martes, 29 de enero de 2013

GRANDES EXPLORADORES: JAMES COOK, NAVEGANDO POR LOS MARES DEL SUR (SEGUNDA PARTE)

Dejábamos ayer al teniente James Cook (1728-1779) al frente de la misión encomendada por la Royal Navy y la Royal Society británicas , rumbo a Tahití a bordo del HMS Endeavour, que significa "esfuerzo", con 94 hombres bajo su mando , entre ellos un grupo de científicos , para observar desde allí el tránsito de Venus que se esperaba para  el 3 de junio de 1769, aunque también llevaba en un sobre otras instrucciones que sólo debía abrir cuando hubiera concluido la observación del fenómeno astronómico. Zarparon del puerto inglés de Plymouth, hicieron escala en Rio de Janeiro entre noviembre y diciembre de 1768 y después de doblar el temible Cabo de Hornos en enero , alcanzaban su objetivo, Tahití, el 13 de abril de 1769, aunque he encontrado textos donde indican que llegó el diez de ese mismo mes. Esta isla, con 1045 kilómetros cuadrados y en la que sobresale la imponente silueta del Monte Orohena de 2241 metros de altura , había sido descubierta en el año 1606 por el marinero portugués al servicio de España Pedro Fernández de Quirós (1565-1614). Permitidme que me detenga un momento en este navegante para  contaros que en 1605 había zarpado del puerto del Callao en Perú para explorar el Pacífico al frente de tres naves y más de trescientos hombres, con un objetivo principal , hallar Terra Australis Incognita , el continente misterioso que debía hallarse más al sur.

Fotografía de Tahití, la isla más grande de la Polinesia Francesa con una superficie de 1042 kilómetros cuadrados y parte del arhcipiélago de las islas de la Sociedad. Fue avistada por vez primera por el navegante portugués al servicio de la corona española Pedro Fernández de Quirós en 1606 , pero no desembarcó y hubo que esperar hasta 1767 cuando lo hizo el navegante inglés Samuel Wallis que la dio el nombre de Isla del Rey Jorge . Apenas unos meses después llegaría también el explorador , militar y navegante francés  Louis Antoine de Bougainville(1728-1811) en abril de 1768 bautizándola con el nombre de Nueva Citera reclamando la isla para Francia . Y un año después, en abril de 1769 llegaba la expedición de James Cook. De ser una isla desconocida habían pasado a ser visitados cada año por una expedición diferente (Imagen procedente de http://www.beauty-places.com )
 
Quirós pasó por las aguas del archipiélago de las Tuamotu, muy cerca de Tahití  y más adelante desembarcó en una isla muy grande a la que consideró parte del continente Terra Australis Incognita, por lo que le puso el nombre de Austrialia del Espíritu Santo que era la actual isla de Espíritu Santo, la mayor de las islas del archipiélago de las Vanuatu e incluso llegó a fundar en ella una colonia a la que dio el nombre de Nueva Jerusalén, pero ante la hostilidad de sus habitantes tuvo que abandonarla. Posteriormente, la expedición fue separada por una tormenta, y el barco en el que iba Quirós no pudo reunirse con las otras dos embarcaciones y optó por regresar a América, mientras Luis Váez de Torres(hacia 1565-hacia 1613) , un navegante posiblemente portugués e igualmente al servicio de la corona española, asumía el mando de las dos naves que habían quedado separadas de Quirós. Durante unas semanas se dedicó a su búsqueda pero al no hallar a Quirós decidió poner rumbo al archipiélago de las Filipinas, tierras que también pertenecían a la corona española. Las tormentas desviaron las naves y según el relato de Torres y la opinión de los investigadores de nuestros días, habría pasado por el estrecho que separa los actuales estados de Nueva Guinea y Australia, siendo así el segundo europeo en contemplar las costas australianas en 1606, porque ,como veremos luego, otro navegante holandés se había adelantado por muy poco. Lo que Torres habría contemplado era lo que hoy se llama la península del cabo York, la parte más septentrional de Australia. En su honor el estrecho de 150 kilómetros que separa Nueva Guinea de Australia fue llamado el Estrecho de Torres.

