lunes, 22 de julio de 2013

LAS BRUJAS DE LA NOCHE Y EL ORIGEN DE LA AVIACIÓN (SEGUNDA PARTE)

En la primera parte de esta historia recorrimos los orígenes de la aviación y a los pioneros que lograron que en apenas una década se pasara de volar apenas unos centenares de metros  a convertir el avión en una nueva arma de guerra aunque fuera contra la voluntad de muchos de aquellos primeros aviadores que habían concebido el avión como un medio para unir y no para destruir. Pero ahora tenemos que conocer a quienes son las auténticas protagonistas de este relato y para ello viajaremos hasta la Rusia que aún estaba gobernada por el zar Nicolás II (1868-1918) cuando en marzo de 1912 nacía en el seno de una familia de clase media una niña a la que sus padres pondrían por nombre Marina Raskova(1912-1943). Amantes de la música, sus padres guían a su hija por el camino de la ópera y durante su infancia y adolescencia estudiará en el Conservatorio de Moscú . En 1917 estalla la Revolución Rusa que causa el derrocamiento del zar y el nacimiento de una nueva nación, la Unión Soviética. Durante el transcurso de la Revolución, víctima de un accidente, fallece el padre de Marina en 1919 mientras Marina prosigue sus estudios de música que más tarde combinará con la química , hasta que se gradúa en 1929 y apenas un año después se casa con un ingeniero y tiene una hija. Todo apuntaba a que la vida de Marina, a pesar de su juventud,  ya estaba configurada, con una familia que cuidar y dedicada al hogar, pero la aviación entró en su vida , primero colaborando como diseñadora para convertirse después en piloto. En el año 1933 o 1934, pues he encontrado las dos fechas, Marina se gradúa en la Escuela de Aviación de Zhukovski ,que llevaba ese nombre en honor  de   Nikolái Yegórovich Zhukovski (1847-1921) considerado el padre de la  aviación rusa, y se convierte en la primera mujer soviética con licencia de piloto.
Marina Raskova , la primera mujer soviética en lograr una licencia de piloto y la creadora de los tres regimientos femeninos de aviación que combatirían durante la Segunda Guerra Mundial no de forma testimonial, sino convertidas en una auténtica fuerza de combate que causó importantes daños a la aviación alemana y muchas de sus integrantes harían méritos para recibir la más alta distinción de la nación, Heroínas de la Unión Soviética. (Imagen procedente de http://o2varvara.wordpress.com )  
En 1935 se divorcia y se dedica plenamente a la aviación. El 28 de octubre de 1937 se unirá a otra de las pioneras de la aviación soviética, Valentina Grizodubova (1909-1993), para realizar juntas el que hasta entonces era el record de distancia en un vuelo sin escalas al recorrer 1445 kilómetros , un record que superaría un año después de nuevo en compañía de Grizodubova y de otra piloto soviética ,Polina Denisovna Osipenko (1907-1939). Las tres mujeres recorrieron entre el 24 y el 25 de septiembre de 1938 más de seis mil kilómetros de distancia atravesando toda la Unión Soviética hasta alcanzar el Pacífico, estableciendo una nueva marca de distancia y convirtiéndolas en heroínas de la Unión Soviética y de un Josef Stalin (1878-1953) que otorgaría a las tres aviadoras con la distinción de Heroínas de la Unión Soviética , la más alta distinción de la Unión Soviética, convirtiéndolas en las primeras mujeres en tener el honor de recibirlas. Pero aires de