miércoles, 29 de agosto de 2012

EN EL ARTÍCULO 500 DEL MENTIDERO. GRACIAS A TODOS

 
Ruego a los lectores habituales del Mentidero que hoy me excusen por abandonar los temas habituales que desde hace casi dos años han ido pasando por sus páginas, pero  es un día especial para mí y para el Mentidero al que ya siento como parte indisoluble de mi propio ser, como si siempre hubiera estado ahí esperando el momento de expresarse, y ese momento llegó el 01 de noviembre de 2010. Aquel día , fiesta de Todos los Santos, una fecha mágica para empezar su andadura, publicaba el primero de los artículos de este blog con el título de "La indiferencia es un pecado y la curiosidad su redención". Si, ya se que elegir buenos títulos no se encuentra entre mis habilidades y suelen ser largos y barrocos, pero también eso forma ya parte de la personalidad de este espacio. Las personas estamos constituidas por un conjunto de virtudes y defectos y sin ellos no seriamos nosotros, construyendo a su alrededor la personalidad que nos diferencia a cada uno de nosotros y es lo mismo que le sucede al Mentidero, lleno de imperfecciones aunque espero que también con algunas virtudes, que le han  ido dando  un espíritu propio. Cuando todavía no han transcurrido dos años desde aquella primeras palabras hoy alcanza el artículo 500 y he creído que aunque fuera por un día debía detenerme, para mirar atrás y dar las gracias a todos y cada uno de los lectores que por azar han ido entrando en el Mentidero.
 
Y digo azar porque sólo así puede un lector llegar hasta estas palabras, una gota de agua en un océano llamado Internet donde cada día se publican un promedio de dos millones de entradas de blogs por todo el mundo y en todas las lenguas. Algo hermoso y abrumador a la vez, hermoso porque permite expresarse  a muchas personas que aman la palabra y sienten que tienen algo que aportar a los demás, o , simplemente, el deseo de comunicarse, pero abrumador por la cantidad de información que se genera, una marea desbordante de datos, informaciones, fotografías y textos, unos más valiosos que otros pero ¿cuanto talento no pasará desapercibido , cuantas voces quedarán apagadas por el ensordecedor estruendo de millones de palabras circulando por la red a una velocidad que también está transformando nuestra mente? No es el caso del Mentidero, donde nunca he pretendido hacer gala de un talento del que carezco y donde lo único que he intentado es presentar la historia, el arte o la ciencia de la forma más amena posible , como a mi me gustaría que me la contaran. En aquel primer artículo de noviembre de 2010 citaba una frase, la primera de muchas que han ido apareciendo por aquí, de Eleanor Roosevelt, la esposa del que fuera presidente norteamericano Franklin Delano Roosevelt(1882-1945), que decía así "Yo no podría ser feliz estando sentada junto a la chimenea y simplemente mirar.La vida fue propuesta para ser vivida, la curiosidad debe mantenerse viva. Uno no debe nunca, por ninguna razón, volverle la espalda a la vida".
 
Por ese motivo aquel primer artículo consideraba la indiferencia un pecado y la curiosidad su redención, porque es ella la que nos hace mirar siempre un poco más allá de lo que tenemos delante de los ojos, lo que nos conduce a hacernos preguntas y cuando hallamos las respuestas a plantearnos nuevos interrogantes y esa búsqueda del conocimiento,de saber por qué suceden las cosas, por qué estamos aquí y para que existimos es lo que ha movido a la humanidad y la ha llevado desde aquellas cuevas donde nuestros antepasados crearon las primeras y maravillosas obras de arte en Altamira o Lascaux donde aún podemos sentir el aliento y la humanidad de sus creadores , hasta la superficie de la Luna y el comienzo de esa aventura infinita que será la exploración del Universo. La inmensidad nos rodea, si el Mentidero es poco menos que un grano de arena de una playa de millones de blogs, nuestro propio planeta no es más que un pequeño cuerpo entre cientos de miles de millones de planetas y nuestra galaxia, inmensa para nosotros, es apenas una gota entre cien mil millones de galaxias. El tiempo , los números, las distancias causan vértigo pero a pesar de ello, a pesar de nuestra infinita pequeñez, el ser humano se yergue desafiante y mira hacia las estrellas, hacia su futuro, buscando, siempre anhelando nuevas respuestas, nuevos horizontes , nuevas aventuras,llevado de su insaciable curiosidad, eso que le hace sentirse vivo hasta su último aliento.
 
