domingo, 23 de diciembre de 2012

HISTORIAS DE EXTINCIÓN: LOS RENOS Y LOS NENETS , DOS DESTINOS ENTRELAZADOS

Cuando escribo este artículo es veintitrés de diciembre, ya en las vísperas de Navidad, y una de las imagenes más asociadas a estas fechas es el trineo de Papa Noel surcando los cielos cargado de juguetes para repartirlos entre los niños de todo el mundo, e impulsado por los ocho renos navideños que son mencionados por primera vez en el poema "A visit from Saint Nicholas". El poema fue publicado anónimamente el 23 de diciembre de 1823 en Nueva York, y en él se contaba la historia de un hombre que la noche de Nochebuena, mientras su esposa e hijos duermen, se despierta al oír unos ruidos fuera de su casa. Se asoma a la ventana y en ese momento ve un gran trineo por el cielo conducido por San Nicolás y tirado por ocho renos . El trineo aterriza sobre el tejado de la casa, San Nicolás desciende por la chimenea y el padre ve como llena de juguetes los calcetines de sus hijos y a continuación vuelve a la chimenea y trepar por ella hasta el exterior , se sube de nuevo al trineo y se aleja por el cielo mientras exclama "Happy Christmas to all, and to all a good night.", "Feliz Navidad a todos y a todos Feliz Noche Buena". Aunque la autoría de este poema es aún hoy controvertida, tradicionalmente se atribuye al profesor norteamericano Clement Clarke Moore(1779-1863) que lo habría escrito para sus hijos y a sus versos debemos buena parte de la imagen que aún hoy tenemos de San Nicolás, Santa Klaus o Papa Noel.

