sábado, 12 de noviembre de 2011

MUJERES EN LA HISTORIA: JUANA DE ARCO, LA GUERRA DE LOS CIEN AÑOS Y LAS VOCES DE DIOS (SEGUNDA PARTE)

En la primera parte de esta historia recorrimos la historia del enfrentamiento entre Francia e Inglaterra desde el momento en que Inglaterra fue conquistada por los hombres dirigidos por el duque de Normandía ,y que a partir de entonces sería conocido como el nuevo rey de Inglaterra, Guillermo I el Conquistador(hacia 1027-1087), que fundaba una nueva dinastía y unía a sus tierras gobernadas en Francia el dominio de toda Inglaterra. Pero también nacía una situación extraña, pues como duque de Normandia ,Guillermo y los que le sucedieron eran vasallos del rey francés aunque tuvieran más poder y fueran más ricos que este  . En los dos siglos siguientes la tensión se mantuvo hasta que en el siglo XIV , estando en el trono Felipe VI de Valois(1293-1350) en Francia y Eduardo III (1312-1377) en Inglaterra, se iniciaba en 1337u n conflicto bélico que se enquistaría durante más de un siglo y que sería conocido como la Guerra de los Cien Años. Vimos como en un principio la iniciativa había correspondido a Inglaterra con sus aplastantes victorias en las batallas de Cresy en 1346 y de Poitiers en 1356, mientras Europa era golpeada por la epidemia de la Peste Negra que causó la muerte de unos 25 millones de personas y sumía al continente en una aguda crisis económica, demográfica y social .

Eran tiempos muy oscuros para Europa y más aún en Francia, que se había convertido en el perpetuo campo de batalla de una guerra que parecía interminable. Asistimos a una recuperación de Francia bajo el reinado de Carlos V , llamado el Sabio(1338-1380), pero después de su muerte y su sucesión por su hijo Carlos VI el Bienamado, que padecía un trastorno mental que se fue agravando a lo largo de su gobierno, los ingleses volvieron a retomar la iniciativa, sobre todo después de la épica victoria de Agincourt el 25 de octubre 1315, cuando las tropas del rey Enrique V(1387-1422), muy inferiores en número, infligieron una aplastante derrota a los franceses, capturando y dando muerte a la mayor parte de su nobleza. En 1420 se firmaba el Tratado de Troyes, por el que Francia reconocía como heredero de la corona al rey inglés Enrique V en caso de muerte de Carlos VI. Por esas burlas en las que en ocasiones parece entretenerse el destino, en el 1422 los dos monarcas morían con apenas dos meses de diferencia . El trono inglés pasaba a manos de Enrique VI, nacido en 1421 y por lo tanto apenas un bebé, y en Francia la corona correspondía al Delfín Carlos(1403-1461) , aunque Inglaterra no le iba a reconocer como monarca pues consideraban que era violar el Tratado de Troyes

Archivo:Maison J dArc.jpg
Esta es la casa donde vivía la familia de Juana de Arco, hija de Jacques Darc e Isabelle Romée. Eran campesinos y aunque no vivían en la pobreza Juana era ya el cuarto retoño del matrimonio,pues Juana tenía otros tres hermanos mayores, y alimentar a una familia tan amplia no era una tarea facil . No sabemos con certeza si nació en 1412 como se afirma en muchos libros de historia, donde incluso se da una fecha, el 6 de enero de 1412. Lo cierto es que la única referencia de la que disponemos para fechar su nacimiento son las propias palabras de Juana recogidas en las actas del juicio al que fue sometida en 1431. Al ser preguntada por su edad Juana respondió "Alrededor de diecinueve años, creo", pero ni ella misma lo sabía con seguridad. Si en realidad tenía 19 años en 1431 entonces habría nacido, en efecto, en 1412. En todo caso era una adolescente cuando Juana entra en la historia y comenzaba la juventud cuando halló la muerte  

