viernes, 8 de noviembre de 2013

PEDRO I, UN GIGANTE EN EL TRONO DE RUSIA (TERCERA PARTE)


Ayer dejábamos al zar Pedro I en el momento en que se disponía a emprender un viaje que no tenía igual en la historia de Rusia, pues nunca un zar había cruzado las fronteras de su estado si no era para dirigir a sus tropas en la guerra. Pero aquel viaje , que sería conocido como la Gran Embajada, tenía unas ambiciones muy diferentes , no pretendía conquistar nuevas tierras , ni defender a Rusia de enemigos que la amenazaban, sino que su principal objetivo era satisfacer la voraz curiosidad del zar y su deseo de aprender y conocer el mundo que había más allá de las fronteras de Rusia y del que tanto había oído hablar gracias a sus amigos del Cuartel Alemán. Pedro deseaba innovar, modernizar Rusia y sacarla del atraso secular en el que se hallaba sumida, pero antes tenía que aprender, ver, conocer. Y como sabía que no podría hacerlo si era tratado como el soberano de Rusia, decidió viajar de incógnito, bajo el nombre de Pedro Mijailov, uno más de los hombres que se habían presentado voluntarios al viaje para aprender nuevas técnicas  que aplicar en sus respectivas profesiones y que acompañaban a los cirujanos, sacerdotes, orfebres, médicos que integraban la Gran Embajada hasta alcanzar los dos centenares de personas liderados por tres embajadores. También había un fin político, pues Pedro anhelaba dominar el Mar Negro que se hallaba en manos del Imperio Otomano. pero Rusia no disponía de la fuerza necesaria para derrotar a los otomanos en un enfrentamiento directo, por lo que el zar trataría de forjar nuevas alianzas con otras potencias europeas que  le permitieran alcanzar su objetivo de asegurar una salida al mar para Rusia en el Mar Negro.


No es el mejor mapa pero si el único que he encontrado donde venga indicado el itinerario de la Gran Embajada de Pedro el Grande entre marzo de 1697 y septiembre de 1698, cuando el zar regresaba de nuevo a Moscú sin haber completado el viaje hasta Venecia por la rebelión que estalló en la capital rusa.Podéis ver en el mapa señalado con las flechas el recorrido que realizó a lo largo de aquellos dieciséis meses.  El viaje estaría lleno de anécdotas y Pedro causaría una gran impresión en las cortes de toda Europa. En septiembre de 1697 la duquesa de Orleans, cuñada del rey francés Luis XIV (1638-1715), detalla la impresión que el zar causó al rey francés "Nuestro gran hombre (se refiere al rey Luis XIV) se mofaba de él (aquí se refiere a Pedro I), por trabajar con un naviero holandés y ayudarle personalmente a construir los barcos. Pero cuando se ha enterado de cómo navegan los galeones que ha construido , le ha perdonado, y  ha dejado de pensar que pierde el tiempo en trivialidades sin sentido" y añade "De encontrarse el Zar en tiempos difíciles jamás se moriría de hambre , pues es diestro en catorce artesanías diferentes" También podéis ver en color naranja la extensión del Imperio Ruso en 1689, cuando Pedro asume plenamente el poder . Un territorio inmenso pero si salida al mar en Europa, la gran obsesión de Pedro  (Imagen procedente de   http://www.librosmaravillosos.com)

La Gran Embajada deja Moscú el 20 de marzo de 1697 y su primera parada será en Riga, en aquel momento en manos de Suecia, gran rival de Rusia, donde fueron recibidos con gran frialdad. A continuación puso rumbo al sur,  y Pedro contempla por primera vez el Mar Báltico . Después de pasar por Berlín y Hannover su siguiente destino será la ciudad que más deseaba contemplar el zar, Amsterdam. Era la cabeza de un imperio marítimo que dominaba los mares de todo el planeta y la ciudad más rica del mundo en aquel momento.Fundada en el siglo XIII sobre unas marismas, los holandeses habían ido ganando terreno al mar drenando el suelo y construyendo diques. Ya en el siglo XIV se había convertido en un importante centro comercial y en los últimos siglos se transformó en una potencia mundial del comercio gracias a sus flotas comerciales, más de cuatro millares de barcos mercantes que eran más que lo que podían reunir el resto de potencias europeas juntas. Pedro estaba dispuesto a seguir los pasos de los holandeses, pero antes quería aprender sus técnicas de construcción naval. Contrataría a pilotos, marineros e ingenieros para llevárselos a Rusia, pero como ya conocemos su personalidad, el zar no iba a contentarse sólo con llevarse a los artesanos cualificados holandeses para que le ayudaran a construir una poderosa flota en Rusia, sino que él mismo quería aprender los- secretos del oficio de construir barcos y oculto bajo su identidad de Pedro Mijailov fue contratado como aprendiz en los astilleros holandeses. Su engaño estuvo muy cerca de ser descubierto cuando un herrero que había trabajado en Rusia le reconoció, pero no desveló la verdadera identidad del zar e incluso le ayudó a encontrar un humilde alojamiento , el adecuado a su condición de aprendiz., donde vivir el tiempo que estuviera trabajando allí.


Retrato de Pedro I del pintor francés Jean Marc Nattier (1685-1766).L a curiosidad de Pedro era insaciable y se interesaba por todo . Durante su estancia en Amsterdam, además de aprender a construir barcos y hacerse contratar el mismo como aprendiz , también adquirió dos grandes colecciones privadas con miles de diferentes espécimenes. Estas colecciones irían con el tiempo a la Academia de las Ciencias de San Petersburgo donde pasaría muchas horas estudiando. Alejandra Vallejo Nájera recoge esta anécdota . Estaba Pedro I en la Academia de Ciencias  como muchos otros días, ensimismado en los especímenes de las colecciones que había adquirido cuando le anunciaron que tenía una cita con el embajador del Sacro Imperio. Pedro indica que el embajador acuda á la Academia para hablar con él . Sorprendido, su interlocutor replica "¿No sería más adecuado hacerlo en vuestro Palacio de Invierno?"  a lo que Pedro replica tajante "No. Viena le envía para verme a mí, no para que haga turismo por uno de mis palacios. Aquí puede decirme lo que su país le ordena que me diga" (Imagen procedente de http://es.wikipedia.org)

