martes, 12 de noviembre de 2013

GRANDES BATALLAS DE LA HISTORIA: COVADONGA , EL COMIENZO DE LA RECONQUISTA (PRIMERA PARTE)

En los libros de historia que estudiaba en el colegio siempre atraían mi atención unas pocas palabras y números que aparecían escritos en negrita destacando sobre el resto del texto del párrafo. Se referían a nombres de reyes y a fechas de grandes batallas que de alguna forma habían cambiado el curso de la historia. Allí estaba la Batalla de Maratón en la que los griegos derrotaron a los persas en el 490 a.C en el primero de los enfrentamiento que terminaron con la victoria griega en las conocidas como Guerras Médicas. Gracias a esta victoria en Atenas nacería la democracia y surgiría en Macedonia la figura de Alejandro Magno (356 - 323 a.C) que llevaría las fronteras del mundo griego hasta la India. O la Batalla de Zama en el 202 a.C donde las tropas del gran caudillo cartaginés Anibal Barca (248-183 a.C) fueron derrotadas en un enfrentamiento decisivo por las legiones romanas del general romano Escipión el Africano (236-183 a.C), lo que significaría la confirmación de Roma como la principal potencia del Mediterráneo en detrimento de Cartago y el primer paso hacia su conversión en el Imperio que dominaría Europa durante quinientos años y cuya influencia ha llegado hasta nuestros días. O la Batalla de Poitiers en el 732, cuando los hasta entonces imparables ejércitos musulmanes fueron detenidos en Potiers por los francos dirigidos por Carlos Martel (686-741), evitando que los conquistadores musulmanes siguieran extendiéndose por todo el continente. O la Batalla de Waterloo en 1815, donde la victoria de las naciones aliadas contra las tropas francesas de Napoleón Bonaparte (1769-8121) puso punto final a su intento de unir a Europa bajo la bandera francesa . O la Batallad de Kursk en 1943, cuando los soviéticos obtuvieron una crucial victoria sobre las tropas alemanas de Adolf Hitler (1889-1945) en la mayor batalla de tanques de la historia que cambiaría el signo de la guerra. 

Si, aquellas pocas palabras y números subrayados en negrita escondían detrás de ellas momentos estelares de la historia de la humanidad, que modelaron su curso en un sentido o en otro mientras sus protagonistas en muchas ocasiones no eran conscientes del todo de lo que significaba su victoria o derrota y sólo la perspectiva de los años y los siglos nos permite a los espectadores de hoy darnos cuenta de como en un sólo día unos miles de hombres luchan , matan y mueren dando forma con su sangre al mundo actual. Aunque he hablado de algunas de ellas a lo largo de la vida del Mentidero, nunca le dediqué una sección propia y creo que ha llegado el momento de hacerlo, así que de ahora en adelante, de vez en cuando iré trayendo la historia de alguna de esas fechas cruciales en el devenir histórico de la humanidad, porque aunque una batalla en una fecha concreta y en un lugar concreto nos pueda parecer que no tiene relación con lo que ha sucedido en el resto del mundo y mucho menos con nosotros creo que no hay que olvidar el célebre concepto del efecto mariposa utilizado para explicar la teoría del caos y que nos dice que el aleteo de una mariposa en China puede causar un terremoto en Nueva York. Todo está conectado y un pequeño cambio, en este caso el resultado de una batalla, puede transformar todo lo que luego sucederá, evolucionando de una forma imprevisible. ¿Qué habría pasado si los griegos hubieran sido derrotados en Maratón y Persia se hubiera apoderado de todo el mundo griego?¿habría existido la democracia?¿habrían seguido sus conquistas los persas hasta ocupar toda Europa?¿No habría surgido entonces Roma, quedándose reducida a una pequeña ciudad gobernada por un sátrapa persa?¿cómo habría cambio eso nuestro mundo? Por eso creo que las batallas son mucho más que un nombre y una fecha en un libro, son puntos de inflexión en la historia de la humanidad, nuestro particular aleteo de alas de mariposa. Pienso que puede ser interesante conocerlas más de cerca para conocernos a su vez un poco mejor a nosotros mismos., al mundo del que venimos, aunque teniendo siempre en cuenta la advertencia que nos hacía Winston Churchill   "La historia la escriben los vencedores"


