jueves, 16 de agosto de 2012

MIGUEL LÓPEZ DE LEGAZPI Y LA CONQUISTA DE FILIPINAS (TERCERA PARTE)

Dejábamos ayer este relato en el momento en que el virrey de Nueva España, Luis de Velasco y Ruiz de Alarcón (1511-1564) , recibía en 1559 las ordenes del rey Felipe II(1527-1598) para que se hicieran los preparativos necesarios dirigidos a organizar una nueva expedición al archipiélago al que el navegante Ruy López de Villalobos (1500-1544) había bautizado con el nombre de Filipinas en homenaje al entonces príncipe de Asturias y ahora monarca Felipe II. Incluía en las órdenes una carta dirigida a Andrés de Urdaneta (hacia 1508-1568), un veterano navegante que con apenas dieciocho años había participado en la desgraciada expedición de García Jofre de Loaísa (1490-1526) y en la que también formó parte Juan Sebastián Elcano (1476-1526), cuyo objetivo era establecerse en las islas de las Especias pero que fracasó causando la muerte de más de cuatrocientos marineros mientras que los supervivientes regresaron a España once años después de haber zarpado, una auténtica odisea que Andrés de Urdaneta había logrado superar e incluso trajo de Molucas una hija que dejaría en España con su hermano antes de zarpar en 1538 con rumbo a Nueva España para unirse a la expedición que Pedro de Alvarado (1485-1541) estaba organizando para regresar a las Molucas.

Antiguo lugarteniente de Hernán Cortés (1485-1547) durante la conquista del Imperio Azteca , Pedro de Alvarado era responsable de la conquista de gran parte de Centroamérica y también autor de actos de gran crueldad hacia los indios como la Matanza de Tóxcatl el 20 de mayo de 1520 donde perpetraría una masacre en la capital azteca, Tenochtitlán, mientras celebraban una ceremonia religiosa o la violencia extrema demostrada durante la conquista de Honduras, Guatemala o El Salvador.Sea como fuere, en aquel momento Alvarado era el gobernador de Guatemala y Honduras , pero cansado de la vida sedentaria y sediento de aventuras, había solicitado al emperador Carlos V(1500-1558) que le encomendase un nuevo viaje de exploración y conquista a las Islas de las Especias. El virrey de Nueva Castilla, Antonio de Mendoza y Pacheco(hacia 1490-1552) quiso unirse a la empresa pero antes le pidió a Alvarado que le ayudara a sofocar una revuelta en el territorio de Nueva Galicia, situado en lo que hoy es el estado mexicano de Jalisco, donde los indios chichimecas, nombre que se daba a un grupo de tribus indígenas, se habían levantado en rebelión contra el dominio español . Pedro Alvarado aceptó participar en la represión de la rebelión chichimeca  pero el destino quiso que Alvarado hallara la muerte durante la campaña militar al ser su cuerpo arrollado por el caballo del escribano Baltasar de Montoya. Esto sucedía el 24 junio de 1541 y diez días después Alvarado moría como consecuencia de las lesiones, por lo que la expedición a las islas de las Especias quedaba suspendida.

Andrés de Urdaneta era un veterano en las exploraciones después de participar en la desgraciada expedición de García Jofré de Loaísa, y también tenía una idea diferente de la ruta a seguir para el regreso de Filipinas a Nueva España, un viaje que hasta ese momento nadie había realizado con éxito. Tanto él como el virrey Luis de Velasco , aunque apoyaban las intenciones de Felipe II de conquistar Filipinas, reconocían que según el Tratado de Zaragoza de 1529 aquel territorio quedaba dentro del que pertenecía a Portugal. Así escribía el virrey al monarca español mencionando a Andrés de Urdaneta en ella "Travajar é quanto sea posible porque se acierte, guardarse ha en la provisión y navegación la orden que V.M. me manda; aunque no se puede ir a las Islas Filipinas sin entrar en lo que toca al empeño, porque no menos están dentro de él que lo de los Malucos, como V.M. lo mandar á ver por la relación que va con ésta, la qual se hizo solamente por mí y por Fray Andrés de Urdaneta, que es la persona que más noticia y esperiencia tiene de todas aquellas Islas, y es el mejor y más cierto cosmógrafo que hay en esta Nueva España." Urdaneta ya era un hombre mayor cuando empieza la expedición y aceptó la misión encomendada aunque no estaba de acuerdo porque consideraba que España estaba violando el Tratado de Zaragoza  y él aconsejaba dirigirse a Nueva Guinea que si entraba dentro del territorio que correspondía a España . Así lo denunciaría a su regreso en repetidas ocasiones. En el viaje iba acompañad por otros cinco monjes agustinos para evangelizar los nuevos territorios   (imagen procedente de http://www.biografiasyvidas.com)

