martes, 30 de julio de 2013

MUJERES EN LA HISTORIA: ARTEMISIA GENTILESCHI Y EL ARTE DE LA INVISIBILIDAD (PRIMERA PARTE)

La escritora francesa conocida como Madame de Genlis (1746-1830) , una de las pocas mujeres que pudo vivir cumpliendo su vocación literaria y pedagógica, escribió en una ocasión refiriéndose a las dificultades de la mujer para abrirse paso en la sociedad de su tiempo "En cuanto una mujer se aparta del camino normal que ha sido trazado para ella, se convierte en una especie de monstruo". ¿Qué camino era ese que madame de Genlis calificaba de normal? Es sencillo de imaginar, un matrimonio a edad temprana, dar muchos hijos a su marido, consagrarse al cuidado del hogar y tener una vida considerada virtuosa , entendiendo por virtud la sumisión al papel que la sociedad atribuía a la mujer y transmitir esa misma sumisión a sus hijas. La escritora española Ángeles Caso(1959) en su libro "Las olvidadas", en el que voy a basar este relato, recupera estos versos de la escritora y aristócrata británica Margaret Cavendish, duquesa de Newcastle (1623-1673), que describe el ciclo de la vida de la mujer no sólo en los siglos XVII en el que ella vivió,  sino a lo largo de la mayor parte de la historia "Las mujeres viven como murciélagos o lechuzas/ trabajan como bestias/ y mueren como gusanos". Ese era tu destino si eras mujer y tenías la mala fortuna de nacer en una familia de las clases bajas, tener hijos y ver como la mayoría de ellos morían, trabajar hasta el agotamiento cuidando de la familia y colaborando en las tareas del campo y morir en la pobreza después de una vida de penalidades. Por supuesto, no era igual en la aristocracia, con ejemplos como la propia Madame de Genlis o la duquesa de Newcastle, pero sus vidas también estaban sujetas a limitaciones que las impedían desempeñar una profesión, porque eso no era cosa de mujeres. ¿Cuántos talentos se habrán perdido por esta exclusión de la mitad de la humanidad de los estudios, la creación artística, la invención científica?

Autorretrato de la pintora italiana Sofonisba Anguissola realizado en 1556, cuando la pintora tenía 24 años y actualmente conservado en el museo de Lancut en Polonia. Ella fue una de esos escasos ejemplos de mujeres que lograron seguir adelante con su vocación artística . Sofonisba tuvo que superar muchos obstáculos pero su talento fue reconocido y trabajó durante muchos años en la corte más poderosa de su tiempo, la del rey español Felipe II(1527-1598). Por desgracia, su éxito no facilitó el camino a otras artistas como nuestra protagonista de hoy, Artemisia Gentileschi, que tuvo que enfrentarse con los mismos prejuicios con los que habían tenido que luchar las mujeres desde hacía siglos . La poetisa griega Safo de Lesbos habría escrito "Os aseguro que alguien se acordará de nosotras en el futuro" pero sólo de estas pocas personalidades excepcionales llegaría su nombre y su obra hasta nosotros. La mujer tenía que convertirse en una heroína para demostrar su talento y aun así nada la garantizaba que lograra el éxito ni que alguien le pudiera facilitar el camino (Imagen procedente de http://womenshistory.about.com )
 
Sólo unos pocos nombres, como si se trataran de estrellas que destacan en el cielo oscuro de la noche, brillan en medio del silencio al que fueron sometidas las mujeres a lo largo de casi toda la historia de la humanidad. Desde la poetisa griega Safo en el siglo VI a. C , a la científico Hipatia de Alejandría (hacia 355- hacia 415) , la escritora Christine de Pisan (1364-hacia 1430) o la pintora Sofonisba Anguissola (1532-1625) son algunos de los pocos nombres que han llegado hasta nosotros, mujeres que desafiaron los prejuicios sociales y religiosos del tiempo que les tocó vivir para demostrar su talento, siempre luchando contra la incomprensión, el rechazo , la sospecha que la sociedad mostraba hacia aquellas mujeres que desafiaban la tradición, convirtiéndose en los monstruos a los que hacía referencia madame de Genlis. Hoy vamos a conocer a una de esas mujeres, y no a una cualquiera sino la que es considerada por muchos críticos de pintura como una de las grandes artistas del barroco aunque su nombre, como no podía ser de otro modo, había sido olvidado durante varios siglos hasta que en el pasado siglo XX fue de nuevo reivindicado no por tratarse de una mujer, sino por el valor de su creación artística , aunque, añado yo, tiene el valor añadido de haberla realizado teniendo que enfrentarse a obstáculos que un hombre nunca tendría que haber sorteado. Pero subamos a nuestra particular máquina del tiempo y viajemos hasta la última década del siglo XVI, un siglo de apasionada vida artística, que había conocido el final del Renacimiento, el de la resurrección de la armonía de las formas clásicas de las antiguas Grecia y Roma, que había dominado todo el siglo XV y el primer cuarto del siglo XVI.

