miércoles, 6 de noviembre de 2013

PEDRO I , UN GIGANTE EN EL TRONO DE RUSIA (SEGUNDA PARTE)


En la primera parte de este relato sobre la vida del hombre que sería decisivo para el futuro de la nación más grande del planeta, Rusia, recorrimos la historia del Imperio Ruso desde la muerte del zar Iván IV el Terrible (1538-1584). Asistimos al final de la antigua dinastía ruríkida con la muerte del hijo y sucesor de Iván, Fiodor I (1557-1598) y la ascensión al poder de Boris Godunov (hacia 1501-1605), primero como auténtico gobernante en la sombra durante el reinado de Fiodor y después , a la muerte del zar, ocupando él mismo el trono con el nombre de Boris I. Vimos como la primera década del siglo XVII estuvo marcada por la inestabilidad, la aparición de hasta tres hombres que pretendieron hacerse pasar por el más joven de los hijos de Iván IV el Terrible, Dimitri Ivanovich(1582-1591), que había muerto en 1591 en circunstancias no aclaradas . Conocidos como los Falsos Dimitris, el primero de ellos lograría arrebatare el trono al hijo de Boris I, Fiodor II(1589-1605), que fue asesinado por los boyardos, la nobleza rusa, en 1605 . Pero también este Dimitri sería asesinado un año más tarde, en 1606,  , sucediéndolo un candidato elegido por los boyardos y que gobernaría con el nombre de Basilio IV(1552-1612), aunque las divisiones internas y la amenaza de las tropas polacas marcaron su breve reinado que terminó en 1610 , siendo detenido por las tropas polacas que habían entrado en Moscú y enviado cautivo a Varsovia donde moriría dos años después. El trono pasa ahora a manos del rey polaco Vladislao IV Vasa(1595-1648), pero su gobierno no es aceptado por la nobleza rusa y dos años después, en 1613 , eligen como zar a Miguel Fiodorovich Romanov (1596-1645), legitimado porque su abuela había sido una de las esposas de Iván IV. Con él se iniciaba el gobierno de la nueva dinastía Romanov. A la muerte de Miguel I Romanov en 1645 le sucede su joven hijo Alejo I Romanov (1629-1676), bajo cuyo gobierno vimos que además de extenderse los dominios de Rusia hasta la costa del Pacífico  después de ocupar toda Siberia, también se aprobaba un nuevo código legal , el Sobornoye Ulozheniye, que convertía a los campesinos en siervos sin ninguna esperanza de poder cambiar su situación ya que su pertenencia a esta clase era hereditaria e inmutable 

En lo que se refiere a su vida privada ya conocimos que estuvo casado en dos ocasiones, la primera con María Ilichnina Miloslavskaya, con la que tendría trece hijos , entre ellos cinco varones de los que sólo dos llegarían a la edad adulta, Fiodor Alexeievich, nacido en 1661 e Ivan Alexeievich, nacido en 1666,. María fallecía en 1669 y dos años después Alejo se casaba de nuevo con la hija de un boyardo tártaro, Natalya Kirilovna Narishkina(1651-1694) con la que tendría otros tres hijos, dos niñas, Natalia Alexeyevna (1673-1713) y Feodora Alexeyevna (1674-1677) y el 9 de junio de 1672 al único hijo varón que tendría el zar con su segunda esposa, Pedro Alexeievich, al que , como os contaba en la primera parte, el zar no trataba con demasiado cariño  al igual que hacían sus hermanastros, que odiaban a la segunda esposa del zar y por extensión también a los hijos nacidos de este matrimonio. Cuando el pequeño Pedro Alexeievich tenía cuatro años su padre, el zar Alejo I, fallece el 29 de enero de 1676. A su muerte quedan tres hijos varones con vida,  Fiodor e Iván , nacidos de su primer matrimonio, y Pedro de su segundo matrimonio. El trono le corresponde al mayor de los tres, Fiodor, que tiene quince años de edad cuando es coronado el 18 de junio de 1676. Estaba dotado de una gran inteligencia y había sido preparado para gobernar por el monje y escritor Simeón Pólotski(1629-1680), considerado el padre del teatro ruso y que daría al joven zar una sólida formación intelectual que incluía el conocimiento del polaco y del latín. Sin embargo, Fiodor tenía en su contra  una enfermedad que le había causado la parálisis de la mitad del cuerpo y también le desfiguró su rostro. Sin embargo, ello no le impidió gobernar con energía y casarse en 1680 con Agafia Semionovna (1663-1681), procedente de una familia de boyardos pero con una sólida formación , pues hablaba francés, polaco y latín y tenía un espíritu reformista, pues apoyaba el cambio de costumbres en Rusia, entre ellas la de sustituir las tradicionales vestimentas de la nobleza por otras de corte más moderno y occidental y también  el corte de las luengas barbas que lucían los rusos , que ya veremos más tarde la razón de que fuera tan importante y generara tantas resistencias su eliminación entre la nobleza rusa. 


