domingo, 19 de agosto de 2012

PETRA Y UN VIAJE POR LA RUTA DEL INCIENSO (SEGUNDA PARTE)

En la primera parte de este relato viajamos a los reinos situados en el  sur de la Península Arábiga, en las tierras que hoy conocemos con el nombre de Yemen y que entonces ocupaban los reinos de Saba, Qadraba, Hudramut y Ma´in, de donde partían las caravanas cargadas con oro, incienso, mirra, índigo y también mercancías procedentes de India, China e islas como las Molucas que proporcionaba cerámicas, sedas, piedras preciosas y especias que eran transportadas en barco hasta los puertos de los reinos yemeníes y desde allí , bien por las rutas terrestres que atravesaban la Península Arábiga hasta llegar a Palestina y a  ciudades costeras como Gaza desde donde en barco se distribuían las mercancías por todo el Mediterráneo, o bien las naves zarpaban desde los puertos yemeníes para adentrarse en el Mar Rojo y alcanzar las ciudades costeras de Egipto. Estas vías comerciales serían conocidas por la historia como la Ruta del Incienso, que no hace referencia a un único camino sino a distintas rutas que confluían en una serie de ciudades que prosperaron gracias al paso de las caravanas y sus mercancías, y entre ellas iba a destacar en particular una, a la que conocemos con el nombre de Petra, la legendaria ciudad excavada en la roca.

Si ayer conocíamos los reinos del sur del actual Yemen hoy tendremos que viajar al norte , hasta un valle que se extiende desde el Mar Muerto hasta el Golfo de Aqaba. Si abrimos un mapa veremos que el Golfo de Aqaba es una estrecha y profunda franja de mar, con una profundidad máxima de 1829 metros ,  que  separa la Península del Sinaí de la Península Arábiga  y si avanzamos en linea recta hacia el norte  llegaremos hasta el Mar Muerto, ya en territorio de Israel, situado a más de 400 metros por debajo del nivel del mar y caracterizado por la densidad de sus aguas , hasta once veces  más salada que el agua de los océanos. Entre estos dos accidentes geográficos se extiende un valle flanqueado por las montañas de Edom, montañas que reciben este nombre por el antiguo reino de los edomitas .¿Quienes eran los edomitas? Si nos adentramos en los textos del Antiguo Testamento ,en el Génesis hallamos la historia de Isaac, hijo de Abraham . Isaac estaba casado con Rebeca , pero ella era estéril. Isaac rogó para tener hijos y Yavé escuchó sus plegarias quedando Rebeca encinta de dos criaturas y la dijo  "Dos naciones hay en tu seno; dos pueblos se separarán desde tus entrañas ; uno será más fuerte que el otro y el mayor servirá al menor" (Génesis25,23-24).


En este mapa podéis ver la situación del reino de Edom, ocupando el territorio que hoy marca la frontera entre Jordania e Israel, desde el Mar Muerto al norte, que en el mapa se encuentra separando los reinos de Judá y Moab, hasta el Golfo de Aqaba al sur, y a media distancia de ambos la ciudad de Petra  . Vemos como al este, pintado en marrón, se encontraban los territorios ocupados por las tribus nabateas , nómadas que probablemente procedían del norte de la Península Arábiga, aunque no hay datos concretos sobre su procedencia más allá de lo que nos cuentan los historiadores Diodoro de Sicilia (siglo I a.C) y Estrabón(64 a.C-24 d.C) que los mencionan a partir de su establecimiento en las tierras del reino de Edom, que a partir del siglo II a.C se convertía en el reino Nabateo. (imagen procedente de http://commons.wikimedia.org )

