miércoles, 16 de enero de 2013

PÁGINAS NEGRAS DE LA HISTORIA: EL GENOCIDIO ARMENIO (TERCERA PARTE)

Al terminar ayer la segunda parte de este relato veíamos como el Imperio Otomano entraba en la Primera Guerra Mundial el 29 de octubre de 1914 aliado con el Imperio Alemán y el Imperio Austro-Húngaro y con el objetivo de atacar a Rusia para arrebatarle los territorios del Cáucaso donde había población turca. Enver Pachá (1881-1922), que se había convertido en el hombre fuerte del gobierno turco en manos del Comité de Unión y Progreso después del golpe de estado de enero de ese mismo año, ordena que todos los hombres menores de cuarenta y cinco años se integren en el ejército y al frente del llamado Tercer Ejército, Enver Pachá se dirige hacia el Cáucaso confiado en la victoria, pues estaba convencido de la superioridad de la raza turca sobre todos los demás pueblos, y era el momento de demostrarlo. Había logrado reunir un número de tropas que según los historiadores oscila entre los 95.000 y los 190.000 hombres, pero emprende la marcha cuando el invierno ya está encima y tienen que atravesar regiones montañosas donde el frío es muy intenso, por lo que muchos hombres morirán en el camino debido a la falta de ropas adecuadas para ese clima y muchos , entre ellos soldados armenios, desertarán  reduciendo sus fuerzas en el momento de entrar en combate con el Ejército Ruso del Cáucaso que rondaban los cien mil hombres. Los dos ejércitos se enfrentarán a partir del 29 de diciembre de 1914 en la Batalla de Sarikamis, la primera batalla de la Campaña del Cáucaso.


Para que podáis situar la disposición de las alianzas a comienzo de la Primera Guerra Mundial en 1914. En verde la alianza  de las Potencias Centrales formada por el Imperio Alemán y el Imperio Austro-Húngaro, y en naranja las Potencias Aliadas, una alianza formada por el Imperio Británico,  Francia y el Imperio Ruso . El Imperio Otomano ya había establecido una alianza secreta con Alemania en el mes de agosto pero no sería hasta el mes de octubre cuando entró en combate declarando la guerra a Rusia con la intención de arrebatarle los territorios del Cáucaso y controlar el Mar Negro. El Imperio Otomano tenía a su favor disponer de una población numerosa, y contar con la alianza alemana, pero en contra estaba la mala equipación de su ejército, apenas disponía de flota naval y su líder, Enver Pachá, demostraría no ser el mejor estratega, siendo el principal responsable de la derrota más grave del Imperio Otomano durante la Primera Guerra Mundial, la Batalla de Sarikamis (Imagen procedente de http://teo-teoblog.blogspot.com )


El ejército ruso , dirigido por el veterano general Nikolái Nikoláyevich Yudénich (1862-1933), esperaba la llegada de las tropas turcas en Sarikamis, una ciudad situada al este de Anatolia , en una región cuya altura media está entre los 1500 y los 2000 metros, por lo que es fácil imaginar el frío que en pleno invierno hacía en la zona y que tanto daño había causado a los mal equipados soldados turcos. Pachá decidió, contra la opinión de algunos de sus oficiales, dividir el cuerpo de su ejército en pequeños grupos que irían acercándose a Sarikamis por diferentes puntos, pero esta estrategia demostraría ser una grave equivocación. Los grupos perdieron el contacto entre sí y no llegaron al mismo tiempo a Sarikamis, sino que lo harían escalonadamente entre el 29 de diciembre de 1914 y el 3 de enero de 1915. A medida que iban llegando atacaban las posiciones rusas sin detenerse a esperar a sus compañeros que venían más retrasados ni coordinar los ataques por lo que a pesar de algunos éxitos iniciales, su menor número y el agotamiento físico de la marcha acumulado durante el mes de diciembre les impidió mantener la ofensiva y el 4 de enero comenzaron a retirarse y , lo que es peor en cualquier combate, lo hicieron de forma desordenada. El ejército ruso inició la persecución y miles de soldados turcos cayeron en la retirada disparados por la espalda por los rusos que les pisaban los talones. Al terminar la batalla los turcos habían perdido entre 60.000 y 150.000 hombres según las fuentes que se consulten, habían dejado abierta una gran brecha en el Cáucaso por la que podía penetrar el ejército ruso y sufrieron la mayor derrota de toda la Primera Guerra Mundial.


