martes, 29 de mayo de 2012

LAS SIETE MARAVILLAS DEL MUNDO ANTIGUO: LA ESTATUA DEL DIOS ZEUS EN OLIMPIA

Ya hemos conocido en el Mentidero a dos de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo, el Templo de Artemisa en Éfeso y el gran Coloso en la isla de Rodas . Para quién desee leerlos pondré al final de nuestro relato de hoy los enlaces para visitar esos artículos pero ahora os propongo continuar este viaje por aquellos monumentos que los historiadores y cronistas de la antigüedad consideraron dignos de figurar en esa lista  y nuestro próximo objetivo lo encontraremos también en tierras de Grecia, en un lugar  que hoy sigue conservando toda su carga simbólica y que se convierte en protagonista de la actualidad cada cuatro años, Olimpia, donde en el siglo V a. C se construyó un gran templo dedicado al padre de los dioses, Zeus, el cual albergaba en su interior una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo, como la describía  el filósofo, religioso y político Magno Aurelio Casiodoro (485 - 580) "los narradores de siglos pasados informan que por cuanto a edificios sólo había siete maravillas sobre la tierra: en Éfeso el templo de Artemis; el bellísimo monumento del Rey Mausolo, a partir del cual los mausoleos reciben su nombre; en Rodas , la estatua de bronce de Helios, llamado el Coloso; la representación de Zeus Olímpico, a la que Fidias, primero de los escultores, dio forma con extrema elegancia usando oro y marfil" Sigue la relación de Casiodoro con las otras tres maravillas pero por ahora nos detendremos aquí para dar un largo paseo por la mitología griega y conocer al padre de los dioses y el origen del Olimpo.

El hombre ha buscado desde la más remota antigüedad respuestas para explicar el mundo que le rodeaba. Podemos imaginarnos a aquellos seres humanos que vivían en las cavernas para quienes los fenómenos de la naturaleza, las estrellas del cielo, el Sol, la Luna, su propia existencia , eran misterios para los que no tenían respuesta y que les atemorizaban. Pero cuando no existía la ciencia el hombre utilizó otro método para dar un sentido al mundo y a sí mismo, y esa respuesta adoptó el nombre de mito y los mitos se transformaron en las primeras religiones, en la adoración de los dioses creadores de todo lo existente. Los mitos son el esfuerzo del ser humano por encontrar el sentido de la vida y en ellos encontramos un reflejo de los deseos, temores y esperanzas del hombre encarnados en los dioses . La linea que separa la religión del mito es muy tenue, pues las religiones , al morir , las llamamos mitología. Así, sucedió con la religión Egipcia, con Isis y Osiris, hoy mitos pero para los egipcios dioses reales que formaban parte de su vida, como para los griegos eran reales sus dioses Olímpicos, o para los vikingos los dioses que vivían en el Valhalla.




Al igual que en el cristianismo también en la religión egipcia hallamos una Trinidad compuesta no por el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo sino por Osiris , Isis y Horus , representados en esta pieza conservada en el Museo del Louvre. Los dioses griegos y romanos, la mitología nórdica, la religión egipcia, los dioses de las civilizaciones precolombinas, los espíritus a los que rezaban los indios de las praderas norteamericanas, los credos animistas de los pueblos africanos ¿donde están ahora aquellos dioses? Tuvieron vida mientras la gente  tuvo fe en ellos y luego cayeron en el olvido. Así ha sucedido a lo largo de la historia de la humanidad y los viejos dioses terminan transformándose en mitología, en el intento del hombre por buscar respuestas a los misterios del mundo que le rodea , convirtiéndose además en la fuente de inspiración de algunas de las mayores obras de arte de nuestra historia. Tal vez nuestros credos actuales dentro de tres, cuatro o cinco milenios sean vistos como ahora nosotros contemplamos la mitología griega y nuestras catedrales, mezquitas y sinagogas sean estudiados como hoy estudiamos los templos griegos o egipcios , o tal vez no y estos credos pervivan. Los egipcios creyeron durante tres milenios en Isis, Osiris y Horus, hoy son imágenes conservadas en los Museos 
(Imagen procedente de http://commons.wikimedia.org )   


