jueves, 14 de junio de 2012

LA CONQUISTA DEL RÍO DE LA PLATA O LA ÚLTIMA FRONTERA (SEGUNDA PARTE)

Habíamos dejado ayer este relato sobre la exploración y conquista del territorio  que hoy conocemos con el nombre de Argentina  durante la expedición dirigida por el navegante italiano al servicio de la corona española, Sebastián Caboto (1484-1557), que aunque tenía como objetivo llegar hasta las islas Molucas o Islas de las Especias , tuvo que abandonar esa idea al comprobar que las naves no habían cargado los víveres suficientes para navegar hasta allí. Como se resistía a regresar con las manos vacías y había recogido en la brasileña isla de Santa Catalina a supervivientes de la expedición de Juan Díaz de Solís (1470-1516) que le relataron la existencia de grandes riquezas en un reino gobernado por el que ellos llamaban el Rey Blanco, que no era otro que el emperador Inca, relatos que le fueron después confirmados por Francisco de la Puerta, el grumete que había vivido durante diez años sólo con los indios  después de contemplar como estos devoraban los cuerpos de Díaz de Solís y otros seis compañeros. Vimos también como Caboto fundaba el primer asentamiento español en el territorio del actual Uruguay , el fuerte de Puerto de San Lázaro , que luego trasladaría a una zona de más fácil defensa, llamándole San Salvador.

Después envió una de sus naves a remontar el río Uruguay, que junto con el Paraná conforman el estuario del Río de la Plata, la cual regresó tras sufrir muchas bajas producidas por los ataques de los indios. El propio Caboto decidió dirigir en persona la siguiente expedición que remontaría el curso del río Paraná hasta llegar a la confluencia con uno de sus afluentes, el río Carcarañá donde se detendrían eligiendo aquel sitio como el emplazamiento idóneo para fundar un nuevo asentamiento al que daría el nombre de Sancti Spiritu o Espíritu Santo, ya que la fecha oficial de su fundación sería el 9 de junio de 1527, Fiesta de Pentecostés. Junto a la iglesia construyeron una veintena de cabañas  ayudados por los indios de la región que también les ayudaron a la siembra de trigo y cebada, cultivos que por primera vez crecían en tierras americanas. Sancti Spiritu fue la primera población española fundada en territorio de la actual Argentina como vimos ayer , situada a unos sesenta kilómetros de la actual ciudad de Rosario . El fuerte estaba rodeado  por un foso que habían cavado con un ancho de tres metros para proteger al asentamiento que además estaba flanqueado por dos torreones.

Dibujo que retrata la destrucción del Fuerte de Sancti Spiritu, a orillas del Paraná,  en septiembre de 1529 que aparece en la edición de la obra "Viaje al Río de la Plata" del alemán Ulrico Shmidl, un soldado y cronista que acompañaría años después a una nueva expedición dirigida por Pedro de Mendoza y del que hablaremos más adelante. Los españoles habían relajado la vigilancia confiados en el comportamiento pacífico y amistoso que los indios habían tenido hasta entonces, pero Caboto les había tratado con dureza , pensando que si le temían tendrían más respeto a los españoles provocando justo el efecto contrario, pues lo que consiguió fue alimentar su resentimiento contra los conquistadores . El ataque tuvo lugar por sorpresa al amanecer y sólo un grupo bajo el mando de Gregorio Caro, al que Caboto había dejado al mando de Sancti Spiritu mientras él realizaba una expedición por el Paraná , pudo escapar para avisar a Caboto y al otro conquistador que había llegado en aquel tiempo al Río de la Plata, Diego Garcia de Moguer, de la destrucción de la que había sido el primer asentamiento español en la futura Argentina   (imagen procedente de http://commons.wikimedia.org )


El 23 de diciembre de aquel año Caboto dejaría Sancti Spiritu al cuidado de una treintena de hombres bajo el mando de Gregorio Caro , mientras él seguía remontando el curso del Paraná y tuvo sus primeros encuentros con los indios, dando muerte y quemando las chozas de algunos de ellos, lo que fue el primer incidente sangriento cometido por los españoles en Argentina. Al llegar a la confluencia del Paraná con otro gran río, el Paraguay , que es el principal afluente del Paraná con sus 2685 kilómetros de longitud, Caboto comenzó a remontar  el curso del Paraguay, pero aquí se produjo un ataque de las tribus guaraníes en el que bastantes miembros de la expedición perdieron la vida , lo que decidió a Caboto a abandonar aquella expedición y regresar a Sancti Spiritu con algunas piezas de plata que pudo arrebatar a los indios que una vez más hablaban del gran Rey Blanco , pues aquella plata procedía del Imperio Inca . Pero mientras esto sucedía en el interior , al Río de la Plata llegaba otra expedición .Esta había zarpado el 15 de enero de 1526 desde La Coruña bajo el mando del navegante Diego Garcia de Moguer (1484-1554) que al igual que Caboto quería también alcanzar la Isla de las Especias, pero se detuvo en el Río de la Plata para explorarlo en febrero de 1528.

