jueves, 11 de julio de 2013

UNA ALEGRÍA COMPARTIDA

 
Este no es un artículo al uso del Mentidero, mejor dicho, ni siquiera es un artículo por su brevedad y porque es más un mensaje para todos los que tienen la paciencia y la bondad de leerme. Espero que no se haya notado en el contenido de los artículos del blog, yo me he esforzado todo lo que he podido en que fuera así aunque no se si lo habré logrado, pero desde el pasado mes de enero estuve haciendo un curso que me exigía más horas de estudio de las que pensaba y que me resultó complicado compatibilizar con el Mentidero ya que cada artículo suele llevarme entre siete y ocho horas diarias, casi como si se tratara de un trabajo, además del tiempo necesario para leer los libros, revistas y artículos en los que baso su contenido ya que , por desgracia, yo no atesoro tantos conocimientos y suelo ir aprendiendo a medida que escribo. En estos meses apenas he salido de casa para poder estudiar y escribir al tiempo y la verdad es que no me arrepiento de ello, porque creo que escribir aquí es lo que me anima a afrontar todos los demás retos. Hoy, por fin, he terminado con éxito ese curso que espero que en el futuro me sirva para encontrar un puesto de trabajo que , como sabéis, en España es algo bastante complicado. Es un día alegre y quería compartirlo con todos vosotros porque en cierta forma , incluso aunque no os conozca, os siento al otro lado de la pantalla y es para mi un honor compartir esta maravillosa aventura de la escritura , del conocimiento y también de la tolerancia, el respeto y la búsqueda de la verdad y también de la esperanza en un mundo mejor.
 
La ilusión es la que me ha hecho mantener abierto el Mentidero en estos meses , aunque a veces el cansancio del estudio me hacía pensar que era más razonable abandonarlo, pero creo que ya no sabría pasar mis días sin compartir estas historias con vosotros , porque las aventuras las vivimos juntos, los misterios los investigamos juntos, las exposiciones y las películas de cine nos emocionan al mismo tiempo y la actualidad nos indigna o nos ilusiona al unísono. Ahora que ya he terminado el curso por supuesto seguiré con el Mentidero pero valorándolo aún más que antes, porque cada comentario de los lectores, cada lectura eran y son para mi un aliento de ánimo y también la sensación de que tengo muchos amigos , algunos a los que conozco y otros muchos a los que no conozco pero que de alguna forma se que estáis ahí. El gran novelista ruso Fedor Dostoievski exclamaba "¡Cuán bueno hace al hombre la dicha! Parece que uno quisiera dar su corazón, su alegría. ¡Y la alegría es contagiosa!" Hoy es un día alegre porque he terminado un curso que era importante para mí y es un día alegre porque dispondré de nuevo de más tiempo para el Mentidero y porque espero estar muchos años compartiendo con vosotros alegrías, conocimiento y la aventura maravillosa de la vida. Muchas gracias a todos por estar ahí y espero que Dostoievski tuviera razón y la alegría sea contagiosa. Y mañana, como siempre desde el año 2010, el Mentidero regresará no para hablar de mi, por supuesto, sino para adentrarnos en tantas historias nuevas que descubriremos juntos.

4 comentarios:

Rod Casro dijo...

Felicidades!

christian mielost dijo...

Muchas gracias Rod!!Un abrazo fuerte!!

Anónimo dijo...

Me alegro de que hayas decidido continuar con el blog. Ánimo y suerte con esa búsqueda de curro!

christian mielost dijo...

Muchas gracias de verdad por los animos!!Un abrazo!!

Famosos