La "Madonna del largo cuello" del pintor italiano,  Girolamo Francesco Maria Mazzola , más conocido como Parmigianino (1503-1540), llamado así tanto por su lugar de nacimiento, Parma, como por su baja estatura ya que su nombre artístico es un diminutivo en italiano. Fue uno de los principales representantes del estilo manierista que os explico en el párrafo bajo estas líneas, un estilo surgido del Renacimiento y que haría de puente con el Barroco, en el que las formas naturales eran deformadas, exageradas, como en esta pintura donde podéis observar como las figuras de la Virgen y del Niño Jesús están exageradamente alargadas , una de las principales características del manierismo. Parece que Parmigianino empleaba lentes que deformaban lo que el pintor observaba. Un estilo semejante era el que caracterizaba a otro de los grandes pintores del siglo XVI , El Greco (1541-1614) (Imagen procedente de http://lananegra.blogspot.com )
 
Pero como a todo movimiento se le contrapone otro que cuestiona sus valores, hacia 1530 surgió el manierismo , que discutía el ideal de belleza defendido por los artistas renacentistas, basado en el equilibrio de la composición, la armonía de las proporciones, el retrato idealizado de la naturaleza, la aparición de los desnudos y de los temas mitológicos. Los manieristas  abandonan ese naturalismo idealizado de las formas y los colores, retratan a los protagonistas de sus obras en posiciones forzadas, violentas e imposibles, con colores fríos y distintos a los que podemos hallar en la naturaleza , se trata de una pintura más artificial, exagerada y desproporcionada,  que parece huir de la naturaleza y del realismo, obras preciosistas donde lo que importaba era "la maniera", palabra italiana que podría traducirse como al estilo, a la manera de algo, en este caso obras pintadas a la manera de artistas como Miguel Ángel(1475-1564), Rafael Sanzio(1483-1520) o Leonardo da Vinci(1452-1519),  de donde derivó el término manierismo. Pero en el último cuarto del siglo XVI surgiría a su vez otra reacción contra el artificioso estilo manierista de la mano de uno de los grandes artistas de la historia de la pintura, Michelangelo Merisi da Caravaggio (1571-1610), que abandonó el estilo artificial de los manieristas y también la idealización característica del Renacimiento,  para iniciar una nueva etapa de la pintura que buscaba reflejar la realidad, sin embellecerla, sin alegorías, buscando mostrar no sólo el físico, la apariencia real de los retratados, sino también su psicología, resaltada además por el juego de luces y sombras de estos cuadros, donde el color queda subordinado a la luz que ilumina el cuadro desde un único punto luminoso fuera del cuadro, como si se tratara de una claraboya que el espectador no puede ver y que dota a estas obras de un aire de misterio. Sus obras serán fuertemente criticadas en su tiempo porque en ellas faltaba el ideal, la nobleza de espíritu de sus protagonistas, algo que a Caravaggio no le interesa, pues trata de reflejar la realidad, la enfermedad, la suciedad y utiliza para sus obras de santos y vírgenes a personas de la calle, a pobres e incluso a prostitutas, lo que escandaliza a la Iglesia de su tiempo.

