jueves, 24 de octubre de 2013

LOS ROBINSONES DE TROMELIN :LA HISTORIA DE LOS ESCLAVOS OLVIDADOS Y OTROS ROBINSONES (PRIMERA PARTE)



"Después de consolarme un poco, con lo poco que tenía para consolarme en mi situación, empecé a mirar a mi alrededor para ver en qué clase de sitio me encontraba y qué debía hacer. Muy pronto, la sensación de alivio se desvaneció y comprendí que me había salvado para mi mal, pues estaba empapado y no tenía ropas para cambiarme, no tenía nada que comer o beber para reponerme, ni tenía alternativa que no fuese morir de hambre o devorado por las bestias salvajes. Peor aún, tampoco tenía ningún arma para cazar o matar algún animal para mi sustento, ni para defenderme de cualquier criatura que quisiera matarme para el suyo. En suma, no tenía nada más que un cuchillo, una pipa y un poco de tabaco en una caja. ". Este fragmento pertenece a una novela conocida por todos y de la que un poco más adelante os hablaré, "Robinson Crusoe", una obra que habla sobre la supervivencia contra toda esperanza. Pero ¿Qué entendemos por sobrevivir?El Diccionario de la Lengua Española define sobrevivir en su segunda acepción  como "Vivir con escasos medios o en condiciones adversas", pero la definición no transmite el significado emocional y humano que encierra esta palabra, las historias que se ocultan detrás de su sonido,  relatos de valor , de superación frente a la adversidad, de la capacidad del ser humano de mantener viva la llama de la esperanza cuando nada parece justificar que esa llama siga ardiendo, de creer en lo imposible , de aferrarse a la vida con unas fuerzas que ni siquiera sospechábamos que pudiéramos tener. El escritor alemán Johann Wolfgang Goethe nos describe con estas palabras esa férrea voluntad del hombre de seguir adelante , de luchar sin rendirse "Con todas las fuerzas en contra, perseverar. Jamás doblegarse. Mostrarse fuerte atrae el auxilio de los dioses". Después de todo , como escribe el novelista colombiano Gabriel García Márquez "La vida no es sino continua sucesión de oportunidades para sobrevivir" y a los protagonistas de las historias que vamos a conocer la vida iba a darles muchas oportunidades para probarles en esa lucha por la supervivencia. Este artículo nace de una breve referencia que encontré en la revista española "Geo" a una pequeña isla del Océano Índico de la que que nunca había oído hablar, Tremelin, y a un drama que se vivió en ella ,una historia de esclavitud, traición y supervivencia  que parece sacada de la imaginación de un novelista si no hubiera pruebas de su existencia real.





Robinson Crusoe 1719 1st edition.jpg
Portada de la primera edición del Robinson Crusoe de Daniel Defoe publicado en 1719 . Hoy, Robinson Crusoe es sinónimo de lucha por la supervivencia, de adaptación a un entorno hostil, de la fuerza del instinto de la supervivencia y de la esperanza como motor de la vida del ser humano
  (Imagen procedente de https://es.wikipedia.org)







Pero para adentrarnos en la historia que quiero contaros daremos r antes un pequeño rodeo para conocer a unos precursores de los que he denominado "Robinsones de Tremelin". Y nuestra primera parada es el año 1719 , cuando el escritor inglés Daniel Defoe(hacia 1660-1731) publicaba una obra titulada "Robinson Crusoe"  que hoy es considerada por los críticos literarios como la primera novela en lengua inglesa. En ella Defoe, autor de otra de las grandes novelas inglesas del siglo XVIII , "Moll Flanders", narraba las aventuras de un joven inglés,  Robinson Crusoe, y en el título original de su primera edición se explicaba el argumento principal de su historia "La vida e increíbles aventuras de Robinson Crusoe, de York, marinero, quien vivió veintiocho años completamente solo en una isla deshabitada en las costas de América, cerca de la desembocadura del gran río Orinoco; habiendo sido arrastrado a la orilla tras un naufragio, en el cual todos los hombres murieron menos él. Con una explicación de cómo al final fue insólitamente liberado por piratas. Escrito por él mismo". Esta supuesta autobiografía no era más que un recurso literario de Defoe, ya que la historia nacía de su propia imaginación, pero sí estaba inspirada por las aventuras y desventuras de dos personas de carne y hueso que habían vivido  una experiencia de supervivencia muy cercana a la del propio Robinson Crusoe. Uno de ellos era un capitán español del siglo XVI llamado Pedro Serrano . Su aventura comenzó en 1526 mientras navegaba entre Cartagena de Indias, hoy en Colombia,y la ciudad de La Habana en la isla de Cuba . Una tormenta sorprendió a su nave en plena navegación y naufragó . De toda la tripulación sólo Pedro Serrano sobrevivió gracias a que pudo llegar nadando hasta lo que parecía un pequeño islote. No tardaría en descubrir que aquello no era más que un banco de arena, sin casi vegetación y sin agua dulce. Allí estaba, solo, sin comida, sin agua y lejos de cualquier ruta de navegación, en un tiempo donde todavía eran muy pocos los barcos que surcaban aquellas aguas y el banco de arena donde se encontraba ni siquiera estaba cartografiado 