Escribe Alejandra Vallejo Nájera  en su obra "Locos de la historia", que nos está acompañando a lo largo de este relato    "La pasión de Pedro por la ciencia es tan inmensa que ordena que se le avise de todas las operaciones quirúrgicas que se vayan a producir, sin que importe el lugar ni la hora. Todo lo observa y todo lo inquiere"  Pedro quiere introducir en Rusia los adelantos médicos holandeses  y visita los hospitales para reclutar médicos que le acompañen a su regreso. En estas visitas no tarda en sentirse fascinado por lo que ve y él mismo pasa a la acción y aprende a realizar intervenciones quirúrgicas y a extraer dientes. Lo malo de este zar tan entusiasta es que exige a todos los que le acompañan que tengan el mismo grado de  entusiasmo que su soberano y no aceptaba ninguna muestra de flaqueza o rechazo, como lo demuestra este episodio durante una de sus visitas a los hospitales holandeses cuando él y sus acompañantes se hallaban asistiendo a una autopsia para estudiar la anatomía humana "El soberano ruso- nos cuenta Vallejo Nájera - oye emerger un sonido de arcadas en el momento en que un cadáver es diseccionado. Furioso con la muestra de debilidad , obliga a los rusos presentes a acercarse al cuerpo , inclinarse sobre él y arrearle un mordisco"  Y peor aún fue cuando aprendió a sacar muelas, todos sus acompañantes se cuidaban mucho de no alegar ningún dolor en su dentadura o inmediatamente el zar se encargaría de aliviarles extrayendo la muela. Años más tarde, en la Academia de Ciencias de San Petersburgo, se exhibirán filas de dientes extraídos por el zar junto con todo tipo de curiosidades como fetos deformes, penes, esqueletos de enanos y de gigantes,  lenguas y  cualquier otro elemento anatómico que llamara su atención. Durante los años siguientes Pedro irá acompañado  siempre por dos maletines, uno con el material necesario para los estudios matemáticos y otro con instrumental quirúrgico.


pedro-I
Copia de un retrato  de Pedro I realizado durante su estancia en Inglaterra en 1698 por el pintor Godfrey Kneller(1646-1723), cuando el zar tenía veintiséis años.  Durante el viaje de la Gran Embajada Pedro aprendería a extraer dientes y a realizar operaciones quirúrgicas . De ahí en adelante no perdería oportunidad de poner en práctica sus recién adquiridos conocimientos habilidades, haciéndose avisar de cualquier operación en la que pudiera participar. Vallejo Nájera refiere el caso  de la esposa de un rico comerciante holandés que sufría de un gran furúnculo que la impedía sentarse en la silla y la hacía padecer grandes dolores, pero prefería que nadie le operase el furúnculo por temor a que el pus que había en su interior se extendiera por el interior. Como escribe Vallejo Nájera "prefería estar dolorida, tumbada y vida que sentada y muerta" Pero el zar se enteró y no perdió un segundo en presentarse en la casa de la desdichada mujer "Pedro irrumpe en el dormitorio de la enferma con sus dos metros de altura  y el maletín quirúrgico en la manos. La doliente, abrumada por la presencia del Zar, consiente en ser operada por él. Los testigos dan cuenta a quienes esperan en el exterior de la casa de la gran elegancia y destreza con el que el soberano maneja el instrumental médico" Al día siguiente la paciente puede sentarse con precaución en una silla, pero cuando todo parecía ir bien, tres días después de la operación fallece  por complicaciones de la operación. Por supuesto , eso no detendría al zar que seguiría realizando operaciones quirúrgicas siempre que tuviera oportunidad . No era hombre que se detuviera por minucias (Imagen procedente de http://www.embelezzia.com)

Tras cuatro meses de trabajo Pedro logró terminar en los astilleros holandeses y ,trabajando con sus propias manos, su barco al que puso por nombre "Pedro y Pablo". Es entonces cuando recibe la invitación del rey Guillermo III de Inglaterra (1650-1702)  para que visite su reino y hacia allí parte Pedro y su séquito, permaneciendo durante tres meses en las islas británicas. Se aloja en la casa que le alquila el escritor John Evelyn (1620-1706), algo de lo que, como veremos muy pronto , no tardaría en arrepentirse. Durante su estancia en Inglaterra Pedro se reune con el gran arquitecto Christopher Wren (1632-1723), que se encargaba de dirigir la reconstrucción de Londres después de ser asolada por un gran incendio en 1666 y que en aquel momento se encontraba  inmerso en la erección de la Catedral de Saint Paul.  Habla con los astrónomos del Observatorio Real y visita también la Casa de la Moneda y el Arsenal, se entrevista con Isaac Newton(1643-1727) y recorre la Universidad de Oxford .Todo lo observa con su curiosidad infinita y  lo asimila con una inteligencia siempre despierta, tomando ideas para acuñar monedas y fabricar cañones en Rusia. Cuando llega la hora de marcharse John Evelyn, el dueño de la casa donde habían estado alojados el Zar y su séquito más allegado, descubrirá con horror en que estado se la habían dejado "Los cristales rotos - escribe Vallejo Nájera - los cuadros rajados, los muebles como cebo de chimenea y las camas, almohadas y colchones destrozados. El jardín, que es la joya más preciada de Evelyn,  convertido en un lodazal, como si un ejército con zapatos de hierro lo hubiese taladrado. Los vecinos le contarán haber visto al Zar , completamente borracho, haciéndose arrastrar  en una carreta sobre los parterres primorosamente sembrados de flores". Pedro amaba la ciencia, el conocimiento pero , como ya vimos ayer, eso no significaba que su amor por el alcohol y las buenas juergas se mitigara lo más mínimo.


Preciosa imagen del Monasterio de Novodévichy donde fue recluida la hermanastra de Pedro,  Sofía Alekseyevna, después de que fuerza forzada a abandonar la regencia y donde viviría hasta su muerte en 1704. Cuando la rebelión de 1698 contra el zar fracasa, este ordena que dos centenares de los rebeldes sean colgados de los muros del convento , algunos de ellos delante de las ventanas de la propia Sofía que tuvo que contemplarlos durante el ivierno de 1698. Pedro sospechaba de Sofía y pensaba que podría haber conspirado contra él ,pero al no tener pruebas contra ella respetó su vida . El monasterio, que permanece prácticamente intacto desde el siglo XVII, es hoy Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO  (Imagen procedente de http://es.wikipedia.org/)

