miércoles, 5 de septiembre de 2012

UN GRITO DE LIBERTAD: HISTORIA DE LA INDEPENDENCIA DE MÉXICO (SEGUNDA PARTE)

 
En la primera parte de este relato sobre la historia de la independencia de México nos deteníamos en el momento en que se habían producido los primeros intentos serios por derrocar al virrey español para tomar el poder y emanciparse del dominio español, intentos encabezados por los criollos que, recordemos, eran aquellos europeos, principalmente españoles, nacidos en América, y que albergaban un creciente resentimiento contra los inmigrantes españoles , a los que llamaban despectivamente gachupines, porque acaparaban los puestos de la administración pública y del ejército y también porque la mayor parte de la riqueza en metales preciosos extraídos de las minas de Nueva España iba destinada a la Península y no revertía en la prosperidad del virreinato. A estas razones había que unir los movimientos liberales y reformistas nacidos en el siglo XVIII e impulsados por la Ilustración y traducidos en hechos en la Guerra de Independencia de Estados Unidos y la Revolución Francesa. Si algo frenaba a los criollos , tanto en México como en el resto de las colonias españolas en América, era el temor a que una revolución alterase la organización social donde los criollos se hallaban en la parte superior de la pirámide , una situación sostenida sobre la pobreza de la mayoría  de indígenas, negros y mestizos que, en el caso de Nueva España, representaba el 82% de la población que vivían en una pobreza más escandalosa aún en comparación con la riqueza en que se desarrollaba la vida de españoles y criollos.
 
Vimos como en 1804  el comienzo de la guerra entre España, que estaba aliada con Francia, contra Inglaterra , había provocado una nueva crisis en el virreinato de Nueva España ya que para financiar los gastos de la guerra el gobierno español había recurrido a los recursos económicos de la Iglesia, que tuvo que dejar de financiar con sus créditos a los empresarios y comerciantes criollos y de atender a las necesidades sociales de los más pobres para desviar sus recursos hacia España,una guerra que para los mexicanos no tenía nada que ver con ellos  y la contemplaban como un nuevo abuso de la metrópoli. Recogía las palabras del dominico  Servando Teresa de Mier (1763-1827) desde el exilio, al que había sido condenado por herejía al afirmar que el cristianismo y el culto a la emblemática Virgen de Guadalupe ya existía antes de la llegada de los españoles y que por tanto no había que agradecer nada a estos, en las que expresaba el sentimiento de gran parte de los criollos "La guerra es más cruel para nosotros que para España, que al fin la hace con nuestro dinero. Nosotros no tenemos necesidad sino de guardar neutralidad y seremos felices" Esta era la situación cuando en 1808 llegaba a México la noticia de la abdicación primero del  rey Carlos IV (1748-1819) el 19 de marzo de 1808 y poco tiempo después , el 6 de mayo de 1808, de su hijo Fernando VII (1784-1833) , ambas forzadas por el emperador francés Napoleón Bonaparte (1769-1821) que ponía en el trono de España a su hermano José I Bonaparte(1768-1844).
 
File:65 iturrigaray.jpg
Retrato del virrey José Joaquín Vicente de Iturrigaray , que antes de ser nombrado virrey de Nueva España ya tenía una dilata experiencia militar dirigiendo a las tropas españolas en la invasión del Rosellón francés durante la Revolución Francesa, en la Guerra de las Naranjas contra Portugal y en el sitio de Gibraltar, pero si por algo destacaba Iturrigaray era por su afán de enriquecimiento y el cargo de virrey era una posición excelente para llenar sus bolsillos, un cargo que obtuvo gracias al valido del rey Carlos IV, Manuel Godoy que, a su vez , era un advenedizo que había pasado de ser un guardia de Corps , que formaban parte de la guardia real, en 1784 a convertirse en primer ministro en 1792 gracias al apoyo de los reyes  y según algunos a un romance con la reina María Luisa de Parma(1751-1819), esposa de Carlos IV. En todo caso Iturrigaray era el ejemplo de una administración cada vez más corrupta y no dudó en coquetear con los criollos después de la abdicación de Fernando VII tal vez acariciando la idea de convertirse en el rey de una Nueva España independiente, pero esa ambición le costaría el cargo y ser enviado de regreso a España para ser juzgado por traición, aunque sería declarado inocente (imagen procedente de http://commons.wikimedia.org )
 