File:A Visit From St. Nicholas, by Clement C Moore.jpg
El manuscrito original del poema "A Visit from Saint Nicholas" conservado en New-York Historical Society donde menciona a los ocho renos originales que impulsaban su trineo. Aunque es un poco extensa os incluyo aquí su traducción aproximada "Era la noche antes de Navidad, mientras que por la casa/ya nada se movía, ni siquiera un ratón pasa;/las medias colgaban de la chimenea con cuidado,/en espera que Santa Claus pronto haya llegado;/los niños abrigados en sus camas, acurrucados estaban,/mientras que sueños fantásticos en sus cabezas danzaban;/yo con mi gorra y mamá con su chal,pensábamos solo en el largo sueño invernal,/cuando afuera de pronto un alboroto se presentaba,/brinqué de mi cama para ver que pasaba,/con empeño a la ventana como relámpago salté,/y abrí las persianas y el bastidor elevé./La luna en el seno de la nieve que caía/daba a los objetos, resplandor de mediodía,/cuando, ante mis maravillados ojos aparecían,/un trineo miniatura y ocho pequeños renos que venían,/con un viejito manejando, muy alegre y veloz,/supe de inmediato que era Santa Claus/Más rápido que águilas sus corceles vinieron,/y él les silbaba, les gritaba, y sus nombres se oyeron;/" ¡ahora Lucero! ¡ahora Cometa! ¡ahora Zorro y Saltarín!/¡adelante Cupido! ¡adelante Gracioso! ¡adelante Relámpago y Bailarín!/¡a lo alto del pórtico! ¡a lo alto de la pared subamos!/¡ahora empujen vamos! ¡empujen vamos! ¡todos empujen vamos!"/Como hojas secas que ante el salvaje huracán vuelan,/y cuando hallan un obstáculo al cielo se elevan,/hacia arriba del tejado los corceles volaron,/a Santa Claus y el trineo lleno de juguetes llevaron./Y en un santiamén, oí sobre el techo sonar,/el pateo de cada pezuñita al llegar./Como lo supuse, mi cabeza fui volteando,/y vi por la chimenea a Santa Claus, con su bulto bajando./Él vestía todo de piel, de pies a cabeza,/y su ropa estaba manchada de hollín y ceniza;/un bulto de juguetes sobre su espalda pendía,/parecía vendedor ambulante, cuando su paquete abría./Sus ojos como brillaban; sus hoyuelos ¡que belleza!,sus mejillas eran rosadas, su nariz una cereza,/como un arco, dibujada hacia arriba su boquita graciosa,/y tan blanca como la nieve, su barba primorosa;/el cabo de una pipa sus dientes tenían con firmeza,/y el humo como una corona rodeaba su cabeza;/él tenía cara ancha, y su barriguita que lo redondea,/la sacudía cuando reía, como tazón de jalea./Era gordinflón y cachetón, un alegre y verdadero enano viejo, sí/que muy a mi pesar, me reí cuando lo vi;/con un guiño de su ojo, y un saludo de su cabeza me hizo saber,/que no había motivo del cual debía temer;/no habló ni una palabra, fue directo a su trabajo,y colocando sus dedos junto a su nariz,/dio un saludo de despedida, y por la chimenea subió en un tris;/él brincó a su trineo, y a su equipo dio un silbido,/con empeño todos volaron y pronto los había perdido./Pero aún lo oí exclamar, al perderse en la oscuridad,/"¡UNA FELIZ NOCHE BUENA!; Y PARA TODOS ¡FELIZ NAVIDAD!" (Traducción procedente de http://www.fotolog.com . Imagen procedente de http://commons.wikimedia.org)
El poema dice en unos de sus versos, en una traducción libre que acabo de hacer y por la que pido disculpas de antemano por su torpeza, "A mis sorprendidos ojos apareció un pequeño trineo, y ocho diminutos renos con un pequeño y anciano conductor, tan lleno de vida y ágil, que yo supe al momento que debía ser San Nicolás". Desde aquel poema los renos quedaron asociados a una de las imagenes más reconocibles y entrañables de la Navidad, al menos en los países bajo la influencia de la cultura anglosajona , aunque a partir de 1939 a los ocho renos se le añadió un noveno reno, Rudolf, creado por el norteamericano Robert L.May(1905-1976) en 1939, cuando publicó "Christmas Story", donde narraba la historia de un reno llamado Rudolf del que los demás renos de su manada se burlaban porque tenía la nariz roja que además emitía luz en la oscuridad por el encantamiento de un hada. Pero en unas navidades una gran tormenta de nieve impedía seguir la marcha al trineo de San Nicolás ya que no se veía nada y los niños del mundo podían quedarse sin regalos. Entonces Rudolf se ofreció a guiarlos gracias a la luz roja de su nariz que les iluminaría el camino. San Nicolás le puso al frente del trineo y aquella Navidad los niños del mundo también recibieron su regalo.A partir de entonces el trineo de San Nicolás sería siempre tirado por nueve renos, con Rudolf a la cabeza .


Sin duda una de las imagenes más tradicionales de Navidad, el trineo de Papa Noel o Santa Claus impulsado por los renos , tradicionalmente ocho hasta que en 1939 se sumó un nuevo protagonista, Rudolf, que con su nariz roja guia al resto de los renos para distribuir los regalos por los hogares de todo el mundo en la noche del 24 de diciembre. Una hermosa postal navideña que si queremos conservar en la realidad y no sólo en los relatos y los dibujos habrá que evitar su progresiva extinción que pone en peligro además a los pueblos que dependen de ellos para su propia supervivencia como veremos a lo largo del artículo (Imagen procedente de http://www.destinoytarot.com )
De esta manera los renos son protagonistas de nuestras navidades , forman parte de la imagen que ,al menos en el mundo occidental, tenemos asociada a estas fechas, pero aún son mucho más importantes los renos reales que ,al igual que los búfalos para las tribus indias de Norteamerica, constituyen la base de la cultura de pueblos como los Nenets(también se escribe Nénets y como lo he encontrado de las dos formas me he decidido por escribirlo sin acento), un pueblo nómada que habita las heladas llanuras de Siberia y cuya vida dependen casi exclusivamente de los renos , una cultura y una forma de vivir que el cambio climático y la destrucción de su entorno pueden causar su desaparición unida a la desaparición de las grandes manadas de renos. El reno, también llamado caribú, lo encontramos en las grandes extensiones de tundra y taiga de Siberia , norte de Canadá , Alaska , sur de Groenlandia las regiones Árticas de Europa así como el norte de la península Escandinava. Creo que debería explicaros antes que son la tundra y la taiga, dos ecosistemas que tienen además una importancia clave en el control del clima. La primera, la tundra, una palabra que procede de la lengua sami kildin hablada por quinientas personas de ascendencia lapona que habitan la península rusa de Kola y que significa "Llanura sin árboles", define con su nombre las características de esas tierras, la ausencia de árboles con un subsuelo helado cubierto de musgos y líquenes, el llamado permafrost, y con abundancia de turberas, zonas pantanosas donde el agua se ha visto rellenada por una gran cantidad de material orgánico.


