martes, 11 de diciembre de 2012

DOHA 2012 , UNA NUEVA OPORTUNIDAD PERDIDA

Dentro de diez días alcanzaremos el 21 de diciembre de 2012, esa fecha que han querido convertir algunos en la del Fin del Mundo anunciado por el Calendario Maya.No tema el lector que no voy a incidir de nuevo sobre este asunto que en menos de dos semanas, por fortuna, dejará de ser un tema de actualidad y al que ya dediqué una serie de tres artículos en el mes de enero de este mismo año. Para el lector que quiera recuperar esos artículos los puede encontrar en el siguiente enlace :
Sólo diré ahora que la conclusión a la que llegaba entonces es que los mayas nunca hablaron de un final del mundo ya que su calendario está compuesto por ciclos y el 21 de diciembre de 2012 es únicamente el final del quinto ciclo de su calendario y el comienzo de uno nuevo. Ninguna de las estelas ni relieves hallados hasta ahora muestran ninguna profecía sobre un final de la humanidad, pero cuando faltan pocos días para que dejemos atrás esa fecha, será el tiempo el que demuestre que una vez más los anuncios , tantas veces repetidos a lo largo de la historia, de un inminente fin de la humanidad no se cumplirán.No deja de ser curiosa esa obsesión por creer que se aproxima nuestro fin colectivo y como se propagan estos vaticinios que siempre logran convencer a un buen número de personas.
 
El 19 de mayo de 1910 estaba prevista la visita del cometa Halley , que se cruza con la tierra cada setenta y seis años. En otras épocas su visión causaba temor y era visto como un signo de que algo malo iba a suceder, pero este cometa en particular ya había sido descrito en el siglo XVIII por el astrónomo Edmund Halley(1656-1742) , por eso lleva el nombre de Halley en su honor, y pronosticó cuando regresaría de nuevo. Sin embargo, aunque pudiéramos pensar que ya en el siglo XX su presencia no causaría temor no fue así, y aunque la comunidad científica  anunció su visita como algo natural, el astrónomo francés Camille Flammarion(1842-1925) anunció que los gases que acompañaban al Halley al entrar en contacto con nuestra atmósfera la envenenaría y acabaría con la vida en el planeta. Con rapidez la mayor parte de los científicos desmintió a Flammarion demostrando con sus cálculos que los gases del Halley eran tan difusos que no representaban riesgo alguno para la vida en la Tierra. Pero daba igual, las palabras de Flammarion ya habían calado entre el gran público y de esta credulidad, como sucede siempre, hubo quién sacó rendimiento, como aquellos que vendieron pastillas que supuestamente iban a proteger a la gente de morir envenenada por los gases. También hubo, por desgracia, víctimas, aquellos que creyeron que el fin era inevitable y decidieron adelantarlo, suicidándose. Por supuesto, el cometa Halley pasó y nada sucedió y pronto su recuerdo quedó olvidado.
 
"Hope´s Anti-Comet pills" Estas son las píldoras anticometas de la marca Hope´s  y además por el módico precio de veinticinco céntimos cada una. El miedo al fin del mundo es uno de los más recurrentes en nuestra historia, desde los terrores del año 1000 a todo género de profetas y visionarios que nos anuncian calamidades y catastróficos finales en una fecha determinada y cuando esta no se cumple se busca una justificación y se cambia la fecha. Y en esas circunstancias siempre hay algunos más astutos que utilizan esos miedos irracionales para hacer negocio, como los fabricantes de estas píldoras. No hace mucho tiempo, antes de llegar al año dos mil  que tan lejano nos parece ya, al menos a mi, hubo  muchas profecías sobre lo que iba a suceder  entonces, los problemas con la informática pues se iba a colapsar al no entender el cambio de milenio. En fin todas aquellas predicciones hoy están olvidadas y sustituidas por otras nuevas . Pero al margen de profecías y visiones, si tenemos un problema no con el futuro del planeta sino con el nuestro, con el de la humanidad. Si seguimos retrasando las medidas indispensables para suavizar en lo posible el cambio del clima , la vida en unas décadas puede ser muy diferente a como la conocemos ahora, y no para mejor y entonces las generaciones futuras mirarán a este tiempo y no comprenderán por qué no hicimos nada (Imagen procedente de http://astronomia-fisica-misiones-espaciales.blogspot.com ) 
 