Mapa con la extensión del Reino de Tartessos, el primer gran reino del que tenemos constancia histórica en la Península Ibérica  .Entre el mito y la realidad, en las brumas de la historia de la Península, surge el nombre de un reino y de un monarca cuya existencia incluso se ha llegado a confundir con la mítica Atlantida , un reino conocido con el nombre de Tartessos y su legendario monarca Argantonio. Este reino se extendería desde el actual Algarve portugués hasta las provincias andaluzas de Huelva , Cádiz y Sevilla y su nombre provendría del nombre que los fenicios dieron al río Guadalquivir, al que llamaban Tartessos.Pero si hay constancia de un rey histórico del que tenemos noticias a través de los historiadores griegos , Argantonio que además es el último monarca de Tartessos. Según nos cuenta el historiador griego Hérodoto, Argantonio vivió nada menos que 120 años, del 670 al 550 a. C .Durante su reinado, Tartessos conoció su época de mayor auge y riqueza, en gran parte gracias a su alianza con la colonia griega de Asia Menor de FoceaA la muerte de Argantonio  Tartessos entró en una rápida decadencia que la llevó a desaparecer poco después de su fallecimiento, como consecuencia de la batalla de Alalia. En esta batalla , que tuvo lugar hacia 537 a. C una coalición naval entre cartagineses y etruscos se enfrentó a los focenses,aliados de Tartessos, de la colonia de Alalia, en la actual Córcega, disputándose el dominio del Mediterráneo. Aunque los focenses eran inferiores en número a la coalición cartaginesa y etrucas, gracias a su superioridad táctica pudieron derrotarlos pero a un coste muy alto que obligó a los focenses a renunciar a su política expansionista. Esto provocó que Tartessos, que basaba su comercio en las relaciones que mantenía con Focia, quedase aislado y entrase en una fuerte crisis económica y a finales del siglo VI a. C Tartessos desapareció (Imagen procedente de http://elgrancielo.blogspot.com.es)


Y como vivo en España  he querido iniciar esta serie con una batalla que no suele aparecer en esos libros que tratan sobre las cincuenta o las cien batallas más importantes de la historia, pero que para España fue crucial y que de haber tenido un resultado diferente , quién sabe como habría afectado a la historia no sólo de España, sino de Europa y América. Sus protagonistas no lo vivieron así, para ellos, en particular para los musulmanes, no fue más que una escaramuza, y para los cristianos una oportunidad de sobrevivir en un reducido territorio sin muchas posibilidades de prosperar en el futuro. Esa batalla fue librada en 722 y pasaría a los libros de historia como la Batalla de Covadonga, la primera victoria cristiana sobre las tropas musulmanas en la Península Ibérica. Pero para entender su significado tenemos que irnos más atrás. La Península Ibérica que hoy comparten España y Portugal había estado dividida en una miríada de pueblos celtas e íberos que ocupaban ese territorio que los geógrafos griegos denominaban Iberia, y en el sur de Iberia existía un reino próspero y rico llamado Tartessos. Los griegos también la llamaban Ophioússa, o "Tierra de serpientes" por la abundancia de esos ofidios , pero posteriormente la llamaron Iberia porque a sus habitantes les escuchaban pronunciar constantemente la palabra Iber, que podría tener el significado de río.  Pero a finales del siglo VI a. C este reino será conquistado por una potencia emergente en el Mediterráneo, la ciudad de Cartago. Había sido fundada hacia el 814 a.C  por los fenicios, diestros navegantes y comerciantes  que habitaban las costas de las actuales naciones de Líbano e Israel. Aquella nueva colonia fenicia no tardó en iniciar su expansión sometiendo a los pueblos vecinos, y ya en el siglo VI a. C dispone de una poderosa flota  que le permite a controlar gran parte del Mediterráneo Occidental y con la que ocupará el reino de Tartessos en Iberia, quedándose con unas tierras que contenían las mayores y más ricas minas de plata de su tiempo. Ya en el siglo III a. C Cartago trata de ampliar sus posesiones en el Mediterráneo lo que provoca la colisión  con la otra potencia emergente de su tiempo, Roma, estallando un conflicto que se inicia en 264 a.C y no concluye hasta el 146 a.C , cuando Cartago es arrasada por las legiones romanas. 


