sábado, 5 de enero de 2013

LOS MÁRTIRES DEL ALAMO, HISTORIA DE UN MITO (SEGUNDA PARTE)

 En la primera parte de este relato habíamos realizado un breve recorrido por la historia de México desde la fecha de su independencia en 1821 y en particular de uno de sus territorios del norte, el estado de Coahuila y Texas , uno de los más pobres y despoblados , donde sus habitantes padecían las frecuentes incursiones de tribus indias como los apaches y los comanches. Con la pretensión de repoblarlas y a la vez frenar los ataques indios , el gobierno ,que en 1821 aún era español,  había aceptado la propuesta de un empresario norteamericano llamado Moses Austin (1761-1821) de establecer una colonia  con varios centenares de familias de colonos procedentes de Estados Unidos, aunque entre ellos había personas de otras nacionalidades como ingleses, escoceses o alemanes.  Moses Austin moría el mismo año en que recibió la autorización y tuvo que ser su hijo, Stephen Fuller Austin(1793-1836) el que negociara con las nuevas autoridades del México independiente el asentamiento de los colonos. Vimos que finalmente llegaron a un acuerdo y en los años siguientes centenares de familias anglosajonas, protestantes y esclavistas se asentaron en Texas , aunque incumpliendo la promesa de convertirse al catolicismo y negándose a renunciar a la propiedad de esclavos , prohibida por las leyes mexicanas.

La tensión entre la colonia y los sucesivos gobiernos mexicanos había ido incrementándose, más aún cuando en 1830 se restringió la llegada de nuevos inmigrantes y se exigió la liberación de los esclavos . Con el ascenso al poder del general Antonio López de Santa Anna(1794-1876) se deterioró más todavía esta relación después de que a principios de 1835 Santa Anna derogara la Constitución de 1824 y con ella el sistema de estados federales que había funcionado hasta entonces, centralizando el poder, lo que provocó la rebelión de algunos estados ,como el de Zacatecas, que fue sofocada sangrientamente por las tropas de Santa Anna. Mientras, se celebraba un congreso en el que se elegía a Henry Smith (1788-1851) como presidente de Texas aunque aún sin proclamar todavía  su independencia, y a Samuel Houston (1793-1863) como comandante de las tropas del estado texano, desafiando a la autoridad mexicana . Deseaban separarse de México y conservar su economía basada en la posesión de esclavos que trabajaban en las grandes plantaciones y contaban con las simpatías de Estados Unidos, cuyos presidentes John Quincy Adams (1767-1848)Andrew Jackson (1767-1845), ya habían tratado de comprar Texas al gobierno mexicano en dos ocasiones durante la década anterior.

Estatua dedicada al coronel Benjamin Rush "Ben" Milam (1788-1835) erigida en la localidad de Cameron en Texas. Fue uno de los primeros protagonistas de la guerra de Independencia de Texas . Antes del inicio de la guerra se dedicaba al transporte de harina por las aguas del río Mississippi, pero ya una vez en el ejército regular de Texas con el grado de coronel demostró ser un líder y una figura carismática. Siguiendo las órdenes de Samuel Houston las tropas texanas se estaban retirando , pero Milam consideraba que había que tomar la ciudad de San Antonio de Béjar porque sería importante para detener el avance de las tropas de Santa Anna  cuando llegaran hasta allí, así que mientras la mayor parte del ejército iba en retirada él pidió voluntarios que le acompañaran a la toma de San Antonio "¿Quién quiere venir con el viejo -dijo Ben Milam- Ben Milam a San Antonio?" A su llamada respondieron trescientos cincuenta hombres y con ellos se lanzó a un ataque contra la guarnición mexicana , donde había entre mil cien y mil trescientos soldados, en el amanecer del 7 de diciembre . Milam murió en el ataque pero la furia del ataque texano venció la resistencia de los soldados que dos días después abandonaban la ciudad y dejaban San Antonio en manos de los texanos(Imagen procedente de http://www.city-data.com )