No es fin del mundo el tema de este artículo pero quería comentar esa preocupación de cierta parte de la humanidad por la llegada de un final catastrófico y lo poco que nos ocupamos de los problemas que de verdad nos ponen en peligro , no a nuestro planeta, porque él seguirá girando aunque nosotros ya no estemos, pero sí nuestro propio futuro. Y la última muestra de esta inconsciencia ante el peligro al que nos enfrentamos, mucho mayor que el de cualquier profecía catastrofista y que no es otro que el progresivo y cada vez más rápido calentamiento de nuestro planeta, ha sido el nuevo fracaso de la Cumbre sobre el Clima en Doha que concluyó el pasado sábado 8 de diciembre de este año 2012. Ya os he puesto en diferentes ocasiones gráficos y fotografías con el retroceso de los glaciares, la disminución de la capa de hielo en el Ártico, el incremento de temperatura de los océanos o las transformaciones en la distribución de árboles y plantas en las zonas montañosas, donde plantas que antes no cruzaban la frontera que separa la media montaña de la alta montaña ahora se encuentran cada vez a mayor altitud al encontrar un clima más benigno. Pero ahora me refiero a un nuevo estudio realizado por la norteamericana Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos(NOAA), el cual coincide con otro realizado de forma independiente por el Instituto de Metereología de Finlandia en colaboración con la Agencia Espacial Europea y la Agencia Europea de Medio Ambiente.
 
Creo que por los organismos implicados estos estudios deberían tener una gran repercusión e influencia en las decisiones políticas pero acabamos de ver que no es así. Según lo registrado en dichos estudios la superficie nevada en Europa y Asia en el pasado mes de junio fue la más reducida desde que comenzaron a tomarse estos datos  en la década de los sesenta del siglo XX y esto también se observaba en los meses de primavera, pues en marzo la superficie nevada se había reducido en un 7% y en abril en un 11% . Y el efecto de esta reducción es un multiplicador del calentamiento global. El hielo del Ártico refleja los rayos del Sol y los envía de nuevo al exterior evitando el calentamiento excesivo del océano , pero cuando este hielo va derritiéndose, como sucede ahora, hay menos superficie helada que sirva de escudo para desviar los rayos solares que ahora son absorbidos por el agua aumentando así su temperatura y causando a su vez que el hielo que flota sobre ella se derrita a más velocidad, reduciendo aún más la capa de hielo que origina un nuevo aumento de la temperatura. Es un sistema que se alimenta a sí mismo y una vez en marcha es muy difícil detener. Pues lo mismo que con el hielo sucede con la nieve , pues esta sirve de escudo para desviar los rayos del sol que en lugar de ser absorbidos por la tierra son enviados de nuevo a la atmósfera, pero si la superficie de nieve es cada vez más pequeña será la tierra la que acumule mayor cantidad  de calor.
 
Este mapa muestra la previsión de la evolución de temperaturas en base al número de noches tropicales, es decir, aquellas que no descienden de los veinte grados, y el número de días con temperaturas superiores a los 35 grados. Podemos ver como a medida que avanza el siglo cada vez más partes del sur de Europa se tiñen de violeta lo que significa que tendrán más de cincuenta días con estas temperaturas, cuando en el mapa de 1961 a 1990 la mayor parte de Europa no alcanzaba casi nunca esas temperaturas. Uno de los efectos de la subida de la temperatura es que la tierra también absorberá más calor que en la actualidad, lo que afectará negativamente a los cultivos , dañando las cosechas e incluso algunos productos podría ser que no pudieran seguir siendo cultivados. Este mapa recoge las previsiones hechas por la Agencia Europea del Medio Ambiente y publicadas este mismo año en su informe "El cambio climático, los impactos y la vulnerabilidad en Europa 2012 ". Pero parece que estos informes no tienen un gran peso en las decisiones de los diferentes gobiernos, aunque la Unión Europea al menos no ha abandonado el Protocolo de Kioto como han hecho otros grandes productores de gases de efecto invernadero como Canadá, Rusia o Japón, que se han unido a las otras dos grandes generadoras de estos gases, Estados Unidos y China, que nunca han ratificado el Protocolo de Kioto de reducción de gases de efecto invernadero. El problema es que las que si lo han ratificado y permanecen en él, la Unión Europea, Noruega, Suiza y Australia, apenas representan el 15% de los gases de efecto invernadero que se emiten en el mundo y el resto está fuera de control (Imagen procedente de http://climaticocambio.com )
 