Rebeca dio a luz a dos niños, Esaú y Jacob. De ellos nos dice el Génesis que "Esaú llegó a ser un diestro cazador y hombre de campo, mientras que Jacob era hombre tranquilo y amante de la tienda" Esaú eral el primogénito pero un día estaba tan cansado después de regresar de sus tareas en el campo que le pidió a Jacob que le diera a comer un plato de lentejas . Así los describre el Génesis "Un día Jacob se había preparado un potaje , y Esaú , que volvía del campo muy cansado, dijo a Jacob "Déjame comer, te ruego, eso rojo; estoy muy cansado" Jacob le respondió "Véndeme ahora mismo tu primogenitura" . Y Esaú respondió "Estoy que me muero ¿de qué me sirve la primogenitura?"(Génesis 26,29-33) De esta forma Esaú vendió por un plato de lentejas la primogenitura a Jacob . Aquel plato tenía un color rojizo y la palabra utilizada para describirlo en hebreo es Edom, nombre que también aplica la Biblia para Esaú , al que en diferentes partes del texto llama Edom. Sería de Edom o Esaú de donde proviene el nombre de  Edomitas, que según el Génesis serían sus descendientes . Estos se habrían establecido en un territorio que se extendía a ambos lados de la actual frontera entre Israel y Jordania  en una fecha que podría oscilar entre el siglo X a. C, cuando en Israel gobierna el rey Salomón (970-930 a.C) y el siglo VIII a. C .

En este mapa , aunque sale ligeramente borroso, se puede observar mejor la situación de Petra con respecto a las fronteras actuales y su distancia al Mar Muerto y al Golfo de Aqaba . Su privilegiada posición en el nudo donde se encontraban diferentes vías caravaneras pertenecientes a la Ruta del Incienso  les permitiría a los nabateos, que la convertirían en la capital de su reino después de la desaparición del reino de Edom, de la pérdida de poder del Imperio Sirio y de la muerte de Alejandro Magno . A ella huyeron buscando refugio de las persecuciones que sufrieron por causa de uno de los generales  de Alejandro Magno y allí se establecieron, conservando su independencia hasta comienzos del siglo II, cuando el Imperio Romano lo anexionó pacíficamente (imagen procedente de http://commons.wikimedia.org )   

Los edomitas fundarán dos ciudades importantes. Una de ellas sería su  capital, Sela, mencionada en el Antiguto Testamento "Enviad el cordero al soberano de la tierra, desde Sela, a través del desierto, al monte de la hija de Sión"(Isaías 16,1-2) . Sería en el siglo VIII  a. C cuando los edomitas y la ciudad fue ocupada por el rey Amasías de Judá  "Él derrotó a Edom en el valle de la sal, diez mil hombres en conjunto; tomó por asalto Sela, y le puso por nombre Joctel" (Segundo Libro de los Reyes 14,7-8). La otra gran ciudad de los edomitas hoy la conocemos con su nombre en griego, Petra, que significa Piedra, ya que se hallaba excavada en un oculto acantilado rocoso al que sólo se podía acceder después de salvar una estrecha garganta.  El reino de Edom sería ocupado por el Imperio Persa hasta que el dominio de este se extinguió con las conquistas de Alejandro Magno (356 -323 a.C). Cuando Alejandro Magno muere en Babilonia en el 323 a.C su inmenso imperio sería dividido entre sus generales, entre ellos Antígono I, llamado el Tuerto(382-301 a. C), que retendría  una mayor extensión de territorio. Será este monarca que dominaba los territorios asiáticos conquistados por Alejandro, quién en el 312 a. C emprenderá una campaña militar contra un pueblo nómada conocido como los nabateos que buscarán refugio en aquella región escondida donde se encontraba Petra.