En octubre se había producido el primer enfrentamiento entre tropas mexicanas y hombres de Texas en la ciudad de González mientras el gobierno de Santa Anna declaraba a los colonos en rebeldía y se ponía en camino hacia Texas para sofocar la rebelión como ya había hecho en Zacatecas, como veíamos ayer. Samuel Houston diseñó una estrategia que partía de la manifiesta inferioridad numérica con respecto a Santa Anna , y que se basaba en  ataques a las pequeñas guarniciones de soldados dispersas por el territorio para apoderarse de sus armas y municiones, una estrategia que funcionó y el 9 de diciembre de 1835 los últimos soldados de México en territorio texano abandonaban la población de San Antonio de Béjar, la actual San Antonio, después de un ataque lanzado por unos 350 hombres de Texas al mando del coronel Ben Milam(1788-1835) el 7 de diciembre . La guarnición mexicana disponía de entre 1.100 y 1.500 soldados , pero a pesar de esta superioridad militar el ímpetu de los texanos logró la victoria , aunque se cobró la vida del coronel Ben Milam, muerto en el combate alcanzado por un disparo en la cabeza. Dos días después los soldados mexicanos supervivientes abandonaban San Antonio dejándola en manos de los texanos. Al conocer esta noticia el general Santa Anna reunió a nuevas tropas formando el llamado Ejército de Operaciones y comenzó a avanzar hacia el norte, y su primer objetivo era precisamente San Antonio de Béjar.

Los texanos no disponían de hombres suficientes como lo reflejaba esta carta enviada por el general Johnson, que se había encargado de llevar las negociaciones para la rendición de la guarnición mexicana en San Antonio de Béjar , donde explica que los hombres que dejaba en San Antonio para custodiarla eran insuficientes y que esta incluida en el libro "Sangre de valientes" del escritor español Carlos Roca que me ha servido para documentarme sobre este acontecimiento histórico  "He dejado una guarnición -explica Johnson- en Béjar con cien hombres bajo el mando de la columna del teniente Neill. Considero que esta fuerza es apenas insuficiente para llevar a cabo la defensa del puesto  y requerirá por lo menos de tropas adicionales en número de cincuenta para ponerla en posición adecuada de poder realizar una fuerte defensa". El teniente Neill al que se refiere el general , era el teniente coronel James Clinton Neill(hacia 1790-1845), al que se atribuía el primer disparo de la guerra de independencia de Texas,  durante el enfrentamiento de la ciudad de González en octubre de aquel mismo año. Los hombres dirigidos por el teniente Neill iban a fortificarse en una antigua misión, El Álamo , que había sido fundada en 1718 por el franciscano Antonio de Olivares (hacia 1630-1722) y que recibió inicialmente el nombre de misión de San Antonio Valero que junto a la misión de San Antonio de Béjar fueron el origen de la actual ciudad de San Antonio, una de las ciudades más importantes de Estados Unidos. Sin embargo, en 1835 era más conocida como El Álamo desde que a comienzos del siglo XIX la misión fuera ocupada por un contingente de caballería de España que procedía de la ciudad de Álamo de Parras, en Coahuila.

Estela situada en el cementerio de Riverside en la localidad de Seguin, condado de Guadalupe, Texas, en recuerdo del teniente coronel James Clinton Neill. Había ingresado en el ejército de Texas el 28 de septiembre de 1835 como capitán de artillería y destinado a la ciudad de González. Cuatro días después el coronel del ejército mexicano acuartelado en San Antoio de Béjar, Domingo Ugartechea, exigió a los texanos que estaban en González que entregaran un cañón que custodiaban allí pero pertenecía a México. Los texanos se negaron por lo que Ugartechea envió a cien hombres de su caballería para requisar el cañón, pero cuando se aproximaron les salieron al paso dieciocho texanos entre los que estaba James Clinton Neill. Los mexicanos decidieron acampar antes de lanzar el ataque para minimizar las bajas, pero en ese tiempo acudieron más de ciento veinte voluntarios para unirse a los dieciocho soldados texanos . Se inició la batalla y la historia nos cuenta que James Clinton Neill fue el primero en abrir fuego, el disparo inicial de la guerra de Independencia de Texas. La batalla la ganaron los texanos y Clinton Neill sería ascendido a teniente coronel. Después de la toma de San Antonio de Béjar, el general Johnson le pondría al frente de la guarnición de El Álamo, aunque unos días antes de que comenzara el asedio tuvo que marcharse debido a las noticias de una grave enfermedad en su familia, pero su nombre ya había pasado a la historia como el del comandante de El Álamo durante dos meses (Imagen procedente de http://www.rootsweb.com )