Después de tres meses de estancia en Inglaterra el zar y los suyos abandonan Inglaterra y regresan a Amsterdam para a continuación dirigirse al corazón de Europa. Pasan por  las ciudades alemanas de Dresde y Leipzig , siguen por Praga y finalmente llegan a Viena , a la corte del emperador del Sacro Imperio , Leopoldo I de Habsburgo (1640-1705), la ciudad más refinada de Europa. En ese punto, si el viaje había sido un gran éxito desde el punto de vista científico y cultural, no lo había sido tanto en el político, ya que Pedro no logró que ninguna de las potencias que había visitado se comprometiera con él en una alianza contra el Imperio Otomano. Durante su estancia en Viena le llegan las inquietantes noticias de que la guardia de palacio, los  Streltsis, se han sublevado aprovechando su ausencia y se sospecha que traten de ofrecer el trono a su hermanastra, Sofía Alekseyevna(1657-1704) que, como sabemos, había sido confinada en el Monasterio de Novodévichi en 1689, pero para Pedro seguía siendo una amenaza. El zar da la orden de regresar y se suspende el viaje que quedaba pendiente a Venecia. Pedro entra en Moscú el 5 de septiembre de 1698 , después de dieciséis meses de viaje. Ayer ya os contaba como cuando llegó el zar la rebelión había sido sofocada y más de dieciocho mil hombres se hallaban en las mazmorras. Pedro ordenaría la tortura de miles de ellos para obtener información sobre el origen de la conspiración mientras que ciento treinta  de ellos serían ejecutados, colgándolos de los muros del Kremlin, y otros muchos estrangulados, despellejados o quemados vivos. El propio Zar mataría a cinco de aquellos rebeldes con sus manos. Aunque no se pudo demostrar que su hermanastra Sofía estuviera detrás de la rebelión, Pedro ordenó que otros doscientos hombres fueran colgados de los muros del Monasterio de Novodévichi, entre ellos tres hombres de los que se decía que eran sus amantes, y los dejaron colgados a la vista de Sofía durante todo aquel invierno de 1698. 


La primera esposa de Pedro I, Eudoxia Fiodorovna Lopujiná. Debido a su continua oposición a las reformas de Pedro I el zar se separaría de ella y la recluiría en un convento en 1698 donde adoptaría el nombre de Elena. Más tarde abandonaría este retiro con el permiso del Zar y trató de casarse de nuevo  con su amante , el capitán Stepán Glebov con quién había iniciado una relación en 1709. En 1718, llevada por la ambición de ver a su hijo Alexis Petrovich Romanov en el trono conspiraría contra Pedro y al ser descubierto el complot que había facilitado la huida de Alexis ,  ella fue encerrada en el Covento de la Dormición  mientras que Glebov moriría empalado y uno de los hermanos fue de Eudoxia sería decapitado . En 1727 Eudoxia  ingresaría en el Monasterio de Novodévichy , done también había estado la hermanastra de Pedro como ya hemos visto, y donde moriría en 1731 (Imagen procedente de http://commons.wikimedia.org)

Resuelta la rebelión el Zar decide separarse de su esposa Eudoxia Fiodorovna Lopujiná(1669-1731), la madre de su hijo Alexis Petrovich Romanov(1690-1718). Eudoxia era partidaria de los Viejos Creyentes, el sector más inmovilista de la Iglesia Ortodoxa, reacios a todo cambio en la sociedad rusa y , por lo tanto, firmes opositores al espíritu reformador e innovador de Pedro. Eudoxia representaba todo aquello contra lo que luchaba Pedro, por lo que se desembaraza de ella enviándola a un convento, mientras él seguía con su relación con la holandesa Anna Mons(1672-1714que había comenzado en 1691 . Su siguiente paso iba a ser  eliminar algunas de las seculares tradiciones rusas para europeizarles y la primera víctima de esta renovación de las costumbre sería la barba   Vuelvo a las palabras de Alejandra Vallejo Nájera"Durante siglos la barba había simbolizado la devoción religiosa de los rusos; a través de la barba  los varones hacían un espejo del Mesías, un modelo viviente del Salvador" Uno de sus antecesores en el trono, Iván IV el Terrible (1530-1584) , había declarado en una ocasión "Afeitarse la barba es un pecado que la sangre de todos los mártires nunca podrá redimir. Afeitarse es desafiar la imagen del hombre creado por Dios". Pero Pedro veía en la barba una reminiscencia del pasado medieval, además de un signo de falta  de higiene. De esta forma, en una de sus recepciones en palacio "comienza a afeitar la cara de sus invitados dejándolos con el rostro suave por primera vez  desde la niñez. Todos enmudecen del asombro y del miedo ;cualquier protesta  podría costarles las manos y las orejas"  En las semanas siguientes se difunde por toda Rusia un decreto que prohibe llevar barba y quién quisiera seguir llevándola tendría que pagar un impuesto anual y llevar un medallón de bronce con la inscripción "Impuesto Abonado" Similar suerte corrieron las ropas tradicionales de los boyardos. Durante un banquete a los pocos meses de su regreso a Moscú sacó las tijeras y comenzó a cortar las mangas de los boyardos sentados a su mesa mientras exclamaba "Estas cosas son terriblemente incómodas" y al igual que sucedió con la desaparición de la barba también impondría por decreto la adopción de la ropa occidental.


Escena que representa el corte  por el propio zar de la tradicional barba que lucían los rusos como símbolo de su devoción religiosa, pero como escribe Vallejo Nájera "Pedro considera que la maraña facial de sus compatriotas es algo prehistórico . Contempla aquella cola oscura  que emerge del rostro  y que a muchos les llega hasta el ombligo como algo repugnante, falto de higiene y de estética "  Los más apegados a la tradición , como los Viejos Creyentes, comenzarían a llamar al Zar , el Anticristo (Imagen procedente de http://aristocracias.blogspot.com.es)

Aún introduciría un cambio más. Mientras el resto de Europa se regía por el calendario gregoriano que había entrado en vigor en 1582 para corregir el desfase del anterior calendario , el juliano, que databa de la época de Julio César(100-44 a.C), en Rusia no se empleaba ni uno ni otro, sino que estaba en vigor el calendario tradicional ruso que empezaba el 1 de septiembre y tenía como fecha de referencia la de la supuesta creación del mundo. Pedro cambiará esto y establecerá como calendario oficial de Rusia el Calendario Juliano que permanecería en vigor hasta la Revolución Rusa de 1917. Así mismo también establece medidas para favorecer la vida social de las mujeres, alienta la impresión de los libros e insiste a los boyardos para que mejoren sus modales con la lectura de manuales de comportamiento en sociedad . Regresando a la política internacional y visto que no tenía apoyos en Europa para atacar al Imperio Otomano, decide olvidarse del Mar Negro como salida de Rusia al mar y sus ojos se dirigen ahora hacia el Mar Báltico y la potencia que lo controlaba, Suecia, que tenía uno de los ejércitos más poderosos de Europa y estaba gobernada por el joven rey Carlos XII (1682-1718), de sólo dieciocho años de edad . En 1700 Pedro declara la guerra a Suecia y se dirige hacia la costa , era el comienzo de la denominada Gran Guerra del Norte en la que también intervendrían Dinamarca, Noruega, Sajonia y la República de las Dos Naciones formada por Polonia y Lituania,  todas ellas contra Suecia. Pedro organiza un ejército de más de ochenta mil hombres y pone sitio a la fortaleza de Narva, en lo que hoy es territorio de Estonia, que estaba defendida por dos mil quinientos hombres. Carlos XII disponía de otros ocho mil hombres, por lo que la superioridad de Pedro nos puede parecer abrumadora, pero mientras el ejército ruso está constituido en su mayor parte por campesinos con escasa o nula preparación militar, los hombres de Carlos eran militares bien entrenados . Aprovechando que una ventisca se dirigía contra las líneas rusas,el 20 de noviembre de 1700 el ejército sueco atacó. Los rusos, cegados por el viento y la nieve, no supieron hacer frente al ataque y sucumbieron. La victoria fue total para las tropas de Carlos XII, que apenas perdió seiscientos hombres por nos doce mil muertos y otros tantos prisioneros por parte de los rusos. 