File:Ofensiva Bergman.png
Mapa con los movimientos de tropas al comienzo de la guerra entre el Imperio Otomano y Rusia (aunque señala que corresponde al mes de noviembre, la zona es la misma en la que iba a desarrollarse la batalla de Sarikamis entre el 29 de diciembre de 1914 y el 3 de enero de 1915). Enver Pachá decidió enviar a sus fuerzas no en un suelo cuerpo de ejército sino que las dividió en pequeños grupos debilitándolas. Además no atacaron sincronizadas sino que fueron llegando en diferentes días y según llegaba atacaban al Ejército Ruso del Cáucaso que les esperaba en Sarikamis sin esperar a que fueran llegando otros grupos . Los combates fueron duros y según los turcos los rusos habrían perdido 35.000 hombres , pero el ataque otomano fue perdiendo fuerza y para el 4 de enero ya estaban retirándose de forma desordenada perseguidos por los rusos. La puerta al interior de Anatolia estaba abierta y los nacionalistas armenios ayudarían al avance ruso, lo que despertó las iras de Enver Pachá y está en el origen del genocidio armenio que comenzaría apenas tres meses después , en abril (Imagen procedente de http://commons.wikimedia.org )




Los rusos siguen avanzando alcanzando la ciudad de Erzican, en el este de Turquía mientras grupos nacionalistas armenios se alían con los rusos para facilitar su avance, pues pensaban que si el Impero Otomano caía ellos podrían por fin lograr su anhelada independencia. Enver Pachá acusa a los armenios de ser los responsables de la derrota y ordena que todos los armenios que forman parte del ejército sean desarmados enviándoles a trabajar en la construcción o reparación de carreteras o en la limpieza  de letrinas. El 20 de abril estalla una rebelión armenia en la ciudad de Van , situada a orillas del lago Van, uno de los tres lagos que en la antigüedad eran denominados "los mares de Armenia", como vimos en la primera parte de este relato, un territorio histórico armenio. El 24 de abril Enver Pachá ordena el arresto en Constantinopla de entre  doscientos cincuenta y seiscientos  intelectuales armenios que serán deportados a prisiones en el interior del Imperio, muriendo la mayoría de ellos por las torturas, enfermedades o fusilados. De esta forma se eliminaba a toda una generación de intelectuales armenios, a los líderes culturales de su pueblo que quedaba sin dirigentes ni referencias a las que seguir  y abandonados a su suerte. El gobierno de Enver Pachá magnifica la rebelión de Van, la presenta como una rebelión general de los armenios en todo el país y es la excusa para que el ministro del Interior, Mehmet Talat Pachá(1874-1921) ordene a los gobernadores de las provincias del Impero el arresto y deportación a los desiertos de Siria y Mesopotamia de toda la población armenia .


Mehmet Talat Pachá,como ministro del Interior , fue el encargado de organizar la deportación de los armenios que habitaban en Anatolia , aunque la verdadera intención visto desde la perspectiva que nos da el tiempo , fue su exterminio pero a través de la aniquilación por debilidad, cansancio, hambre, sed, enfermedades , frío y todas las demás calamidades que rodearon el éxodo de los armenios hacia los campos que el gobierno otomano había preparado en el desierto, entre ellos el más conocido el de Der Ez Zor, en del desierto sirio, donde se reunirían hasta 200.000 armenios de los que sólo mil sobrevivían al final de la guerra (Imagen procedente de http://commons.wikimedia.org ) 


Meses después, en julio de 1915, Talat Pachá , justificaba en una carta dirigida al embajador norteamericano en el Imperio Otomano, Henry Morgenthau(1856-1946), la decisión de deportar a los armenios "Nuestras reservas hacia los armenios -escribía el ministro del Interior turco - se basan en tres motivos distintos. En primer lugar , este pueblo se ha enriquecido a costa de los turcos. En segundo lugar, están decididos a tenernos bajo su tutela y a fundar su propio estado. Y tercero han apoyado abiertamente  a nuestros enemigos. Prestaron ayuda a los rusos en el Cáucaso; nuestra derrota allí se explica en gran parte por sus fechorías. Por eso hemos tomado la decisión irrevocable  de arrebatarles su poder antes del fin de la guerra. No toleraremos la presencia de ningún armenio en ningún lugar de Anatolia. Podrán establecerse en el desierto, pero en ningún otro sitio." Pero en realidad las intenciones de los turcos iban más allá de la deportación, les despojarían de sus bienes, les arrebatarían sus tierras y les mandarían a centenares de kilómetros de sus hogares a lugares inhóspitos donde estaban condenados la mayoría de ellos a morir de hambre, frío y enfermedades. No hay órdenes escritas que animen al asesinato y exterminio de los armenios pero las decisiones que tomaron y lo que luego sucedió, relatos que hoy conocemos a través de las cartas e informes de los embajadadores, de los cuerpos sanitarios y de los propios armenios que lo sufrieron, son, en mi opinión, suficiente prueba de lo que allí sucedió.