"Martirio de San Pedro" de Caravaggio y que todo viajero en Roma puede contemplar en la iglesia de Santa María del Popolo  . Es uno de los mejores ejemplos del tenebrismo , nombre que se da a la fase inicial del estilo barroco que dominaría la pintura, la arquitectura y la escultura  durante el siglo XVII. El tenebrismo se caracteriza sobre todo por el uso de la iluminación, ya que los personajes son iluminados por una única luz, situada en algún lugar por encima de ellos pero también fuera de la visión de espectador . Con la llegada del Barroco se abandona la idealización del Renacimiento y la exageración del Manierismo para reflejar lo que se ve, lo feo y lo bello, lo agradable y lo repugnante, una mirada descarnada sobre la realidad. También se caracteriza por la grandiosidad de sus obras, se pintan  óleos monumentales donde el artista juega con la luz, el color y el movimiento. En lugar de buscar la simetría como en el Renacimiento , se decanta por la asimetría , más cercana al movimiento real de la naturaleza. Este mismo realismo es lo que lleva a tener como uno de los temas preferidos de los artistas barrocos el martirio de los santos, donde tratan de reflejar el dolor del santo, como hace Caravaggio en esta obra. Será Caravaggio  el principal inspirador de la obra de Artemisia Gentileschi (Imagen procedente de http://globedia.com )
 
Con Caravaggio nacía el Barroco, o al menos fue el primer gran representante del  estilo artístico que iba a dominar todo el siglo XVII. Su vida fue tan turbulenta como su pintura, en 1606 había sido acusado de dar muerte en una pelea en Roma a un hombre llamado Ranuccio Tomassoni. Aunque en otras ocasiones sus mecenas habían podido protegerle , la acusación de asesinato era más grave que las frecuentes riñas en las que hasta entonces se había visto envuelto, y tuvo que huir de Roma para buscar refugio en Nápoles desde donde viaja a continuación a Malta gobernada entonces por la Orden de los Caballeros de Malta que incluso le conceden el título de Caballero de la Orden y pintor oficial de la Orden, pero de nuevo volvió a meterse en líos y en una nueva riña hirió de gravedad a un caballero de la Orden lo que provocó su expulsión de la isla. Luego viajaría por Sicilia para regresar por último a Nápoles donde sufriría un intento de asesinato que le desfiguró la cara y que podría haber sido patrocinado por pintores rivales de Caravaggio. En 1610 viajaba de regreso a Roma para obtener el perdón del papa por el homicidio cometido cuatro años antes y aquí el misterio se cierne sobre el destino final de Caravaggio. Para unos Caravaggio fue asesinado durante su estancia en Roma, para otros murió en una pequeña localidad de la Toscana, Porto Ércole, víctima de la malaria. De una u otra forma el primero de los grandes genios del barroco había muerto y su discípulo más aventajado sería un pintor pisano llamado Orazio Gentilleschi (1563-1639), el principal representante de los llamados Caravaggistas.

"San Francisco sostenido por un ángel" , obra realizada durante los primeros años del siglo XVII por Orazio Gentileschi y que hoy se puede contemplar en el Museo del Prado de Madrid . Durante sus primeros años como pintor Gentileschi, el padre de la protagonista de este relato, Artemisia Gentileschi, había comenzado dentro del estilo manierista hasta que viajó a Roma y conoció a Caravaggio con el que además parece que llegó a entablar una cierta amistad. Se convertiría en uno de sus principales seguidores que serían llamados los Caravaggistas . Esta obra pertenece a una de sus épocas de máximo esplendor, la primera década del siglo XVII, cuando también pinto frescos para la cúpula del San Pedro del Vaticano (Imagen procedente de http://www.museodelprado.es )
 