 
Desde 1803 el virrey de Nueva España era José Joaquín Vicente de Iturrigaray (1742-1815), que había logrado el cargo gracias a su estrecha amistad con el favorito de los reyes, Manuel Godoy(1767-1851) , y pronto se ganó la antipatía tanto de españoles como de criollos cuando llegó de España con un cargamento de ropa de contrabando que vendió a su llegada al puerto mexicano de Veracruz en provecho propio. En mayo de 1808 el rey Fernando VII había abdicado, las tropas francesas habían entrado en España y en el virreinato se produjo una convulsión donde comenzó a cuestionarse a quién correspondía ahora la soberanía de los territorios españoles en América, ya que el legítimo rey había sido obligado a abdicar. Mientras que para la Real Audiencia de México integrada principalmente por españoles, la soberanía seguía residiendo en la Corona española y había que permanecer fieles a ella, el Ayuntamiento de Ciudad de México, integrado por criollos , consideraban que en ausencia del monarca la soberanía recaía ahora sobre el pueblo  y las autoridades que lo representaban. Iturrigaray trató de hacer un llamamiento a la autoridad "Vivamos unidos, si queremos ser invencibles", pero carecía de prestigio y autoridad para imponerse aunque trató de hacer nuevos ofrecimientos de colaboración dirigidos sobre todo a los dos más destacados líderes criollos, el abogado Francisco Primo de Verdad(1760-1808) , que ya había expresado su opinión sobre el virrey cuando declaró que "viene a gobernar unos pueblos que no conoce, a manejar unos derechos que no ha estudiado, a imponerse en unas costumbres que no ha sabido, a tratar unas gentes que nunca ha visto", y el fraile peruano Melchor de Talamantes (1765-1809).
 
Francisco Primo de Verdad era un criollo que después de estudiar derecho había padecido la discriminación a la que eran sometidos los criollos por los inmigrantes procedentes de España que tenían preferencia para desempeñar los cargos de la administración publica sin tener en cuenta los méritos que pudieran reunir los criollos y que además se sentían heridos por el saqueo de los bienes y el dinero que fluía desde Nueva España hacia la metrópoli para financiar guerras que nada aportaban al virreinato. Conseguiría finalmente ocupar un puesto elevado dentro del ayuntamiento de Ciudad de México y desde él trató de impulsar reformas que reconocieran que la soberanía reside en el pueblo,más aún cuando el rey había abdicado. Aunque no defendió la independencia como Melchor de Talamantes, cuando la situación cambió y los españoles retomaron el control después del golpe de estado que derrocaría a  Iturrigaray, Primo de Verdad sería detenido y hallaría la muerte en oscuras circunstancias en 1809   (imagen procedente de http://leopoldosilberman.blogspot.com )
 
 
Ambos defendían la opción de formar un gobierno provisional que representara al pueblo en ausencia del rey , pero Talamante aún iba más allá y defendió la independencia de México y la toma del poder por los criollos. Esta es la situación cuando el 11 de agosto de 1808 el virrey Iturrigaray publica en la Gaceta de México que "nada tenemos que esperar de otra potestad que de la legítima de nuestro católico monarca el señor don Fernando VII, y cualesquiera juntas que en clase de supremas se establezcan para aquellos y estos reinos, no serán obedecidas si no fuesen inauguradas, creadas o formadas por S.M" lo que significaba que el virrey permanecería en su puesto desoyendo las órdenes de cualquier Junta que se formara en España y obedeciendo sólo las de Fernando VII, pero como el monarca había abdicado y no podía ordenar nada, lo que las palabras de Iturrigaray significaban es que se desligaba de España y las decisiones las tomaría exclusivamente él, una postura apoyada por Melchor de Talamantes que inclusó sugirió que Iturrigaray podía ser elegido como el primer rey de Nueva España . Los españoles temían que Iturrigaray fuera a dar un golpe de estado para ser nombrado rey y declarar la independencia de México con el apoyo criollo, lo que era una amenaza clara a los privilegios y el poder acumulado por los españoles. Se urdió una conspiración del partido español  para expulsar al virrey del poder y desalojar a los criollos del ayuntamiento de Ciudad de México.
 
File:Proclama Iturrigaray 11 ago 1808.JPG
La Proclama publicada por la Gaceta de México y escrita por José de Iturrigaray el 11 de agosto de 1808 de la que los españoles dedujeron que el virrey estaba preparándose para convertirse en rey de Nueva España y romper sus lazos con España. Al final del escrito señala Iturrigaray "La serie futura de sucesos que presentan los heroicos esfuerzos de la Nación Española, la suerte de ellos,  o los intentos y maquinaciones del enemigo , exigirán sin duda otras tantas providencias y deliberaciones que se meditarán y ejecutarán con la mayor circunspección y dignidad , tocando a la mía Vice-Regia, instruiros por ahora  de las presentes, pues amo a un Pueblo tan fiel y leal, a quien siempre he juzgado digno y acreedor, como lo ha visto, de comunicarle todas las noticias que por su calidad no merezcan reserva" En el mismo texto había declarado anteriormente que no obedecería ninguna orden procedente de alguien que no fuera el rey Fernando VII, por lo que , teniendo en cuenta que el rey había abdicado, significaba que no iba a obedecer a ningún poder superior. Si esa era su intención o solo una mala interpretación de sus palabras, lo cierto es que sería suficiente para que los españoles organizaran un golpe de estado para desplazarle  del poder (imagen procedente de http://commons.wikimedia.org )  
 
 
 
