martes, 6 de mayo de 2014

EL JOVEN BOLÍVAR Y UNA MUERTE QUE CAMBIÓ LA HISTORIA (SEGUNDA PARTE)

Después de recorrer en la primera parte de este relato el árbol genealógico de la familia Bolívar desde sus lejanos orígenes vascos en la Puebla de Bolívar  en el siglo XIII , la llegada de Simón Bolívar el Viejo en la segunda mitad del siglo XVI a América y las sucesivas generaciones de la familia, en la que fueron enriqueciendo su patrimonio hasta convertirse en una de las familias más ricas de Venezuela, llegamos al nacimiento de nuestro protagonista, Simón Bolívar, el 24 de julio de 1783. Vimos como con apenas dos años y medio de edad perdía a su padre, Juan Vicente de Bolívar (1726-1786) el 19 de enero de 1786 y seis años después , cuando Simón tiene nueve años de edad, su madre, María de la Concepción Palacios y Blanco (1758-1792), fallecía víctima de la tuberculosis a los treinta y cuatro años de edad. El pequeño Simón quedaba ahora bajo la tutela de su abuelo materno, el capitán Francisco de Palacios (1730-1793) que también tenía que encargarse  de sus dos hermanas, María Antonia de Bolívar (1777-1842) y Juana Nepomucena de Bolívar (1779-1847) y de su otro hermano, Juan Vicente de Bolívar (1781-1811) .Según nos cuenta Roberto Barletta en su biografía sobre Simón Bolívar que me está acompañando al escribir este relato , el viejo capitán no tardó  en dar salida a las dos hermanas de Bolívar  por el procedimiento habitual en aquel tiempo, casando a ambas con miembros de la familia. A María Antonia, de quince años, la casó con su primo hermano Pablo de Clemente y  Palacios (1770-fecha desconocida) y a su hermana pequeña de trece años con nada menos que su tío, Dionisio de Palacios y Blanco (fecha desconocida -1814).

Todo el mundo que había conocido hasta entonces Simón se desvaneció , perdió a su madre y apenas unos meses después se alejaban de él sus dos hermanas. Sólo le quedaba la esclava negra que era su ama de cría, Hipólita, a la que vimos en la primera parte de este relato que siempre profesó un gran cariño hasta considerarla casi como una segunda madre.Pero como nos cuenta Barletta, esto también significó que Simón se convirtiera en un niño un tanto consentido  "Hipólita  era una esclava y , por lo tanto, estaba subordinada a los deseos y caprichos del niño de la casa. Simón se acostumbró al gobierno de su propio voluntad y al predominio de sus deseos" y añade que  "se hizo la fama de independiente, voluntarioso y malcriado. Era un niño disperso, altanero y más dedicado a las distracciones  que al estudio". Mientras , los otros tutores de Simón, sus tíos Esteban de Palacios (1768-1830) y Carlos José de Palacios (1762-1805) , que en teoría velaban también por el cuidado de la herencia de Simón , parece que más bien se dedicaban a disfrutar de ella. Carlos José estaba en Venezuela, mientras que Esteban se hallaba en España  tratando de lograr el reconocimiento de los títulos nobiliarios para Simón , aquellos nombramientos de marqués de San Luis de Cura  y vizconde de Cocorote que la familia venía reclamando a lo largo del todo el siglo XVIII. Pero los días se acababan para el tutor de Simón, su abuelo Francisco de Palacios fallecía el 5 de diciembre de 1793 , apenas un año después que su hija. Simón quedaría ahora bajo la tutela de sus dos tíos, en particular de Carlos José de Palacios que era quien vivía en Venezuela, mientras Esteban seguía en España. 