File:Axel Sparre - Karl den XII, 1682-1718, kung av Sverige.jpg
Retrato del rey Carlos XII de Suecia , que tenía sólo dieciocho años cuando comienza la Gran Guerra del Norte que enfrentaría a Suecia contra Rusia y una colación de otras potencias europeas entre las que estaba Polonia, Sajonia, Dinamarca y Noruega y que se prolongaría desde 1700 hasta 1721. Al comienzo de la guerra Suecia era la potencia dominante en el norte de Europa y sus ejércitos los más preparados  y además Carlos XII se mostraría como uno de los grandes estrategas miliares de su tiempo.  El historiador sueco Bengt Liljevren nos ha dejado esta descripción del rey sueco , el gran rival de Pedro    " Era delgado, de hombros anchos, y alto para su época, 1,75 de altura. Su rostro estaba marcado por el sarampión que sufrió en su niñez, la nariz aguileña y grande, su característico labio inferior saliente. Sus ojos eran azules, con el derecho un poco más abierto que el izquierdo, lo que le daba a su mirada un tono inquisitivo persistente. Su cabello era castaño oscuro y lo usaba corto, peinado hacia arriba. Sus sienes empezaban a encanecerSus ropas eran simples, en relación a su posición social. Una casaca militar azul con botones de bronce dorado, chaleco y pantalones de cuero amarillo, bufanda negra, tricornio negro con un botón dorado, guantes de esgrima hechos de cuero de ciervo, con la parte superior de cuero de alce, y sólidas botas negras altas de caballería, con espuelas de hierro. Un tahalí de cuero de ciervo a la cintura, con una espada larga de empuñadura de bronce dorado." (Imagen procedente de http://es.wikipedia.org)

Pedro abandonó la ofensiva , consciente de que aún no estaba preparado para enfrenarse al entrenado ejército sueco y a un hábil estratega como Carlos XII, y más decidido que nunca a introducir nuevas reformas en el ejército para profesionalizarlo y convertirlo en una máquina de guerra efectiva. Si Carlos XII decide atacar ahora Moscú Pedro no podrá defenderla y tampoco al resto del país. Regresa rápido a Moscú , hay que rearmar a su ejército , pero no dispone de materias primas. Entonces se le ocurre algo impensable y que será considerado una herejía por la Iglesia Ortodoxa y por muchos creyentes, ordena recoger las campanas de toda las iglesias rusas y fundir el metal para fabricar nuevas armas . En los años siguientes se instalan fundiciones, fábricas de pólvora , armerías, poniendo toda la economía al servicio del esfuerzo bélico contra Suecia  ¿Por qué no aprovechó Carlos XII a atacar Rusia en aquel momento de debilidad antes de que pudiera rearmarse? Suecia tenía demasiados enemigos y Carlos decidió dirigirse ahora contra Polonia. Dos años después de la Batalla de Narva, Pedro aprovechará que Carlos XII y el grueso de sus fuerzas se encuentran distraídos luchando contra Polonia para conquistar la ciudad sueca de Nyen y con ella toda la región de Ingria , a orillas del Mar Báltico. Por fin tenía su anhelada salida al Mar Báltico. Mientras, tiene algún problema doméstico. Ya sabemos que tenía una amante, Anna Mons, que tras el divorcio de Pedro albergaba la esperanza de que contrajera matrimonio con ella. Pero la relación entre ellos se había enfriado y en 1703 Pedro sospecha que ella le ha sido infiel con el embajador de Prusia . Pedro ordena que le sean arrebatadas todas las mansiones y bienes que la había entregado en el transcurso de sus trece años de relación y es encarcelada junto a su madre y su hermana. Anna moriría de tuberculosis en 1714. 


Fotografía de la Casa de Pedro I el Grande en San Petersburgo. Es lla úica construcción de madera que se conserva de la época de la fundación de la ciudad . La construyeron los soldados rusos para que el zar pudiera seguir desde ella los trabajos de construcción de la ciudad y donde viviría con su amante y luego esposa Marta Skavronska . Estaría en ella entre 1703 y 1708 , aunque sólo en verano ya que no disponía de chimenea (Imagen procedente de http://www.saint-petersburg-hotels.com)


Ese mismo año de 1703, para celebrar su victoria sobre los suecos,  decide fundar una ciudad en el delta del río Neva, una zona pantanosa  y húmeda que recordaban al zar el terreno sobre la que había sido construida su admirada Amsterdam. Y si los holandeses habían sido capaces de hacerlo ¿no sería él capaz de la misma proeza? De esta forma comenzó la construcción de la nueva ciudad que llevaría el nombre de San Petersburgo, en honor de San Pedro.  Miles de rusos serían enviados a aquella insalubre zona pantanosa para trabajar y construir en tiempo record la ciudad.El escorbuto, la malaria o la disentería se cebarían sobre los trabajadores y más de treinta mil hombres contribuirían con sus cadáveres a consolidar los cimientos de la nueva ciudad, una ciudad que Pedro quería convertir en la nueva puerta de Rusia a Europa. Pedro se hizo construir una pequeña cabaña, que todavía se conserva, desde la que controlaba todo el proceso de construcción de la ciudad . Trajo arquitectos alemanes, suizos, franceses e italianos . La primera construcción fue la Fortaleza de San Pedro y San Pablo , que ya estaba lista antes de terminar 1703 . La ciudad seguiría el mismo modelo de canales de Amsterdam, siguiendo los planos del arquitecto italiano Domenico Trezzini (1670-1734) con el que el Zar mantendría una estrecha amistad, llegando a ser el padrino de su hijo. Nueve años después del comienzo de su construcción, San Patersburgo sería designada nueva capital del Imperio Ruso.  Antes de que termine este decisivo año de 1703 Pedro iniciará una nueva relación con una joven de origen humilde , Marta Skavronska(1684-1727)