El Islam, el cristianismo, el judaísmo son religiones milenarias y los creyentes las mantienen vivas, pero si un día no existieran esos fieles creyentes lo que hasta entonces era un credo se convertiría en mitología, y  serían estudiados por nuestros sucesores como hoy estudiamos las mitologías del mundo antiguo. La palabra mitología procede del griego clásico y está compuesta por dos palabras , "mythos" que significa "el discurso" y "logos" que representa la "habilidad para expresar los pensamientos" por lo que mitología sería la habilidad para narrar historias, en este caso , la historia de los dioses. Y si hay una mitología que ha cautivado la imaginación es la rica mitología griega,con sus dioses y héroes dotados de poderes sobrenaturales pero con defectos muy humanos, una hermosa historia con la que los griegos buscaron respuestas a los enigmas de la vida y de la naturaleza . Para ellos no se trataba de mitos, se trataba de una religión que se prolongaría durante toda la edad de oro de la cultura helénica hasta la llegada del cristianismo. Desde pequeño he disfrutado conociendo los mitos griegos, en ellos encontramos explicaciónes para todo, desde las erupciones volcánicas a los rayos de las tormentas, del origen del Universo a las preguntas sobre nuestro futuro.

Dioses, héroes y oráculos formaban parte de la realidad del mundo griego, formaron parte de su sociedad y en muchos aspectos fueron heredados y asimilados por la sociedad romana y a través de ellos por toda la cultura Occidental. "Al principio creó Dios el cielo y la tierra. La tierra era soledad , y las tinieblas cubrían el abismo,pero el espíritu de Dios aleteaba sobre las aguas ", son los primeros versículos del Génesis ,con los que da comienzo el Antiguo Testamento. "Al principio de todo Caos cobró vida" es la primera frase de "La Teogonía" del poeta griego Hesíodo, que vivió durante el siglo VIII a. C en Beocia . En la Teogonía Hesíodo narra los mitos griegos remontándose al origen del universo hasta llegar a los dioses que gobernaban los destinos de los hombres . El Dios del Génesis y el Caos de los griegos son aquello que existe antes que todo lo demás,nada había antes de ellos y de ellos surge lo que luego será. De Caos, quizás como hijos de él o como emanaciones, aparecen Gea(la diosa tierra), Tártaro(el infierno), Eros(el deseo), Érebo (las tinieblas del infierno) y Nix o Noche(las tinieblas de la Tierra). Nix y Érebo se unieron y de ellos nació Hémera  y el Éter, es decir, el día y el aire. Gea(la tierra) dio a luz ella sola a Urano (dios del cielo) según en palabras de Hesíodo "Para que la cubriese y la rodease por completo y fuera hogar seguro y eterno para los bienaventurados dioses". Después de este nacimiento Gea concibió también en soledad a las Montañas y al Ponto (el mar). Si os fijáis tenemos todos los elementos de la creación, el Caos primordial, la noche(Nix), el día (Día), el cielo (Urano), la tierra (Gea) y el mar (Ponto) e incluso un infierno (Tártaro).




Quizás este esquema os ayude un poco a no perderos en el frondoso árbol de la mitología griega . Podéis ver como en el inicio se encuentra Caos  y de él nacen Gea,(Tierra) y Urano (Cielo) , también Hémera(el día) y Nix(la noche), Éter(aire) y Erebro (los infiernos) Aquí se encuentran resumidos los elementos de la creación, parecido al episodio narrado en el Génesis "Al principio creó Dios el cielo y la tierra. La tierra era soledad y caos, y las tinieblas cubrían el abismo pero el espíritu de Dios aleteaba sobre las aguas . Entonces dijo Dios "Haya luz" y hubo luz. Vio Dios que la luz era buena  y la separó de las tinieblas, y llamó a la luz día y a las tinieblas noche"(Genésis 1, 1-6) Son los mismos elementos, el aire, el Caos, la noche, el día ,las tinieblas, la luz , intentos del hombre por buscar una explicación al misterio de estar vivos y de la existencia de todo lo que contemplan los ojos.  Siguiendo con este esquema mitológico  podéis ver como de la unión de Gea y Urano nacen los doce Titanes(seis titanes y seis titánides), los Cíclopes y los Hecatónquiros y más tarde, de la unión de los hermanos Cronos, un titán ,y Rea, una titánide, nacen los futuros dioses de Olimpo. 
(Imagen procedente de http://www.monografias.com )



Gea mantendría relaciones con su hijo Urano, la Tierra con el Cielo , y de ella surgen los doce Titanes, seis varones y seis mujeres a las que se llamaba Titánides, también tienen tres cíclopes que se caracterizaba por tener un único ojo situado en el centro de su rostro y que llevaban los nombres de Brontes, que significa "Trueno", Estéropes, "Relámpago" y Arges "Brillantes" y por último da a luz a los Hecatónquiros, unos monstruos que tenían cada uno cien brazos y cincuenta cabezas  y que llevaban los nombres de Briareo, Giges y Coto . Cuando Urano contempló aquellas criaturas horribles que había engendrado con Gea decidió encerrarlas en el Tártaro , que ya vimos que era como el infierno griego, el Inframundo, tanto a los Cíclopes como a los Hecatónquiros. Pero una madre es una madre, y Gea, a pesar de la monstruosidad de aquellos retoños ,quería salvarlos de aquel destierro y se reunió con sus otros doce hijos, los Titanes, para convencerles de que castrasen a su padre Urano y tomaran el poder.  Sólo el más joven de los Titanes, Cronos, estuvo dispuesto a matar a su padre y fue a él a quién Gea le entregó una hoz fabricada en pedernal con la que castraría a Urano.

