domingo, 29 de diciembre de 2013

LAS MUJERES DE HITLER . UN VIAJE POR EL CORAZÓN DEL MONSTRUO (PRIMERA PARTE)

"Faltan en su vida  todo lo que suele dar peso , calor y dignidad a una vida humana: la cultura, la profesión, el amor , la amistad, el matrimonio, la paternidad. Si dejamos a un lado la política y su pasión por ésta, es una vida sin contenido y, por lo tanto, carente de felicidad , pero peculiarmente ligera, liviana, fácil  de tirar por la borda" Esta es una descripción sobre Adolf Hitler (1889-1945) contenida en "Anotaciones sobre Hitler" , una semblanza biográfica de uno de los grandes genocidas de la historia realizada por el escritor , periodista e historiador alemán Sebastian Haffner (1907-1999). Un poco más adelante Sebastian escribe "el amor representó un papel insólitamente insignificante en su vida. Hay en ella algunas mujeres, pocas; les concedió escasa importancia y no las hizo felices". Sin embargo, Hitler no resultaría indiferente para las mujeres como explicaba el diario alemán Münchner Post  el 3 de abril de 1923 , cuando Hitler ya era el líder del NSDAP ,siglas en alemán del Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán, un partido con más de cincuenta mil afiliados en aquel momento . El diario advertía que Hitler , de treinta y cuatro años de edad en aquel momento,  era "un tenorio a cuyos pies se arrojaban las mujeres más ricas y hermosas"  y el apoyo de las alemanas sería uno de los factores que auparían diez años después a Adolf Hitler al poder. En el Mentidero ya he hablado de diferentes aspectos de la vida  de Hitler, pero el nuevo libro de la periodista y escritora española Rosa Montero (1951), "Dictadoras", donde analiza  las vidas íntimas de cuatro dictadores del siglo XX, el propio Hitler, el español Francisco Franco (1892-1975), el italiano Benito Mussolini(1883-1945) y el soviético Josef Stalin( 1878-1953), me ha llevado a escribir sobre la la relación de Hitler con las mujeres basándome en el relato de la escritora española. Hitler fue un genocida, un monstruo del siglo XX, pero también los monstruos tiene vida privada y es tal vez este aspecto más humano de su personalidad lo que hace aún mas pavorosos sus crímenes. 


Alois Hitler, el padre de Adolf, un hombre bebedor y  al que le gustaban las mujeres muy jóvenes, aunque su primera esposa fuera catorce años mayor que él . El duro carácter de Alois e enfrentaría con su hijo Adolf que no estaba dispuesto a seguir los pasos de su padre como funcionario de aduanas y mostraba una mayor inclinación por  la pintura y la arquitectura . El misterio de la identidad del padre de Alois alimentaría luego los rumores sobre las raíces judías de la familia de Hitler. La madre de Alois, María Schicklgruber , habría estado trabajando con una familia judía llamada Frankenberger cuando se quedó embarazada y los rumores apuntarían a que un miembro de la familia sería el padre . Esta hipótesis sería propuesta nada menos que por quién fue abogado del partido de Hitler,  Hans Michael Frank(1900-1946). Otros rumores sobre las posibles raíces judías de Hitler serían lanzadas por los enemigos del líder nazi como nos indica el biógrafo de Hitler, el escritor británico Ian Kershaw (1943) "A principios de la década del 20 - escribe Kershaw - circularon rumores por los cafés de Munich  que fueron fomentados por el periodismo sensacionalista de la prensa extranjera durante la década del treinta. Se decía que el apellido Hitler era judío, y que quedaba al descubierto que los orígenes de Hitler podían remontarse hasta una familia judía de Bucarest apedillada Hittler" Lo único que sabemos con certeza es que su abuela fue María Anna Schicklgruber y que el apellido familiar procedería del marido de Anna y padrastro de Alois , Johan Georg Hiedler (Imagen procedente de   http://piramidesininvertir.blogspot.com.es)

Y la primera mujer en la vida de todo hombre y la más decisiva en la formación de su carácter es la madre, y en el caso de Adolf Hitler no es una excepción.. Adolf Hitler nacía el 20 de abril de 1889 y era el cuarto hijo del matrimonio entre Alois Schicklgruber(1837-1903) y su esposa Klara Pölzl(1860-1907) Conozcamos un poco mejor a sus padres porque imagino que lo primero que os sorprenderá es que el padre de Hitler se apedillara Schicklgruber .Alois había nacido en un pueblo de la Baja Austria y era hijo de Maria Anna Schicklgruber(1795-1847), que dio a luz a Alois cuando ella tenía ya cuarenta y dos años y jamás desveló el nombre del padre. Cinco años después del nacimiento de Alois María Anna se casó con Johan Georg Hiedler(1792-1857) , que se convertía en el padrastro del pequeño Alois y para algunos historiadores era su padre real aunque no reconocido oficialmente, Fuera como fuese , años después, en 1876, cuando Alois ya contaba con treinta y nueve años de edad y se había labrado una sólida carrera como funcionario de aduanas, solicitó cambiar su apellido Schicklgruber por el de su padrastro, Hiedler. De esta forma , Alois pasó a llamarse Alois Hitler, aunque no se conoce la razón por la que el apellidó cambió su ortografía y se transformó de Hiedler en Hitler. Alois era un hombre al que le gustaba beber y las mujeres más jóvenes que él, aunque su primera esposa era catorce años mayor que él, Anna Glassl(1823-1883), con la que se casó en 1873. Con ellos convivía desde 1876, cuando la familia se traslado a la población de Braunau por el trabajo de Alis,  una joven de dieciséis años llamada Klara Pötzl, prima de Alois. La edad de Anna impidió que el matrimonio tuviera hijos y ella moría a los sesenta años de edad en 1883. 