¿Quienes eran los nabateos? Poco sabemos de su origen al margen de lo que nos cuentan dos historiadores, Diodoro Sículo , también conocido como Diodoro de Sicilia( siglo I a.C) que los describe como un pueblo nómada que hacia finales del siglo IV a. C vivían entre las actuales Jordania e Israel, donde antes había estado  el reino Edomita. Sobre aquel pueblo Diodoro explica que participaban  en el comercio y organización de las caravanas de la Ruta del Incienso y destaca su habilidad para obtener agua de la lluvia en pleno desierto. El otro historiador que los cita es Estrabón (hacia 64 a.C-hacia 24. d.C) que contradice a Diodoro, ya que afirma que les gustaba vivir en ciudades construidas en piedra, tal vez porque Estrabón escribió tiempo después que Diodoro y había actualizado su información, cuando los nabateos ya eran un reino consolidado. En efecto, los nabateos abandonarían su vida nómada para establecerse en Petra, que convertirían en la capital de un nuevo estado, el reino Nabateo. En cuanto a su origen antes de esta época no se conoce con certeza, aunque los historiadores aventuran que procederían del norte de la Península Arábiga.  A partir del siglo II a. C y hasta el siglo II d. C los nabateos mantendrán la independencia de la poderosa potencia que se estaba forjando en el Mediterraneo, Roma.

Aquí vemos las diferentes rutas que confluían en Petra y también las dimensiones del reino nabateo hacia el 60 a. C . Once reyes se sucederían en el trono hasta que en 107 de forma pacífica el Imperio Romano lo anexionaba bajo el gobierno del emperador Trajano.  Las naves que costeaban la Península Arábiga navegando por el Mar Rojo , llegaban al Golfo de Aqaba o a Suez donde desembarcaban y después de cruzar los desiertos del Sinaí y del Neguev entraban en Petra. Allí se les cobraban los impuestos correspondientes para que pudieran continuar el camino  hacia el puerto de Gaza donde las mercancías eran embarcadas para llevarlas a diferentes puntos en el Mediterraneo.Otras caravanas se dirigían hacia el norte, a las ciudades de Damasco y Palmira , que a partir del siglo I iría sustituyendo a Petra en importancia como centro del intercambio comercial entre el Imperio Romano y Oriente y una tercera ruta salía de Petra de regreso a los reinos del sur de la Península Arábiga,  para llevarles nuevas mercancías a estos reinos procedentes del Impero Romano (imagen procedente de http://www.lahistoriaconmapas.com )


Desde el 170 a. C , bajo el gobierno del rey Aretas I , hasta el último monarca nabateo, Rabel II (71-106 d.C), se sucederan once monarcas entre el que sobresale el del rey Aretas IV(9 a.C-40 d.C), cuando el reino nabateo alcanza su máximo esplendor , manteniendo la independencia pese a los intentos del Imperio Romano para anexionarse el reino, al tiempo que llega a controlar el gobierno de la poderosa  ciudad de Damasco. Su capital, Petra, se convirtió en el lugar de paso de las rutas caravaneras que desde los reinos al sur de la Península Arábiga llevaban sus ricas mercancías hacia Gaza y otros puertos donde serían embarcadas con rumbo a diferentes ciudades mediterraneas. Allí se podían encontrar incienso y mirra procedentes de la Península Arábiba, canela, pimienta,nuez moscada de las islas Molucas, sedas y cerámicas  de la India y China o márfil de África, y ese intenso tráfico comercial convirtió a los nabateos en uno de los reinos más ricos y prósperos de su tiempo. Además de habilidosos comerciantes los nabateos también destacaron en la cerámica y , particularmente, ,en el tallado de la piedra,de lo que dejarían constancia en las espectaculares construcciones de Petra, cuyos edificios, tumbas y templos se encuentran tallados en la misma roca y además sobresalieron en el aprovechamiento de los escasos recursos hídricos de la región donde se encuentra la ciudad.