Parece ser que el territorio ibérico tenía una gran abundancia de conejos, lo que llevó a los fenicios a bautizar a la Península con el nombre de I-shphanim o "tierra de conejos" o , según algunos estudiosos, Hi-shphanim o "Isla de conejos". Sin embargo no todos se hallan de acuerdo con este origen ya que algunas teorías más recientes harían proceder el término de Hispania de la palabra fenicia I-span-ya que significaría"isla o costa de los forjadores de metales", nombre que los fenicios le habrían dado por la intensa actividad minera y metalúrgica de un próspero reino, el reino de Tartessos y su mítico rey Argantonio. En cuanto a los griegos, conocieron en un primer momento a la Península con el  nombre de Ophioússa, que significa "tierra de serpientes" por la abundancia de serpientes que había en su territorio, aunque posteriormente la llamaron Iberia como derivación de la palabra Iber que oían constantemente a sus habitantes, aunque desconocemos su significado real  que podría ser "río". Para terminar con las teorías, numerosas y que no recojo en su totalidad para no fatigaros más con la etimología, hay otra que señala que el término Hispania podría proceder de la palabra Hesperia  que hacía referencia a Hesperos la primera estrella que se veía en el cielo por Occidente y que utilizaban también para referirse a las actuales Italia y España. En la imagen tenéis el mapa  con la distribución aproximada de los pueblos celtas, en verde, e iberos, en naranja, en la Península Ibérica , a las que había que sumar las fundaciones fenicias como Gades (Cádiz), Malaca(Málaga) o Sexi (Almuñecar), las griegas como Emporión o Rodas y las cartaginesas como Ebussus (Ibiza), Cartago Nova (Cartagena) o Akra Leuke (Alicante)  (Imagen procedente de http://cienciassocialesemiliomanzano.blogspot.com.es)


En ese tiempo Iberia se convirtió en uno de los escenarios del conflicto,bautizado por los historiadores como  las Guerras Púnicas, y las tribus íberas y celtas son utilizadas por uno y otro bando como aliados. Roma aprovechó la guerra contra Cartago para asentarse en la Península Ibérica y ya en el año 197 a. C constituye dos provincias en los territorios controlados por sus legiones, la provincia Citerior al norte que tenía su capital en la ciudad de Tarraco, la actual Tarragona , y la Ulterior al sur cuya capital era Karduba, una fundación cartaginesa que hoy conocemos con el nombre de Córdoba.Pero la ocupación de Iberia, a la que los romanos llamarían Hispania , una palabra que , sin embargo, es de origen fenicio y que podría tener el significado de "Tierra de Conejos"  o "Tierra de abundantes conejos" que es lo que significa el término fenicio i-spn-ya, aunque los historiadores siguen debatiendo sobre el origen etimológico de Hispania que podría tener otros significados y orígenes, aunque la más aceptada es la hipótesis fenicia. Los fenicios ya habían llegado a la Península hacia el 1100 a.C y a ellos se debe la fundación de una de las ciudades más antiguas de Europa, Gadir, la actual Cádiz. El nombre lo adoptaron los cartagineses y luego los romanos. Pero la conquista de la Península Ibérica  no sería una empresa sencilla para Roma y se prolongaría durante casi doscientos años , un tiempo en el que ahora no me puedo detener y que trataré en otro artículo, hasta que durante el gobierno del primer emperador de Roma, Octavio Augusto (63 a.C-14.d.C) quedan sofocados los últimos focos de resistencia en el norte de cántabros y astures. Así lo contaba el historiador romano Lucio Aneo Floro, que vivió a caballo entre el siglo I y II d C y es una de las principales fuentes sobre las guerras de Roma contra los últimos focos de resistencia en Hispania , "En el Occidente estaba ya en paz casi toda Hispania excepto la parte de la Citerior , pegada a los riscos del extremo del Pirineo, acariciados por el océano. Aquí se agitaban dos pueblos muy poderosos , los astures y los cántabros , no sometidos al Imperio" El propio Octavio Augusto tuvo que trasladarse a la Península y dirigir en persona la guerra que acabó con la victoria final y definitiva de las legiones.  

REPORTAJE SOBRE LOS CELTAS E IBEROS 

Este es un breve documento de cuatro minutos que explica el origen de los celtas y los iberos en la Península Ibérica para completar lo que os he contado con excesiva brevedad ya que no se trata del objetivo de este relato 




El historiador romano Dion Casio (hacia 155-235) relata como la derrota de los cántabros significo casi su extinción, pues era un pueblo orgulloso y celosos de su libertad que preferían morir antes que ser sometidos, mientras que los astures  finalmente aceptaron la derrota  "De los cántabros no se cogieron muchos prisioneros, pues cuando desesperaron de su libertad no quisieron soportar más la vida, sino que incendiaron antes sus murallas, unos se degollaron, otros quisieron perecer en las mismas llamas, otros ingirieron un veneno de común acuerdo, de modo que la mayor y más belicosa parte de ellos pereció. Los astures, tan pronto como fueron rechazados de un lugar que asediaban , y vencidos después en batalla, no resistieron más y se sometieron en seguida"  Las denominadas Guerras Cántabras se prolongarían entre el 29 y el 19 a.C y después de esta fecha se puede decir que la Península Ibérica quedaba por completo en manos de Roma. Augusto realizada una nueva división administrativa de Hispania que ahora divide en tres provincias, la Hispania Citerior Tarraconensis con capital en Tarraco, la Hispania Ulterior Lusitania,  cuya ciudad principal era Emerita Augusta, la actual Mérida  y la Hispania Ulterior Baética con capital en Korduba, la Córdoba de nuestros días. El proceso de asimilación de la nueva provincia romana de Hispania a la cultura romana sería muy rápida y se convertiría en una de las joyas del Imperio Romano. En ella nacerían tres emperadores romanos Trajano (53-117), Adriano (76-138) y Teodosio I el Grande (347-395), filósofos como Lucio Anneo Séneca (4 a.C -65 d.C) , o el poeta Marco Valerio Marcial (40-104) y suministraría a Roma todo tipo de minerales, sobre todo plata, cobre y hierro y en alimentación sería el principal proveedor de aceite de Roma y también de una salsa de pescado, el garum, cuyo consumo se extendería por todo el Imperio. 


