,  los estados que habían pertenecido a la Confederación  y eran partidarios  de la esclavitud, fueron promulgando una serie de leyes segregacionistas, conocidas popularmente como las Leyes de Jim Crow

Jump Jim Crow era el nombre de una canción y un personaje al que daba vida el actor Thomas D. Rice en la década de 1830, un actor blanco que pintaba su cara de negro  por lo que este tipo de espectáculos se conocía como "Blackface". La canción Jump Jim Crow se haría muy popular, pero ya a finales de la década de 1830 Jim Crow se había convertido en la forma en que los blancos se referían despectivamente a los negros , y por ello las leyes segregacionistas que fueron apareciendo a partir de 1870 fueron conocidas como Leyes Jim Crow. En la fotografía vemos un libreto del espectáculo    (Imagen procedente dehttp://05racismo.blogspot.com )

Este Jim Crow era el nombre de una canción interpretada por el actor blanco Thomas D. Rice en la década de los treinta del siglo XIX. Este aparecía con el rostro pintado de negro caricaturizando a los negros . El nombre de la canción , Jim Crow, fue adoptado como un término despectivo para referirse a la población negra , y por ello luego se utilizó para denominar al conjunto de leyes que desde la década de 1870 y hasta mediados del siglo XX se emplearían para impedir la igualdad entre blancos y negros.Tal vez no pudieran esclavizarlos de acuerdo a la Decimotercera Enmienda de la Constitución pero lo que no estaban dispuestos a admitir los partidarios de la segregación racial es que blancos y negros compartieran los mismos derechos y oportunidades. En diferentes estados se fueron dictando leyes que limitaban los derechos y libertades civiles de la población negra, impidiéndoles estudiar en las mismas escuelas que los blancos, comer en los mismos restaurantes , les obligaba a ocupar los asientos posteriores en los medios de transporte y a ceder su plaza siempre a los pasajeros blancos. Hasta tal extremo llegaba la segregación racial, que incluso había fuentes de agua potable para blancos y otras para negros . Como podéis imaginar , la educación que recibían era inferior a la población blanca lo que limitaba sus oportunidades de lograr una mejor posición social en el futuro, condenando a millones de personas a vivir una existencia mísera, con una libertad garantizada por la Constitución, pero negada en la vida cotidiana por la sociedad.

En 1871 el político estadounidense Benjamin Franklin Butler(1818-1893) impulsa la aprobación por el presidente Ulises S. Grant(1822-1885) del Acta de Derechos Civiles que sería también conocida como Acta Ku Kux Klan porque iba dirigida a proteger los derechos de las personas de raza negra  , sobre todo en los estados del sur,  donde estos derechos eran violados con frecuencia por organizaciones racistas como el célebre Ku Klux Klan que había sido fundado después del final de la Guerra de Secesión y que en virtud del Acta de Derechos Civiles de 1871 quedaba oficialmente disuelto , aunque  sólo sobre el papel porque en la realidad siguió actuando y creciendo en el número de afiliados. Apenas dos años después de la entrada en vigor del Acta de Derechos Civiles, el 13 de octubre de 1873 alrededor de ciento cincuenta negros eran asesinados en Colfax, en el estado de Louisiana,lo que demostraba que el racismo seguía muy vivo en los estados del sur. Dos años mas tarde de la masacre de Colfax,  se aprobaba la Ley de Derechos Civiles de 1875 que garantizaba el derecho de acceso de la población negra a lugares públicos como restaurantes , teatros y hoteles lo que parecía el punto final de la segregación racial pero pronto la ley se convirtió en papel mojado gracias a la presión de los senadores de los estados esclavistas del sur que lograron que en 1883 la Ley de Derechos Civiles de 1875 fuera declarada inconstitucional. La segregación seguiría siendo una realidad para  la población negra hasta la entrada en vigor  el 2 de julio de 1964 de la Ley de Derechos Civiles de 1964 , firmada por el presidente Lyndon B. Johnson (1908-1973)que prohibía definitivamente la segregación racial en los lugares públicos y también en el registro de votantes para las elecciones, declarando suspendidas las segregacionistas  Leyes Jim Crow.