De esta forma,cuando Andrés de Urdaneta llegó a Nueva España ya no había expedición a la que unirse pero se quedará allí para ayudar a pacificar la región. Urdaneta, que pertenecía a la orden religiosa de los agustinos, recibía en 1559 la carta del rey Felipe II instándole para que se uniera a la expedición que iba a enviarse a Filipinas por su experiencia y conocimientos mientras que el virrey Luis de Velasco escogía cono líder de la expedición al que acaba de ser elegido en ese año de 1559 como nuevo alcade de Ciudad de México, Miguel López de Legazpi(hacia 1503-1571) que, como vimos ayer, había llegado a Nueva España en 1545 desarrollando una brillante carrera publica que le había llevado a alcanzar la alcaldía de la ciudad más importante del virreinato y también a casarse y tener nueve hijos , siendo una persona muy apreciada porque siempre estaba dispuesto a ayudar y recibir a los nuevos aventureros que venían de España a buscar su fortuna en el nuevo continente. Legazpi, sin embargo, carecía de toda experiencia marinera, por lo que la presencia de Urdaneta era imprescindible para asesorarle y ayudarle en todo momento a lo largo del viaje. Durante los años siguientes se fueron realizando los preparativos para el viaje y cuando ya estaba casi todo dispuesto se produjo la muerte del virrey Luis de Velasco , lo que retrasó de nuevo la partida..

Finalmente , el 1 de septiembre de 1564 la Real Audienca de México entregaban a Legazpi las instrucciones para el viaje al tiempo que recibía el nombramiento firmado por el rey  deAlmirante, General y Gobernador de todas las tierras que conquistase" , lo que incluía también 20.000 ducados de paga La expedición estaría formada por cinco naves y una tripulación de 350 hombres, haciendo hincapié las instrucciones que le fueron entregadas a Legazpi sobre que entre los miembros de la expedición "no haya en la dicha Armada, criados ni mozos de servicio superfluos... y si más gente fuera, en especial de la inútil" y añadía además que "no consentiréis que por vía ni manera alguna se embarquen ni vayan los dichos navíos, indios o indias, negros o negras, ni mujeres algunas, casadas ni solteras de cualquier calidad y condición que sea, salvo hasta una docena de negros y negras de servicio, los cuales repartiréis en todos los navíos, como os pareciese." Una de las discusiones previas a la realización del viaje era la ruta a seguir no tanto para alcanzar Filipinas, lo que ya se había hecho con la expedición de Ruy López de Villalobos(1500-1544), como el regreso desde Filipinas hasta México, pues se consideraba que, a causa de las corrientes marinas, el retorno no era posible. Se hizo una reunión a la que asistió Urdaneta y en la que también participó el piloto de la expedición de Villalobos, Juan Pablo Carrión. Carrión defendía ir a Filipinas , mientras que Urdaneta era partidario de evitar las Filipinas y dirigirse a Nueva Guinea para no  violar el Tratado de Zaragoza.  