Mapa donde en la parte superior vemos la distribución de la tundra,la extensión de tierra cubierta por el permafrost donde no crecen árboles y la vegetación está casi exclusivamente formada por líquenes y musgo, y la taiga, cubierta de grandes bosques de coníferas como el pino y el abeto donde las temperaturas son tan extremas durante el invierno que la mayoría de las aves emigran hacia lugares más cálidos y muchos de los mamíferos hibernan. Estos son los territorios donde viven los renos o caribúes, este último nombre el que se da a los renos que viven en América del Norte . Estos territorios se están viendo amenazados tanto por el cambio del clima con el progresivo aumento de las temperaturas que modifican las condiciones de este hábitat, como por la cada vez mayor presencia de las empresas para explotar sus recursos naturales (Imagen procedente de http://rinconverderon.blogspot.com )
Las turberas juegan un papel crucial en la regulación del clima de la Tierra, ya que retienen en su interior casi el 30% del carbono de todo el mundo ya que la materia orgánica que cae en la turbera queda allí retenida. Si ese carbono fuese liberado a la atmósfera se acelerarían las consecuencias del cambio del clima al perder otro elemento regulador que logra extraer carbono de la atmósfera, justo lo contrario de lo que hacemos los humanos con nuestras emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera. Durante miles de años estos terrenos han sabido adaptarse a los diferentes variaciones del clima, pero la actividad humana está amenazando su conservación , ya que grandes extensiones de turberas son desecadas para sustituirlas por cultivos o para ser desplazadas por el ganado o también para la producción de combustible. En todos los casos implica la destrucción de miles de kilómetros cuadrados de turberas que dejarán de fijar el carbono en el suelo para liberarlo a la atmósfera acelerando el calentamiento global del planeta. Pero regresemos a la tundra, donde se hallan las turberas. La tundra la encontraremos a lo largo de toda la costa norte de Canadá, Alaska, y la costa de Siberia hasta la península Escandinava. Su clima se caracteriza por inviernos largos y muy fríos, donde la temperatura puede descender hasta los 28 grados bajo cero y veranos cortos y frescos.


Una hermosa fotografía de la Taiga, pero su belleza esconde también la extrema dureza de la vida en estos bosques al igual que en la tundra donde viven pueblos como los nenets y donde sólo crecen líquenes y musgos además de algunas especies de arbustos enanos. En estos dos ecosistemas los inviernos son largos y gélidos y los veranos breves y frescos , y una de las pocas fuentes de alimentación segura son los renos que proporcionan carne, leche, pieles, huesos e incluso sangre que también es consumida por los niños nenets ya que creen que les da un mayor vigor . Los bosques de la taiga ocupan una superficie de unos dieciséis millones de kilómetros cuadrados por territorio de Estados Unidos, Canadá, Noruega, Suecia, Finlandia y Rusia con temperaturas que en invierno descienden por debajo de los treinta grados bajo cero , mientras que la tundra tiene una extensión de unos siete millones de kilómetros cuadrados . En Siberia se encuentra el pueblo de Oymyakon donde en 1926 se registró la temperatura más baja de la historia en un lugar habitado por el ser humano, 71,2ºC bajo cero(Imagen procedente de http://commons.wikimedia.org )
He mencionado el permafrost que no es otra cosa que la capa de hielo que cubre la superficie de la tundra . Su nombre, permafrots, significa "permanentemente helado", ya que hasta hace unas décadas esta capa de terreno nunca se descongelaba excepto su pare más superficial, conocido como mollisol, mientras que su parte más profunda, el pergelisol, permanecía helada incluso en pleno verano. Hoy ya no es así, y ,como ya he mencionado en otros artículos, se está comprobando como en Alaska y en zonas de Siberia comienza a descongelarse como consecuencia del incremento de temperaturas amenazando con liberar los grandes depósitos de carbono y gas metano retenidos por la capa de hielo.Junto al reno podemos encontrar en la tundra grandes mamíferos como el Oso Polar, el Oso Kodiak o el lobo. Pero además de la tundra os dije que el reno también se encontraba en la Taiga , una palabra procedente de la lengua del pueblo yakuto asentado en Yakutia, al noreste de Rusia, en Siberia y junto a la costa Ártica, y que significa "todo territorio inhabitado, cubierto de vastos bosques" . Al igual que la tundra, la taiga se extiende por el norte de Siberia, norte de Canadá, Alaska y norte de Europa, también con temperaturas extremas en invierno, que pueden descender más allá de los treinta grados bajo cero y con veranos cortos donde las temperaturas tienen una media de diecinueve grados, que es el tiempo donde las plantas pueden florecer y crecer.