En esta fotografía podemos ver a un hombre de raza negra bebiendo de la fuente reservada para ellos, diferente a la que estaba reservada para el blanco que está bebiendo al otro lado. Las leyes segregacionistas conocidas como Leyes Jim Crow  no sólo limitaban los derechos políticos no solo de los negros sino de todo aquel que no fuera de raza blanca, sino que procuraban impedir su evolución en la sociedad y la mejora de sus condiciones de vida aunque utilizaban para justificar esta segregación argumentos tan peregrinos como explicar que los niños negros no debían estudiar con los niños blancos porque  sería someter a los niños negros a opiniones hostiles y la marginación . Es decir, para evitar que los niños blancos se metieran con ellos ya se encargaban las autoridades de segregarlos antes , estudiando en escuelas de peor calidad que les impedía luego prosperar en la sociedad  (Imagen procedente de http://kalipolis.wordpress.com )

Cuarenta y un años antes de la aprobación de la Ley de Derechos Civiles que ponía punto final a la segregación , aunque la lucha por la igualdad seguiría hasta nuestros días, nacía nuestra protagonista el 9 de noviembre de 1923 en la localidad de Albany , en el estado de Georgia. Fue bautizada con el nombre de Alice Marie Coachman y venía al mundo en una familia numerosa donde el matrimonio entre Fred y Evelyn Coachman tenían que sacar adelante a Alice y sus otros nueve hermanos y para ello todos tenían que ayudar con su trabajo. . Su padre, Fred Coachman, trabajaba como albañil muy lejos de allí, en el estado de Ohio, su madre Evelyn  se colocaba como sirvienta en una casa de Atlanta y los hermanos de Alice conseguían dinero trabajando en las plantaciones de algodónGeorgia era uno de los estados sureños donde con más fuerza estaban implantadas las leyes segregacionistas  y Alice pronto tendría que enfrentarse a los obstáculos que encontraría en su camino por su condición de mujer y además de raza negra , unos obstáculos que todavía serían más grandes cuando lo que ella quería hacer era dedicarse al atletismo y en particular al salto de altura. Su familia no comprendía esta afición  y ella recordaría muchos años después que "Lo quise dejar , cuando era pequeña mi padre me pegaba unos azotes terribles por ello, pero me encantaba. Una tía y una maestra de instituto me animaron , me presenté a las pruebas  y me hicieron una oferta" Pero antes de que llegara aquella oportunidad Alice tuvo que entrenarse  ella sola, corriendo descalza ya que las zapatillas deportivas eran un lujo y sin tener acceso a las pistas de atletismo pues  estaban reservadas para los blancos. 

Alice (la primera por la derecha  en la foto) junto con sus compañeras del equipo de relevos de Tuskegee. Aemás de ganar diez títulos nacionales de salto de altura ganaría otros quince títulos nacionales en diferentes disciplinas deportivas (Imagen procedente de http://kidlitwhm.blogspot.com.es )

El escritor francés Anatole France decía que "es preciso elevarse con las alas del entusiasmo. Si se razona , no se volará jamás" y aunque seguro que Alice no conocía estas palabras si sabía lo que era el entusiasmo y eso es lo que la hizo perseverar contra lo que dictaba la lógica. ¿Cómo una joven negra viviendo en el corazón de un estado segregacionista del sur y siendo mujer podía soñar con llegar a ser una atleta? Alice tenía una respuesta muy sencilla, amaba correr "Me gustaba correr y saltar - recordaba Alice - y saltar,  por eso me enviaban a mí a hacer recados.Los hacía a toda prisa" Aunque su madre observaba con escepticismo la pasión de su hija por el deporte. En una ocasión un conocido de la familia la dijo refiriéndose a su hija y a sus dotes atléticas  "Esa chica va a saltar por encima de la Luna" a lo que Evelyn replicó, con ese pragmatismo característico de las madres, "Ella se va a romper la nariz, eso es lo que va a hacer" Siguió entrenando en solitario practicando su disciplina favorita, el salto del altura , saltando sobre neumáticos o por encima de bastones que hacían las veces de un listón , mientras sus padres intentaban una y otra vez que desistiera de aquello y se dedicara a otras actividades más propias de una mujer y de su raza . Pero gracias a la ayuda de su tía n se desanimó y persistió hasta que llego la anhelada oportunidad.  Primero en el Madison High School se fijó en ella el entrenador del equipo masculino de atletismo, Harry E. Lash, que hizo las veces de su tutor y con el apoyo de él  , de una profesora y de su tía en 1939, cuando Alice tiene dieciséis años , ingresa en el Tuskegee Preparatory School  en el estado de Alabama  y alcanza con la dirección un acuerdo para que pueda ingresar . Ella se encargaría de tareas como limpiar el gimnasio, remendar la ropa de los jugadores del equipo de fútbol americano  o barrer las instalaciones deportivas ¿Qué recibía a cambio? Le permitían matricularse, la darían de comer y podría entrenarse. 