Sello conmemorativo de los primeros descubridores del Pacífico dedicado al navegante Luis Váez de Torres , que podría ser de origen portugués o gallego pero que en cualquier caso navegaba al servicio de la corona española y habría sido el primero o el segundo en ver las costas de Australia, aunque el primero en desembarcar en ella sería el navegante holandés Willem Janszoon el mismo año, 1606, en que Torres navegaba por estas aguas (Imagen procedente de http://www.danstopicals.com )
 
Perdonad la digresión pero creo que era necesario mencionar que tanto Tahití como los archipiélagos del Pacífico ,cuyo descubrimiento suele atribuirse a navegantes holandeses e ingleses, en muchos casos ya habían sido recorridos por navegantes al servicio de la corona española, si bien es cierto que , como en el caso de Australia , ni siquiera le pusieron nombre ni desembarcaron en ellas. En el caso de Tahití, aunque Quirós habría sido el primero en avistarla, el primer europeo en desembarcar en ella y ponerle nombre fue el navegante inglés Samuel Wallis (18728-1795), que entre 1766 y 1768 había dirigido una expedición por encargo del Almirantazgo británico para tratar de hallar , al igual que los españoles en el siglo anterior, la Terra Australis Incognita. Gobernando el HMS Dolphin, Wallis y sus hombres arribaron a las costas de Tahití el 19 de junio de 1767, es decir, menos de dos años antes de que lo hiciera James Cook, y la bautizó con el nombre de Rey Jorge III, en honor del que entonces era el rey de Inglaterra, Jorge III (1738-1820) y permaneció en ella hasta el 26 de julio. Los informes que a su regreso del viaje aportó Wallis sobre la isla y sobre la navegación por el Pacífico serían claves para la organización de la expedición de Cook, con quién vamos a volver ahora. Faltaban dos meses para el tránsito de Venus por lo que una vez efectuado el desembarco fueron preparando el campamento desde el que realizarían las observaciones y al que dieron el  muy apropiado nombre de Fort Venus.
 
Las relaciones con los habitantes de la isla no eran malas y Cook se había esforzado en que sus hombres confraternizaran con ellos , aunque los marineros se preocuparon sobre todo de confraternizar con ellas ya que se ofrecían libremente a tener relaciones sexuales. Con un clima cálido, aguas templadas , fruta cayendo de los árboles y la libertad sexual que imperaba entre sus habitantes aquello debía parecer a los hombres de Cook un auténtico paraíso y él mismo decía "Si discutiéramos con aquellos indios no estaríamos de acuerdo con los ángeles", pero estos ángeles tenían un defecto, les gustaba robar "Era difícil mantenerlos fuera del barco - escribe James Cook - porque trepaban como monos , pero aún era más difícil evitar que robaran todo lo que estaba a su alcance . En aquello eran enormes expertos" Sobre todo les atraían los objetos metálicos , como los clavos, y los hombres de Cook no dudaban en echar mano de la provisión de clavos de la expedición porque con dos de ellos podían conquistar a las tahitianas. Entre los objetos que robaron se hallaba el cuadrante astronómico que era imprescindible para medir el tránsito de Venus. Joseph Banks(1743-1820), el aristócrata inglés al que conocimos ayer cuando pagaba una fortuna, diez mil libras, por formar parte de la expedición, salió en busca del ladrón, y después de recorrer kilómetros detrás de su pista al final lo halló tirado a un lado del camino.