Fiodor III, el mayor de los hijos que quedaban vivos a la muerte de su padre Alejo I. Murió demasiado pronto para saber  hasta donde habría llegado con sus reformas pero introdujo una de gran relevancia como fue la supresión del Méstnichestvo., nombre que se daba  a un privilegio concedido a los boyardos. Consistía en que por sus orígenes y antigüedad de la familia a la que perteneciera el boyardo tenía preferencia para ocupar cualquier cargo de relevancia al servicio del zar aunque no estuviera cualificado para él lo que significaba que personas que si estuvieran preparadas y cualificadas para ese puesto pero no pudieran alegar pertenecer a una familia antigua y respetada no tendrían ninguna esperanza de acceder a esos puestos . Si era grave que en la administración muchos puestos estuvieran ocupados por boyardos de muy noble cuna pero completamente ineptos, aún lo era más cuando se trataba de generales que dirigían el ejército sin tener aptitudes para ello. Fiodor III abolió este privilegio en 1682, el mismo año de su muerte después de seis años de gobierno  y sin dejar descendencia  (Imagen procedente de  http://es.wikipedia.org/)

Mujer de gran belleza y de buen carácter según los testimonios de la época, su matrimonio fue muy breve porque fallecía el 14 de julio de 1681 apenas tres días después de dar a luz al primer hijo del matrimonio, IIlya Fiodorovich, que también moriría unos días después que su madre, el 21 de julio. Fiodor III  tenía que casarse de nuevo para tener un heredero, y la elegida es María Matveyevna Apraksina (1667-1716), pero apenas tres meses después de su boda, Fiodor III, probablemente como consecuencia de las secuelas de la enfermedad que había dejado paralizado su cuerpo, fallece el 7 de mayo de 1682. ¿Quién es el siguiente en la lista de herederos? El otro hijo superviviente del primer matrimonio de Alejo I, Iván Alexeievich al que le corresponde ser coronado como el nuevo zar Iván V(1666-1696). sin embargo las cosas no son tan sencillas , porque Iván no está preparado para afrontar esa responsabilidad ya que arrastra discapacidades tanto físicas como mentales.Sólo queda otra posibilidad, la del pequeño Pedro Alexeievich de sólo diez años de edad. Se produce un enfrentamiento entre la familia de Iván V y la que respalda las aspiraciones de Pedro, ya que los dos hermanos son demasiado jóvenes para luchar entre sí. La hermana mayor de Iván V, la ambiciosa Sofía Alexeyevna(1657-1704), iba a tratar de impedir por todos los medios que  la madre de Pedro se convirtiera en la regente. Induce a los guardias de palacio, los denominados Streltsis, un cuerpo de élite que había sido creado por Iván IV el Terrible , para que detengan a los familiares de Pedro , ocupen el Kremlin y se hagan con el poder. Unos setenta partidarios de Pedro , incluidos miembros de su familia, morirían atravesados por las lanzas de los streltsis, algunos de ellos ante la propia mirada impotente de Pedro.


Fotografía de la Catedral de la Dormición , construida entre 1475 y 1479 durante el gobierno del Gran Príncipe de Moscú Iván III(1440-1505). y construida según los diseños del arquitecto italiano Aristóteles Fioravanti((hacia 1415-1586) . Era el templo más importante de Moscú y en el se celebraban todas las ceremonias solemnes. Fue en ella donde Iván IV el Terrible fue coronado como el primer Zar o emperador de Rusia. . En 1682 sería también el escenario de la coronación conjunta de Iván V y Pedro I como zares de Rusia. Siglos más tarde , durante la ocupación de Moscú de las tropas francesas de Napoleón Bonaparte (1769-1821)  fue saqueada y los soldados la emplearon como cuadra (Imagen procedente de http://www.adevaherranz.es )