Se constituyó el llamado Grupo de Fernando VII liderado por Gabriel Joaquín de Yermo (1757-1813), un rico hacendado que tenía grandes plantaciones de azúcar en el Valle de Cuernavaca y que era querido por los esclavos negros ya que en los últimos años había tomado la decisión de liberar a cientos de ellos entre los que trabajaban en sus tierras. De esta forma , el 15 de septiembre de 1808 Gabriel Yermo al frente de trescientos hombres, la mayoría reclutados entre los empleados de los comerciantes españoles, asaltó el Palacio del Virrey , capturó a Iturrigaray y puso en el trono a un anciano militar español, el teniente coronel Pedro de Garibay (1727-1815), de 81 años de edad y que no era más que un hombre de paja para ser manejado a su antojo por Yermo y el partido español. Iturrigaray fue enviado días después a España, mientras que también eran detenidos entre otros dirigentes criollos Francisco Primo de Verdad y Melchor de Talamante . Primo de Verdad sería hallado ahorcado en su celda en Ciudad de México el 4 de octubre de 1808  presentado por las autoridades como un suicidio aunque los criollos sospecharon que había sido envenenado, mientras que Talamante sería juzgado  y condenado en  mazo de 1808 por ser un "religioso díscolo, insubordinado y escandaloso; omiso en desempeñar la comisión que se le dio con auxilios de los que ha abusado; turbado de la quietud pública con sus producciones escritas y diligencias que practicó para divulgarlas, y fecundo en subterfugios para cubrir con ellos la enormidad y castigo de sus delitos" e iba ser enviado a España para ser juzgado de nuevo por la Junta Central, pero no dio tiempo porque murió de fiebre amarilla el 9 de mayo de 1809.
 
Gabriel Joaquin de Yermo había nacido en Vizcaya y a su llegada a Nueva España se casó con  su prima María Josefa de Yermo que sería la heredera de dos importantes plantaciones de azúcar  en el valle de Cuernavaca, situado en el actual estado mexicano de Morelos.Cuando nació su primer hijo en 1790 liberó a cuatrocientos esclavos y doscientos más en 1808  el día del cumpleaños de su esposa, lo que le ganó el aprecio de los negros que no se unirían a la sublevación de los indios  en recuerdo al buen trato que había recibido de Gabriel.El sería el líder del golpe de estado que expulsó del poder al virrey Iturrigaray. En el bando del 16 de septiembre de 1808  donde Yermo anunciaba la separación del poder del anterior virrey , anunciaba el nombramiento de uno nuevo , Pedro  de Garibay , que, trataba de tranquilizar Yermo "está ya en posesión del mando, sosegaos, estad tranquilos; os manda por ahora un jefe acreditado y a quién conocéis por su probidad. Las inquietudes no podrán servir, si no de dividir los ánimos y causar daños que acaso serán irremediables" Así rezaba el bando que daba cobertura legal al golpe de estado y que los españoles creían que pondría punto final a las tensiones dentro del virreinato, pero estas no habían hecho más que empezar (imagen procedente de http://memoriapoliticademexico.org )
 
De esta forma los españoles creían que habían logrado abortar de raíz cualquier nuevo intento independentista pero si algo había demostrado el golpe de estado de Yermo es que no era tan difícil derrocar a un gobierno, sólo había que esperar una nueva oportunidad propicia. El 19 de julio de 1809 el virrey interino Pedro de Garibay era sustituido por el arzobispo de México Francisco Javier de Lizana(1749-1815),nombrado por la Junta de Sevilla,  que intensificaría la ayuda económica a España enviando en apenas un año tres millones de pesos . Mientras, un verano particularmente seco volvió a causar una nueva crisis alimentaria al cuadriplicarse los precios del maíz, el alimento básico de la dieta del pueblo, lo que a su vez  afectó a la producción del campo, a la industria y a las minas, hasta el extremo de no haber ni siquiera forraje para las mulas . A finales de 1809 se descubre una conspiración conocida como la Conjura de Valladolid , llamada así porque los conjurados se reunían en una de las casas de la ciudad propiedad del militar José María García Obeso(1770-1813). Todos los  participantes en la conjura eran criollos y pretendían eliminar la figura del virrey y sustituirla por un congreso soberano que gobernaría en nombre de Fernando VII. Como vemos, su objetivo aún no era la independencia, sino desplazar a los que habían dado un golpe de estado un año antes. Sea como fuere la conspiración fue descubierta y  serían detenidos más de cuarenta miembros.
 