Mapa con la  división administrativa realizada por el emperador Octavio Augusto después de culminar la conquista de la Península Ibérica  con la victoria en las Guerras Cántabras entre el 29 y el 19 a.C . La Tarraconensis con capital en Tarraco (Tarragona), la Baetica con capital en Corduba (Córdoba)y la Lusitania con capital en Emerita Augusta (Mérida) . Durante cuatro siglos Hispania sería una de las provincias más tranquilas , prósperas y romanizadas del Imperio en contraste con los dos siglos de lucha ininterrumpida que  le costó  a Roma su pleno dominio sobre Hispania (Imagen procedente de http://www.cervantesvirtual.com )

Después de la laboriosa conquista que se había prolongado por espacio de dos siglos, Hispania fue una de las más estables y prósperas provincias del Imperio  durante los siguientes siglos, hasta que la división del Imperio en 395 en Imperio Romano de Occidente e Imperio Romano de Oriente debilitó sobre todo al primero . Mientras, al norte de las fronteras del Imperio Romano, en aquellas tierras donde habitaban los pueblos que para los ojos de la civilizada Roma eran bárbaros,  los pueblos germánicos, se estaban produciendo movimientos que tendrían repercusión el destino final del Imperio . Entre esos pueblos germánicos estaban los godos , que en su origen se habrían establecido o bien en Escandinavia, hay historiadores que indican la isla sueca de Gotland como su punto inicial de expansión, o bien en las costas bañadas por el Mar Báltico.  Durante el siglo III comenzaron a desplazarse hacia el sur y en ese movimiento migratorio se fueron dividiendo  en nuevas tribus, los greutungos, que se establecieron en lo que hoy son las llanuras de Ucrania y Bielorrusia, y los tervigios , que se habrían sentado en la zona del bajo Danubio, siempre al otro lado de la frontera del Imperio Romano. Para el siglo IV  los greutungos ya eran conocidos en Roma con el nombre de Ostrogodos, los Godos Orientales, mientras que los tervigios y los pueblos godos a los que se habían unido formando una confederación eran llamados visigodos, , los Godos Occidentales. Los visigodos habían llegado a un acuerdo con Roma para establecerse en la Dacia, una provincia romana que abarcaba lo que hoy es Rumanía y Moldavia , y también parte de Serbia, Hungría , Bulgaria y Ucrania. Su número aproximado era de doscientas mil personas . En 332 el emperador Constantino I el Grande (272-337) les concedió el estatus de pueblo federado y aliado para frenar las invasiones de otros pueblos que amenazaban las fronteras imperiales. 


Codex Argenteus, una abertura y la tapa de plata
Fotografía del "Codex Argenteus" ,conservado en la Biblioteca  Carolina Rediviva de la Universidad  de Uppsala en Suecia. Este manuscrito fue realizado en el siglo VI y era a su vez una copia de la Biblia traducida del griego a la lengua gótica (el idioma de los godos) por el obispo arriano Ulfilas, que evangelizó a los visigodos y es el principal documento que tenemos de esta lengua muerta hablada por diferentes pueblos godos y en particular por los visigodos con los que Ulfilas había pasado parte de su infancia como rehén. (http://www.unesco-ci.org)