Retrato de la segunda esposa del zar Pedro I cuando ya se había convertido en Zarina, la emperatriz de Rusia que gobernaría en solitario tras la muerte de Pedro entre 1725 y 1727. Al casarse y convertirse a la religión ortodoxa adoptaría el nombre de Catalina . Escribe Vallejo Nájera  que cuando el zar sufría uno de sus ataques epilépticos "Sólo Catalina logra devolverle la compostura y la lucidez, en su regazo Pedro despierta fresco y lozano" Pero a pesar de ello Pedro también daría muestras de su crueldad con ella. En una ocasión sospechó que Catalina le era infiel con William Mons, quién era hermano de Anna Mons, la amante de Pedro durante trece años. Si tener pruebas de esta infidelidad Pedro ordenó ejecutar a William Mons y después de cortarle la cabeza hizo que fuera puesta en el dormitorio de Catalina  para que la zarina la viera todos los días al despertarse y recordara lo peligroso que podía ser despertar los celos del zar (Imagen procedente de    http://themaskedlady.blogspot.com.es)

Marta había nacido en una familia campesina polaca que vivía en territorio sueco,  y poco después de su nacimiento perdió a sus padres víctimas de la peste. Fue adoptada después por un pastor luterano que no se preocupó por darla una educación y según cuenta Alejandra Vallejo Nájera "se gana la vida como prostituta; todavía siendo adolescente ya pululaba por los campamentos de ejército pasando de amante en amante" Uno de estos militares se casará con ella y se irán a vivir a Moscú. Allí conoce al príncipe Alexander Menshikov (1673-1729) , uno de los amigos más íntimos del Zar, y se convierte en su amante. En 1703 Menshikov la lleva con él al lugar donde comenzaba a construirse San Petersburgo y se produce el encuentro con el zar. El Zar queda prendado de Marta "No por sus grandes dotes de conversación -puntualiza Vallejo Nájera - ya que era prácticamente iletrada y sólo chapurreaba el ruso, sino por sus suculentas carnes y porque tenía unas agallas formidables y es la única capaz de cambiar los brotes de ira del zar" A partir de entonces se harán inseparables, compartirán la pequeña cabaña desde la que Pedro observaba la construcción de la ciudad mientras ella se encarga de atenderle a él. En 1707 se casan en secreto y ella adopta el nombre de Catalina Alekseyevna al tiempo que se convierte a la religión ortodoxa. A lo largo de su matrimonio que se prolongará hasta la muerte del zar, la pareja tendrá once hijos., aunque sólo dos hijas lograrán sobrevivir hasta la edad adulta, precisamente las dos primeras en nacer,  Ana Petrovona (1708-1728) e Isabel Petrovna(1709-1762) que llegaría a ser zarina en 1741 con el nombre de Isabel I. 


La Fortaleza de Pedro y Pablo, el primer edificio construido en San Petersburgo , inaugurado en mayo de 1703 y realizado según los planos diseñados por el propio zar . Pedro seguiría teniendo durante toda su vida un comportamiento excéntrico que en muchas ocasiones provocaba el escándalo en las cortes europeas . En una ocasión, compartiendo mesa con la Electora de Sajonia, célebre por su gran belleza este es el comportamiento que tuvo el zar y que nos describe Vallejo Nájera "En la comida  que le sirven en presencia de tan bella mujer  Pedro hace caso omiso de la servilleta , se limpia los churretones  grasientos con la manga de la casaca, maneja el cuchillo  con temeridad,eructa, ventosea y obliga a todo el mundo  a permanecer cuatro horas de sobremesa  para continuar bebiendo" No era , precisamente , muy cuidadoso con la etiqueta (Imagen procedente de   http://www.angelfire.com


Mientras, los rusos se escandalizaban por el coste en dinero y en vidas humanas. de la construcción de la nueva ciudad.Pedro llegó a ordenar que no se construyera ninguna edificación en piedra en ninguna parte que no fuera San Petersburgo, con lo que consiguió que todos los albañiles buscaran trabajo en la nueva ciudad, acelerando las labores de construcción y ordenó a la nobleza que se desplazara a San Petersburgo. Pero la amenaza sueca seguía presente. En 1708 Carlos XII decide emprender una campaña decisiva contra Rusia y penetra en territorio ruso al frente de un gran ejército. Pedro no tenía intención de salir a su encuentro y siguió la eficaz táctica de tierra quemada. Era el verano de 1708 y mientras las tropas suecas avanzaban por territorio ruso , los soldados de Pedro incendiaban los campos y las granjas en cientos cincuenta kilómetros  a la redonda dejando a Carlos sin posibilidades de alimentar a sus tropas por lo que tuvo que interrumpir su marcha hacia Moscú para desviarse hacia Ucrania donde abastecerse de las provisiones que necesitaba. Este retraso sería fatal para los intereses de Carlos. Cuando volvieron sobre sus pasos  no encontraron más que aldeas incendiadas, campos destrozados y puentes derrumbados para impedir el paso de los suecos.  El cruel invierno ruso se echó encima del ejército sueco . Durante los siguientes meses los hombres de Carlos tuvieron que soportar temperaturas que congelaban a los hombres mientras hacían la guardia al tiempo que eran acosados constantemente por pequeños comandos rusos que infligían bajas a las ateridas y agotadas tropas suecas. Cuando llegó la primavera de 1709  Carlos había perdido a la mitad de sus hombres . Por fin, el 9 de julio de 1709 los dos ejércitos se encontraron en Poltava, al este de Ucrania. Carlos no pudo dirigir a sus tropas en el campo de batalla porque estaba herido en el  talón de aquiles y Pedro obtuvo una victoria aplastante. Todo el ejército sueco o murió en el campo de batalla o fue capturado , mientras que Carlos logró huir y tuvo que buscar refugio en el Imperio Otomano y no podría regresar a Suecia hasta cinco años después. Suecia dejó para siempre de ser una amenaza para Rusia. 