Simón Rodríguez sería el designado por  el abuelo de Simón Bolívar para encargarse de la formación del joven que no había demostrado hasta entonces una gran brillantez en sus estudios. He encontrado diferentes versiones  de su biografía contradictorias entre si. En la mayoría de ellas se indica que fue un niño expósito, abandonado por sus madres, siendo recogido por el sacerdote Alejandro Carreño de quién habría adoptado el apellido para pasar a llamarse Simón Carreño Rodríguez. Cuando se hizo cargo de la enseñanza de Bolívar  ya había leído a los filósofos franceses de la Ilustración, en particular a Jean Jacques Rousseau y de él adoptaría nuevos métodos de enseñanza que quiso extender por América , Entre sus proyectos estaba construir una red de escuelas públicas donde uno de los aspectos claves sería la participación activa de los estudiantes en las clases, aportando sus ideas , ya que creía que una de las funciones principales de la enseñanza era precisamente enseñar a pensar y por eso decía 
"Enseñen a los niños a ser preguntones, para que, pidiendo el por qué de lo se les mande hacer, se acostumbren a obedecer a la razón, no a la autoridad, no a la costumbre como los estúpidos"
Y señalaba a la ignorancia como uno de los grandes males de la sociedad de su tiempo y sobre todo el origen de la pobreza 
"El hombre no es ignorante porque es pobre, sino que es pobre porque es ignorante" 
La influencia de las ideas de Simón Rodríguez ejercerían una temprana influencia en Bolívar aunque habría que esperar todavía años antes de que germinara en un pensamiento político 
(Imagen procedente de http://moonmentum.com )




En los años anteriores Simón se había mostrado como un mal estudiante . En vida de su madre  se había contratado a un maestro particular , Miguel José Sanz (1756-1854), que además era abogado de la familia. Se hizo cargo de la educación de Simón a raíz de la muerte de su padre e incluso lo tuvo dos años viviendo con él en su casa, pero la relación entre maestro y discípulo, a pesar de su corta edad, fue muy mala y se lo devolvió a su madre augurando al niño "el peor de los destinos imaginables". Pareja suerte corrieron otros maestros que tuvo Bolívar en aquellos años hasta que a la muerte de su madre su abuelo contrató para su educación  a un joven que le ayudaba en la administración del patrimonio de los Bolívar, Simón Narciso Jesús Rodríguez (1769-1854), que utilizaría distintos nombres a lo largo de su vida y que es hoy mas conocido por el Samuel Robinson que adoptó años más tarde en Europa para ocultar su identidad  tras verse implicado en un complot revolucionario. De él escribe Barletta que era un joven  "ilustrado, inteligente y carismático" después de haber entrado en contacto con los ilustrados europeos durante un viaje por Europa y que basaba sus conceptos de educación en las teorías del francés Jean Jacques Rousseau (1712-1778), en particular en lo que se refería a la necesidad de mantener en forma el cuerpo para desarrollar la mente, por lo que "despertaba a Simón Bolívar al amanecer y lo llevaba a largas excursiones a través del campo, a montar a caballo, nadar y a manejar el lazo" y en esos paseos también le explicaba los conceptos de libertad ,igualdad y los Derechos  Humanos  nacidos en la Revolución Francesa de 1789. 

Este maestro si era del gusto de Simón que diría de él que "enseñaba divirtiendo", aunque veremos que esta formación no era demasiado sólida ya que cuando viaje a Madrid dirá su tío que no sabía nada,  y años después , en 1824, le mostraba su agradecimiento por sus enseñanzas en una carta donde le escribía "Con qué avidez  habrá seguido usted mis pasos dirigidos muy anticipadamente por usted mismo. Usted formó mi corazón  para la libertad, la justicia, para lo grande. No he podido jamás borrar siquiera una coma de las grandes sentencias que usted me ha regalado. Siempre presentes en mis ojos intelectuales las he seguido como guías infalibles" Es evidente que las enseñanzas de Simón Rodríguez tuvieron una gran influencia sobre el pensamiento futuro del que iba a convertirse en el líder de la independencia en América. Pero eso llegaría más tarde, los efectos inmediatos de la forma de enseñar de Simón Rodríguez fueron más físicos ya que , según Barletta, "el contacto con la naturaleza lo hizo más fogoso en sus ansias de disfrute  y de vida, en sus deseos de belleza y placer" deseos que sin duda heredaba de su padre, del que  conocimos su  interés desmesurado por las mujeres. Ya en enero de 1797  sigue los pasos de su padre  en el ejército ingresando en el Batallón de Voluntarios Blancos de los Valles de Aragua , mientras que su maestro Simón Rodríguez   se veía obligado a abandonar Venezuela con destino a Europa  después de colaborar con un grupo de españoles de ideas republicanas que tramaban una revolución contra el rey Carlos IV (1748-1819). El complot fue descubierto y sus cabecillas perseguidos  y Rodríguez abandonaba Caracas en julio de 1797. 