También es en el siglo IV cuando los visigodos, igual que otros pueblos germánicos, comienzan a ser evangelizados , una misión en la que iba a jugar un papel fundamental un misionero llamado Ulfilas(311- hacia 381). Nacido en Asia Menor, en Capadocia territorio que hoy forma parte de Turquía. Ulfilas, un nombre que significa "cachorro de lobo", había sido tomado como rehén en su infancia junto a su familia por los visigodos, un tiempo en el que pudo aprender su idioma, la lengua gótica que unía a las que ya conocía, el griego y el latín. De regreso al Imperio, Ulfilas se habría convertido al cristianismo en Constantinopla  en su versión arriana . El arrianismo era la doctrina que había defendido el presbítero de Alejandría Arrio(256-336) según la cual Jesucristo era superior al resto de los seres de la creación pero negaba su divinidad, considerándolo también un ser creado por Dios, reduciendo por lo tanto a Jesucristo a la categoría de profeta. Esta doctrina sería combatida por la Iglesia de Roma como una herejía, pero Ulfilas fue elegido por el emperador Constancio II (317-362) como obispo de los pueblos góticos y enviado para su evangelización hacia 341.  Ulfilas permanecerá siete años entre ellos difundiendo la doctrina arriana entre ellos , inventando el alfabeto gótico y traduciendo con él la Biblia a la lengua de los godos. A partir de entonces los visigodos se convertirán al cristianismo en su versión arriana lo que en lugar de unirles más a Roma les separa, ya que en el Imperio la población romana se hace mayoritariamente católica y el arrianismo es considerada una doctrina herética.  Mientras, los hunos, un pueblo nómada de origen mongol , se desplazan desde sus territorios originarios en Asia hacia occidente, penetrando en las estepas rusas y empujando a los pueblos germánicos hacia el Imperio Romano desencadenado una serie de movimientos que acelerarían la caída del Imperio Romano. 


Mapa del Imperio Romano a mediados del siglo IV antes de que empezaran los primeros movimientos de pueblos germánicos hacia el interior del Imperio debido al empuje de los hunos que podemos ver que hacia 350 se hallaba al norte del Mar Negro y luego seguirían avanzando hacia los territorios donde se encontraban los alanos, ostrogodos y visigodos entre otros pueblos que tratarían de buscar refugio dentro del Imperio Romano poniendo en marcha el proceso que causaría la desaparición del Imperio Romano de Occidente mientras que el de Oriente le sobreviviría un milenio como el Imperio Bizantino  (Imagen procedente de https://www.marcialpons.es)

Estos movimientos también afectaron a los visigodos que además se cansaron del humillante trato que les daba Roma, explotados por los funcionarios romanos y desplumados por sus impuestos. Finalmente en 377 se rebelaron y en 378 infligieron una derrota abrumadora a las tropas del emperador de Oriente, Valente I(328-378), en la Batalla de Adrianápolis, donde el ejército romano fue aniquilado y el propio emperador encontró la muerte. En 382 se firmó un nuevo pacto entre Roma y los visigodos, pero los visigodos ya eran conscientes de su fuerza y de que Roma no podía detenerles. En los años siguientes mantuvieron la alianza con Roma , interviniendo en las disputas internas de los romanos por el trono imperial. En 395 el Imperio Romano  se dividía definitivamente tras la muerte del emperador Teodosio I el Grande , que había dividido el Imperio entre sus dos hijos, Honorio (384-423), al que le correspondió el Imperio Romano de Occidente, y Arcadio (370-408), al que le correspondió la otra mitad, el Imperio Romano de Oriente. Ese mismo año de 395 los visigodos tenían un nuevo rey , Alarico I (hacia 372-410) y posiblemente también en este año nacía el futuro rey de los hunos, Atila (hacia 395-453). Hay que tener en cuenta que en esta época la población del Imperio ronda los sesenta millones de personas y los grupos germanos que comienzan a violar repetidamente las fronteras imperiales no superan los diez millones, pero a pesar de esta diferencia numérica los germanos son más fuertes porque están habituados a luchar , es su forma de vivir, todo lo contrario que la población del Imperio, formada principalmente por campesinos y ciudadanos que nunca han luchado. Alarico intervendrá de nuevo en los asuntos internos del Imperio  y cuando ve que no obtiene recompensa por parte de los romanos , comienza a avanzar hacia Constantinopla hasta que el emperador Arcadio, ,incapaz de defender sus territorios, le cede Grecia . A continuación Alarico pondrá sus ojos en el Imperio de Occidente y sólo el genio militar del general romano de origen vándalo Estilicón (359-408), logra detenerle derrotándole en varias batallas como la de Pollenza en 402 y la de Verona en 404 . Pero Estilicón es ejecutado por orden de Honorio en 408 lo que dejaba a Roma sin defensas.