LA BATALLA DE POLTAVA DE LA PELÍCULA "LA ESPADA DEL REY" DE 2007 

No he encontrado un documental monográfico sobre la más importante de las batallas libradas por Pedro I, la Batalla de Poltava , que significaría la confirmación de Rusia como la gran potencia del norte de Europa y marcaría el ocaso de Suecia., pero os incluyo la descripción de la batalla tal y como aparece representada en la película rusa "La espada del rey" filmada en 2007 sobre esta batalla histórica  





En 1711 Pedro emprendía una nueva campaña contra el Imperio Otomano. Ahora que ya tenía su deseado acceso al Mar Báltico estaba decidido a conseguir el dominio sobre el Mar Negro, pero no se repetirán aquí los éxitos de Poltava. La campaña fue un desastre y Pedro se vio forzado a devolver al Imperio Otomano las plazas que había conquistado en su anterior campaña de 1696 cuando conquistó Azov, aunque a cambio obtiene del Imperio Otomano la promesa de que no seguirán sirviendo de refugio al monarca sueco Carlos XII. Mientras, la guerra contra Suecia prosiguió , pero la muerte de Carlos XII en 1718 puso a Suecia en una situación de inferioridad que la obligaría a firmar en 1721 el Tratado de paz de Nystad que ponía punto final a la Gran Guerra del Norte que había comenzado en el lejano 1700  y Pedro obtendrá para Rusia nuevos territorios que incluyen lo que hoy es la República de Estonia, Livonia, que incluía parte de la Letonia actual y Carelia, un territorio que se halla entre Rusia y Finlandia. Pero tres años antes de la firma de este tratado de paz en la biografía de Pedro tenemos que referirnos a su episodio más sombrío. Su hijo y heredero, Alexis Petrovich Romanov, es una constante fuente de frustraciones y enojos para el zar ya que su personalidad es justo la opuesta a la de Pedro. Alejandra Vallejo Nájea escribe del hijo del zar  "El Zarevich Alexis despunta como un vago redomado, jugador, pendenciero y totalmente despegado de lo militar" Alexis ha heredado de su madre su admiración y fidelidad a los Viejos Creyentes, el sector más conservador de la Iglesia Ortodoxa y se opone al espíritu reformista de Pedro que desesperado llega a decir a los más próximos "Es como el personaje que, en el Evangelio, se afana en esconder todos sus talentos"


Archivo: Alexeijpetrowitsch.jpg
Retrato del hijo del zar, Alexis Petrovich Romanov, fruto de su unión con su primera esposa, Eudoxia y cuyo trágico destino os cuento un poco más abajo. Alejandra Vallejo Nájera explica los motivos por los que el comportamiento de Pedro podía ser tan diferente y en ocasiones tan cruel "Las experiencias dolorosas de la infancia de Pedro debilitan su capacidad de adaptación, provocándole crisis paranoicas, falta de empatía y e impulsivos ataques de cólera Pedro abofetea a oficiales y nobles por motivos nimios , alterna estados de euforia y otros de la más absoluta frialdad, pánico y despotismo, delicadeza e indiferencia. Pedro es bravo y resuelto a veces, otras pusilánime, otras veces se comporta con cruel brutalidad, por ejemplo un día en que el almirante Golovine, uno de sus favoritos, rechaza una ensalada porque la habían aderezado con vinagre. Pedro le castiga  vertiéndole directamente en la boca , con sus propias manos, una botella completa de vinagre" Así de desconcertante y contradictorio era el comportamiento y la personalidad arrolladora del zar  que además no era capaz de dormir solo , siempre tenía que hacerlo con alguien a su lado , ya fuera hombre o mujer , lo que despertaría rumores sobre una presunta homosexualidad, pero aquello no tenía nada que ver con el sexo  sino con la necesidad de sentir el calor de otro ser humano, lo que le hacía sentirse seguro  (Imagen procedente de   http://commons.wikimedia.org)

Y eso que Alexis  había recibido la mejor educación,  hablaba francés y alemán, una sólida   formación militar y buenos conocimientos de matemáticas, pero desde las relaciones entre él y su padre siempre estaban perturbadas por el hecho de que su madre Eudoxia había sido recluida por Pedro en un convento. Además se sentía atemorizado por la personalidad de su padre. ¿Os acordáis del trato que Pedro recibió de su padre Alejo I, cuando éste le zarandeaba o le agarraba de los pelos? Pues Pedro hacía lo mismo con Alexis , que creció atemorizado , inseguro y odiando a su padre.  Para tratar de alejar a Alexis de la influencia de los grupos conservadores  concertó para él una boda con la princesa alemana Carlota Cristina de Braunchsweig (1694-1715), con la que se casa en octubre de 1711 y a la que no hará demasiado caso mientras sostiene un romance con una sirvienta finlandesa llamada Afrosina la que llega a ver al Palacio humillando así a la pobre Carlota Cristina. En 1714 tienen a su primera hija, Natalia, y en 1715 Carlota  daría a luz al único hijo de la pareja,el futuro zar Pedro II (1715-1730), pero ella murió poco después del parto. Pedro está ya cansado de aquel hijo  al que califica  como "un miembro que se me hubiera gangrenado", y el mismo día en que se están celebrando los funerales por Carlota Cristina le escribe una carta a instándole que asuma sus responsabilidades como heredero de la corona o sino se arriesga a ser desheredado "Recuerda tu obstinada y enfermiza naturaleza - escribe Pedro a Alexis -, cuantas veces te la he reprochado y por cuánto tiempo te he retirado la palabra a su costa. Pero nada de eso ha servido, nada te ha hecho cambiar. No he conseguido más que perder el tiempo, más que golpear el aire. No haces el más mínimo esfuerzo, y toda tu dicha parece consistir en permanecer inactivo en casa. Muchas cosas de las que te deberías sentir avergonzado parecen otorgarte el máximo placer, no ves sus peligrosas consecuencias tanto para tí mismo como para toda la nación".