File:Joseph Banks 1773 Reynolds.jpg
Retrato de Joseph Banks realizado en 1773 por el pintor inglés Joshua Reynolds (1723-1792). Gracias a la fortuna heredada de su padre pudo dedicarse por entero a su pasión, la botánica, y le permitió pagarse su pasaje en la expedición de Cook acompañado además por un grupo de científicos invitados por él. A su regreso a Inglaterra después de este viaje fue elegido miembro de la Royal Society y en 1778 su presidente, cargo que mantendría hasta  1820 y desde el que impulsó la colonización de Australia y también el carácter internacional de la ciencia, donde pensaba que no tenía que haber fronteras que impidieran el intercambio de conocimientos. Hoy más de 75 especies llevan el nombre de Banks en su honor y a él debemos la introducción en Europa de especies arbóreas como los eucaliptos, las acacias y las mimosas (Imagen procedente de http://commons.wikimedia.org )  
 
Finalmente llegó el día del Tránsito de Venus y por fortuna aquel 3 de junio el cielo estaba despejado. Tanto Cook como el resto de hombres de ciencia que  iban en la expedición procedieron a su observación. La idoneidad de Tahití para esta observación se debía a que sólo desde allí era posible la observación íntegra de todo el fenómeno las más de seis horas que transcurrirían desde el momento en que Venus iniciaba  su entrada en el círculo solar hasta su salida por el otro extremo. Por desgracia, una distorsión producida por la atmósfera impidió que las medidas fueran exactas y cuando compararon las diferentes mediciones estas no coincidían , por lo que no eran válidas, al menos no para el exigente James Cook, porque a su regreso si serían utilizadas por los astrónomos para determinar la distancia de la Tierra al Sol , lo que hoy llamamos Unidad Astronómica (UA) . Aparentemente su misión había fracasado, pero Cook aún tenía que abrir un segundo sobre que contenía las instrucciones secretas del Almirantazgo , y en ellas se le ordenaba que  "Avanzará hacia el sur  para hacer el descubrimiento del continente. Llegará hasta la latitud 40º a no ser que se tope antes con él" Esa era su misión, como lo había sido la de Wallis dos años antes, hallar Terra Australis Incognita, con lo que el viaje cambiaba su naturaleza, y en lugar de ser una expedición científica como hasta entonces, pasaba a convertirse en una expedición de descubrimiento.En las instrucciones también se le indicaba la necesidad de guardar el secreto "Y a su llegada a Inglaterra se presentará inmediatamente a esta Oficina para entregarnos una relación completa de las actas del viaje, cuidando de reclamar, antes de abandonar la nave, los diarios y cuadernos de navegación que hayan podido llevar los oficiales y suboficiales, precintándolos para su inspección, y ordenando a aquellos y a toda la tripulación no divulgar dónde han estado mientras no reciban la pertinente autorización". El 14 de julio zarpaban de Tahití rumbo al sur, a lo desconocido . El Endeavour alcanzó los 40º de latitud sur, pero allí no había nada, lo que era extraño pues se estimada que sus costas tendrían ocho mil kilómetros de longitud, unas suposiciones  que no eran compartidas por Cook que siempre se había mostrado escéptico acerca de la existencia de aquel continente.
 
De todas formas estaba decidido a cumplir al pie de la letra las instrucciones, así que siguió navegando ahora en dirección al oeste para ver si hallaba tierra que perteneciera a Terra Australis Incognita. En el Endeavour tenía la compañía de Tupaia, un tahitiano que conocía aquellas aguas y que le ayudaría a recorrerlas como guía , porque eran aguas que nadie había cartografiado y sólo podía valerse de los datos de Tupaia y de sus propias observaciones astronómicas y matemáticas que , con el uso del sextante, le permitían situar la posición del barco, algo que muy pocos capitanes de su tiempo eran capaces de lograr con la exactitud que lo hacía Cook. Después de navegar durante un mes rumbo oeste el 6 de octubre de 1769 avistaban la anhelada tierra.¿Sería aquella Terra Australis Incognita? Sólo había una forma de saberlo y él y sus hombres desembarcaron en aquella tierra que les pareció un paraíso "No se puede describir lo agradable que es esta tierra -escribiría Cook-. Con el cultivo adecuado podría llegar a ser un segundo paraíso. Las colinas están cubiertas de hermosos arbustos llenos de flores mezcladas con altas y majestuosas palmeras que perfuman el aire con un agradecido aroma".  El Endeavour recorrió la costa para cartografiarla, pero cuando llegó a un punto determinado de la costa se dio cuenta que una parte de ella ya había sido cartografiada en el siglo XVII por un navegante holandés, Abel Janszoon Tasman (1603-1659), que había navegado por aquellas aguas en el invierno de 1642 a 1643.