Terminada la rebelión de los Streltsis , Sofía aprovecha el caos resultante para influir sobre los boyardos que deciden algo insólito en la historia de Rusia, que el trono sea compartido por los dos zares. Iván V es designado como Zar Mayor y Pedro como Zar Menor con el nombre de Pedro I, y ambos estarían bajo la regencia de la triunfante Sofía, que era la auténtica vencedora de esta disputa por el poder. Iván V y Pedro I fueron coronados al mismo tiempo el 25 de julio de 1682 en la catedral de la Dormición .   Sofía sabía que no tendría problemas con su hermano Iván, enfermizo y con la mente de un niño pequeño, pero Pedro y su madre eran una constante amenaza para ella. Escribe la psicóloga  española Alejandra Vallejo Nájera(1958) en su libro "Locos de la historia", que voy a citar con frecuencia a partir de ahora, "La energía de Sofía se centra en enviar a su hermanastro (se refiere a Pedro) y a la madre de éste al más allá.Mientras Pedro esté en pie , los rusos jamás tomarán en serio a Iván" Por supuesto, Sofía tratará de que el poder corresponda exclusivamente a su hermano, no por el amor que sienta hacia él , sino porque el pobre Iván es una marioneta en sus manos y ella es la auténtica zarina de Rusia, mientras que Pedro era un niño sano, fuerte y dotado de una inteligencia que ya comenzaba a brillar. Sí era consciente que en unos años se convertiría en una auténtica amenaza para ella. La madre de Pedro, Natalya, también presiente la amenaza que se cierne sobre ella y su hijo y decide abandonar Moscú y de los muros del Kremlin. Allí Pedro disfruta de la libertad del campo al mismo tiempo que se adiestra en las artes militares por las que sentía una gran afición. Con once años aprende a disparar un cañón y con trece años usa con soltura la pistola el mosquete y la espada , aunque desde el punto de vista intelectual su educación estaba siendo descuidada.


Archivo: Dos tsars.jpg
"Llegada de Iván V y Pedro I a la ceremonia de coronación" obra del pintor ruso Iliá Yefimovich Repin(1844-1930). A partir de aquel momento, 25 de julio de 1682, Rusia estaría gobernada por dos zares, Iván V y Pedro I, uno de dieciséis años y con la mente de un niño de cinco años y Pedro con sólo diez años de edad. La verdadera zarina en la sombra sería la regente Sofia Alexeyevna. Escribe Vallejo Nájera "Ambos príncipes ocupan tronos idénticos y portan corona y cetro gemelos. Si Pedro se enfrenta a su nuevo cargo con interés y ánimo, Iván babea y precisa toda suerte de apoyos. El escenario resulta hilarante y patético al mismo tiempo. Mientras en un trono se sienta un niño que juega a ser zar(Pedro) , en el otro bosteza un adolescente que no se entera de nada (Iván). Mientras tanto, en la retaguardia , vigila Sofía, la hermana mayor,  quién verdaderamente lleva las riendas de Rusia ( (Imagen procedente de  http://es.wikipedia.org/)

Algunos de sus instructores militares procedían de Europa y este fue el primer contacto que Pedro tuvo con Occidente. Ellos le proporcionarán hombres para formar su propio ejército particular, que contaba con al menos seiscientos hombres y con los que ya realizaba maniobras , incluso con fuego real llegando a morir soldados durante el transcurso de las mismas. El propio Pedro, dando las primeras muestras de su fuerte y audaz personalidad , se enrolará en el ejército como tamborilero. Quería adquirir experiencia porque estaba convencido que para ser un buen oficial había que tener antes experiencia militar partiendo desde lo más bajo hacia lo más alto y no como era tradicional en el ejército ruso, donde los generales eran boyardos que ocupaban esa posición por su categoría social y no por sus méritos militares. Mientras Pedro va creciendo, Sofía se las arregla para lograr encontrar una esposa para su hermano Iván, Praskovia Feodorovna Saltykova(1664-1723) . A pesar de la debilidad física de Iván se casarán en 1684 . Escribe Alejandra Vallejo Nájera "Praskvoya no le hace ascos al saco de babas que tiene por marido Hay que reconocerle el mérito de alumbrar a cinco criaturas" En efecto , tendrían cinco hijos, María (1689-1692). Feodosia (1690-1691), Catalina Ivanovna(1691-1733). , Ana Ivanovna(1693-1740) y Praskovya (1694-1731), esta última padeciendo los mismos problemas mentales de su padre. La cuarta de sus hijas, Ana Ivanovna, se convertiría mucho después, en 1730, en zarina de Rusia. Como veis, no tuvieron ningún hijo hasta 1689, cinco años después del matrimonio lo que desesperaba a Sofía, ya que si tuvieran descendencia fortalecería la posición en el trono de Iván. 