Fotografía de una columna de deportados armenios tomada en la ciudad de Harput en 1915. Uno de los supervivientes de entre los deportados de Harput,situada en la Anatolia Central, escribiría después en tercera persona lo que tuvieron que sufrir durante la deportación "Pasaron 52 días caminando y llegaron a un pueblo, allí los kurdos les quitaron todo lo que tenían , incluso las camisas, y la caravana tuvo que continuar la marcha durante cinco días soportando el tórrido sol abrasador sobre su piel desnuda. Los cinco días siguientes no hallaron un trozo de pan ni una gota de agua que llevarse a la boca . Cientos de personas murieron exhaustas, sus lenguas parecían trozos de carbón vegetal; y cuando al cabo del quinto día encontraron un pozo de agua potable, como era natural toda la caravana se lanzó desesperada a beber; pero los gendarmes les cortaron el paso y les prohibieron tomar una sola gota , pues pretendían vender el agua a esa gente sedienta a un precio de entre una y tres liras por pocillo, y en más de una vez se negaron a darles el agua una vez que habían obtenido el dinero" Como suele suceder en situaciones así aflora la faceta más cruel del ser humano (Imagen procedente de http://caxigalinas.blogspot.com )

Desde mayo hasta junio se anuncia a los armenios que tienen que abandonar sus hogares para trasladarse a otro lugar al que les conducirá el ejército. Un superviviente, cuyo relato, como los otros que aparecen en este artículo extraigo de un reportaje de la revista "Geo", nos cuenta la sorpresa que les causaron estas ordenes "Cuando llegaron y nos obligaron a abandonar nuestro hogar , nos cogió por sorpresa. Tres días antes aún andábamos comprobando si las uvas estaban ya maduras para poder vendimiarlas. La vida transcurría apaciblemente. Tres días después , un pregonero público dio a conocer en voz alta la orden de desalojar nuestras casas y de que nos facilitarían carros para transportarnos a otros lugares". El horror había irrumpido en la vida cotidiana de aquellos pueblos. El cónsul norteamericano en la ciudad de Harput, en Anatolia, Leslie A.Davies(1876-1960) describe como los armenios abandonan sus pertenencias que son malvendidas entre la población turca  "La gente se preparaba para abandonar  su patria y entregar a las autoridades sus casas, tierras y propiedades. Intentaban vender sus muebles y artículos domésticos , provisiones, comestibles y ropas, ya que apenas podían cargar con ello.Daban sus cosas a cualquier precio , el que el comprador estaba dispuesto  a pagar" y añade "Máquinas de coser de 25 dólares se vendían por cincuenta centavos. Alfombras valiosas se malvendían a menos de un dólar." y concluye el diplomático con una dramática imagen "La escena me recordaba a una bandada de buitres que se abalanza sobre su botín."


Genocidio armenio en el Imperio Otomano en 1915
En este mapa vemos en rojo las rutas seguidas por los convoyes de deportados armenios . Los círculos rojos eran los centros de control de los deportados, los lugares donde se detenían y en muchas ocasiones les eran arrebatados los hijos que luego eran entregados en adopción o incluso subastados entre la población turca y los círculos negros son los lugares donde se concentraba a los deportados, entre los que sobresale en la parte inferior Deir ez zor, en Siria, donde llegarían a reunirse doscientos mil armenios. Las líneas verdes en la parte superior derecha son las rutas de escape de los armenios que buscaban refugio en el Cáucaso bajo dominio ruso . Las líneas rojas que se pierden en el Mar Negro  representa a aquellos armenios que eran transportados en barcos hasta el interior del mar para arrojarlos a sus aguas. Las espadas cruzadas del mapa señala los lugares donde hubo intentos armenios de resistencia (Imagen procedente de http://www.zonu.com )

A finales de junio comienzan a formarse los convoyes de los armenios que vivían en Anatolia Oriental para ser deportados a los campos de concentración  que se habían establecido en los desiertos de Siria, a distancias que superaban los seiscientos kilómetros y que podía llevarles más de dos meses de camino . Los que residían en Anatolia Occidental, más alejados aún , harían parte de este trayecto en trenes en los que ellos mismos tenían que comprarse los billetes. Al igual que harían los nazis con los judíos que eran trasladados a los campos de exterminio, los soldados turcos les aseguraban que era un traslado provisional y que más adelante podrían regresar a sus hogares. La misionera norteamericana Anna Harlow Birge nos describe como eran estos trenes durante su viaje en noviembre de 1915 al Imperio Otomano "En cada estación de ferrocarril donde nos deteníamos veíamos alguno de esos trenes parados en las vías próximas. Estaban formados por vagones para ganado y el rostro de niños de corta edad asomaba por los diminutos ventanucos enrejados que había en cada furgón. Las puertas laterales deslizantes de chapa permanecían abiertas y se distinguía claramente en su interior a mujeres y hombres ancianos, madres jóvenes con sus bebés, hombres, mujeres y niños apiñados como ovejas en un aprisco o cerdos en una pocilga"  Escenas que menos de treinta años después se repetirían en Europa durante el exterminio judío."