Mapa del Caribe donde vemos la situación del Banco de Serrana, también llamado Arenal Serrana, formada por un conjunto de arrecifes  que en la actualidad se encuentra bajo soberanía de Colombia y  forma parte del archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina , a 200 kilómetros de las costas de Nicaragua , las más próximas al Arenal Serrana, y a 775 kilómetros de la costa colombiana.  En este lugar alejado de todo permanecería durante ocho años Pedro Serrano y su compañero , cuyo nombre no ha llegado hasta nosotros
 (Imagen procedente de  http://www.vistazo.com )




A partir de ese momento comenzó una lucha por la supervivencia , atrapando como podía aves marinas, pequeños peces y en ocasiones tortugas para alimentarse. En las conchas de moluscos y de las propias tortugas  recogía el agua de la lluvia para beber y en ocasiones no tenía más remedio que beber la sangre de estas últimas cuando no llovía. Pero sin duda , de todos los sufrimientos de Serrano el más duro era la soledad, pero por fortuna para él tres años después de su llegada al banco de arena, otro superviviente de un naufragio diferente llegó allí y a partir de entonces compartirían nada menos que cinco  años más de penalidades, aventuras y esperanzas hasta que en 1534 un galeón que cubría la misma ruta que Serrano había hecho años antes, Cartagena de Indias La Habana, vio las señales de humo que los dos náufragos les hacían quemando los restos de madera que habían ido acumulando procedentes de otros naufragios. Así concluía aquella  aventura que   casi un  siglo después contaría el escritor español Gómez Saénz de Figueroa, mas conocido como el Inca Garcilaso de la Vega (1539-1616) , en su obra "Comentarios Reales de los Incas". En ella narra de esta forma el naufragio y la llegada de Serrano a aquel banco de arena salvador que a partir de entonces llevaría el nombre del capitán español y hoy sigue apareciendo en los mapas como Arenal Serrana "La isla Serrana - escribe el Inca Garcilaso- que está en el viaje de Cartagena a La Habana, se llamó así por un español llamado Pedro Serrano, cuyo navío se perdió cerca de ella, y él solo escapó nadando, que era grandísimo nadador, y llegó a aquella isla, que es despoblada, inhabitable, sin agua ni leña, donde vivió siete años con industria y buena maña  que tuvo para tener leña y agua y sacar fuego, de cuyo nombre llamaron la Serrana a aquella isla y Serranilla a otra que está cerca de ella, por diferenciar la una de la otra"





Fotografía del Banco Serrana, que está compuesto por seis cayos, el North Cay, East Cay, Narrow Cay, Little Cay, South Cay y el mayor de ellos, el Southwest Cay, de 500 metros de ancho y doscientos de largo. El gua es extremadamente cálida, con un temperatura media de 27ºC pero además de arena y unas pocas palmeras en uno de los cayos, poco había que pudiera alentar a Pedro Serrano cuando llegó a nado hasta allí. Así nos cuenta el Inca Garcilaso de la Vega que su primera noche allí la  pasó "llorando su desventura, tan afligido como se puede imaginar que estaría un hombre puesto en tal extremo." pero al día siguiente se rehízo y comenzó a buscar la forma de sobrevivir "Luego que amaneció, volvió a pasear la isla; halló algún marisco que salía de la mar, como son cangrejos, camarones y otras sabandijas, de las cuales cogió las que pudo y se las comió crudas porque no había candela donde asarlas o cocerlas."
 (Imagen procedente de http://www.eltiempo.com ) 