Por consejo de Urdaneta el virrey Luis de Velasco había escogido a Miguel López de Legazpi, en aquel momento alcalde de Ciudad de México, como el encargado de dirigir la expedición por sus dotes como buen administrador demostradas durante su estancia en Nueva España . De él escribía en 1561 Andrés de Urdaneta al rey Felipe II " El virrey don Luis de Velasco ha nombrado por general para esta jornada a Miguel López de Legazpi, natural de la provincia de Guipúzcoa e veçino desta çiudad donde ha seido casado y al presente está viudo, e tiene hijos ya hombres e hijas casadas que tienen ya hijos, tiene otras hijas ya mugeres para podellas casar; es de edad de más de çinquenta años, es hijodalgo conocido, onrrado e virtuoso e de buenas costumbres y exemplo, de muy buen juicio e natural, cuerdo y reportado, e ombre que ha dado siempre buena quenta de las cosas que se le han encomendado del serviçio de V.M. Espero en Dios que ha de ser muy açeptado en quél vaya por caudillo de la jornada" (Imagen procedente de http://commons.wikimedia.org )

Uno de los objetivos de la misión para el rey Felipe II era "lo principal que en esta jornada se quería era saber la vuelta de las islas de Poniente, pues la ida sabido era que se hacía en breve tiempo" , es decir, determinar la ruta de regreso desde Filipinas a Nueva España .Añade el monarca en la Real Cédula, un documento que incluía hasta 24 páginas con instrucciones que "procuren de traer alguna especiería para hazer el ensaye de ella y se buelban a essa Nueva Españapara que se entienda si es cierta la buelta y que tanto se gastará en ella. Y Daréis por instrucción a la gente que ansi embiáredes que en ninguna manera entren en las islas de los Malucos,porque no se contravenga el asiento que tenemos tomado con el Serenisimo Rey de Portugal,sino en otras yslas que esten comarcanas a ellas, así como son las Phelipinas y otras que están fuera del dicho asiento dentro de nuestra demarcación, que diz tiene también especiería" Estas palabras demuestran que Felipe II no quería nuevos conflictos con Portugal y que estaba convencido que las Filipinas entrababan dentro de los límites que le habían correspondido a España después de la firma del Tratado de Zaragoza de 1529, aunque esto último no era algo con lo que estuviera de acuerdo Urdaneta, que escribe al rey "Pues es manifiesto, y está claro, que la Isla Filipina no solamente está dentro de los términos de lo del empeño, empero la punta que sale de la dicha Isla a la parte del Levante está en el meridiano de las Islas del Maluco, y la mayor parte de toda la dicha Isla está más al Poniente del meridiano de Maluco(Maluco era como los españoles llamaban entonces a las Molucas) por lo qual paresce que podría haber algún inconveneinte en mandar V.M. que los dichos navíos e gente fuesen a la dicha Isla Filipina sin mostrar alguna causa legítima o piadosa"

Además Andrés de Urdaneta , en unas Memorias dirigidas al monarca, había aconsejado dirigirse mejor a Nueva Guinea y no a Filipinasmientras que Carrión opinaba que era mejor navegar con rumbo directo a Filipinas . Urdaneta estaba convencido que las rutas que él proponía eran las mejores, no tanto para ir sino para regresar a México "porque conviene que con los primeros tiempos que pudiéramos partir de allá para acá, nos partamos sin esperar que los tiempos que son francos y buenos para navegar acá se entablen, porque siempre se han hallado cortos por durar poco tiempo, y a esta causa hemos de partir de allá, de manera que cuando entraren los tiempos prósperos nos tomen más acá si pudiéremos de las Islas de los Ladrones,y no que esperemos en los puertos de las Islas Filipinas a los tiempos prósperos que son los vendabales". Finalmente prevaleció la opinión de Carrión, mientras que tras la muerte del virrey Luis de Velasco el 31 de julio de 1564, era el visitador Jerónimo Valderrama quién tomaría las últimas decisiones sobre la expedición . En la Real Cédula se establecía también que no se trataba de una armada de guerra  y se les pedía que establecieran nuevas relaciones comerciales con Asia   "procurarían adquirir relaciones y noticias de los chinos y japoneses; de comprarles cartas náuticas; de corregir los errores de las nuestras; adelantar los conocimientos geográficos y etnográficos;estudiar el régimen de los vientos y corrientes;escribir derroteros y descripciones; hacer información en que constara si los portugueses habían poblado o no en las Filipinas"

