martes, 21 de agosto de 2012

GRANDES EXPLORADORES: LA CONQUISTA DEL HIMALAYA( PRIMERA PARTE)


El geógrafo francés Jacques Élisée Reclus (1830-1905), cuyo libros "Historia de un arroyo" e "Historia de una montaña" iban a convertirse en obras de referencia para la geografía humana del siglo XIX, escribió "Tarde o temprano las edades heroicas de la exploración de las montañas acabarán, como las de la exploración de la llanura, y el recuerdo de los trepadores famosos se convertirá en leyenda". Si los siglos del XV al XVIII fueron los de los grandes descubrimientos marinos, desde la circunnavegación de África al descubrimiento de América , las vueltas al mundo de Fernando de Magallanes (1480-1521) y Francis Drake (1543-1596) o los viajes exploratorios y científicos de James Cook (1728- 1779) o Alejandro Malaspina (1754-1809) por citar sólo algunas de las expediciones más conocidas de la miríada de exploradores que surcaron los mares en busca de nuevas tierras, el siglo XIX sería el del descubrimiento y exploración del interior de África, de las selvas amazónicas , de los desiertos australianos. Pero también en este siglo comenzó otra exploración , la de las cimas más altas del planeta, una exploración que había arrancado en el siglo XVIII cuando el 8 de agosto de 1786 la cumbre más alta de Europa Occidental, el Mont Blanc con sus 4810 metros de altura , situado en los Alpes en la frontera entre Francia e Italia, era conquistada por  dos montañeros, Jacques Balmat(1762-1834) y Michel Gabriel Paccard(1755-1827), que inauguraban una nueva época, la edad heroica de la exploración de las montañas. Era el nacimiento del alpinismo.

Hasta aquel momento las montañas había sido contempladas con temor y veneración, como el lugar de residencia de los dioses en diferentes mitologías, desde el Monte Olimpo de la mitología griega donde se hallaban los dioses presididos por Zeus, hasta el Monte Uhlu o Ayers Rock en Australia, una montaña de arenisca rojiza que se eleva a 348 metros de altura y con ocho kilómetros de perímetro en medio de una gran llanura en los Territorios del Norte australianos, el volcán Fuji en Japón o el Monte Kailash en Tíbet, este último montaña considerada sagrada por budistas e hindúes y la única gran montaña conocida, con sus 6638 metros de altura, que no ha sido escalada por respecto a su naturaleza sagrada para estas dos grandes religiones. Los fieles hindúes creen que en su cima habita el dios destructor Shivá y que es el destino final de las almas al morir su envoltura humana . En los Purana, libros que contienen historias de la antigüedad india, se le considera el centro del mundo desde donde fluirían cuatro grandes ríos que dividirían al planeta en cuatro regiones. Por su parte el budismo cree que en su cima habita el buda Demchok, que simboliza la felicidad. Cada año se concentran a sus pies  miles de peregrinos budistas e hindúes para recorrer la base de la montaña, un camino de 52 kilómetros  para cumplir con un rito que, según creen, genera buena fortuna. Pero a partir de la conquista del Mont Blanc en Europa las montañas  dejarían de ser vistas como un lugar sagrado para convertirse en un reto, un desafío que llevaría a muchos hombres a arriesgar sus vidas por conquistar sus cumbres, en apariencia inaccesible.

El Monte Kailash pertenece a la cadena montañosa de Gangdise que , a su vez, pertenece a los Himalaya y donde nacen algunos de los ríos más importantes de Asia, como el Indo, el Brahmaputra y el Ganges. Con 6638 metros de altura ningún alpinista ha tratado de conquistar su cima en respeto a su naturaleza sagrada para budistas e hindúes . Para la tradición hinduísta sus cuatro laderas están hechas de oro, cristal, rubí y lapislázulí. En cuanto a los budistas creen que la montaña fue el escenario de un enfrentamiento entre dos magos , Milarepa , líder del budismo tántrico, y Naro Bonchung, líder de la religión bon mayoritaria en el Tibet. Como no lograban derrotarse el uno al otro acordaron que la victoria correspondería a quién conquistara la cumbre del Monte Kailash, y sería Milarepa quién obtuvo la victoria subido a un rayo de Sol. Gracias a su victoria, Milarepa introduciría el budismo en el Tíbet. Hoy la montaña es lugar de peregrinación para  hinduismo y budismo que recorren la base de la montaña, aunque cada uno en una dirección diferente. Al igual que Kailash otras muchas montañas por todo el mundo fueron consideradas sagradas por los pueblos de la antigüedad y sólo a partir del siglo XVIII se convirtieron en un reto para los alpinistas . Las residencias sagradas se transformaban ahora en fortalezas naturales que desafiaban el deseo de conquista del ser humano (imagen procedente de http://www.montekailash.com )