Alice Marie Coachman saltando  con el uniforme de Tuskegee, la institución gracias a la cual pudo competir en los campeonatos nacionales desde los dieciséis años . Era una atleta total que además del salto de altura practicaba también carreras de 50,100 y 400 metros y además jugaba al baloncesto donde también ganaría tres títulos nacionales. ¿Cuantos grandes atletas negros, hombres y mujeres, no tuvieron la posibilidad de mostrar sus cualidades deportivas por culpa del racismo imperante en la sociedad que les negaba la oportunidad de participar?¿Cuantos escritores, médicos, científicos se perdieron en aquellos años de segregación racial? (Imagen procedente de http://www.blackpast.org )

Gracias a su inscripción en este instituto aquel mismo año, antes incluso de empezar las clases, pudo competir a sus dieciséis años en el Amateur Athletic Union Championship y desde 1939 y hasta 1948 ganaría consecutivamente diez campeonatos nacionales de salto de altura, aunque también obtendría victorias en otras modalidades atléticas y en 1946 se proclamaba campeona, además del salto de altura también de 50 metros, 100 metros y 400 metros relevos. Y no se detuvo ahí porque también formaba parte del equipo femenino de baloncesto de Tuskegee con el que ganó tres títulos nacionales en los años cuarenta . En 1946 abandonaba Tuskegee y se enroló en el Albany State College donde la joven Alice siguió maravillando con sus victorias hasta coleccionar veinticinco títulos nacionales en diferentes disciplinas deportivas , un logro que ya era suficiente para escribir su nombre en letras de oro en el atletismo estadounidense pero que tiene un mérito difícil de evaluar por las condiciones en las que se había desarrollado su carrera deportiva, siempre en inferioridad de condiciones con respecto a sus rivales por su condición de mujer de raza negra en un país donde la segregación racial dominaba la actitud de la sociedad hacia los negros.  Todos sus títulos eran nacionales ya que las competiciones internacionales, incluidos los Juegos Olímpicos , se habían detenido como consecuencia de la Segunda Guerra Mundial que había estallado el mismo año que ella ganaba su primer título atlético de salto de altura, en 1939. Pero tras la derrota de Alemania y Japón en 1945 el mundo recuperaba gradualmente la normalidad y Londres fue elegida para ser la sede de los Juegos Olímpicos de 1948.

Fotografía de Alice en uno de sus saltos en  los Juegos Olímpicos de Londres de 1948, cuando se dio a conocer internacionalmente aunque se retiró después de esta competición. Ya había cumplido su sueño (Imagen procedente de  http://www.bidami.com )

En las pruebas de clasificación para formar parte del equipo olímpico de los Estados Unidos  Alice batió un record de salto de altura que llevaba dieciséis años vigente  y gracias al cual pudo viajar con el resto del equipo a Londres. A pesar de tener una lesión en la espalda  Alice hizo un magnífico primer salto de 1,68 metros , nuevo record del mundo y record olímpico que se mantendría vigente hasta los Juegos Olimpicos de Melbourne, en Australia, donde la atleta estadounidense Mildred Louise McDaniel (1933-2004)  saltó 1,76 metros. Gracias a su salto Alice fue medalla de oro olímpica de salto de altura , convirtiéndose en la primera mujer negra en ganar una medalla de oro en los Juegos Olímpicos , emulando a esa otra gran figura del deporte que había sido el atleta estadounidense Jesse Owens(1913-1980), ganador de cuatro medallas de oro en los Juegos Olímpicos de Berlín de 1936. Alice, aquella niña que se había entrenado descalza por caminos sucios de Georgia, que se entrenaba saltando sobre neumáticos  porque al ser negra no podía entrenar en las pistas reservadas a los blancos, la niña a la que sus padres regañaban para que se quitara de la cabeza aquellos sueños imposibles de convertirse en atleta, la niña que a pesar de todo persistió y siguió entrenando  durante horas día tras día, mes tras mes, hasta convertirse en una gran atleta, recibía aquel día su medalla de oro de manos del rey Jorge VI de Inglaterra (1895-1952) Ella misma no podía creer lo que había sucedido y después recordaría así aquel momento "No sabia que había ganado. Iba de camino a recibir mi medalla y vi mi nombre en el marcador. Di un vistazo a las gradas y vi a mi entrenadora aplaudiendo"

VÍDEO CON EL SALTO DE ALICE EN LONDRES 1948 

En este breve vídeo podéis ver el salto que daría la victoria a Alice , es el último de ellos y luego también podéis ver el marcador con su marca y el podium histórico porque por primera vez una mujer de raza negra ganaba una medalla de oro  