Continúa nuestro cronista relatando el momento en que llega a aquel diminuto y desolado pedazo de tierra en el que iba a desarrollarse su vida durante los siguientes ocho años "Pedro Serrano salió a nado a aquella isla desierta ´que antes de él no tenía nombre, la cual, como él decía, tenía dos leguas en contorno. A Pedro Serrano le cupo en suerte perderse en ellos y llegar nadando a la isla, donde se halló desconsoladísimo , porque no halló en ella agua ni leña ni aun hierba que poder pacer. ni otra cosa alguna con que entretener la vida mientras pasase algún navío que de allí lo sacase"  Más adelante llega el relato del Inca Garcilaso  al momento en que , después de tres años de soledad,  Pedro Serrano tiene un nuevo compañero, un náufrago que alcanza milagrosamente el banco de arena "Al cabo de tres años, una tarde, sin pensarlo, vio Pedro Serrano un hombre en su isla. Cuando se vieron ambos, no se puede certificar cuál quedó más asombrado de cuál. Serrano imaginó que era el demonio que venía en figura de hombre para tentarle en alguna desesperación. El huésped entendió que Serrano era el demonio en su propia figura , según lo vio cubierto de cabellos barbas y pelaje " No olvidemos que llevaba ya tres años alejado del mundo y su aspecto debía de impresionar . La escena que viene a continuación es más propia de una escena cómica que de un relato de supervivencia "Cada uno huyó del otro , y Pedro Serrano fue diciendo "¡Jesús, Jesús, líbrame del demonio!" Aquellas palabras pronunciadas  en castellano llamaron la atención del otro, que se detuvo y se dirigió a Pedro "No huyáis hermano de mí, que soy cristiano como vos". Reconociéndose como compatriotas, nos cuenta el cronista que "Se abrazaron con grandísima ternura y muchas lágrimas y gemidos , viéndose ambos en una misma desventura , sin esperanza de salir de ella"  Y así, repartiéndose el trabajo de pescar y cazar, de recoger lo que el mar trajera hasta las orillas de su banco de arena y turnándose para conservar el fuego encendido todo el día y que no se apagara, pasaron cinco años más. 




Fotografía del satélite del Arenal Serrana  formado por los seis cayos que antes os mencionaba  y con una disposición en forma de triángulo con treinta kilómetros de ancho y treinta y siete kilómetros de largo que fue motivo de disputa entre Estados Unidos y Colombia hasta que finalmente ha quedado bajo soberanía colombiana. El Inca Garcilaso de la Vega nos relata como Pedro Serrano  durante sus primeros días observó la presencia de tortugas y decidió alimentarse de ellas y también como utilizó las conchas para recoger el agua de la lluvia " Vio salir tortugas; - escribe el Inca Garcilaso - viéndolas lejos de la mar, arremetió con una de ellas y la volvió de espaldas; lo mismo hizo de todas las que pudo, que para volverse a enderezar son torpes, y sacando un cuchillo que de ordinario solía traer en la cinta, que fue el medio para escapar de la muerte, degolló y bebió la sangre en lugar de agua; lo mismo hizo de las demás; la carne puso al sol para comerla hecha tasajos y para desembarazar las conchas, para coger agua en ellas de la llovediza, porque toda aquella región, como es notorio, es muy lluviosa.De esta manera se sustentó los primeros días con matar todas lar tortugas que podía, y algunas había tan grandes y mayores que las mayores adargas, y otras como rodelas y como broqueles, de manera que las había de todos tamaños. Con las muy grandes no se podía valer para volverlas de espaldas porque le vencían de fuerzas, y aunque subía sobre ellas para cansarlas y sujetarlas, no le aprovechaba nada, porque con él a cuestas se iban a la mar, de manera que la experiencia le decía a cuáles tortugas había de acometer y a cuáles se había de rendir. En las conchas recogió mucha agua" 
(Imagen procedente de http://commons.wikimedia.org)