File:Dead Armenian girl in Aleppo desert.jpg
Fotografía de una madre armenia con unos de sus hijos tumbado en el suelo, aparentemente agotado o tal vez muerto. Los ancianos, los niños y las mujeres embarazadas eran los primeros en caer por la dureza de aquellas marchas hacia ninguna parte.El cónsul norteamericano en la ciudad de Alepo, Jesse B.Jackson,  escribía "A finales de 1915 , cuando el termómetro marcaba entre 40 y 46 grados centígrados, se forzó la partida de una caravana con más de mil mujeres y niños originarios de Harput. Al este de Diyarkabir fueron entregados a una banda de kurdos, que eligieron entre el grupo a las mujeres , muchachas y niños de su agrado. Aterradas por la suerte que les esperaba en manos de esa partida de bárbaros sanguinarios, las mujeres se defendieron lo mejor que pudieron, lo que desató la ira de los kurdos, que asesinaron a muchas de sus víctimas. Finalmente, antes de partir con las mujeres escogidas  y subyugadas, les arrancaron los vestidos  a la mayoría de ellas y de los  niños que quedaban en el convoy y les obligaron a continuar la marcha desnudos" Cuando leemos estos relatos podemos concebir aquellos convoyes como una tortura permanente para los que formaban parte de ellos, un sufrimiento gratuito y una constante muestra de falta de humanidad, de odio y desprecio por otros seres humanos (Imagen procedente de http://commons.wikimedia.org ) 


En muchas ciudades, antes de emprender la marcha , los hombres eran separados de sus familias y asesinados , como relata un superviviente de la ciudad de Konya "Ordenaron a los hombres y a los muchachos  que se apartaran de las mujeres. Algunos chiquillos se vistieron como niñas y se escondieron . Así lograron permanecer en el grupo. Pero mi padre tuvo que dejarnos . Era un hombre adulto con bigotes. En cuanto acabaron de separarlos , una tropa de inviduos armados apareció por el otro lado de la colina y mató a todos los hombres delante de nuestros ojos. Los asesinaron con bayonetas , hincándoselas en el vientre. Muchas mujeres no pudieron soportar la tragedia y se lanzaron al río enloquecidas." Las caravanas iniciaban después un camino hacia la muerte . No se les permitía descansar ni beber, hacían recorridos más largos caminando incluso en círculos para no avanzar y que murieran así los más débiles , es decir, los ancianos, los niños, los enfermos y las mujeres embarazadas. Toda ayuda a los armenios estaba prohibida como lo establecía esta orden del general Mahmud Kamil Pachá "Un musulmán que defienda a un armenio debe ser ejecutado ante la puerta de su casa , y su hogar reducido a cenizas. Si es un funcionario, será apartado de su cargo y llevado ante un tribunal de guerra ; los allegados a miembros del ejército que crean apropiado proteger a gente así serán puestos a disposición de un tribunal militar y juzgados por desobediencia". Poco auxilio de la población o del ejército podían esperar aquellos desdichados.