File:Simón Bolívar, 1800.jpg
Un retrato de un Simón Bolívar de diecisiete o dieciocho años , realizado entre 1800 y 1801 y que estaba en una miniatura de marfil  que perteneció durante mucho tiempo a la familia de la esposa de Bolívar. Roberto Barletta nos  describe al Simón Bolívar que llegaba a Madrid en 1799 con estas palabras 
"Un jovencito pequeño, de cuerpo delgado, musculoso, y resistente. Sus ojos grandes, encapotados y oscuros  resaltaban penetrantes  bajo la sombra de sus cejas espesas. La boca pequeña, la nariz alargada y los cabellos ensortijados  y revueltos le daban algo del aspecto sensual de su padre"
(Imagen procedente de http://es.wikipedia.org )   




Después de que Simón concluya su año de formación militar con su ascenso a subteniente el 26 de noviembre de 1798  , su tío Esteban de Palacios escribe desde España  a su hermano Carlos José señalando que sería un buen momento para que la formación de Simón y su hermano Juan Vicente se completara en España. De esta forma,   a finales de 1798 se planeó el viaje a España  entre las quejas de las hermanas de Simón que consideraban que los hermanos Palacios estaban abusando de la herencia del joven e incluso trataron por vía judicial de despojarlos de la administración de patrimonio de la familia Bolívar, pero los contactos que Esteban de Palacios tenía en la corte española lo impidieron. Por fin todo estuvo preparado para el viaje, y en enero de 1799  Simón Bolívar, con apenas quince años, emprendía su primera gran aventura, cruzar el océano  a bordo del buque de guerra San Ildefonso. , aunque la incertidumbre y los retrasos gobernarían esta travesía ya que las aguas no eran seguras por causa de la guerra que enfrentaba a España e Inglaterra. De esta forma, en lugar de viajar directamente a España tuvieron que poner rumbo norte y dirigirse al puerto mexicano de Veracruz donde Bolívar pidió permiso para viajar  hasta Ciudad de México. Durante su estancia en la ciudad  el joven Simón derrochaba el dinero llevando un tren de vida lujoso que terminó agotando el dinero que llevaba para  el viaje forzándole a pedir prestamos incluso al capitán del barco, lo que desesperaba a su tío Carlos José de Palacios que se quejaba a Esteban en una carta "El Simón ha gastado infinito en su viaje superfluamente y así es necesario contenerlo como te he dicho, lo uno porque se enseñará a gastar sin regla ni economía y lo otro porque no tiene tanto caudal como se imagina él" aunque no era Carlos José el más indicado para estas quejas porque el tren de vida que él llevaba en Caracas se debía en buena parte al dinero que utilizaba de la herencia de Simón.

Finalmente llega a España y Esteban escribe a su hermano de vuelta "Llegó Simoncito , tan guapo después de haber estado en México y La Habana que aunque no tiene instrucción alguna tiene disposición para adquirirla, gastó en su viaje no poco; llegó derrotado y ha sido preciso equiparlo nuevamente" Con equiparlo nuevamente se refería Esteban a darle más dinero ya que lo había gastado todo y por otro lado subrayar su consideración de que  "no tiene instrucción alguna" Parece que sus años de estudio en Venezuela no habían sido muy provechosos aunque la buena noticia es que el joven venía con disposición de aprender. Simón se estableció con su tío Esteban en Madrid, bajo la protección de otro caraqueño, Manuel Mallo  que había logrado un puesto en la corte como Mayordomo de Semana , un cargo relativamente modesto pero que le significaba importantes ingresos, según los rumores no por el trabajo en sí sino porque mantenía una relación con la reina María Luisa de Parma (1751-1819), esposa de Carlos IV, y a la que también se atribuía otro romance con el valido Manuel Godoy (1767-1851). Mientras, llega a la casa de Mallo, donde residen Simón y su tío Esteban, otro de los tíos de Simón, el hermano pequeño Carlos y Esteban, Pedro de Palacios (1770-1811) , que se convertirá en compañero habitual de sus salidas en busca de diversión por Madrid. Con la llegada de Pedro  decidieron abandonar la casa de Mallo para instalarse en una casa propia. Entre tanto, Simón sigue una intensa preparación académica que nos describe su tío Esteban "Le despertaba el maestro de esgrima, al cual seguía el de la lengua francesa, y por último el de danza; una parte de la tarde la ocupaba en la clase de matemáticas; a todo se prestó con docilidad"