La posición del Delfín era muy débil, con buena parte de Francia en manos de los ingleses, mientras que él tiene que buscar refugio en las pocas fortalezas que seguían en su poder como la de Chinon. Todo parecía indicar que no conseguiría ser coronado como Carlos VII, para lo que tenía que ir a Reims donde eran coronados los reyes franceses,  y tendría que ceder a las presiones inglesas aceptando a Enrique VI como rey de Inglaterra y Francia. El futuro de Europa estaba apunto de cambiar, con la creación de una superpotencia. Pero entonces sucedió lo que nadie podía pensar, la aparición en el escenario de este conflicto bélico protagonizado por hombres acostumbrados a la batalla y al derramamiento de sangre , al horror y la brutalidad del combate, de una fragil adolescente surgida de una aldea francesa y que respondía al nombre de Juana. Lo que sabemos de ella lo debemos sobre todo al relato que ,de su vida y de su propia voz, hizo durante el juicio al que fue sometida y que la llevaría a la hoguera y por ello sabemos que Juana había nacido en la aldea de Domrémy ,probablemente en el año 1412, pues durante su juicio en 1431 afirmó al preguntarle sobre su edad "Alrededor de diecinueve años, creo", aunque ella misma no estaba segura de este dato.Sobre su nombre Juana decía "dentro de mi pueblo se me llamaba Jehannette. En Francia, se me llamaba Jehanne desde mi llegada"

Sus padres fueron Jacques Darc e Isabelle Romée. Jacques era agricultor y aunque no eran pobres tampoco vivían con holgura , más teniendo en cuenta que ,con el nacimiento de Juana, la familia ya era amplia, pues Juana tenía tres hermanos mayores. Además los tiempos eran muy dificiles la guerra arrasaba los campos, los saqueos eran frecuentes y  siempre estaba presente la amenaza  de la hambruna.  Hemos visto como en 1422 morían los reyes Carlos VI de Francia(1368-1422) y Enrique V. En Francia Carlos VII era considerado el nuevo monarca por los franceses, pero no por los ingleses que , ateniéndose al Tratado de Troyes, afirmaban que la corona pertenecía al pequeño Enrique VI de sólo un año de edad. Mientras, en Domrémy, en la actual región de la Lorena , Juana iba creciendo demostrando un comportamiento al menos diferente al resto de chicas de su edad, preocupándose de llevar siempre el cabello corto como los chicos y demostrando una gran fe religiosa. Parece ser que su vida estaría dedicada a convertirse en costurera o hilandera, unos gremios apropiados para una chica como ella y donde podría llevar una vida mas o menos prospera.

Pero todo cambiaría  cuando Juana tenía trece años, es decir, hacia 1425, aunque en el juicio declararía que hacia siete años que le venía sucediendo , por lo que también podría ser 1424. Es entonces cuando, por primera vez , escucha unas voces procedentes de la iglesia del pueblo que en un principio la causaron temor . Juana describiría después que aquellas voces iban acompañadas por un gran resplandor . Al principio no era capaz de distinguir la imagen , aunque ya en la tercera ocasión creyó reconocer la figura de un ángel y finalmente identificaría a dos apariciones que eran , según Juana, santa Catalina de Alejandría y santa Margarita de Antioquía, las dos santas más veneradas en su época en Francia. Juana afirmaría "yo creo que esta voz me ha sido enviada de parte de Dios" y cada vez las escucharía con más frecuencia al tiempo que la incitaban a ayudar a Francia y al rey Carlos en la difícil situación en la que se encontraba  "Ella me decía que yo levantaría el asedio de Orleans".

Archivo:Jeanne d' Arc (Eugene Thirion).jpg
"Juana de Arco recibiendo el mensaje del arcángel Miguel" del pintor francés Eugene Thirion(1839-1910). Así contaba Juana este primer encuentro con las voces sobrenaturales que le acompañarían el resto de su vida, como una guia que le iba indicando el camino a seguir "A los trece años tuve una voz de Dios para ayudarme a gobernarme y la primera vez tuve gran miedo: vino al mediodía en verano, en el huerto de mi padre; era un día de ayuno : oí la voz a la derecha del lado de la iglesia. Vi al mismo tiempo una gran claridad; después de oír tres veces la misma voz , reconocí que era el arcángel Miguel; esta voz me ha guiado muy bien siempre y comprendo muy bien lo que me anuncia. Me decía tres o cuatro veces por semana que me era preciso partir y venir a Francia ; me repetía que haría levantar el sitio de Orleans"