File:FranciscoJavierdeLizanayBeaumont.jpg
Después de la caída de Iturrigaray y el breve gobierno interino del anciano virrey Pedro de Garibay le sucedió el arzobispo  Francisco Javier de Lizana que acusado de ser demasiado indulgente con los criollos que fueron descubiertos tratando de dar un golpe de estado y proclamar la Independencia de México  dentro de la trama conocida como la Conjura de Valladolid , hizo que los españoles forzaran su destitución cuando llevaba menos de un año en el cargo y cuando empezaba la época de mayor inestabilidad que no tardaría en desembocar en el primer levantamiento armado (imagen procedente de http://commons.wikimedia.org)
 
Los detenidos fueron defendidos por el abogado y periodista Carlos María de Bustamante (1774-1848), fundador del Diario de México y que ya se había pronunciado a favor de la independencia de  Nueva España, y en su defensa para evitar que fueran condenados a muerte dijo "el día que se ahorque el primer insurgente, España tendría que perder la esperanza de conservar América". El virrey trató de mostrarse conciliador y no les condenó a muerte, lo que causó un gran malestar entre los españoles y debilitó la posición del virrey, cuyo gobierno ya era llamado "el pontificado" por su condición de religioso. Y así entramos en el año 1810, cuando en España sigue la resistencia contra los franceses y  se constituye el Consejo de Regencia de España e Indias que estaría dotado de la misma legitimidad para gobernar España y las colonias que el rey Fernando VII y en la que participaba como único representante de las colonias americanas el criollo  de Nueva España Miguel de Lardizábal y Uribe (1744-1824) .Su principal misión era la convocatoria de las Cortes de Cádiz a la que estaban llamados los diputados elegidos en España y las colonias americanas y donde se les prometía que se introducirían importantes cambios en sus formas de gobierno más acordes con el espíritu liberal de la Ilustración. Se procedió a la elección de los representantes de cada colonia en las Cortes, pero también llegaron noticias de que el ejército francés se aproximaba a Cádiz para sitiarla, lo que despertó nuevas inquietudes. Al tiempo , los españoles de Nueva España pidieron al Consejo de Regencia la sustitución del virrey con el que estaban resentidos por liberar a los implicados en la Conjura de Valladolid.
 
File:Francisco Xavier Venegas.jpg
Francisco Javier Venegas había alcanzado en su carrera militar el grado de teniente coronel antes de retirarse. Pero cuando España es invadida  por Francia en 1808 y comienza la Guerra de Independencia, Venegas regresa al ejército y participa en la batalla de Bailén el 19 de julio de 1808 donde por primera vez un ejército de Napoleón Bonaparte era derrotado en el campo de batalla . Por su valor , inteligencia y determinación fue nombrado comandante general de las fuerzas de Andalucia y posteriormente designado como nuevo virrey de Nueva España , pero nada más llegar tuvo que hacer frente a la insurrección de Miguel Hidalgo a los que comenzó a llamar insurgentes. Había ratificado el cese del cobro del tributo a las castas y la abolición de la esclavitud . No tardó en percatarse del peligro de aquel levantamiento y además de enviar al ejército para detener su avance ordenó a los sacerdotes que predicaran contra los insurgentes . Sería el general Félix María Calleja el único con capacidad para detener el avance de Hidalgo que tenía bajo sus órdenes a un ejército desorganizado y mal armado (imagen procedente de http://commons.wikimedia.org )
 
 
La petición es atendida,  Francisco Javier de Lizana deja de ser virrey siendo sustituido por Francisco Javier Venegas (1747-1838) que llega a Veracruz el 28 de agosto de 1810 y el 13 de septiembre hacía su entrada en Ciudad de México y entre sus primeras decisiones se encuentra el eximir del pago de tributos a las castas. Pero apenas le había dado tiempo a tomar posesión de su cargo cuando estalla una rebelión armada.  dirigida  por el sacerdote criollo Miguel Hidalgo (1753-1811). Iba a convertirse en uno de los símbolos de la Independencia de México y sería considerado uno de los Padres de la Patria, por lo que vamos a detenernos un momento en el camino para conocer un poco más sobre este líder de la independencia. Miguel Hidalgo y Costilla había nacido en la Hacienda de San Diego de Corralejo, en Guanajuato, y con doce años fue enviado por sus padres junto a su hermano a estudiar en el Colegio de San Nicolás Obispo de la Compañía de Jesús en la ciudad de Valladolid, donde siguió sus estudios hasta 1767 , cuando el rey Carlos III (1716-1788) ordenó  la expulsión de los jesuitas de todos los territorios de la Corona española, como ya vimos ayer. Aunque el colegio cerró sus puertas unos meses volvió a abrirlas e  Hidalgo retornaría a sus  estudios con aprovechamiento, destacando en latín y teología, además de aprender la lengua de muchos pueblos indígenas gracias a los trabajadores de la hacienda donde vivía . Terminados sus estudios Miguel Hidalgo seguirá uniendo su destino al Colegio de San Nicolás Obispo donde será tesorero, profesor y , finalmente , su rector.
 