En un artículo que escribí sobre la conquista del Mont Blanc y el nacimiento del alpinismo recogía estas palabras del alpinista del siglo XX  Georges Sonnier que aparecen en su obra "El reino de la luz" donde respondía así a la pregunta sobre qué era lo que le impulsaba a desafiar a las montañas, a arriesgar sus vidas para alcanzar la cubre " Me dirán , ya lo sé, que nuestras fatigas, nuestros sufrimientos, son inútiles. Inútiles los peligros pasados, inútil la sangre tal vez derramada. Pero es conveniente que, en este mundo corrompido por el utilitarismo, alguien venga alguna vez a dar ejemplo de desinterés , de gratuidad. Ningún beneficio nos procurará nuestra aventura, ningún beneficio que se traduzca en dinero. Nuestra acción es pura. Esta pureza es su única razón de ser, nuestra verdadera riqueza. Nos sentimos orgullosos de ella" .A comienzos del siglo XIX aún no se conocían las montañas más altas de la Tierra y el primer objetivo de los alpinistas no podía ser otro que lo más próximo, las cumbres de los Alpes, pero en 1802 el record de altura lo alcanzaba el geógrafo, naturalista y explorador alemán Alexander von Humboldt(1769-1859), cuando en compañía del noble Carlos de Montúfar(1780-1816) , uno de los futuros padres de la independencia de Ecuador, y el médico, botánico y naturalista francés Aimé Bonpland(1773-1858), trató de alcanzar la cumbre de la mayor montaña conocida entonces, el volcán Chimborazo.

Con sus 6384 metros de altura el Chimborazo, situado en el actual territorio de Ecuador,  fue considerado hasta mediados del siglo XIX la mayor montaña del mundo y Humboldt junto a sus acompañantes trató de conquistarla pero  tuvo que desistir cuando había alcanzado los 5878 metros cuando sufrió los efectos de un mal conocidos por casi todos aquellos que aman las montañas y han  tratado de conquistarlas, el soroche , también llamado apunamiento, mal de altura o, con una expresión más técnica, Mal Agudo de Montaña, como consecuencia de la falta de adaptación del organismo humano a la falta de oxígeno a esa altura, la hipoxia. Entre sus síntomas, que pueden comenzar a manifestarse a partir de los 2400 metros de altitud, se encuentran los mareos, cefaleas, nauseas y vómitos, seguidos por falta de apetito, debilidad muscular, perdida de visión y por un deterioro de las facultades psíquicas que llegan a hacer imposible incluso el más mínimo esfuerzo convirtiendo acciones habituales en la vida cotidiana, como atarse un zapato o ponerse un guante, en algo imposible o que requiere un esfuerzo sobrehumano.  A medida que vamos ascendiendo el oxígeno es cada vez más escaso hasta que a los siete mil metros de altura se alcanza la Zona de la Muerte.


File:Humboldt-Bonpland Chimborazo.jpg
En este cuadro del pintor alemán Friedrich Georg Weitsch (1758-1828) , titulado "Alexander von Humboldt y Aimé Bondpland, al pie del volcán Chimborazo" retrata a los dos exploradores y naturalistas ante la montaña que entonces era considerada la más alta del mundo.  Humboldt fue el que más cerca estuvo durante muchos años en conquistar su cima y sólo el mal de altura se lo impidió y hubo que esperar hasta 1880 cuando el alpinista y explorador inglés Edward Whymper (1840-1911) , que ya era celebre por ser  el primer escalador en alcanzar la cima del Monte Cervino en los Alpes , llegó a la cima del Chimborazo que si bien desde 1808, cuando se descubrió el Dhaulagiri , se sabía que no era el más alto del mundo hoy es considerado como la cima más próxima al Sol y la más alejada del centro de la Tierra, debido a que se halla en el ecuador, donde el diámetro de la circunferencia de la Tierra es mayor que en otras latitudes (imagen procedente de http://commons.wikimedia.org )