Una madre armenia junto al cuerpo de su hijo(he visto que en Internet hay muchas fotografías atribuidas al genocidio pero luego , al buscar su origen encuentras que no pertenecen a esta época. He tratado de incluir sólo aquellas que corresponden al genocidio y aparecen publicadas en periódicos o en enciclopedias o comparándolas con las publicadas por la revista GEO en el artículo que me ha inspirado esta historia y cuyos relatos de los testigos he incluido en esta tercera parte , pero si queréis ver más fotografías y más información, aunque está en inglés, la podéis encontrar en esta página web del Instituto Nacional Armenio http://www.armenian-genocide.org/)  . El destino de los niños, si sobrevivían, era en muchos casos ser separados de sus familias y entregados a familias turcas. En cuanto a las jóvenes y adolescentes el cónsul de Estados Unidos en la ciudad de Trebisonda a orillas del Mar Negro, Oscar S. Heizer , nos relata lo que sucedía con ellas en una carta escrita el 28 de julio de 1915  "Las muchachas más lindas entre las adolescentes son capturadas y alojadas contra su voluntad en casas, donde disponen de ellas para su placer los miembros de las bandas que supuestamente mantienen el control de la ciudad. Un miembro local del Comité de Unidad y Progreso tiene presas en una casa del centro de la ciudad a diez de las niñas más hermosas, para que él y sus amigos puedan regocijarse abusando de ellas "(Imagen procedente de http://elpais.com )  
Otro superviviente nos cuenta como eran aquellas marchas "Los días pasaban, recorrimos caminos por montañas y valles . Los que no podían seguir eran sacrificados. Se veían muchos cuerpos arrojados en las cunetas y cada día que pasaba la caravana se hacía más pequeña. Hubo un momento que mi abuela maldijo en voz alta al gobierno turco por su crueldad y señalando a los niños dijo "¿qué mal han cometido los niños para ser sometidos a este sufrimiento?" El gendarme no supo controlar la situación , sacó su puñal y se lo clavó a mi abuela en la espalda. Cuando más clavaba el puñal más gritaba ella al cielo pidiendo maldiciones para el gendarme. Incapaz de hacerla callar con sus apuñalamientos el gendarme la disparó varias balas sin compasión y la mató.Primero mi tío y luego mi abuela quedaron en la cuneta sin que nadie llorara su muerte ni los enterraran. Seguimos caminando" Algunos , llevados de la desesperación , se suicidaban arrojándose a las aguas del río Eufrates. Al mismo tiempo se organizaron  escuadrones de la muerte formados por miembros de tribus caucásicas , criminales y delincuentes, que atacaban a los convoyes de armenios robándoles sus pertenencia, asesinando a los hombres y raptando y violando a las jóvenes . Así lo recordaba otra superviviente "Nuestro convoy se puso en marcha el catorce de junio. Estaba formado por un grupo de entre cuatrocientas y quinientas personas, quince gendarmes nos acompañaban. Apenas llevábamos dos horas de camino  desde que  salimos de la ciudad  cuando bandas constituidas por aldeanos y bandidos , en gran número, armados de rifles , escopetas y hachas nos rodearon  en la carretera y nos robaron todo lo que llevábamos. Luego separaron a los hombre del grupo. En el transcurso de siete u ocho días los fueron matando uno tras otro. Ninguna persona mayor de quince años sobrevivió"



Cuerpos de niños armenios muertos y consumidos por la falta de comida , el agotamiento, la sed y las enfermedades. Un testigo narraba como en los convoyes de deportados no había lugar para la compasión "Al infortunado que se desvanecía por agotamiento y quedaba atrás le mataban de inmediato de un tiro. Nos llevaban a marchas forzadas por regiones inhóspitas, desiertos y senderos de montaña para no pasar cerca de ciudades donde poder abastecerse de agua y alimentos. Por las noches nos empapábamos con el aire húmedo del rocío y durante el día nos achicharraba el sol abrasador. Recuerdo que caminábamos y caminábamos sin descanso" (Imagen procedente de http://esunmomento.es )


El destino que aguardaba a las mujeres no era mucho mejor "Los bandidos -continúa su relato la misma superviviente - prendían a todas las mujeres y niñas bonitas , y las raptaban en sus caballos . Así se llevaron a muchas mujeres y niñas a las montañas , entre ellas a mi hermana, a quien arrebataron a su hijo de un año de edad" Los propios mulás, líderes religiosos de las comunidades musulmanas, justificaba el asesinato de los armenios porque se trataba de infieles cristianos. Hubo armenios que fueron reunidos en establos y graneros a los que luego se prendió fuego, en Trebisonda, en la costa del Mar Negro, se embargó a hombres, mujeres y niños en barcos y luego se les arrojó por la borda en alta mar para que perecieran ahogados, mientras a los clérigos armenios les marcaban con una herradura al rojo vivo. Miles de armenios , tal vez hasta 200.000 como aventuran algunos historiadores, fueron obligados a convertirse al Islam . Mientras, el ministro del Interior, Talat Pachá , daba instrucciones el 21 de julio de 1915  sobre lo que hacer con el número cada vez mayor de cadáveres "Todos los cadáveres que yacen en las carreteras deberán ser enterrados , en ningún caso lanzados a lagos, pozos o ríos, y sus efectos personales deberán ser destruidos por el fuego".A lo largo del camino los niños fueron arrebatados de sus familias y adoptados por familias otomanas que les educarían en la religión musulmana "Cuando llegaron los deportados - narra el patriarca armenio de Constantinpola Zaven Der Yeghiayan en 1915 - la caravana se detuvo  delante del edificio del gobierno . Tanto los niños como las niñas fueron arrebatados de sus madres y conducidos al interior; allí se quedaron mientras se forzaba al convoy de gente a ponerse de nuevo en marcha sin ellos. Después se emitió un bando por las poblaciones de los alrededores anunciando que, quien quisiera, podía acudir a la ciudad y adquirir uno de esos niños."