Nueva Zelanda
Mapa actual de Nueva Zelanda pero que nos es útil para  ver  las dos islas en que está dividida , separadas por el Estrecho de Cook , que en su parte más estrecha tiene una anchura de 25 kilómetros y una profundidad de 128 metros. El descubridor de Nueva Zelanda, Abel Janszoon Tasman, cuando costeó Nueva Zelanda entre 1642 y 1643 confundió el Estrecho con una bahía , por lo que creyó  que estaba ante la costa de un continente y no ante dos islas, por eso, aunque fue Tasman el primero en llegar a sus costas sería Cook quién realmente las descubrió y cartografió como islas y en su honor se bautizó el estrecho que separa la Isla del Norte de la Isla del Sur y también la principal altura de Nueva Zelanda, el Monte Cook de 3754 metros de altura (Imagen procedente de http://www.atlasescolar.com.ar )  
 
 
Cook supuso entonces que se encontraba realmente en Terra Australis Incognita y que Tasman sólo había podido recorrer una pequeña parte de su costa. Sin embargo, en una de sus expediciones por el interior decidió subir a una  montaña para tener una mayor perspectiva desde allí, como había hecho en su  infancia cuando subía a la colina de Roseberry Topping para disfrutar de la soledad. Pero cuando llegó a la cima y miró a su alrededor descubrió algo que acabó con el sueño del descubrimiento del continente "Este país que hasta  ahora se pensaba que formaba parte del imaginario continente del sur está formado por dos grandes islas. En cuanto al continente del sur no creo que exista tal cosa." Lo que Cook había visto era una amplia extensión de agua y al otro extremo una nueva masa de tierra. No se trataba de un continente sino de dos islas separadas por un estrecho. Hoy este estrecho se conoce en su honor como Estrecho de Cook , con una anchura mínima de veinticinco kilómetros, y las dos islas que separaba eran las islas Norte y Sur de lo que hoy conocemos con el nombre de Nueva Zelanda. Cook pasó seis meses cartografiando los 3900 kilómetros de costa de las dos islas demostrando así que aquellas tierras eran  islas y no formaban parte de ningún continente. Pero antes de concluir el viaje y llevado de su afán de exploración ordenó poner rumbo al oeste para dirigirse hacia una gran masa de tierra que entonces ya se conocía gracias a los navegantes holandeses que la habían dado el nombre de Nueva Holanda.

File:Thevenot - Hollandia Nova detecta 1644.png
Este era el conocimiento cartográfico que se tenía de Australia, Tasmania y Nueva Zelanda en 1644 después de los viajes de los navegantes holandeses Willem Janszoon y Abel Janszoon Tasman que os explico más abajo. Cuando James Cook llegó allí en 1769 aún quedaba toda la costa este por cartografiar además de completar las costas de Nueva Zelanda de la que Abel Janszoon Tasman sólo había cartografiado una parte de su costa oeste.  (Imagen perteneciente a http://commons.wikimedia.org )  
 