Orazio era a su vez hijo de un orfebre de Florencia llamado Giovanni Battista Lomi, padre de otro pintor de la época, Aurelio Lomi (1556-1622). Aunque Orazio creció rodeado por artistas representantes del manierismo, cuando viajó a Roma y conoció la obra de Caravaggio quedó tan impresionado por ella que no dudó en seguir el estilo del que desde entonces se convertiría en su maestro. En la última década del siglo XVI encontramos a Orazio luchando por hacerse un nombre en Roma, una ciudad que podríamos comparar con la Nueva York de nuestros días por la intensidad de su vida cultural, incluso demasiado intensa como nos lo cuenta Ángeles Caso  que escribe que aquella Roma era "Una ciudad llena de oportunidades , pero en la que la rivalidad, la codicia y hasta el odio entre artistas, intermediarios y patronos acababa a menudo con los huesos de unos y otros en las cárceles, las galeras o las tumbas. Una ciudad llena de poder y de lujo , de miserias éticas, de pícaros y genios y seres extravagantes, capaces de lo que fuera con tal de obtener un contrato para decorar una cúpula o un salón" En este ambiente vital , dinámico pero también  violento y duro nacía en Roma el 8 de julio de 1593 la primera de los cuatro hijos que tendría Orazio y la única que sería niña, a la que puso por nombre Artemisia . Orazio y su esposa tendrían otros seis hijos, todos ellos varones, de los que sólo tres llegarían a la edad adulta. La madre  de Artemisia moriría durante el parto de su séptimo hijo, un destino habitual para las mujeres de su tiempo, cuando la futura pintora sólo tenía doce años de edad, convirtiéndose a partir de aquel momento en la única mujer del hogar de los Gentileschi.

LA PINTURA BARROCA

Para ilustrar mejor el estilo pictórico que iba a dominar durante la época en que vivió Artemisia Gentileschi he incluido este breve documental con algunos de los pintores y las obras más importantes del Barroco

 
 
Aunque ya sabemos que no era considerado apropiado que las mujeres siguieran los pasos artísticos de sus progenitores si era habitual que  las mujeres ayudaran en los talleres de pintura , aunque sólo en labores concretas y sin que se las encargara realizar obras completas, por lo que no podían ser consideradas artistas ni tampoco firmaban ninguna obra. Pero Orazio debió percatarse del talento de su hija mayor y puso mucho empeño en enseñarla, incluso más que a sus propios hijos que jamás lograrían desarrollar el talento de su hermana. Pero como nos cuenta Ángeles Caso, Orazio era consciente de los peligros que una joven tenía que afrontar en la sociedad de la Roma de comienzos del siglo XVII, donde los abusos y las violaciones estaban a la orden del día. La mejor forma de protegerla era manteniéndola recluida en casa , a salvo de la vista de posibles seductores, mientras la enseñaba los secretos de la pintura . Escribe Ángeles Caso " Artemisia llevó una vida de absoluta reclusión. Tan sólo salía para ir a la iglesia , y eso siempre al alba. Durante el día nadie pudo ver nunca a aquella criatura que se desvivía por pintar y, a la vez, tenía que ocuparse mantener el hogar en orden" Casi parece la descripción de la vida de una mujer afgana durante el gobierno talibán pero así estaban las cosas en la Roma del siglo XVII. En 1610, el mismo año de la muerte del maestro de Orazio Gentileschi, Caravaggio,  Artemisia realizaba la primera de sus grandes obras, "Susana y los viejos", influida por el realismo de Caravaggio pero donde ya mostraba su propio punto de vista y su personalidad como artista, una obra cuya madurez incluso hoy sorprende a los críticos por ser impropia de una artista tan joven y que ha llevado a algunos a aventurar que o bien fue realizada en una fecha posterior a la que figura en el cuadro o en ella participó su padre.