Pronto los relatos sobre sus visiones convertirían a Juana en alguien popular no solo en Domrémy sino en toda la región. En aquella época de incertidumbre y desesperanza,además de intenso fervor religioso y superstición,  con Francia postrada ante su enemigo inglés y el pueblo sufriendo los rigores de la guerra, los mensajes sobrenaturales que parecía recibir Juana ofrecían una nueva esperanza porque sólo la ayuda de Dios podría ayudarles en aquellos tiempos oscuros. Así llegamos a mayo del año 1428 cuando, después de resistirse a las llamadas de santa Catalina y santa Margarita , Juana recibe la visita del arcángel San Miguel , que una vez más la insta a salir de la aldea y cumplir con su misión, liberar Francia y avisar al rey del gran peligro al que tenía que enfrentarse. Contra la voluntad de sus padres, Juana abandona Domrémy y se dirige a la ciudad de Vaucouleurs, donde se encontraba el representante del rey en la región, Robert Baudricourt. Cuando ante el sorprendido Robert se presentó aquella jovencita campesina mensajera del arcángel San Miguel,afirmando que tenía que ver al rey para comunicarle un importante mensaje secreto, Robert no dudó en enviarle de regreso a su casa , aconsejando a su familia que la diera un serio correctivo.

Mientras, el 12 de octubre de 1428 Orleans, una de las ciudades más importantes entonces de Francia, era sitiada por las tropas inglesas. Si caía Carlos se vería forzado casi con toda seguridad a someterse a los ingleses, pues apenas contaba ya con apoyos y su ejército estaba desmoralizado. En esos meses las voces que escucha Juana cada vez son más apremiantes, tiene que regresar a Vaucouleurs e insistir ante Robert Baudricourt y así lo hace en enero de 1429 y ,en esta ocasión, si la escuchó y le concedió lo que aquella joven vestida de hombre le pedía, una escolta que la acompañara hasta Chinon, la fortaleza donde se hallaba Carlos , para lo cual tenía que atravesar territorio dominado por los ingleses. Así, el 13 de febrero de 1429 Juana y su pequeña escolta de tres hombres abanderaron Vaucouleurs y se dirigieron hacia Chinon. Las últimas palabras de Baudricourt a Juana fueron "Ve, ve; que venga lo que tenga que venir" Baudricourt debía pensar que si aquella tozuda jovencita había logrado llegar hasta allí y conseguido hasta entonces todo lo que se proponía, quizás también podría despertar al rey del letargo y el fatalismo en el que parecía sumido.

JUANA DE ARCO DE 1999 (PARTE 1 Y 2)

A lo largo de este artículo iré intercalando , según progresamos en el relato, las partes correspondientes al relato de la serie "Juana de Arco" del año 1999, protagonizada por la actriz Leelee Sobieski(1983). Como no me ha permitido bajarlos al blog os adjunto los enlaces, sólo tenéis que pinchar sobre ellos para verlos
Parte 1 http://www.youtube.com/watch?v=FEDJVvOo2Dc&feature=related
Parte 2 :  http://www.youtube.com/watch?v=SJYJZJRVSOo&feature=related

Pero creo que es mejor que nos resuma todo esto la propia Juana, en uno de los fragmentos que se han conservado de su proceso " A los trece años tuve una voz de Dios para ayudarme a gobernarme y la primera vez tuve gran miedo: vino al mediodía en verano, en el huerto de mi padre; era un día de ayuno : oí la voz a la derecha del lado de la iglesia. Vi al mismo tiempo una gran claridad; después de oír tres veces la misma voz , reconocí que era el arcángel Miguel; esta voz me ha guiado muy bien siempre y comprendo muy bien lo que me anuncia. Me decía tres o cuatro veces por semana que me era preciso partir y venir a Francia ; me repetía que haría levantar el sitio de Orleans. En vano yo le respondía que no era más que una pobre muchacha que no sabía cabalgar ni conducir la guerra; la voz insistía de parte de Dios; tenía tal impaciencia de obedecerle que no podía permanecer donde estaba, y partí sin hablar de ello a mi padre, de miedo que los borgoñeses lo supiesen y pusiesen obstáculos a mi viaje. Un hermano de mi madre me llevó a Vaucouleurs y allí conocí a Robert de Baudricourt sin haberle jamás visto, tan sólo porque mis voces me decían que era él. Le declaré que yo estaba llamada por Dios para socorrer a  Francia y el rehusó creerme, y me rechazó dos veces; a la tercera me escuchó, como mis voces me habían predicho. El dicho Robert hizo jurar a los que debían conducirme que me llevarían bien y me dijo cuando le dejé "Ve, y suceda lo que quiera"

