lunes, 27 de agosto de 2012

ERZSÉBET BÁTHORY, LA CONDESA SANGRIENTA (SEGUNDA PARTE)

Dejábamos ayer a la protagonista de esta historia, oscura como el tiempo que le tocó vivir en una tierra bañada por la sangre y la violencia de una guerra continua en la que Hungría se había convertido en el campo de batalla donde se dirimía el destino de Europa entre las fuerzas cristianas representadas por el Principado de Transilvania y el Sacro Imperio y el poderoso Imperio Otomano , en las puertas de su castillo de Csejthe. Es el año 1604 y la condesa Erzsébet Báthory(1560-1614) acaba de perder a su esposo desde los quince años,  Ferencz Nádasdy(1555-1604). La nueva viuda se queda al cargo de sus cuatro hijos , dieciséis castillos y una inmensa fortuna, pero también se queda sola con la oscuridad que parece albergar su extraña personalidad, una oscuridad que su esposo había contenido y que sólo se manifestaba en actos aislados de crueldad como el remedio que aplicaba para calmar los terribles dolores de cabeza que la atormentaban con frecuencia , un remedio que nos describe Alejandra Vallejo-Najera en su obra "Locos de la historia" "En tales momentos -cuando sufría las cefaleas- reclamaba a su vera a una sirvienta sobrada de carnes y, en cuanto ésta aparecía toda solícita, la convaleciente se lanzaba como un lobo contra su hombro , mordiéndolo y masticando luego la porción arrancada".



En vida del conde Ferencz había cometido otros actos crueles , extravagantes o más propios de una mente perturbada, pero o bien el conde no lo supo o prefirió cerrar los ojos . Después de pasar largas temporadas fuera del castillo, combatiendo sin descanso a los turcos lo que quería al llegar a casa era un poco de paz y estar con su esposa e hijos. Escribe Valentine Penrose en "La condesa sangrienta"  describe algunas de las sevicias cometidas en aquellos años de relativa calma  y cuenta como "Un día, una ayudante de cámara eligió mal el calzado de la condesa , entonces ella pidió una plancha ardiendo y la empotró contra sus pies mientras gritaba "¡Ahora tu también tienes unos lindos zapatos de suelas encarnadas!" En otra ocasión , enterró la plancha ardiendo en su garganta" Otra de sus , digamos,distracciones  era elegir a una de las jóvenes criadas a las que castigaba por algún error cometido en el servicio , ordenaba que las desnudaran, las ataran de pies y manos a un árbol y untaran su cuerpo con miel para que los insectos acudieran a su cuerpo y la atormentaran. En estos actos cuenta con la colaboración de sus criadas y complices , la nodriza Jo Ilóna que recordemos que Penrose describía como "horrorosa bajo su capucha de lana siempre echada sobre los ojos; tan perversa como fea." y Dorottya Szentes "una mujer muy alta, huesuda, fuerte como una bestia de carga, fea, con la dentadura podrida", un tétrico grupo al que luego se unió un enano jorobado llamado Ficzkó que entró al servicio de Erzsébet hacia 1598.





Esta es una copia del retrato original de Erzsébet Báthory que permaneció desde el siglo XVII en la casa palacio de la familia Báthroy- Nádasdy. El original fue robado durante la década de los noventa del siglo XX . Sobre la historia de Erzsébet se conservan centenares de documentos en los Archivos históricos de Budapest pero aún así es difícil saber hasta que extremo todas las acusaciones y crímenes que se le imputan son verdaderos o algunos pudieron ser exagerados para despojar a Erzsébet y sus descendientes de sus posesiones que se extendían por los territorios de cinco naciones europeas, lo que nos da idea del poder acumulado por la condesa. Sin embargo, los testimonios contra ella son abrumadores y resulta difícil que tanto horror fuera fruto de una acusación inventada . Su figura inspiraría historias de vampiros como la "Carmilla" de Sheridan Le Fanu(1814-1873)  
(imagen procedente de http://www.geocities.es )