Mientras Santa Anna sigue reuniendo hombres y avanzando hacia San Antonio el 6 de enero de 1836 el teniente coronel  Clinton Neill escribe a sus superiores describiendo su situación  "Tenemos 104 hombres y dos fortalezas distintas en la guarnición y cerca de 24 piezas de artillería." y  a continuación procede a explicar   la necesidad de recibir ropa  para hacer frente a los rigores del invierno "Usted sin duda alguna ya sabe que no tenemos ninguna provisión de ropa que nos hayan dejado Johnson y Grant. No tuvieron en cuenta las dificultades del invierno, que los hombres han padecido vestidos con uniformes de verano. Muchos de ellos tienen solamente una manta y una camisa" Apenas ocho días después, el 14 de enero , escribe de nuevo a sus superiores insistiendo sobre la necesidad de enviar refuerzos a El Álamo "A menos de ser reforzados - escribe Clinton Neill- nos convertiremos en una presa fácil en el caso de que el enemigo decida atacarnos". Samuel Houston no estaba convencido de que aquella posición pudiera defenderse ante el avance de Santa Anna y decidió enviar a un grupo de veintiséis hombres para evaluar la situación y recomendar que debía hacerse y en el caso de que comprobaran que no era posible defenderla debían retirarse y destruir la artillería . Entre estos hombres que llegaron al Álamo el 18 de enero de 1836 se encontraba una de las personalidades que han pasado a formar parte de la mitología estadounidense, James "Jim" Bowie(1796-1836). Vamos a conocer un poco de su vida.

Bowie había nacido en Kentucky en una familia formada por diez hermanos. En 1800 se habían trasladado a Missouri y más tarde a Louisiana. Siendo aún muy joven ya imponía por su físico , descrito así por Carlos Roca "Un metro noventa  de alto, pesaba alrededor de los noventa kilos, de piel clara, su pelo castaño  claro y sus ojos de color gris azulado". Su familia tenía plantaciones de algodón en las que trabajan esclavos y unido a sus hermanos se dedicó durante su juventud a la trata de esclavos en el Caribe . Durante estos años se granjeó cierta fama también por su hábil manejo del cuchillo y se decía que en una ocasión había dado muerte con él a tres hombres contratados para asesinarle mientras que en otra oportunidad se enfrentó a un adversario en un duelo, donde en lugar de elegir la pistola escogió el cuchillo y le dio muerte. El cuchillo que utilizaba, que tenía labradas las iniciales JB de Jim Bowie, se haría tan popular que a ese modelo de cuchillo se le terminaría llamando Bowie. James Bowie llegó a Texas en 1830, conoció a Stephen Austin con el que no mantenía una relación muy fluida ya que a Austin no le gustaba el carácter ambicioso de Bowie ni los negocios que se traía entre manos. No perdió el tiempo , porque en abril de 1831 Bowie contraía matrimonio con Úrsula de Veramendi (1811-1833), a su vez hija de Juan Martín de Veramendi (1778-1833), que era nada menos que el gobernador mexicano del estado de Coahuila y Texas. Una alianza muy provechosa para Bowie que planeaba dedicarse a la especulación de tierras, comprando territorios a bajo precio para revenderlos a los colonos favorecido por la concesión de miles de hectáreas por parte de Veramendi en condiciones muy ventajosas.