Podéis imaginaros su sorpresa cuando al remontar  el río Paraná se encontró con el fuerte de Sancti Spiritu .Diego Garcia se enfureció porque el emperador Carlos V(1500-1558) le había otorgado la exclusividad en la exploración de aquellos territorios . Pero el capitán Caro, al que Caboto había encomendado el mando del fuerte, calmó a Diego Garcia y le rogó que siguiera remontando el Paraná para encontrarse con Caboto por si éste necesitaba ayuda. Diego accedió y remontando el Paraná se encontró con Caboto y éste le convenció para que le ayudara a encontrar aquel reino rico en plata del que hablaban los indios . En los fuertes de Sancti Espiritu y en el de Puerto de San Salvador,que se encontraba, recordemos, en la orilla uruguaya del Río de la Plata, las cosas iban aparentemente bien como lo demuestra esta  carta escrita desde el fuerte de Puerto de San Salvador "Ago saber a vuestra merced questa tierra donde agora estamos es mui sana y de mucho fruto porque habo saber a vuestra merced que se sembraron en este tierra para probar si daba trigo y sembraron cincuenta granos de trigo y cojieron por cuenta 550 granos, esto en tres meses, de manera que se da dos vezes al año, escríbolo a vuestra merced."

En esta reproducción virtual os podéis hacer una idea de como era el Fuerte de Sancti Spiritu, el prime asentamiento español en territorio argentino .Contemplamos las dos torres que custodiaban el fuerte, una de ellas se mantendría en pie a pesar de que el resto del fuerte fue destruido y durante años se convertiría en un lugar de referencia para otras expediciones españolas que pasaron por el mismo lugar. Esta imagen la he obtenido de un blog que os recomiendo si queréis ampliar la información sobre Sancti Spiritu . Su dirección es http://puertogaboto.blogspot.com

Diego Garcia y Caboto regresaron y dejando atrás Sancti Spiritu se dirigieron a Puerto de San Salvador para preparar de nuevo las naves para otra expedición. Pero las buenas relaciones iniciales con los indios se habían deteriorado debido a los abusos cometidos por los españoles, y un día de septiembre de 1529 , al amanecer, atacaron el fuerte y sólo algunos españoles pudieron escapar a las naves para descender el Paraná y encontrarse con Diego Garcia y Caboto en el Puerto de San Salvador. Aunque estos prepararon hombres y naves para ir al rescate de los que se habían quedado en el fuerte, cuando llegaron sólo pudieron contemplar los cuerpos despedazados de los españoles y las ruinas del fuerte , donde sólo una de las torres quedaba en pie y dos cañones de la fortaleza. Después de este golpe decidieron regresar a España. Sebastián Caboto llegaba a España en 1530 después de haber perdido a la mitad de sus hombres y tras cuatro años de viajes en los que no había obtenido ningún resultado práctico. Fue juzgado por haber abandonado el objetivo de su misión, llegar a las Islas de las Especias, y por emprender la exploración de un territorio para el que no había recibido el permiso del rey. Caboto fue condenado a cuatro años de destierro en Orán  en 1532, aunque un año después el emperador Carlos V le perdonó y pudo regresar ocupando el cargo de piloto mayor en Sevilla hasta que en 1547 abandonó España para ponerse al servicio de Inglaterra.

Pero el regreso de la expedición de Sebastián Caboto y Diego Garcia de Moguer difundió por España y Portugal las noticias sobre el Rey Blanco y aquel río que ya era llamado Río de la Plata por la plata que habían incautado a las tribus que vivían en las orillas . Nombrar la plata era como nombrar oro para las ambiciones de los hombres de aquel siglo, y tanto Portugal como España se dispusieron a organizar nuevas expediciones y los portugueses fueron los primeros en emprenderla en 1531 al mando del navegante Martim Alfonso de Sousa(1500-1571). Llegó al Río de la Plata en 1532 sólo para descubrir que el Fuerte de San Salvador que Caboto había dejado al cuidado de sus hombres cuando regresó a España, había sido atacado por los indios y destruido. Se retiró de la zona y después de tomar una serie de medidas astronómicas determinó que aquel territorio se encontraba en el lado español fijado por el Tratado de Tordesillas, por lo que no hizo ninguna otra acción en la región y remontó la costa en dirección a Brasil donde fundaría en enero de 1532 la ciudad de Sao Vicente, la primera población portuguesa en territorio brasileño, situada en el actual estado de Sao Paulo.