Retrato de Ivan V  que no refleja sus dolencias físicas ni su incapacidad mental para gobernar "Iván , ajeno a los tejemanejes de su hermana mayor (Sofía) - escribe Vallejo Nájera - aparece en público como un inepto que se tumba en almohadones  durante todo el dia y que no logra caminar más que con la ayuda de varias personas" Pedro tendría un gran cariño a su hermano y le mantuvo junto a él en el trono hasta la muerte de Iván en 1696 (Imagen procedente de http://es.wikipedia.org/)

Volviendo a las palabras de Vallejo Nájera "Para quitárselo de encima, Sofía le suministrará venenos a Pedro, y aunque no logrará matarlo, consigue sin embargo que caiga enfermo sistemáticamente. Las continuas amenazas emocionales quebrantarán sus descomunales condiciones , haciéndole presa de cansancio, úlceras, problemas de riñón y fiebres persistentes" Lo cierto es que esta es la imagen tradicional que ha dado la historia de Sofía, pero no hay pruebas de que en efecto tratara de envenenar a Pedro ni que ese veneno fuera la causa de los problemas de salud que años más tarde sufriría el zar.  No me inclino por ninguna de las versiones, ya que no tengo los conocimiento para pronunciarme sobre ello aunque es extraño que si realmente hubiera querido asesinarle no lo lograse y , sin embargo, tanto Pedro como su madre no sufrieron ningún daño en esos años, pero lo que si es cierto es que a medida que pasaban los años y Pedro crecía se convirtió en una auténtica obsesión para Sofía. Al margen de su obsesión por Iván , Sofía tomará algunas decisiones positivas durante sus años de regencia, entre las que destacaba la abolición de la de la condena a ser enterradas vivas a las mujeres que fueran acusadas de cometer un delito y también suavizó las penas que sufrían los siervos. En el plano internacional firmó en 1686 el Tratado de la Paz Eterna con Polonia con la que Rusia se unía a una alianza formada por Polonia, el Sacro Imperio, y Venecia contra el Imperio Otomano y cerraba los conflictos con Polonia. Tres años más tarde, todavía bajo la regencia de Sofía en 1689, se firma el Tratado de Nérchinsk con China. Este era el primer tratado que China firmaba con una potencia europea y delimitaba las fronteras entre el Imperio Ruso y China , que habían tenido conflictos fronterizos en las décadas anteriores. 


Mapa con las diferentes etapas en el crecimiento del Imperio Ruso. En amarillo tenéis el territorio de Rusia a la muerte de Iván IV el Terrible en 1584, el primer gobernante ruso que llevó el título de zar. En verde los territorios ocupados desde entonces y hasta la época en que  Pedro I sube al trono, destacando el inmenso territorio de Siberia. Lo importante en este mapa es que os fijéis que a pesar de los vastos territorios que dominaba Rusia, no disponía de salida al mar ni en el Mar Báltico , ocupado y controlado por Suecia, ni en el Mar Negro, cuyas costas eran dominio del Kanato  Tártaro de Crimea  y por el Imperio Otomano. En el norte, podéis ver la ciudad de Archangel , que se convertiría en la primera base naval de Pedro  pero con el problema de que debido a su latitud muy próxima al Círculo Polar Ártico, sus aguas permanecían heladas seis meses al año, por lo que no era el puerto ideal. Pedro buscaría expandirse hacia el Báltico y el Mar Negro para dar a Rusia otras salidas por mar y romper el aislamiento en el  que se encontraba este inmenso país (Imagen procedente de http://www.geocurrents.info)