 
La conclusión del informe es obvia, una disminución en la cobertura de nieve acelera los efectos del cambio climático, con nuevas amenazas como la progresiva acidificación de los océanos causada por el aumento de los niveles de dióxido de carbono en la atmósfera producido por la actividad humana y que ha sido absorbido en gran parte por los océanos del planeta, que afectará en primer lugar a los organismos calcáreos como los crustáceos, los moluscos y los corales,que no podrán formar sus conchas y estructuras orgánicas,  y que podría afectar también al fitoplactón que se encuentra en la base de la pirámide alimenticia. Otra de las amenazas latentes es el derretimiento del permafrost en zonas de Siberia y Alaska. El permafrost es el nombre que se da a la capa superficial del suelo que en regiones muy frías permanece siempre congelado, o al menos permanecía. En los últimos años se viene observando como el permafrost comienza a derretirse amenazando cono dejar escapar grandes depósitos de gas metano, un gas de efecto invernadero que es hasta veintitrés veces más potente que el dióxido de carbono, por lo que una liberación masiva de este gas aceleraría el calentamiento de forma que es difícil de calibrar. Los científicos aun discuten sobre el incremento de temperaturas en estas regiones, pero lo que no se puede negar porque es una realidad visible, es que el permafrost se derrite de la misma forma que el hielo del Ártico ha alcanzado este año 2012 su mínimo histórico o como el deshielo de la capa superior que cubre los hielos de Groenlandia se desheló en un 97% de la superficie total de la isla , cuando hasta ahora nunca había superado el 55%.
 
La disminución de la cantidad de nieve recogida en Asia y Europa, los niveles mínimos de hielo en el Ártico, el record del deshielo de la superficie helada de Groenlandia, el progresivo derretimiento del permafrost, el proceso de acidificación del mar, el retroceso de los glaciares, el incremento de las temperaturas a nivel global son algunos de los síntomas de este cambio del clima que deberían empujar a las principales naciones del mundo a tomar medidas drásticas para evitar que el proceso se acelere y se convierta en irreversible. La semana pasada se celebró la Conferencia de Naciones Unidas del Cambio Climático en Doha, la capital de Qatar y allí se reunieron las delegaciones de 194 naciones , cientos de vuelos, de reservas de hotel, horas de reuniones, debates, negociaciones y todo ello ¿para qué? Para acordar que el Protocolo de Kioto se prolongará hasta 2020. ¿Qué es el acuerdo de Kioto? En otras ocasiones he hablado de él en el Mentidero y de forma resumida es el acuerdo que firmaron el 11 de diciembre de 1997 en la ciudad de Kioto los países industrializados por el que se comprometían a reducir las emisiones de gases de efectos invernaderos en un 5%  entre los años 2008 y hasta el 2012 tomando como base las emisiones de estos gases de 1990. La lista de estos gases estaba formada por el dióxido de carbono, el gas metano, el oxido nitroso, los hidrofluorocarbonos,los Perfluorocarbonos y el Hexafluoruro de Azufre.
 
BREVE REPORTAJE SOBRE EL DESHIELO DEL PERMAFROST
 
Este reportaje de la cadena de televisión Euronews realizado en el año 2011 muestra como el permafrost está comenzando a derretirse y liberar gas metano en Siberia , de momento en pequeñas proporciones, pero que de seguir deshelándose terminará por liberar millones de toneladas de gas metano a la atmósfera con el efecto multiplicador que tendría sobre las temperaturas
 
  
 