"Susana y los viejos"  pintada por Artemisia Gentileschi en 1610 cuando sólo contaba con diecisiete años. Este tema, tomado como tantos otros del Antiguo Testamento, del Libro de Daniel , donde se cuenta la historia de Susana, esposa de un hebreo llamado Joaquín que era muy rico y vivía en Babilonia.   Ella era una mujer de gran belleza y también muy piadosa. Un año fueron elegidos dos ancianos como jueces del pueblo hebreo dos ancianos  que acudían al jardín de la casa de Joaquín y espiaban a Susana. Así lo cuenta el Libro de Daniel "Cuando al mediodía toda la gente se marchaba, Susana solía salir a pasearse por el huerto de su marido. Los dos ancianos la veían todos los días cuando salía a pasear y empezaron a desearla; pervirtieron su mente y desviaron sus ojos, que ya no miraban al cielo ni se acordaban de sus justos juicios"(Daniel 13,7-10). Hasta que un día aprovecharon que Susana se había quedado sola después de despedir a sus doncellas y se disponía a tomar un baño ,momento que recoge el cuadro de Artemisia,  y se apresuraron hacia ella y la dijeron "Mira, las puertas del jardín están cerradas y nadie nos ve. Nosotros te estamos deseando; consiente , pues, en darte a nosotros; si no lo haces , atestiguaremos contra ti de que estaba contigo un joven y que por eso mandaste fuera a las doncellas"(Daniel 13,20-22) Susana se negó a doblegarse a las pretensiones de los dos ancianos que la acusaron de adulterio con un joven tal y como la habían amenazado. Era una historia de fuerte contenido erótico, sin duda inapropiada para la mentalidad de la época como tema de inspiración para una joven artista de diecisiete años,  pero lo que destaca en la obra de Artemisia es un enfoque diferente al que le daban los pintores varones, pues estos mostraban a Susana exhibiendo su cuerpo con completa despreocupación sin saber que estaba siendo espiada,  mientras que Artemisia la presenta en el momento  en que es sorprendida por los dos ancianos y trata de proteger su desnudez ante sus miradas libidinosas mostrando a su vez la vergüenza y el rechazo que le causa esa situación. Como escribe Ángeles Caso , es un ejemplo de empatía femenina (Imagen procedente de http://gigantesquedesaparecen.blogspot.com
 
Sea como fuere, el talento de Artemisia era innegable pero había un problema, las mujeres tenían vedado su ingreso en academias para mejorar su formación y Orazio no podía dedicarla mucho tiempo porque se estaba encargando de la decoración del Palacio Pallavicini-Rospigliosi  en Roma. Precisamente aquí colaboraba con él Agostino Tassi Buonamici(1566-1644), un pintor nacido en la ciudad de Peruggia, en la Umbría, y que durante su carrera artística que le había llevado a trabajar primero en la Toscana y luego en Génova, había destacado como paisajista y , en particular, por la utilización de la técnica del Trampe - d´oeil o Trampantojo, que seguro que si no la habéis visto en un palacio o en un museo la habréis contemplado en los muros de nuestras ciudades, pues consiste en murales donde los elementos arquitectónicos son realizados con una perspectiva que crea en el ojo la ilusión de profundidad, como si no hubiera una pared y pudiéramos seguir caminando hacia el fondo de la composición o bien que sus personajes fueran a salir del cuadro, una especie de cine en tres dimensiones pero sin la necesidad de utilizar gafas especiales para poder contemplarlo. A pesar de su segundo apellido, Buonamici podría traducirse como buen amigo o amistoso, Tassi no era persona muy de fiar pues ya había tenido problemas con la justicia y en más de una ocasión fue encarcelado, un Caravaggio pero sin el talento del gran maestro del barroco. Pero , a pesar de ello, de alguna forma se había ganado la confianza de Orazio Gentileschi que le eligió como preceptor de su hija, para que la ayudara a completar su formación. Resulta difícil entender que Orazio, que siempre había protegido a su hija con tanto celo, permitiera que aquel hombre de dudosa reputación pasara ahora a compartir muchas horas del día con su hija en la soledad de la casa paterna, era casi como meter al zorro en el corral y, como podéis suponer, lo que era de temer que sucedería finalmente sucedió.

"Competición de cucaña en el Capitolio", obra realizada por Agostino Tassi hacia 1630 y actualmente conservada en el Museo Capitolino de Roma, donde se puede apreciar el uso de la perspectiva y del Trampantojo para crear la sensación de profundidad en la obra, una técnica en la que era maestro  Tassi, el hombre que sería elegido por Orazio Gentileschi como preceptor de su hija Artemisia y que marcaría el destino de la joven (Imagen procedente de http://www.epdlp.com ) 
 