Para enfrentarse a Urano  liberó a los Cíclopes y a los Hecatónquiros y luego tendió una emboscada a Urano, al que castró . De la sangre de la herida de Urano surgieron los Gigantes, las Erinias, personificaciones de la venganza, y las Melias o Ninfas  que habitaban junto a los fresnos. Los genitales de Urano que ,Cronos había cortado, cayeron al mar transformándose en espuma y de esa espuma surgiría otra diosa, Afrodita. No es de extrañar que con semejante nacimiento, de la espuma de los genitales de un dios, Afrodita se convirtiera en la diosa de la lujuria, la sexualidad, el amor y la belleza. Después de castrar a Urano Cronos arrojaría la hoz que le había entregado Gea al océano y donde cayó la hoz surgió de las aguas la isla que hoy conocemos con el nombre de Corfú. Como veis los griegos no desperdiciaban nada en su mitología y cualquier parte del cuerpo de los dioses era aprovechada para que de ella surgiera otro dios, una isla o cualquier otro elemento natural o divino. Pero ahora que Cronos había destronado a su padre Urano decidió volver a encerrar a sus hermanos, los Cíclopes y los Hecatónquiros, mientras el ocupaba el trono junto a su hermana Rea y se iniciaba así una Edad de Oro, un tiempo en el que todo era perfecto.




File:Francisco de Goya, Saturno devorando a su hijo (1819-1823).jpg
"Saturno devorando a un hijo" , obra del pintor español Francisco de Goya (1746-1828), que aunque lleva el nombre del dios romano Saturno, sería una evolución del mito de Cronos que devoraba a sus hijos por temor a que uno de ellos le derrocara al igual que Cronos había hecho con su padre, Urano. Cronos correría su misma suerte y Zeus le destronaría y a su vez Zeus sentirá el miedo de que los hijos que tuviera con Metis le destronaran por lo que optó por comérsela. El miedo a las nuevas generaciones que desplazan a las antiguas tiene su expresión en este mito , aunque comérselos no significa su muerte, ya que estos seguían viviendo en el interior del padre y así los pudo rescatar Zeus del interior de su padre 
(Imagen procedente de http://commons.wikimedia.org ) 




Pero como todas las edades de oro esta también estaba condenada a acabar. Por boca de su madre Gea, Cronos supo que su destino era ser destronado por uno de sus hijos al igual que él había hecho con su padre Urano. Con Rea tiene a Hestia, Deméter, Hera, Hades y Poseidón, pero cada vez que nace uno de ellos lo devora para que no puedan en el futuro levantarse contra él . Rea, desconsolada al contemplar como todos sus hijos terminaban en el estómago de Cronos, queda embarazada de nuevo y para evitar que este último hijo sufra el mismo destino que sus hermanos pide consejo a sus padres, Gea y el castrado Urano , que ayudarán a Rea a ocultarse de Cronos y dar a luz en la isla de Creta a su nuevo hijo, al que pondrá por nombre Zeus. Como tenía que engañar a su esposo, Rea envolvió una gran piedra en una manta y se la ofreció a Cronos, que , sin sospechar nada,  se tragó la piedra creyendo que era su nuevo hijo. Pero este se encontraba ahora a buen recaudo en la cueva de la montaña más alta de Creta, el Monte Ida de 2456 metros de altura donde fue criado según las versiones o por su abuela Gea, por una ninfa o incluso por una cabra llamada Amantea, que amamantó al pequeño Zeus, un mito que nos recuerda el de la Loba capitolina  que amamantó a Rómulo y Remo, los fundadores de Roma.