File:Jimbowie.jpg
Retrato de una de las figuras que han pasado a la leyenda después de la Batalla de El Álamo, aunque ya era una celebridad en vida por hechos como este que nos narra Carlos Roca en "Sangre de Valientes " donde nos cuenta como en una ocasión "se enfrentó a tres hombres que habían sido contratados para asesinarle y después de haber recibido un disparo en un muslo y haber sufrido dos heridas de arma blanca, sacó su célebre cuchillo y mató a sus tres asaltantes. El primero casi fue decapitado, el segundo recibió un golpe en la parte alta de la cabeza que le partió el cráneo y el último de ellos murió como consecuencia de un formidable cuchillazo en el pecho" Después de la Batalla de El Álamo aquel cuchillo que se había hecho famoso en todo el país desapareció. Pero aunque en Estados Unidos se sigue viendo su figura como la de un héroe que entregó su vida por la libertad, lo cierto es que Bowie se dedicaba al comercio de esclavos y como muchos otros texanos no aceptaba la abolición de la esclavitud ordenada por el gobierno mexicano. Bowie sería uno de los dos comandantes de El Álamo cuando se inició el ataque de Santa Anna   (Imagen procedente de http://en.wikipedia.org )

En 1833  la desgracia se cebó con la familia Bowie porque una epidemia de cólera acabó con la vida de su suegro, el gobernador Juan Martín de Veramendi, de su esposa Úrsula y de los dos hijos que había tenido el matrimonio. El propio Bowie sufrió la enfermedad pero logró salvar la vida pero no escapar a la depresión que le causaron estas muertes , un dolor que trataba de mitigar con el alcohol, un hábito que ya no abandonaría hasta su muerte. Cuando la guerra entre México y Texas ya parecía inevitable Samuel Houston , que apreciaba la determinación de Bowie, le puso al frente de las tropas voluntarias de Texas, y fue como líder de un destacamento de estos voluntarios como llegó a El Álamo para estudiar las posibilidades que existían de defenderla frente a los mexicanos, y la impresión de Bowie es que era indefendible y sería mejor abandonar aquella posición y destruir la artillería, sin embargo, el teniente Clinton Neill convencería a Bowie de lo importante que era la posición estratégica de El Álamo y lo hizo tan bien que unos días más tarde Bowie escribía al gobernador de Texas Henry Smith(1788-1851) una carta en la que afirmaba que "la salvación de Texas depende en gran medida de mantener a Béjar fuera de las manos del enemigo. Este lugar sirve como la guardia de frontera militar, y si estuviera en posesión de Santa Anna, no hay fortaleza que pueda repeler su marcha "  y añadía "El coronel Neill y yo hemos llegado a la resolución solemne de que preferimos morir en estas zanjas en vez de dárselas al enemigo" La decisión de resistir ya estaba tomada.

Una vez más , como ya había hecho antes Clinton Neill, Bowie solicitaba el envío de refuerzos. El 3 de febrero entraban en la misión de El Álamo un destacamento de treinta hombres al mando del teniente coronel William Barret Travis (1809-1836) y ese sería el único refuerzo oficial que recibirían. Travis , a pesar de su juventud, ya tenía un interesante pasado. Nacido en Carolina del Sur, a los diecinueve años, en 1828,  era ya abogado y con esa edad también se casaba  en una joven de dieciséis años, Rosanna Cato(1812-1848), con la que tendría un año después un hijo al mismo tiempo que fundaba un periódico. Sin que se sepa el motivo, en 1831 Travis abandonó a su familia y se fue a Texas a comenzar de cero, aunque la leyenda cuenta que sorprendió a su esposa cometiendo adulterio con otro hombre al que Travis daría muerte.Fuera por esto o por otra causa Travis y Rosanna se separarían y Travis se estableció en Texas y muy pronto comenzó a dirigir pequeños ataques contra destacamentos de soldados mexicanos antes de que empezara la guerra. Cuando esta comenzó Samuel Houston le nombró teniente coronel del ejército regular, al contrario que Bowie que lo era del cuerpo de voluntarios. Entre Travis y Bowie no habría desde el principio una buena sintonía y más tarde se disputarían el liderazgo en El Álamo.