En realidad, Nueva Holanda es lo que hoy llamamos Australia y el primero en desembarcar allí había sido el navegante holandés Willem Janszoon (hacia 1570-1630), adelantándose por muy poco a Luis Vélez de Torres al que ya hemos conocido antes , aunque este último no llegaría a desembarcar y sólo vio la costa australiana desde su nave.  Janszoon cartografiaría más de trescientos kilómetros de la costa, creyendo que se trataba de una extensión de Nueva Guinea, pero antes de que pudiera seguir tuvo que abandonar debido a la hostilidad manifiesta de sus habitantes, perdiendo en enfrentamientos con ellos a algunos de sus hombres. Decidió regresar dando a aquella tierra el nombre de Nueva Zelanda, ya que Zelanda era una de las provincias que formaba parte de las Provincias Unidas, los actuales Países Bajos . Janszoon regresaría sin saberlo a Australia en 1618, recorriendo una parte de la costa que él pensaba que pertenecía a otra isla. El nombre de Nueva Zelanda caería en desuso y sería recuperado por  Abel Janszoon Tasman para denominar a la tierra que había descubierto en 1642 y que en 1769 sería cartografiada en su totalidad por Cook, mientras que a la tierra descubierta por Janszoon se le daría el nombre de Nueva Holanda, la Australia de nuestros días. Esta isla había sido cartografiada en sus lados norte, oeste y sur  pero faltaba el este y Cook se decidió a culminar su exploración recorriendo la costa este de aquella tierra.


File:Tasmanroutes.PNG
Aunque el mapa no se ve con claridad si nos sirve para ver el recorrido de los dos viajes que realizó el navegante holandés Abel Janszoon Tasman en 1642, en rojo en el mapa, y en 1644, en azul. Fue el primer navegante europeo que alcanzó las costas de Nueva Zelanda, la isla de Tasmania, que lleva ese nombre en su honor aunque él la había bautizado como Tierra de Van Diemen por el gobernador de las Indias Orientales Holandesas,  y también las islas Fidji en 1643. Pero Tasman estaba convencido que Nueva Zelanda era un único trozo de costa que pertenecía a Terra Australis Incognita, lo que Cook se encargaría de desmentir al descubrir que Nueva Zelanda estaba formada por dos islas separadas por un estrecho  (Imagen procedente de http://www.aboutworldglobes.com)

Después de navegar desde Nueva Zelanda hacia el oeste  y superar una tormenta,  el Endeavour llegó el 29 de abril de 1770 a una bahía con unos 10 kilómetros de extensión , un lugar que  sería considerado por Banks como el sitio ideal para establecer una colonia . Hacía allí se dirigiría, ocho años después,  en 1788, una nueva expedición dirigida por el  capitán Arthur Phillip (1738-1814) con el objetivo de establecer un penal pero entonces descubrió que el lugar no era tan bueno como lo había descrito la expedición de Cook y decidió avanzar un poco más hasta llegar a otra bahía donde fundo la colonia penitenciaria. Había nacido la ciudad de Sidney, la primera y más antigua población de Australia poblada con prisioneros deportados de Inglaterra. Pero Cook y sus hombres no podían establecer una colonia y se limitaron a desembarcar para reclamar su posesión para Inglaterra y explorar los alrededores, que asombrarían a los científicos de la expedición por la riqueza y variedad de sus plantas "La enorme cantidad de nuevas plantas que recogió el señor Banks -escribe Cook - allí dio lugar a su nombre" En efecto, aquella bahía iba a recibir el nombre de Botany Bay, es decir, la Bahía Botánica. Solamente allí clasificaron más de ciento cincuenta especies desconocidas en Europa que se unirían a las más de 30.000 especies entre plantas, insectos, peces, aves y mamíferos que recogieron a lo largo del viaje.