Fue bautizada así en 1953  por el médico y alpinista suizo Edouard Wyss-Dunant (1897-1983) que la situó por encima de los 7500 metros , altura a partir de la cual , según Edouard "Sólo es posible adaptarse durante un cierto tiempo limitado, ya que no se compensa del todo el gasto de energía durante el tiempo de reposo". En alturas inferiores el cuerpo humano puede adaptarse gradualmente permaneciendo cierto tiempo en alturas superiores a los 2500 metros antes de comenzar la escalada y teniendo en cuenta que en cualquier momento puede aparecer , debiendo en todo momento procurar estar muy hidratado bebiendo entre cuatro y cinco litros diarios de agua . Pero cuando  superamos el límite de los 7500 metros ni siquiera la aclimatación nos servirá y de momento ningún ser humano ha permanecido por encima de esta Zona de la Muerte  más de tres semanas ,por lo que no sabemos cuanto tiempo es posible sobrevivir en unas condiciones donde el sistema respiratorio le cuesta hallar el oxígeno necesario para respirar y cada día que el alpinista permanece a esa altura crecer la posibilidad de sufrir un edema pulmonar , que aparece cuando el corazón tiene dificultad en bombear sangre a todo el cuerpo , aumentando la presión de las venas que van al pulmón  y va invadiendo los alveolos pulmonares, llenándolos de líquido e impidiendo la respiración. Aparece la tos, dolor torácico, respiración dificultosa, fiebre e incluso alteración de la conciencia  y en caso de no descender con rapidez  un mínimo de 500 metros, el desenlace es mortal para el montañero.

Parecidas consecuencias fatales tiene el otro mal que más afecta a los alpinistas, el edema cerebral, producido también por la acumulación de líquido en el cerebro , afectando al sistema nervioso central  y provocando  cefaleas, desorientación, perdida de coordinación en los movimientos, perdida de memoria, alucinaciones, debilidad muscular y finalmente el coma y la muerte.  Al igual que el edema pulmonar el único remedio para el edema cerebral es descender lo antes posible al menos 500 metros. Algunos de estos síntomas son los que sintió Alexander von Humboldt en las laderas del Chimborazo en 1802 obligándole a desistir en su intento de alcanzar la cumbre , pero durante años tuvo el record de escalada  aunque aún en vida, cuando a mediados del siglo XIX ya se conocía la existencia de montañas mucho más altas en los Himalaya, Humboldt diría desconsolado, como recoge el escritor español Javier Jayme (1950) en su obra "Pioneros de lo imposible" que me está guiando por esta historia, "Toda mi vida he creído  que, de todos los mortales, yo era el único que había alcanzado lo más alto del mundo". Y sin embargo , hoy sabemos que no estaba tan equivocado Humboldt, pues el volcán Chimborazo es considerado como el punto más cercano al Sol, ya que aunque su altura es muy inferior a las grandes cumbres del Himalaya,  debido a que el diámetro de la Tierra en la latitud en que se encuentra el Chimborazo, en el Ecuador, es mayor que  en la latitud donde se encuentran los Himalaya. Así que no es el más alto del mundo pero si el más próximo al Sol y el más alejado del centro de la Tierra. Quizás esto habría servido para consolar un poco al decepcionado  Humboldt.

En este gráfico vemos a la izquierda como el subcontinente indio que se halla sobre la Placa de India, fue desplazándose hasta colisionar hace setenta millones de años con la placa Euroasiática y desde entonces la Placa India ha continuado empujando a la Euroasiática causando el pliegue que dio origen a la Cordillera del Himalaya que aún hoy sigue creciendo, a medida que la Placa India sigue empujando a la Euroasiática. Este movimiento de las placas , que forma parte de la Teoría de la Tectónica de Placas, causa terremotos y también la formación de las montañas, un fenómeno que se llama Orogénesis . Gracias a esta teoría de la tectónica de placas a partir de los años sesenta se pudo explicar como , a pesar de la erosión, seguían formándose nuevas montañas y cordilleras , lo que hasta entonces había constituido un enigma.    (imagen procedente de http://ctsaitorlarrea.wordpress.com )