Mapa de la ruta seguida por las cinco naves integrantes de la expedición dirigida por Miguel López de Legazpi, que zarpaban del puerto Barra de Navidad el 21 de noviembre de 1564 y llegaban todas, excepto una de ellas que se separó a los pocos días de comenzar el viaje, a las Filipinas el 13 de febrero de 1565 , aunque en otros lugares he leído el 15 de febrero, siempre  después de hacer escalas en las islas Marshall y en la isla de Guam en enero de 1565.  Juan Pablo Carrión, el piloto de la expedición de Ruy López de Villalobos en 1542,  fue el más firme partidario de que la expedición tuviera como objetivo Filipinas y no Nueva Guinea como postulaba Andrés de Urdaneta y escribía al rey justificando esta opción "son Islas que los portugueses nunca an visto, y están muy a trasmano de su navegación, ni an tenido noticias dellas si no aya sido por alguna figura o carta de marear nuestra. Estan en mejor paraxe para la buelta por estar en altura y arrimadas a la vanda del Norte, por dondese a de venir a descubrir la buelta En la parte superior del mapa podéis ver una segunda linea que marca la ruta que seguiría Andrés de Urdaneta para regresar a Nueva España (México) que se convertiría en la ruta  que , hasta 1815, seguiría entre una y dos veces al año el llamado Galeón de Manila la flota que traía mercancías desde Filipinas hasta América y de allí a España   
 (imagen procedente de http://eltrasterodepalacio.wordpress.com )

Por fin , el 21 de noviembre de 1564, después de cinco años de preparativos,  todo estaba listo en el puerto de Barra de Navidad que, como ya hemos visto, se encontraba en el actual estado de Jalisco. Sin embargo, a Andrés de Urdaneta se le había ocultado el rumbo que iba a seguir la expedición , ya que al preferir la alternativa de Carrión temían que Urdaneta se negara a participar en ella y su concurso era considerado imprescindible por el conocimiento que tenía de aquellas aguas. Por ello, se ordenó que Miguel López de Legazpi no abriera el sobre con las instrucciones de la misión hasta que no se hallaran a cien leguas de la costa para que de esta forma Urdaneta no pudiera abandonarles. En estas instrucciones se señala que además de recoger a los españoles que habían quedado presos durante la última expedición de Ruy López de Villalobos debían procurar "traer a los naturales de aquellas partes al conoscimiento de nuestra Santa Fe Catolica y descubrir la navegación de la vuelta a esta Nueva España para el acrescentamiento de su Patrimonio y Corona Real"  Aquel día zarpan desde Barra de Navidad  cinco naves, las naos San Pablo y San Pedro, dos pataches , que eran embarcaciones de poco calado,ligeras y con dos mástiles, la San Juan  y la San Lucas y, por último, un bergantín , también de dos mástiles.

Después de leer las instrucciones cuando ya se encontraban en alta mar, Urdaneta las aceptó aunque no estaba de acuerdo con ellas, tampoco tenía otras opciones. Apenas unos días después de su lectura el patache San Lucas comienza a retrasarse y poco después desaparece de la vista del resto de las naves. No volverían a verla , pues en julio de 1565 el patache llegaba al puerto de Barra de Navidad, asegurando que habían llegado a la isla de Mindanao por separado y que, no encontrando a nadie , regresaron a México, lo que les convertía en los primeros en realizar el viaje de vuelta desde Filipinas, si lo que habían dicho era cierto. Sea como fuere , el resto de la expedición continuó el viaje y después de 93 días de navegación llegaron a una isla que descubriera Fernando de Magallanes(1480-1521) durante su vuelta al mundo, y que hoy llamamos isla de  Guam , situada al sur de las Marianas y la más grande de las islas de la Micronesia, un conjunto formado por centenares de islas como las Marshall o Kiribati. Legazpi ordena desembarcar el 22 de enero de 1565 al tiempo que determina que "ninguna persona de la Armada fuese osado de saltar a tierra sin su licencia y los que en ella saltasen no hicieran fuerza, agravio ni daño alguno a los naturales ni de ellos tomasen cosa ninguna, así en sus bastimentas como de otras cosas, y que no les tocasen en sus sementeras, ni labranzas, ni cortasen palma ni otro árbol alguno, y que no diesen ni contratasen con los naturales cosa ninguna de ningún género que fuese, sino fuese por mano de los Oficiales de Su Majestad, que tenían cargo de ello, so graves penas, y a los Capitanes que lo consintieran, so pena de suspensión de sus oficios."