En este año de 1689 Pedro tiene ya diecisiete años y Sofía teme que en cualquier momento acuda a Moscú a reclamar el trono y organice una rebelión contra ella. Sofía decide actuar igual que en la anterior ocasión, es decir, llamando a los Streltsis,  la guardia de palacio , para que capturen a Pedro y ella sea nombrada zarina. Pero muchos oficiales ya conocían y apreciaban al joven Pedro, que en aquel momento se hallaba en el Monasterio de la Trinidad y San Sergio situado al nordeste de Moscú. Pedro no estaba conspirando contra Sofía, pero el paso dado por esta para ocupar el poder se volvería ahora contra ella. Los Streltsis la dan la espalda e incluso también lo hace su propio hermano, Iván V, que en sus escasos momentos de lucidez debió ser consciente de que su hermana lo utilizaba como una marioneta para sus propios fines. Miembros del ejército acudieron al monasterio donde se hallaba Pedro para advertirle de las maniobras de Sofía  y cuando más tarde llegaron hasta allí mensajeros enviados por Sofía para instar a Pedro a que acudiera al Kremlin , este se negó. Sofía se queda sin aliados y  finalmente se ve obligada a abandonar la regencia, reconociendo los derechos a gobernar de Pedro . Él sentía simpatía y cariño por su hermano Iván V, así que seguirá compartiendo el trono con él mientras viva, pero Sofía correría peor suerte y fue recluida de por vida en el Monaterio de Novodevichi en Moscú, de donde no volvería a salir hasta su muerte. Pedro ya ocupa el trono y ese mismo año contrae matrimonio con Eudoxia Feodorovna Lopujiná (1669-1731), un matrimonio arreglado por su madre y que ni hizo feliz al joven zar.  Eudoxia era partidaria de los Viejos Creyentes, a los que conocimos ayer, aquel grupo de la Iglesia Ortodoxa que era reacio a cualquier cambio que fuera en contra de las tradiciones y eso no podía ser más opuesto al espíritu innovador de Pedro que anhelaba convertir a Rusia en un país moderno.


Archivo: Lopuhina Evdokia.jpg
Retrato de la primera esposa de Pedro I, Eudoxia Feodorovna Lopujiná, madre de su primogénito y heredro Alexis Petrovich Romanov. Eudoxia era una mujer conservadora y perteneciente al grupo de los Viejos Creyentes, los más conservadores de la Iglesia Ortodoxa que rechazaban cualquier cambio porque lo consideraban contrario a su fe. Pedro era muy creyente pero rechazaba esta forma de ver la religión que impedía el progreso de la nación y la mantenía en una perenne Edad Media. Eudoxia educará a su hijo en los principios de los Viejos Creyentes lo que años después será motivo de enfrentamiento entre el padre y el hijo y provocará una tragedia que marca los últimos años de su gobierno. Pedro , que no amaba a Eudoxia, no tardará en tener una amante, la hija de un comerciante holandés de vino, que será su amante durante trece años (Imagen procedente de    Imagen procedente de http://es.wikipedia.org

A pesar de que no era un matrimonio feliz, el 28 de febrero de 1690  Eudoxia daba al zar su primer hijo, Alexis Petrovich Romanov(1690-1718). En apenas un año Pedro había logrado sentarse en el trono, había contraído matrimonio y ya tenía un heredero. Sin embargo, aún era su madre Nastasya la que seguirá tomando las decisiones hasta su muerte en 1694. En ese momento, Pedro goza por primera vez de completa independencia en el poder, ya que su compañero en el trono, Iván V, no interviene para nada en las decisiones de gobierno. Pero  ¿qué Rusia se encontraba Pedro? Una nación inmensa que sigue detenida en la Edad Media, aislada de los avances que se producen en Europa, dando la espalda a cualquier progreso cultural y científico. Rusia es entonces el país más atrasado de Europa, con  el 95% de la población campesina convertida en esclavos  que viven en condiciones penosas de pobreza y sumidos en la ignorancia y la superstición , vidas sin esperanza de poder cambiar su suerte, mientras que la nobleza , aunque disponía  riqueza también era ignorante. Apenas había casas construidas en piedra, incluso en las ciudades  las casas se construyen de madera y las calles y  carreteras eran de tierra convirtiéndose en lugares intransitables por la lluvia y la nieve en invierno mientras que en verano levantaban nubes de polvo. La mitad de los niños morían antes de llegar al primer año de vida  y los hombres que lograban superar los cuarenta años de edad podían considerarse muy afortunados. Era una nación que había dado la espalda al mundo, al progreso , a los cambios y vivía encerrada en sí misma. Pedro estaba decidido a ser él quién abriera las puertas y las ventanas de la casa Rusia para que entraran en ella los aires renovadores de Occidente, pero aún no sabía como hacerlo.