Imagen de la fortaleza de Chinon . En 1427 Carlos , que no tenía la dignidad de rey ya que no había sido coronado todavía en Reims, se había establecido con su pequeña corte en la fortaleza de Chinon,donde un año después reuniría los Estados Generales para reunir dinero para ayudar a la ciudad de Orleans, una de las pocas ciudades importantes en manos de los franceses y que estaba a punto de caer en manos de los ingleses . Sería en esta fortaleza donde se produciría el primer encuentro entre Juana de Arco y Carlos VII después de que Juana atravesara el territorio dominado por los ingleses con una pequeña escolta de tres hombres sin ningún percance, lo que ya fue interpretado por los ciudadanos de Chinon como un milagro. Cuando Juana entró en el Salón, Carlos se había despojado de todo signo que pudiera descubrir su condición de rey para comprobar si era verdad la afirmación de Juana de que era capaz de reconocerle sin haberle visto nunca. En efecto, entre los 400 nobles y caballeros allí reunidos Juana se dirigió sin dudar hacia Carlos y arrodillándose le dijo    "el rey de los cielos me envía para deciros que vos seréis consagrado y coronado en la ciudad de Reims y seréis el legado del Rey de los Cielos que es el rey de Francia".(imagen procedente de http://www.datuopinion/chinon )

Mientras, los ejércitos franceses habían sufrido una nueva derrota en la localidad de Harengs, en las cercanías de Orleans, en la conocida como "Batalla de los Arenques" en la que trataron de interceptar sin éxito un cargamento de toneles de arenque para alimentar a los soldados ingleses que sitiaban la ciudad francesa. En el combate habían caído más de quinientos franceses y la situación de Carlos era ya desesperada. Quizás el hecho de no tener nada que perder y la fama que ya precedía a Juana, que era adorada por el pueblo que la consideraba una enviada del cielo, hizo que aceptara recibirla en audiencia el 23 de febrero de 1429. Allí fue recibida por más de cuatrocientos nobles y militares, pero el Delfín había preparado una pequeña trampa y despojándose de cualquier distinción que le pudiera descubrir , se camufló entre el resto de nobles para probar a Juana, ya que esta afirmaba que era capaz de identificar al rey aunque nunca lo había visto. Y en esta sala entró aquella joven, con sus ropas masculinas, su pelo corto como el de un hombre y su fragilidad física , y no se sintió intimidada ante todos aquellos nobles que se señalaban unos a otros afirmando que eran el rey. Sin vacilar , se dirigió hacia donde estaba Carlos , se arrodilló ante él y dijo "Dios os dé una larga vida , noble rey", y cuando Carlos repuso que no lo era , Juana replicó "¡En el nombre de Dios , vos sois el rey, vos y ningún otro!"

JUANA DE ARCO DE 1999 (PARTE 3 ,4, 5 y 6)

Parte 3: http://www.youtube.com/watch?v=6KHnsbhjIlI&feature=related
Parte 4: http://www.youtube.com/watch?v=VCJ5pUrKuBs&feature=related
Después de esta escena Carlos accedió a hablar con la muchacha ,que le expuso su misión: liberar la ciudad de Orleans y luego llevaría a Carlos hasta la ciudad de Reims donde tradicionalmente se coronaba a todos los reyes de Francia, para que fuera coronado como el nuevo rey de Francia , como Carlos VII para lo cual sólo le pedía que le diera las fuerzas suficientes para llevar a cabo los designios de Dios. Carlos le pidió entonces una prueba de sus voces sobrenaturales, Juana se acercó al rey y le dijo algo al oído que le dejo conmocionado pero que le convenció de la veracidad de las palabras de Juana. Ordena que se lleve a Juana hasta Poitiers para que un tribunal inquisitorial determinara si era una hereje , una bruja o una enviada de Dios. Este tribunal determinaría que no había nada maligno en las voces de Juana y que ella era una pura y fervorosa creyente. La expedición militar de Juana a Orleans iba a ser aprobada.