Klara Pötzl , la madre de Adolf Hitler, que sufriría el drama de la muerte de sus tres primeros hijos, lo que la llevó a volcar su cariño en su cuarto hijo , Adolf , al que mimaría y siempre apoyaría frente a su padre Alois. El historiador y periodista español David Solar escribe "Se diría que Hitler  había sido víctima de una madre arisca, maltratado por sus hermanas , zaherido por sus tías, rechazado por las mujeres de su entorno. Todo lo contrario. Tuvo una madre dulce y cariñosa  que le cuidó y mimó en exceso" Madre e hijo mantendrían un estrecho vínculo afectivo hasta la muerte de Klara en 1907 como consecuencia de un cáncer de pecho  (Imagen procedente de  http://familypedia.wikia.com)

Alois no tardará en contraer un nuevo matrimonio ese mismo años pero en esta ocasión con una joven de veintidós años de edad  Franziska Matzelberger (1861-1884), que ya había sido su amante en vida de Anna y con quién había tenido dos hijos antes de estar casados, Alois Hitler(1882-1956) y Angela Hitler(1883-1949). Franziska, que sospechaba de la relación entre Alois y su prima Klara, exige a Alois que Klara se vaya de casa. Sin embargo, poco después Franziska contrae la tuberculosis y fallece en 1884. Tras la muerte de Franizska, Klara regresa al hogar de Alois y confirmando el temor que albergaba Franziska sobre la naturaleza de las relaciones entre los dos primos, en 1885 Alois se casa por tercera y última vez con Klara Pödzl. Durante los siguientes años se suceden los hijos Gustav Hitler (1885-1887), Ida Hitler (1886-1888) , Otto Hitler (1887-1887). Tres hijos pero todos murieron antes de cumplir los dos años de edad. Por fin, el 20 de abril de 1889, como ya hemos visto, nacía el cuarto hijo del matrimonio, al que pusieron por nombre Adolf. Después de tantas muertes, Adolf sería mimado tanto por su madre Klara como por su hermana mayor Angela. Pasarían cinco años más antes de que la pareja tuviera un nuevo hijo, Edmund Hitler (1894-1900), que moriría con sólo seis años de edad, y Paula Hitler (1896-1960), la última superviviente de los hermanos Hitler. Rosa Montero cita al también periodista además de historiador español David Solar(1943)  que escribe sobre esta etapa en la vida de Hitler y su relación con su madre "Lo primero que llama la atención acerca de Hitler es que fue un niño muy mimado por su madre , Klara había perdido varios hijos, le quedaban dos y trataba de tenerlos entre algodones"


Primera fotografía que se conserva de Adolf Hitler  cuando todavía era un bebé. Según el escritor  británico  Laurence Marks pocos años después, en 1895, cuando tenía seis años,  su padre Alois le llevaría a la consulta del célebre profesor Sigmund Freud para que estudiara las causas de las terribles pesadillas que acosaban al niño. Freud habría sugerido que Adolf fuera internado en un sanatorio mental para niños pero Alois se negó . Escribe Marks que a Alois "Le gustaba humillar a su hijo. En una muestra de rebelión, Adolf , entonces de seis años, trató de escapar de su casa durante la noche, saltando por una ventana. Se desvistió para salir con menos ruido, pero quedó enganchado. Su padre lo oyó y llamó al resto de la familia para que se rieran de él. Adolf lloró durante tres días" (Imagen procedente de  http://es.wikipedia.org)
 