Petra tenía en esta época de máximo esplendor entre el siglo I a. C y del siglo I. d.C decenas de miles de habitantes, que hacia el 50 d. C oscilaban, según que fuentes se consulten, entre los 20.000 y los 40.000 habitaNtes,   convirtiéndose en una de las ciudades más ricas e importantes de aquel tiempo. La localización de la ciudad era en una estrecha garganta situada, como veíamos al principio, en un valle entre el Golfo de Aqaba y el Mar Muerto, una zona de gran actividad sísmica pues se encuentra en la línea de separación entre dos placas tectónicas, la Placa de África y la Placa Arábiga, y puede ser considerado una extensión del colosal Gran Valle del Rift , una fractura geológica de más de 4830 kilómetros de longitud que abarca desde Mozambique hasta Yibuti y luego se sumergería bajo las aguas del Mar Rojo hasta emerger de nuevo en la frontera entre Israel y Jordania. A través de un estrecho desfiladero llamado Siq se llegaba a la ciudad, que permanecía allí oculta a los ojos del exterior y facilmente defendible. La roca en la que los nabateos iban a excavar sus construcciones  era una roca de arenisca formada por un proceso llamado diagénesis, que es el nombre que los geólogos dan a la formación de rocas a partir de sedimentos, en este caso la arena del desierto, que son compactados gracias sobre todo a la infiltración de agua . De esta forma, de la arena surgen las rocas de arenisca y de los lodos ricos en cal, las rocas calizas . Además, en la construcción de los edificios excavados en la roca los nabateos emplearían también rocas ricas en sílice,uno de los componentes de la arena, extraídas en canteras cercanas y con la que preparaban una especie de hormigón que daba mayor solidez a la arenisca y la hacía resistente a la lluvia.

Fotografía del Desfiladero de Siq o Desfiladero de la Media luna que tiene 2 kilómetros de longitud y da acceso a la ciudad por el este y que no prepara al visitante para lo que se encontrará  al final del desfiladero , el monumento más conocido de Petra, el Khazneh al-Faroun o El Tesoro del Faraón, nombre que le dieron los beduinos. En el siglo IV d. C el historiador romano Amiano Marcelino describía así al reino nabateo "El país de los nabateos, tierra de  valiosos y variados productos y llena de imponentes castillos y fortalezas que el cuidado atento de sus primeros habitantes ha transformado en zonas habitables y bien defendidas para rechazar los ataques de las ciudades vecinas "  (imagen procedente de http://www.flickr.com ) 

Un aspecto clave que hizo posible la vida en Petra fue el agua. No estaba situada  en una región donde abundaran los ríos ni los lagos por lo que el factor determinante era saber aprovechar las escasas precipitaciones de lluvia y ahí fue donde los nabateos demostraron su habilidad como ingenieros desarrollando un sistema de canales y depósitos para la recogida y distribución del agua entre su población, construyendo diques, presas y embalses  y estableciendo una estricta reglamentación para su uso y consumo. El agua era llevada a la ciudad a través de canales y de tuberías de cerámica que la distribuían entre las casas y también alimentaba a una gran fuente en el centro de la ciudad , con un sistema de distribución muy parecido al de Roma y por el que se estima que cada día circulaban cuarenta millones de litros de agua, convirtiendo a Petra en un oasis creado por el hombre aunque también era su punto débil, ya que si alguien quería rendir a la ciudad le bastaba con cortar los canales por los que el agua llegaba hasta Petra. En lo que se refiere a la alimentación, aún hoy se conservan restos de cultivos en terrazas donde los nabateos debieron cultivar tribo, cebada , árboles frutales e incluso viñedos y debieron de contar también con rebaños de cabras, de los que incluso  hoy se pueden observar rebaños entre las ruinas de la ciudad.