En este mapa podéis observar la penetración de los diferentes pueblos germánicos en el Imperio Romano y también aparecen señaladas tres de las principales batallas en las que participaron los visigodos. En el territorio del Imperio Romano de Oriente, en verde en el mapa, la Batalla de Adrianapolis en 378, donde los visigodos derrotarían a las legiones romanas del emperador Valente que además encontró la muerte en el combate , y las batallas de Pollenza (404) y Verona(402) , cuando Alarico ya era el rey de los visigodos y donde fue derrotado por el general romano de origen vándalo Estilicón, uno de los últimos grandes generales que todavía luchaban por sostener un edificio que se estaba derrumbando, el Imperio Romano de Occidente. Tras la muerte de Estilicón , ejectuado por orden del emperador Honorio, nada se interponía entre Alarico y Roma. Pero las ambiciones de Alarico iban aún más lejos, pretendía el trono imperial pero la muerte se lo impediría (Imagen procedente de http://siglosehistorias-dos.blogspot.com.es)

Alarico penetra en Italia y comienza a saquear todas las ciudades que encuentra a su paso y finalmente el 24 de agosto de 410 Alarico y sus hombres entraban en Roma, los primeros en hacerlo desde el siglo IV a. C. El rey visigodo tenía la intención de hacerse con el trono imperial   pero cae enfermo y fallece en ese mismo año de 410 . Le sucede al frente de los visigodos por aclamación de sus soldados el cuñado de Alarico, Ataulfo (hacia 372-415), que abandonaría las pretensiones al trono imperial de Alarico  ya que consideraba que su pueblo no estaba preparado  para asumir el gobierno de las instituciones romanas, pero estaba decidido a fundar un reino para los visigodos. Negocia con el emperador Honorio, que había buscado refugio en la ciudad de Rávena, y obtiene de él la promesa de la concesión de tierras para el pueblo visigodo y también de grano para alimentarse. En 412 los visigodos abandonan la península italiana y se dirigen hacia la Galia, donde después de derrotar a un tal Jovino que se había autoproclamado emperador de Occidente, cortándole la cabeza y enviándosela a Honorio como trofeo, ocupa el sur de la Galia y a continuación salva los Pirineos para penetrar en Hispania. En 414 los visigodos conquistan Barcelona , donde Ataulfo decide establecerse. El rey visigodo estaba casado con Gala Placidia (hacia 392-450), hija de Teodosio I el Grande y hermana por lo tanto de los emperadores  Honorio y Arcadio. Alarico I se la había llevado con él después del saqueo de Roma en 410 y a su muerte Ataulfo contrajo matrimonio con Gala Placidia, lo que significaba unir la sangre real romana con la sangre real visigoda. En 414 nacía un hijo de este matrimonio al que pusieron por nombre Teodosio aunque moriría apenas unos meses más tarde. Dem haber sobrevivido  podría haber unido a los dos pueblos, Roma y los visigodos. 


Ataulfo estaba decidido a crear un reino visigodo en la antiguamente próspera Hispania, pero que en aquel momento  se encontraba en un estado penoso, asolada por la peste y la hambruna y ocupada por diferentes pueblos germánicos, los suevos en lo que hoy es Galicia, los vándalos en la Bética y los alanos en la Lusitania. No le daría tiempo a Ataulfo a emprender la conquista de Hispania porque fue asesinado  en su palacio de Barcelona por un sirviente  a las ordenes de otro noble visigodo que pretendía el trono, Sigerico (fecha desconocida-415) que, sin embargo, apenas reinaría siete días, aunque le dio tiempo a ordenar la muerte de los seis hijos de Ataulfo, para que ninguno se convirtiera en una amenaza para él. Pero seguía con vida el hermano de Ataulfo, Walia (fecha desconocida - 418) y sus partidarios dieron muerte a Sigerico a los siete días del asesinato de Ataulfo. El nuevo rey Walia inicia una política de confrontación con Roma al tiempo que se enfrenta a los vándalos y alanos extendiendo gradualmente su dominio a gran parte de Hispania. Sin embargo la falta de grano y el fracaso de una expedición al Norte de África, considerado el granero del Imperio, fuerza a Walia a llegar a un acuerdo con Honorio , al que le devuelve, aunque de forma nominal, la soberanía de Hispania y también a Gala Placidia, estableciéndose una nueva alianza entre Roma y los visigodos que a partir de ahora se encargarán de defender Hispania de los pueblos germanos que la pretenden. Walia  prosigue su acoso contra los vándalos y los alanos y a estos últimos les inflige una derrota tan devastadora que el pueblo alano desaparece de la historia. En 418 Walia firma un nuevo acuerdo con Honorio por el cual obtiene el permiso definitivo para establecerse en la Galia Narbonense, en el sur de la actual Francia y establece su capital en la ciudad de Tolosa, a la que hoy conocemos con el nombre de Toulouse.  