Mapa con las rutas del poblamiento de los continentes. Australia habría sido habitada entre hace 60.000 y 40.000 años procedentes del sudeste asiático. En la actualidad hay más de 400 pueblos aborígenes diferenciados por la lengua que utilizan cada uno de ellos y en el momento en que James Cook llegó a Australia se estima que estaba habitada por entre 300.000 y 750.000 personas que se extendían por una superficie de 7.686.850 kilómetros cuadrados. Para que os hagáis una idea, España, país desde donde escribo,  tiene una superficie de 504.000 kilómetros cuadrados , es decir  mas de catorce veces más grande que España con la diferencia de que hoy en España viven cuarenta y siete millones de personas y no es un país muy habitado. Así podéis imaginaros lo deshabitada que estaba Australia en el siglo XVIII   (Imagen procedente de   http://lsmh7602142.blogspot.com.es/)

Pero no sólo encontraron plantas  y animales, sino que también entraron en contacto con los pobladores de aquellas tierras , los que serían llamados a partir del primer asentamiento inglés de 1788 con el nombre de aborígenes australianos. Aunque no se sabe el momento exacto en que Australia comenzó a ser habitada se estima que los primeros pobladores llegaron a ella hace entre 48.000 y 42.000 años procedentes del sudeste asiático saltando de isla en isla hasta alcanzar Australia y Nueva Guinea ,que entonces estaban unidas. Desde entonces y a lo largo de cuarenta milenios, aquellos pueblos cazadores y recolectores habían vivido aislados del resto del mundo , pero ahora por primera vez entraban en contacto con otros hombres que les debieron causar tanto asombro como si nosotros viéramos descender una nave con extraterrestres. Una anécdota de este primer contacto es el origen del nombre del animal más emblemático de Australia.  Cook y sus hombres observaron extraños animales, entre ellos uno que tenía una curiosa bolsa en el abdomen y se desplazaba dando saltos. Cook preguntó a sus acompañantes que era aquel animal pero los aborígenes  sólo le respondían "Kan Ghu Ru" . Después de recibir varias veces la misma respuesta Cook dedujo que aquel animal era llamado Canguro y así fue bautizado  al que hoy todos identificamos como el animal símbolo Australia. Pero, lo que no sabía el capitán entonces es que Kan Ghu Ru significaba "No lo entiendo". Los aborígenes  querían decirle que no entendían las preguntas de Cook .

View to Bare Island, Kamay Botany Bay National Park. Photo: Andy Richards
Fotografía actual de Botany Bay,cerca de la ciudad de Sidney,  el lugar donde desembarcó James Cook con sus hombres por primera vez en Australia y donde entraron en contacto con los aborígenes australianos, los primeros habitantes de aquella isla continente que llevaban viviendo allí más de cuarenta mil años. ¿Qué sentirían cuando vieron al HMS Endeavour anclado en la entrada de la bahía? Algo muy parecido a lo que sentiríamos nosotros si viéramos descender una nave extraterrestre .Dos mundos desconocidos que se encontraban y también el principio del fin de la vida libre de aquellos pueblos cazadores y recolectores que no tardarían en verse diezmados por las enfermedades diez años después, cuando ya se había fundado el primer asentamiento inglés en lo que hoy es Sidney (Imagen procedente de http://www.nationalparks.nsw.gob.au )  


 
Después de dejar Botany Bay el Endeavour siguió recorriendo la costa en dirección al norte , aproximándose a una trampa letal, la Gran Barrera de Coral. Situado a una distancia de la costa que oscila entre los quince y los ciento cincuenta kilómetros, la Gran Barrera de Coral tiene una longitud de 2600 kilómetros y ocupa más de trescientos cincuenta mil kilómetros cuadrados , siendo la única estructura viva que puede verse desde el espacio , todo un universo en sí mismo que comenzó a formarse hace cincuenta millones de años y donde aún hoy habitan más de cinco mil especies diferentes de moluscos, mil quinientas de peces o treinta de cetáceos además de las más de dos mil de coral. Un lugar maravilloso siempre que sepas donde está y no te dirijas directamente contra él como hacía el Endeavour que, es más ,llevaba días navegando dentro de la barrera del coral sin saberlo. El  11 de julio de 1770 el Endeavour encallaba "Apenas llevábamos unas horas  en las camas cuando nos despertamos con la preocupante noticia de que el barco había topado con una roca, de lo que no convencimos a los pocos momentos al sentir un violento golpe. Nuestra situación se volvió entonces enormemente alarmante"  escribiría Cook. Bajó a la bodega y observó que el agua alcanzaba ya en su interior el metro de alto . El historiador Daniel Joseph Boorstin(1914-3004) nos lo cuenta en su obra "Los Descubridores"  "La tripulación levó las anclas para intentar liberar el barco  y luego arrojaron por la borda unas cincuenta toneladas de lastre, incluidos algunos costosos cañones. Hasta los caballeros hicieron funcionar las bombas par evitar que el barco se fuera a pique, y si éste no hubiera sido un sólido barco carbonero Whitby sin duda lo hubieran perdido"