File:Fernando de Borbón, príncipe de Asturias.jpg
Retrato del Príncipe de Asturias, Fernando de Borbón (1784-1833), futuro rey Fernando VII, realizado en 1800 por Francisco de Goya (1746-1828). Fue en esa época cuando conocería a Simón Bolívar . Los dos jóvenes eran de la misma edad, pues Fernando apenas tenía un año menos que Simón, y llegaron a compartir juegos en la Corte. Así cuenta una anécdota  entre ambos  Roberto Barletta 
"En un amplio salón de la Corte juegan  dos adolescentes : uno es Simón Bolívar , el otro es el príncipe de Asturias . Están jugando ante la atenta mirada de la reina María Luisa , una partida de pelota a pala, divertimento usual entre los jóvenes nobles. De repente, en pleno fragor de la disputa , Bolívar  arranca el sombrero de la cabeza  del príncipe, Irritado, el futuro rey de España  espera una disculpa  de su oponente, pero el criollo  erguido se niega, para él no hubo falta. " 
Tiempo después Simón Bolívar evocaría aquella anécdota y diría 
"¿Quién le hubiera anunciado  a Fernando VII que tal accidente sería el presagio de que yo le debía arrancar la más preciosa joya de su corona?" (Imagen procedente de http://es.wikipedia.org )  




Nuestro joven Simón es por entonces un joven atractivo y además con dinero lo que centra sobre él la atención de muchas damas y le abre las puertas de las fiestas aristocráticas . Simón frecuenta bailes y conciertos donde pueden escuchare la música de los grandes maestros del siglo XVIII como Mozart (1756-1791) o Haydn (1732-1809) , fiestas en las que además de mostrar sus dotes de galán Simón también hace lo propio con su prodigalidad en el gasto , causando una vez más el enfado de Carlos José desde Caracas que escribe a su hermano Esteban "Me dices  que te quita mucho tiempo por atender a su educación, así que es precios hablarle gordo  o ponerlo en un colegio si no se porta con aquel juicio y aplicación que es debido" Roberto Barletta expone en su libro como ejemplo de esa desmesura en el gasto  la suma total de sus gastos en 1799, su primer año de estancia en Madrid, que ascendió a un total de 36.775 reales y  para que nos hagamos una idea, de lo que eso significaba nos señala que en la fonda de San Sebastián, una de las mejores de Madrid, podía comerse por tan sólo 12 reales.  En ese año de 1799 los Bolívar dejan la casa que habían ocupado en la calle Jardines por otra en la calle del Príncipe y finalmente Simón se queda a vivir en el nº8 de la madrileña calle de Atocha , donde se encontraba el palacio del marqués de Uztáriz, Jerónimo Enrique de Uztáriz y Tovar (1735-1809) que tomó bajo su protección y tutela al joven Simón.  En la biblioteca bien nutrida del marqués nació la pasión de Simón por la lectura y también despertó su interés por la política con su participación en las veladas nocturnas organizadas por el marqués , donde se hablaba de literatura, arte y política. 




Placa que conmemora el casamiento en la parroquia de San José entre Simón Bolívar y María Teresa Josefa de Toro y Alayza el 26 de mayo de 1802 .En realidad el matrimonio no se celebró en la parroquia de San José donde hoy se exhibe esta placa conmemorativa donada por el gobierno de Venezuela en 1980, sino en la Capilla de San José del Palacio del Duque de Frías que hoy ya no existe  . No deja de resultar llamativo  estos  años de Simón Bolívar en España, viviendo en Madrid, acudiendo a la corte, sirviendo al rey de España y casándose con una española, aunque hija de un caraqueño , cuando unos años después se convertiría en el líder de la independencia americana.  
(Imagen procedente de http://manuelblasdos.blogspot.com.es )