Si había logrado lo impensable, era campeona olímpica, aunque eso no fue suficiente para evitarla una nueva humillación en su regreso a Estados Unidos. Fue recibida por el presidente Harry S. Truman (1884-1972) y fue invitada a banquetes y fiestas en honor de los vencedores en los juegos pero cuando regresó a su Georgia natal en un acto ofrecido por el alcalde de Albany , la ciudad en la que ella había nacido en 1923, después de dedicarla numerosos elogios y ponerla como ejemplo no la dejaron hablar  y tuvo que irse casi a escondidas. No estaba bien visto que una  mujer negra  hablara junto al alcalde como si fuera una ciudadana más, era negra y había que ponerla en su sitio. Como después ella misma diría al recordar aquel día "Era 1948 y los blancos, sobre todo los políticos, no querían que se supiera  que me habían estado enviando regalos" Después de haber logrado todas sus metas  Alice se retiró del atletismo. A lo largo de los años se casaría en dos ocasiones y tendría dos hijos, realizó una campaña publicitaria para Coca Cola junto a Jesse Owens, seguiría ligada al atletismo como entrenadora  y fue testigo de la aprobación de la Ley de Derechos Civiles de 1964 aprobada por el presidente Lyndon B. Johnson (1908-1973) que el 2 de julio de aquel año se dirigía a la nación en un discurso televisado donde proclamó "Creemos que todos los hombres han sido creados iguales. Pero a muchos se les niega el trato de igual. Creemos que todos los hombres tienen ciertos derechos inalienables. Pero muchos norteamericanos no disfrutan de esos derechos. Creemos que todos los hombres tienen derecho a los beneficios de la libertad. Pero millones han sido privados de esos beneficios , no por sus propias faltas, sino por el color de su piel. Las razones están profundamente engastadas en la historia, la tradición y la naturaleza del hombre. Podemos comprender, sin rencor ni odio, cómo ocurrió todo esto. Pero no puede continuar . Nuestra constitución , el basamento de nuestra república, lo prohibe. La mora lo prohibe. Y la ley que promulgaré esta noche lo prohibe"  

Alice en lo más alto del podium de los Juegos Olímpicos de 1948 después de derrotar a la saltadora británica  Dorothy Tyler , en la fotografía con la bandera británica en el chandal . La retirada de Alice a los 25 años de edad y en la plenitud de su físico sorprendió a muchos. Mucho tiempo después, en 1996, fue elegida entre los cien atletas más importantes en la historia de los Juegos Olímpicos (Imagen procedente de http://todoelfutbolensandiego.blogspot.com.es )


Seguro que aquella noche Alice se sintió tan feliz como aquel otro día en el que había volado sobre el estadio olímpico para ganar su medalla de oro. Quedaba un camino muy largo para lograr  no ya la igualdad de derechos, sino el respeto de la sociedad, la lenta desaparición del racismo, una lucha que , aunque hoy el presidente de Estados Unidos, Barack Obama (1961) es de raza negra , todavía hay pasos que dar si bien la situación actual era inimaginable para la pequeña Alice  cuando corría descalza a finales de los años veinte en Georgia. Alice creó su fundación , la Alice Coachman Foundation  para ayudar a aquellos jóvenes deportistas con problemas económicos y en 1996 tuvo el orgullo de portar la antorcha olímpica durante el recorrido de esta en suelo americano con motivo de los Juegos Olímpicos de Atlanta de 1996. Yo no sabía quien era esta gran mujer hasta el domingo pasado, cuando leí la noticia de su fallecimiento el pasado 14 de julio a los noventa años de edad  Como sucede en ocasiones, su muerte me sirvió para descubrir su vida y aunque es posible que este artículo tenga muy pocos lectores ya que Alice fuera de Estados Unidos no es demasiado conocida, quería rendirla mi particular homenaje por la pasión, el entusiasmo y el valor que puso en su vida y que le llevó a superar no sólo el listón del salto de altura, sino ese otro listón mucho más difícil de superar aunque sea invisible, el de los prejuicios , el del racismo  y el machismo. Todos ellos los superó sin una palabra de rencor ni amargura  para nadie. El novelista inglés Charles Kingsley(1819-1875)  escribió "Actuamos como si el lujo y la comodidad fueran lo más importante en la vida, cuando lo único que necesitamos para ser realmente felices es algo por lo cual entusiasmarnos" Alice Coachman lo encontró  y con sus saltos nos mostró que no hay obstáculo que no podamos salvar cuando estamos dispuestos a no rendirnos. Gracias Alice .

Para cerrar este artículo he elegido esta fotografía de Alice Marie Coachman ya de mayor sosteniendo en sus manos aquella medalla de oro que la haría pasar a la historia del deporte y también a la historia de la lucha contra la segregación racial en Estados Unidos (Imagen procedente de http://ragsnrichesmedia.tumblr.com )

El Mentidero de Mielost en Facebook :
 https://www.facebook.com/ElMentideroDeMielost

2 comentarios:

Belen dijo...

Fantástica

christian mielost dijo...

Muchas gracias Belén por la lectura. La verdad es que yo no conocía los logros de esta mujer, pero es una de esas maravillosas historias de superación que nos sirven de aliento a todos. Un abrazo!!

Famosos