domingo, 16 de diciembre de 2012

UNA REFLEXIÓN SOBRE LAS ARMAS Y LA VIOLENCIA

"Las armas son instrumentos para matar y los Gobiernos permiten que la gente las fabrique y las compre, sabiendo perfectamente que un revólver no puede usarse en modo alguno más que para matar a alguien." Son palabras del escritor italiano Giovanni Papini (1881-1958). Creo que Papini hacía referencia a la venta de armas entre países y los beneficios que esta industria proporcionaba al estado, pero también podríamos emplearla para la venta de estas armas a cada uno de nosotros ¿Por qué en un estado democrático, donde las leyes amparan al ciudadano, en la que existe un cuerpo de policía para protegernos harían falta armas? Cuando escribo este artículo aún están frescas las imágenes del crimen cometido el pasado viernes 14 de diciembre de 2012 en la pequeña ciudad  norteamericana de Newtown, a apenas una hora en coche de Nueva York . Un joven de veinte años , Adam Lanza, asesinó a su madre en su casa y armado con dos pistolas  y un rifle de asalto se dirigió a continuación hacia la escuela primaria de Sandy Hook, forzó la entrada y comenzó su particular baño de sangre asesinando a seis adultos y a veinte niños, recibiendo cada uno de ellos entre tres y once impactos de bala para asegurarse que estaban muertos. A continuación, se dio muerte . Su propia madre, que tenía cinco armas en casa, le había enseñado a disparar de pequeño y eso explica su destreza en el manejo de las armas, aunque en todo caso los disparos fueron realizados casi a bocajarro.

Es inevitable preguntarse que puede llevar a un ser humano a actuar de este modo , que motivos pudieron conducirle a este horror, a buscar una supuesta venganza asesinando a inocentes. Se pueden hacer muchas conjeturas, desde maltrato infantil, a abusos ,una enfermedad mental. La mente de cada ser humano es un universo en sí misma y es muy difícil llegar a entender un comportamiento como este ,porque una cosa es la violencia y otra el asesinato y más aún cuando no hay ninguna otra razón aparente que matar por matar, por el deseo de matar.Habrá que esperar a las conclusiones de la investigación para que podamos tal vez encontrar un sentido, porque siempre lo hay, incluso en las mayores atrocidades cometidas por el ser humano hay un sentido que explica y justifica sus acciones, aunque sólo lo haga en la mente del asesino. Pero al margen del horror que actos así nos causan, más aún cuando las víctimas son niños cuyas vidas han quedado truncadas causando un mal que no tiene reparación posible, el debate que vuelve a surgir en la sociedad norteamericana es la posesión de armas en manos de civiles, un derecho que está garantizado por la segunda enmienda de la Constitución de Estados Unidos. Recordemos que   la Constitución Norteamericana fue aprobada el 17 de septiembre de 1787 y es en la actualidad  la Constitución de un estado federal más antigua que sigue en vigor en el mundo y que serviría de inspiración para los movimientos liberales que surgirían en Europa a partir de la Revolución Francesa de 1789.


Fotografía de Adam Lanza (el tercero por la derecha con zapatos oscuros, pantalón y camisa clara) junto a otros compañeros de instituto que le recuerdan como un joven tímido y muy inteligente, rasgos comunes a otros protagonistas de matanzas como la de Newtown. No es posible evitar situaciones como esta, porque entre decenas o cientos de millones de personas siempre habrá alguien que padezca algún tipo de trastorno psíquico o que viva una situación que afecte a su equilibrio mental y derive en violencia, la diferencia esta en los medios que tenga a su alcance para causar daño. En el caso de Adam fue muy sencillo, pues en su hogar había cinco armas de fuego, algo habitual en muchos hogares norteamericanos , aunque él mismo no podía comprarla ya que en Connecticut, el estado al que pertenece Newtown, sólo los mayores de 21 años pueden adquirirlas. Limitar la posesión de armas tal vez no habría evitado la masacre pero desde luego no le habría resultado tan sencillo y la misma dificultad podría haberle conducido a abandonar sus ideas homicidas. (Imagen procedente de http://www.lavozlibre.com )