Fotografía de armenios asesinados junto a un camino en 1915. Había tantos cuerpos por los campos de Anatolia que el ministro del interior Talat Pachá  envió esta instrucción el 21 de julio de 1915 "Todos los cadáveres que yacen en las carreteras deberán ser enterrados, en ningún caso lanzados a lagos, pozos o ríos , y sus efectos personales deberán ser destruidos por el fuego" (Imagen procedente de http://www.cuartopoder.es ) 


El objetivo de muchos de estos convoyes era el campamento que se hallaba a las afueras de la ciudad de Deir Ez Zor  donde llegan a concentrarse más de doscientos mil armenios , sin comida, sin abrigo, abandonados a su suerte , como lo cuenta Araxia Djibedjian, una mujer armenia que trabajaba en la misión alemana que estaba en Deir Ez Zor, y que el 22 de junio del 1916 nos hace este relato estremecedor de la vida allí , incluyendo escenas de canibalismo "La gente sacrifica  a los perros callejeros para comerlos. Hace poco acabaron  con la vida de un hombre moribundo y se lo comieron, según me ha confesado un testigo ocular. Una mujer se cortó el cabello y lo vendió para comprar pan. Yo vi a una mujer que ingería sangre de un animal derramada en la calle. Hasta ahora todos se alimentaban de hierba , pero ni siquiera eso es posible ahora porque el campo está seco. La semana pasada llegaron a una casa  donde sus moradores llevaban tres días sin probar nada. La mujer tenía en sus brazos a un niño de corta edad , al que intentaba dar de comer unas migajas de pan ,la criatura estaba exhausta, agonizando y murió en sus brazos" Pero no contentos con exterminarlos, las autoridades querían sacar provecho económico de sus muertes como refleja esta carta llena de cinismo del ministro del Interior Talat Pachá al embajador norteamericano Henry Morgenthau "Ruego solicite un informe a las compañías norteamericanas de seguros de vida, donde conste una relación de los armenios que han suscrito una póliza  en su país. Casi todos han fallecido y también sus herederos con derecho a cobrar la suma asegurada. Ese dinero revierte en el Estado Turco" Los asesinaban luego querían cobrar el seguro.


Fotografía de un convoy de armenios deportados. Alma Johansson , una misionera sueca en Anatolia Oriental, nos deja este relato de una de estas deportaciones de la que ella misma fue testigo  "Se comunicó el 11 de julio de 1915 a algunos armenios acomodados que en tres días abandonaron la ciudad junto al resto de la población de su comunidad, pero se les prohibía llevar consigo su hacienda , ya que a partir de ese momento pertenecía al Gobierno del país. Sin permitir que expirara el plazo y cuando solo habían transcurrido dos horas desde el anuncio, los turcos comenzaron a violentar los domicilios de los hogares armenios y a saquear su vivienda. El lunes doce no cesó un momento el fuego de la artillería y la infantería. Al atardecer los soldados entraron por la fuerza en el orfanato de niñas y lo registraron en busca de armenios que se hubieran podido esconder allí. Al tratar de cerrar la puerta del patio, una mujer y una huérfana que se encontraban junto a la hermana Johansson fueron abatidas por balas disparadas por los intrusos. El miércoles a primera hora de la mañana la mencionada hermana se presentó en el despacho del gobernador local para demandar protección y respeto para su establecimiento y sus moradores. El lugarteniente se comportó como un energúmeno y rechazó con brusquedad la solicitud. Una vez concluida la evacuación de la ciudad, incendiaron el barrio armenio y derribaron hasta los cimientos los edificios que ya habían sido pasto de las llamas; y lo mismo hicieron en los pueblos armenios abandonados" (Imagen procedente de http://www.enlacejudio.com )