Precisamente sería Ficzkó quién durante el juicio celebrado años después revelará otros actos insanos cometidos por la condesa en vida  aún del conde "Cuando las costureras hacían mal el trabajo, la señora las llevaba inmediatamente a la sala de tortura que siempre se encontraba en lugares donde nadie entraba. Allí les clavaba los punzones por todas partes, les arrancaba la carne con tenazas y daba cortes entre sus dedos" Y en los viajes, pare entretenerse, también recurría a estas prácticas sádicas y así lo relataba Ficzkó "También torturaba en su carruaje , cuando viajaba. Las pellizcaba, mordía e hincaba alfileres. Si no torturaba ella misma , lo hacían las viejas; la señora lo contemplaba y luego recompensaba a las viejas si lo habían hecho bien , a veces dejaban a las muchachas sin comer ni beber durante una semana y las mantenían encerradas en un subterráneo en el que no corría el aire, por lo que muchas morían" Pero abandonemos por un momento el relato de estos actos cometidos en vida  del conde y que no eran más que una advertencia de lo que sucedería tras la muerte de este y la rotura del último dique de contención en la mente de Erzsébet. Aún no hemos dicho como era esta mujer, que en su tiempo fue como una de las actuales estrellas de las revistas del corazón, reclamada en todas las fiestas y admirada por su elegancia y particular belleza . De ella nos ha quedado un retrato anónimo realizado cuando ella debía tener unos veinticinco años y que fue robado en la década de los noventa del siglo XX.



Penrose nos la describe con estas palabras "Su fisonomía no invitaba al amor aunque era muy hermosa, bien proporcionada y sin defectos, porque se notaba que la habían arrancado del tiempo como se saca una mandrágora del suelo; y la simiente que la había creado era tan maléfica como la de un ahorcado" Más adelante continúa "Los demonios los llevaba ya dentro: sus grandes y negros ojos los ocultaban en su taciturna profundidad, su rostro tenía la  palidez del añejo veneno .  Boca sinuosa , frente ancha , obstinada, sin desmayo. Y la barbilla, apoyada en la gran gola plana , tenía esa blanca curva de la insania o del vicio particular. Las manos, de piel muy fina,son en exceso blancas. En el retrato apenas se le ven los cabellos ensortijados,ocultos bajo rombos de  perlas" En cuanto a su pelo "Era rubia , pero sólo gracias a los artificios de la moda italiana, a los lavados diez veces repetidos con agua de ceniza , con agua de camomila silvestre, con el poderoso ocre del azafrán húngaro" Hermosa, altiva, fría , distantes esa belleza que llama la atención pero que no enamora , que carece de calidez , de humanidad. Pero regresemos ahora al mismo año de la muerte de Ferencz Nádasdy, cuando se produce un hecho que pudo desatar definitivamente la locura que durante años había germinado en la mente de Erzsébet.





Según los testimonios de los que entraron en los subterráneos del castillo de Csejthe , uno de los instrumentos de tortura era la Doncella de Hierro, diferente a la que podéis ver en esta imagen, ya que la de Erzsébeth tenía la apariencia de una mujer desnuda, con pelo humano y dientes también humanos y maquillada como si se tratara de una prostituta, pero el objetivo era el mismo. La realidad histórica de las Doncellas de Hierro es polémica , pues la célebre Doncella de Nüremberg no era de la Edad Media sino del siglo XIX y no hay pruebas documentales de su uso , pero la empleada por Báthory fue descrita por los testigos que vieron sus objetos de tortura . Cuando en el juicio por los crímenes de Báthory preguntaron a uno de sus complices, Ficzko, cuando habían comenzado los crímenes respondió "Empezó cuando aún vivía su marido, pero entonces no las mataba. El conde lo sabía, pero no le importaba. Sólo después de que llegara Darvulia Anna-una bruja con la que Báthory mantenía tratos- las torturas se volvieron más crueles. La Señora tenía una cajita en la que había un espejito ante el cual hacía hechizos durante horas. La bruja Majorova, de Miawa, había preparado cierto filtro, se lo llevó a Erzsébet y la bañó una noche en una artesa de hacer pan. Después devolvió parte de esta agua al río. Cuando por segunda vez la bañó en el agua que quedaba , hizo en esa artesa  cierto pastel que debía ofrecerse al rey, al Palatino(Thurzó) y a Megyery(el tutor de su hijo pequeño y acusador de Báthory). Quienes comieron de él cayeron enfermos" Veremos un poco más adelante este episodio en el que Báthroy quiso librarse de sus enemigos, entre los que se hallaba el propio emperador del Sacro Imperio, Matías I (imagen procedente de http://www.gp32spain.com )  