Mapa con el itinerario seguido por la expedición de Miguel López de Legazpi una vez en el archipiélago de las Filipinas, siendo la isla de Samar la primera en la que pusieron el pie y la conquista la concluirían por la isla de Luzón . Decidieron establecer el campamento de invierno en la isla de Cebú aunque tuvo que derrotar a los habitantes de la isla dirigidospor el rajá Tupas en dos batallas antes de poder establecerse definitivamente en la isla, dond e además podían abastecerse de alimentos, que no eran muy abundantes en el archipiélago. Cuando el rajá vio que la conquista era un hecho estableció un acuerdo con Legazpi firmado con sangre como nos lo cuenta el cronista "el gobernador se sangró el pecho en una taza y lo mismo el Tupas y Tamuñán, y se sacara la sangre de todos tres se revolvió con un poco de vino, el cual se echó en tres vasos, tantos el uno como el otro lo bebieron todos los tres, á la par, cada uno su parte" (imagen procedente de http://spainillustrated.blogspot.com )

Después de aprovisionarse y tomar posesión de la isla en nombre de la Coroña española ,Legazpi ordena zarpar el cinco de febrero para poner proa a las islas Filipinas donde después de diez días de navegación llegaran a la isla de Samar , perteneciente al archipiélago de las Bisayas que, como ya hemos visto, eran las islas que se hallaban situadas entre las dos más grandes de Filipinas, la de Luzón y Mindanao. Toman posesión de la isla y cinco días después se dirigen a la vecina isla de Leite donde son recibidos con hostilidad aunque no será obstáculo para que también Legazpi declarase aquellas tierras bajo la soberanía de Felipe II. La expedición se interna en el laberinto de islas tanto para explorarlas y tomar posesión de ellas como para  buscar alimentos que escaseaban en aquel territorio, aprovechándose de las desavenencias entre las diferentes tribus que habitaban en las Filipinas y estableciendo alianzas con algunos de ellos como con el rey Sikatuna de la isla de Bohol, entre Leyte y Cebú. Será precisamente en Cebú , la isla a la que había llegado cuarenta años antes Magallanes estableciendo un acuerdo con su rey contra la vecina isla de Mactán, donde Miguel López de Legazpi decide establecer el campamento estable de la expedición aprovechando que aquella isla si disponía de alimentos suficientes para mantenerles, aunque no iba a ser bien recibido por los habitantes de la isla, pues su gobernante era hijo del que cuatro décadas antes había traicionado a los hombre de Magallanes ofreciéndoles un banquete envenenado en el que habían hallado la muerte treinta hombres.

Legazpi, siguiendo las instrucciones de Felipe II, trató de alcanzar un acuerdo pacífico, pero Rajá Tupas, así se llamaba su líder, no sólo lo rechaza sino que envía contra los españoles a 2500 hombres a los que  Legazpi se enfrenta con éxito y una vez más intenta entablar conversaciones con ellos pero ante la creciente hostilidad de sus habitantes Legazpi ordena que se bombardee desde los navíos su poblado  para desembarcar a continuación después de que sus habitantes hubieran abandonado las casas. Al registrar el campamento hallan una imagen del niño Jesús que debía proceder de alguna de las expediciones anteriores y Legazpi ordena establecer allí el primer fuerte español en Filipinas . Viendo la decisión de los españoles de establecerse allí y su poder militar el Rajá Tupas acepta conversar con él y llegan a un acuerdo firmado con sangre el 8 de mayo de 1865 y a continuación funda los primeros asentamientos españoles en el archipiélago,   Villa del Santísimo Nombre de Jesús  y Villa de San Miguel, ambos en la isla de Cebú  y esta última se convertiría en la primera capital de Filipinas y que hoy conocemos con el nombre de Ciudad de Cebú. Ahora era necesario preparar la otra parte de la misión, el regreso a México, y para ello Legazpi confía la misión a su nieto Felipe de Salcedo acompañado por Andrés de Urdaneta  y otros doscientos hombres a bordo de la nao San Pedro.