Y como consecuencia de este exceso de mimo "Adolf  - sigue escribiendo David Solar - fue un niño malcriado y un estudiante bochornoso , al que su padre no sabía como meter en cintura". Parece que no solo no sabía como meterlo en cintura sino que lo pegaba con demasiada frecuencia. Según una investigación realizada por el escritor británico Laurence Marsk (1948) sobre la figura del padre del psicoanálisis, el austriaco Sigmund Freud (1856-1939), Alois llevó al pequeño Adolf a la consulta de Freud en Viena en 1895, cuando Adolf tenía seis años, por las constantes pesadillas que sufría el niño. Según Marsk , Freud habría recomendado el internamiento del niño en un instituto de salud mental para niños pero Alois se negó por miedo a que se descubrieran las marcas en el cuerpo de Adolf que delatarían los maltratos físicos a los que era sometido por su padre, una versión sobre la que ignoro hasta que punto fue así ya que no he leído la obra de Marsk . Alois deseaba que Adolf estudiara para convertirse en un funcionario del estado como había sido él, pero el joven Adolf ya había manifestado sus aspiraciones artísticas que dirigía sus aspiraciones hacia la arquitectura y la pintura. Aunque su padre le obligó a matricularse para seguir los estudios necesarios para llegar a ser funcionario, Adolf no mostraba demasiadas aptitudes para el estudio y es sencillo imaginar las broncas en el hogar de los Hitler entre Alois y Adolf, broncas que tal vez acelerasen la muerte de Alois que vino como consecuencia de un colapso en 1903. Ya con Alois muerto ,a Adolf no le costó mucho convencer a su madre de que deseaba abandonar sus estudios y que le apoyara para estudiar Bellas Artes y Arquitectura en Viena. Una vez más Klara no dudó en apoyar a su hijo prestándole  el dinero que necesitaba y en la primavera de 1906 Hitler viajaba a Viena donde permanece un par de meses para enterarse de los trámites a seguir para entrar a estudiar en la Academia de Bellas Artes de Viena , pero antes de viajar a Viena, mientras vivía junto a su madre en Linz,  conozcamos al primer amor de Hitler , la joven Stefanie Rabatsch, de dieciséis años de edad. Hitler la había conocido probablemente en 1905 , a la que menciona uno de los pocos amigos de juventud de Hitler, August Kubizek (1888-1956), que escribiría unas  memorias sobre esta etapa de la vida de Hitler titulada "Adolf Hitler , mi amigo de la infancia". 


Esta  es la única fotografía de Stefanie Rabatsch que he encontrado en sus años de juventud, el primer amor de Hitler y a la que este escribió una carta de amor en la que la pedía en matrimonio pero ella nunca supo que su autor era Hitler que no se atrevió a revelar su nombre. Hitler no tenía muy buen concepto de la naturaleza femenina  en su relación con el hombre  Escribía "Tienen una técnica: son primero muy amables  para captar la confianza del hombre, luego empiezan a tirar de las riendas , y cuando las tienen sólidamente  aferradas hacen  caminar al hombre como quieren" y también  dudaba de su capacidad intelectual "El mundo del varón - opinaba Hitler - es mucho más amplio que el de la mujer. Un hombre pertenece a su trabajo, a sus deberes , y sólo de vez en cuando sus pensamientos se entretienen en la mujer. La mujer puede amar mucho más profundamente que el hombre. El intelecto tiene poco que ver con ella". Es decir, consideraba que la mujer era un ser sentimental y emocional  que no tenía aptitudes para las tareas intelectuales (Imagen procedente de https://picasaweb.google.com)

En ella, Kuibizek describe a  Stefanie como "una joven distinguida, alta y delgada" que estudiaba en la misma escuela de Linz que Adolf y también según Kuibizek este amor se prolongaría durante cuatro años sin que Hitler se atreviera a descubrir sus sentimientos. Rosa Montero escribe "Fue un amor desesperado, imposible, que le hizo sufrir  mucho: él tenía diecisiete años, poco dinero, no estudiaba y carecía de trabajo. Y se dedicó a escribirle poemas, tan desesperanzadas como desprovistos de originalidad" Poemas que Adolf jamás se atrevió a enviarle . Kuibizek describe las tormentas emocionales que Adolf sufría por este amor secreto "Stefanie no tenía ni idea de lo profundamente enamorado que estaba Adolf . Lo consideraba como alguien tímido, pero a su vez como un tenaz y fiel admirador. Cuando ella le respondía con una sonrisa a sus miradas inquisitivas, él era feliz y su estado de ánimo se transformaba hasta convertirse en algo completamente diferente a lo que yo había observado en él. Pero cuando Stefanie , como sucedía a menudo, ignoraba fríamente sus miradas, él quedaba hundido y listo para destruirse él mismo y al mundo entero " Hasta tal extremo llevó su  timidez que le impedía mostrar sus sentimientos a Stefanie,en una ocasión la envió  una carta en la que le pedía en matrimonio pero de forma  anónima, por lo que Stefanie jamás pudo responder a esta petición ya que ignoraba quién se la había enviado. Hasta el propio Kuibizek hizo notar a Adolf lo absurdo de aquella situación . Según Kubizek , cuando él insistía a Adolf para que le mostrara claramente sus sentimientos Adolf siempre lo aplazaba para el día siguiente . Cuando en la primavera de 1906 Adolf viaja a Viena seguirá con su corazón ocupado por la imagen de Stefanie  . 


Fotografía del doctor Eduard Bloch, médico judío de la familia Hitler , que cuidaría con particular atención de Klara  en su último año de vida , cuando la proporcionaba las medicinas para tratar su tumor de pecho. Hitler le estaría siempre agradecido por las atenciones de Bloch y en 1938 ayudaría a Bloch para que pudiera abandonar Austria y viajar con su familia a los Estados Unidos donde moriría en 1945. En sus memorias hablaría con cariño de sus años de relación con Hitler  y le describía con estas palabras "Cuando era un muchacho  era tranquilo, de buenas maneras y  vestido con pulcritud. Esperaba pacientemente en la sala de espera hasta que fuera su turno Como todos los chicos de catorce o quince años de edad, siempre hacía una inclinación y  daba las gracias al doctor con educación . Como los otros chicos de Linz, vestía un pantalón corto de cuero, un un sombrero de lana verde con una pluma. Era alto y pálido y aparentaba más edad de la que tenía Sus ojos, que había heredado de su madre, eran grandes, melancólicos y pensativos. Este chico vivía dentro de si mismo. Que sueños soñaba, eso no lo se "  (Imagen procedente de  http://art.ihned.cz)