Un día una de sus doncellas la estaba peinando pero no lo hizo de acuerdo con el gusto de su señora que en una de sus explosiones de ira comenzó a golpearla hasta que la sangre de la doncella cayó sobre la mano de Erzsébet que se quedó mirando aquellas gotas de sangre  "creyendo ver -nos cuenta Vallejo Nájera- que la piel de su mano refulge más blanca , más lozana, en el lugar donde había estado la sangre" Erzsébet tiene en 1604 cuarenta y tres años y aunque aún conserva su belleza el tiempo ya comienza a dejar sus marcas en el rostro de la condesa, pero ella cree haber encontrado el remedio al envejecimiento, el secreto de la eterna juventud, la sangre. A partir de ese momento el tenebroso equipo formado por Jo Ilona, Dorkó y el enano jorobado Ficzkó  se encargaran de reclutar a jóvenes campesinas para entrar al servicio de Erzsébet. Las condiciones para ello son "pelo rubio, la piel no picada de viruelas, la dentadura completa y la estatura generosa" De estas chicas nunca más se volvía a saber nada, pero sus familias eran pobres campesinos a los que nadie iba a escuchar y que podían ser silenciados con amenazas o con regalos . Erzsébet, como si se tratara de un contable que va anotando entradas y salidas en su libro de cuentas, recoge todos los datos sobre altura, peso o apariencia física de aquellas chicas y en otra lista sus nombres y apellidos.


Pero antes de describir lo que hacía con ellas acompañemos a Erzsébet a su casa palacio en Viena . El viaje era largo hasta la capital imperial  y cuando se aburría ordenaba que le trajeran a alguna de las sirvientas que había cometido alguna falta y que viajaban con el convoy que acompañaba a la condesa. La desdichada era introducida en la calesa con Erzsébet y las viejas Jo Ilona y Dorkó "En un momento dado Erzsébet hacía una seña -nos cuenta Penrose- una de sus damas de honor sa sacaba de la cofia un largo alfiler y se lo tendía . Dorkó sujetaba a la sirvienta . Todas las ocupantes del carruaje bajaban la mirada. Brotaba un grito ; el alfiler estaba clavado hasta la mitad de una pierna o en  un brazo. La tenían sujeta con fuerza y el alfiler pinchaba acá y acullá haciendo correr hilillos de sangre mientras las damas de honor fingía mirar por las rendijas de la cortina" Pero lo peor sucedía cuando llegaba a su palacio en Viena. Por las noches, cuando todos en la ciudad duermen, en el palacio de Erzsébet continúa la actividad . En los subterráneos del edificio, en su lóbrega oscuridad, vemos como del techo cuelga  una jaula de hierro de gran tamaño cuyo interior esta lleno de pinchos de agudas puntas. Por la noche la jaula de pinchos desciende mientras Dorkó o Jó Ilona llevan a una de las criadas por la fuerza, arrastrándolas del pelo o a empujones hasta que la introducen en la jaula y vuelven a izarla. . Debajo de ella se dispone un asiento y en ese momento aparece Érzsébet, cubierta con un fino vestido de lino blanco y se sienta debajo de la jaula.




BREVE REPORTAJE SOBRE LA FIGURA DE ERZSÉBET BÁTHORY DE LA SERIE "CASO CERRADO  "

No he encontrado documentales detallados sobre la vida de Erzsébet Báthory  aunque si este breve reportaje de unos cinco minutos sobre su vida. También una película en versión original con subtítulos en español que ofrece una versión diferente de la vida de la llamada condesa sangrienta que está dividida en dieciséis fragmentos.