 A principios del siglo XIX, cuando Humboldt se hallaba recorriendo América , los ingleses comenzaron a interesarse por aquella muralla montañosa que conocemos con el nombre de Himalaya, una palabra que procede del sánscrito, la antigua lengua de la India, que significa "Morada de la nieve". Con una anchura máxima de cuatrocientos kilómetros este sistema de cordilleras montañosas dibujan un arco de oeste a este con una longitud de 2400 kilómetros que atraviesa Afganistán, Birmania, Bután, Tibet (ocupado por China), Nepal, Tayikistán, India y Pakistán, conteniendo nueve de las catorce cimas por encima de ocho mil metros que hay en el planeta y las otras cinco pertenecen a un sistema asociado al Himalaya, el Karakorum . La siguiente en altura después de los colosos del Himalaya habría que buscarla en los Alpes argentinos , el Aconcagua con sus 6964 metros, una altura que es superada por más de cien picos en la Cordillera del Himalaya, que se ha ganado el título de Techo del Mundo. Como el resto de cordilleras del mundo, el Himalaya es consecuencia de la tectónica de placas, la teoría según la cual la corteza terrestre está dividida en diferentes placas que flotan sobre el manto terrestre. El manto se extiende desde los 33 kilómetros de profundidad y hasta los 2900 kilómetros donde entra en contacto con el núcleo de la Tierra, y su temperatura oscila de los 100ºC que tiene en su parte más externa en contacto con la corteza terrestre, hasta los 3500 ºC que puede alcanzar en la zona  donde entra en contacto con el núcleo. Sobre el manto las placas tectónicas se desplazan lentamente, a razón de 2,5 centímetros por año, y cuando dos placas colisionan pueden producirse terremotos, erupciones volcánicas o la aparición de cordilleras.


Esquema de la estructura de la Tierra donde a la izquierda podéis ver la composición de nuestro planeta con la corteza continental que puede tener una profundidad de hasta 70 kilómetros que constituirían las placas continentales  que se encuentran sobre el Manto Terrestre  dividido en Manto Superior, hasta los 700 kilómetros de profundidad y el Manto Inferior que desciende hasta los 2900 kilómetros de profundidad, entrando en contacto con el núcleo . El manto terrestre supone casi el 87% del volumen de nuestro planeta Es en el Manto superior donde se encuentran los materiales plásticos que permiten que las placas tectónicas que forman el manto terrestre se deslicen sobre el manto desplazándose en un movimiento llamado deriva continental que ya había sido enunciada por el geofísico alemán Alfred Lothar Wegener (1880-1930) a comienzos del siglo XX (imagen procedente de http://www.portalplanetasedna.com.ar )   
Este fue el caso tanto de los Alpes, los Andes o los Himalaya. Según los geólogos los Himalaya serían la consecuencia de la colisión de la Placa de Eurasia con la Placa de la India , una colisión que comenzó hace 70 millones de años  y aún hoy la Placa de la India sigue empujando a la de Eurasia cinco centímetros al año, aumentando la altura del Himalaya , causando además  que esta región tenga una gran actividad sísmica. De los numerosos glaciares que se encuentran en el Himalaya nacen algunos de los ríos más grandes de Asia , como el Indo,con más de 3000 kilómetros de longitud y desemboca muy cerca de la frontera entre Pakistán y la India,  el Ganges  con 2510 kilómetros de longitud que después de recorrer todo el norte de la India desemboca en el Golfo de Bengala junto a la ciudad de Calcuta, y el Brahmaputra , con 2896 kilómetros de longitud y que forma con el Ganges el mayor delta del mundo.En cuanto al clima de la cordillera hay una gran diferencia entre el norte, seco y árido, y el sur , mucho más húmedo y cubierto de vegetación ya que el Himalaya se levanta como una barrera que detiene los vientos húmedos procedentes del Golfo de Bengala , reteniendo las nubes en su cara sur y , por lo tanto, el agua no alcanza la cara norte de la cordillera. También cuenta con centenares de lagos, más pequeños cuanto mayor es la altura a la que se encuentran, y entre ellos el mayor es el Pangong Tso , que se encuentra en la frontera entre India y Tibet. Se halla a 4250 metros de altura y tiene 134 kilómetros de longitud y cinco kilómetros de anchura máxima. En cuanto a su nombre, Pangont Tso, no puede ser más apropiado, significa "Lago".