DOCUMENTAL DEL CANAL HISTORIA SOBRE ANDRÉS DE URDANETA Y EL TORNAVIAJE  (Partes 1-3)

En este documental se narra la vida y el gran logro de Andrés de Urdaneta,aquel fraile agustino que abriría una ruta naval y comercial que comunicaba Asia con América y América con España , convirtiendo en realidad un comercio mundial a través del mar. Fue el primero en ir y volver de Asia a América, una hazaña que le pone al nivel de los grandes navegantes de la historia.




Además de Andrés de Urdaneta viajan otros dos pilotos en la nave, Esteban Rodríguez como piloto mayor y Rodrigo Espinosa, que también llevarán un detallado diario de la expedición de regreso que nos ha permitido conocer muy bien su desarrollo. Zarpaban de regreso el 1 de junio de 1565 desde la isla de Cebú, dos días después atraviesan el paso que separa Cebú de la isla de Mactán, donde en 1521 había encontrado la muerte Fernando de Magallanes, y el día 9 de junio ya se encuentran fuera del archipiélago mientras Urdaneta busca la corriente que hoy conocemos con el nombre de Kuro-Shivo, la equivalente a la corriente del Golfo en el Atlántico y que Urdaneta  había calculado que les llevaría de vuelta a México. El 14 de septiembre avistaban las costas de California, una costa para ellos desconocida aunque habían tenido referencias de  ella por una expedición dirigida en 1543 por el navegante español Juan Rodríguez Cabrillo(hacia 1500-1543) que tenía como objetivo explorar la costa norte del Pacífico. Cabrillo había zarpado en 1542 del puerto de Barra de Navidad rumbo norte  y el 28 de septiembre de 1542 descubría la Bahía de San Diego. Siguieron navegando pero en una escaramuza con los indios Cabrillo fue herido en un brazo y como consecuencia de una infección murió el 3 de enero de 1543, creyéndose que fue enterrado en la isla que hoy se llama San Miguel y que se halla frente a la ciudad de Los Ángeles. Le sucedió en el mando Bartolomé Ferrelo (1500-1551) que el 1 de marzo descubrirá el Cabo Mendocino, llamado así en honor del primer virrey de Nueva España, Antonio de Mendoza , muy cerca ya de la frontera entre los actuales estados norteamericanos de California y Oregón, y después de llegar hasta un punto que hoy se llama Port Orford, ya en el estado de Oregón,  Ferrelo decidió regresar a Nueva España.

Aquel Cabo Mendocino iba a servir de referencia a los navegantes españoles en la ruta de regreso desde Filipinas . Finalmente, costeando la costa californiana y la de la actual México,  la nao San Pedro, gracias al rumbo trazado por Urdaneta, alcanzaba el puerto de Acapulco el 8 de octubre de 1565 después de navegar más de 20.000 kilómetros y perder a 16 hombres en el viaje . Andrés de Urdaneta había abierto una ruta que sería conocida como el Tornaviaje y que a partir de entonces seguiría el Galeón de Manila, nombre con el que se conocían las naves que cubrirían a partir de entonces la ruta entre Filipinas y México entre una o dos veces al año, zarpando del puerto de Manila y arribando al de Acapulco y a la inversa y que permanecería en funcionamiento hasta 1815, fecha en que se produjo la Independencia de México y se cortó aquella línea de comunicación con España. En esos dos siglos y medio las naves traerían de Filipinas las codiciadas, especias, sedas, porcelanas, lacas, terciopelos además de productos de China , como la celebre porcelana Ming, y también de Japón,como espadas, abanicos y biombos o incluso de Persia, como sus apreciadas alfombras. Todos estos productos se pagarían con la plata extraída de las minas mexicanas mientras que las mercancías desembarcadas en Acapulco eran transportadas por tierra hasta el puerto de Veracruz donde de nuevo eran embarcadas con rumbo a España. Andrés de Urdaneta moriría en Ciudad de México tres años después de su hazaña, el 3 de junio de 1568.