El teniente coronel William Barret Travis, que a pesar de su juventud , veintiséis años en 1836, por su rango militar, teniente coronel del ejército regular texano, asumiría el mando de El Álamo después de la marcha de James Clinton Neill y lo compartiría, no sin fuertes desavenencias entre ambos, con James Bowie. En Texas , en 1835, había ya más de treinta mil norteamericanos y como escribe Gregorio Doval en  su "Breve historia de la conquista del Oeste"  aquellos hombres a los que México les había entregado tierras y les había dado todo tipo de facilidades para prosperar en aquel territorios "lejos de sentirse obligados por la generosidad mexicana , muchos de ellos estaban deseosos de derrocar y expulsar a sus benefactores" Los texanos alegaban que muchos soldados del ejército mexicano enviados a Texas eran criminales a los que se prometía el perdón de sus delitos si aceptan ir a aquel territorio y también se mostraban disgustados por el hecho de que la capital de Coahuila Texas fuera Monclova, situada a más de ochocientos kilómetros de Texas, demasiado lejana para gobernar Texas. A esto había que añadir que no aceptaban la prohibición de la esclavitud legislada por el gobierno mexicano, ni tampoco que la religión católica fuera la única permitida y mucho menos que les controlaran las exportaciones. Todo esto fue el caldo de cultivo que desencadenaría la Guerra de Independencia de Texas en la que tuvo lugar la Batalla de El Álamo y que convertiría a personas como William Barret Travis en figuras legendarias de la historia de Estados Unidos aunque curiosamente no luchaba por Estados Unidos sino por la independencia de Texas como nación    (Imagen procedente de http://www.forttumbleweed.net )

Apenas unos días después de la llegada de Travis, el 8 de febrero   un nuevo grupo de voluntarios entraba en El Álamo y al frente de ellos se encontraba otra de las futuras leyendas de la historia norteamericana, Davy Stern Crockett(1786-1836).Crockett había nacido en el estado de Tennessee en una familia de hugonotes franceses (hugonotes era el nombre que se daba a los protestantes en Francia), y era el quinto de nueve hermanos. Su vida está rodeada por la leyenda como lo demuestra que se le atribuyera la muerte de un oso cuando sólo tenía tres años de edad. Muchas de estas fantasías fueron relatadas por el propio Crockett en su autobiografía publicada en 1834, en la que contaba como después de recibir una paliza de su padre siendo niño decidió escaparse y vivir solo , vagando de pueblo en pueblo y aprendiendo a vivir de la caza hasta que con diecinueve años regresó por sorpresa a su casa y se produjo una reconciliación familiar. Crockett contaría después que con el primer dinero que había ganado se compró un rifle y  un caballo y que llegó a matar más de cien osos en un sólo año. En 1806, con veinte años, se casaba con Polly Finley (1788-1815) con la que tendría tres hijos. Polly moría en 1815 y al año siguiente contrajo nuevo matrimonio con  Elizabeth Patton con la que tendría otros tres hijos. Entre medias le dio tiempo a alistarse en el Segundo Regimiento de Fusileros Voluntarios en la guerra contra la tribu india Creek en 1813  donde tuvo una participación tan destacada que alcanzó el grado de teniente coronel en 1818. Después de abandonar el ejército , se dedicó a la política comenzando por ser juez de paz de su ciudad y que le llevaría, contra todo pronóstico debido a su falta de formación académica y escasa capacidad de oratoria, a ser elegido como representante de Tennessee en el Congreso de los Estados Unidos en 1826 y 1828 y de nuevo en 1832.