Imagen del monumento dedicado a Pedro de Mendoza en la ciudad de Buenos Aires, de la que él fue el primer fundador, y digo primero porque habría una segunda fundación de la futura capital de Argentina. Perteneciente a la poderosa familia de los Mendoza , Pedro de Mendoza ya estaba enfermo de sífilis cuando emprendió la expedición en agosto de 1535. Tal vez tenía la esperanza de que el cambio de clima podría mejorar su dolencia, lo que no fue así y durante diferentes etapas del viaje tuvo que delegar en sus lugartenientes. Primero en Juan de Osorio, que mientras Mendoza estaba enfermo fue acusado de desfalco y traición. Al llegar esto a conocimiento de Mendoza ordenó a otro de sus hombres de confianza, Juan de Ayolas (1510-1538), que le diera muerte, lo que este hizo de una estocada  cuando la flota se encontraba detenida en la costa brasileña reparando las naves después de la tempestad que les había sorprendido cruzando el océano  y esperando también la recuperación de Mendoza . (imagen procedente de http://www.biografiasyvidas.com )

Era ahora el turno de nuevo de España y el encargado de dirigirla sería un aristócrata perteneciente a una de las familias nobles más poderosas y ricas de España, la Casa de los Mendoza. Se trataba de don Pedro de Mendoza(1487-1537), que ya tenía una amplia experiencia a sus espaldas y había acompañado al emperador Carlos V en la campaña de Italia que había terminado con el célebre saqueo de la ciudad de Roma en 1527, el "Sacco di Roma". Gracias a eso y a las influencias de su familia en 1534 el emperador le encargará , como lo explica el historiador británico Frederick Alex Kirkpatrick (1861-1953) en su obra "Los conquistadores españoles" que estoy consultando al escribir este relato , "colonizar la región del Río de la Plata, fundar tres fortalezas, cruzar el continente y ocupar 200 leguas de la costa del Pacífico" y para ello iba a contar con una flota de "doce barcos, grandes y pequeños, todos ellos muy bien equipados , con cien caballos y yeguas , y un buen ejército" La expedición la financiaba el propio Mendoza recibiendo a cambio el nombramiento de Adelantado , que era el título que agrupaba la máxima responsabilidad civil y militar de la expedición. 

Mendoza y sus hombres zarpaban desde el puerto de San Lucar de  Barrameda el 24 de agosto de 1535 y aunque no sabemos con certeza el número de hombres que participan las estimaciones van de los 1500 a los 3000 , una cantidad considerable en aquel tiempo. Entre la tripulación iban más de un centenar de alemanes, entre los que se encontraba Ulrico Schmidl(1510-hacia 1579), que a su regreso a Europa escribiría la primera crónica sobre Argentina y Paraguay que no fue escrita en español. Esta obra sería publicada en 1567 con el largo y descriptivo título de "Verídica descripción de varias navegaciones como también de muchas partes desconocidas, islas, reinos y ciudades... también de muchos peligros, peleas y escaramuzas entre ellos y los nuestros, tanto por tierra como por mar, ocurridos de una manera extraordinaria, así como de la naturaleza y costumbres horriblemente singulares de los antropófagos, que nunca han sido descriptas en otras historias o crónicas, bien registradas o anotadas para utilidad pública" de la que veremos algunos fragmentos un poco más adelanteLa travesía fue accidentada y una fuerte tempestad atrapó a la flota frente a las costas de Brasil . En ese momento Pedro de Mendoza se encontraba enfermo como lo estaría casi a lo largo de toda la expedición, probablemente afectado por la sífilis.