guerra soplaban en Europa, la agresiva política expansionista de Adolf Hitler(1889-1945) , con las anexiones de Austria y los Sudetes checos, desembocaría en septiembre de 1939 en la invasión de Polonia que a su vez provocó el inicio de la Segunda Guerra Mundial en el que en un principio Alemania y la Unión Soviética entraban de la mano de acuerdo al pacto secreto de no agresión entre ambas potencias firmado por los ministros de asuntos exteriores de Alemania, Joachim von Ribbentrop (1893-1946), y de la Unión Soviética, Viacheslav Mijáilovich Molotov (1890-1986) , conocido como Pacto Ribbentrop-Molotov, firmado el 23 de agosto de 1939, apenas una semana antes del comienzo de la invasión de Polonia y en virtud del cual ambas potencias se comprometían a resolver sus diferencias de forma pacífica .
De izquierda a derecha Polina Osipenko, Valentina Grizodubova y Marina Raskova, las aviadoras que entre el 24 y el 25 de septiembre de 1938 realizaron el vuelo más largo sin escalas  hasta aquel momento protagonizado por mujeres, con casi seis mil quinientos kilómetros desde Moscú hasta la costa del Pacífico . El vuelo se prolongó durante veintiséis horas y tenía como objetivo aterrizar en el aeropuerto de Kommsomolsk, pero las pésimas condiciones climatológicas hicieron que se perdieran y no hallaran el aeropuerto por lo que tuvieron que optar por un aterrizaje forzoso en un bosque . Pilotaba Grizodubova que ordenó a Raskova que saltara antes del aterrizaje mientras Osipenko y la propia Grizodubova permanecían en el avión. Tanto ellas dos como Raskova, a la que encontraron entre los árboles diez días después, lograron sobrevivir y se convirtieron en heroínas nacionales (Imagen procedente de http://what-when-how.com )
El acuerdo conmocionó a Europa porque parecía que no había dos ideologías más contrapuestas que el nazismo alemán y el comunismo soviético, aunque ambas estaban unidas por el afán de control de sus pueblos y los deseos de expansión. Por orden de Stalin los medios de comunicación soviéticos cesaron en sus críticas al fascismo y comenzaron a atacar a las democracias europeas. Cuando Alemania invade Polonia el 1 de septiembre de 1939 la Unión Soviética no solo no interviene sino que dos semanas después también ocupa una parte de Polonia , repartiéndose su territorio entre las dos potencias. Unos meses más tarde, en diciembre de 1939, la Unión Soviética inicia la invasión de Finlandia, que el pequeño país rechazará con heroísmo, y ocupa las Repúblicas Bálticas, Lituania, Letonia y Estonia , también con el silencio aprobatorio de Alemania. Durante el año 1940 las relaciones entre Alemania, que  con la invasión de Francia, controla buena parte de Europa, y la Unión Soviética ,que comienza a sentirse amenazada por el expansionismo militar alemán , se vuelven cada vez más tensas aunque los soviéticos tratan de apaciguar a los alemanes guardando silencio incluso cuando ya en 1941 Alemania invade Yugoslavia y Grecia, no lo conseguirán y en junio de 1941 Hitler ordenaba el inicio de la Operación Barbarroja, la invasión de la Unión Soviética. Para entonces Marina Raskova estaba dentro del ejército con el rango de mayor, rango al que había accedido después de sus hazañas aéreas y de entrevistarse personalmente con el propio Stalin. que también la había concedido un puesto importante dentro del Partido Comunista de la Unión Soviética.