El Imperio Alemán, aliado del Imperio Otomano ,y que conocía lo que estaba sucediendo por los informes de sus agentes y diplomáticos, prefirió mantenerse al margen ya que se trataba de un aliado y el canciller alemán en aquel momento ,Theobald von Bethmann Hollweg (1856-1921), diría "Nuestro único objetivo es conservar el apoyo de Turquía hasta el final de la guerra, tanto si perecen armenios como si no". El que fuera presidente de Estados Unidos entre 1901 y 1909, Theodore Roosevelt (1858-1919), denunció públicamente el genocidio armenio al que calificó de "el delito más grande de la guerra", pero mientras seguían los combates poco más se podía hacer por los armenios, a pesar de que llegaran testimonios como este de otro superviviente de las matanzas "Cuando nos apresuramos a entrar en el pueblo, nos encontramos la carretera cubierta de cadáveres a ambos lados. He visto con mis ojos miles de cadáveres. No vi cómo los habían matado, pero sí vi a los muertos. Era verano y la grasa corporal de los cadáveres se derretía por los rayos del sol . Era tan espeluznante y el olor tan espantoso, que los turcos reunieron todos los cuerpos, los rociaron con queroseno y los incineraron" Después de más de un año y medio de muertes a finales de 1916 el genocidio podía darse por completado . ¿Cifras? Es difícil precisar una cifra exacta, pero como muestra de las dimensiones de la masacre, en el campo de Deir ez Zor donde habían llevado más de 200.000 armenios, al final de la guerra apenas quedaban mil personas con vida. El abanico de cifras oscila desde las 600.000 hasta 1.800.000 , aunque  hay un cierto consenso sobre una cifra entre el millón y el millón trescientos mil, aunque estas cifras son negadas por Turquía y por determinados historiadores que afirman que el número de muertos turcos fue incluso mayor, en una postura muy criticada por la mayoría de historiadores si tenemos en cuenta la cantidad de testimonios de lo que allí sucedió que han llegado hasta nosotros.


DOCUMENTAL CANAL HISTORIA "EL GENOCIDIO ARMENIO" 

Hay pocos documentales que describan el genocidio armenio y este del Canal Historia, del que también he extraído fragmentos a lo largo de este relato, es el más completo que he encontrado. Creo que lo encontraréis interesante para profundizar un poco más en este oscuro episodio de la historia del siglo XX  




La guerra llegaba a su final. el sultán Mehmet V fallecía el 3 de julio de 1918 y le sucedía su hermano Mehmet VI(1861-1926). El Imperio Otomano había perdido sus posesiones en Siria y Mesopotamia pero trató de recuperar el territorio perdido con Rusia en el Cáucaso, lo que consiguió a partir de 1917 cuando Rusia se halla en plena Revolución Rusa . Armenia , Georgia y Azerbayan creaban la  República Democrática Federal de Transcaucasia que apenas permanecería unida del 9 de abril al 26 de mayo de 1918, tras lo cual se separan y comienzan su andadura como estados independientes, pero Armenia no puede resistir los ataques del ejército turco y es derrotada. Pero entre el 19 y el 21 de septiembre se libra la decisiva Batalla de Megido donde las tropas del Imperio Otomano son derrotadas por los británicos que se apoderan de toda Palestina. La guerra ya estaba perdida y el 30 de octubre el sultán Mehmet VI firma el armisticio con las potencias aliadas. Apenas firmado el armisticio los tres pachás que habían controlado el gobierno del Imperio Otomano durante la Primera Guerra Mundial y que eran los responsables directos del genocidio armenio, Enver Pachá, Talat Pachá y Cemal Pachá, dimitieron de sus cargos y abandonaron el país para buscar refugio y escapar así a la acción de la justicia. Las potencias aliadas presionaron para que se juzgara a los responsables del genocidio y el sultán accedió con la esperanza de lograr condiciones más ventajosas en la firma del tratado de paz. Se celebró el juicio, hubo diecisiete condenas de muerte pero los tres pachás, como hemos visto, ya estaban fuera del país , en Alemania.

Los tres Pachás, los hombres que tuvieron en sus manos los destinos del Imperio Otomano entre 1913 y 1918, responsables directos del genocidio armenio y los tres muertos casi consecutivamente , dos de ellos, Talat Pachá y Cemal Pachá , asesinados por armenios y Enver Pachá combatiendo junto a los turcos de Tayikistán contra los comunistas. Habían escapado a la pena de muerte en el tribunal al abandonar Turquía, pero finalmente la muerte les alcanzó donde buscaron refugio. Por sus órdenes se produjeron escenas como este relato recogido de boca de unas mujeres armenias por el cónsul alemán Eugen Büge en la ciudad de Adana que ya en la década de 1890 había sufrido otro genocidio armenio "Durante el trayecto de Bogazliyan a Erkilet(Anatolia Central), el 22 de agosto , los seis gendarmes encargados de nuestra vigilancia exigieron dinero a la caravana de deportados. Las 120 familias que la integraban, intentando evitar que los mataran si no atendían las demandas de sus verdugos, pudieron reunir en total tan solo diez liras. Los gendarmes , enfurecidos por un importe tan nimio , separaron a todos los hombres (unas doscientas personas) de las mujeres y los encerraron en una posada. Luego los sacaron del albergue encadenados formando grupos , les robaron todo el dinero efectivo que llevaban  y así, maniatados , los abandonaron en un valle cercano. Entonces, los guardias dispararon sus fusiles  como señal para las bandas de asesinos  turcos que , agazapados en las proximidades , esperaban el momento de atacar . Golpearon y asesinaron con porras, piedras , sables, dagas y machetes a todos  los hombres y mozos mayores de doce años , y esta terrible matanza ocurrió en presencia de mujeres y niños" (Imagen procedente de http://www.taringa.net )    