Fue en este ambiente intelectual y refinado cuando  en 1800 conoció a una joven que le deslumbraría. Se llamaba María Teresa Josefa Antonia Joaquina  Rodríguez de Toro y Alayza (1781-1803), hija del noble caraqueño  marqués del Toro, Bernardo Nicolás Rodríguez (1740-1804), y de la vallisoletana Benita de Alyza y Medrano (1760-1802). María Teresa era dos años mayor que Simón y era una joven culta y refinada que había recibido una esmerada educación más aun al ser la única hija del marqués   De ella escribe  Roberto Barletta que  era una joven "de tez pálida, ojos pequeños y boca delgada, tierna y extremadamente madura" , no particularmente atractiva pero que sedujo  a Simón desde un primer momento despertando en él tal pasión que , a pesar de la juventud de ambos, Simón tenía diecisiete años y ella diecinueve, quiso casarse inmediatamente con ella y así lo anunció al padre de María Teresa, el marques Bernardo Nicolás, que debió sentirse alagado por el buen partido que le salía a su hija pero también alarmado por la extrema juventud de los novios. El marqués dio su consentimiento para el enlace pero con la condición de que obtuviera el permiso del rey  y de la familia de Bolívar y a continuación se alejó de Madrid con María Teresa, para establecerse en Bilbao y dejar que los fuegos de la pasión se suavizaran un tanto. Simón logró la autorización familiar , aunque lo tuvo que hacer sin la ayuda de su querido tío Esteban que para entonces había caído en desgracia en la corte . El rey Carlos IV, tal vez a instancias del Mayordomo de Semanas Manuel Mallo, aquel al que se atribuía una relación con la reina y que seguía teniendo gran influencia en la corte, también le concede su permiso y de esta forma un feliz Simón Bolívar viajaba a Bilbao para encontrarse con su amada el 20 de marzo de 1801.




"Matrimonio de Bolívar con doña María Teresa Rodríguez del Toro y Alayza" realizado por el pintor venezolano Tito Salas (1887-1974) y que en la actualidad se puede contemplar en la Casa Natal de Bolívar en Caracas. Roberto Barletta reflexiona que  Simón Bolívar vio en la joven María Teresa 
" la compensación afectiva  de todas las mujeres que habían faltado en su joven vida, en particular la figura de su madre ausente".
  Un año antes del matrimonio hubo un incidente  que puso en peligro la situación de Bolívar en la corte . Su protector, el caraqueño Manuel Mallo, estaba a punto de caer en desgracia, y en la corte se extendió  la desconfianza hacia los jóvenes criollos como Bolívar que buscaban prosperar en la corte forjando una carrera política. Se decía que algunos podían tener documentos comprometedores para la reina María Luisa de Parma con respecto a sus presuntas relaciones con Mallo, y se ordenó  que se requisara a los criollos cualquier documento que pusiera en peligro la reputación de la reina. Una mañana  una patrulla ordenó detenerse a Simón de Bolívar , que iba a caballo a la altura de la Puerta de Toledo con su uniforme militar. Según Barletta 
"Bolívar mostró su indignación y exclamó que no era posible que siendo él oficial , lo registraran oscuros esbirros. El jefe de guardia le mencionó lar Ordenanzas Reales, que prohibían el lujo excesivo en el uso de diamantes y que el americano era ostentoso hasta en los encajes  de los puños de su chaqueta. Bolívar, entonces desenvainó la espada  y embistió contra los gendarmes dando tajos y mandobles en el aire. La patrulla huyó precipitadamente"
Su protector, el marqués de Uztariz , le aconsejó que pusiera tierra por medio y adelantara su viaje a Bilbao para ver a su prometida María Teresa (Imagen procedente de http://tedejo2.wordpress.com )