Archivo: Nemetskaya.jpg
"El cuartel alemán" del pintor ruso Alexander Benois (1870-1960). Desde su adolescencia a Pedro I le gustaba cabalgar hasta  este barrio fascinado por las historias que le contaban los comerciantes sobre los progresos que se veían en Europa (Imagen procedente de http://es.wikipedia.org

Sólo hay un lugar donde Pedro puede encontrar respuestas y maravillarse por lo que están consiguiendo otras naciones europeas, el barrio de extranjeros de Moscú, llamado el Cuartel Alemán., un barrio que se había originado a mediados del siglo XVI habitado por comerciantes de diferentes puntos de Europa aunque los rusos les daban a todos el nombre de alemanes. Había sido destruido durante el corto reinado del primer Falso Dimitri entre 1605 y 1606, pero después fue reconstruido con edificios en piedra y ladrillo, altos, luminosos y con los últimos avances en diseño y tecnología . No había nada igual  en la capital rusa . Allí se instalaron  las primeras fábricas de seda de Moscú y en 1701 se abriría la primera farmacia de la ciudad. Desde su primera juventud a Pedro le gustaba cabalgar hasta allí y hablar con los extranjeros que residían en el Cuartel Alemán y sería allí donde en 1691 el joven  zar  se enamoró de la hija de un mercader holandés de vino, Johan Mons. Se llamaba Anna Mons(1672-1714) e iba a convertirse en la amante de Pedro durante los siguientes trece años. También en el Cuartel Alemán conocería Pedro instrumentos como el sextante , imprescindible para la navegación y escuchó historias sobre la navegación y las grandes flotas armadas y comerciales de otras potencias europeas que alimentaban su imaginación. Ningún zar había tenido una flota , ni ningún ejército ruso había librado una batalla en el mar, pero Pedro estaba convencido que si Rusia quería abrirse al mundo y ser una verdadera potencia  tendría que disponer de una flota. Para 1693 había construido cinco naves en un lago próximo a Moscú  , construcción e la que él mismo había participado bajo la supervisión de los constructores europeos, y emprendió un viaje hasta el puerto de Arcángel, una ciudad situada al norte de Rusia, a orillas del Mar Blanco, y que era la única salida de Rusia al mar. En este viaje incluso escoltó a una flota de barcos mercantes ingleses y holandeses hasta el Océano Ártico y se convertía en el primer zar en navegar.


Retrato de Pedro I el Grande. . Su aspecto físico era impresionante. Así lo describe Alejandra Vallejo Nájera "Con más de dos metros de altura (2,03 metros) , tenía una gran fortaleza física , gracias a la cual dobla monedas de plata  con los dedos" Pero  lo más destacado de Pedro son unos tics que le forzaban a hacer gestos involuntarios con los ojos, la boca y la nariz que según Vallejo Nájera serían las secuelas de los golpes recibidos por su padre Alejo I y los intentos de asesinato de su hermanastra mayor Sofía que le provocaron una dolencia denominada Síndrome de Tourette "Los golpes que le propina su progenitor -escribe Vallejo Nájera - y los venenos que le suministra su hermanastra Sofía desencadenan en el Zar el síndrome de Tourette, trastorno neurológico que propicia movimientos involuntarios , repetidos y bruscos. El síndrome se le instala a Pedro en el lado izquierdo del cuerpo , con un constante movimiento de brazo y pierna, y también del rostro, que se le agarrota convulsivamente hasta el extremo de limitarle la visión y la correcta pronunciación de las palabras" También sufría de ataques epilépticos sin que hoy se haya podido determinar  si la padecía desde su infancia o si se desarrolló  a raíz de sus abusos con el alcohol (Imagen procedente de   http://vamosaeducarlos.blogspot.com.es)
Pedro sabía que necesitaba otra salda al mar, porque el puerto de Arcángel estaba demasiado al norte y sus aguas permanecían heladas seis meses al año. El problema es que las aguas del Mar Bático estaban controladas por el poderoso ejército sueco y la otra salida natural al Mar Negro era territorio ocupado por los tártaros. Los rusos empleaban la denominación de tártaros  casi para cualquier pueblo que habitara en Siberia o procediera de Mongolia. En este caso se trataba de los Tártaros de Crimea, que habían fundado su estado, el Kanato de Crimea, en 1441 y que periódicamente asolaban las fronteras de Rusia .Pedro quería acabar con estas incursiones y a la vez disponer de una salida al Mar Negro que también era la puerta al Mar Mediterráneo y la Europa meridional. Para ello había un objetivo, la Fortaleza de Azov, a orillas del río Don y la llave que abría la puerta al Mar Negro. La fortaleza estaba en manos turcas y en 1695 Pedro emprendió su primera campaña militar para conquistar la fortaleza. Formó un ejército impresionante de más de ciento cincuenta mil hombres y ciento setenta cañones y rodeó Azov. Durante catorce semanas los cañones rusos bombardearon Azov y el propio zar llegó a cargar él mismo los cañones , pero no consiguió nada. Como no disponía de flota, no pudo aislar a Azov por completo y la fortaleza siguió recibiendo provisiones por mar. Con la llegada del invierno tuvo que retirarse con sus hombres , pero Pedro no era de los hombres que desisten al primer fracaso. Fue consciente de que necesitaba una flota para adueñarse del mar y nada más llegar a Moscú ordenó la construcción de veinticinco  galeones y nada menos que tres mil gabarras de río. El plazo no podía ser más apremiante, cinco meses, y había dos grandes obstáculos, el invierno ruso y la inexistencia de astilleros donde construirlo. Ni uno ni otro detuvieron la voluntad del zar. Los astilleros fueron construidos y después los barcos. 