DOCUMENTAL "DENTRO DEL PLANETA TIERRA" DE DISCOVERY CHANNEL

Si estáis interesados en entender mejor el funcionamiento de la Tectónica de Placas y la estructura interna de nuestro planeta creo que este documental muestra una visión muy clara de la historia geológica de la Tierra




 Las nueve montañas que se encuentran en el Himalaya central son el Everest (8848 metros), del que ya hablaré detalladamente mañana,  el Kanchenjunga (8586 metros), que significa "los cinco tesoros de las nieves" pues la montaña posee cinco picos, el Lhotse (8501 metros), cuyo nombre significa en tibetano "Pico sur" porque está al sur del Everest y unido por su collado sur, el Makalu (8462 metros), situada a 22 kilómetros del Everest y justo en la frontera entre el Tíbet y Nepal, el Cho Oyu (8201 metros) , a 20 kilómetros del Everest y cuyo nombre en tibetano significa "Diosa Turquesa", el Dhaulagiri (8167 metros) que significa en tibetano "la Montaña Blanca" y fue descubierto en 1808 arrebatando al Chimborazo, la montaña que casi conquista Humboldt, el título de montaña más alta del mundo, al menos hasta ese momento. A continuación están el Manaslu (8163 metros), nombre procedente del sánscrito que tiene el sentido de "Mente"  y es una montaña muy peligrosa pues las estadísticas muestran que un tercio de los alpinistas que intentan conquistar su cima perecen en el intento, el Annapurna (8091 metros), otro nombre en sánscrito que significa "Diosa de las cosechas" y que se convertiría , como veremos mañana, en el primer ocho mil en ser conquistado por los alpinistas,  y por último, dentro de las cumbres propiamente del Himalaya, está el Shisa Pangma (8027 metros) cuyo nombre en tibetano tiene el significado de "Cresta sobre la planicie de hierba" y es el más pequeño de los catorce  ochomiles.

Las otras cinco cumbres pertenecen a un sistema asociado al Himalaya, el Karakorum , nombre procedente del turco que significa "Pedregal Negro" que se extiende a lo largo de 500 kilómetros entre las fronteras de Pakistán, la India y China. Su cima principal y la segunda más alta del planeta es el K2(8611 metros), un nombre puesto por el Gran Proyecto de Topografía Trigonometrica , impulsado por el gobierno colonial británico de la India desde  comienzos del siglo XIX y que se prolongaría durante casi todo el siglo XIX con el objetivo de cartografiar y explorar la India y también localizar y medir las montañas más altas de aquella cordillera que marcaba el límite norte del subcontinente indio, la Joya de la Corona del Imperio Británico. El encargado de llevar a cabo este proyecto en la Cordillera del Karakorum fue el ingeniero real Thomas George Montgomerie (1830-1878)  que midió el K2  y le puso ese nombre  con la inicial K haciendo referencia a la cordillera, el Karakorum, y 2 porque ya había antes bautizado otra montaña en la cordillera con el nombre de K1. La intención del proyecto era poner siempre nombres locales, pero en este caso no se conocía el nombre de la montaña , que se erguía aislada de otras cumbres y carecía de un nombre en alguna de las lenguas de la región, como si hubieran decidido vivir de espaldas a aquel monstruo, por lo que al final K2 se impuso y con ese nombre lo conocemos hoy. El K2 está considerada la montaña más difícil de escalar  de todos los ocho miles , nunca se ha intentado en invierno y según las frías estadísticas uno de cada cuatro alpinistas fallece en el intento de conquistarla.

Distribución de los 14 ochomiles de nuestro planeta, todos ellos concentrados en el Himalaya   el sistema asociado del Karakorum. Sólo el Aconcagua rivaliza en altura con estos colosos , pues con sus 6964 metros es la montaña más alta del mundo fuera del Himalaya. Estas montañas desafiaron al hombre, lo sedujeron hasta el extremo de arriesgar su vida por alcanzar su cima. La respuesta a la pregunta de la razón que mueve al hombre a un lugar tan hostil para la vida como la alta montaña y aún más los ochomiles del Himalaya  tal vez la encontremos en las palabras del primer hombre en poner su pie sobre la cumbre de la montaña más alta del mundo, el Everest, Edmund Hillary , quién dijo   "No conquistamos a las montañas, sino a nosotros mismos". Al desafiar a la montaña exploramos nuestros límites, en un viaje interior que recuerda a las peregrinaciones religiosas.La montaña sigue conservando su aura sagrada (imagen procedente de http://euromusic.dynalias.com)