Una vez allí la pareja pasó unos meses en la ciudad junto a la familia de María Teresa que, recordemos era una familia caraqueña por lo que Simón se sentía como en casa. Junto a ellos pasa la Navidad de 1801  y al comenzar 1802 emprende un viaje de tres meses a Francia donde gobernaba con éxito Napoleón Bonaparte (1769-1821) y donde bullían las ideas políticas surgidas de la Revolución de 1789. De todas formas poco sabemos de su estancia en París  excepto que una vez más había derrochado gran parte de su dinero y tuvo que escribir a su familia en Caracas para que le enviaran más fondos. Si tuvo contactos políticos en aquel viaje no es fácil saberlo,pero él mismo diría después que "mi cabeza sólo estaba llena con los vapores del más violento amor", así que no era el momento de que anidaran en su cabeza ideas revolucionarias. De regreso en España, tras obtener la licencia del rey Carlos IV para contraer matrimonio,  el 26 de mayo los jóvenes novios se casaban en la iglesia de San José de Madrid que no es la que en la actualidad se llama así en Madrid , sino en una que ya no existe y que se encontraba  en la esquina entre la calle Libertad y la calle de Gravina , donde hoy el visitante puede encontrar una placa que marca el lugar donde estaba la iglesia y se celebró el matrimonio. Unas semanas después, el 15 de junio, zarpaban del puerto de La Coruña rumbo a su hogar en Caracas donde llegaron el 12 de julio dispuestos a emprender su nueva vida de casados  repartiendo sus días entre la casa de Caracas y la hacienda familiar de San Mateo. Todo parecía resuelto para que Simón llevara una tranquila vida de casado y de rico aristócrata criollo, alejado de conspiraciones políticas  y de ideas revolucionarias. 




File:Simón Bolívar, 1804.jpg
Retrato de Simón Bolívar realizado en 1804 durante su estancia en París . Para entonces Bolívar ya tenía claro que al servicio del rey de España  no podría alcanzar el éxito y la gloria que perseguía , porque las posibilidades de ascender  para los españoles americanos no eran las mismas que para los españoles en la Península. Como escribe Barletta, su tío Esteban de Palacio ya le había enseñado que  
"su nobleza no era nobleza, que era blanco pero no lo suficiente  y que de ninguna manera podría aspirar a un destino glorioso como criollo"
Y Simón Bolívar aspiraba a ese destino glorioso
 (Imagen procedente de http://es.wikiquote.org ) 




Pero mientras estaban residiendo en la hacienda de San Mateo ,María Teresa enfermó de gravedad , padecía fiebre amarilla.   Simón regresa con ella a Caracas pero nada se puede hacer por salvarla y el 23 de enero de 1803, apenas ocho meses después de su matrimonio, María Teresa  fallecía dejando a un desconsolado Simón Bolívar que veía como una vez más la muerte le separaba de una mujer clave en su vida , primero de su madre, ahora de su joven esposa a la que amaba profundamente. Tiempo después Simón Bolívar afirmó que  "a su muerte juré no casarme jamás." y añadía  "He cumplido mi palabra", porque aunque en el futuro viviría una gran pasión con otra mujer, Manuela Sáenz (1797-1856), nunca volvió a contraer matrimonio . Escribe Roberto Barletta que la muerte de María Teresa  significó para Simón Bolívar "el fracaso de aquel proyecto  de recuperar lo que muy temprano había perdido: una familia y una madre."  y añade "Esto tuvo que generar en él el firme deseo de adoptar un destino que le permitiera el éxito y la gloria. Hasta el deceso de su esposa, nunca pensó en la política como un destino posible".  y él mismo lo reconoció después cuando afirmaba que "Cuando volví de Europa para Caracas  en el año 1802 , con mi esposa, les aseguro que entonces mi cabeza  sólo estaba llena de los ensueños del más violento amor  y no de ideas políticas , porque éstas todavía no habían golpeado mi imaginación" y concluía  "La muerte de mi mujer me puso muy temprano sobre el camino de la política; me hizo seguir después el carro de Marte en lugar del arado de Ceres"  Ya en el año 1804 emprendía un viaje a Europa  que le llevaría a España, después a Francia y finalmente a Italia y es el propio Bolívar quién nos cuenta que "Muerta mi mujer y desolado yo con aquella pérdida precoz e inesperada , volvía a España, y de Madrid pasé a Francia y después a Italia. Ya entonces iba tomando  algún interés en los asuntos públicos. La política me atraía y yo seguía sus variados movimientos"