Great Barrier Reef, Australia
Fotografía desde el satélite de la  Gran Barrera del Coral, situado en la costa este de Australia  , el único organismo vivo que puede fotografiarse desde el espacio y que desde el año 1981 forma parte del Patrimonio  de la Humanidad por la UNESCO. Cook fue su descubridor sin saberlo, cuando el 11 de junio de 1770 encallaba el HMS Endeavour y sólo una mezcla de habilidad y suerte les permitió salvar la vida . Tenemos que pensar que estaban a miles de kilómetros de cualquier sitio donde pudieran ayudarlos, en un lugar desconocido y con una única nave para regresar a casa. Incluso si se hubieran salvado pero no hubieran podido conservar el barco habrían tenido pocas posibilidades de supervivencia. No había ayuda más que la que ellos mismos pudieran darse (Imagen procedente de http://mapas.owje.com )     

Nunca como entonces se mostró más adecuada la elección de los robustos barcos carboneros para realizar la expedición, pero aún así durante veinticuatro terribles horas aquellos hombres no supieron si el barco se hundiría o lograría permanecer a flote. Después de horas de lucha agotadora sólo quedaba que la marea alta les permitiera desencallar el barco, como así fue. Pero cuando por fin el Endeavour se libró del coral donde había quedado retenido también quedaron expuestos los agujeros que la nave tenía abiertos en su quilla "A las nueve en punto - cuenta Cook - el barco se enderezó y comenzó a entrar más agua por el agujero. Era una situación alarmante y espantosa que amenazaba con nuestra destrucción cuando el barco estuviera a flote". ¿Qué podían hacer? Uno de los tripulantes recordó como en una ocasión en otro barco habían logrado salvarse pasando la vela de un lado al otro del barco de manera que  lo envolviera todo y tapara los agujeros de la parte inferior. A Cook le pareció una buena solución, realmente la única que tenían , y la pusieron en práctica. Además tuvieron la fortuna de que un gran trozo de coral se había quedado obstruyendo el agujero más grande de la quilla lo que ayudó a controlar la entrada de agua. Así lo hicieron y la presión del agua mantuvo la vela contra el casco , lo suficiente para permitirles navegar hasta la costa y varar allí el Endeavour durante un mes mientras lo reparaban, un tiempo en el que sobrevivieron gracias a la caza de aves, tortugas y canguros. 

Mapa completo del primer viaje de James Cook entre el 26 de agosto de 1768 y el 12 de julio de 1771 , casi tres años en los que se convirtió en el primer navegante en circunnavegar el mundo en solitario, sin otro barco de apoyo, con el mérito de no poder a ninguno de sus hombres por el escorbuto. Confirmó que más allá de los 40º de latitud sur no había ninguna Terra Australis Incognita, cartografió la costa este de Australia (entonces Nueva Holanda) y tomó posesión de ella en nombre del rey de Inglaterra, descubrió que Nueva Zelanda era en realidad dos islas de gran tamaño pero que no formaban parte de un continente, descubrió , muy a su pesar, la Gran Barrera de Coral y a lo largo del viaje reunirían hasta 30.000 especímenes además de una treintena de islas. Fue uno de los viajes de exploración más fructíferos de la historia (Imagen procedente de http://georgianjunkie.wordpress.com )     