En Chinon Juana había conocido a Gilles de Montmorency-Laval, barón de Rais, llamado Gilles de Rais(1404-1440) , uno de los hombres más ricos y poderosos de Francia , que había organizado su propio ejército y se había dirigido a Chinon para ponerse al servicio de Carlos en un último intento de salvar a la corona francesa. El escritor español Juan Antonio Cebrian(1965-2007) describe a Gilles de Rais con estas palabras "Luchaba con valor propio de héroes protagonistas en leyendas y romanceros populares. Sus compañeros aseguraban que un espíritu demoníaco le poseía cada vez que la sangre afloraba como consecuencia del combate. Sus hombres le seguían motivados , bien por el miedo que inspiraba su jefe, bien por el honor que suponía entrar en combate al lado de un campeón tan excepcional como era él.En numerosas ocasiones sus lugartenientes debían frenarle ante un ímpetu casi suicida. Para Gilles la muerte carecía de importancia ante la posibilidad de satisfacer su rabia interna" Aquel hombre indomable se convertiría en el auténtico paladín de Juana, confiaría en ella desde el mismo momento en que la conoció y amaría su luz y su pureza como si sólo ella pudiera iluminar la oscuridad que anidaba en el corazón de Gilles. Años después , muerta ya Juana saldrían a la luz los crímenes de Gilles, que sería condenado a muerte en 1440 después de reconocerse culpable de la violación, tortura y muerte de más de 200 niños y jóvenes entre los siete y los veinte años.

Archivo:Gillesderais1835.jpg
Gilles de Rais sería el más leal de los compañeros de Juana de Arco , a la que apoyaría con dinero, con hombres y con una lealtad absoluta , no dudando en arriesgar su vida para salvar la de ella. Cuando fue condenada a la hoguera trató de ir en su rescate pero no llegó a tiempo. No sabemos si ese fue el detonante que le haría perder el control sobre aquella locura que parecía albergar en su interior. Lo cierto es que apenas nueve años después era él quién era condenado a muerte por el asesinado de al menos, y se piensa que fueron muchos más, doscientos niños y jóvenes. Durante el juicio Gilles de Rais confesaría "Yo, Gilles de Rais, confieso que todo de lo que se me acusa es verdad. Es cierto que he cometido las más repugnantes ofensas contra muchos seres inocentes —niños y niñas— y que en el curso de muchos años he raptado o hecho raptar a un gran número de ellos —aún más vergonzosamente he de confesar que no recuerdo el número exacto— y que los he matado con mi propia mano o hecho que otros mataran, y que he cometido con ellos muchos crímenes y pecados" Sería recordado con el sobrenombre de Barbazul

Pero ahora Gilles encuentra reposo a sus negros pensamientos en  Juana, a la que admira y venera y luchará por ella sin desmayo. Y Juana también confían en él hasta el extremo de confiarle las cuatro profecías que se tenían que cumplir por su mano: la liberación de Orleans, la coronación de Carlos en Reims, la reconquista de París ocupada entonces por los ingleses y , por último, liberar al duque de Orleans preso en París y devolverle a sus posesiones. Antes de partir hacia Orleans Juana dejará escrito el siguiente vaticinio "Salvaré Orleans y obligaré a los ingleses a levantar el sitio, seré herida por asta en batalla previa, pero no moriré de eso, y el Rey será coronado en el transcurso del verano venidero en Reims" Y así abandonaba Chinon al frente de apenas 500 hombres para liberar Orleans, la primera de sus promesa. Allí llegaban el 29 de abril de 1429 . Quizás el entusiasmo de aquellos hombres que veían en Juana a la enviada de Dios les diera fuerzas suplementarias, pero consiguieron romper el asedio y entrar Orleans , que recibió a Juana como si se tratara de una santa. Juana envió un mensaje a los ingleses para que abandonaran el asedio si no querían ser masacrados, a lo que los ingleses respondieron con burlas.

Las voces aparecieron de nuevo, y la mañana del 4 de mayo de 1429 ordenaron a Juana que lanzara un ataque contra los ingleses. En los días siguientes se sucedieron los ataques de los franceses, siempre dirigidos en primera linea por Juana, que ,sin embargo, nunca mataría a nadie ya que se lo prohibia su profunda fe religiosa . Los ingleses centraban sus ataques contra aquella menuda figura que alentaba a las tropas francesas y el 7 de mayo una de las flechas atravesó la armadura de Juana y la hirió en el hombro quedando inerme en el campo de batalla. Sería Gilles de Rais quién arriesgaría su vida para salvarla y llevarla de regreso al territorio francés y él mismo, sin permitir que nadie más se acercara, le curaría la herida, se la vendaría y permaneció a su lado hasta que Juana despertó y nada más recuperar la consciencia arengó de nuevo a sus hombres para que no perdieran el tiempo y continuaran con los ataques. Atacaron por la noche, cuando los ingleses ya no lo esperaban pero en un principio fueron rechazados y a Juana la hirieron por segunda vez. Aún así alentó a Gilles "¡Ahora o nunca Gilles! Es el momento de atacar y vencer a los ingleses. Un último avance , mi capitán, un último avance" , a lo que su fiel y feroz capitán respondió "Adonde vos vayáis yo os seguiré". Gilles reunió a sus hombres y lanzó un furioso ataque contra los ingleses y contra todo pronóstico les superaron , causando más de 500 bajas entre muertos, heridos y prisioneros.