DOCUMENTAL "LA BATALLA DE LOS DIOSES: ZEUS" DEL CANAL HISTORIA

Este es un documental que a mi me parece bastante entretenido y a la vez con una buena y detallada información sobre la ascensión al poder de Zeus y sus hermanos y los enfrentamientos mantenidos con Cronos, los Gigantes y los Titanes de los que hablo en este artículo. Todo un drama cósmico donde se disputaba el dominio sobre la Tierra







Zeus creció en la isla y siendo adulto utilizaría el veneno que su abuela Gea le había entregado .Vertió el veneno en una bebida para Cronos  que le será servida por Metis, hija de uno de los Titanes y de la que Zeus se había enamorado. El nombre de Metis significa "Astucia" o "Truco" y se convertirá en la primera esposa de Zeus, pero antes le entregará el veneno diluido en una bebida  a Cronos que, confiado, lo ingiere y se ve forzado a vomitar a sus hijos  que, al momento, se unen a Zeus  que también libera a los Cíclopes y a los Hecatónquiros para enfrentarse a su padre y sus aliados, los Titanes. Esta guerra sería conocida como la Titanomaquia, la guerra contra los titanes. En agradecimiento por su liberación los Cíclopes entregan a Zeus el poder del rayo y del trueno , que se convertirán en símbolos del poder de Zeus . Los dos bandos enfrentados, los Titanes por un lado, dirigidos por Cronos,  y por otro Zeus y sus hermanos, los Olímpicos, lucharán en esta guerra que se prolongará durante diez años  hasta que Zeus obtiene la victoria final y se reparte el reino entre el propio Zeus, que ocupara el trono de los dioses en el cielo, su hermano Poseidón al que le corresponde los Océanos y Hades, que gobernará sobre el Inframundo.




El panteón griego que habitaba en el Olimpo . Los griegos los imaginaban con la misma apariencia que los seres humanos pero de tamaño mucho más grande y además inmortales . Entre los muchos mitos griegos hay uno que llama la atención porque recoge un tema tratado por muchas religiones, entre ellas la judía y la cristiana. Es el mito de Deucalión. En este mito Prometeo, un titán amigo de los hombres, avisa a Deucalión de las intenciones de Zeus de enviar un diluvio sobre la Tierra y le pide que construya un arca para salvarse él y su mujer Pirra. Deucalión así lo hace y cuando ha terminado comienza a llover y lo hará de forma ininterrumpida durante nueve días y nueve noches, anegando toda Grecia y salvándose solo aquellos que han logrado alcanzar los puntos más altos de la península griega y , por supuesto , el propio Deucalión y su esposa. Un relato que guarda muchas similitudes con el Diluvio Universal y Noé. (imagen procedente de http://lirianoantonio.blogspot.com )




Cronos y la mayoría de los Titanes, aunque no todos pues las Titánides no habían participado en la lucha y fueron respetadas por Zeus,  fueron encerrados en el Tártaro , lo mismo que Cronos había hecho con los Cíclopes y los Hecatónquiros. Pero Zeus aún tendría que hacer frente a una nueva guerra cuando los Gigantes, que , como ya vimos, nacieron de la espuma surgida del océano al caer los genitales de Urano que habían sido cortados por Cronos, se enfrentaron a Zeus en una lucha final por el control del cielo y la tierra, era la Gigantomaquia, la guerra de los Gigantes. También estos serían derrotados por Zeus y sus hermanos . Se convertía en el jefe supremo de los cielos y la tierra  y establecería en el Olimpo , el monte más alto de Grecia con sus 2917 metros de altura, la morada de los dioses que, a partir de entonces fueron conocidos como los Dioses Olímpicos. Zeus se casaría con Metis, pero una nueva profecía que le anunciaba que uno de los hijos de Metis le destronaría  hizo que Zeus se comiera a su esposa, repitiendo así la historia de Urano y la de Cronos, un símbolo del miedo de los padres a ser superados y desplazados por sus hijos. Sin embargo, uno de los dioses que Metis llevaba en su vientre si vería la luz al nacer de la cabeza de su padre, era la diosa Atenea, la protectora de Atenas.

Zeus volvería a casarse otras dos veces, la primera con Temis, diosa del orden  y cuyo nombre significa "la ley de la naturaleza", con la que tendría  a las  tres Moiras o Parcas, personificaciones del destino , y después con su hermana Hera con la que compartiría  a partir de entonces el Olimpo. La mitología nos cuenta su variada vida amorosa, con múltiples relaciones de las que nacerán dioses , semidioses y héroes . Zeus era el poder supremo en el Olimpo y en el mundo de los hombres garantizaba el poder de los reyes y legitimaba sus gobiernos. Los humanos le contemplaban como la deidad más poderosa  y con el tiempo su figura fue evolucionando hasta convertirse en algo más que el rey de los dioses, transformándose en algo muy parecido al Yavhé de los judíos o el futuro Dios de los cristianos. En la obra del filósofo estoico Cleantes (hacia 300 a.C - 232 a.C) Zeus es denominado en su obra "Himno a Zeus " como "señor del Universo" y añade "Nada se produce sin ti, ni en la tierra, ni en los cielos ni en el mar". Si el cristianismo no hubiera irrumpido con fuerza en los primeros siglos de nuestra era , probablemente Zeus se habría convertido en un culto monoteísta, la única deidad griega, pero parece que el destino tejido por las parcas ya había escrito su final.