File:Cagliari - Santuario della Madonna di Bonaria (01).JPG
Basílica de Nuestra Señora de Bonaria en Cagliari, en la isla de Cerdeña. Aquí se encuentra el origen del nombre de la ciudad de Buenos Aires, que se remonta al siglo XIV , cuando en 1323 las tropas del rey de Aragón Jaime II(1267-1327) desembarcaron en Cerdeña conquistando la isla. En señal de agradecimiento construyeron una basílica  sobre una montaña que los habitantes de la isla llamaban en italiano Bonaria y los españoles lo tradujeron como Buen Ayre. Su fundador fue Carlo Catalano, un noble de Cerdeña que había estudiado en Barcelona y que profetizó que la Basílica sería protagonista de un hecho milagroso  y la profecía pareció cumplirse en 1370 . El 25 de marzo de ese año una nave que venía de la costa catalana se vio sorprendida por una tempestad y para no hundirse decidieron arrojar toda la carga por la borda incluida una caja de gran peso que nada más caer a las aguas provocó que la tormenta se detuviera. Cuando intentaron rescatarla de las aguas la caja se alejaba de ellos y cada vez que se acercaban se volvía a alejar hasta que les condujo a las playas de Cerdeña . La tripulación trató de abrir la caja pero no pudo hasta que los padres mercedarios que vivían en la Basílica de Bonaria bajaron a la playa , cogieron la caja y la llevaron a la Basílica donde al abrirla apareció una imagen de la Virgen de la Candelaria con una candela encendida en su mano derecha. Consagraron la Basílica a la Virgen con la advocación de Nuestra Señora del Buen Aire. La devoción a esta virgen se extendió a la Península Ibérica y Pedro de Mendoza se encontraba entre estos devotos y cuando llegó al Río de la Plata esperó al día de la Candelaria , el 2 de febrero, para fundar la ciudad y ponerle el nombre de Nuestra Señora del Buen Ayre o Santa María del Buen Ayre, porque he encontrado las dos formas escritas,  en honor a la virgen de la que era devoto, aunque he encontrado discrepancias en las fechas y en algunos sitios aparece el 2 y en otros el 3 de febrero  (imagen procedente de http://commons.wikimedia.org )


Después de reunir a la flota tras salvar la tempestad decidieron fondear en la costa brasileña para reparar los daños y que Mendoza recupere las fuerzas, mientras su lugarteniente Juan de Osorio quedaba al mando, aunque pronto tuvo que ser relevado de su puesto acusado de traición y robo tras lo cual fue ajusticiado. Habían transcurrido cinco meses desde la salida de San Lucar de Barrameda cuando a mediados de enero de 1536 la expedición alcanza el estuario del Río de la Plata y desembarcan en la pequeña isla de San Gabriel, bautizada así por Sebastián Caboto en 1527 por ser ese el santo del día en que descubrió la isla . Allí  los miembros de la expedición jurarían fidelidad a Mendoza como Adelantado ,actuando a partir de entonces como el gobernador de las nuevas tierras. Después de explorar las dos costas del Río de la Plata encuentra un lugar  con fuentes y una amplia llanura cubierta de hierba que elige para fundar su primer asentamiento, al que daría el nombre de Nuestra Señora del Buen Ayre , la futura Buenos Aires que se convertiría en la segunda ciudad más grande América . Había elegido este nombre en honor de la patrona de los navegantes, Santa María de Bonaria , cuyo culto estaba localizado en la isla italiana de Cerdeña, entonces parte del territorio español.

Fotografía de un gaucho cazando con unas boleadoras, el mismo arma que emplearon los querandíes contra los españoles en el siglo XVI. Se han encontrado boleadoras en enterramientos de hace cinco mil años y también fueron utilizadas en las Guerras de Arauco por los mapuches que se enfrentaban a los hombres de Pedro de Valdivia(1497-1553) en la conquista de Chile . Había unas boleadoras pequeñas utilizadas para la caza de animales de pequeño tamaño y que constaba de sólo dos bolas, mientras que las boleadoras de tres bolas era la empleada para el combate y para cazar animales de mayor tamaño  (imagen procedente de photography.nationalgeographic.com )