DOCUMENTAL SOBRE LA OPERACIÓN BARBARROJA


Para que podáis situar mejor el episodio histórico en el que se desarrolla el episodio de las aviadoras soviéticas os incluyo este documental de media hora que resume el periodo de tiempo entre la firma del pacto entre la Unión Soviética y Alemania en agosto de 1939 y la ofensiva alemana contra los soviéticos en   junio de 1941 en la conocida como Operación Barbarroja





Como hemos visto, Marina no era una excepción en el mundo de la aviación soviética, había otras muchas mujeres que en aquellos años se habían convertido en aviadoras tanto en la aviación civil como militar y que ahora eran pilotos con experiencia, con capacidad para instruir a otros pilotos y para participar ellas mismas en el conflicto. Para entonces había en la Unión Soviética más de ciento cincuenta escuelas de pilotos y una cuarta parte de ellas eran de mujeres Parece ser que fue la propia Marina Raskova la que convencería a Stalin de que podían ser útiles en el combate y que sería una buena idea crear escuadrones femeninos dentro del ejército soviético. Stalin daría finalmente su aprobación y así nació el Grupo de Vuelo Especial Nº 122 integrado exclusivamente por mujeres y al que no iban a tardar en alistarse mujeres procedentes de toda la Unión Soviética, entre ellas la mujer cuya muerte el pasado 8 de julio de 2013 me permitió conocer la historia de estas valientes heroínas , Nadezhda Popova (1921-2013). La joven Nadezhda, hija de un ferroviario,  había soñado, como otras muchas jóvenes de su edad, con convertirse en actriz , pero con sólo dieciséis años realizó su primer salto en paracaídas y su primer vuelo en solitario y desde entonces descubrió que su verdadera vocación era la aviación. Logró su licencia de piloto venciendo la oposición familiar con sólo dieciocho años , en 1939 , y se convirtió en instructora de vuelo. En cuanto tuvo noticias de la formación de aquel grupo especial de vuelo femenino no vaciló en presentarse voluntaria para formar parte de él.


Nadezhda Popova, en la fotografía de pie mirando a la cámara, junto a otras dos de sus compañeras del 588º Regimiento de Vuelos Nocturnos que sería conocido como las Brujas de la Noche por los alemanes ya que no les permitían descansar con sus incursiones nocturnas , derrochando valor a bordo de sus anticuados bombarderos de madera y tela, escasos de combustible para pesar menos, sin ametralladoras y llenos de bombas . En total los tres regimientos femeninos creados por Marina Raskova realizarían más de treinta mil misiones y lanzarían sobre los alemanes unas veintitrés mil toneladas de bombas en los cuatro años en que estuvieron en activo (Imagen procedente de http://www.telegraph.co.uk )   


Después del proceso de selección, las elegidas , bajo la dirección de Raskova, se dedicaron a seguir un duro entrenamiento en una base a orillas del río Volga , al norte de la ciudad de  Stalingrado. Las condiciones eran muy duras, ni siquiera había uniformes de  su talla, ya que estaban pensados para los hombres, y ellas mismas tuvieron que remendarlos y adaptarlos a sus cuerpos y en cuanto a las botas debieron ponerles relleno para evitar que se les salieran de los pies de lo grandes que las estaban. Además iban contrarreloj, porque los combates cada vez eran más violentos, gran parte de la aviación soviética había sido destruida y sus pilotos muertos, había que instruirlas en las tácticas de combate lo más rápido posible por lo que las jornadas de entrenamiento eran agotadoras,  más de quince horas diarias a bordo de unos aviones que eran ya entonces auténticas antiguallas, el Polikarpov P-O2. Este biplano construido con madera y tela había realizado su primer vuelo en 1927 y entrado en servicio en 1929, y se utilizaba principalmente en labores de entrenamiento y fumigación , al que apodaban cariñosamente Kukuruznikuna derivación del término ruso para denominar al maíz. Era un avión de manejo sencillo que tuvo un gran éxito y que tendría una larga existencia, ya que no dejó de fabricarse hasta 1953, convirtiéndose en el biplano más fabricado de la historia. Pero todo eso no cambiaba el hecho de que fueran aviones lentos, de madera y tela y que difícilmente podían competir con los modernos y rápidos cazas alemanes que dominaban los cielos de Europa casi sin rivales. Cada uno de estos aviones disponía de dos plazas para el piloto y el navegante, y en ellos las aviadoras soviéticas entrenaron todo tipo de maniobras, ataques nocturnos, maniobras de evasión, bombardeos y todo ello basándose en la intuición, ya que a bordo no había instrumentos de navegación y ni siquiera contaban con una radio.


Este es el Polikarpov PO-2, un avión completamente anticuado cuando comenzó la Segunda Guerra Mundial y que fue el utilizado por el 588º Regimiento de Bombardeos Nocturnos durante el tiempo que duró la Segunda Guerra Mundial. Lentos, no superaban los 148 km/h a mil metros de altura ,sin armamento e incluso sin radio , con una carga de bombas de 250 kilos que los convertían en auténticas bombas volantes,  que mujeres como Nadezhda Popova pudiera realizar casi novecientas misiones y sobrevivir a ello parece algo milagroso, y demuestran el valor que tenían aquellas mujeres para luchar en misiones casi suicidas (Imagen procedente de http://www.hans-egebo.dk)