Rosa Montero señala que en una ocasión Hitler explicó a Kubizek que si se había enamorado de Stefanie era "porque ella poseía una mente superior como la suya (la del propio Hitler) y que por lo tanto estaban unidos telepáticamente" Unidos telepáticamente o no lo cierto es que Stefanie no supo que aquella petición de matrimonio fue redactada por Hitler y años después ella se casaría con un oficial del ejército austríaco. Mientras, Hitler viajaba a Viena y regresaba dos meses después con la firme idea de ingresar en la Academia de Bellas Artes, para lo que contaba con el apoyo económico de otra mujer, su tía Johanna Pötzl. Pero en enero 1907 su madre Klara tuvo que ser operada de un cáncer de pecho y a lo largo de aquel año fue atendida por  el médico judío de la familia,  Eduard Bloch(1872-1945) que comunicó a Adolf que las posibilidades de salir adelante de Klara eran mínimas. Bloch hizo todo lo que pudo por aliviar los sufrimientos de Klara y como sabía que no estaban en buena posición económica en muchas ocasiones no cobró nada por las medicinas que él mismo suministraba a la enferma . Muchos años después Eduard Bloch escribiría en sus memorias sobre la relación entre Klara y su hijo Adolf "Nunca fui testigo de una unión más estrecha. Este amor era mutuo. Klara Hitler adoraba a su hijo. Ella le permitía todo. Por ejemplo, ella admiraba sus acuarelas y dibujos y apoyaba sus ambiciones artísticas en oposición a su padre " y añadía que "Hitler fue el hombre más triste que he visto cuando le informe sobre la inminente muerte de su madre" Hay autores que sostienen que el antisemitismo de Hitler nació en aquel momento porque habría culpado a Bloch de la muerte de su madre, pero el propio Bloch escribe que Adolf le estuvo muy agradecido por la ayuda del doctor y años después lo demostraría siendo Bloch uno de los pocos judíos que mereció la indulgencia de Hitler , interviniendo personalmente para que pudiera abandonar Austria y viajar a Estados Unidos en 1938, antes del comienzo del Holocausto.


Una foto de la clase
                        de Hitler del año 1901, Hitler tiene 12 años.
                        Con Ludwig Wittgenstein él fue en el mismo
                        banco
Adolf Hitler había sido un buen estudiante en primaria pero al comenzar la enseñanza secundaria sus resultados comenzaron a ser peores, llegando a repetir un curso  mientras sus profesores opinaban que el niño no tenía ganas de trabajar. Precisamente en la Realschule de Linz iba a coincidir con otro niño llamado Ludwig Wittgenstein (1889-1951), que  sería uno de los filósofos más importantes del siglo XX y que tenía raíces judías aunque él era católico al igual que la familia de Hitler. Wittgenstein iba más adelantado que Hitler , ya que mientras que Hitler suspendió un curso y tuvo que repetir, a Wittgenstein le habían adelantado un curso. Esta fotografía habría sido tomada en 1901  cuando ambos tenían doce años de edad, aunque también la he encontrado fechada en 1903. No hay constancia de que hubiera ninguna relación entre ellos al margen de esta fotografía aunque algunos investigadores creen que estas palabras de Hitler en su "Mein Kampf" se referían a Wittgenstein "En la Realschule conocí a un joven judío. Todos estábamos en guardia respecto a nuestras relaciones con él, pero tan sólo por su reticencia y algunas acciones que nos advirtieron a permanecer  discretos. Más allá de las opiniones de mis compañeros y yo mismo, no había ninguna otra opinión formada hacia él. En la ciudad de Linz vivían muy pocos judíos , en el curso de los siglos se habían europeizado exteriormente y yo hasta los tomada por alemanes. Como yo pensaba que eran perseguidos por su fe, me desagradaba escuchar comentarios contra ellos." Mucho cambiaría aquel joven Adolf en los años siguientes (Imagen procedente de http://www.geschichteinchronologie.ch)

Tal vez la devoción que Adolf sentía por su madre fue el sentimiento más humano que albergó su corazón a lo largo de una vida consagrada a la política , donde apenas dejaría espacio para el mundo de los sentimientos. Pero incluso un monstruo como este hombre que condenaría a la muerte a millones de seres humanos inocentes pueden albergar en su corazón la capacidad de amar a otra persona, en este caso a su madre. De regreso en Viena  Adolf no superaría la prueba de acceso a la escuela de Bellas Artes en dos ocasiones , a pesar de lo cual decidió permanecer en Viena. Pero carecía de recursos económicos  y se ve obligado a realizar pequeños trabajos para sobrevivir  e incluso a pedir prestado dinero a su tía Johanna Pötzl(1863-1911), que tenía una buena posición económica. Durante estos años Hitler ganará algún dinero vendiendo sus acuarelas a marchantes judíos, una vez más los judíos le ayudaban en su vida pues también eran judíos los dueños del albergue donde se alojaba y según relataría otro de los pocos amigos de Hitler durante sus años en Viena, Reinhold Hannisch (1884-1937) , "Hitler usaba un abrigo negro muy viejo que le había regalado Neumann, un judío húngaro huésped del Albergue para Hombres". Sobre la pobreza de Hitler en este período Hannisch escribe sobre su aspecto que "Cubría su cara huesosa y hambrienta, una barba  negra sobre la que los ojos grandes y saltones constituían el rasgo dominante" Se veía obligado a comer en comedores sociales en parte debido a su falta de interés en el trabajo , pues nos cuenta Hannisch que le interesaba más hablar de política que trabajar "Había días en que sin más ni más rehuía todo trabajo. Vagaba por los dormitorios públicos comiendo el pan y la sopa que se repartía en semejantes lugares , discutiendo temas políticos y enfrascándose en acalarodadas discusiones. "