BÁTHORY, LA VERDADERA HISTORIA DE LA CONDESA SANGRIENTA

Esta es la película  que he hallado en Youtube dividida en 16 partes. Aquí tenéis el enlace puesto que no me permite compartirla  Este es la primera parte y luego sólo tenéis que ir siguiendo las siguientes partes en youtube
http://youtu.be/MrmExT5w3SY
Y este es el trailer que si os puedo adjuntar





Dorkó comienza a pinchar a la joven en la jaula que al moverse para evitar los pinchazos de la criada es atravesada por los múltiples pinchos de la jaula que llenan su cuerpo de pequeños orificios por los que mana la sangre y lentamente resbala sobre su cuerpo hasta que cae sobre Erzsébet que ,en un estado de éxtasis, recibe aquella sangre que ella creía rejuvenecedora. Cuando el cuerpo de la muchacha dejaba de sangrar y yacía inerme en la jaula , esta descendía y su cuerpo  era enterrado por las viejas en algún campo próximo. El silencio de la noche era roto por los gritos de aquellas mujeres torturadas , pero nadie se atrevía a denunciar a una mujer tan poderosa. A la mañana siguiente los monjes agustinos del convento que se hallaba enfrente del palacio de Erzsébet  descubrían "unos charquitos de agua rojiza entre los adoquines de la callejuela en la que Dorkó y Kateline- otra de las criadas- habían vaciado los baldes llenos de agua ensangrentada" Regresemos de nuevo a los castillos de Erzsébet, donde ahora dispone siempre de un grupo de muchachas para su diversión, hacinadas en los oscuros subterráneos de los castillos, ateridas de frío o ahogadas de calor, aterradas, casi sin comer hasta el extremo de que en muchas ocasiones morían antes de ser sometidas a las torturas de Erzsébet y sus complices.


En estos  años el Sacro Imperio es gobernado por el emperador Rodolfo II(1552-1612) que había subido al trono en 1576 . De carácter melancólico, amante de lo esotérico, protector de alquimistas y videntes y con aficiones tan extravagantes como coleccionar enanos y gigantes con los que llegó a formar un extraño batallón.  Tuvo como uno de sus hombres de confianza al esposo de Erzsébet, Ferencz Nádasdy, y mientras Rodolfo estuvo en el trono nadie osó denunciar a la baronesa, pero Rodolfo cedió el trono a  su hermano Matías I(1557-1619) en 1608 después de ser declarado incapacitado para seguir gobernando por sus desequilibrios mentales. Parece que nada iba a cambiar , pero poco a poco van difundiéndose rumores sobre la desaparición de jóvenes campesinas, de criadas torturadas , de cuerpos hallados enterrados en campos no muy alejados de los castillos de la Báthory. El cura de la parroquia de Csejthe , cuando se encuentra lejos de los dominios de la condesa, afirma que desde hace años la condesa ordena enterrar a escondidas a muchachas  y que una vez que preguntó la causa de tantas muertes la condesa le replicó "No te metas en los asuntos del castillo y no me meteré yo en los de tu iglesia" y contaba como al día siguiente le habían traído unos pasteles del castillo como agradecimiento que tuvo la prudencia de no comer y dárselos a probar a su perro que al momento moría envenenado.





File:Matthias - Holy Roman Emperor (Hans von Aachen, 1625).jpg
Retrato del emperador Matías I , emperador del Sacro Imperio, que como rey de Hungría tenía el nombre de Matías II.Fue él quién logró poner punto final a la guerra de independencia húngara encabezada por el aristócrata húngaro Esteban Bocksai(1557-1606) que se prolongó entre 1604 y 1606 y acaban con el reconocimiento de Bocksai como Príncipe de Transilvania. Una de las razones por las que Báthory no sería condenada a la hoguera por sus crímenes sería precisamente el poder de los Báthory en Transilvania y el malestar que causaría entre su familia la condena, pudiendo llegar incluso a una nueva guerra que Matías quería evitar. El 14 de enero de 1611 el rey Matías escribía a Thurzó , familia de Báthory y gobernador de la provincia donde se hallaba el castillo de Csejthe, quién detuvo a Erzsébet y organizó el juicio donde fueron condenados ella y sus complices " Por lo menos trescientas niñas y mujeres, tanto nobles como plebeyas , que no habían hecho nada que contrariara las exigencias de su señora, han recibido la muerte de manera inhumana y cruel. Les cortaba la carne y la asaba; luego, las obligaba a comer a ellas mismas los trozos de su propio cuerpo. Una viuda, Helena Kocsi, ha revelado incluso que además  les administraba pociones mágicas y maléficas. La oración de estas doncellas se ha elevado hasta el cielo y ha llegado hasta Nos; por Nos se manifiesta la cólera de Dios" 
(imagen procedente de http://commons.wikimedia.org )