Aunque no se ve con gran claridad he querido incluir este mapa para que os sirva de guia apara situar algunos de los monumentos de los que se habla en este artículo , donde la entrada estaría situada a la derecha del mapa, en el Siq , rodeado por acantilados de hasta 300 metros de altura que convierte la entrada a Petra en una fortaleza natural donde la ciudad quedaba completamente oculta , hasta el extremo de que durante la Edad Media quedará sumida en el olvido . Hoy seguimos sin conocer las creencias religiosas de los nabateos ni si lo que nosotros llamamos tumbas eran templos o tenían otra finalidad    (imagen procedente de http://laisladeciterea.wikispaces.com )

Pero la independencia del próspero reino nabateo iba a concluir en 107 debido a la presión ejercida por el Imperio Romano. En ese año, el emperador Trajano (53-117), quién con sus conquistas llevaría al Imperio Romano a su máxima expansión, anexionaba el reino nabateo al Imperio y lo convertía en la provincia de Arabia Petrea, que incluía los territorios de la actual Jordania donde estaban asentados los nabateos, parte de Siria , la Península del Sinaí y del norte de la Península Arábiga. Petra iba a seguir conservando su estatus como ciudad importante , aunque el centro administrativo de la nueva provincia sería otra ciudad nabatea, Bosra. En el año 114 Petra se convierte en la base para la campaña que Trajano quería enviar contra el Imperio Parto , heredero del antiguo Imperio Persa y que constituía una amenaza permanente en la frontera oriental del Imperio. Años después, el emperador Adriano(76-138 d.C), que durante su gobierno recorrió todo el Imperio, visitó en 131 Petra a la que cambió el nombre por el de Petra Hadriana al tiempo que se construye una de las celebres vías romanas que comunicaba Bosra, la capital de Arabia Petrea, con Petra y a esta con el Golfo de Aqaba donde llegan naves con las mercancías procedentes de la ruta del incienso. Sin embargo, ya en esta época las rutas caravaneras van perdiendo importancia en favor de las rutas marinas y Petra pierde importancia como centro comercial.

El más fotografiado de los monumentos de Petra es Khazneh al-Faroun , que significa "El Tesoro del Faraón", ya que  los beduinos que vivían en la región creían que Petra era una antigua ciudad egipcia y el primer edificio que ven los visitantes cuando  terminan el recorrido por el desfiladero de Siq. Los beduinos disparan contra la urna pensando que allí estaba oculto el tesoro faraónico pero en realidad se cree que podría ser la tumba del monarca nabateo Aretas IV(9 a.C- 40 d.C), que gobernó el reino en su época de máximo esplendor. Su fachada tiene 40 metros altura y 28 metros de ancho. El arqueólogo inglés  Austen Henry Layard (1817-1894) , descubridor de las ruinas de la ciudad de Nímrud, una de las capitales del antiguo imperio asirio,  diría sobre Petra "Deja estupefacto que un pueblo haya transformado, con grandes esfuerzos, la roca viva en templos, teatros, edificios públicos y privados, construyendo así una ciudad en los confines del desierto, en una región inhóspita y sin agua" (imagen procedente de http://www.infobarrel.com ) 

Aún así, en el siglo III aún conserva un destacado papel dentro del Imperio y el emperador Diocleciano(hacia 244 - 311) la convierte en la capital de una nueva  provincia dentro de sus planes de restructuración administrativa del Imperio, la provincia de  Palaestina taertia . Una fecha importante en la historia de Petra sería el 19 de mayo de 363 cuando un gran terremoto asola la ciudad y muchos edificios quedarán completamente destruidos y no volverán a edificarse. Tras la muerte del emperador Teodosio I el Grande(347-395) el Imperio Romano se divide en dos ,el Imperio Romano de Occidente y el Imperio Romano de Oriente  o Imperio Bizantino, al que va a pertenecer a partir de ese momento Petra que, dos siglos después, en el 551  ,vuelve a ser azotada por un terremoto. Hasta hace poco tiempo se creía que este había sido el final de Petra , que habría quedado tan destruida que los habitantes que aún quedaban decidieron abandonarla, pero hoy se sabe que la ciudad aún sobrevivió ya que se han hallado hasta tres iglesias bizantinas que demuestran que Petra aún conservaba una vida social dinámica. Estas tres iglesias, conocidas como  la Iglesia de la Loma, la Iglesia de los Mosaicos y la Iglesia de la Capilla Azul debieron ser construidas hacia el siglo V y en una de ellas, la de los Mosaicos, se ha hallado restos de más de cien rollos de papiro , el mayor hallazgo de documentos escritos en papiro  fuera de Egipto.