Miguel de Hidalgo pertenecía a una antigua familia criolla que se remontaba hasta el siglo XVI. Era un hombre de carácter fuerte , un espíritu de la ilustración amante de la música y del teatro pero preocupado por los problemas del pueblo hasta el extremo de abandonar la dirección del Colegio de San Nicolás Obispo para ser cura rural en Dolores . Allí creó un círculo de debate donde asistían los criollos de la región donde además de arte y cultura se debatía sobre política y se criticaba las reformas borbónicas impuestas por Carlos III para modernizar el Imperio y que consideraban que les había perjudicado , aunque lo que realmente les molestaba era la llegada de los inmigrantes españoles muy ambiciosos que suponía una dura competencia en el comercio para los criollos que, sin embargo, no habían perdido poder económico ni político, pues seguían participando e incluso gobernando en muchos de los ayuntamientos de Nueva España. Miguel Hidalgo prepararía al pueblo para  sublevarse contra el virrey , iniciando un movimiento que no se detendría hasta once años después , cuando se proclamaría la independencia de México, aunque él nunca lo vería (imagen procedente de http://www.latinamericanstudies.org )
 
 
Sin embargo , dejará esta exitosa carrera profesional para convertirse en sacerdote rural y en 1803 es destinado a la localidad de Dolores, la actual Dolores Hidalgo en Guanajuato,  donde pronto se gana las simpatías de la población por su preocupación por los más pobres y sus esfuerzos por mejorar la calidad de vida de estos al tiempo que su parroquia se convertía en un centro de debate y reunión para los criollos .El hispanista John Lynch(1927) en su obra "Las Revoluciones Hispanoamericanas" lo describe así "Un hombre de mediana edad, moreno , de vivos ojos verdes , casi calvo y con cabellos blancos"  y su influencia sobre las castas sería tenido en cuenta por un grupo de criollos que a finales de 1809 , justo cuando era descubierta la Conjura de Valladolid, estaban preparando una nueva conspiración  que sería conocida como la Conjura de Querétaro. Además Miguel Hidalgo también tenía amistades influyentes, como el obispo de Michoacán. Entre los criollos que formaban parte de la conjura se encontraba Juan Aldama (1744-1811), que era capitán de caballería, Miguel Domínguez (1756-1830), en aquel momento corregidor de Querétaro y quién lideraba la conjura , e Ignacio Allende (1769-1811),otro militar con el grado de capitán. Los conjurados, como explica Lynch, veían en Hidalgo a una figura indispensable porque necesitaban que  "alguien con audiencia entre los indios y las castas pudiera unirlos a una causa que tenía poco atractiva para ellos. Porque los indios , fuera cual fuera su respeto por un rey distante, desconfiaban de los criollos y peninsulares por igual".


DOCUMENTAL DE DISCOVERY CHANNEL SOBRE EL ORIGEN DE LA GUERRA DE INDEPENDENCIA DE MÉXICO  (Parte 1-3)

En este documental de Discovery Channel se analiza la situación del virreinato de Nueva España a comienzos del siglo XIX y los motivos que dieron origen al celebre Grito de Dolores, que no fue tal grito sino un sermón, una arenga que incendió a la población de la región que poco a poco se fueron uniendo a la sublevación bajo el estandarte de la Virgen de Guadalupe pero que aún mantenían su lealtad al rey español Fernando VII. El Grito de Dolores pasaría a la historia rodeado de la leyenda, convirtiéndose en el mito necesario de una nación que iba a nacer.  Las otras tres partes del documental las encontráis un poco más adelante en este mismo artículo cuando lleguemos a los hechos que narran



 
 
Y hacían bien en desconfiar pues los criollos sólo querían manipularlos , como reconocía el propio Allende "Como los indios eran indiferentes a la palabra libertad, era necesario hacerles creer que la insurrección debía llevarse a cabo para ayudar al rey Fernando". Sin embargo, Miguel Hidalgo no lo veía así y creía que era justo implicar a los indios , y después de aceptar ponerse al frente del alzamiento, comenzó a preparar a los indios para el levantamiento. Es entonces cuando se produce la llegada del nuevo virrey y la conjura es descubierta . Juan Aldama , antes de ser detenido , parte hacia Dolores para unirse a Miguel Hidalgo que tiene que iniciar el alzamiento antes de lo previsto para evitar que todo se fuera al traste después de meses de preparación. Y aquí entramos en un terreno donde la realidad histórica y la leyenda se confunden , pues hay múltiples versiones para lo que sucedió en la madrugada del 15 al 16 de septiembre de 1810, cuando Miguel Hidalgo llamó a las gentes de Dolores y de las localidades vecinas tocando las campanas, según algunos a las cinco de la madrugada según otros a las ocho o a la hora de la misa. Sea como fuere Hidalgo arengó a los que se reunieron allí pidiéndoles que se alzaran contra el virrey y aunque también hay múltiples versiones del contenido de la arenga parece que la proclama acabó con esta frase " Viva nuestra Madre Santísima de Guadalupe. Viva Fernando VII. Viva la América. Y muera el mal gobierno" que pasaría a la historia como el Grito de Dolores, el punto de partida de la Guerra de Independencia de México aunque vemos como seguía dando vivas al rey español.