Fotografía del Monte Olimpo , la montaña más alta de Grecia con sus 2917 metros,  donde los griegos situaron el lugar de residencia de sus dioses que vivían en mansiones de cristal . Las montaña son lugares sagrados para muchas culturas, por su mayor proximidad al cielo que les convierten en símbolos de un mundo superior fuera del alcance del ser humano al igual que aquellas cimas eran entonces inaccesibles para los griegos. En la mitología hindú el dios Shiva habita en uno de los picos de la montaña sagrada del Monte Meru y en el resto de sus 109 picos vivirían hasta 33 millones de dioses, lo que deja muy empequeñecida a la mitología griega con sus doce olímpicos. El confucionismo chino también tiene cinco montañas sagradas, en la religión de la tribu africana de los masai las montañas son sagradas  y en la cultura inca existen los Apus, nombre que se daba a montañas que ellos creían que estaban vivas e influían en la vida de los seres humanos . En diferentes partes del mundo, Europa, Asia o América los mitos cambian pero el fondo sagrado es el mismo (imagen procedente de http://sobregrecia.com )  



La pujanza de la nueva religión cristiana iría arrinconando el culto a los antiguos dioses hasta quedar extinguido y prohibido su culto después de que el emperador romano Teodosio I el Grande(347-395) promulgase en 380 el Edicto de Tesalónica en virtud del cual el cristianismo se convierte en la única religión oficial del Imperio y la libertad de culto desaparece después de sesenta y siete años en los que todos los cultos habían convivido en igualdad dentro de las fronteras del Imperio a raíz del Edicto de Milán de 313. En el Edicto de Tesalónica se declaraba "Ordenamos que tengan el nombre de cristianos católicos quienes sigan esta norma, mientras que los demás los juzgamos dementes y locos sobre los que pesará la infamia de la herejía. Sus lugares de reunión no recibirán el nombre de iglesias y serán objeto, primero de la venganza divina, y después serán castigados por nuestra propia iniciativa que adoptaremos siguiendo la voluntad celestial." Era el final de un tiempo  y Zeus y el resto de los dioses Olímpicos pasaban ahora a convertirse en mitología, en cuentos del pasado que ya nadie tomaría en serio. Lo que no habían logrado los Titanes, los Gigantes y su padre Cronos lo conseguía aquella nueva religión pujante que se había extendido desde las tierras de la actual Israel.

Pero mucho antes de que todo eso sucediera una población nacería en las proximidades del Monte Olimpo, la residencia de los dioses, a la que se dio el nombre de Olimpia, junto a las aguas del río Alfeo. Se convertiría en uno de los centros principales del culto a Zeus, con la construcción de un santuario  oracular, donde los oráculos se comunicaban con el dios. Sería también en Olimpia donde a partir del 776 a. C comenzaría a celebrarse los conocidos como Juegos Olímpicos  donde a las celebraciones religiosas en honor de Zeus se unirían las manifestaciones deportivas. En otro momento hablaremos sobre la historia de los Juegos Olímpicos, ahora nos bastará con saber que gentes de toda Grecia acudía allí cada cuatro años para tomar parte en los juegos, ya fuera como atletas o como espectadores, y durante el tiempo que duraba la competición se declaraba una tregua general en toda Grecia , luchas que se reanudaban al final de la competición que daba lugar a un nuevo período de cuatro años que era conocido como Olimpíada.Sería en esta localidad centro del culto a Zeus donde iba a erigirse el Templo de Zeus Olímpico en el siglo V a. C , que contendría en su interior la que iba a convertirse en una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo.



BREVE VÍDEO CON LA RECREACIÓN VIRTUAL DEL TEMPLO DE ZEUS EN OLIMPIA


En este vídeo veremos una recreación del Templo de Zeus como debía ser en el siglo V a. C cuando Fidias esculpió su Zeus , custodiado en el interior del Templo que  a su vez estaba rodeado por el bosque sagrado Altis y próximo a las aguas del río Alfeo.