En el siglo VII el nuevo poder emergente, el Islam, ocupa la región aunque Petra había perdido tanta importancia que ni siquiera es mencionada en las crónicas de la época . Probablemente el desvío de las rutas caravaneras y los terremotos habían provocado que la población abandonase gradualmente Petra que en el siglo VII era poco más que una aldea. Sabemos algo más de Petra cuando después de la Primera Cruzada ,que tuvo lugar entre 1096 y 1099, el segundo rey de Jerusalén, Balduino I (desconocida -1118), incorporó Petra a sus territorios, A lo largo de la Edad Media hay algunas otras menciones, pero Petra ya se había convertido en una ciudad abandonada que iría cayendo poco a poco en el olvido , un olvido del que no despertará hasta el siglo XIX. Viajamos ahora hasta  Suiza, donde en 1784 nacía Johann Ludwig Burckhardt (1784-1817). Inteligente y con facilidad para aprender idiomas, en 1806 , después de estudiar en la prestigiosa Universidad de Gotinga en Alemania, viaja a Inglaterra que se había convertido en la impulsora de los viajes de exploración, gracias, entre otras instituciones, a la African Association fundada en 1788 para la exploración de África Occidental , en particular del nacimiento del río Niger. En 1806 su principal miembro es el explorador, naturalista y botánico  Joseph Banks (1743-1820) que apoyará a Burckhardt en su propósito de dirigir una nueva expedición al Níger después de la muerte de Mungo Park (1771-1806) , que había fallecido ese mismo año en su segunda expedición a aquel río africano.


Otro de los edificios más conocidos de Petra, Ed-Deir, "El Monaterios", situado al noreste de la ciudad. Casi todos los monumentos importantes de Petra fueron realizados entre el siglo I y el siglo II, la época de mayor riqueza de los nabateos. Ya formando parte del Imperio Bizantino se construirían tres iglesias de estilo bizantino .El mármol y el granito fueron los elementos más empleados en estas monumentales construcciones (imagen procedente de http://www.xflo.net

Para mejorar su preparación Burckhardt estudia árabe en la Universidad de Cambridge y planea viajar a Oriente para adaptarse a las costumbres musulmanas con la esperanza de que aquello le permitiría ser aceptado en los territorios musulmanes por los que fluía el río Níger. Después de someterse también  a una dura preparación física, en la primavera de 1809 zarpaba hacia Oriente, haciendo primero escala en Malta y desembarcando en Siria donde se hará pasar a partir de entonces por musulmán para integrarse mejor , adoptando el nombre de Jeque Ibrahim Ibn Abdallah. Primero se dirige a Damasco y desde allí tiene intención de proseguir su camino hacia Egipto pasando por Jordania , mientras representaba  su papel de comerciante árabe. Sería a su paso por Jordania cuando llegan a oídos de Burckhardt la existencia de una ciudad perdida y oculta entre las montañas , situada muy próxima a una población llamada Wadi Moussa, que significa "el valle de Moisés" , y de una montaña en cuya cima se hallaba la tumba de  Aaron , el hermano de Moisés según el Éxodo. El territorio estaba habitado por tribus de beduinos hostiles a la presencia de extranjeros y si hubieran descubierto que Burckhardt era europeo lo habría pagado con su vida. Pero haciendo valer su papel de comerciante árabe y devoto musulmán , Burckhardt se acercó hasta allí con la excusa de que quería rezar y realizar un sacrificio ante la tumba de Aaron.