Aunque este mapa es de mediados del siglo XVII, nos sirve para ver la situación del Kanato de Crimea que impedía a Rusia tener una salida al Mar Negro. Podéis ver como controla la península de Crimea y el Mar de Azov, mientras que el Imperio Otomano dominaba el resto de las orillas del Mar Negro. La fortaleza de Azov se hallaba prácticamente en la desembocadura del río Don en el Mar de Azov y era la clave para lograr asegurar  esa salida al mar que tanto anhelaba el Zar (Imagen procedente de http://es.wikipedia.org

En la primavera de 1696 la nueva flota rusa estaba lista y se dirigió hacia Azov, a la que ahora si pudieron bloquear por mar. Comenzó el bombardeo sistemático de la fortaleza y el 19 de julio de 1696 , después de cuatro meses de asedio, Azov se rendía. Fue la primera gran victoria del zar. Sus hombres desfilaron victorioso por las calles de Moscú . Los moscovitas aplaudían entusiasmados a sus tropas pero no veían al zar ¿donde estaba el gran héroe de la campaña, el zar? No iba en ninguno de los lujosos carruajes de los generales rusos, ni tampoco  montado a caballo al frente de alguna de las columnas de soldados que se extendían varios kilómetros a la entrada de la ciudad. Sólo al final se percataron de un  hombre  de más de dos metros de altura que iba a pie y cerraba la marcha como un soldado más, era el sargento de artilleros Pedro Romanov, el zar Pedro el Grande. Unos meses antes, en febrero de 1696, fallecía su hermanastro Iván V , por lo que el gobierno quedaba oficialmente en las exclusivas manos de Pedro. En Moscú pasa el tiempo en compañía de los comerciantes del Barrio Alemán de la ciudad, de capitanes de barco que fascinaban al zar con sus relatos de aventuras en el extranjero y también con oficiales de su ejército. Ya entonces las juergas en las que se convertían estas reuniones se alargaban hasta el amanecer y Pedro daba muestras de su proverbial gusto por el alcohol del que años después ,daría fe un embajador holandés en la corte del zar en una carta del que extraigo estos fragmentos tomados de la obra "Locos de la historia " de Alejandra Vallejo Nájera. Es junio de 1715 y los embajadores invitados por Pedro son agasajados como es habitual en la casa de recreo del zar "A la hora de la cena-nos cuenta el embajador - estábamos tan a merced del vino . del que su Majestad también bebió más de la cuenta , que apenas podíamos levantarnos del asiento, a pesar de lo cual todavía se nos obligó a vaciar nuevas copas"


File:Sofiarepin.jpg
"La Zarevna Sofía Alekseyevna durante su reclusión en el Monastero de Novodevichi" del pintor ruso Iliá Yefimovich Repin (1844-1930) . Ya vimos como en 1689 el zar Pedro I la confinó en el monasterio de Novodevichi de por vida. Pero en el año 1898 , aprovechando que Pedro se hallaba realizando su viaje por Europa, la guardia de palacio, los Streltsis, trataron de dar un golpe de estado ofreciendo el poder a Sofía. La rebelión fue sofocada  antes de que  regresara Pedro que cuando llegó se encontró con 18.000 hombres en las mazmorras. Inmediatamente ordenó la ejecución de ciento treinta cabecillas, mientras que el resto fue torturado para averiguar todos los entresijos de la conspiración, aunque finalmente no pudo hallar pruebas de la conspiración. Cientos de ellos fueron colgados en los muros del Kremlin, otros morirían despellejados vivos,mutilados o quemados . El propio zar  dio muerte con sus manos a cinco de los conspiradores. Aunque no encontró pruebas contra Sofía sospechaba de ella y ordenó que colgaran a otros doscientos hombres de los muros del Monasterio de Novodevichi donde estaba Sofía, entre ellos tres hombres que se creía que eran amantes de Sofia y que fueron colgados delante de las ventanas donde ella estaba alojada y sus cuerpos permanecieron allí durante todo el invierno. En este cuadro  podéis ver la expresión de terror o casi de locura de Sofía , mientras en la ventana se puede observar la sombra de uno de los cuerpos colgados por orden de Pedro (Imagen procedente de :http://es.wikipedia.org