 También llegan a oídos del emperador  las acusaciones del que había sido tutor del único hijo varón de Erzsébet, un hombre llamado Megyery que dice de Erzsébet que "es una especie de alimaña gigante,una bruja asesina que no merece otra cosa que la hoguera" pero los rumores más terribles son los que  se refieren a víctimas a las que se han cortado las venas con una tijera y su sangre es recogida en un caldero que cuando rebosa de sangre es volcado sobre la piel de la condesa que luego se bebe parte de esa sangre en una copa de oro. En noviembre de 1610 el rey Matías decide investigar el caso y encarga  la investigación al gobernador de la provincia donde se halla el castillo de Csejthe,  Gyorsy Thurzó, lo que no era muy buena idea no sólo porque Thurzó estuviera casado con la prima hermana de Erzsébet  sin porque ambos habían sido amantes. Thurzó despliega todos sus dotes diplomáticas para convencer al rey  Matías de que esa investigación no es necesaria y que los rumores han sido lanzados por gente resentida con la condesa y afirma que él mismo ha estado en numerosas ocasiones en el castillo y nunca ha visto nada extraño. Pero  mientras sucede esto, Erzsébet comete su mayor error. Hemos visto como hasta ahora se había dedicado a torturar y matar a las hijas de campesinos ya que temía llamar demasiado la atención si lo hacía con hijas de familias de la nobleza, pero el tiempo no perdona y a pesar de los baños de sangre la piel de Erzsébet cada vez lucía menos lozana.



Una de sus complices , Dorkó o Ilona, la habrían dicho "Estos baños resultan inútiles porque la sangre pertenece a simples campesinas que no se distinguen demasiado de los animales. La única que hará mella en tu cuerpo es la sangre azul. Empezarás a notar los efectos en uno o dos meses." Las familias de la nobleza húngara no ponen reparos para que sus hijas vayan al castillo de Erzsébet para convertirse en sus damas de honor y recibir una buena formación así que en poco tiempo la condesa logra reunir un grupo de veinticinco jóvenes de las que no se volverá a saber nada. Cuando se difunden los rumores sobre Erzsébet las familias reclaman a sus hijas, pero se encuentran con todo tipo de excusas para impedir su regreso. En realidad las había sacrificado en unos pocos días pero los rumores ahora se convierten en sospechas fundadas. Finalmente, cuando se acerca la  Navidad de 1610, Thurzo informa a Erzsébet que va a visitar su castillo acompañado nada menos que por el rey Matías y el tutor de su hijo, Megyery. Aunque ella no lo sabe también van acompañados de la carta que el antiguo párroco de Csejthe había escrito denunciando que  "desde hace años la condesa obliga a enterrar a media noche a muchas jóvenes fallecidas bajo circunstancias misteriosas" y añade que a veces su número eran de hasta nueve en una sola noche.





Cartel de la película dirigida en 2009 por la actriz y directora frances Julie Delpy (1969) titulada "La condesa" y con una frase promocional que decía "Sacrificó todo por amor y a los demás por la belleza" ofreciendo una versión sobre Erzsébet Báthroy más próxima a la que he recogido en estos dos artículos. Una imagen corroborada por los testimonios durante el juicio, como este de una de sus complices, Jó Ilona, "Dorkó cortaba con unas tijeras las venas de los brazos; había tanta sangre que tenían que echar ceniza alrededor de la cama de la condesa, y ésta tenía que cambiarse de vestido y de mangas. Dorkó también hacía incisiones  en las heridas hinchadas  y Erzsébet arrancaba con unas tenazas la carne del cuerpo de las muchachas. A veces, las enterraban en el cementerio con himnos, a veces debajo del canalón. Hasta en su Palacio de Viena , la Condesa buscaba un lugar en que poder torturarlas a cubierto; siempre había que fregar  las paredes y el suelo" Jó Ilona , que llevaba diez años al servicio de Erzsébet afirma que "No sabe desde cuando ocurren estas cosas, pero cuando entró a servir, ya sucedía todo esto. Fue de Darvulia - la bruja a la que recurría Erzsébet para obtener hechizos- de quien Erzsébet  aprendió las peores crueldades; eran muy íntimas" Ilona declaraba además que "Erzsébet les quemó el sexo a algunas muchachas con la llama de un cirio" 
(imagen procedente de http://www.filmaffinity.com )  