Johann Ludwig Burckhardt , el descubridor de Petra, después de que el paso de los siglos hubiera hecho olvidar su localización. Cuando contempló por vez primera la ciudad recordó la profecía que en el Antiguo Testamento, Jeremías hacía sobre el reino de Edom, al que pertenecía Petra , ciudad a la que parece que iban dirigidas estas palabras "Tu que habitas en las cuevas de las rocas  y te agarras en las vetas de los montes , aunque pusieses tu nido en lo alto como el águila , de allí te precipitaría. Edom quedará hecho un horror; todo el que por allí pase quedará estupefacto y silbará al contemplar todas las llagas. Como en la destrucción de Sodoma y Gomorra  no quedará allí nadie, ni un alma volverá a morar allí"(Jeremias 49, 16-19)  Burckhardt despertó en Europa la pasión por lo Oriental  aunque no vivió para verlo pues murió cinco años antes de la publicación del libro donde relataba su descubrimiento. En 1828 una expedición encabezada por el arqueólogo francés Leon de Laborde que con sus dibujos incluidos en la obra "Viaje a la Arabia pétres" publicada en 1830 sería el verdadero detonante para nuevas expediciones arqueológicas que ya no se detendrían hasta nuestros días, aunque durante el siglo XIX y hasta la Primera Guerra Mundial las restricciones en las visitas eran máximas, precisando de escolta armada y acompañado siempre por un guía beduino  (imagen procedente de http://es.wikipedia.org )

Como Petra se hallaba en el camino a la tumba de Aaron pudo atravesar aquella ciudad que inmediatamente reconoció como la antigua capital de los nabateos, aunque en aquel momento no pudo detenerse a realizar dibujos ni tomar notas para no levantar sospechas,   debiendo conformarse con retener en la memoria el mayor número de detalles . Era el primer europeo que veía aquella ciudad excavada en la roca desde la Edad Media y después de recoger sus impresiones en un diario, anunció el descubrimiento a la African Assotiation  y escribiría un libro donde detallaría sus observaciones publicado en 1822 con el título de "Viajes a Siria y Tierra Santa", aunque por desgracia Burckhardt no lo pudo ver impreso ya que moriría en 1817 víctima de la disentería en El Cairo cuando se disponía a emprender por fin el viaje a Níger . A partir de entonces se despierta en Europa la fascinación por Petra y se convertirá en un destino clave para la arqueología a lo largo del siglo XIX . Los arqueólogos que viajaban a Petra tenían que atravesar primero  el estrecho desfiladero de Siq, de más de dos kilómetros de longitud, y que quizás muchos recordaréis porque salía en la película "Indiana Jones y la última cruzada" de 1989. Las paredes del estrecho son tan altas y próximas entre si que los rayos de Sol no penetran en su interior.

Y cuando termina el desfiladero ante los ojos del asombrado viajero aparece el más celebre de los monumentos de Petra, el Khazneh al-Faroun, también conocido como el Tesoro del Faraón ya que los beduinos creían que aquel era el lugar donde algún antiguo faraón egipcio había ocultado sus tesoros. Los visitantes del siglo XIX también quedarían fascinados por centenares de tumbas excavadas en la roca , algunas de ellas con esplendidas decoraciones, ya que las familias ricas nabateas invertían parte de su riqueza en la construcción de estas suntuosas últimas moradas. Mientras que las tumbas, templos y edificios públicos mostraban la influencia de la arquitectura griega, las viviendas privadas seguían el estilo árabe , sin ventanas y con patios interiores donde se desarrollaba la vida cotidiana y con las diferentes estancias separadas a menudo por columnas. Eran construcciones bajas, de no más de dos plantas, con suelos cubiertos de losas y la cocina en el exterior de la vivienda para evitar incendios. La mayoría de ellas fueron excavadas, al igual que en las tumbas, en la roca  , o bien en las terrazas naturales sobre el valle  . En algunos lugares considerados sagrados por los nabateos erigieron piedras que simbolizaban la presencia de los dioses, dioses de los que se conocen algunos nombres pero se ignora su mitología,  y rodeando la ciudad construyeron una muralla que la protegía de incursiones enemigas.