El templo sería construido entre el 470 y el 456 a. C  sobre un anterior santuario dedicado al conjunto de las deidades helenas y junto al Altis, el bosque sagrado que crecía a orillas del río Alfeo. Sería construido por el arquitecto Libón ,que vivió en este siglo V a.C,  y se convertiría en aquel momento en el templo más grande del Peloponeso. Pero no eran las dimensiones del Templo, de 64 metros de longitud y 28 metros de ancho más 14,5 metros de altura, lo que daría mayor fama al edificio, sino lo que albergaba. El más famoso escultor de Grecia en aquella época y lo sigue siendo en nuestros días era  el ateniense Fidias(hacia 490-hacia 431 a. C) que además de escultor era también pintor y arquitecto, lo más parecido a un hombre del Renacimiento. Poco puedo deciros sobre su vida ya que lo único que conocemos de Fidias ha sido a través de sus obras , entre las que destaca la dirección de las obras del célebre Partenón de Atenas. Sin embargo, y a excepción de la decoración del Partenón, lo que sabemos de estas obras es sólo a través de relatos de sus contemporáneos o de las reproducciones en monedas de estas esculturas y copias realizadas en tiempos del dominio romano.

La escultura de Fidias se caracterizaba por la idealización de la naturaleza, buscando la belleza y el equilibrio entre el cuerpo y el alma , con dioses  y hombres que demuestran un completo dominio de sus pasiones y una profunda paz interior . En sus trabajos empleaba los materiales más valiosos, en particular el oro y el marfil, utilizando una técnica conocida con el nombre de criselefantina , donde el marfil representaba la carne y el oro la ropa, el cabello y cualquier otro elemento con que se adornase la estatua. Siguiendo esta técnica, sobre un armazón de madera fue disponiendo las diferentes placas de oro y marfil hasta crear una imagen del dios de casi doce metros de altura . Pero , ¿cómo era? Pues poco se puede decir con certeza, porque de la Estatua de Zeus en el Templo Olímpico no se ha conservado nada y sólo podemos recurrir a las imágenes de las monedas, muy pequeñas para poder distinguir los detalles de la escultura, y a los escritos de los autores clásicos. Entre ellos destaca por ser el más detallado el del geógrafo e historiador griego Pausanias, que vivió durante el siglo II d. C  y que  nos dejó esta descripción de la estatua y el templo de Zeus en Olimpia que recoge el escritor alemán Kai Brodersen(1958) en su obra "Las Siete Maravillas del Mundo Antiguo":




Casi todas las representaciones del Zeus de Olimpia adoptan la postura y atributos que vemos en el dibujo sobre estas lineas y que se basan en el relato de Pausanias , la descripción más detallada que se conserva de una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo a excepción de las pirámides de Egipto que aún puede contemplarse hoy. La construcción de la estatua no estuvo exenta de episodios mágicos y extraordinarios como este que también nos relata Pausanias "Se dice que incluso el propio dios fue testigo del arte de Fidias, pues cuando la estatua estaba acabada, Fidias rogó para que el dios le diera una señal de si la obra era de su agrado. Y afirman que de inmediato un rayo cayó en el mismo lugar del suelo, donde hasta el día de hoy se encuentra una hidria de bronce" (imagen procedente de http://wiki.es.grecopolis.com )



"El dios está sentado en un trono y está hecho de oro y marfil. En la cabeza tiene colocada una corona que imita a un ramo de olivo " Aquí hago un inciso para deciros que el olivo era utilizado para trenzar la corona que se entregaba a los atletas ganadores en los Juegos Olímpicos. Las ramas de olivo se obtenían de un olivo que crecía en el recinto sagrado que rodeaba el templo de Zeus . Pero regresemos a Pausanias que continúa así "En la mano derecha porta una Niké -diosa de la victoria- igualmente de marfil y oro, que tiene una cinta y sobre la cabeza lleva una corona. En la mano izquierda del dios hay un cetro adornado con todo tipo de metales. El ave posada sobre el cetro es el águila. De oro también son las sandalias del dios  e igualmente su túnica , en la que se han representado animalillos y flores de lirio. El trono es colorido por el oro y las piedras , y colorido por el ébano y el marfil. También se han pintado sobre éste elaboradas representaciones de animales y figuras. Cuatro Nikes en actitud de bailar están representadas, una en  cada pata del trono, y otras dos más al pie de cada pata." A continuación Pausanias nombra al creador de la obra, Fidias "Entre las patas del trono hay cuatro rodapiés . En el rodapié justo frente a la entrada hay siete figuras. Estas serían representaciones de competiciones antiguas , pues en tiempo de Fidias aún no se habían instituido".