    
Pero Erzsébet ya debía sospechar los motivos de la visita . Les acoge con una solemne recepción y un gran cena de Navidad en honor del rey  que culmina con una esplendida tarta que, sin embargo, ni el rey ni Thurzó, que habrían sido avisados por alguien del castillo, prueban  por fortuna para ellos, porque al día siguiente aquellos que la habían probado están muertos . Al día siguiente Thurzó y Megyery, se enfrentan a la baronesa,  y Thurzó le habla de las sospechas , de las murmuraciones sobre asesinatos, de la carta del párroco sobre los enterramientos clandestinos de hasta nueve muchachas en una noche y también de haber intentado envenenarlos la noche anterior. Pero para todo tiene excusa Erzsébet , del párroco dice "El pastor era un hombre muy viejo y bebía más de la cuenta. Borracho como solía estar, ni él mismo era consciente de lo que decía." y sobre el intento de envenenamiento  se disculpó diciendo que ella no podía saber que los productos con los que se había preparado la tarta estaban en mal estado. Pareció convencerles con sus explicaciones y abandonaron el castillo , pero sólo aparentemente. Thurzó se reune con el resto de la familia Báthory y discuten la posibilidad de recluirla en un monasterio , mientras que Megyery recibe la visita de uno de los padres de las veinticinco muchachas de la nobleza que habían ido a Csejthe sin que nadie haya vuelto a saber de ellas. Megyery denuncia estas desapariciones en la reunión del parlamento el 28 de diciembre de 1610, tres días después de la peligrosa cena en Csejthe y se decide enviar de nuevo a Thurzó al frente de un grupo de soldados al castillo de Erzsébet.


Nadie les impide el paso y aprovechando que Erzsébet no está presente los criados de la condesa conducen a Thurzó y sus hombres a los subterráneos del castillo  donde , estupefactos y horrorizados, descubren lo que podría describirse como una sucursal del infierno, la obra de una mente desquiciada y monstruosa incluso para los cánones de un tiempo brutal y violento. Hallan un artilugio que sería conocido como "la doncella de hierro" que nos describe con estas palabras Vallejo Nájera "Una mujer muñeca hueca, cuyo tamaño supera al de una persona. Se yergue con los brazos abiertos , invitando a un abrazo. La muñeca exhibe una siniestra desnudez. Su boca muestra dientes humanos al igual que es humano el pelo adherido a su cabeza" Además luce un collar y en el centro una piedra preciosa que al tocarla "activa un mecanismo gracias al cual los brazos aprisionan bruscamente a cualquiera que haya osado contemplar la joya de cerca  mientras los pechos del artefacto dejan paso a cinco puñales que atraviesan el cuerpo de la personas abrazada y la sangre que mana se desliza a través de una cañería que desemboca en un barreño" Tenazas, punzones, puñales,cuerdas se encuentran distribuidas por la sala donde además las paredes aparecen manchadas de sangre todavía fresca.






Csejtecivertanlegi1.jpg
Aunque tenía grupos de muchachas repartidos por los diferentes castillos que eran de su propiedad e incluso, como hemos visto, también cometía sus asesinatos en la casa palacio de la familia en Viena, el centro de sus actividades era el castillo de Csejthe , cuyas ruinas podéis ver en esta fotografía, que se encuentra en la actualidad en el territorio de Eslovaquia. Algunas lograban escapar pero volvían a ser capturadas como refleja este testimonio sobre una de aquellas desdichadas que fueron capturadas después de escapar
 "una joven de doce años llamada Pola logró escapar del castillo de algún modo y buscó ayuda en una villa cercana. Pero Dorka y Helena Jo se enteraron de dónde estaba por los alguaciles, y tomándola por sorpresa en el ayuntamiento, se la llevaron de vuelta al Castillo de Cachtice por la fuerza, escondida en un carro de harina. Vestida sólo con una larga túnica blanca, la condesa Erzsébet le dio la bienvenida de vuelta al hogar con amabilidad, pero llamaradas de furia salían de sus ojos; la pobre ni se imaginaba lo que le esperaba. Con la ayuda de Piroska, Ficzko y Helena Jo, arrancó las ropas de la doceañera y la metieron en una especie de jaula. Esta particular jaula estaba construida como una esfera, demasiado estrecha para sentarse y demasiado baja para estar de pie. Por su [cara] interior, estaba forrada de cuchillas del tamaño de un dedo pulgar. Una vez que la muchacha estuvo en el interior, levantaron bruscamente la jaula con la ayuda de una polea. Pola intentó evitar cortarse con las cuchillas, pero Ficzko manipulaba las cuerdas de tal modo que la jaula se balancease de lado a lado, mientras que desde abajo Piroska la punzaba con un largo pincho para que se retorciera de dolor. Un testigo afirmó que Piroska y Ficzko se dieron al trato carnal durante la noche, acostados sobre las cuerdas, para obtener un malsano placer del tormento que con cada movimiento padecía la desdichada. El tormento terminó al día siguiente, cuando las carnes de Pola estuvieron despedazadas por el suelo"
 (imagen procedente de http://the-secrecies-of-horror.blogspot.com )