Las otras cumbres son  el Nanga Parbat(8125 metros), el más occidental de todos los ochomiles y cuyo nombre ,"La Montaña Desnuda" en lengua urdu,  la describe bien  porque se encuentra aislada y destaca como un coloso sobre el resto del paisaje. Es también una montaña muy peligrosa que desde los años cincuenta va acompañada por el calificativo de "La Montaña  Asesina". A continuación se encuentra el Gasherbrum I (8068 metros), al que Thomas George Montgomery bautizó como K5 siguiendo el mismo criterio que con el K2 y también llamado "Hidden Peak", el "Pico Oculto", por su remota ubicación,  el Broadk Peak (8045 metros), al que Montgomery llamó K3 y está situado a ocho kilómetros del K2 y el más bajo de los ocho miles del Karakorum y con el que completo el repaso a los catorce ochomiles, es el Gasherbrum II (8035 metros) que junto con el Everest y el Cho Oyu son las montañas que han registrado más ascensiones. A lo largo del siglo XIX fueron descubiertos y medidos la mayoría de ellos, pero otra cosa iba a ser la conquista de sus cimas. Se harían ascensiones a montañas de seis mil e incluso algunas de siete mil metros, pero todavía ningún montañero osaba enfrentarse a aquellos colosos . Habría que esperar al año 1895  cuando se realizara el primer intento sobre la octava cima del mundo, el Nanga Parbat de 8125 metros que, como acabamos de ver, se encuentra en la cordillera del Karakorum y ya entonces iba a ganarse la fama que le valdría el nombre de "La Montaña Asesina"

Impresionante aspecto del Nanga Parbat,la novena montaña más alta del mundo situada en la cordillera del Karakorum en territorio de Pakistán  y  que a partir de los años cincuenta del siglo XX fue bautizada por los alpinistas como "La Montaña Asesina" después de que en 1953 el alpinista austríaco Hermann Buhl alcanzara su cima . Los 4500 metros de su pared sur la convierten en la mayor pared rocosa de todo el planeta . Cuando Buhl la conquistó la montaña ya se había cobrado 31 vidas desde el primer intento en 1895 (imagen procedente de http://www.revistaoxigeno.es )
El Nanga Parbat se eleva siete mil metros sobre el valle del río Indo ,apenas a 25 kilómetros de donde se encuentra la montaña y ofrece a aquel que pretenda asaltar su fortaleza por el lado sur una muralla rocosa de 4500 metros de altura, considerada la pared rocosa más alta del mundo.  Y el encargado de asaltar aquel coloso iba a ser un economista británico llamado Albert Frederic Mummery(1855-1895),que en 1889 había escrito una obra de referencia en la época "La Fisiología de la Industria" en colaboración con otro destacado economista del momento, John Atkinson Hobson(1858-1940),  donde desmontaban uno de los pilares que había presidido las teorías económicas del siglo XIX, el ahorro, ya que Mummery y Hobson consideraban que un exceso de ahorro era perjudicial para la economía pues paralizaba el consumo y contraía la demanda y además abogaban por la intervención del Estado en la economía para mantener el equilibrio y evitar abusos de la iniciativa privada, lo que le valdría la crítica generalizada , pues eran estas ideas muy innovadoras en aquel tiempo. Pero además de la economía, la gran pasión de Mummery era el alpinismo y también en este campo fue un innovador al ser de los primeros en escalar sin la compañía de guias e incluso inventó su propia tienda de campaña, conocida como "tienda Mummery". Dentro de lo posible pensaba que en la escalada debían intervenir el menor número posible de medios artificiales,pues se trataba de un reto entre la montaña desnuda y el hombre desnudo.