DOCUMENTAL DEL CANAL HISTORIA SOBRE ANDRÉS DE URDANETA Y EL TORNAVIAJE (Partes 4-7)



En 1566 llegaba a Filipinas el galeón San Gerónimo, con lo que se confirmaba la ruta abierta por Urdaneta y Felipe II ordena que sean enviados hombres, armas y provisiones para fortalecer el asentamiento español . Legazpi tendrá que hacer frente a dos intentos de invasión portuguesa en 1568 y 1569, pues estos afirmaban que España estaba ocupando un territorio que , según el Tratado de Zaragoza, no le pertenecía. Poco a poco la conquista de las islas se va extendiendo al resto del archipiélago, y después de ocupar Leite, Panay y Mindanao llegan a la más extensa de las islas Filipinas, Luzón, donde tuvo que enfrentarse a la fuerte resistencia del pueblo tagalo, uno de los pueblos austronesios que milenios antes habían desplazado a los Negritos, los primeros habitantes de las Filipinas, hacia el interior de la isla. En la actualidad el tagalo, el idioma de aquel pueblo, es lengua oficial de Filipinas junto al castellano y el inglés , adoptando palabras de ambos idiomas a su vocabulario. En la isla se encontraba además un rico enclave en manos de los musulmanes, Mayniland y Legazpi envió a dos de sus hombres de confianza , Martín de Goiti (hacia 1534-1576) y otro nieto de Legazpi, Juan de Salcedo(1549-1576), hermano del Felipe Salcedo que había dirigido la nao San Pedro de Filipinas a Acapulco junto a Urdaneta, al mando de trescientos hombres para tomar aquel enclave y hacerse con la isla de Luzón.

El 8 de mayo de 1570 llegaron a la Bahía de Manila donde en principio son bien recibidos por sus habitantes aunque poco después la relación se tensa y comienzan los enfrentamientos que culminan con dos batallas en las que los españoles obtienen la victoria. Finalmente, los gobernantes de la isla, los rajás Sulimán, Matanda y Lakandula, acuerdan la paz con los españoles que logran el dominio de la isla de Luzón . Ya en 1571 Legazpi dará a la isla el nombre de Nuevo reino de Castilla y el 24 de junio de 1571  fundaba la Siempre Leal y Distinguida Ciudad de España en el Oriente de Manila  que iba a convertirse en la capital  de los dominios españoles en Asia. La ciudad se construyó siguiendo las instrucciones de Felipe II, con una ciudad conocida como Intramuros, porque se hallaba rodeada por una muralla defensiva y otra ciudad extramuros, donde vivían los indígenas. La prueba de fuego de Manila tendría lugar cuatro años después, cuando en 1574 una flota compuesta por 64 embarcaciones y con tres mil hombres dirigidos por el pirata chino Limahon trataba de tomar la ciudad por asalto . Martin de Goiti y otros muchos españoles murieron en la defensa de Manila que fue ocupada por los piratas,pero un grupo de quinientos españoles dirigidos por Juan de Salcedo consiguió expulsarles y hacerles retroceder.

Mapa del Imperio de España durante el reinado de Felipe II que también incorporaría el imperio portugués después de coronarse rey de Portugal en 1580. Tenía en ese momento posesiones en Europa, África, América, Asia y Oceanía, los cinco continentes. Era el Imperio donde nunca se ponía el Sol, una afirmación que sólo fue posible a raíz de la conquista de Filipinas (imagen procedente de http://blogs.ua.es ) 

Pero esto ya no lo vería Miguel López de Legazpi que moriría el 20 de agosto de 1572  en Manila a causa de una apoplejía y como prueba de la honradez de este hombre que siempre sirvió con fidelidad al rey y con prudencia y mesura en sus decisiones de gobierno , murió casi en la pobreza, sin llegar a recibir el dinero que Felipe II había establecido para pagar sus servicios como Capitán General y Gobernador vitalicio de las islas Filipinas. Durante los siglos siguientes los españoles tendrían que enfrentarse a nuevas rebeliones indígenas, a ataque de piratas chinos, portugueses y holandeses, pero Filipinas se mantuvo bajo la soberanía de España hasta el fatídico 1898 cuando los últimos restos del que fuera el primer imperio global del mundo desaparecían definitivamente. Pero esa es ya otra historia, una historia que había comenzado con Fernando de Magallanes y que había culminado Miguel López de Legazpi . Durante los siguientes doscientos cincuenta años en el Imperio Español no se pondría el Sol.
Famosos