Carlos Roca define a Crockett como "un hombre tranquilo y de carácter muy agradable que hacía que ganara con facilidad el cariño de la gente". Celebre por su puntería y por la habilidad de seguir el rastro de cualquier animal en el bosque, la verdadera fama llamó a la puerta de Crockett cuando en 1834 se publicaba su autobiografía con el título de "Relato de la vida de David Crockett" donde aparecían algunas de las leyendas que le convertirían en un mito. Sería precisamente por la promoción de este libro que le mantuvo alejado de su estado por la que Crockett perdió su reelección al Congreso en 1835 y tomó la decisión de irse a Texas , como él mismo expresó con estas palabras "Dije a los electores de mi distrito que les serviría mientras mantuvieran su confianza en lo que he hecho; pero que si no , se podían ir al infierno y yo a Texas" y hacía allí marchó en octubre de 1835 justo cuando comenzaban los enfrentamientos entre Texas y México. El escritor español Gregorio Doval (1957),  nos cuenta en su "Breve Historia de la Conquista del Oeste" que "en enero de 1836 Crockett y otros 65 hombres se comprometieron formalmente a servir al Gobierno provisional de Texas  durante seis meses a cambio de unas concesiones individuales de diecinueve  kilómetros cuadrados de tierra". El 9 de enero escribía en una carta a sus hijos  lo hermosa que era aquella tierra "Debo decir en cuanto a lo que he podido ver de Texas que es sin duda el jardín del mundo. Es la mejor tierra de cuantas he visto, ofrece las mejores perspectivas para la prosperidad y creo que cualquier hombre es afortunado al venir aquí"

File:Davy Crockett by John Gadsby Chapman.jpg
Retrato de uno de los grandes pioneros de la conquista del Oeste, Davy Stern Croc kett, realizado por el pintor John Gadsby Chapman (1808-1889), donde el pionero aparece con su fusil al que llamaba "Vieja Betsie"  y su Tomahawak . De él escribe Doval que "suplía su limitado bagaje cultural con la sagacidad elemental y la socarronería propia del campesino". Un hombre que , según contaba él mismo en su autobiografía, se había hecho a sí mismo cuando de niño escapó de casa y comenzó a vagar de pueblo en pueblo ganándose la vida hasta que pudo adquirir un fusil y se convirtió en un gran cazador. Llegó a ser congresista y en 1830 se opuso a la Indian Removal Act, una ley promovida por el presidente  Andrew Jackson por la que se forzaba a las tribus indias que vivían al este del Mississippí a trasladarse a territorios más al oeste, donde años más tarde también sería expulsadas o , simplemente, aniquiladas. Después de ser derrotado en la reelección como congresista en 1835 decidió irse a Texas y el 14 de enero de 1836 se enrolaba como voluntario en el ejército del Gobierno provisional de Texas y poco después se presentaba en El Álamo dispuesto a unirse a sus defensores . De todos los participantes es Davy Crockett el más legendario de todos ellos y su figura ha sido llevada al cine, la televisión y la novela como un icono de los pioneros del oeste (Imagen procedente de http://commons.wikimedia.org ) 

Cuando se enteró de la situación apurada  en la que se hallaba El Álamo no dudó en ir acompañado por un grupo de voluntarios, donde he encontrado dos versiones diferentes, una que indica que fueron cinco hombres y otra veinte, amigos de Crockett y expertos cazadores. Cuando entraron en El Álamo la guarnición les recibió con el grito de "King of the Wild Frontier" , "El rey de la Frontera ", apodo con el que se había hecho famoso. El aspecto de Crockett era inconfundible pues siempre llevaba un curioso sombrero hecho con piel de zorro, un tomahawk( tipo de hacha empleada por los indios) y su fusil al que había puesto nombre "La vieja Betsy" además de un violín que gustaba tocar para alegrar a sus hombres. Aunque fue bien recibido por todos,ya que toda ayuda era bienvenida,  mantendría una relación más estrecha con James Bowie . Mientras, el ejército mexicano seguía aproximándose muy lentamente ya que durante la marcha había que entrenar a muchos de los hombres que no tenían experiencia militar y no sabían siquiera utilizar sus armas. Además, no disponían de suficientes mulas para el transporte de las armas y provisiones del ejército y algunos carros que transportaban los alimentos se los llevaron consigo los cocheros civiles cuando no llegó el pago de sus salarios. Por si no fuera bastante,  el ejército iba acompañado por centenares de mujeres y niños, las familias de los soldados , lo que aún retrasaba más el avance.