Mapa de Rusia ocupada en su mayor parte por Siberia, ya que comienza justo al este de los Montes Urales y tiene una superficie de doce millones de kilómetros cuadrados distribuidos en tres regiones diferencias, Siberia Occidental, Siberia Central y Siberia Oriental . Vemos en el mapa los tres grandes ríos que la recorren, el Obi, el Yenisei y el Lena. El Lena es el décimo río más largo del mundo, con sus 4313 kilómetros de longitud, mientras que el Yenisei le sigue muy de cerca con 4093 kilómetros de longitud y es el más caudaloso de Siberia . Su superficie está cubierta en gran parte por los bosques de la taiga y en las zonas costeras por la tundra, y también contiene el Lago Baikal, el más profundo del mundo con 1637 metros en su lugar más profundo . En el año 2005 la población total de Siberia era de 38.700.000 habitantes , entre los que se encuentran los protagonistas de este artículo, los Nenets, que son apenas unos 40.000 , de los que sólo unos diez mil siguen llevando una vida nómada ahora en peligro por el cambio del clima y la disminución de la población de renos (Imagen procedente de http://cosmoecologos.blogspot.com )
La taiga se caracteriza por sus densos bosques de coníferas, árboles de hoja perenne y con forma de aguja que le permite resistir mejor el frío y perder poca agua , entre las que destacan los pinos y los abetos , aunque en zonas más meridionales de la taiga se pueden encontrar también otras especies como el olmo o el roble. El intenso frío del invierno fuerza a la mayoría de las aves a emigrar hacia otras latitudes más cálidas, mientras que muchos de los animales que las habitan hibernan durante los meses más fríos . Osos, lobos, ardillas, castores, liebres y , por supuesto, los renos figuran entre las principales especies de este hábitat. Entre la taiga, zona boscosa, y la tundra, zona de musgos y líquenes cubiertas por la capa helada del permafrost, contienen casi una tercera parte del carbono almacenado en nuestro planeta, lo que deja clara la importancia de este ecosistema para el clima de la Tierra. Pero ahora conozcamos a uno de los pueblos que habita estas tierras, los Nenets. Son poco más de cuarenta mil individuos distribuidos a lo largo de la costa Siberiana en los distritos autónomos de Nenetsia, Yamalo-Nenets, Janti-Mansi y Krasnoyarsk. Según la mayoría de antropólogos los Nenets se separaron del resto de pueblos ugrofineses, que luego se extenderían por zonas como la actual Finlandia o las Repúblicas Bálticas, hacia el tercer milenio antes de Cristo para dirigirse hacia el este de Siberia donde permanecieron independientes y al margen del resto de la sociedad hasta que en el siglo XVII quedaron bajo el dominio del Imperio Ruso.

DOCUMENTAL "CLIMAS EXTREMOS:OYMYAKON"

Para que podáis conocer mejor la dureza de la vida en las zonas de taiga y tundra os he incluido este documental de Televisión Española en Oymyakon, el pueblo más frío del mundo porque en él se registró en 1926 la temperatura más baja registrada en un lugar habitado de forma permanente por el hombre con 71,2ºC bajo cero, como ya he mencionado más arriba, aunque no es el record absoluto ya que este pertenece a la Base Vostok en la Antártida con 89,20º C bajo cero . Oymyakon está situado en Yakutia, en el corazón de Siberia.