Así quedaba el mapa de Europa después de la desintegración del Imperio Romano de Occidente en 476 cuando es destronado el último emperador romano , Rómulo Augústulo . Los dos reinos más poderosos era el Reino de los Ostrogodos  y el Reino de los Visigodos . Los visigodos establecen la capital de su reino en Tolosa, la actual Toulouse y dominaban la mayor parte de Hispania, excepto el norte y el noroeste ocupado por el Reino de los Suevos, los Cántabros y los vascones que ofrecerían una dura resistencia durante la mayor parte del siglo VI hasta el reinado de Leovigildo entre el 572 y el 586 (Imagen procedente de http://historiaeuropa.wordpress.com)


A lo largo del siglo V los visigodos irán asentándose en sucesivas oleadas migratorias en Hispania , aunque su número siempre fue muy inferior a la de la población hispanorromana. Después de absorber a los alanos y expulsar a los vándalos , sólo se resistieron a los visigodos los suevos. Estos procedían de la llanura de Panonia , en lo que hoy es Hungría, y al igual que otros pueblos germanos tuvieron que abandonarla en el siglo IV empujados por los hunos. Después de una breve estancia en la Galia a comienzos del siglo V , los suevos penetrarían en Hispania y se asentarían en el noroeste de la Península, en el territorio que hoy ocupa Galicia. Allí establecerán su reino que se mantendría independiente hasta su conquista definitiva en 585 por el rey visigodo Leovigildo(fecha desconocida -586). En el año 476 era destronado el último emperador de Occidente, Rómulo Augústulo (hacia 461 - fecha desconocida) y para entonces el reino visigodo ya se encuentra consolidado. Sería apasionante recorrer los reinados de los diferentes reyes visigodos, pero tendré que dejarlo para un artículo monográfico sobre su historia porque excede los límites de este relato, pero si hay que destacar algunos momentos cruciales en los siguientes dos siglo. En el siglo VI ,  Justiniano I el Grande (1482-565)  se convierte en 525 en emperador del Imperio Romano de Oriente, denominado ya Imperio Bizantino y con capital en Constantinopla. Desde allí impulsará una política de conquistas en un intento de recuperar gran parte del antiguo Imperio Romano, que le llevará a la conquista del reino Vándalo que ocupaba el Norte de África y también del Reino Ostrogodo que era el dueño de la península italiana, no tardarían en amenazar al reino visigodo establecido en la antigua Hispania. Mientras, los reyes visigodos se suceden , a menudo de forma sangrienta, y raro es el monarca que muriese en su cama 


Este era el mapa de Hispania en el siglo VI , con el reino Suevo ocupando el noroeste de la península , los bizantinos dominando el sur, cántabros y vascones en el norte  y los visigodos el centro, con su capital en Toletum(Toledo) desde el reinado de Atanagildo entre 554 y 567 . Durante el reinado de Leovigildo el reino suevo sería conquistado y desaparecería de la historia, también derrotaría a cántabros y vascones mientras que los bizantino resistirían todavía hasta la segunda década del siglo VII, cuando por fin el reino quedaría unificado bajo la autoridad de un único rey (Imagen procedente de http://culturas-del-mundo.blogspot.com.es)

El historiador franco Gregorio de Tours (538-594) escribe "Los godos han adoptado la odiosa costumbre de matar con la espada a los reyes que no les satisfacen y hacen rey a cualquiera que les venga en gana". Hay que tener en cuenta que la monarquía entre los visigodos no es hereditaria, sino electiva . El rey es elegido por  los nobles , aunque con el tiempo se amplió éste derecho a todos los godos que no fuesen de origen servil. El monarca disponía de un poder absoluto e iba acompañado siempre por un séquito, los "fidelis regis" , a los que premiaba su fidelidad mediante la entrega de tierras. La fe arriana de la minoría visigoda, que acaparaba los órganos de poder del reino, era un foco continuo de tensión con la población hispanorromana mayoritariamente católica. En el año 552 se produce un levantamiento en el sur del reino  por la población católica contra el rey Agila (fecha desconocida-554), elegido rey en 549 . Parece ser que Agila habría ordenado la profanación del sepulcro de un mártir católico en Córdoba lo que encendió los ánimos de la población que se rebeló dirigidas por un noble llamado Atanagildo (fecha desconocida -564) Se inicia una guerra civil y Atanagildo solicita la ayuda de Bizancio para derrotar a Agila. Como en tantas otras ocasiones a lo largo de la historia, los bizantinos acudirán a la llamada pero para aprovecharse de la debilidad de los visigodos ocupando parte de las antiguas provincias romanas de la Bética y la Cartaginense, en el sur de la Península. De esta forma , a mediados del siglo VI la antigua Hispania se hallaba dividida entre los suevos en el noroeste (lo que hoy es Galicia), los bizantinos al sur y los visigodos ocupando el resto .  En 554 Atanagildo derrota a Agila y se convierte en el nuevo rey de los visigodos y traslada la capital a la ciudad de Toledo, que será la capital del reino visigodo hasta que sea conquistado por los musulmanes excepto durante el breve reinado de Liuva I(fecha desconocida-572) entre 568 y 572 cuando regresa temporalmente a Tolosa 