 
La atractiva Artemisia ,que en 1611 tenía dieciocho año, aunque he encontrado diferentes fechas para la violación que oscila entre el 1611 y el 1612, era un objetivo demasiado evidente para que dejara escaparlo un hombre maduro como Agostino Tassi, que para entonces contaba cuarenta y siete años y cuya fama le precedía. En aquellas horas que pasaban juntos en soledad en la casa del padre de Artemisia, Tassi primero trató de seducirla pero ante los continuos rechazos de la joven a sus pretensiones no vaciló en hacer uso de la fuerza y satisfacer sus deseos como era práctica habitual en aquel tiempo, violándola. La violación , la pérdida de la virginidad aunque fuera por la fuerza, era una deshonra, pero no tanto para el hombre que la cometía, como para la mujer que quedaba marcada y le era casi imposible encontrar esposo lo que significaba la marginación social. La única alternativa a este amargo destino es que el violador accediese a casarse con su víctima, con lo que la honra quedaba restituida y parece ser que eso es lo que luego le prometió Agostino a Artemisia a cambio de seguir manteniendo relaciones sexuales con él, aunque ,por desgracia, Tassi no tenía intención alguna de cumplir con su palabra. En realidad Tassi ya estaba casado aunque la situación es confusa porque el matrimonio se habría roto años antes e incluso se decía que su mujer habría muerto asesinada, presuntamente por un sicario enviado por el propio Agostino .Fuera esto verdad o no lo cierto es que el padre de Artemisia, Orazio, denunció a Agostino por la violación, pero , sobre todo, por no cumplir su promesa de casarse con su hija aunque el juicio hacia un pobre favor a su propia hija porque hacía publica la violación y lo que eso significaba de deshonra social para Artemisia.
 
Durante el juicio Artemisia relataría como se desarrollaron los hechos de aquel acontecimiento que marcaría su vida y que yo tomo prestado del relato de Ángeles Caso en su obra "Las olvidadas" "Cuando estábamos en la puerta del cuarto -declaraba Artemisia ante el juez - me cogió (se refiere a Tassi) y cerró el cuarto con llave y después de cerrado me tiró encima de la cama empujándome con una mano por el pecho, me puso una rodilla entre los muslos de tal manera que yo no podía cerrarlos, y levantándome las faldas, que tuvo muchas dificultades para alzármelas, me puso una mano con un pañuelo en el cuello y en la boca para que no gritase y habiendo puesto primero las dos rodillas entre mis piernas y apuntándome con el miembro a la naturaleza , empezó a empujar y lo introdujo dentro de mi , que yo sentí que me ardía muchísimo y me hacía mucho daño, pero por el impedimento que tenía en la boca no pude gritar, aunque intenté chillar todo lo que podía llamando a Tutia. Y le arañé la cara y le tiré del pelo y antes de que me introdujera el miembro también se lo agarré tan fuerte que incluso le arranqué un trozo de carne pero a él no le dolía nada de eso y siguió haciendo sus cosas, y estuvo un rato encima de mi con su miembro dentro de mi naturaleza" ¿Cuántas veces, cuantos millones de mujeres a lo largo de la historia han tenido que sufrir esta vejación? Pero cuando Tassi  termina Artemisia no se quedó quieta , ella nos lo cuenta "Al verme libre abrí un cajón de la mesa y cogí un cuchillo y fui hacia Agostino diciendo "Quiero matarte con este cuchillo porque me has deshonrado".Él , abriéndose la camisa , dijo "Aquí estoy" y yo me lancé con el cuchillo, pero se apartó , que si no le habría hecho daño y fácilmente lo habría matado; no obstante le herí un poco en el pecho y le salió sangre, aunque poco, porque apenas le había dado con la punta del cuchillo"
Dibujo de una aplastapulgares, una de las torturas más utilizadas en el siglo XVII y que utilizaron con Artemisia durante el juicio de violación para comprobar si estaba diciendo la verdad. Era la palabra de ella contra la de Tassi y al no haber testigos y no existir en la época otro medio de probar las violaciones , el método empleado era torturar a la acusadora , evitando así las falsas acusaciones. Curiosamente no hay noticias de que Tassi fuera sometido a ninguna tortura para comprobar si las acusaciones que lanzó contra la honestidad de Artemisia tenían alguna veracidad. A pesar del dolor Artemisia no cambió nada de su declaración y por suerte para ella y también para la historia del arte los jueces detuvieron la tortura antes de que sus dedos quedaran inutilizados para la pintura (Imagen procedente de http://blogs.ua.es ) 
 