Contemplan las jaulas donde encerraban a las víctimas, los agujeros por los que se deshacían de los cadáveres, uno que conducía hasta la aldea y otro hasta un castillo más pequeño propiedad también de Erzsébet. Y tendida en el suelo Thurzó descubrió el cuerpo de una joven mutilado y desfigurado por los instrumentos de tortura hasta el extremo de que uno de los presentes exclamó "Ni su propia madre lo reconocería . Y un poco más adelante  había otras dos muchachas, una agonizante y la otra aterrorizada , ambas cubiertas por un oscuro manto de sangre seca y más adelante aún el resto de muchachas que esperaban su turno para ser torturadas en una celda cerrada , hacinadas y apenas sin aire. Le dijeron que no las daban de comer y cuando lo hacían era la carne de sus compañeras torturadas.  En el registro del castillo hallaron las listas realizadas por Erzsébet donde se encontraban anotados seiscientos diez nombres , los de las muchachas que había ido asesinando en esos años . Erzsébet se encontraba en el castillo pequeño comunicado por uno de los pasillos con Csejthe y allí fue a buscarla Thurzó . En la entrada había preparado una calesa con la que Erzsébet pretendía partir de viaje y en su interior  se encontraba un maletín que contenía los instrumentos de tortura que empleaba en sus viajes . Cuando se encontró ante Erzsébet, Thurzó pronunció en ese mismo momento su sentencia "Erzsébet, eres como una alimaña . Estás viviendo tus últimos meses. No mereces respirar el aire de esta tierra, ni ver la luz de Dios; tampoco eres ya digna de pertenecer a la sociedad humana. Vas a desaparecer de este mundo y no volverás jamás a él. Las tinieblas te rodearán y podrás arrepentirte de tu vida bestial. Que Dios te perdone tus crímenes. Señora de Csejthe, te condeno a prisión perpetua en tu propio castillo"



 El párroco de Csejthe, Ponikenus János, que visitó a Erzsébet para asistirla espiritualmente sólo para ser despedido con insultos, escribe "Parece ser que la carne de las pobres muchachas la cortaban a trocitos y se la servían a muchachos jóvenes para que se la comieran. Y , a veces , la misma muchacha tenía que comerse un trozo asado de su propia carne. A algunas otras las guisaban para dárselas de comida a las que quedaban. Esto venía ocurriendo desde hacía mucho; a veces, por la noche, enterraban en el cementerio a jóvenes desconocidas; otros sacerdotes hablaban de ello entre sí." y termina añadiendo "Nos alegramos  de que el virrey- refiriéndose a Thurzó- la haya cogido: se ha hecho justicia ¡por fin nos vemos libres de tal Jezabel!" Thurzó explica el motivo por el que trataría de convencer al rey Matías para que no fuera condenada a muerte "Por mi gusto la habría matado allí mismo. En beneficio de los descendientes de los Nádasdy, todo se hará en secreto; pues si la juzgara el tribunal , toda Hungría se enteraría de sus crímenes y dejarla vivir parecería demasiado contrario a la ley, Pero, después de haber visto sus crímenes  con mis propios ojos , he tenido que renunciar a mi proyecto de encerrarla simplemente en un monasterio" El rey Matías siguió el consejo de Thurzó y Erzsébet no compareció en el juicio.