Pero esta Constitución ya incluía un conjunto de diez enmiendas  que buscaba corregir ciertos aspectos de la misma  para limitar el poder del gobierno y fortalecer los derechos individuales del ciudadano.Entre esas enmiendas destaca la Primera Enmienda que reconoce el derecho a la libertad de expresión , de prensa, de religión y de reunión pacífica con estas palabras "El Congreso no aprobará ley alguna por la que adopte una religión oficial del estado o prohiba el libre ejercicio de la misma, o que restrinja la libertad de expresión o de prensa, o el derecho del pueblo a reunirse pacíficamente y a pedir al gobierno la reparación de agravios.", y la que más nos importa ahora,   la Segunda Enmienda que defiende el derecho de los ciudadanos a llevar armas " Siendo necesaria una milicia bien ordenada para la seguridad de un estado libre, no se violará el derecho del pueblo a poseer y portar armas."  La Constitución norteamericana es un texto sagrado para un norteamericano al igual que lo es la defensa de sus derechos individuales, sólo adoptando este punto de vista podemos entender la defensa acérrima que un gran número de norteamericanos hacen del derecho a ir armado, pues lo consideran uno de esos derechos individuales que el Estado no puede arrebatarles, y esta forma de pensar no cambia ni siquiera al contemplar matanzas como la de Newtown.

Leo hoy un artículo del catedrático y periodista norteamericano Daniel Greenfield en el periódico español "El Mundo" que "El control de armas no tiene que ver con poner fin a los horrores , tiene que ver con controlar a la gente . Y la gente acostumbrada a ser controlada tiene todavía menos posibilidades de hacer frente a lo incontrolado" Y después razona esta afirmación con un argumento que no está exento de lógica "Por definición , un trastornado armado no sigue las leyes. Se trata de personas que han abandonado el sistema y a los que sus ordenanzas públicas les importan un comino." Es cierto también que en Europa ha habido algún episodio esporádico de este tipo de violencia, es verdad también que en Estados Unidos  hay 270 millones de armas en manos de civiles, es decir, de personas que no son ni policías , ni miembros de algún cuerpo del ejército o fuerza de seguridad , porque si les sumásemos estos nos daría un número superior a los trescientos diez millones para una nación habitada por 309 millones de personas  personas, más de  un arma por cada norteamericano aunque algunos, como la madres de Adam, tuviera cinco armas, mientras que otros no tienen ninguna, y también es cierto que estos episodios siguen siendo esporádicos a pesar del impacto de los mismos, en particular en casos como el de Newtown.

Steven Pinker (1954) es psicólogo experimental, profesor en la Universidad de Harvard y sin duda uno de los escritores sobre psicología más exitoso de la última década, llegando a ser elegido entre las cien personas más influyentes del mundo en el año 2004 por la revista  "Time" , aunque  sus teorías, expuestas en libros dirigidos al gran público y acogidos con gran aceptación, tiene también muchos críticos. Su última obra, "Los ángeles que llevamos dentro", plantea la tesis de que estamos viviendo en el periodo menos violento de la historia del hombre y que vamos evolucionando hacia un mundo aún menos violento aunque también reconoce que este proceso no es irreversible y que la naturaleza violenta de todos los seres humanos sigue presente. Sus críticos refutan la máxima de que vivimos en el periodo más pacífico de la historia, porque eso sólo se podría aplicar a Europa, Japón o Estados Unidos, pero hay muchos conflictos abiertos en el mundo y muchas sociedades donde la violencia forma parte de la vida cotidiana  y también porque no tiene en cuenta otro tipo de violencia, la causada por las desigualdades sociales (Imagen procedente de http://borgeano.wordpress.com )