 
Pero no es fácil matar a una persona, ni siquiera cuando es alguien que te ha hecho tanto daño como Tassi le había infligido a Artemisia , la joven se derrumbó en aquel momento, llorando su desgracia ,momento que aprovechó el artero y mentiroso Tassi para embaucarla "Agostino se abrochó la camisa,  y yo estaba llorando y doliéndome del mal que me había causado y él para tranquilizarme me dijo "Dadme la mano que os prometo casarme con vos en cuanto salga del laberinto en el que estoy. Y con esta buena promesa me tranquilicé y con  esa promesa me indujo a consentir después más veces amorosamente a sus deseos, que esa promesa me la volvió a confirmar más veces" Pero como decía el escritor español del siglo XVII Francisco de Quevedo, "Nadie ofrece tanto como el que no va a cumplir." y Tassi no tenía intención alguna de cumplir su palabra como no tardaría en descubrir Artemisia "Después -sigue relatando Artemisia - tuve noticias de que tenía mujer , me quejé con él de esa traición y él siempre me lo negaba diciéndome que no tenía mujer y siempre me decía que estaba seguro de que ningún otro más que él me había tomado." Pero no penséis que esta declaración de Artemisia era realizada como en la actualidad, con un abogado y respondiendo con tranquilidad a las preguntas. Artemisia tenía que demostrar que lo que decía era cierto y para ello la sometieron a tortura para averiguar si todo lo que había dicho correspondía con la realidad y emplearon con ella una técnica conocida como  empulguera que consistía en ir apretando progresivamente los dedos del torturado con unas cuerdas hasta lograr el aplastamiento de sus falanges. Por fortuna para Artemisia, con ella la tortura no se llevó hasta el final porque sino habría quedado incapacitada para pintar durante el resto de su vida.
 
Además de las torturas Artemisia también tuvo que sufrir las calumnias de Tassi que la acusó de ser una mujer licenciosa, una prostituta que gustaba de acostarse con todo hombre que se la aproximaba.  y como nos cuenta Ángeles Caso, llegó a declarar que el mismo padre de Artemisia había dicho de su hija que "era una puta y no sabía como hacer para remediarlo". Es la estrategia tantas veces utilizada en las agresiones sexuales, culpabilizar a la víctima.  En caso de ser hallado culpable la pena a la que se enfrentaba Tassi era de pasarse un mínimo de cinco años y un máximo de veinte remando en galeras, uno de los castigos tradicionales de la época , pasando a llamarse galeotes, además de tener que pagar a la víctima , en este caso a Artemisia, una dote suficiente para que a pesar de la violación alguien se dignara a casarse con ella. Aunque en aquella época era muy difícil demostrar las violaciones pues todo se basaba en los testimonios de los implicados , en este caso fue decisivo el testimonio de la propia hermana de Tassi que declaró contra él acusándole además de mantener relaciones con la hermana pequeña de la esposa de Tassi, lo que era considerado un incesto. Como veis sólo con esta historia se podría escribir un serial para televisión y es fácil imaginar el dolor que tuvo que causar en la joven Artemisia todo este espectáculo que  se prolongaría durante cinco meses hasta que el juez tomó una decisión y sentenció a Agostino Tassi a elegir entre el destierro definitivo de Roma o cinco años en las galeras. Parece que Tassi contaba con importantes contactos en Roma que lograron suavizar la pena y que lograrían que apenas unos meses más tarde esta condena fuera suspendida y Tassi, que había elegido el destierro , pudo regresar tranquilamente a la ciudad. Tassi aún viviría muchos años, hasta 1644, siempre implicado en asuntos ilegales pero contando con la ayuda permanente de personas poderosas lo que le permitió morir ya anciano, a los 78 años de edad en 1644.