UN SALUDO A LOS LECTORES DEL MENTIDERO  
 
Como no puedo saludaros uno a uno os envío este saludo que hago extensivo a todos vosotros. Muchas gracias por estar ahí y compartir este viaje
 
 
 
 
 
 
En estos casi dos años y hoy ya quinientos artículos me gustaría poder decir que al menos a una persona la he despertado la curiosidad por nuestro pasado o por nuestro futuro , por ir a ver una exposición o una película. Si ha sido así entonces la existencia del Mentidero está justificada y habrá logrado mucho más de lo que yo esperaba. Escribía el premio Nobel español Camilo José Cela estas palabras que me parecen muy hermosas "En ocasiones pienso que el premio de quienes escribimos duerme, tímido y virginal, en el confuso corazón del lector más lejano" y sin tener la osadía de considerarme escritor , mi premio, lo que me ilusiona cada día y me hace vivir con entusiasmo incluso en aquellos momentos en que la duda se apodera del ánimo y las fuerzas fallan , sois vosotros, los que os habéis unido a estos viajes en la máquina del tiempo con la que hemos vivido en tantas épocas, y tantos  lugares diferentes donde hemos conocido historias algunas hermosas otras trágicas e incluso cómicas pero todas ellas humanas, historias que forman parte de nosotros y sin las que nuestro mundo sería diferente, porque incluso la vida más humilde y anónima es importante. Mejor que yo lo expresaba la Madre Teresa de Calcuta "A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara una gota"
 
No se si habrá otros quinientos artículos del Mentidero, si seguirá dentro de seis meses, un año o diez años pero ahora me sería difícil concebir la vida sin tener esta forma de comunicarme con vosotros, de compartir inquietudes, esperanzas, conocimientos y curiosidades. Siempre he admirado a la antigua Grecia y, en particular, a aquella Atenas por cuyas calles caminaban hombres como Sócrates, Platón, Aristóteles, Perícles y tantos otros que pusieron los cimientos de la civilización occidental, y quizás el mejor símbolo de aquel mundo donde la palabra y el debate comenzaron a ganar la partida a la espada y la violencia, fue el ágora, donde los atenienses se reunían para hablar e intercambiar ideas y opiniones, para hacer filosofía, una de las palabras más hermosas de nuestro vocabulario, el amor al saber. Quiero creer que el Mentidero es un descendiente de aquel ágora donde quién lo desee puede intervenir para expresar sus ideas, sus críticas siempre desde  la tolerancia y el respeto a los demás. Sin duda habré cometido muchos errores a lo largo de tantos artículos pero trato de escribir con toda la honestidad de la que soy capaz, porque si tratara de dirigir el pensamiento de los que me leen o en modificar los datos para apoyar mis propias ideas lo que escribo no tendría sentido alguno.
 
Me gustaría pensar que habrá otros quinientos artículos y que le queda mucha vida al Mentidero pero no lo se, hace tiempo que renuncié a realizar planes pues , como decía John Lennon, "la vida es aquello que te sucede mientras haces otros planes", sólo espero que el tiempo breve o dilatado que quede por delante siga contando con vosotros, con vuestros comentarios, con vuestro aliento y en cierta forma con vuestra compañía y amistad, porque así os siento en la distancia aunque no nos conozcamos. Un ensayista español del siglo XIX, Joaquín Donoso Cortés, escribía que "Hay que unirse, no para estar juntos, sino para hacer algo juntos." Cada uno de vosotros contribuye a hacer el Mentidero, a mantenerlo vivo y dar voz no sólo a historias del pasado sino también a los que hoy sufren en diferentes partes del mundo, para denunciar injusticias y avisar de los problemas que nos acechan en el futuro, porque todas las voces son importantes aunque parezca que nadie las escucha.  Desde el Mentidero os mando un fuerte abrazo a todos y cada uno de vosotros, gracias por estar ahí durante todo este tiempo, gracias por ser el alma que se halla detrás de estas palabras y si la vida y el destino nos presta fuerzas , valor y fortuna espero seguir contando con vuestra amistad durante mucho tiempo. En aquel primer artículo  citaba a Marcel Proust que escribía El verdadero viaje de descubrimiento no consiste en buscar nuevos caminos, sino en mirar con nuevos ojos". Compartamos ese viaje de descubrimiento y miremos al mundo con ojos nuevos porque tenemos todo por descubrir. La aventura apenas ha comenzado y mañana el Mentidero volverá con nuevas historias para vivirlas juntos
 
 Por cierto, si alguno quiere unirse  , ahora también está el Mentidero en Facebook en este enlace

4 comentarios:

Rod Casro dijo...

¡felicidades!, ahora a por los 1.000...

christian mielost dijo...

Muchas gracias Rod!!Lo intentaré, por ganas no será. Un abrazo de Madrid y muchas gracias!!

Sonia dijo...

Muchas felicidades! Sigue como hasta ahora!

christian mielost dijo...

Muchas gracias Sonia por el comentario y los animos que siempre son importantes para seguir. Un abrazo desde Madrid!!

Famosos