Llegaron a tener incluso alguna pelea, pero dándose cuenta que sólo se tenían el uno al otro no tardaron en hacer las paces "La causa de la pendencia - nos cuenta el Inca - fue decir el uno al otro que no cuidaba como convenía de lo que era menester, y este enojo y las palabras que con él se dijeron los descompusieron y apartaron. Más ellos mismos, cayendo en su disparate , se pidieron perdón y se hicieron amigos y volvieron a su compañía, y en ella vivieron otros cuatro años" En ningún momento conoceremos el nombre del compañero de Pedro Serrano, pero si que ambos compartieron momentos de esperanza cuando creían vislumbrar una vela en el horizonte, afanándose en hacer señales de humo, pero una vez tras otra aquellas señales eran ignoradas por los barcos que seguían su rumbo sin advertir la presencia de aquellos dos hombres abandonados a su soledad "En este tiempo - apunta nuestro cronista - vieron pasar algunos navíos y hacían sus ahumadas, más no les aprovechaba, de lo que ellos quedaban tan desconsolados que no les faltaba sino morir". Es difícil llegar a imaginarse lo que podía pasar por la mente de aquellos dos hombres , después de años  aislados en aquel pequeño trozo de tierra, con la única compañía del océano, las aves, las tortugas y los peces , alimentados por una esperanza, la de ser rescatados, en la que apenas podían creer, y, sin embargo, siguieron adelante, luchando por sobrevivir un día más. Pero lo imposible sucedió, lo que parecía que jamás pasaría finalmente ocurrió y regreso a las palabras de nuestro cronista "Al cabo de este largo tiempo, acertó a pasar un navío tan cerca de ellos  que vio la ahumada y les echó el batel para recogerlos. Pedro Serrano y su compañero , que se había puesto de su mismo pelaje, viendo el batel cerca, porque los marineros que iban por ellos no entendiesen que eran demonios y huyesen de ellos - recordad que es lo que les pasó a ellos mismos la primera vez que se vieron el uno al otro- dieron en decir el Credo y llamar al nombre de Nuestro Redentor y valióles el aviso, que de otra manera sin duda huyeran los marineros, porque no tenían figuras de hombres"





Inca Garcilaso de la Vega picture.jpg
Retrato de autor anónimo  del Inca Garcilaso de la Vega, el cronista que recogió el relato de las aventuras de Pedro Serrano en su obra "Comentarios Reales de los Incas" publicado en 1609. En este fragmento nos cuenta como Pedro Serrano utilizó su ingenio para obtener y conservar el fuego que utilizaría sobre todo para hacer señales de humo a los posibles barcos que pudieran pasar cerca de la isla "Viéndose Pedro Serrano con bastante recaudo para comer y beber, le pareció que si pudiese sacar fuego para siquiera asar la comida, y para hacer ahumadas cuando viese pasar algún navío, que no le faltaría nada. Con esta imaginación, como hombre que había andado por la mar, que cierto los tales en cualquier trabajo hacen mucha ventaja a los demás, dio en buscar un par de guijarros que le sirviesen de pedernal, porque del cuchillo pensaba hacer eslabón, para lo cual, no hallándolos en la isla porque toda ella estaba cubierta de arena muerta, entraba en la mar nadando y se zambullía y en el suelo, con gran diligencia, buscaba ya en unas partes, ya en otras lo que pretendía.Y tanto porfió en su trabajo que halló guijarros y sacó los que pudo, y de ellos escogió los mejores, y quebrando los unos con los otros, para que tuviesen esquinas donde dar con el cuchillo, tentó su artificio y, viendo que sacaba fuego, hizo hilas de un pedazo de la camisa, muy desmenuzadas, que parecían algodón carmenado, que le sirvieron de yesca, y, con su industria y buena maña, habiéndolo porfiado muchas veces, sacó fuego."
(Imagen procedente de http://poesiasypoemasvariados.blogspot.com)