Hubo que racionar la comida y las semanas siguientes el frío , el hambre y el cansancio unido a los ataques de los comanches hicieron mella en los soldados mexicanos. El 16 de febrero cruzaba el cauce del Río Bravo, llamado Río Grande en Estados Unidos, que hoy recorre a lo largo de sus tres mil kilómetros de longitud los estados norteamericanos de Colorado, Nuevo México y Texas y los mexicanos de Chihuahua, Coahuila, Nueva León y Tamaulipas. En aquellos días tuvieron que soportar además del frío la nieve, y muchos soldados morirían de hipotermia y  disentería además de los que caían  por los ataques de los comanches. El 17 de febrero las tropas mexicanas se encontraban a unos 192 kilómetros de El Álamo y el 20 de febrero ya se hallaban en la población de Hondo , a no más de ochenta kilómetros de los texanos. Unos días antes, el 14 de febrero , el teniente coronel Clinton Neill , que se mantenía al mando de El Álamo, recibía un mensaje que le informaba que su familia estaba muy enferma y tenía que regresar. Después de prometer que regresaría lo antes posible, Clinton Neill abandonaba El Álamo y en un principio el mando de la guarnición tenía que pasar a manos del teniente coronal  William Barret Travis , ya que era el oficial de máxima graduación del ejército regular de Texas, pero no opinaban así los voluntarios de Texas, que consideraban que su líder, James Bowie, más veterano que el joven Travis que tenía sólo veintiséis años, era quién tenía que ser la máxima autoridad de El Álamo.

File:CampañasTexas.jpg
Mapa con los movimientos de tropas durante la Guerra de Independencia de Texas entre 1835 y 1836. En este caso nos interesa el recorrido de las tropas dirigidas por Santa Anna marcada por la linea azul continua que comienza en San Luis de Potosí en dirección a San Antonio de Béjar . El general y presidente mexicano podía haber escogido la ruta de la costa, donde el clima era más templado y además podría haber aprovisionado a las tropas desde el mar, pero prefirió dirigir a sus hombres por el interior , un recorrido muy duro en pleno invierno en el que muchos hombres murieron por hipotermia y enfermedades como la disentería (Imagen procedente de http://commons.wikimedia.org )


Se procedió a votar para determinar a quién correspondía la autoridad y ganó Bowie ante el enojo de Travis que escribía a sus superiores "No asumiré ninguna responsabilidad derivada de las irregularidades que comete un hombre borracho". Sin embargo, les llegaron noticias de que las fuerzas de Santa Anna, retenidas por una tempestad de nieve, ya estaban muy cerca de El Álamo , y decidieron aparcar sus diferencias compartiendo el mando de la misión. Travis estaba convencido que Santa Anna no atacaría hasta bien avanzado el mes de marzo , cuando entrara la primavera, aunque le llegaban informes de que el ejército mexicano continuaba su avance pero no les daba crédito. Pero los habitantes de San Antonio de Béjar no compartían  la confianza de Travis y el 20 de febrero comenzaron a abandonar la ciudad. El 21 de febrero el ejército de Santa Anna se hallaba a cuarenta kilómetros de El Álamo y un día después acampaban a tan sólo trece kilómetros. Por fin , en el atardecer del 23 de febrero de 1836 los hombres de El Álamo pudieron observar a los primeros soldados mexicanos que hacían su aparición en el horizonte , primero los destacamentos de caballería en misiones de exploración, a continuación la infantería y poco después la artillería hasta que rodearon por completo El Álamo. El número de los soldados mexicanos oscilaba según las versiones desde dos mil quinientos hasta más de seis mil . Según el escritor Carlos Roca en cuyo relato me estoy basando se podría establecer su cifra en unos tres mil hombres.