Este cuadro aparece atribuido en muchas páginas de Internet a Erzsébet Báthroy pero el único que corresponde a ella, si no estoy equivocado, es la obra anónima que os incluía al comienzo de este artículo y que fue robada en los años noventa del siglo XX. Durante el juicio cuando a Ficzkó le preguntaban que torturas empleaban respondió "Les ataban muy fuerte las manos y brazos con cuerda de Viena, y las golpeaban mortalmente, hasta que se les ponía el cuerpo negro  como el carbón y se les abría la piel. Una aguantó más de doscientos golpes antes de morir. Dorkó les cortaba uno a uno los dedos cono unas cizallas y, luego les pinchaba las venas con unas tijeras" y añadía "Jó Ilona , llevaba la lumbre, ponía al rojo los atizadores los aplicaba en la cara en la nariz , abría la boca y metía el hierro al rojo dentro. Cuando las costureras hacían mal el trabajo, las llevaban por eso a la sala de tortura. Un día, la propia Señora le metió los dedos en la boca a una y tiró hasta que se le desgarraron las comisuras. A veces dejaban a las muchachas sin comer ni beber durante una semana y estaba prohibido darles comida o agua."
(imagen procedente de http://sherezadeparaiso.blogspot.com )



El día 7 de enero de 1611 el tribunal leyó la sentencia "Considerando que las confesiones y testimonios han demostrado la culpabilidad de Erzsébet Báthory, a saber que ha cometido crímenes horribles contra la sangre femenina; considerando que sus cómplices eran Fickó, Jó Ilona y Dorkó, y que estos crímenes requieren castigo, hemos decidido que a Jó Ilona y, a continuación, a Dora Szentes,  les arranque los dedos el verdugo con sus tenazas , porque con esos dedos han cometido crímenes contra el sexo femenino ;seguidamente , se las arrojará vivas al fuego. En lo que a Ficzkó se refiere , su culpabilidad ha de contemplarse habida cuenta de su edad ; como no ha participado en todos esos crímenes, hemos decidido una pena más moderada. Se lo condena a muerte , pero será decapitado antes de arrojar su cuerpo al fuego. Esta sentencia se ejecutará inmediatamente" Dorkó y Jó Ilona mueren en la hoguera después de que les arrancaran los dedos y Ficzkó fue decapitado después de leer esta sentencia.Ese mismo mes de enero Erzsébet Báthory fue emparedada en una de las habitaciones del castillo de Csejthe , con las ventanas cerradas y sólo un pequeño hueco para que pudiera respirar y donde le entregaban la comida. Finalmente, el 21 de agosto de 1614, escriben a Thurzó "Erzsébet Báthory, esposa del Magnificiente Señor conde Ferencz Nádasdy, viuda , tras cuatro años de detención en un calabozo de su castillo de Csejthe, condenada a prisión perpetua, ha comparecido ante el Juez Supremo. Ha muerto al anochecer, abandonada de todos" Dejaría para siempre el recuerdo del horror causado por ¿una mente enferma o una mente malvada?Quiero creer que fue una mente perturbada pero el mal existe y como escribía el poeta inglés Wystan Hugh Auden "El mal es vulgar y siempre humano, y duerme en nuestra cama y come en nuestra mesa" Hora es ya de abandonar la ponzoñosa atmósfera del castillo de Csejthe para respirar el aire puro , muy lejos de la condesa sangrienta. Esta es de esas historias que agradezco terminar, porque tanto horror, tanta maldad logra angustiar incluso separados por cuatrocientos años de distancia.



(la totalidad de los textos escritos en cursiva proceden de los libros "La condesa sangrienta" de la escritora francesa Valentine Penrose (1898-1978) y "Locos de la historia" de la escritora española Alejandra Vallejo Nájera (1958)  y los testimonios recogidos durante el juicio celebrado entre el 2 y el 7 de enero de 1611) 



Enlace con la primera parte de Erzsébet Báthory, la Condesa Sangrienta 
http://chrismielost.blogspot.com.es/2012/08/erzsebet-bathory-la-condesa-sangrienta.html



 El Mentidero de Mielost en Facebook :
 https://www.facebook.com/ElMentideroDeMielost

Famosos