DOCUMENTAL SOBRE LOS VISIGODOS EN HISPANIA 

Se trata de un breve documental de media hora que hace un rápido recorrido por la cultura visigoda y su evolución en la antigua provincia romana de Hispania 




En 572 Leovigildo , hermano de Liuva I, se convierte en el nuevo rey de los visigodos ,  y emprende nada más llegar al trono una ofensiva contra el norte, venciendo a los indomables cántabros a los que destruye su capital, Amaya, y derrotando a los vascos , uno de los pueblos más antiguos de la península que habían logrado mantenerse al margen de la romanización del resto de Hispania. Funda en su territorio la ciudad de Victoriacum, la actual Vitoria, para reforzar el control visigodo sobre la región.  Leovigildo l también derrotará definitivamente a los suevos en 585 y estos desaparecen de la historia  y a continuación  recuperará de manos bizantinos gran parte de los territorios del sur, incluidas ciudades tan importantes como Córdoba y Medina Sidonia . El reinado de Leovigildo es quizás el más importante de la historia del reino visigodo, porque además de sus conquistas  trata de lograr la unión jurídica  y religiosa. En las leyes promulgó en 573 el Codex Revisus , de aplicación general en todo el reino,  donde sobresalía  la anulación de la prohibición ,hasta entonces vigente, de los matrimonios entre visigodos e hispanorromanos. También buscó el acercamiento hacia la población católica , tratando de hallar un camino de concordia entre arrianos y católicos. Fija la corte definitivamente en Toledo, pues por unos años había sido desplazada de nuevo a Tolosa, y se convirtió en el primer monarca visigodo en acuñar monedas con su efigie grabada en ellas, además de adoptar también por primera vez en la monarquía visigoda los símbolos de la realeza  como la corona, el cetro y el manto real . Leovigildo moría en 586 y le sucede su hijo Recaredo I (fecha desconocida -601) que tres años después convoca el III Concilio de Toledo donde el monarca junto a su esposa y los miembros más importantes de la corte abjuran del arrianismo y se ponen bajo la protección de la Iglesia Católica. Aunque tendría que hacer frente a numerosas rebeliones Recaredo moriría tranquilamente en su cama en 601, después de firmar una paz con los bizantinos que por fin daba la paz al reino visigodo después de medio siglo de continuas guerras civiles, contra los suevos y los bizantinos. 

Años después, en 621, subía al trono Suintila (fecha desconocida --634) , que tuvo que hacer frente a una rebelión de los vascos que fue aplastada por el monarca , obligándoles a abandonar las armas y utilizando a los prisioneros para construir una fortaleza, Olite, en la actual Navarra, que junto a Victoriacum servirá como linea defensiva para controlar previsibles incursiones futuras. Pero su éxito más importante tuvo lugar en 623 cuando logra expulsar de manera definitiva a los bizantinos de la Península Ibérica , por lo que por primera vez un rey visigodo gobierna sobre todo el territorio que constituía la antigua provincia romana de Hispania. Sin embargo, como era preceptivo entre los visigodos, no podía terminar su reinado en paz . Durante sus años de gobierno se había ganado el favor del pueblo gracias a una política dirigida a limitar el poder de la nobleza , a la que confisca numerosas posesiones , y del clero que había acumulado muchos privilegios en los reinados anteriores. Esta política le enfrentó a la Iglesia y a la nobleza y provocó una rebelión dirigida por un noble  llamado Sisenando, gobernador de Septimania, en el sur de Francia. Sisenando y sus seguidores obtienen la victoria y mientras Suintila abandona el trono Sisenando se convierte en 631 el nuevo rey de los visigodos . Bajo su reinado se adoptaran algunas decisiones contra los judíos que se unen a otras que ya se habían ido tomando en reinados anteriores, y que tendrán su continuación en otros reinados posteriores ,todas las cuales contribuirán a crear un descontento entre la población judía que será decisivo en el año 711. Mientras, muy lejos de aquí, mientras Sisenando apenas lleva un año en el trono, en la ciudad de Medina, en Arabia, fallece el fundador de una nueva religión , Mahoma (570-632). Muy pronto , sus seguidores extenderán la fe con el filo de sus espadas por todo Oriente Medio y el Norte de África y en menos de setenta años se hallaran a las puertas de un reino visigodo que, para variar, se hallará enzarzado en sus luchas internas que , finalmente ,provocarán su caída. Pero eso, lo veremos mañana  en la segunda parte de esta historia que nos llevará hasta la protagonista del relato, la batalla de Covadonga.

El Mentidero de Mielost en Facebook :
https://www.facebook.com/ElMentideroDeMielost
Famosos