Archivo: Шарлотта Христиана София, кронпринцесса Брауншвейт-Вольфенбюгтельская.jpg
Carlota Cristina de Braunchsweig, la esposa  que Pedro eligió para su hijo pero a la que este humilló desde el principio llevando a palacio a su amante, una sirvienta finlandesa. Aunque Pedro la apreciaba  los años de matrimonio de Carlota fue un tiempo infeliz para ella que culminó con su muerte después de dar a luz al  segundo hijo del matrimonio, el futuro zar Pedro II (Imagen procedente de http://es.wikipedia.org)

Cuando le plantea a Alexis el ultimatum para que acepte sus responsabilidades como sucesor al trono o se resigne a ser desheredado la respuesta de Alexis debió destrozar a Pedro que no se esperaba esa reacción de su hijo  " Si Su Majestad me priva de la sucesión al trono de Rusia a causa de mi incapacidad, pido que sea cumplida la voluntad de Mi Señor. Imploro incluso que tal decisión sea prontamente acometida, pues no me veo encajado en los asuntos de gobierno" Es difícil imaginar la decepción que sintió en aquel momento Pedro  que le escribe "Preparate para gobernar o para ingresar en un monasterio. Tu decides" Alexis decidió darse a la fuga y huye de Rusia  en 1716 disfrazado de soldado y acompañado por su amante Afrosina. Buscará refugio en la corte de su suegro, el padre de su fallecida esposa Carlota, el emperador Carlos VI (1685-1740). No deja de resultar irónico que Alexis se decidiera a pedir ayuda a su suegro después de que durante cuatro años humillara y engañara a Carlota ,la hija de Carlos, pero no permanecerá mucho tiempo en Viena. Pedro ve esta huida como una traición de Alexis tanto a su padre como a la propia Rusia. y ordena a sus hombres que le busquen por toda Europa hasta que den con él. Finalmente le localizan en Nápoles y allí le entregan esta carta de Pedro "Te escribo por última vez para que hagas lo que los señores Tolstoy y Rumyantov (son los que le han localizado) te digan y declaren que es mi voluntad. Si me temes, te aseguro y también prometo a Dios  y a Su veredicto final que no te castigaré. Si acatas mi voluntad a través de la obediencia a mi persona, si vuelves, te amaré más que nunca. Pero si rehusas, entonces como padre tuyo y bajo el poder que Dios me ha otorgado te maldigo eternamente, y como tu soberano te declaro traidor y te aseguro que descubrirás el verdadero tratamiento que se da a los de tu condición, en lo que espero que Dios me asista tomando esta causa en sus manos"

"PEDRO I EL GRANDE" DE LA SERIE "ERASE UNA VEZ EL HOMBRE" 

Un poco más abajo os incluyo un documental muy completo sobre la vida de Pedro el Grande, pero como muchos de mi generación aprendí a amar la historia gracias a esta magnífica serie de divulgación con dibujos animados titulada "Erase una vez el hombre" y siempre que puedo y está relacionado con la historia que relata el artículo trato de recuperar alguno de sus episodios. Este es el que versa sobre la vida del gran zar  Pedro I   




En la carta también se le informa que de regresar a Rusia se le permitirá casarse con su amante Afrosina y retirarse a vivir al campo tal y como parece desear. Alexis decide regresar confiando en las palabras de clemencia de su padre y echando en saco roto las advertencias que le habían hecho sus partidarios que estaban convencidos que de regresar a Rusia Pedro lo haría ejecutar. Al principio todo parece ir bien  y Pedro le perdona públicamente, pero desde hace tiempo el zar  se ha convertido en un paranoico que ve conspiraciones contra él por todos sitios lo que va unido a sus accesos de ira. Vuelvo a las palabras de Alejandra Vallejo Nájera "Los desmayos etílicos, las pérdidas de conciencia y los accesos de violencia de Pedro se unen a sus crecientes crisis epilépticas. El Zar se comporta de modo temible y cuantos más años gana, menos se distancian sus asaltos de furia"  y añade "Nunca sabremos si Pedro se vuelve epiléptico y violento porque bebe como un poseso , o si bebe para huir de la violencia interna que no puede controla. Sus accesos de ira le apagan la razón y propician largas pérdidas de conocimiento" Una muestra del carácter cada vez más excéntrico y extraño del Zar nos lo ofrece esta carta escrita por la Duquesa de Orleans,   durante una visita del zar a Francia en 1721 donde relata este estrambótico episodio con el embajador del Sacro Imperio  "Cuando su embajador imperial llegó, el Zar estaba sentado majestuosamente en un trono de plata tras una mesa dorada. Al término de la audiencia , justo cuando el embajador estaba alcanzando la puerta de salida, el Zar saltó por encima de la mesa dorada y se precipitó sobre el embajador , dándole un susto de muerte. Es realmente triste que este monarca se dé a tales rarezas , puesto que tiene muy buenas cualidades. En mi opinión , ha caído muy bajo"


File:Peter the Great Interrogating the Tsarevich Alexei Petrovich.jpg
"Pedro el Grande interroga al zarevich Alexei Petrovich" del pintor ruso Nikolai Gué (1831-1894) . Pedro exigía que todos estuvieran a la misma altura que él  y tal vez el gran drama de Alexei es que no tenía capacidad para cumplir las expectativas del zar . No le importaba que le desheredara porque , en comparación con su padre, no se sentía capacitado para ocupar el puesto que le correspondía por nacimiento.  Finalmente moriría como consecuencia de los cuarenta latigazos que su padre ordenó que le infligieran para arrancarle todos los secretos que pudiera guardar. Si la muerte de su hijo le afectó al zar nunca lo sabremos, pero al menos de cara al exterior nunca mostró dolor o arrepentimiento por esa muerte (Imagen procedente de http://es.wikipedia.org)

 Por eso no debe extrañarnos que a pesar de las promesas que había hecho a su hijo poniendo a Dios por testigo, ahora tema que se este fraguando una nueva conspiración. Le exige a Alexis que le entregue los nombres de todos aquellos que le ayudaron en su huida , lo que Alexis hace y supone la condena a muerte  de todos ellos "Algunos de los nombrados son decapitados -escribe Vallejo Nájera -a otros se les corta la lengua, se les rompen los huesos con un martillo  y todos ellos son sometidos a horrendas torturas en la plaza pública"  De momento Alexis se libra , pero poco después le llega la información al Zar de que Alexis pretendía cuando fuera zar hundir la flota construida por su padre y abandonar San Petersburgo. Pedro ordena que Alexis sea torturado para arrancarle todos sus secretos, y finalmente este reconoce que había estado hablando con miembros de la iglesia que deseaban la muerte del Zar y que él mismo había mostrado abiertamente su deseo de colaborar en la conspiración y manifestado el odio que sentía hacia su padre. . Pedro no necesitaba oír más. Puso el asunto en manos del Consejo de Estado que el 24 de junio de 1718 le declaró culpable de traición, lo que significaba su condena a muerte. Pero no hizo falta ejecutar a Alexis porque cinco días antes se le volvió a torturar utilizando el temible Knut, un látigo de varias correas que terminan en una punta de metal que destrozaban la carne . Se consideraba que más de veinticinco latigazos supondría la muerte del que los padeciera. Alexis recibió un  total de cuarenta latigazos. Antes de que su padre pudiera firmar la condena de muerte, el 7 de julio de 1818 Alexis fallecía  Al día siguiente Pedro celebraría un banquete para conmemorar la victoria en la Batalla de Poltava contra Carlos XII, como si nada hubiera pasado. 