Así concluía  una aventura de ocho años, aunque el final no sería el feliz al que nos tienen acostumbrados las historias de Hollywood , porque en el viaje de regreso a Europa el compañero de Pedro Serrano murió víctima de tantas fatigas en aquellos años ,sin llegar a ver de nuevo su hogar. En cuanto a Pedro Serrano si llegó a Europa y habría llegado a ser recibido en audiencia por el emperador Carlos V (1500-1558) que conmovido por su desventura le concedió una considerable renta para que viviera sin ahogos lo que le quedaba de vida, aunque no llegaría a gozar de ellos ya que murió navegando con rumbo a Panamá. Sobre la veracidad de esta historia nos da garantías el propio  Inca Garcilaso de la Vega , un autor de gran prestigio, que fue considerado "el príncipe de los escritores del Nuevo Mundo" y  también como el primer mestizo cultural, porque fue el primero que teniendo una ascendencia a la vez española e indígena supo asumir en su obra la tradición de ambas culturas .El Inca nos cuenta al final de la narración de las aventuras de Pedro Serrano como llegó a conocer su historia "Todo este cuento, como se ha dicho, contaba un caballero que se decía Garci Sánchez de Figueroa ( a quién yo se lo oí) que conoció a Pedro Serrano. Y certificaba que se lo había oído él mismo , y que después de haber visto al Emperador se había quitado el cabello y la barba dejándola poco más corta que hasta la cintura, y para dormir de noche se la entrenzaba, porque no entrenzándola se tendía por toda la cama y  le estorbaba todo el sueño"

En este enlace de Youtube podéis ver un breve vídeo de Cayo Serrana realizado por un turista . Apenas son dos minutos pero nos transmite lo que pudo sentir Pedro Serrano la primera vez que pisó sus playas 

Mapa con la situación del archipiélago de las islas Juan Fernández, situadas a 600 kilómetros de la costa de Chile, bajo cuya soberanía se encuentran. Con una superficie total de casi 100 kilómetros cuadrados , hay tres islas principales y cientos de pequeños islotes. En este mapa podéis ver las dos más grandes, la de Alexander Selkirk, con 49 kilómetros cuadrados de superficie y que también alberga la principal altura del archipiélago , el cerro de los Inocentes de 1650 metros de altura, y la isla de Robinson Crusoe, de 47 kilómetros cuadrados de superficie. Estos no eran sus nombres en el siglo XVIII cuando estuvo Alexander Selkirk, pues entonces la isla de Robinson Crusoe se llamaba de Más a Tierra y la de Alexander Selkirk de Más Afuera , cambiándolas el nombre por los actuales como homenaje al hombre y al personaje literario que las hicieron famosas . Sería en la isla de Más a Tierra (Robinson Crusoe) donde Alexander Selkirk  viviría desde 1704 a 1709 
(Imagen procedente de http://commons.wikimedia.org)


  

Y ahora tenemos que abandonar a Pedro Serrano y su extraordinaria historia, para  conocer al otro protagonista que inspiraría a Daniel Defoe para escribir su Robinson Crusoe. Tenemos que viajar a Escocia, donde en una fecha entre 1673 y 1676 nacía en la localidad de Lower Largo , en el condado de Fife, el séptimo hijo de un zapatero al que bautizaron con el nombre de Alexander Selkirk. Parece que de joven tenía un espíritu rebelde e inquieto , que hizo que fuera llamado al orden en más de una ocasión por la iglesia local. Pero a Alexander le atraía la aventura y la vida en el mar , lo que en 1703 le llevó a enrolarse en la tripulación del corsario ,además de escritor y botánico, William Dampier (1652-1715) que en aquel momento se preparaba para zarpar. Recordemos que los corsarios no eran piratas, ya que navegaban con autorización de un gobierno que les entrega un documento, la patente de corso, que les permitía atacar a los barcos de las naciones enemigas del gobierno que les daba la patente y en aquel momento Inglaterra se hallaba en guerra con Francia y España desde el año 1701 en el marco de la Guerra de Sucesión Española. Tras la muerte sin descendencia del ultimo rey de España de la Casa de Austria, Carlos II el Hechizado (1661-1700), había estallado el conflicto por el trono español entre los partidarios de los dos candidatos, el francés Felipe de Borbón (1683-1746), que finalmente ocuparía el trono con el nombre de Felipe V y al que apoyaban las tropas de Francia y Castilla , y el candidato austríaco, el archiduque Carlos de Austria (1685-1740), que entre otros apoyos contaba con el de Inglaterra. Muchos corsarios ingleses zarparían para atacar a barcos franceses y castellanos, y entre ellos estaban el Saint George , con ciento veinte hombres y gobernado por el propio Dampier  , y el Cinque Ports , que zarparía junto al Saint George con unos sesenta hombres bajo el mando del capitán  Thomas Stradling . Alexander Selkirk formaría parte de la tripulación del Cinque Ports con el que zarpó el 30 de abril de 1703.