Image Hosted by ImageShack.us
Una fotografía  de gran valor histórico que nos muestra a un joven Adolf Hitler de veinticinco años de edad entre la multitud que se había congregado en la Plaza del Odeón de Munich el 1 de agosto de 1914 cuando Alemania declaraba la guerra a Rusia y entraba en el conflicto que sería conocido como la Gran Guerra . Podéis observar el rostro alegre, casi eufórico del joven Hitler que veía en la guerra la oportunidad para cambiar su vida . Se presentaría voluntario como muchos otros entusiastas jóvenes que creían que la guerra duraría apenas unas semanas. Mientras que para la mayoría de ellos la guerra fue un infierno, Hitler se sentía cómodo en ella lo que creaba un gran malestar entre sus compañeros  (Imagen procedente de   http://cronicasdeunamovida.blogspot.com.es)

Su éxito con las mujeres en esta época era, por decirlo de algún modo, bastante discreto y Hannisch afirma que era demasiado torpe y huraño para gustar a las mujeres vienesas En 1911 la situación de Adolf mejora cuando fallece su tía Johanna y le deja en herencia tres mil ochocientas coronas que, como nos cuenta Rosa Montero , era el "equivalente a tres años de salario de un oficial de infantería de la época".  En 1913 Adolf Hitler abandona Viena para viajar a Munich en un intento de no hacer el servicio militar obligatorio en el ejército austríaco, pero fue reclamado por las autoridades austríacas y después de hacer las pruebas es declarado no apto. Pero en el verano de 1914 estalla la Primera Guerra Mundial y Adolf se presenta voluntario en el ejército alemán . Años después escribiría "No estoy avergonzado de decir que , arrastrado por mi entusiasmo , me arrodillé y agradecí al Cielo desde el fondo de mi corazón  por haberme permitido vivir en ese tiempo" Adolf se alegraba por el estallido de la guerra, lo que consideraba una oportunidad para cambiar su vida. A lo largo de la guerra sería herido en dos ocasiones, condecorado con la Cruz de Hierro  por su valor y alcanzó el grado de cabo y no pudo ascender más ya que no era alemán, sino austríaco. Rosa Montero nos cuenta que "Para sus compañeros de armas era un tipo excéntrico, malhumorado, que solía hacer comentarios antisemitas y nacionalistas que les tenía absolutamente aburridos a todos" y en lo que se refiere a las mujeres "Era un misógino que no sólo evitaba a las chicas , sino que siempre les reprochaba a sus camaradas que se fueran con mujeres francesas y belgas" Sin embargo, también recoge Montero  rumores sobre la sexualidad de Hitler que se extenderían cuando este ya se encontraba en el poder "Se le atribuyeron relaciones homosexuales  y existieron rumores que afirmaron que había sido violado por un oficial , y también  hubo quienes dijeron que tuvo un novio a lo largo de la guerra".


Image Hosted by ImageShack.us
Fotografía de Hitler con alguno de sus compañeros del 16º Regimiento  de Infantería Bávara de Reserva en la que Adolf Hitler desempeñaba funciones de mensajero. Es el primero por la izquierda con una equis blanca sobre su cabeza. Demostraría un gran valor en combate, siendo condecorado en dos ocasiones y si no ascendió más allá del rango de cabo fue por su nacionalidad austríaca que le impedía ocupar un rango superior en el ejército alemán. (Imagen procedente de  http://cronicasdeunamovida.blogspot.com.es)