File:Ignacio Allende.jpg
Ignacio José de Allende y Unzaga había sido capitán del ejército realista pero había simpatizado pronto con las ideas independentistas formando parte de la conjura de Querétaro. Sería él quién ofreció a Hidalgo la dirección de la sublevación aunque una vez comenzada esta no tardarían en surgir los desacuerdos entre ambos porque Allende veía que no había una estrategia planificada ni un ejército organizado . Tratará de convencer a Hidalgo que había que establecer una disciplina  en aquel ejército improvisado donde los hombres carecían de armas de fuego y junto a los hombres caminaban sus esposas, ancianos y niños . Allende estaba convencido que aquel caos se volvería contra ellos como así fue, pues los saqueos y matanzas realizados por aquellos hombres descontrolados atemorizaron a los  criollos que dieron la espalda a los sublevados. Cuando se produjo la derrota del Puente de Calderón , Miguel Hidalgo sería desposeído de la dirección de las tropas y Allende asumió la responsabilidad de dirigirlas, pero ya era demasiado tarde (imagen procedente de http://commons.wikimedia.org )
 
 
 
La arenga tuvo éxito y en apenas un mes los sublevados ya contaban con miles de hombres, casi todos ellos pertenecientes a las castas , aunque sin contar con el apoyo de los criollos excepto los miembros de la Conjura de Querétaro, pues veían con temor aquella rebelión de los más pobres. Comienza el avance de los sublevados que el 28 de septiembre llegan  a Guanajuato , donde Miguel Hidalgo trató de convencer a su viejo amigo , el intendente y marinero Juan Antonio Riaño (1757-1810) que se encontraba al frente de la ciudad, para que se rinda, pero este decide luchar atrincherándose junto a otros criollos y españoles de la ciudad en la Alhóndiga . Hidalgo y Aldama lanzaron el ataque y  combatieron durante más de cinco horas, hasta que Riaño muere de un balazo, los sublevados fuerzan la entrada y todos los españoles y criollos que se encontraban allí son asesinados y sus cuerpos mutilados por aquellos hombres que daban rienda suelta al odio acumulado durante siglos contra los que les habían oprimido. El escritor y futuro político mexicano Lucas Alamán(1792-1853), testigo de lo sucedido escribiría conmocionado sobre la "reunión monstruosa de la religión con el asesinato y el saqueo, grito de muerte y de desolación , que habiéndolo oído mil y mil veces en los primeros años de mi juventud, resuena todavía en mis oídos con un eco pavoroso" En total cayeron unos trescientos españoles y criollos y la ciudad se convertiría en un símbolo de la insurrección. Los sublevados siguieron su avance y van recibiendo nuevas incorporaciones.

File:Campaña de Hidalgo.svg
Mapa con el recorrido de la Campaña de Miguel Hidalgo y su ejército que llegó a sumar cien mil hombres aunque no más de 1200 disponían de fusiles. Fijaos en el punto donde se encuentra señalado Monte de las Cruces, pues allí obtuvo la victoria el 30 de octubre de 1810 y , como podéis ver en el mapa, estaba ya casi junto a Ciudad de México, podía haber avanzado y tomar la capital pero no quería repetir los hechos de Guanajuato y trató de lograr la rendición del virrey y cuando este la rechazó no se decidió a avanzar, A partir de ese momento la suerte de Hidalgo cambió y con ella el curso de la guerra que les llevaría hasta  Acatita de Baján donde los líderes de la rebelión fueron capturados , entre ellos Allende y el propio Hidalgo (imagen procedente de http://commons.wikimedia.org )
 
El 17 de octubre cae Valladolid , el 25 de octubre toma Toluca y ya para entonces sus fuerzas superan los 80.000 hombres . El 30 de octubre derrota a tropas leales al virrey , muy inferiores en número, en la Batalla del Monte de las Cruces y el camino a Ciudad de México quedaba abierto. Mientras esto sucedía , otro ejército insurgente dirigido por el general José Antonio Torres (1760-1812), entraba en la ciudad de Guadalajara en  los primeros días de noviembre y todo parece ir a favor de los fines de Hidalgo que, sin embargo, duda en atacar Ciudad de México porque no quiere que se produzcan matanzas como la de Guanajuato. Envía  un mensaje al virrey para negociar su rendición pero este mensaje es rechazado por el virrey. Abrumado por las dudas Hidalgo decide retirarse  con sus hombres y es entonces cuando tiene que enfrentarse en una nueva batalla a las tropas leales al virrey que ahora sí le derrotan el 7 de noviembre  en la llamada Batalla de Aculco. Después de la derrota, Miguel Hidalgo decide unirse a José Antonio Torres en Guadalajara  y según narra John Lynch, cuando las tropas se unieron les siguió  "una orgía de comida, bebida y asesinatos; los españoles capturados eran llevados en grupos de veinte o treinta cada tres noches a las afueras de la ciudad, donde eran rápidamente decapitados" Hidalgo no era partidario de este uso de la violencia pero poco podía hacer para controlar el odio de sus hombres.
 