Fotografía de las Tumbas Reales de Petra entre las que destacan la  tumba de la Urna, la tumba Corintia y la tumba Palacio. Los terremotos , las inundaciones y el abandono de siglos han dañado estas magníficas construcciones que si hoy impresionan tuvieron que ser esplendidas antes de los dos grandes terremotos de 363 y 551 aunque, como hemos visto, no acabó con la ciudad como hasta ahora se creía y siguió activa hasta la conquista musulmana en el siglo VII (imagen procedente de http://www.descubrejordania.com )


Los viajeros del siglo XIX describían un teatro que hoy sabemos que fue construido por los nabateos con capacidad para tres mil espectadores y que a partir de la anexión de Petra al Imperio Romano sería ampliado por estos hasta una capacidad máxima de ocho mil quinientos espectadores, y también el Qasr al-Bint Faroun o Palacio de la hija del Faraón, pues los beduinos creían que allí habían residido las hijas de los faraones egipcios. Mientras, poco a poco los beduinos fueron aceptando la llegada de aquellos extranjeros ya que les suponía nuevos e inesperados ingresos económicos aunque hasta después de la Primera Guerra Mundial no sería posible acceder allí si no era escoltado y acompañado por guias locales  . En 1860  el fotógrafo británico Francis Frith(1822-1898), que años antes había recorrido y fotografiado Egipto, tomará las primeras fotos de Petra. Sin embargo, habría que esperar al siglo XX para realizar un estudio detallado de Petra, pues hasta entonces se mantuvo la idea de que los principales monumentos de la ciudad no eran nabateos, sino romanos, pues el espíritu colonialista de aquellos viajeros no podía admitir que un pueblo que consideraban inferior, como los nabateos a los que veían igual que a los árabes, fueran capaces de realizar aquella ciudad maravillosa. Sería en 1920 cuando el historiador húngaro   Alfred von Domaszewski (1856-1927) en compañía del filólogo alemán Rudolf Ernst Brünnow (1858-1917) catalogan cientos de piezas y realizan el primer mapa detallado de la ciudad.



DOCUMENTAL SOBRE LA HISTORIA DE PETRA Y EL REINO NABATEO
 
La mejor forma de entender Petra es ver imagenes de la ciudad y en este documental  no solo se incluyen estas imagenes sino que se explica la historia de los nabateos y su cultura que creo que completa bien la información contenida en el artículo.



Después de la Primera Guerra Mundial se intensifican las expediciones arqueológicas que sacan a la luz la escritura nabatea, formada por 22 consonantes y sin vocales , escribiendo de derecha a izquierda como el árabe , aunque en sus documentos públicos utilizaban el griego y el latín, las dos culturas dominantes en aquel tiempo. Se descubre otro de los edificios importantes de la ciudad, el Templo de los Leones Alados y en las últimas décadas han salido a la luz edificios tan importantes como el Gran Templo del Sur , dedicado a alguno de los desconocidos dioses nabateos y que aún conserva restos de la brillante pintura que un día debió recubrirlo y otra construcción sorprendente, a la que los arqueólogos llamaron Petra Pool Complex , un gran estanque que incluso tenía en su zona central una isla y sobre ella construido un pequeño templo,algo casi inaudito en una ciudad construidad en medio del desierto. Y aún hoy se sigue trabajando en ella, sacando a la luz nuevos descubrimientos mientras que miles de turistas se dejan fascinar por su arquitectura, una ciudad que en palabras de uno de sus primeros visitantes como  el religioso anglicano John William Burgon (1813-1888) que la describió como "una ciudad de plata, tan antigua como el tiempo " Petra despierta hoy, después de mil quinientos años de silencio, con el recuerdo de un tiempo de caravanas que unieron Asia con Europa, un tiempo de exotismo, de especias, de marfil, un mundo perdido del que Petra es como el pecio de un barco naufragado que sigue fascinándonos con historias de un pasado legendario.
Famosos