Representación del Juramento del Monte Sacro, con Simón Bolívar puesto en pie con su antiguo maestro Simón Rodriguez sentado  observándole , en el momento en que desde la cima de la colina romana aquel 15 de agosto de 1805  pronunciaba estas palabras que conocemos por lo que luego escribiría el propio Simón Rodríguez "Juro que no daré descanso a mi brazo ni reposo a mi alma hasta que no haya roto las cadenas que nos oprimen por voluntad del poder español" Es imposible saber si la escena fue de esa forma porque sólo estaban ellos, pero para entonces Simón Bolívar ya había elegido el camino que iba a seguir el resto de su vida . Escribe Barletta que Bolívar  
"era del tipo de personas nacidas para ser líderes; de no haber pasado a la historia como el Libertador de América, habría sido el mejor alcalde en la historia  de San Mateo o el dandi más díscolo de su tiempo. Jamás habría ocupado un papel secundario"
La muerte de María Teresa  despertó esas ambiciones dirigidas ahora a la política y a la consecución de un objetivo , la liberación de América, tanto para cumplir un ideal, como también,y vuelvo a las palabras de Barletta 
"por la búsqueda de reconocimiento y afecto"
Algo que parece que persiguió toda su vida a pesar de su aparente fortaleza
 (Imagen procedente de http://www.venelogia.com ) 




Estando en París asistió a la coronación como emperador de Napoleón Bonaparte en la catedral de Notre Dame el 2 de diciembre de 1804 y la ceremonia impresionó a Bolívar profundamente "La corona que se puso Napoleón - escribía Bolívar - sobre la cabeza la miré con con una cosa miserable y de moda gótica; lo que me pareció grande fue la aclamación universal y el interés que inspiraba su persona. Esto, lo confieso, me hizo pensar en la esclavitud de mi país y en la gloria que conquistaría el que lo liberase" Nacía en aquel momento un nuevo Bolívar que buscaría tanto la libertad de su tierra como la gloria personal. Unos meses después, en marzo de 1805, abandonaba Francia para dirigirse a Italia acompañado de su antiguo maestro, Simón Rodríguez ,  y según recordaría después Simón Bolívar, estando en el Monte Sacro de Roma  y en presencia del propio Simón Rodríguez realizo lo que pasaría a la historia como el Juramento del Monte Sacro que según Rodríguez sucedió así "Húmedos los ojos, palpitante el pecho, enrojecido el rostro, con una animación casi febril me dijo: Juro que no daré descanso a mi brazo ni reposo a mi alma hasta que no haya roto las cadenas que nos oprimen por voluntad del poder español" Lo que luego sucedió en los años siguientes se sale ya de los límites de este artículo y espero tratarlo en la historia de la independencia de las colonias americanas. Lo que pretendía con este relato era mostrar como la historia  , en muchas ocasiones, es el resultado de azares de la existencia que cambian el cursos de los acontecimientos de forma insospechada. El propio Bolívar reconocía que de no haber fallecido María Teresa apenas a los ocho meses de matrimonio probablemente nunca se habría dedicado a la política y , desde luego , no con esa intensidad. ¿Qué habría sucedido entonces?¿Cómo se habrían desarrollado los acontecimientos? Es posible que las colonias americanas se hubieran independizado igual , con figuras como José de San Martín (1778-1850), impulsor de la independencia de Argentina, Chile y Perú,  o el propio Francisco Miranda (1750-1816), considerado el precursor de la emancipación americana , pero sin duda Simón Bolívar fue el gran líder y símbolo de la independencia de las colonias americanas y nada habría sido igual sin su presencia. Es imposible saber que hubiera ocurrido , pero fuera ese o no su destino, el de convertirse en Libertador, creo que el político prusiano contemporáneo de Bolívar, Karl Wilhelm von Humboldt (1767-1835) tenía razón cuando decía "La manera en que una persona toma las riendas de su destino es más determinante que el mismo destino" .No es lo que nos sucede sino como afrontamos eso que nos sucede lo que traza el camino de nuestra existencia. 



Enlace con la  primera  parte de  El joven Bolívar y una muerte que cambió la historia 

http://chrismielost.blogspot.com.es/2014/05/el-joven-bolivar-y-una-muerte-que.html

El Mentidero de Mielost en Facebook :
 https://www.facebook.com/ElMentideroDeMielost
Famosos