En cuanto a los ya sitiados en El Álamo su número también oscila entre los 180  y los 260, aunque en una carta de Travis confirmaba que había 150 hombres pero también había mujeres y niños en un número indeterminado , que disponían de alimentos suficientes para aguantar el asedio durante un mes pero escasos de pólvora y ,sobre todo, escasos de hombres para defenderse de un ataque que viniera por todos los flancos . Santa Anna ordenó a sus hombres que ocuparan San Antonio de Béjar donde permanecía izada como desafío una bandera tricolor mexicana con las dos estrellas del estado de Coahuila y Texas, pero todos los hombres habían buscado ya refugio en El Álamo llevándose con ellos la bandera,  por lo que las tropas de Santa Anna.   no encontraron resistencia . El teniente coronel Travis envió un mensaje a la ciudad de González, en manos de los texanos, antes de que El Álamo fuera rodeado por completo solicitando ayuda "Una gran fuerza del enemigo está a nuestra vista. Deseamos que nos envíen más hombres y provisiones. Tenemos ciento cincuenta hombres y estamos determinados a defender la posición hasta el final". Cuando el general Santa Anna, el mismo día 23 de febrero, envía a un jinete para pedirles la rendición y la entrega de El Álamo , Travis ordenó que se disparara un cañón antes de que pudiera terminar  su discurso.


Bandera del estado de Texas y Coahuila que permanecía izada en San Antonio de Béjar cuando llegaron las tropas de Santa Anna. Los colores verde , blanco y rojo corresponden a la bandera mexicana y las dos estrellas correspondían cada una a Coahuila y Texas que era uno de los diecinueve estados federales en que había quedado dividido México por la Constitución de los Estados Unidos de México de 1824 que sería derogada por Santa Anna. Cuando los hombres que permanecían en San Antonio de Béjar se retiraron a la misión de El Álamo la llevaron consigo . Además de los ciento cincuenta hombres que Travis afirmaba tener en El Álamo había también un número indeterminado de mujeres y niños de San Antonio refugiados en la misión por lo que es difícil precisar el numero total de personas que había allí, que oscila en un abanico de entre las 180 y las 260 personas (Imagen procedente de http://www.sindramas.com )

Aunque Carlos Roca cuenta otra versión, la del propio general Santa Anna que afirmaba que primero dispararon un cañonazo los defensores de El Álamo al que respondieron los mexicanos. A continuación habría enviado al jinete con una oferta para rendirse con garantías de que no sufrirían daño alguno. Y hay otra versión, la de Juan Seguín Nepomuceno( 1806-1890), que participaría en la Batalla de El Álamo y que a pesar de su origen mexicano era partidario de la independencia de Texas,  y nos cuenta que después del cañonazo ordenado por Travis y de las escaramuzas que se sucedieron, James Bowie había pensado que Travis se había precipitado al no aceptar el diálogo con Santa Anna y envió a un mensajero cono una carta para Santa Anna y parece que Travis, enojado por la actitud de Bowie, también envió el suyo propio. Fuera de una u otra forma , lo que quedaba clara era la respuesta del ejército mexicano , al menos así la recogería Juan Seguin Nepomuceno en su diario " Le respondo a usted que, de acuerdo a órdenes de su Excelencia, el ejército mexicano no puede llegar a un acuerdo bajo ninguna condición con los extranjeros rebeldes para los que no hay ningún otro recurso, si quieren salvar sus vidas, que el de ponerse inmediatamente a disposición del Gobierno Supremo, del cual sólo se puede esperar clemencia después de tomar en cuenta algunas consideraciones" Los defensores de El Álamo decidieron que no se rendirían , como reflejan estas palabras de William Barret Travis "He contestado a su petición con el disparo del cañón, y nuestra bandera todavía se agita orgullosa en nuestra pared. Nunca me entregaré ni retiraré.Victoria o Muerte" . La hora de hablar había terminado y llegaba el momento de las armas. El desenlace lo contaré mañana en la tercera y última parte de esta historia en la que asistiremos a una de las escenas más mitificadas por la historia, la Batalla del Álamo.

Enlace con la primera parte de "Los mártires del Álamo.Historia de un mito"
http://chrismielost.blogspot.com.es/2013/01/los-martires-del-alamohistoria-de-una.html

El Mentidero de Mielost en Facebook :
 https://www.facebook.com/ElMentideroDeMielost
Famosos