Fotografía de la costa de la isla de Más a Tierra, hoy Isla de Robinson Crusoe, donde vivió durante cuatro años nuestro protagonista y principal  inspirador del "Robinson Crusoe" . Está habitada por poco más de seiscientos habitantes y forma parque, junto con el resto del archipiélago de Juan Fernández, del Parque Nacional y también de Reserva de la Biosfera. Un paraíso natural en el que Selkirk supo sobrevivir en soledad , ocultándose en varias ocasiones en las que los españoles desembarcaron en las islas  
(Imagen procedente de http://locuraviajes.com )




Después de algunos combates y capturas de naves enemigas, el Cinque Ports y el Saint George se adentraron en el Océano Pacífico , donde las disputas por el reparto de un botín, separaron al Cinque Ports y el Saint George . El Cinque Ports, donde iba Alexander Selkirk, puso rumbo al archipiélago de Juan Fernández., un conjunto de islas que se encontraban a seiscientos setenta kilómetros de la costa del continente americano. Entre esas islas hay tres de mayor superficie y un conjunto más numeroso de pequeños islotes. Su nombre se lo debían al navegante español Juan Fernández (hacia 1528-1599), que en una fecha indeterminada entre el 1563 y 1574 , la habría descubierto. En la actualidad se hallan bajo la soberanía de Chile. El Cinque Ports fondeó en una de aquellas islas  deshabitadas, la denominada de Mas a Tierra, isla de cuarenta y ocho kilómetros cuadrados de superficie y apenas siete kilómetros de ancho,  donde Strading pretendía aprovisionarse de agua y comida para seguir la expedición, pero el estado de la nave era tan malo que Selkirk afirmó que prefería quedarse allí antes que seguir en un barco que podía naufragar en cualquier momento. Después de disputar con Strading, y aunque Selkirk se arrepintió en el último momento de sus palabras y quiso partir con ellos, fue abandonado en aquella isla deshabitada en septiembre de 1704. Los temores de Selkirk se demostrarían fundados porque poco después el Cinque Ports se hundiría frente a las costas de Colombia , pero eso ya no lo sabía Selkirk que ahora tenía frente a sí el reto de sobrevivir en aquella isla . Durante las primeras semanas permaneció en la playa de la isla con la esperanza de divisar una nave, pero finalmente optó por dirigirse al interior en busca de agua y alimentos y comenzó su verdadera aventura.



   
Alexander Selkirk
Monumento erigido en memoria de Alexander Selkirk en su localidad natal en Lower Largo en Escocia. En la placa se puede leer , con algunos errores "En memoria de Alexander Selkirk, marinero, el verdadero Robinso Crusoe, que vivió en la isla de Juan Fernández (fue en la isla de Más a Tierra o Robinson Crusoe, ya que Juan Fernández es el nombre del archipiélago) en completa soledad durante cuatro años y cuatro meses. Muerto en 1723 (aunque en realidad murió en 1721), teniente del HMS Weymouth,  a los 47 años de edad, Esta estatua es erigida David Gillies, fabricante de redes , en el lugar donde Selkirk nació "
(Imagen procedente de http://www.flickr.com )