Mapa de Francia en el año 1429. En tono gris oscuro aparece el territorio bajo la autoridad del rey francés Carlos VII, en color naranja los territorios pertenecientes al rey niño inglés Enrique VI y en color amarillo los que se hallaban gobernados por el duque de Borgoña Felipe el Bueno. Aunque parezca que por el territorio que poseía la posición de Carlos era mejor, no era así porque  las ciudades más importantes estaban en manos de los ingleses, incluida la capital, París. Vemos como justo en la frontera entre los dos territorios se hallaba Orleans, la plaza más importante en manos de los franceses y que estaba a punto de caer cuando Juana llegó allí para romper el asedio. Su victoria y la posterior batalla de Patay el 18 de junio de 1429, en la que los franceses dirigidos por Juana , muy inferiores en número, aplastarían a los ingleses, dieron un giro inesperado en favor de Francia a la Guerra de los Cien años (imagen procedente de http://www.hobbymex.com )

En apenas ocho días Juana había liberado a Orleans de ocho meses de asedio. Durante los días siguientes el ejército francés , siembre bajo la dirección de Juana, limpió de ingleses toda la región , a pesar de no recibir ni hombres ni dinero por parte de Carlos. Sólo la riqueza de Gilles de Rais mantenía unido aquel ejército que hacia retroceder sin cesar a los ingleses y el 18 de junio de 1429 infligian una nueva derrota a los ingleses causándoles más de 2500 bajas en la Batalla de Patay, una de las más importantes de la Guerra de los Cien Años. Ha sido llamada el Agincourt francés porque frente a 5000 ingleses los franceses disponían de 1500 hombres, pero frente a las 2500 bajas inglesas los franceses apenas tuvieron un centenar y, lo que era más importante, despejaba el camino hacia Reims, para que allí fuera coronado Carlos como nuevo rey de Francia, solo se interponía en el camino la pequeña ciudad de Troyes. Los nobles aconsejaban a Carlos que antes de Reims se dirigieran hacia Normandia para expulsar a los ingleses hacia Inglaterra, pero las voces de Juana le decían que tenía que ir a Reims a ser coronado y, para ello, había que vencer la resistencia de Troyes.


JUANA DE ARCO DE 1999 (PARTE 7 ,8,9 y 10)

Parte 7: http://www.youtube.com/watch?v=2DnrGj8dO1A&feature=related
Parte 8: http://www.youtube.com/watch?v=TKAfUr7fI1k&feature=related
Parte 9: http://www.youtube.com/watch?v=5OpINYCowtA&feature=related
Parte 10: http://www.youtube.com/watch?v=GnHGodxlNQA&feature=related


Como años después recordaría el rey "Noble Delfín —dijo ella—, ordena a tu gente que vaya y ponga en asedio el pueblo de Troyes, y no perdáis más tiempo en tales largos consejos. En nombre de Dios, antes de que hayan pasado tres días, yo os llevaré hacia el interior del pueblo, de buenas maneras o por la fuerza, y dejaremos atónitos de gran manera a los falsos borgoñones." Y así fue, Troyes se rindió sin combatir y el siguiente paso fue Reims, que también fue recuperada sin derramamiento de sangre. El 17 de julio de 1429 el Delfín era coronado como nuevo rey de Francia con el nombre de Carlos VII . Vuelvo a las palabras de Juan Antonio Cebrian sobre este acontecimiento decisivo en la historia de la Guerra de los Cien Años y de la Historia de Francia