También se ha especulado con la posibilidad de que Adolf Hitler tuviera una relación con una joven francesa de dieciséis años llamada Charlotte Lobjoie durante los años finales de la guerra. Fruto de esta relación habría nacido en marzo de 1918 un niño bautizado con el nombre de Jean-Marie Loret(1918-1985)  al que su madre le contó que era hijo de un  soldado alemán, pero no fue hasta la hora de su muerte en 1948 cuando Charlotte  le habría confesado que aquel soldado alemán no era otro que Adolf Hitler . En 1981 Jean Marie Loret escribió su autobiografía que tituló "Tu padre se llamaba Hitler". Aún hoy sigue siendo materia de discusión la paternidad de Adolf Hitler aunque hay historiadores que apoyan la versión de Loret. Fuera cierta o no esta paternidad, a finales de 1918 , cuando la guerra se aproxima a su final, Adolf se halla hospitalizado recuperándose de los efecto de un ataque con gases tóxicos que le habían provocado una ceguera temporal. Mientras se encuentra convaleciente se entera de la noticia del final del conflicto . Lejos de sentir alegría por el final de la guerra Hitler escribía "La noche cayó ante mis ojos y a tientas a tropezones, regresé al dormitorio y hundí mi cabeza ardiente bajo la manta y la almohada " Hitler era el único entre sus camaradas que no maldecía la guerra, lo que para los demás resultaba insufrible , como nos cuenta uno de ellos "Lo maldecíamos y lo encontrábamos intolerable. Había un cuervo blanco entre nosotros que no quería seguirnos la corriente cuando maldecíamos la guerra" Terminada la guerra  Adolf se traslada a Munich y su futuro es una incógnita para él mismo . El 5 de enero de 1919  el periodista Karl Harrer (1890-1926) y el cerrajero Anton Drexler (1884-1942) fundan el Deusche Arbeiter Partei o Partido Obrero Alemán (DAP) donde unen las ideas del socialismo a las antisemitas y nacionalistas alemanas. 


Fotografía comparativa de Adolf Hitler (derecha de la imagen) y Jean Marie Loret (izquierda de la imagen) que durante años proclamó ser el hijo que Hitler tuvo con la joven  de dieciséis Charlotte Lobjoie con la que habría  tenido un hijo en 1918  mientras el ejército alemán se encontraba en Francia y que ella mantuvo en secreto incluso para su propio hijo hasta el momento de su muerte en 1948 (Imagen procedente de http://www.hotukdeals.com)

En aquel momento Hitler fue enviado por el ejército alemán para infiltrarse en el nuevo partido  y espiarlos, pero allí conocería a Johann Dietrich Eckart(1868-1923), autor de una obra titulada "El buen alemán" donde exponía las bases del pensamiento antisemita del DAP, cuyos discursos impresionaron tanto a Hitler que terminó uniéndose al partido. No voy a profundizar más en ello ya que no se trata de una biografía política de Hitler sino de su vida íntima y su relación con las mujeres, pero es necesario contar  alguno de estos detalles para ir situando las diferentes etapas de su vida.  Rosa Montero nos cuenta que en esta época "vive en una pensión humilde y consigue algunos ingresos ofreciendo conferencias y recibiendo ayuda de mujeres hipnotizadas por sus encendidas prédicas, su fuego nacionalista, su soledad, su excentricidad , su incipiente fama, su mirada y su aparente indefensión" Hitler no tardará mucho en convertirse en el líder indiscutible del Partido Obrero Alemán que en 1920 se transforma en el Nationalsozialisticthe Deutsche Arbeiterpartei NSDA) o Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán, que hoy conocemos simplemente como Partido Nazi. Bajo la protección de Eckart, que va puliendo las cualidades políticas de Hitler, este va ascendiendo en el partido hasta convertirse en su líder, aunque aún se trataba de una formación minoritaria. Para  1923 Hitler ya sabe que hay dos cosas en las que tiene que sentar su poder , la palabra y las mujeres. Dice a un amigo, según recoge Rosa Montero en su libro "Las Dictadoras" "¿Sabes que el público de un circo  es exactamente como una mujer?Quién no comprenda  el carácter intrínsecamente femenino de las masas jamás será un orador eficaz. Pregúntate a ti mismo¿qué espera una mujer de un hombre? Claridad, decisión fuerza y acción; igual que las masas. La multitud no es sólo como la mujer, sino que ésta constituye el elemento más importante de un auditorio. Las mujeres toman la iniciativa , les siguen los hijos y al final la familia arrastra al padre"


File:Bundesarchiv Bild 102-00344A, München, nach Hitler-Ludendorff Prozess.jpg
Adolf Hitler (cuarto por la derecha de la imagen) junto a otros procesados durante el juicio del Putsch de Munich en 1924 y que concluiría `para Hitler con su condena a cinco años de prisión, aunque finalmente saldría en diciembre de ese mismo año . Un tiempo en el que escribiría su obra  "Mein Kampf"  y que le sirvió para diseñar una nueva estrategia para hacerse con el poder. Evitaría el asalto directo, el golpe de estado, y se aprovecharía del propio sistema para destruirlo desde dentro. También se convirtió en el líder indiscutible de su partido, como lo demuestran estas palabras que pronunció durante su primer discurso al salir de prisión "Solamente yo lidero el movimiento , y nadie puede imponerme condiciones mientras yo personalmente asuma la responsabilidad" Muy equivocados estaban aquellos que creían que Hitler había cambiado, y que la bestia salvaje estaba controlada  (Imagen procedente de http://es.wikipedia.org)