Aprovechando restos encontrados en la playa procedentes de otros naufragios y materiales de la isla logró hacerse herramientas que unió al cuchillo y el fusil que había podido desembarcar con él. Se construyó dos cabañas, una como vivienda y otra para guardar alimentos y cocinar,  utilizando la madera de los árboles de pimienta que abundaban en la isla y se alimentaba gracias a la caza de cabras salvajes que habían colonizado la isla después de que fueran dejadas por marineros  que recalaron allí en otras ocasiones, proporcionándole carne y leche, completando su dieta con bayas silvestres, coles y nabos que se encontraban en el interior de la isla.  Además, gracias  a lo que había aprendido junto a su padre, zapatero de profesión como ya hemos visto, pudo remendarse la ropa y hacerse otra nueva con la piel de los animales que cazaba.  Aunque a lo largo de los años siguientes vio varias embarcaciones ninguna se acercó a recogerle y dos que si fondearon en la isla eran de bandera española por lo que prefirió ocultarse, pues temía que de ser descubierto le acusarían de ser un  corsario y podría terminar sus días colgado de una soga. Su estancia no estaría ausente de hechos dramáticos, como una vez en la que persiguiendo un animal se cayó por un precipicio golpeándose con fuerza en la espalda pero por suerte para él cayó sobre el propio animal que quería cazar , deteniendo el golpe que de otra forma habría sido mortal. Por fin, más de cuatro años después de ser abandonado en Más a Tierra, el 2 de febrero de 1709 fondeó en sus aguas el The Duke gobernado por el capitán Woodes Rogers(hacia 1679-1732) Su tripulación estaba enferma de escorbuto y al desembarcar para buscar alimentos y agua fresca en la isla se quedaron asombrados al ver a aquel hombre que salía a recibirles y que, en palabras de Rogers, "tenía aspecto de salvaje" cubierto nada más que por pieles de cabra y que daba saltos de alegría ante su llegada. Cuando les acompañó al interior Rogers vio que Selkirk aún conservaba con él "su ropa y también su ropa de cama, un fusil, balas, tabaco , un cuchillo , un hacha, algo de pólvora, una tetera, una Biblia y libros "


DOCUMENTAL SOBRE LA ISLA DE ROBINSON CRUSOE



No he podido adjuntar el vídeo de este documental de la serie documental de Televisión Española "Otros pueblos" sobre la Isla de Robinson Crusoe donde recorremos la tierra en la que permaneció cuatro años Alexander Selkirk , así que os dejo el enlace para que si queréis podáis verlo 





Gracias a la carne y las verduras que les ofreció Selkirk, los hombres de Rogers, entre los que se encontraba desempeñando funciones de piloto el antiguo capitán de Selkirk, William Dampier, pudieron restablecerse del escorbuto y zarpar de Más a Tierra el 14 de febrero de 1709 con Alexander Selkirk a bordo. Más tarde escribiría Rogers, admirado de la entereza de ánimo del escoces , que "uno puede ver que la soledad y vivir retirado del mundo no es un estado tan insufrible como la mayoría imagina, más aún cuando se es consciente de tratarse de  algo inevitable , como lo era  este hombre " Selkirk les acompañaría en el viaje , tardando todavía dos años más en regresar a Inglaterra, tiempo en el que completó la vuelta al mundo . Cuando su historia fue conocida en Londres se convirtió en una celebridad . Daniel Defoe ,amigo de Woodes Rogers, se interesaría en su historia y se inspiraría en él y en la otra epopeya de Pedro Serrano para escribir su "La vida y las extrañas y sorprendentes aventuras de Robinson Crusoe" en 1719. En cuanto a Selkirk, a pesar de la fama recién adquirida tras su regreso, no tardaría en demostrar que el aislamiento no había domado su espíritu rebelde y pendenciero, y en 1713 tuvo problemas con la justicia después de una pelea. Más tarde se alistaría de nuevo en la Royal Navy y moriría en el mar el 13 de diciembre de 1721 víctima de la fiebre amarilla, cuando se encontraba en una misión frente a las costas de África a bordo del HMS Weymouth, pero su recuerdo quedaría inmortalizado en el nombre de una de las islas del archipiélago de Juan Fernández, la antigua isla de Más a Fuera, que ahora pasaba a llamarse isla de Alexander Selkirk, mientras que la isla de Más a Tierra, donde estuvo viviendo cuatro años, sería bautizada con el nombre de isla de Robinson Crusoe. Las historias casi increíbles de supervivencia de Pedro Serrano y de Alexander Selkirk nos han valido como introducción para otra historia más dramática por las circunstancias que la rodearon, ya que no se trataba de hombres libres, sino de esclavos abandonados a su suerte en una isla diminuta en el Océano índico y cuyo destino no podía ser otro que la muerte. Sucedió cincuenta y dos años después del rescate de Selkirk y su historia sería conocida como la de los esclavos olvidados, que conoceremos mañana en la segunda parte de este relato.




Enlace con la segunda parte de  Los Robinsones de Tromelin: La historia de los esclavos olvidados y otros robinsones
http://chrismielost.blogspot.com.es/2013/10/los-robinsones-de-tromelin-la-historia.html 



El Mentidero de Mielost en Facebook :
https://www.facebook.com/ElMentideroDeMielost
Famosos