El 10 de agosto de 1920 se firma el Tratado de Sèvres por el que el Imperio Otomano queda reducido a Estambul y Asia Menor, y entre los territorios que pierde se encuentra la nueva República Democrática Armenia. Además la economía del Imperio quedaba bajo vigilancia europea y el ejército otomano limitado a cincuenta mil hombres. Estas medidas aceptadas por el sultán, eran humillantes para los nacionalistas turcos encabezados por el oficial   Mustafa Kemal Atatürk(1881-1938), que se pondría al frente del ejército turco y después de rechazar el plan de paz de Sèvres dirige una serie de victoriosas campañas militares que llevarían a la firma de un nuevo tratado de paz en Lausana el 24 de julio de 1923 donde se fijan las fronteras de la Turquía actual. Antes, el 1 de noviembre de 1922 el Imperio había quedado abolido y Mehmet VI, el último sultán, había abandonado Constantinopla y marchado al exilio . Finalmente, el 29 de octubre de 1923 se fundaba la República de Turquía y Kemal Atatürk se convertía en su primer presidente. Unos meses antes, Atatürk había declarado una amnistía general , incluidos los condenados por el genocidio armenio, de los que sólo habían sido ejecutados tres de ellos.



Así quedaba Europa en el año 1923 . En verde podéis ver el territorio de Turquía después de las reconquistas que había realizado Mustafa Kemal Ataturk , el fundador de la República de Turquía y su primer presidente. Turquía se quedaba con las fronteras que coinciden con las actuales. De los responsables del genocidio armenio sólo tres serían ejecutados y todos los demás fueron indultados por el propio Ataturk . Turquía nunca ha reconocido la existencia del genocidio (Imagen procedente de teo-teoblog.blogspot.com )
Pero los tres principales responsables del genocidio, los tres pachás, recibirían su castigo.Mehmet Talat Pachá, que había sido Ministro del Interior, es asesinado en Berlín el 15 de marzo de 1921 por un armenio . Su asesino diría en su defensa "El asesino no soy yo, es él". En el juicio celebrado en Alemania fue declarado inocente. Ahmed Djemal Pachá , que había sido comandante del ejército en Estambul, es asesinado en la capital de Georgia, Tiflis, el 21 de julio de 1922  y el último de ellos, Enver Pachá, muere el 4 de agosto de 1922 en Tayikistán dirigiendo una carga contra los soviéticos cuando luchaba junto a las tribus turcas. Casi un siglo después de los hechos que han ocupado esta historia , en Turquía aún se rechaza la existencia del genocidio armenio y si bien reconocen que hubo muchas víctimas armenias alegan que también las hubo turcas, contradiciendo los informes de los cónsules, embajadores, agentes , misioneros y supervivientes que relataron lo que sucedió entre 1915 y 1916. Quiero cerrar esta larga y dolorosa historia que nos ha llevado desde la Antigüedad, desde aquellos primeros pueblos que crecieron y evolucionaron en Mesopotamia, en la cuna de la humanidad, hasta la Primera Guerra Mundial que era el preludio de un siglo sangriento a una escala desconocida por nuestra civilización, con la frase con la que lo abría , de uno de los supervivientes del Holocausto judío, el escritor Elie Wiesel "hay que advertir a la gente de que estas cosas pueden suceder, que el mal puede desencadenarse. El odio racial, la violencia y las idolatrías todavía proliferan" Permanezcamos alerta, no bajemos la guardia, porque estos horrores podrían volver a repetirse como se repitieron multiplicados en la Segunda Guerra Mundial



Enlace con la primera parte de  "El genocidio armenio"
http://chrismielost.blogspot.com.es/2013/01/paginas-negras-de-la-historia-el.html

Enlace con la segunda pare de "El genocidio armenio"
http://chrismielost.blogspot.com.es/2013/01/paginas-negras-de-la-historia-el_15.html



El Mentidero de Mielost en Facebook :
 https://www.facebook.com/ElMentideroDeMielost
Famosos