Aunque no era una medida demasiado ambiciosa era un paso importante en la lucha contra el calentamiento global . Sin embargo, para que entrara en vigor tenía que ser ratificado al menos por un grupo de países que unidos sumaran el 55% de las emisiones de gases de efecto invernadero y esto no se produjo hasta el 2004, cuando fue ratificado por Rusia , lo que permitió que entrara en vigor el 16 de febrero de 2005, es decir, se habían perdido casi ocho años desde la firma en Kioto. Pero además este no fue ratificado por Estados Unidos, que es la principal emisora de gases de efecto invernadero del planeta , por lo que el Protocolo de Kioto ya nacía sin cumplir las expectativas que había despertado en 1997. A la no ratificación de Estados Unidos se uniría en 2011 Canadá , que abandonó el Protocolo de Kioto para no tener que pagar la multa que le correspondía por no haber reducido sus emisiones de gases de efecto invernadero de acuerdo a lo establecido en el Protocolo. En los años siguientes a  la entrada en vigor  del Protocolo se han sucedido anualmente nuevas Cumbres del Clima para hacer un seguimiento a su cumplimiento y preparar lo que vendría después del 2012 , cuando el Protocolo expiraba. En 2010, en Cancún, se acordó crear un Fondo Verde Climático que iba a estar dotado con 30.000 millones de dólares para ayudar a los países en desarrollo y que pudieran hacer la transición sin incrementar las emisiones de gases de efecto invernadero.
 
Pero en ninguna de estas cumbres se dieron pasos efectivos más allá de presentar al final de cada una de ellas un texto de acuerdos mínimos que lo aplazaba todo para la siguiente cumbre. Y así llegamos al año 2012 , cuando expiraba el Protocolo de Kioto y ¿qué pasos nuevos se han dado?¿qué medidas radicales se han adoptado para frenar este cambio que, como acabamos de ver, cada vez es más patente y su proceso más rápido? Pues es fácil de resumir. Estados Unidos sigue al margen por lo que no se somete a ningún control sobre sus emisiones de gases de efecto invernadero  al igual que China que también se ha mantenido siempre al margen del Protocolo , Canadá , como ya mencioné, lo abandonó en 2011 y ahora se han sumado a esta deserción Rusia y Japón. Solo Estados Unidos y China suman el 45% de las emisiones mundiales, mientras que las naciones que lo han ratificado, entre ellas la Unión Europea, Australia , Noruega y Suiza, representan apenas el 15% de esas emisiones. Además se ha aplazado, como no, hasta el año 2013 discutir las ayudas económicas para los  países en desarrollo destinadas a reducir sus emisiones  y lo único que se acordó fue prorrogar los acuerdos de Kioto hasta 2020 y volver a discutir el acuerdo de reducción de emisiones en el 2015. Es decir, dos nuevos años perdidos y sin esperanzas de llegar a algún acuerdo en 2015 ya que los intereses económicos de las grandes potencias mundiales no parecen preocupadas por los efectos del cambio climático.
 
Después de diecisiete cumbres del clima no sólo no se ha logrado reducir hasta los niveles establecidos por el Protocolo de Kioto la emisión de gases de efecto invernadero sino que incluso se ha incrementado. El único resultado de Doha ha sido prorrogar una vez más la toma de decisiones hasta el año 2015, dos años que no podremos recuperar como tampoco podremos recuperar los quince años que ya hemos dejado pasar desde 1997 cuando se firmó el Protocolo de Kioto. El mayor obstáculo, es la absoluta falta de voluntad de colaborar en esta lucha contra el cambio climático de las naciones que son precisamente las más contaminantes del mundo, Estados Unidos, China, Rusia o India. Si , entre otras muchas cosas que hay que hacer, no se ayuda ahora a las naciones que están en vías de desarrollo a adaptar la producción de sus alimentos a los efectos del cambio climático, en poco tiempo comenzarán a atravesar dificultades, con cosechas cada vez menores debido al incremento de la temperatura del suelo, el menor nivel de precipitaciones y a fenómenos climáticos extremos que arruinaran muchas cosechas. Eso significará que millones de personas pueden llegar a pasar hambre, desestabilizando estas naciones tanto social como económicamente, lo que a su vez afectará al resto del mundo. Todo está relacionado y el aumento de las temperaturas afectará a todo el planeta y a las diferentes naciones, el mundo tal y como lo conocemos sería diferente y la vida de millones de personas estaría en peligro. Llegados a este punto habría que preguntarse si los líderes reunidos en Doha no son capaces de ver esta situación, no se la creen , prefieren no enfrentarse a ello y que lo hagan los que vengan detrás o les da igual (Imagen procedente de http://noqueremosinundarnos.blogspot.com )  
 