Con las ideas claras  sobre como manipular a las masas en 1923 se siente lo bastante fuerte para tratar de tomar el poder entre el 8 y el 9 de noviembre de aquel año , un intento conocido como el Putsch de Munich, que terminaría en un absoluto fracaso y  con los principales dirigentes nazis encarcelados, entre ellos el propio Hitler que en abril de 1924 fue condenado a cinco años de prisión. Durante el juicio Hitler declararía desafiante ante el tribunal "Solamente yo cargo la responsabilidad. Pero no soy un criminal por eso. Si hoy me presento aquí como un revolucionario, es como un revolucionario en contra de la revolución. No existe la alta traición contra los traidores de 1918. " Hitler pasaría casi todo el año en la fortaleza de Landberg, un tiempo que aprovecharía para escribir la obra que se convertirían en la Biblia del nazismo, e, "Mein Kampf", "Mi lucha", donde entre otras cosas ya habla de la necesidad de acabar con los judíos que , según él , tenían un plan para dominar Alemania y arruinar la pureza de la raza aria. Pero no corresponde a este artículo profundizar en este aspecto del que ya he tratado en otras ocasiones . Avancemos ahora hasta el 19  de diciembre de 1924 cuando Hitler sale de prisión después de haber cumplido apenas ocho meses de prisión y en su cabeza ya tiene decidido cambiar de estrategia. No sería a través de un golpe de estado como conseguirían el poder sino valiéndose del sistema democrático para lograr el mismo fin, el control del poder . Él mismo escribiría en esta época "En lugar de trabajar para conseguir el poder a través de un golpe armado, debemos taparnos las narices y entrar en el Parlamento como oposición a los diputados católicos y marxistas. Si superarlos en votos lleva más tiempo que superarlos en disparos, por lo menos el resultado será garantizado por su propia constitución. Tarde o temprano alcanzaremos la mayoría, y después de eso Alemania" Sólo tendría que esperar hasta 1933 para que el mismo sistema que él odiaba le encumbrara al poder . 


Aunque sea retroceder un momento en nuestro relato quería incluiros uno de los dibujos realizados por Hitler. Este en concreto esta fechado por el propio Hitler en 1908 , cuando se encontraba en Viena tratando de ganarse la vida como pintor de acuarelas entre otros trabajos con los que malvivía. ¿Habría cambiado la historia del siglo XX y la de millones de personas si Adolf Hitler hubiera sido admitido por la Academia de Bellas Artes de Viena que le rechazó en dos ocasiones ? Es historia ficción que no nos conduce a ningún resultado, pero es inevitable pensar que habría sucedido si Hitler hubiera visto satisfechas sus aspiraciones artísticas   (Imagen procedente de http://www.geschichteinchronologie.ch)

Para entonces Hitler ya se ha convertido en un consumado orador que sabe encandilar a las masas con sus discursos y su enardecida verborrea. El periodista e historiador español David Solar nos habla de la técnica empleada por Hitler, que se había transformado en una especie de actor que realizaba sus actuaciones ante el pueblo alemán, rodeándose de una parafernalia espectacular como si se tratara de una ópera de Richard  Wagner(1813-1883), el compositor al que convertiría en bandera del nazismo , una escenificación que tenía entre sus objetivos principales la seducción de la mujer alemana " Una de sus mejores bazas políticas - escribe David Solar - fue la utilización de una serie de trucos escénicos,  posturas corporales, expresiones faciales,  miradas de diverso tipo , todo ello perfectamente ensayado ante el espejo,  para conquistar a la mujer" Mientras prospera su carrera política , aunque mucho más despacio de lo que él desearía, en 1926 conoce a una joven adolescente llamada María Reiter(1911-1992) que trabaja en una tienda y es hija de un miembro del Partido Nazi en la localidad de Berchtesgaden, en Baviera, uno de los lugares a los que Hitler le gustaba ir a descansar y que con los años se convertiría en su residencia de vacaciones.  La joven María contaría en 1959 a la prevista alemana Stern las peripecias de aquel primer encuentro y de la posterior relación entre ella y Hitler. María contaría que ya aquel primer día Hitler se mostraría particularmente cariñoso con ella y finalmente logro besarla. Su relación iba muy rápido y era apasionada y ,según María, Hitler la habría llegado  a prometer que se casaría con ella  pero después, de forma inexplicable para la joven, Hitler dejó de comunicarse con ella y no supo nada de él durante meses. 


Fotografía de Adolf Hitler y María Reiter , a la que llamaban cariñosamente Mimi o Mitzi. Cuando se conocieron él tenía treinta y siete años y ella tan solo dieciséis años, lo que no impidió que Hitler la besara él mismo día en que la conoció cuando ella trabajaba como dependiente de una tienda. Rosa Montero escribe que  "Hitler tenía muy claro su gusto estético sobre las mujeres : las prefería exuberantes , con curvas pronunciadas  y admiraba los traseros voluminosos asentados sobre sólidas piernas" y añade que en una ocasión dijo "En esas estructuras pienso cuando hablo de la sana mujer alemana: la madre de hombres perfectos" (Imagen procedente de http://ww2gravestone.com)