Entre los indios de la región los más cercanos eran los querandíes que establecieron relaciones amistosas con los españoles . Los querandíes, también conocidos como pampas, eran nómadas y se dedicaban a la caza y la recolección de frutos silvestres y ocupaba un extenso territorio que abarcaba gran parte de las actuales provincias argentinas de La Pampa, Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba . Para la caza habían inventado algo que hoy asociamos a los gauchos, nombre que se daba a los campesinos que vivían en las llanuras , las boleadoras , que constan de tres bolas con un tamaño entorno a los diez centímetros y unidas por tiras de cuero . Las usaban haciéndolas girar con rapidez y lanzándolas luego al blanco con precisión, si querían derribar a la presa las lanzaban contra las patas y si el efecto que se buscaba era la muerte el objetivo era la cabeza. Ulrico Schmidl, el cronista alemán que acompaña la expedición nos describe así a los querandíes "En esta tierra dimos con un pueblo en que estaba una nación de indios llamados querandíes, como de 2.000 hombres con las mujeres e hijos, y su vestir era como el de los zechurg, del ombligo a las rodillas; nos trajeron de comer, carne y pescado. Estos carendies no tienen habitaciones propias, sino que dan vueltas a la tierra, como los gitanos en nuestro país; y cuando viajan en el verano suelen andarse más de 30 millas por tierra enjuta sin hallar una gota de agua que poder beber. Si logran cazar ciervos u otras piezas del campo, entonces se beben la sangre. También hallan a veces una raíz que llaman cardes la que comen por la sed. Se entiende que lo de beberse la sangre sólo se acostumbra cuando les falta el agua o lo que la suple; porque de otra manera tal vez tendrían que morir de sed"

File:Patagonian lang.png
Mapa con la distribución de los diferentes grupos indígenas que habitaban Argentina y Chile en el momento de la llegada de los españoles. Vemos como en Uruguay predominan los charrúas, en Chile los mapuches mientras que en la zona donde Pedro de Mendoza y sus hombres habían fundado Nuestra Señora del Buen Ayre predominaban los querandíes mientras que más al sur, en la Patagonia, habitaban los Tehuelches, a los que Fernando de Magallanes daría en 1520 el nombre de Patagones  , como vimos en el artículo de ayer . Los españoles se admiraban por su capacidad para correr, ya que podían cazar venados y ñandús,conocida también como el avestruz americano (imagen procedente de http://commons.wikimedia.org)  


Como ya os decía antes, en un primer momento la relación con los indios fue amistosa, como el propio Schmidl lo reconoce "Estos carendies traían a nuestro real y compartían con nosotros sus miserias de pescado y de carne por 14 días sin faltar más que uno en que no vinieron" Finalmente, los indios se cansaron de alimentar a aquellos extraños y los españoles fueron a verles para averiguar el motivo de que ya no les enviasen alimentos, pero no encontraron la respuesta que esperaban "Entonces nuestro general thonn Pietro Manthossa despachó un alcalde llamado Johann Pabón, y él y 2 de a caballo se arrimaron a los tales carendies, que se hallaban a 4 millas de nuestro real. Y cuando llegaron adonde estaban los indios, acontecioles que salieron los 3 bien escarmentados, teniéndose que volver en seguida a nuestro real." El general  "thonn Pietro Manthossa" no era otro que don Pedro Mendoza, que así lo escribía Schmidl . Cuando vio como regresaban sus hombres Mendoza envió a un destacamento de treinta hombres a caballo y trescientos de infanteria  dirigidos por su hermano Diego de Mendoza "envió a Diego Manthossa, su propio hermano, con 300 lanskenetes y 30 de a caballo bien pertrechados: yo iba con ellos, y las órdenes eran bien apretadas de tomar presos o matar a todos estos indios carendies y de apoderarnos de su pueblo. Mas cuando nos acercamos a ellos había ya unos 4.000 hombres, porque habían reunido a sus amigos."

Los españoles se vieron por sorpresa superados en número "Y cuando les llevamos el asalto se defendieron con tanto brío que nos dieron harto que hacer en aquel día. Mataron también a nuestro capitán thon Diego Manthossa y con él a 6 hidalgos de a pie y de a caballo. De los nuestros cayeron unos 20 y de los de ellos como mil. Así, pues, se batieron tan furiosamente que salimos nosotros bien escarmentados"  Pero lo peor aún no había llegado, a los querandíes se unieron otras tribus hasta rodear a los españoles con una superioridad abrumadora "Por este tiempo los indios con fuerza y gran poder nos atacaron a nosotros y a nuestra ciudad de Bonas Ayers en número hasta de 23.000 hombres; constaban de cuatro naciones llamadas, carendies, barenis, zechuruas, y zechenais diembus." Los españoles se vieron asediados y aquí recurro de nuevo a las palabras de Kirkpatrick "Proyectiles incendiarios prendieron fuego a los techos de las cabañas y a algunos de los navíos anclados cerca de la playa" La situación era insostenible y en diciembre de 1536 rebasan las defensas de la ciudad y la destruyen.