Pero a pesar de estas bajo dominio ruso ellos siguieron llevando su vida tradicional hasta el siglo XX. Entre los nenets había dos grupos, los nenets de los bosques , dedicados a la pesca y la caza y radicados en los territorios entre las cuencas de los ríos siberianos del Obi y el Yenisei , mientras que un segundo grupo se estableció en la Península de Kanin y la isla de Kolgujev , bañadas por las aguas del Mar de Barents y frente a la Península de Kola en el noroeste de Rusia. Esta es una región de tundra y allí se establecieron los llamados por ello Nenets de tundra , que a diferencia de los nenets de los bosques, a partir del siglo XVIII se especializaron en la cría de los rebaños de renos que hasta entonces cazaban. Los nenets tenían una cultura chamánica, donde su principal deidad era Num que se encontraría presente en todas las criaturas vivientes , pero durante la década de 1820 las autoridades rusas les forzaron a adoptar el cristianismo como religión, aunque siguieron practicando en secreto sus tradiciones religiosas y ceremoniales, como el sacrificio al comienzo de la primavera y el otoño de renos blancos en su honor. Pero abandonemos por un instante a los nenets para conocer un poco mejor al animal que se ha convertido en imprescindible para la supervivencia de este pueblo, el reno.


Mapa del territorio autónomo de los Nenets, situado en el noroeste de Rusia, . Podéis ver su situación con respecto al resto de Rusia en el pequeño mapa de la esquina superior derecha . Según el último censo realizado en el año 2002 quedan 41.000 nenets de los que 31.000 aún hablan su lengua original , el nenezo. Como explico en el texto del artículo , los nenets están separados en dos grandes grupos, los nenets de los bosques y los nenets de las tundras, y estos últimos son los que se concentrarían en un número de unos diez mil esta región autónoma, llevando una vida todavía nómada conservando su antigua relación con los renos a los que acompañan en su anual movimiento migratorio desde la tundra a la taiga en invierno y a la inversa en verano, recorridos que pueden superar los mil kilómetros de distancia y con unas condiciones climáticas muy duras. Sus tierras parecen albergar grandes yacimientos de gas que la gigantesca empresa gasística Gazprom pretende explotar a través del llamado Proyecto Yamal . Gazprom tiene más de 415.000 empleados, exporta gas a Europa Occidental y Ucrania, tiene un valor de mercado de que supera los 250.000 millones de dólares y es la mayor extractora de gas natural del mundo. Un enemigo extremedamente poderoso para los Nenets que ven como su territorio y su forma tradicional de vida se ve amenazada por los proyectos de explotación, la contaminación ylas infraestructuras que se construirán y que alterarán aún más el frágil hábitat de sus tierras, ya afectadas por el cambio del clima. En la web de la organización Survival que ofrece información sobre diferentes pueblos indígenas amenazados, un nénet expresa el temor de este pueblo por su propia existencia en el futuro como consecuencia de la desaparición de su hábitata " Lo que le ocurre a la tierra es muy importante para nosotros- explica un pastor nenet-. Tememos que con todas estas nuevas industrias no podremos migrar más. Y si ya no podemos migrar, puede que nuestro pueblo desaparezca por completo. (Imagen procedente de http://mirdig.wordpress.com )


El reno vive, como ya hemos visto, en las mismas regiones donde se encuentran las grandes extensiones de taiga y los bosques de la tundra, y aunque con características muy similares están divididos en nueve subespecies, cuatro en el continente euroasiático , los que conocemos con el nombre de renos, y cinco en América del Norte, donde se les da el nombre de caribúes. Según la subespecie puede variar su tamaño y peso, pudiendo oscilar entre los sesenta kilos de las hembras de menor tamaño hasta los trescientos kilos de los machos de mayores dimensiones , aunque los pesos más habituales se encuentran entre los 150 y los 170 kilos, con una característica diferenciadora con respecto a otros miembros de las familias de los ciervos, y es que tanto la hembra como el macho lucen espectaculares astas aunque con un dato curioso, a los machos jóvenes se les caen los cuernos en primavera, a las hembras en verano y a los machos de mayor edad esta caída se les retrasa hasta diciembre. Forman grandes rebaños que emigran según la estación del año, en verano habitan las zonas de tundra mientras que en invierno se desplazan a los bosques de la taiga , enfrentándose a sus depredadores, principalmente los lobos, los osos y los linces. Una vez que llegan a su destino los machos se separan del rebaño que queda formado principalmente por las hembras y las crías.