"Judit decapitando a Holofernes". realizado por Artemisia poco después de finalizado el juicio por violación, y que hoy es el cuadro más conocido de la pintora italiana, una obra que era un tema habitual en el Barroco pero en este caso con  un dramatismo y violencia que sólo igualó Caravaggio .  En el Libro de Judit se cuenta la historia  de la resistencia de los hebreos en Betulia al asedio al que estaban siendo sometidos por las tropas de Babilonia dirigidas por el general Holofernes. La situación era desesperada hasta que interviene Judit, que es definida en el Libro de Judit como una mujer viuda "muy bella y de aspecto encantador"(Judit8,7-8) Ella fingió traicionar a su pueblo y entregarse a Holofernes aunque lo que en realidad pretendía era seducirle y darle muerte. Así, después de un banquete en el que Holofernes bebió más de la cuenta ,  Judit aprovechó su oportunidad "Solamente quedó Judit en la tienda con Holofernes quien, bañado en vino, yacía en el lecho. Judit había dicho a su doncella que estuviera fuera del dormitorio"(Judit 13,2-3) y a continuación procede a degollar al general babilonio lo que causaría la retirada de las tropas de Babilonia "Ha llegado el momento de ayudar a tu heredad y de realizar mis proyectos para derrotar a los enemigos que se han levantado contra nosotros." Acercándose luego al lecho , asió la cabeza por los cabellos diciendo "Señor, dios de Israel, dame ahora fuerzas". Por dos veces le dio en e cuello con todas sus fuerzas ,cortándole la cabeza"(Judit 13,5-9). Esta es la escena representada por Artemisia en esta obra llena de dramatismo y violencia, con la sangre de Holofernes salpicando la ropa y los brazos de sus verdugos . Ángeles Caso escribe sobre esta obra "Bajo el hermoso satén anaranjado del traje (Judit es la que se encuentra a la derecha del cuadro), aparecen sus brazos musculosos ,casi masculinos. Ni el más leve matiz de duda en su rostro impasible. Sus ojos no se apartan del movimiento de la cimitarra que degolla al enemigo, sino que mira con determinación y fijeza el profundo tajo del cuello" Ángeles Caso aventura que bien podría tomarse esta obra como una venganza contra el género masculino ya que fue realizada justo después de terminar el juicio , una forma de canalizar el dolor y la rabia que sintió durante aquellos cinco meses que duró la causa,  en el que tuvo que sufrir multiplicada la humillación  de la violación. Pero lo que es indiscutible, al margen de la interpretación que demos al cuadro, es el extraordinario dramatismo de la composición  (Imagen procedente de http://www.emol.com )
 
 
Pero mientras que Tassi se disponía a continuar su vida como si nada hubiera pasado, la reputación de Artemisia estaba hundida. La habían violado, la habían mentido, la habían torturado y difamado y ahora la víctima parecía la culpable de lo que había sucedido, algo de lo que tal vez habría que responsabilizar al padre de Artemisia, Orazio, porque de no hacerse el juicio ella no tendría que haber sufrido aquella humillación pública. Pero Artemisia era una mujer fuerte, que iba a levantarse de aquel golpe y que hablaría con el lenguaje que mejor sabía utilizar, la pintura , y serán mujeres fuertes, guerreras, valientes las protagonistas, aunque no exclusivamente, de sus obras, aunque eso no significa que consideremos a Artemisia una pintora feminista pues es un concepto que entonces ni siquiera existía ni se planteaba en el sentido que le damos hoy, pero si que mostraría a través de sus obras , del realismo , la fuerza y el dramatismo de estas composiciones a mujeres que , de alguna forma, desafiaban un mundo controlado por el hombre y por unas reglas sociales dirigidas a mantener a la mujer en un estado de subordinación permanente al hombre . Justo a la época posterior al juicio corresponde otra de sus grandes obras  "Judit decapitando a Holofernes". Su tema está tomado del Libro de Judit que forma parte a su vez de los textos que conforman el Antiguo Testamento de la Biblia, ambientado en la guerra que mantenía Israel con Babilonia. Su protagonista, Judit, es una bella y cultivada hebrea que para salvar a su pueblo de los ejércitos de Babilonia se hace conducir ante el general Holofernes al que logra seducir , haciéndole creer que ella también está enamorada de él.Logra que éste la invite a su tienda de campaña donde Judit le incita a emborracharlo y aprovecha la ebriedad de Holofernes para degollarlo. Con su muerte el ejército de Babilonia huye e Israel obtiene la victoria. Artemisia supo plasmar el dolor que le había causado aquel juicio, su violador Tassi y su propio padre, en esta obra , canalizando sus sentimientos a través del arte. Artemisia se iba a independizar personal y artísticamente de su padre e iba a convertirse en la pintora más importante del Barroco, pero será mañana cuando la acompañaremos por un camino que, como no podía ser de otra forma, no estaría exenta de obstáculos.
Famosos