File:Buenos Aires shortly after its foundation 1536.png
Dibujo de la ciudad de Buenos Aires incluido en la obra del soldado alemán Ulrico Schmidl. Los restos de la ciudad serían destruidos por los propios españoles cinco años después de su fundación. Habría que esperar cuatro décadas antes de que la ciudad volviera a resurgir.Mientras, la capital de aquel nuevo territorio del Río de la Plata sería la población fundada por Juan de Salazar y Espinosa a orillas del río Paraguay con el nombre de Nuestra Señora de la Asunción y su gobernador sería Domingo Martínez de Irala una vez que fue conocida la muerte de Juan de Ayolas, al que Mendoza había elegido como gobernador del Río de la Plata antes de su regreso a España. Curiosamente, la expedición de Mendoza, más que la colonización de Argentina había iniciado la de Paraguay. (Imagen procedente de http://commons.wikimedia.org )


Muchos españoles mueren en el combate, pero Pedro de Mendoza junto con un grupo de supervivientes escapan de la matanza y se retiran hasta el fuerte de Sancti Spiritus , que estaba abandonado. Una vez allí Mendoza espera el regreso de su hombre de confianza , Juan de Ayolas (hacia 1510-1538) al que había enviado en junio de ese año al  frente de un pequeño grupo de hombres para que remontase  el Paraná y fuese en busca del ya mítico Rey Blanco . Siguiendo el curso del Paraná llegó hasta su confluencia con el Paraguay y fue este último por que continuó la expedición de Ayolas .En el camino tuvo que enfrentarse a una coalición de tribus guaraníes a las que derrotó y con las cuales estableció un acuerdo de alianza en agosto de 1536. Medio año después, cuando en el Río de la Plata Buenos Aires ya había sido destruida, Ayolas funda a orillas del río Paraguay el puerto y el fuerte de La Candelaria , que podría localizarse en el Mato Grosso brasileño. Mendoza había enviado otra expedición para buscar a Ayolas y traerle de regreso ya que necesitaba su ayuda. Esta expedición de búsqueda será dirigida por Juan de Salazar y Espinosa (1508-1568) que realizar el mismo recorrido de Ayolas y el 15 de agosto de 1537 fundará a orillas del río Paraguay otro asentamiento al que dará el nombre de Nuestra Señora de la Asunción, la actual ciudad de Asunción capital del Paraguay.

DOCUMENTAL SOBRE EL RÍO PARANÁ Y SU HISTORIA : "PARANÁ : BIOGRAFÍA DE UN RÍO"

Trataba de buscaros un documental sobre la historia de la conquista de Argentina , pero de momento no he encontrado ninguno pero si he hallado esta serie de documentales de la que esta es la primera parte que habla no sólo del río Paraná en la historia sino también en la actualidad. Creo que es interesante porque nos ayuda a conocer mejor el marco geográfico y el mundo en el que se desarrolló la aventura de la conquista del Río de la Plata



Mientras, Pedro de Mendoza, sintiéndose cada vez más enfermo, con la ciudad que había fundado destruida y malviviendo en aquel fuerte ruinoso de Sancto Spiritu , tomó la decisión de regresar a España dejando el fuerte al mando de uno de sus oficiales, Francisco Ruiz Galán, hasta que se produjera la llegada de Ayolas al que Mendoza nombra en ausencia gobernador del Río de la Plata. Pedro de Mendoza zarpa el 22 de abril de 1537 pero nunca llegará a España, pues fallece en alta mar el 23 de junio cuando su nave se aproximaba a las islas Canarias, hallando su tumba en el fondo del mar.  Así terminaba la aventura del primer fundador de Buenos Aires. En cuanto a Ayolas se encontraba en aquel momento buscando un paso que le permitiera llegar a los territorios donde se encontraba la plata según los relatos de los indios, atravesó el chaco y Bolivia pero agotados deciden regresar al Fuerte de la Candelaria que había fundado, como ya vimos, a comienzos de año. Pero cuando llega el fuerte está destruido y poco después un ataque de los indios acabará con la vida de Ayolas y sus hombres en 1538. Cuando Ayolas fundó la Candelaria la dejó protegida por un grupo de hombres bajo el mando de Domingo Martínez de Irala (1509-1556), que al no tener noticias de Ayolas se trasladó con sus hombres a la nueva fundación de Nuestra  Señora de la Asunción, que iba a convertirse en la principal ciudad durante las próximas décadas del  territorio del Río de la Plata. Pero esto y el desenlace final de la conquista lo terminaremos de ver  mañana.
Famosos