¿Es posible evitar algo así? Martin Luther King dijo en una ocasión que "El hombre nació en la barbarie, cuando matar a su semejante era una condición normal de la existencia. Se le otorgo una conciencia. Y ahora ha llegado el día en que la violencia hacia otro ser humano debe volverse tan aborrecible como comer la carne de otro." y creo que en ese sentido hemos progresado en muchas sociedades del mundo donde la violencia ha ido retrocediendo si la comparamos con la que podía existir en nuestras mismas sociedades en la Edad Media o incluso en el siglo XVIII de la Ilustración. ¿Somos mejores que nuestros antepasados? Creo más bien que es gracias a la existencia de legislaciones que dan protección a los ciudadanos,  a la mejora del nivel de vida y también a la educación, factores todos ellos que han logrado reducir los niveles de violencia, pero esta sigue latente en nuestras sociedades, en cada uno de nosotros en mayor o menor grado. El psicólogo canadiense Steven Pinker(1954) escribe en su última  obra "Los ángeles que llevamos dentro" que nos dirigimos hacia un mundo donde los niveles de violencia cada vez son más bajos y pone ejemplos como la tasa de homicidios en Londres en el siglo XIX, que era de 110 homicidios por cada cien mil personas, mientras que al final del siglo XX esta se había reducido a apenas un homicidio por cada cien mil personas.  Habla del largo período sin guerras que ha vivido Europa desde el final de la Segunda Guerra Mundial como la "Larga Paz" y subraya como se ha ido eliminando la violencia ejercida contra  las minorías, los niños, las mujeres o los homosexuales.

No estoy , sin embargo, muy de acuerdo con Pinker, porque  la violencia sigue  siendo en muchas sociedades del mundo  parte de la realidad cotidiana . Pero incluso si nos limitamos a las sociedades occidentales, a Europa, Estados Unidos , Canadá y Japón, siempre hay una violencia latente y habrá personas como Adam Lanza que bien por una enfermedad mental o por cualquier otra causa desaten esa violencia que los demás sabemos controlar, aunque diferentes circunstancias puedan alterar ese autocontrol y convertirnos en individuos potencialmente violentos y peligrosos para los demás,incluso la actual crisis económica podría empujar a la desesperación y a reacciones violentas a personas que nunca habrían mostrado este comportamiento  . Y en ese caso ¿estará más asegurada la seguridad de los demás si cada uno de nosotros dispone de una pistola o si estas armas están prohibidas y sólo tengan acceso a ellas los cuerpos de seguridad del estado?¿están relacionados los porcentajes de armas con los delitos violentos, con los asesinatos? En Estados  Unidos hay 89 armas por cada cien habitantes y el siguiente país que más se le aproxima es Yemen, con 55. Pero también en Europa hay dos naciones con un número elevado de armas entre la población, Suiza , que dispone de 46 armas por cada cien habitantes y Finlandia con 45 por cada cien. Finlandia y Suiza son dos de las sociedades más pacíficas del mundo, mientras que Yemen y Estados Unidos podríamos considerarlas sociedades con un alto nivel de violencia, aunque en el  caso de Yemen tenga connotaciones políticas y religiosas diferentes.

Ranking de armas del año 2007. En la columna del centro tenéis el número de armas de fuego en poder de civiles por cada cien habitantes y en la de la derecha el número total de fuego. Cuando hay cuatro cifras o más , el número son millones, como por ejemplo Estados Unidos (270 millones) o España (cuatro millones y medio) pero los de tres  o dos cifras están en miles , así Islandia serían noventa mil o Croacia novecientas cincuenta mil. Este ranking demuestra que la relación entre armas y violencia no es directa, porque países como Suiza y Finlandia , que podríamos considerar entre los más pacíficos de Europa y del mundo, tienen un número de armas por cada cien habitantes que las sitúan en tercera y cuarta posición respectivamente de esta clasificación. El principal problema, desde mi punto de vista, no es que las armas generen violencia, sino que a personas que no tienen un comportamiento normal les facilita realizar actos como el de Newtown, como hace unos meses en Aurora , también en Estados Unidos, donde un hombre disfrazado de Batman disparó contra el público o como la celebre masacre de Columbine en 1999 que dio lugar a la película documental "Bowling for Columbine "  de Michale Moore donde además de la matanza de Columbine trata el tema de la proliferación de armas y lo sencilla que es su adquisición en Estados Unidos, criticando a la poderosa Asociación Nacional del Rifle (Imagen procedente de http://politikon.es )