Con solo quince años Mummery  había escalado el Monte Cervino (4478 metros) en los Alpes en 1871 , en la década de los ochenta conquistaría tres cumbres del Macizo del Mont Blanc y en 1888 viajaba hasta la Cordillera del Caucaso , alcanzado la cumbre del Monte Dij-Tau, en territorio ruso a cinco kilómetros de Georgia, con una altura de 5205 metros. Publica un libro titulado "Mis escaladas en los Alpes y el Caucaso", una de las primeras obras de referencia del alpinismo y con toda esta experiencia acumulada durante años en 1895 encabezaba la expedición que pretendía conquistar el Nanga Parbat, acompañado por los también alpinistas John Norman Collie (1859-1942) y Geoffrey Hastings además de dos gurkhas como porteadores. Los gurkhas procedían del Rajastán, al norte de la India, pero a partir del siglo XVI se habían establecido en el Nepal, fundando un pequeño reino a unos ochenta kilómetros de Katmandú . En 1769 conquistaron todo Nepal y entre 1788 y 1791 llegaron a ocupar el Tíbet. Ya en el siglo XIX fueron derrotados por los británicos y después de firmar un acuerdo de paz con los europeos serían empleados por los británicos en su ejército  donde eran muy apreciados por su valor y fiereza en el combate e incluso en nuestros días miles de ellos siguen formando parte del ejército británico. Con esta compañía los tres alpinistas se dispusieron al asalto del Nanga Parbat y se dirigieron hacia la cara oeste, llamada Diamir.

Albert Frederic Mummery , el primer hombre que trató de conquistar una de aquellas inaccesibles cumbres que superaban los ocho mil metros, la del Nango Parbat y el primero en hallar la muerte junto a dos porteadores, víctima de un alud . En su obra  "Mis escaladas por los Alpes y el Caucaso " escribía "Con frecuencia se señala que el sino de todas las montañas parece pasar por tres etapas: un pico inaccesible - el ascenso más difícil de los Alpes - un tranquilo día (en el campo) para una señora." unas palabras que se demostrarían ciertas cuando incluso la cumbre de la montaña más alta del mundo, el Everest, se ha convertido en un objetivo del turismo y las agencias de viaje, aunque estas montañas no permiten errores y despreciar su dificultad es jugar con la muerte. El conquistador de la cumbre del Chimborazo y del Monte Cervino, Edward Whymper , parece recordarnos el peligro siempre latente en la alta montaña " Escalad si queréis, pero recordad que el valor y la fuerza no son nada sin la prudencia, y que un momento de negligencia puede destruir la felicidad de toda una vida." (imagen procedente de http://timetoeatthedogs.com )

De acuerdo al ideal de Mummery de escalar de la forma más natural posible, no utilizaban guías y ni siquiera llevaban crampones en sus botas y con el único auxilio de cuerdas se enfrentaron con la montaña , alcanzado los 6100 metros de altura. Mummery decidió avanzar con los dos gurkhas para explorar las posibles vías de ascensión al coloso, pero un alud de nieve sepultaría a los tres hombres el 24 de agosto de 1895. El Nanga Parbat, el primer ocho mil que el ser humano trataba de conquistar, se cobraba su primer tributo de sangre. Habría que esperar para que la montaña fuera dominada por el alpinista austriaco Hermann Bull(1924-1957) que llegaría a su cima el 3 de julio de 1953 convirtiéndose además en el primer montañero que ascendía un ocho mil en solitario y sin el uso del oxígeno, llegando a pasar la noche en la montaña ,cerca de la cima, cuando la noche le sorprendió en el descenso. Buhl recordaría a Mummery, el primero que lo había intentado, y diría de aquel pionero que fue "uno de los más grandes alpinistas de todos los tiempos". Mummery había sido , junto con sus compañeros gurkhas, el primero en intentar subir un ocho mil y el primero en hallar la muerte, inaugurando  una larga lista de tragedias en aquellas montañas que rozaban el cielo. Pero aquel duelo entre los colosos del Himalaya y el hombre no había hecho más que empezar. Mañana nos adentraremos en el siglo XX para asistir a la conquista del primer ocho mil y, por supuesto, a la de la montaña más alta del mundo, el Monte Everest.

Hermann Bulh, el hombre que logró alcanzar la cima de "La Montaña Asesina" como fue bautizada justo después de su expedición. Pero también Buhl pagaría su tributo a las montañas, cuando en 1957 trataba de  conquistar una nueva cima, la del Pico Chogolisa o Bride Peak, también en la Cordillera del Karakorum, de 7665 metros de altura, en compañía del alpinista Kurt Diemberger(1932)apenas unos días después de haber llegado a la cima de otro ocho mil, el Broad Peak de 8047 metros. Se encontraban muy cerca de la cima del Chogolisa cuando una cornisa cedió y Hermann Buhl cayó al vacío. Su cuerpo nunca fue encontrado (imagen procedente de http://www.128pair.com )



El Mentidero de Mielost en Facebook :
Famosos