Cuando culminaron el entrenamiento las aviadoras formaron tres regimientos, el 586.º Regimiento de Combate Aéreo , que fue dotado con cazas modernos Yakovlev, en sus versiones Yak-1, Yak-7B y Yak-9, que en comparación con los lentos y antiguos Polikarpov les debió parecer a las aviadoras como estar al mando de un Ferrari. Con ellos entraron en combate por primera vez el 16 de abril de 1942 , convirtiéndose en el primero de los regimientos femeninos en participar en la guerra , lo que además harían con brillantez pues durante el transcurso de la misma realizarían nada menos que 4419 misiones derribando a treinta y ocho aviones enemigos. Otro de los regimientos fue el 587º Regimiento de Bombardeos, aunque un año después cambiaría su denominación por el de 125º Regimiento de Bombarderos, al frente del cual se pondría la propia Marina Raskova. Este regimiento se encargaría de las misiones de bombardeos diurnos a bordo de aviones del modelo Petylakov PE-2 , considerado el mejor bombardeo con el que contaba la aviación rusa, cuyo primer vuelo fue en 1939 y no había entrado en servicio hasta 1941. Era rápido y maniobrable y fue adaptado para copiar la técnica de bombardeo en picado empleada por los alemanes y sus célebres Stukas, convertidos en un símbolo de las victorias alemanas y de la Blitzkrieg o Guerra Relámpago que fue la táctica que tanto éxito procuró al ejército alemán desde 1939 hasta 1942. Los Petylakov llevaban una tripulación de tres personas , piloto, navegante y una tercera persona que actuaba como operador de la radio y también como artillero. El gran inconveniente de los Petylakov es que para despegar requerían de una gran fuerza física por parte del piloto, por lo que era habitual que la piloto y la operadora unieran sus fuerzas para tirar del mando que elevaba el aparato que, una vez en el aire, se maniobraba con facilidad.

Fotografía con Nadezhda Popova(a la derecha en la imagen) y su compañera de vuelo Katya Ryabova, con la que llegaría a realizar en una sola noche más de once misiones. Nadezhda había tratado de convertirse en piloto de combate , pero no lo logró y fue entonces cuando se convirtió en la más brillante de las Brujas de la Noche, aunque cada una de aquellas mujeres era una heroína pues en cada salida tenían todas las posibilidades para no regresar. Cuando a Nadezhda la preguntaban años después de donde salía aquel valor, que las empujaba a realizar aquellos vuelos donde la muerte era muy probable respondía "Había que hacer un trabajo que debía ser hecho para demostrar a nuestros enemigos que éramos más fuertes y estábamos mejor preparados" (Imagen procedente de http://pinterest.com )


Este regimiento realizaría 1134 misiones de bombardeo arrojando casi mil toneladas de bombas sobre los alemanes , siendo distinguidas cinco de sus integrantes con la distinción de Heroínas de la Unión Soviética y también fue en este regimiento donde Raskova hallaría la muerte el 4 de enero de 1943 cuando pilotaba un Petylakov y ella y su tripulación fueron sorprendidas por una tormenta de nieve que causó que su avión se estrellara a orillas del Volga, muriendo las tres mujeres que iban a bordo. Pero la muerte de su creadora no impidió que los regimientos femeninos siguieran adelante, y aún nos queda conocer al último de ellos, el más celebre de todos ellos, el 588º Regimiento de Vuelos Nocturnos, en el que volaba la joven Nadezhda Popova. Al revés que sus compañeras del regimiento de vuelos diurnos, ellas no fueron dotadas de modernos bombardeos, sino que siguieron utilizando los anticuados Polikarpov  PO-2, de los que ya hemos visto que estaban construidos con madera y tela, carecían de radio y no tenían ametralladoras con las que defenderse, ya que las habían retirado para disponer de toda la capacidad posible para transportar bombas que se hallaban distribuidas por todo el aparato , convirtiéndolos en verdaderas bombas con alas de tal forma que recibir el impacto de una bala significaba que casi con absoluta seguridad el avión estallaría en vuelo. Cada misión era como un vuelo suicida, sin ninguna defensa excepto la oscuridad de la noche, y aún así aquellas valientes mujeres realizarían a bordo de aquellas tumbas con alas nada menos que veinticuatro mil misiones durante el transcurso de la guerra. Si eran alcanzadas en combate sus órdenes eran lanzarse como los kamikazes japoneses contra el objetivo .