Por fin , en agosto de 1770 pudieron zarpar de nuevo para regresar a Inglaterra, aunque aún les quedaba un largo viaje por delante . Primero se dirigieron a la Península del Cabo York. la que posiblemente vio Luis Váez de Torres en 1606 desde su barco, cruzaron el Estrecho de Torres entre Australia y Nueva  Guinea . A continuación  se dirigió hacia el puerto de Batavia, nombre con el que entonces se conocía a la actual Yakarta, en la isla de Java y actual capital de Indonesia, aunque entonces eran las Indias Orientales Holandesas, donde Cook llegó en octubre de 1770 para abandonarlas el 26 de diciembre de ese mismo año. Era esta una zona infectada por la malaria , y aunque durante el viaje Cook no perdió a ninguno de sus hombres por escorbuto gracias a su dieta de chucrut rico en vitamina C, como veíamos ayer, si morirían muchos por disentería y malaria, entre los que se encontraban el astrónomo Charles Green(1735-1771) y el ilustrador Sydney Parkinson(1745-1771), que morirían antes de regresar a Inglaterra lo que sucedió el 12 de julio de 1771, apenas un mes antes de cumplir los tres años de viaje. James Cook escribiría al Almirantazgo "Aunque los descubrimientos hechos en este viaje no son importantes, me felicito de que por su naturaleza puedan merecer la atención de sus señorías , y pese a que no he logrado descubrir el continente sur del que tanto se habla (continente  que quizá no exista) y que yo tenía siempre presente, confío sin embargo en que no pueda serme atribuida ninguna responsabilidad por el fracaso de este descubrimiento.Si hubiéramos tenido la suerte de no encallar , mucho más podría haber sido realizado en la última parte de este viaje, pero aún así, yo supongo que esta expedición será hallada tan completa como cualquiera de las que antes se hicieron a los mares del Sur con el mismo motivo"

DOCUMENTAL  DE LA BBC "VIAJES DE DESCUBRIMIENTO: LA AVENTURA DEL CAPITÁN COOK "

Este es un documental de la televisión británica BBC sobre el primer viaje del capitán James Cook , realizado a bordo de la réplica del HSM Endeavour





Cook era demasiado modesto, porque ¿cómo castigar al primer hombre en dar la vuelta al mundo con un sólo barco?¿cómo castigar al primero en cartografiar por entero las dos islas que forman Nueva Zelanda y la costa este de Australia?¿cómo castigar al hombre que había logrado no perder a ninguno de sus tripulantes por el escorbuto, la enfermedad más letal entre los hombres de la mar en aquel tiempo?¿cómo castigar a aquel que había incorporado un inmenso territorio para Inglaterra, Australia?¿o los más de 30.000 espécimenes de plantas , peces , aves y mamíferos que llevaban en sus bodegas? ¿cómo castigar,en fin, al hombre que había demostrado que no existía ninguna Terra Australis Incognita más allá de los 40º de latitud sur y ´descubierto más de treinta nuevas islas? James Cook fue recibido por el rey de Inglaterra Jorge III y obtuvo el ascenso a comandante, además de haberse convertido en un héroe para los ingleses.  Joseph Banks y otros  miembros de la Royal Society insistirían para que se organizara un nuevo viaje para seguir explorando aquellas tierras y el hombre  que la dirigiera no podía ser otro que James Cook., viajes que le iban a llevar más al sur de lo que había estado nadie hasta entonces, muy cerca de descubrir el gran continente blanco, la Antártida. Pero eso y el desenlace de su último viaje lo conoceremos mañana en la tercera y última parte de la vida de uno de los más grandes navegantes y exploradores de la historia.

 
Famosos