DOCUMENTAL "HISTORIA DE LA HUMANIDAD: PEDRO EL GRANDE "

En este interesante documental del Canal Historia abarca en cincuenta minutos los hechos más importantes de la vida del zar 




Si la muerte de su hijo le afectó Pedro nunca lo mostró en público y siguió adelante con su intensa actividad. En 1721 el senado ruso concede a Pedro los títulos de Emperador de Todas las Rusias, Padre de la Patria y el título de El Grande. Pedro se había convertido en el hombre  más poderoso del norte de Europa, pero no estaba dispuesto a detenerse en sus reformas. En 1722 elimina el cargo de Patriarca de Moscú y a partir de entonces la Iglesia Ortodoxa Rusa estaría gobernada por un consejo de diez clérigos, el Sínodo Sagrado. Reorganiza la división administrativa del Imperio, establece un impuesto por cabeza que es igual para cada ciudadano y que significa la abolición del anterior impuesto que se pagaba por las tierras y la vivienda. De esta forma podía recaudar mucho más dinero, ya que los impuestos sobre la tierra y las viviendas sólo los pagaban los propietarios pero el impuesto por cabeza tenía que pagarlo cada uno de los habitantes de Rusia. También crea la denominada Tabla de Rangos con la que Pedro introdujo un nuevo cambio en la jerarquía, y a partir de entonces no vendría determinada por el nacimiento, sino por los méritos conseguidos en el servicio al emperador, Con estas medidas Pedro debilitaba el poder de los boyardos y también de la Iglesia aunque los que no saldrían beneficiados era el pueblo ruso, que seguía sometido más que nunca a un sistema esclavista de completa dependencia de los terratenientes. La salud de Pedro comienza a resentirse por tantos años de excesos con el alcohol y por su intensa actividad. y en 1723 sufre una infección de la vejiga de la que tiene que ser operado en verano 1724.. Ese mismo año había hecho coronar a su amada Catalina como zarina de Rusia. Aquella mujer que a su llegada a San Petersburgo era analfabeta y apenas sabía ruso, se había convertido en la emperatriz Catalina I. 


Archivo: Nikitin peter deathbed.jpg
"Pedro I en su lecho de muerte" del pintor ruso Iván Nikitin(1690-1741). En la madrugada del 28 de enero de 1725 , el zar se veía presa de fuertes dolores, y de una fiebre muy elevada. Sintiendo que la muerte se cernía sobre él pidió papel y una pluma para escribir su última voluntad. Comenzó a escribir con mano temblorosa "Entregadlo todo a..." pero un fuerte estertor le impidió seguir escribiendo y sus ojos se cerraron para siempre sin que nunca sepamos a quién quería legar todo Pedro, quién quería que heredase el trono del mayor Imperio del planeta.Le sucedería finalmente su esposa, coronada emperatriz un año antes y que gobernaría con el nombre de Catalina I, convirtiéndose en la primera zarina en la historia de Rusia en gobernar en solitario y en sus dos años de gobierno se esforzaría por mantener la línea política de su esposo. A la muerte de Catalina I en 1727 subiría al trono el nieto de Pedro, Pedro II(1715-1730) Desde el reinado de Pedro I el Grande Rusia no dejaría nunca de ser una de las grandes potencias mundiales, fue el verdadero forjador del Imperio Ruso  (Imagen procedente de     http://es.wikipedia.org)



Después de guardar reposo por la operación , en otoño de 1724 Pedro ya está inquieto por reiniciar su actividad normal . Visita las fortificaciones en el  Golfo de Finlandia, junto a San Petersburgo, cuando en un día de noviembre de 1724 vio como unos soldados estaban a punto de morir ahogados en un barco que estaba hundiéndose cerca de la costa. Pedro, haciendo una vez más gala de su valor y determinación sin tener en cuenta que él era el zar,   no dudó en arrojarse a las frías aguas para ir a rescatar a aquellos hombres. Lo logró, pero el frío de las aguas del Báltico le provocarían un fuerte resfriado y un agravamiento de su dolencia urinaria, al menos así lo relata el cronista alemán Jacob von Stählin en una versión que es puesta en duda por otros historiadores, aunque conociendo la decidida  personalidad de Pedro no es un episodio extraño.. En enero de 1725 su estado se agrava , la fiebre aumenta complicada con su infección de vejiga. Pedro sintió que su vida llegaba a su final, pidió confesión y absolución de sus pecados y en la madrugada del 28 de enero , Pedro el Grande, Padre de la Patria, Emperador de Todas las Rusias y el hombre que con su fuerza descomunal cambió el rumbo de la historia de Rusia, cerraba los ojos por última vez. Fue enterrado en la catedral de San Petersburgo, la ciudad que él había fundado  Al comenzar su historia os contaba los significados de gigante que recoge el Diccionario , y uno de ellos era "Persona que excede mucho en su estatura a la que se considera normal " y el otro "Persona que destaca extraordinariamente en una actividad o posee una cualidad en grado muy elevado". Pedro reunía en su persona esos dos significados, su enorme altura, más de dos metros, estaba acompañada por su personalidad no menos colosal y abrumadora, pues él solo sacó a Rusia de su aislamiento, la convirtió en un Imperio, construyó una de las ciudades más hermosas de Europa de la nada y cambio el curso de la historia, algo que sólo está reservado para los grandes personajes de la historia y como ellos su vida estaría llena de luces acompañadas de algunas sombras  profundas. Fue valiente y también paranoico, transgresor, innovador, cruel , aventurero, curioso, amante de la ciencia y el saber en general, supersticioso. Un hombre de fuerza arrolladora que apuró la vida hasta el final y dejó una huella  profunda en Rusia y en la historia de Europa . Cierro el relato de su vida con las palabras de un escritor ruso citadas por el documental que os he incluido,  "Está en todas partes, me niego a creer que hubiera un sólo Pedro y no varios Pedros el Grande".


He querido cerrar este artículo con esta hermosa imagen de la estatua ecuestre de Pedro I el Grande , llamada "El caballero de bronce ", obra del escultor francés Étienne- Maurice Falconet (1716-1791), situada en la Plaza del Senado de San Petersburgo, un  emblema de la ciudad y un símbolo de la Rusia que Pedro se empeñó en construir y que consiguió con su determinación , inteligencia, valor y también con el sacrificio del pueblo ruso . El mundo no sería igual después del reinado de Pedro I el Grande, uno de esos elegidos , con todas sus luces y sombras, cuyas vidas marcan un antes y un después en la historia (Imagen procedente de   http://www.rusadas.com)

El Mentidero de Mielost en Facebook :
Famosos