Fotografía de algunas de las aviadoras que formaban parte de los regimiento creados por Marina Raskova, que demostraron la capacidad , el valor y la destreza de las mujeres a las que los ases de la aviación alemana temían a pesar de que volaban en aparatos inferiores a los que tenía la Luftwaffe y ni siquiera fueron equipadas adecuadamente. Sin embargo, una vez finalizada la guerra, la mujer tuvo que seguir luchando para poder participar en el ejército en condiciones de igualdad con el hombre o, simplemente, para poder ingresar, algo que sólo se ha logrado en las últimas décadas. Mujeres como ellas abrieron el camino con su derroche de valentía (Imagen procedente de www.ctie.monash.edu.au)


Nuestra Nadezhda Popova realizaría 852 misiones, superando el frío helador de las noches, las barreras de fuegos antiaéreos, y convertidas en el objetivo de los cazas alemanes , para los que aquellas mujeres se habían convertido en una pesadilla que no les dejaba descansar por las noches, y a las que bautizaron con el nombre de "Brujas de la noche", un grupo de mujeres que se estaban convirtiendo en leyenda. Nadezhda Popova resumiría años después en que consistían sus días, en los que podía llegar a realizar hasta dieciocho misiones diarias "Bombardeábamos, matábamos, era parte de la guerra" y cada vez que lo hacía le venía a la memoria el recuerdo de los rostros de los pilotos nazis que al comienzo de la guerra habían atacado Moscú ametrallando con sus cazas a la multitud indefensa. Las Brujas de la Noche ya eran leyenda y un símbolo para la resistencia soviética frente a los nazis que fue hábilmente utilizada propagandísticamente por Josef Stalin. Uno de los principales ases de las fuerzas aéreas alemanas, Johannes Steinhoff (1913-1994) diría después de la guerra que "Nos era simplemente incomprensible que los pilotos soviéticos que nos daban tantos problemas eran, de hecho mujeres. Estas mujeres no le temían a nada: venían noche tras noche, en sus destartalados aviones ,impidiéndonos dormir" Del 588º Regimiento de Vuelos Nocturnos veinticuatro de sus integrantes fueron distinguidas como Heroínas de la Unión Soviética, entre ellas Nadezhda Popova , una de las más destacadas Brujas de la Noche que al final de la guerra sería recibida como una heroína en su ciudad natal . Se casaría, tuvo hijos y durante dos décadas continuó su labor como instructora de vuelo. Hace dos semanas nos dejaba y con ella un trozo de historia de la aviación, de su leyenda de heroísmo . Por desgracia, aquello que se había creado para unir a las naciones, el avión que permitía volar de un extremo al otro del mundo a velocidades hasta entonces inimaginables, también se había convertido en un arma mortífera, como todo aquello que crea el hombre tenía una doble cara, para el bien y para el mal. Sin embargo, hay que seguir creyendo en las palabras de uno de los pioneros de la aviación al que conocimos ayer, Octave Chanute, que en el siglo XIX decía "Esperemos que la llegada de una máquina voladora exitosa, ahora sólo vagamente prevista pero cuya existencia creo que será posible, no traerá nada más que bien al mundo: acortará distancias, hará accesibles todas las partes del globo, llevará a los hombres a una relación más estrecha entre sí, y acelerará la era prometida en la que no habrá nada más que paz y buena voluntad entre todos los hombres".


Enlace con la primera parte de "Las brujas de la noche y el origen de la aviación"
http://chrismielost.blogspot.com.es/2013/07/las-brujas-de-la-noche-y-el-origen-de.html


El Mentidero de Mielost en Facebook :
 https://www.facebook.com/ElMentideroDeMielost
Famosos