*
Fotografía de una mujer nenet junto a la tradicional vivienda cónica de los nenets, el chum, hecha con la piel y el pelo de los renos . Durante el gobierno de Josef Stalin (1878-1953) , los nenets, como muchas otras minorías étnicas de la Unión Soviética, tuvieron que sobrevivir a los intentos de destruir su cultura. Fueron forzados a abandonar su vida nómada para concentrarlos en las granjas colectivas o Koljós creadas en 1928 después de que Stalin decretara la extinción de las explotaciones agrarias privadas y se convirtieran en explotaciones colectivas. Los niños eran separados de sus familias y educados por el gobierno ruso que además trataba de que olvidaran su lengua y su cultura. Acostumbrados a una vida nómada y muy unida a la naturaleza los nenets no pueden adaptarse a esa vida sedentaria y muchos de ellos cayeron en el alcoholismo y depresiones. Después de la muerte de Stalin en 1953 , fueron abandonando paulatinamente estas granjas colectivas y regresando a su vida nómada acompañando a los rebaños de renos (Imagen procedente de http://www.survival.es )


Los nenets de la tundra aún hoy acompañan a los renos en sus rutas migratorias hacia los bosques de la taiga en invierno y hacia la tundra en verano , pues de los renos obtienen todo aquello esencia para su supervivencia, desde la piel que utilizan para la confección de abrigos y sus tiendas tradicionales llamadas Chum, hasta la carne y la leche de reno, base de la dieta de los nenets, e incluso las herramientas y hasta los trineos los fabrican con los huesos de los renos. Una vida extremadamente dura, pues pueden llegar a soportar temperaturas por debajo incluso de los cincuenta grados bajo cero y recorriendo distancias de más de mil kilómetros, pero es su vida , su cultura y sus tradiciones que han sabido conservar incluso a pesar de los intentos de asimilación sufridos durante el régimen soviético en el siglo XX. Pero lo que el paso del tiempo y los desplazamientos ordenados por Josef Stalin no consiguieron lo puede lograr ahora el deterioro del medio ambiente, la contaminación, la invasión de su territorio por la industria del petróleo y gas natural, que establecen en la tundra grandes factorías que a su vez precisan de carreteras y otras infraestructuras que además de destruir grandes porciones de su territorio y del liquen base del alimento de los renos, cortan las vías de emigración natural de sus manadas.

Un pastor nenet bebiendo un tazón de sangre de reno. Cuando uno de los renos es sacrificado, lo que suelen hacer con los individuos de mayor edad , toda la familia se reune alrededor de su cuerpo y comen la carne cruda y beben su sangre , ya que piensan que así le da más fuerza y es más nutritiva. Además de la carne de reno, una carne que se caracteriza por ser rica en vitaminas, proteínas y minerales y también por su escaso contenido en grasas, los nenets completan su alimentación con pescado, sobre todo salmón. (Imagen procedente de http://www.survival.es )
Estas industrias están aprovechando el aumento de la temperatura global que ha causado el retroceso del hielo en el Ártico y facilitado el acceso a zonas donde hasta ahora no podían trabajar y que eran el hogar de pueblos como los Nenets. La organización Survival por los Pueblos Indígenas denunciaba esta misma semana el rápido declive de las poblaciones de reno y su director, Stephen Corry, declaraba " Para muchas personas en todo el mundo, los renos son un símbolo de las fiestas navideñas. Es posible que pocos de nosotros sepamos que para varias tribus del norte este animal es parte integral de su supervivencia y de su historia como humanos. Es una gran tragedia que la boyante industria extractiva del Ártico esté cobrándose un peaje tan grande en los renos y en sus pastores" y en la página de esta organización de defensa de los derechos de los indígenas encontramos este dato abrumador sobre el mayor rebaño de renos del mundo, el de George River en Canadá "En el noroeste de Canadá -afirma Survival- el tamaño del rebaño más grande del mundo ha descendido drásticamente. Llegó a tener entre 800.000 y 900.000 ejemplares , pero un reciente estudio del gobierno en 2012 ha revelado que sólo quedan 74.000, una caída del 92%". Al igual que sucede en Siberia donde los nenets dependen casi por completo de los renos para sobrevivir, en Canadá es otro pueblo el que depende de los caribúes, los Innus , que pertenecen a los conocidos como Pueblos Algonquinos.