En el siguiente fragmento de la descripción de Pausanias encontramos la referencia que ha servido para establecer la fecha en que fue realizado el Zeus Olímpico "Dicen que precisamente el que se está atando una cinta a la cabeza se parece a Pantarques. Éste era un joven eleo que fue querido de Fidias. También Pantarques se llevó la victoria en la lucha de muchachos en la 86º Olimpíada" Pantarques fue un amante de Fidias, que se había enamorado de él, pero lo que nos importa es el dato de que fue el vencedor de la 86º Olimpíada  que tuvo lugar en el 436 a.C y debió ser entonces cuando Fidias utilizó a Pantarques como uno de los modelos para las imagenes que acompañaban al Zeus. Termina Pausanias su relato del Zeus con la impresión que causaba su visión "Aunque sé que ya se han registrado las medidas del ancho y alto del Zeus en Olimpia, no voy a alabar a los que las tomaron, pues incluso las medidas que dieron quedan muy lejos de la impresión que reciben quienes contemplan la estatua" El Zeus de Fidias sería considerado por la mayoría de autores clásicos como una obra de belleza inigualable.




Aspecto que podría tener el Templo de Zeus en Olimpia, cuya estructura principal estaba construida con piedra caliza y había sido cubierta con estuco ,una pasta hecha con  yeso, colas animales y pigmentos y que daba a la piedra un aspecto muy similar al mármol tanto al tacto como por su brillo y , por supuesto , era mucho más económico . En el año 426 d.C el emperador Teodosio II (401-450) ordenó la destrucción del templo que quedaría completamente destruido después de sufrir otros dos terremotos en los años 522 y 551 , quedando prácticamente enterrado y olvidada su antigua ubicación. Lejos quedaban ya las palabras de Dión de Prusa cuando escribía sobre Fidias y el Zeus que albergaba el templo "Que tú, el mejor y más agudo de los artistas, has creado un grato espectáculo dulce y agradable , y una vista  de incomparable placer  para todos los griegos y extranjeros que alguna vez llegaron aquí en gran número y en numerosas ocasiones , eso nadie lo discutirá. Pues es cierto que turbaría incluso la naturaleza irracional de los animales si pudieran tan sólo echarle una mirada" (imagen procedente de http://www.guiadegrecia.com ) 




Así, el romano Marco Tulio Cicerón (106-43 a.C)  dice de ella que "no hay nada tan hermoso en ningún género" mientras que el historiador, escritor y filósofo griego Dión de Prusa(hacia 40 d.C -120 d.C)  escribe  como si se dirigiera a Fidias en persona "Y en cuanto a los hombres, si uno estuviera completamente atribulado en su ánimo y soportara muchas desgracias y pesares en la vida sin haber gozado siquiera del dulce sueño, bien creo que si se encontrara frente a esta imagen olvidaría todos los horrores y dificultades que acontecen en la vida humana. Así has concebido y creado un espectáculo que sencillamente alivia el dolor y calma los ánimos y hace olvidar todos los males" El Zeus de Fidias se convirtió en lo que hoy definiríamos como una atracción turística o al menos eso se desprende de este diálogo que también tomo de la obra de Kai Brodersen que a su vez lo toma prestado al filósofo griego Epicteto de Hierápolis (55-135 d.C) que ya me diréis si no os parece una descripción de los turistas que hoy inundan las ciudades en busca de inmortalizar monumentos cuya historia y significado con frecuencia ignoran , regresando aún más vacíos que cuando iniciaron el viaje, mientras que no se presta atención a aquello que tenemos más cerca.

En este diálogo Epicteto se dirige a los visitantes del Templo de Zeus y su estatua con estas palabras "Viajáis hasta Olimpia para ver la obra de Fidias y todos y cada uno de vosotros consideráis que es una tragedia morir sin haberla visto. Y donde no hay necesidad de viajar , sino que ya estáis allí y os encontráis junto a las obras ¿no  deseáis contemplarlas y comprenderlas?" y los visitantes replican "Pero es que en la vida hay cosas desagradables y difíciles" a lo que Epicteto responde "¿Y no las hay en Olimpia?¿No os achicharráis de calor?¿No os sofocáis?¿No os agobia la multitud?¿No os aseáis malamente?¿No os mojáis cuando llueve?¿Es que queréis gozar del ruido, del griterío y demás molestias?" Buenas preguntas para hacerlas hoy a cualquiera de nosotros, pues casi todos hemos sido en algún momento turistas y hemos soportado todas esas molestias para contemplar obras que hoy, gracias a la tecnología podemos contemplar tranquilamente en la pantalla de nuestro ordenador, con explicaciones detalladas y perspectivas que nunca tendríamos en vivo, pero aún así se siguen formando largas filas ante los monumentos más celebres de nuestra época.Y digo el turismo y no viajar, que me parecen cosas muy diferentes y viajar es algo insustituible para el crecimiento de una persona, pues nos permite conocer otras formas de vivir y pensar, pero no así la contemplación de sus monumentos sin tener contacto con la gente del país, que es lo que suele suceder en los viajes organizados.