Quizás la ministra francesa de Ecología y Energía, Delphine Bartho(1973), es la que mejor supo resumir lo que había sucedido en Doha , al afirmar que el acuerdo "claramente no está a la altura de la urgencia y puede incluso parecer irrisorio cuando el cambio climático se acelera" como declaraba al periódico español "El Mundo". Mientras, el director ejecutivo de Greenpeace, Kumi Naidoo(1965), reflexionaba " En Doha, hoy les preguntamos a los políticos: ¿En qué planeta viven? Evidentemente no en el planeta donde la gente se muere debido a tormentas, inundaciones y sequías." y añadía "Sabíamos que las conversaciones sobre el clima en Doha iban a ser modestas, pero no llegaron ni a alcanzar las expectativas más bajas" y concluye con este reproche a los participantes " El ritmo del progreso es glacial. La incapacidad de los gobiernos para encontrar un terreno común de lucha contra una misma amenaza es inexplicable e inaceptable. Al parecer, los gobiernos están poniendo los intereses nacionales a corto plazo por delante de la posibilidad de supervivencia global a largo plazo".Mientras,  Climate Analytics y el Potsdam Institute for Climate Impact Research elaboraron para el Banco Mundial el estudio "Reducir el calor: Por qué se debe evitar un aumento de 4°C de la temperatura mundial" donde subrayaban , como informa Periodismo Humano, la incidencia que tendrá el incremento de las temperaturas en la producción de alimentos. Uno de los encargados de este estudio , el científico de Climate Analytics Michiel Schaeffer , afirma "No hay duda de que el cambio climático plantea un riesgo importante para nuestra capacidad de producir alimentos".
 
BREVE INFORMATIVO SOBRE LA CUMBRE DE DOHA
 
Apenas dura un minuto pero nos sirve para comprobar hasta que punto ha sido un fracaso la Cumbre de Doha ante la negativa de las grandes potencias a participar en lo que tendría que ser el esfuerzo común de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, aunque las delegaciones asistentes quieran , muchas de ellas, enmascararlo detrás de declaraciones como la  del ministro español de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete que ha declarado sobre la Cumbre que "es importante que en Doha se hayan puesto en marcha los mecanismos que permiten a la llamada Plataforma de Durban seguir trabajando hacia la búsqueda de un marco jurídico vinculante que cubra a todos los países, desarrollados y en desarrollo". Llevan trabajando desde 1997 sin resultados y con la triste realidad de que ni Estados Unidos, ni China, ni Rusia, ni Canadá o Japón entre otras piensan colaborar
 
 
 
Seiny Nafo, delegado de Mali y portavoz en la cumbre de Doha los países africanos declaraba "Los negociadores africanos se toman la cabeza con las manos en gesto de desesperación, y preguntan por qué deberían siquiera molestarse en venir a las negociaciones, si los países industrializados continúan arrancándonos más demandas a cambio de ningún dinero o compromiso.Este cinismo está en su punto más duro en las negociaciones agrícolas". Si el incremento de temperatura supera los dos grados , la temperatura de las tierras de cultivo duplicarán esa temperatura y será demasiado calor para muchos tipos de cultivo, lo que causará problemas graves de alimentación con las consecuencias sociales y políticas que se pueden derivar, además del drama humano.Michiel Schaeffer considera en su informe que algunas de las naciones más afectadas serían la India, China, México o Estados Unidos , donde se concentra una gran parte de la población mundial, pero la reducción de cosechas afectaría a todo el planeta. Creo que mi pensamiento y seguro que el de muchos de vosotros lo resumen estas palabras de Teresa Anderson, perteneciente a la Fundación Gaia, que dice "No puedo explicarme por qué las naciones industrializadas congregadas en Doha no pueden ver la urgencia de todo esto" . En el futuro se verá a los actuales gobernantes como unos irresponsables que no tomaron las medidas precisas que requería la emergencia de la situación que podemos vivir en pocos años, pero eso no nos servirá de consuelo ni a nosotros ni a las generaciones futuras y por eso hay que seguir insistiendo , presionando y denunciado su irresponsabilidad y pidiendo sin desfallecer la adopción de medidas inmediatas. Quiero cerrar este artículo con esta frase extraída del celebre discurso atribuido al jefe indio Seattle dirigido al presidente de los Estados Unidos en 1855 "Todo lo que afecta a la tierra afecta a los hijos de la tierra. Cuando los hombres escupen al suelo se escupen a sí mismos" ¿Nos daremos cuenta a tiempo?
Famosos