DOCUMENTAL SOBRE LOS SAAMI,

Este documental no es sobre los nenets, sino sobre los Saami, también conocidos como lapones, que viven en el norte de Noruega, Suedia, Finlandia y en la Península de Kola en Rusia, pero creo que es interesante porque también se dedican a la cría de los renos y podéis haceros una idea de como es su vida , pues se enfrentan a los mismos problemas de los nenets



Los Pueblos Algonquinos extienden sus territorios desde el estado norteamericano de Virginia hasta el norte de la Bahía de Hudson en Canadá, aunque en realidad Algonquino es sólo el nombre de una de sus tribus y significa "Nuestros aliados". Bajo esta denominación encontramos pueblos como los Pies Negros, los Cree y los Innus . Estos últimos se distribuyen en poblados que encontramos en las provincias canadienses de Quebec, Labrador y en la actualidad están formados por unos 25.000 miembros. Al igual que los Nenets en Siberia, los Innu se dedicaban a la caza y la pesca, vivían en tiendas con forma de cúpula llamadas wigwam que hacían con la piel de los caribúes igual que sus ropas . Su dios principal es Guitche Manitu, el Gran Creador o el Gran Espíritu pero también creen en los espíritus de los animales y de cualquier ser vivo y , sobre todo, el espíritu del caribú, el animal que les proporciona todo lo necesario para vivir. Los antropólogos estiman que los Innus pueblan estas tierras canadienses desde el 12.000 a. C, y que su primer contacto con el hombre blanco fue hacia el año 1000 cuando los vikingos establecieron allí su primer asentamiento. En el siglo XVII tuvieron la visita de los primeros exploradores franceses y ya en el siglo XVIII pasaron a formar parte del Canadá británico.Ya durante el siglo XIX sufrieron un proceso de colonización muy similar al padecido por las tribus indias de Estados Unidos, es decir, les arrebataron las tierras y los confinaron en reservas donde se les trató de civilizar, es decir, de convertirlos al cristianismo. Se les prohibió cazar castores, una de sus fuentes de ingresos y les talaron más de la mitad de sus bosques, mientras la población Innu era diezmada por las epidemias y también por el alcoholismo.

Los Nenets como otros pueblos siberianos dispones de hasta 1500 palabras que se refieren a los renos. Y son considerados no sólo vitales para servir de alimento y transporte, sino también para su religión, ya que creen que estos le pueden transportar sus espíritus al cielo. Con su piel los hombres confeccionan la Malitsa, que esta hecha con las pieles de cuatro renos, mientras que las mujeres visten la yagushka, otra prenda hecha nada menos que con las pieles de ocho renos. Sus botas también están confeccionadas con piel de reno .En la época de más frío los renos son capaces de regular la temperatura corporal reduciendo la temperatura de la sangre en sus patas e incrementando la del resto del cuerpo. Cada pastor nenet tiene un reno que para él es sagrado y al que no se puede sacrificar hasta que ya sea demasiado mayor para poder acompañar al resto de la manada (Imagen procedente de http://www.survival.es )