Es decir, las armas por sí solas no nos vuelven violentos ni hacen que una sociedad sea más violenta , como lo demuestran Finlandia y Suiza, pero tampoco sirven para disuadir a los violentos, porque tanto Estados Unidos como Yemen tiene altos índices de muertes violentas. Es verdad que aunque se ilegalicen las armas, siempre es posible lograrlas  por otros medios y que  los que acudan a estos otros conductos serán delincuentes, pero no son los delincuentes comunes los que perpetran esta clase de matanzas, sino personas como Adam, que  por razones que hoy no conocemos, fue acumulando odio en su interior o quiso vengarse o demostrar algo al mundo y el viernes pasado hizo algo tan sencillo como coger las armas que su madre tenía en casa , dirigirse a una escuela y asesinar a veintiséis personas antes de darse muerte a sí mismo. ¿Habría podido hacerlo sin esas armas? Tal vez sí, hay muchas formas de asesinar, pero le habría resultado más difícil, habría habido más posibilidades de que alguien advirtiera lo que estaba haciendo y detenerle o incluso, viendo las dificultades, lo habría pensado más y podría haber desistido, o tal vez no, es imposible saberlo.pero en todo caso no habría sido tan sencillo asesinar a tantos inocentes. Si pones una cerilla en las manos de un pirómano el resultado más probable es que prenda fuego a todo, si pones un arma al alcance de un demente puedes estar jugando con la vida de muchas personas.

Una de las imagenes que hicieron celebre a la poderosa Asociación Nacional del Rifle, con su presidente, el famoso actor Charlto Heston (1923-2008), alzando un arma durante la asamblea del año 2000. La Asociación Nacional del Rifle fue fundada en 1871 y tiene más de cuatro millones de socios . Defienden el derecho a poseer armas tanto para la defensa personal como para el deporte , oponiéndose enérgicamente a cualquier intento de los diferentes gobiernos norteamericanos para legislar leyes restrictivas de la posesión de armas (Imagen procedente de http://elpais.com ) 

Como decía la frase con la que abría este artículo "un revólver no puede usarse en modo alguno más que para matar a alguien." , yo no quiero matar a nadie y por lo tanto no quiero tener una pistola y me sentiré más seguro si la mayoría de la gente que me rodea no la lleva, excepto quienes tienen que velar por nuestra seguridad. Seguirá habiendo gente armada por supuesto, delincuentes que podrán utilizar esas armas para robar o asesinar, no hay más que recordar el asesinato de setenta y siete jóvenes en Noruega el verano de 2011 por Anders Behring Breivik ,  pero pienso que cuanto más obstáculos pongamos a su adquisición más barreras pondremos para evitar masacres como la de Newtown pero también estoy convencido que en Estados Unidos las armas seguirán vendiéndose en sus 129.817 distribuidores de armas , donde las dos pistolas con las que disparó Adam se pueden adquirir por entre quinientos y setecientos euros y donde solo en este año 2012 casi diecisiete millones de norteamericanos han solicitado comprar un arma. Decía el líder de la independencia de India, Mahatma Gandhi "La humanidad no puede liberarse de la violencia más que por medio de la no violencia" y aunque sea una utopía acabar con ella porque forma parte de nuestra naturaleza, y siempre tendremos armas a nuestro alcance, una piedra, un cuchillo, un bidón de gasolina, pero serán menos eficaces para un asesino que un rifle de asalto y dos revólveres. El debate volverá a apagarse, nuevas noticias llevarán esta tragedia al recuerdo hasta que en algún otro lugar , un día, alguien, por una u otra razón, vuelva a apretar el gatillo. He tratado de no hacer demagogia en este artículo, tan sólo he expresado mi opinión personal que sobre todo en países como Estados Unidos no es compartida ni entendida por muchos, por los diferentes conceptos que tenemos de libertad individual.

PELÍCULA DOCUMENTAL "BOWLING FOR COLUMBINE"

Creo que la mejor forma de terminar este artículo es con la película documental "Bowling for Columbine" del director Michael Moore(1954)  donde además de tratar sobre la matanza de Columbine de 1999, realiza un análisis ácido sobre la venta de armas en Estados Unidos. Un documental que levantó polémica a favor y en contra, pero que creo que es interesante verlo para entender mejor lo que las armas significan en la sociedad norteamericana.

 
Famosos