Desesperada por su silencio , María, todavía apenas una adolescente , intentaría suicidarse ahorcándose, pero su cuñado llegó a tiempo de salvarla. Rosa Montero coincide con el historiador David Solar en suponer que Hitler pretendía que no se conociera su relación con una menor, lo que podría devolverle de nuevo a prisión . En el artículo de la revista Stern donde María hizo pública esta historia , relatarían como Hitler "la dijo que la quería para convertirla en ser su esposa, fundar una familia con ella y tener niños rubios , pero que por el momento él no tenía tiempo para pensar en tales cosas. Repetidamente le habla de su deber y su misión". Después del intento de suicidio la relación se enfrió y María decidió olvidar a Hitler casándose con un hotelero en 1929 pero apenas dos años más tarde, en 1931 , la relación fracasó y Hitler aparecería de nuevo en su vida y en el reencuentro pasarían una noche que María , como ella misma reconocería a la revista "Stern", nunca olvidaría "Nunca había sido tan feliz como lo fui esa noche" Una vez más María creyó las palabras de Hitler, un gran error como ya advirtiera el periodista francés Raymond Cartier(1904-1975)  "Entre sus defectos  , detectados ya en su juventud, estaba el de ser un tergiversador nato, un manipulador de la verdad, un mentiroso" y Hitler había mentido una vez más pues no tenía intención de casarse con María. En realidad Hitler  no tenía intención de casarse con ninguna mujer porque consideraba que su matrimonio debía ser con Alemania y casarse le privaría de aquel aura de seducción que atraía a las mujeres "Muchas mujeres - diría Hitler - se me arriman porque soy soltero. Eso fue especialmente importante en los tiempos de lucha. Es como en el caso de un actor de cine cuando se casa, pierde para las mujeres que le adoran ese cierto atractivo y deja de ser un ídolo".


Fotografías de Adolf Hitler en diferentes momentos de esos discursos que enardecían a las masas.. Sobre su dominio de las masas escribe el historiador y periodista español  David Solar "Le gustaban la escenografía y el montaje operístico.. Por eso, en sus discursos , hacía una verdadera tarea de actual. Desde los primeros mítines en las cervecerías se daba cuenta de que el  auditorio respondía a los hechos gestuales, no solamente al mensaje. Podríamos decir que montaba grandes arias políticas. Las mujeres fueron especialmente susceptibles a ese  mensaje y al misterio de su indefinición sexual ; aunque tenía amantes , emanaban de él muchos interrogantes  y las mujeres le adoraron y fueron sus primeras contribuyentes en muchos sentidos: en votos, en dinero, en influencia y en trato social " Supo seducir a la mujer alemana y a través de ella le fue más sencillo llegar  al resto de la sociedad (Imagen procedente de http://es.noticias.yahoo.com)


Es probable que Hitler no viera conveniente en medio de su lucha por el poder, estamos hablando de los años 1931 y 1932 cuando el Partido Nazi por fin parecía en disposición de alcanzar el gobierno, , que su nombre apareciera mezclado con el de una mujer todavía casada. Sea como fuere encargaría al abogado y miembro del Parlamento Alemán, el Reichstag, Hans Michael Frank (1900-1946), que se encargara de llevar los trámites de divorcio de María. El 30 de enero de 1933 Adolf Hitler lograba su sueño, convertirse en el canciller de Alemania y propone a María que sigan viéndose como amantes  , alegando que no podía casarse porque su único matrimonio debía ser con Alemania. María no aceptó esta propuesta y dejó a Htiler casándose en 1935 con un oficial de las SS, Georg Kubisch. Sin embargo, la amistad entre Hitler y María no se rompería , la felicitó por su matrimonio y cuando en 1940 Kubisch murió en combate durante la Batalla de Dunquerque entre mayo y junio de aquel año, Hitler la envío como pésame un ramo de cien rosas rojas. Rosa Montero incluye en su libro "Dictadoras" una de las cartas que Adolf Hitler la solía escribir . En ella decía con ternura el que años después se convertiría en uno de los mayores genocidas de la historia "Querida niña, me gustaría mucho tener tu gracioso palmito delante para decirte  de viva voz lo que tu fiel amigo no puede escribirte. Luego me gustaría tanto estar cerca de ti, mirarte a los queridos ojos y olvidarme de todo lo demás" y la firmaba con un "Tu Lobo" un apodo que probablemente procedía de su nombre, Adolf, que en alemán antiguo es un nombre compuesto que significa "Lobo Noble", Adel significaba nobleza y Wolf  se puede traducir como lobo. De hecho a Hitler sus familiares le llamaban Adi y algunos de sus amigos íntimos Wolf, Lobo. Pero entre el año en que conoció a María , 1926, y el de su separación en 1935 cuando ella se casa, habría otras mujeres  en la vida de Hitler y no tendrían un final tan plácido como el de María, pero eso lo veremos mañana en la segunda parte de esta historia de la relación de Hitler con las mujeres, un viaje por el corazón del monstruo


Adolf
                          Hitler, perfil, dibujo de un colega en 1907
                          apr. otras páginas indican que sería un
                          autorretrato
Supuesto autorretrato realizado por Adolf Hitler en 1907  cuando pretendía ingresar en la Academia de Bellas Artes de Viena, aunque también ha sido atribuido a un compañero que le habría dibujado en ese mismo año (Imagen procedente de http://www.geschichteinchronologie.ch)



Enlace con la segunda parte de Las Mujeres de HItler: un viaje por el corazón del monstruo
http://chrismielost.blogspot.com.es/2013/12/las-mujeres-de-hitler-un-viaje-por-el_30.html

Enlace con la tercera parte de Las Mujeres de HItler: un viaje por el corazón del monstruo
http://chrismielost.blogspot.com.es/2013/12/las-mujeres-de-hitler-un-viaje-por-el_31.html


El Mentidero de Mielost en Facebook :
Famosos