En 1766 se descubría el emplazamiento donde había estado el Templo de Zeus, pero habría que esperar hasta el año 1875 cuando el Instituto Arqueológico Alemán inició las excavaciones para sacar a la luz lo que quedaba del Templo y esto es lo que podéis ver en la fotografía , donde es difícil hacerse una idea de las verdaderas dimensiones del templo. con sus 28 metros de ancho y 64 metros de longitud, un templo que en el siglo V a. C era el más grande del Peloponeso y centro de peregrinación para muchos griegos atraídos por la fama del Zeus que albergaba en su interior. Hoy aquel esplendor es un recuerdo que incluso es complicado imaginar a la vista de las escasas ruinas que han llegado hasta nosotros. Los dioses murieron y con ellos desaparecieron de la historia los templos que en otro tiempo eran sagrados (imagen procedente de http://www.europaenfotos.com)   




También nos cuenta Pausanias como ya en el siglo I d. C , cuando Grecia se encuentra ya gobernada por Roma, el emperador Calígula (12-41 d.C) que en uno de sus delirios quiso trasladar la colosal estatua del dios a Roma para quitarle la cabeza y sustituirla por una representación de su propia cabeza "Calígula ordenó que se trajeran de Grecia las estatuas de los dioses más admiradas por su culto o por su arte, entre ellas la de Zeus de Olimpia, para , una vez descabezadas , ponerles la suya propia. En Olimpia la estatua de Zeus que había ordenado desarmar y enviar a Roma, emitió de repente tan gran carcajada que los obreros dejaron caer sus herramientas y echaron a correr" Fuera por la carcajada de Zeus o, más bien, por la dificultad de transportar una escultura de tan gran tamaño, la obra de Fidias siguió en su emplazamiento y así continuaría en los siglos sucesivos hasta que perdemos su pista en el siglo V , después de que en el 380, como ya vimos, el Edicto de Tesalónica estableciera al cristianismo como la única religión del Imperio y declaraba a todas las demás creencias herejías que podían ser perseguidas.  Zeus , como las demás deidades de los tiempos paganos, cayó en el olvido y de la creación de Fidias no quedó nada más que el recuerdo atrapado en las palabras de algunos autores

Tal vez ese sea el destino de todas las grandes obras del hombre, incluso de las más hermosas como el Zeus de Olimpia, como la propia memoria de los dioses, víctimas unos y otro  del tiempo y el olvido. No hay obra eterna porque nuestro propio planeta no lo es , por eso contemplemos la belleza mientras la tenemos a nuestro alcance, porque es efímera incluso aunque su existencia se prolongue durante siglos y milenios. El Zeus de Olimpia  nació en la época de mayor esplendor de la Cultura Clásica, el llamado Siglo de Pericles, y desapareció  cuando aquel mundo se hundía en las brumas de la historia. Así parecía despedirlo el historiador Filón de Bizancio,  el falso Filón, pues quién escribió estas palabras vivió mucho tiempo después que el verdadero, probablemente hacia el siglo V de nuestra era,   y con él despido a esta nueva Maravilla del Mundo Antiguo , añorando una belleza que nunca contemplaremos más que con los ojos de la imaginación "¡Salud, momento de Grecia que abundabas en adornos para los dioses como nadie más después de ti , que tenías un artista creador de inmortalidad como jamás produjo la vida ulterior, y que fuiste capaz de enseñar a los hombres el aspecto de los dioses tal cual uno que hubiera estado contigo no sería capaz de ver en otra parte. En efecto, hace tiempo que Fidias venció al Olimpo, tanto como la evidencia es mejor que la suposición, el conocimiento que la narración y la visión que la palabra."



Estos son los enlaces a los artículos que ya he dedicado a las Siete Maravillas del Mundo Antiguo

Templo de Artemisa en Éfeso : http://chrismielost.blogspot.com.es/2012/04/las-siete-maravillas-del-mundo-antiguo.html

Coloso de Rodas: http://chrismielost.blogspot.com.es/2012/05/las-siete-maravillas-del-mundo-antiguo.html


El Mentidero de Mielost en Facebook :
 https://www.facebook.com/ElMentideroDeMielost

Famosos