Desde Guadalajara Hidalgo toma decisiones de gobierno como la abolición de la esclavitud , la eliminación del tributo de castas  aunque en realidad apenas había ya esclavos negros y el tributo de castas ya había sido suspendido por los virreyes, pero  mucho más revolucionaria era su intención de que fueran entregadas a los indios las tierras que les pertenecían por derecho arrebatándoselas a los grandes hacendados. Los pillajes y saqueos de las grandes haciendas continúan y uno de los líderes criollos, Ignacio Allende   el mismo que había convencido a Hidalgo para que se pusiera al frente del levantamiento, le escribe "Los indios están muy alzados : al pasar por el pueblo de San Felipe he encontrado despedazados a tres europeos y un criollo, todos con un papel de seguridad de usted y no permitieron que el cura les diese sepultura" y muestra el temor a que la situación se les vaya fuera de control "Si no se castigan estos excesos , estamos mal, y cuando se quiera, no habrá quien los contenga" Pero Hidalgo cree que es mejor no hacerlo porque si limita el pillaje perderá a sus partidarios  y responde a Allende "No, señor, es menester prudencia; nosotros no tenemos otras armas  que nos defiendan, y si empezamos a castigar , al necesitarlas no las hallamos" Pero este pillaje indiscriminado y el asesinato de los criollos haría que Hidalgo terminara quedándose sin el apoyo de estos que además, ante la iniciativa de Hidalgo de repartir las tierras entre los indios, decidieron no sumarse a la sublevación y apoyar al virrey ante el temor a perder sus propiedades y también la vida.

Félix María Calleja había nacido en Valladolid y desde su juventud había destacado por su inteligencia. Había llegado a Nueva España en 1789 acompañando al nuevo virrey Juan Vicente de Güemes (1740-1799) que lo sería hasta 1794. Era entonces capitán de caballería pero no tardaría en ser promovido por su valía a comandante de brigada. Destacaría en sus campañas contra los indios de las praderas en los lejanos territorios  así como su eficacia a la hora de sofocar cualquier conato de rebelión dentro del territorio del virreinato. Cuando comienza la rebelión de Hidalgo el virrey le llamará con urgencia a Ciudad de México para que venga desde San Luis de Potosí donde se encontraba el militar y será Calleja quién salve al virreinato en aquel momento, derrotando a Hidalgo tanto en la batalla de Aculco como en la batalla del Puente de Calderón . Supo organizar un ejército pequeño pero muy disciplinado, profesional y mucho mejor armado que el de Hidalgo .   (imagen procedente de http://www.biograviasyvida.com )
 
El mando de las tropas leales a la corona estaba en manos del militar Félix María Calleja (1753-1828),  que ya había derrotado a Hidalgo en la Batalla de Aculco y con el apoyo de los grandes propietarios de minas había organizado un ejército inferior en número al de Hidalgo pero mucho más organizado y disciplinado que los ochenta mil hombres que seguían al párroco de Dolores. Mientras desde el norte comenzó a aproximarse el ejército de Calleja, desde Ciudad de México se acercaba otro ejército realista que iban a converger en Guadalajara, donde habían acudido a unirse a Hidalgo las tropas de Ignacio Allende y Juan Aldama . El 17 de enero de 1811  el ejército de Calleja, integrado por seis mil hombres, se enfrentaría a las fueras combinadas de Hidalgo, Allende y Aldama que sumaban  cien mil hombres en la que sería conocida como Batalla del Puente de Calderón  a unos sesenta kilómetros de la ciudad de Guadalajara. Pensaréis que con esa ventaja abrumadora la victoria era cosa hecha para Hidalgo pero de aquellos cien mil hombres no más de 1200 disponían de fusiles en buenas condiciones y apenas unos tres mil eran soldados profesionales, los demás era una masa de gente sin preparación alguna . A pesar de ello Hidalgo confiaba que aquella superioridad numérica abrumadora haría que Calleja desistiera y se uniera a su bando e incluso aquella mañana dijo a sus compañeros "Hoy desayunaré en Puente de Calderón, comeré en Querétaro y cenaré en México". Pero aunque la batalla parecía favorecer en un principio a los insurgentes, una granada que alcanzó el almacén de municiones de los insurgentes provocando grandes explosiones, les desorganizó y fueron presa fácil de los hombres de Calleja que, después de seis horas de combate, dieron muerte al menos a 13.000 sublevados.