Survival International (su pagina por si queréis conocer más información es www.survival.es )la denunciaría ya en el siglo XXI el desplazamiento de las poblaciones Innus lejos de sus territorios ancestrales, la destrucción de su cultura y de su hábitat y a todos estos problemas ahora hay que añadir la progresiva desaparición del que hasta ahora había sido su principal medio de vida y una seña de identidad cultura, el caribú . Las causas de la extinción del caribú son casi las mismas que en Siberia, las explotaciones mineras la construcciones de grances centrales hidroeléctricas y el cambio climático que están alterando las rutas migratorias de los caribúes y reduciendo el territorio donde encontrar comida . Survival recoge las palabras del jefe Innu Georges-Ernest Gregoire que explica que "El caribú es fundamental para nuestra cultura, nuestras creencias espirituales y nuestra sociedad como cazadores que hemos vivido en nuestra patria, Nitassinan [Quebec-península de Labrador] durante miles de años" y añade como causas de la gradual desaparición de los caribúes "Todos los enormes proyectos de ‘desarrollo’ que se han impuesto en nuestra tierra en los últimos cuarenta años han tenido, sin lugar a dudas, un impacto acumulativo en el tamaño del rebaño de caribúes. Por eso necesitamos control real sobre nuestros territorios y recursos, y por eso debemos participar como iguales en las decisiones que afecten a nuestras tierras y a los animales que viven en ellas".

Para que estos niños nenets, en la fotografía junto a uno de sus trineos, tengan un futuro es preciso detener la destrucción de su hábitat más allá del cambio climático que cada vez es más acusado, pero que no debe ser potenciado por la acción del hombre. Si es precioso explotar los yacimientos de gas natural de sus tierras hay que pedirles su consentimiento, porque es su hogar y es su forma de vivir, y buscar la forma de no destruir ese mundo mucho más antiguo que la nación que ahora les gobierna. Como dice uno de los pastores nenets en la página de Survival, "Pedimos a las empresas que tengan en cuenta nuestro punto de vista cuando llevan a cabo las prospecciones . Y es importante que los gasoductos no interfieran nuestro acceso a los pastos de renos." Y si no cuidamos aquella tierra por ellos, si somos demasiado egoístas para molestarnos por la destrucción de su mundo, deberíamos preocuparnos por nosotros mismos. De no detenerse el progresivo calentamiento del clima millones de toneladas de gas metano y los depósitos de carbono que se encuentran bajo la helada capa de Permafrost serán liberados a la atmósfera multiplicando las consecuencias del calentamiento global (Imagen procedente de http://ethnolyceum.wordpress.com )


Para muchos de nosotros el cambio climático es aún algo que leemos pero que todavía no experimentamos en nuestra vida cotidiana , pero para los nenets y los innus forma ya parte de su realidad diaria , como explica otro Innu a Survival "Nuestros ancianos saben que los animales serán los primeros en sentir los efectos de todo este daño. La cadena alimenticia se romperá y muchos acabarán sufriendo.Y todo este desarrollo, como hidroeléctricas, minería, carreteras, tala, solo agravará el dilema que afecta a la supervivencia de los animales." Los nenets y los innus tienen como comida principal el reno, de él obtienen la piel para hacer sus ropas y construir sus casas, huesos para fabricar herramientas y forman parte de sus religiones. En el territorio que hoy ocupan los nenets se han descubierto grandes yacimientos de petróleo y gas natural lo que añade más presión a unas tierras ya muy afectadas por el calentamiento global que pueden conducir a la extinción de los renos tanto en Siberia como en Canadá y con su desaparición también se extinguirá la cultura de estos dos pueblos, otro ejemplo de como el destino de la naturaleza y del hombre están estrechamente vinculados . Ahora que en Occidente, en la mayoría de hogares se ilusiona a los niños con la llegada del trineo de Papa Noel tirado por los renos, es un buen momento para recordar lo importante que es preservarlos de la extinción, no sólo por salvar de la extinción a un animal tan hermoso como el reno, sino para salvar a los nenets y los innus, para salvarnos a nosotros mismos. Como dice el director de Survival, palabras con las que cierro este artículo, "Si verdaderamente nos preocupa el impacto real que el mundo natural tiene sobre nosotros, y viceversa, y no solo verlo por televisión, es el momento de empezar a escuchar a los pueblos indígenas. Saben de lo que están hablando Para los innus, los renos no son una postal navideña"
 
Famosos