Completamente borrachos, el embajador nos cuenta como "nos arrastramos a dormir, algunos en el jardín, otros en el bosque y el resto directamente en el suelo".A las cuatro de la tarde el zar despertó a sus resacosos invitados , les ofreció unas hachas y les puso a talar árboles durante tres horas hasta que se les pasó el efecto de la borrachera de la noche anterior. Pero nada más terminar este singular trabajo para hombres tan distinguidos, el zar les invitó de nuevo a cenar "el Zar - nos cuenta de nuevo el atribulado embajador -nos premió con una cena en la que recibimos otra dosis de licor que nos condujo inconscientes a la cama" Pero apenas una hora y media después de acostarse  fueron despertados y "se nos forzó a tomar vino y licor hasta las cuatro de la madrugada. Al día siguiente ninguno de nosotros recordaba cómo se las había arreglado para regresar a su lecho" Pero no terminaba aquí la fiesta del zar, "A las ocho de la mañana se nos despertó de nuevo para desayunar, pero en lugar de café o té, que era lo que esperábamos, nos dieron la bienvenida con enormes tazas de brandy. Tras un paseo de una hora por los bosques, retornamos a la cuarta ceremonia de bebidas durante la comida"  Así se las gastaba el zar con el alcohol y sus fiestas , donde además no faltaban todo tipo de diversiones y entre las más celebradas por el zar estaban la aparición en sus fiestas de enanos, nada le divertía tanto como ver salir a uno de ellos del interior de una tarta . Escribe Alejandra Vallejo Nájera "Se deleita contemplando a enanos y tarados a los que hace vestirse con ropajes en exceso grandes y chillones, a los que obliga a arrastrase sobre cualquier objeto que se deslice, alfombras, trineos o pequeños carruajes , mientras ladran, relinchan , rebuznan , cacarean o ventosean, siento esto último lo que más divierte al Zar".

El zar es también un gran bromista, aunque sus bromas son más bien pesadas "Hace que toquen fuego -escribe Vallejo Nájera- a medianoche , y cuando los ciudadanos atemorizados llegan al presunto lugar del siniestro sólo encuentran a soldados que, alrededor de una hoguera, se doblan de risa y les llaman ¡Inocentes". Si, a Pedro le gustaban las juergas y a sus compañeros de francachela la llamaba la Compañía Alegre. Pedro se ahogaba en Moscú, quería conocer aquellos lugares de los que le hablaban sus amigos europeos y entonces tomó la decisión de hacer algo extraordinario, algo que no había hecho ningún otro zar al no ser en tiempo de guerra, abandonar Rusia y emprender un viaje por toda Europa a la que se dio el nombre de la Gran Embajada. Estaría constituida por tres embajadores acompañado cada uno por doce caballeros además de médicos , sacerdotes, cirujanos, orfebres , intérpretes y hombres que iban como voluntarios sólo para aprender nuestras técnica y oficios. Entre ellos iba un tal Pedro  Mijailov, un nombre bajo el que se escondía la verdadera identidad del zar, uno más de las doscientas cincuenta personas que formaban parte de la embajada . Visitarían Riga, Berlín , Copenhague, Venecia , Londres y , sobre todo, la ciudad que más fascinaba a Pedro , Amsterdam, la capital del imperio comercial naval más poderoso de su tiempo . Aquel viaje estaría lleno de anécdotas , del aprendizaje de nuevos conocimientos y también asombraría a las cortes europeas por su conducta tan diferente a la del resto de monarcas europeos. Pero eso y el resto de su reinado lo conoceremos mañana en la última parte de este relato sobre su vida. 

El Mentidero de Mielost en Facebook :
https://www.facebook.com/ElMentideroDeMielost
Famosos