DOCUMENTAL DE DISCOVERY CHANNEL SOBRE EL ORIGEN DE LA GUERRA DE INDEPENDENCIA DE MÉXICO (Parte 4-6)

La continuación del documental donde asistiremos al desenlace de la Campaña de Hidalgo y las tensiones entre Hidalgo, el hombre con capacidad de liderazgo, y Allende , el militar profesional pero que carecía de carisma



 
 
Hidalgo, Allende y Aldama huyeron acosados por los hombres de Callejo que iniciaron una persecución que forzó a los sublevados a buscar refugio en el norte llegando casi al límite entre México y Texas, cuando fueron invitados por un supuesto simpatizante llamado Ignacio Elizondo a que descansaran en su hacienda en la localidad de Acatita de Baján. Allí fueron llegando uno tras otro los líderes de la sublevación sólo para comprender demasiado tarde que era una emboscada, pues Elizondo era un espía al servicio del virrey y la invitación una estratagema para hacerles prisioneros a todos .  Fueron encadenados y trasladados a la ciudad de Chihuahua donde serían juzgados y condenados a muerte. Hidalgo fue fusilado el 30 de julio de 1811 después de solicitar que no se le vendaran los ojos y además que no le pusieran de espaldas, como era la costumbre cuando la ejecución era por traición . Sentado y con un crucifijo , su mano derecha sobre el corazón , Hidalgo recibió dos descargas de fusil y un tiro de gracia  y después con un machete fue decapitado.Un mes antes había , el 26 de junio, corría la misma suerte Ignacio Allende e igualmente fue decapitado para exponer su cabeza en Guanajuato y ese mismo día también era fusilado Juan Aldama.  Pero aunque habían caído los principales dirigentes, no era el final de la sublevación y uno de los leales de Hidalgo tomaría ahora el testigo , José María Morelos (1765-1815), que había nacido en Valladolid en una familia mestiza , pues su padre era indio y su madre criolla, y que además no tenían recursos económicos.

File:Mural de Hidalgo en PalGob..jpg
Placa y mural situado en el lugar donde fue fusilado Miguel Hidalgo el 30 de julio de 1811, que era el antiguo Colegio de los Jesuitas en Chihuahua y donde ahora se encuentra el Palacio de Gobierno de la propia Chihuahua. Después de recibir dos descargas del pelotón de fusilamiento no había muerto aún y tuvo que ser rematado disparándole en el corazón , para a continuación cortarle la cabeza con un machete . Mientras su cuerpo era enterrado en la iglesia de San Francisco de Asís su cabeza la enviaron a Guanajuato para ser expuesta en la Alhóndiga de Granaditas donde el ejército de Miguel Hidalgo había perpetrado una masacre meses antes dando muerte a más de trescientos criollos y españoles. Cuando México logró la independencia su cuerpo sería trasladado a la Catedral de Ciudad de México en 1821 y en 1925 se volvieron a trasladar para darles sepultura en el Monumento a la Independencia donde reposa en la actualidad (imagen procedente de http://commons.wikimedia.org )
 
Después de mil penalidades que le llevaron a trabajar incluso de mulero, con mucho esfuerzo logró estudiar en la Universidad de Ciudad de México y ordenarse sacerdote en 1797 , siendo destinado a una de las zonas más pobres del estado de Michoacán donde permaneció los siguientes años hasta que se produjo el Grito de Dolores y se unió a Hidalgo. Este le nombró teniente y lo envió a Acapulco  para dirigir desde allí la revuelta demostrando unas dotes de organización de las que había carecido Hidalgo, preocupándose de mantener la disciplina de sus hombres y creando un ejército pequeño pero bien preparado y efectivo con la que en lugar de enfrentarse en cambo abierto a las fuerzas reales pretendía seguir una guerra de guerrillas . En una carta a un amigo sacerdote escribe "Veo de sumo interés escoger la fuerza con que debo atacar al enemigo, más bien que llevar un mundo de gente sin armas ni disciplina. Cierto que pueblos enteros me siguen a la lucha por la independencia, pero les impido diciendo que es más poderosa su ayuda labrando la tierra para darnos el pan a los que luchamos" Sabía que si permitía que sus hombres se abandonasen al saqueo se pondría en contra a gran parte de la población y a los criollos . Otro rasgo distintivo de Morelos es que  era el primer dirigente que hablaba sin tapujos de independencia "La Soberanía - escribe - , cuando faltan los reyes , sólo reside en la Nación. Toda Nación  es libre y está autorizada para formar la clase de gobierno que le convenga  y no ser esclava de otro" . Según escribe John Lynch, aquella revolución estaba justificada para Morelos porque "Los odiados españoles eran enemigos de la humanidad , durante tres siglos habían esclavizado a su población nativa, sofocando el desarrollo nacional de México y malgastado sus riquezas y recursos naturales." Después de lo que hemos ido viendo la verdad es que no le faltaba razón en sus argumentos. Pero este nacionalismo exacerbado tampoco sería del gusto de los criollos, pero eso y el desenlace de la Guerra de Independencia lo conoceremos mañana . Una nueva nación estaba muy cerda de nacer.

BREVE BIOGRAFÍA  SOBRE LA VIDA DE MIGUEL HIDALGO

He querdo incluir esta pequeña biografía animada de la vida de Miguel Hidalgo porque está muy resumida y para quién no tenga tiempo de ver el documental que he adjuntado más arriba le puede ser útil ya que en apenas 15 minutos recorren algunos de los aspectos fundamentales de su vida.





 
Famosos