"Juana entró con gran solemnidad en la catedral enarbolando su estandarte de guerra. En silencio se situó de pie en un lado del altar , junto al atril que se dedicaba a la lectura del Evangelio. La emoción del momento provocó en ella incontenibles lágrimas. Al poco, llegó el delfín Carlos, escoltado por los nobles más importantes de su causa. La ceremonia fue esplendorosa, encontrando su punto culminante cuando la guardia de honor, donde estaba Gilles de Rais, levantaron con marcialidad y firmeza el palio bajo el que se puso el heredero de la corona. A lomos de sus caballos, estos hombres subieron con destreza las gradas de la catedral hasta que el delfín se introdujo en aquella estancia sagrada. Los doce pares de Francia, como símbolo de la nación que estaba a punto de recibir un rey, rodearon a Carlos formando un círculo y, extendiendo sus manos hacia él , contemplando como la corona quedaba depositada en su testa"

Juana presenciando la coronación de Carlos VII como nuevo rey de Francia. Con esto cumplía la parte más importante de su misión, después d haber logrado liberar Orleans y derrotar a los franceses en la batalla de Patay. Era el momento cúspide en la corta carrera militar de Juana. A partir de este momento Carlos trataría de apartarla de la lucha porque no quería que las decisiones de su gobierno se vieran supeditadas a las voces de la joven y además recelaba de ella por la adoración que el pueblo francés sentía por su heroína. Juana se había convertido en un símbolo. Siempre iba vestida de hombre pues decía que se lo había ordenado Dios "Todo lo que yo hago es por orden de Nuestro Señor. Si él me ordenara tomar otro hábito yo lo tomaría, porque sería por orden de Dios" afirmaba. Uno de los hombres que la conoció en Vaucouleurs, Jean de Metz, que la acompañaría en todas sus batallas, diría sobre la forma de vestir de Juana "Cuando Jehannette estaba en Vaucouleurs, la vi vestida con un vestido rojo, pobre y gastado.Le pregunté si quería hacer el viaje vestida como iba, y ella me respondió muy enérgicamente que quería ponerse ropa de hombre. Entonces le di el traje y el equipamiento de uno de mis hombres. Después, los habitantes de Vaucouleurs, tenían un traje de hombre hecho para ella, con todos los requisitos necesarios" Imagen procedente de http://wwwmileschristi.blogspot.com )   

Juana ya había cumplido su segunda promesa. La siguiente sería la liberación de París, pero para ello ya no podría contar con la compañía de Gilles de Rais, su fiel capitán, que fue nombrado mariscal de Francia y tenía que quedarse junto al monarca. Además, Carlos ya no necesitaba a Juana, había sido coronado y ahora no podía hacer depender su reinado de las visiones de una campesina. Sin embargo, debido a su popularidad, tampoco podía apartarla  por lo que se limitó a autorizar que Juana siguiera con su campaña pero sin prestarle apoyo ni económico ni de hombres. Por eso, cuando Juana llegó frente a las murallas de París sería derrotada y la propia Juana resultaría herida. En el invierno de 1429, cuando las operaciones militares se detuvieron , Carlos VII concedió un titulo nobiliario a Juana y a su familia como recompensa por los servicios que le habían prestado y trató de convencer a Juana para que abandonara las campañas militares  pero ella quería cumplir la promesa de las voces de tomar París. Sin embargo, según ella diría después, las voces le anunciaron que sería hecha prisionera por las tropas enemigas antes del 24 de junio, fecha de San Juan Bautista.

Archivo:Blason Jeanne-d-Arc.svg
El escudo de armas que Carlos VII le concedió a Juana de Arco y a su familia como un premio por los servicios prestados, aunque no es aceptado por todos los historiadores afirmando algunos de ellos que nunca recibió titulo nobiliario alguno . El apellido de la familia habría pasado a ser  Du Lys, pero sin embargo, durante el juicio, a Juana nunca se la llama Juana du Lys, sino que la nombran como la Doncela (la Poucelle en francés). El ennoblecimiento de Juana sigue aún hoy siendo un misterio, como otros aspectos de su vida

El 23 de mayo Juana entraba en la ciudad de Compiégne, asediada entonces por los borgoñones, enemigos del rey de Francia y aliados circunstanciales de los ingleses  , y rechazó dos ataques de estos dirigidos por Juan de Luxemburgo pero ,después de recibir refuerzos ingleses, reanudaron el ataque. Juana había salido con sus hombres a hacerles frente pero al ver que habían sido reforzados por mas hombres dio la orden de regresar a ponerse al abrigo de las murallas. Pero por un error, antes de que Juana entrara en la fortaleza el puente levadizo se izó y ella quedó atrapada, junto con un reducido grupo de hombres, entre la muralla y sus enemigos. No había defensa posible y , aunque trató de resistirse fue hecha prisionera. Ahora se abría un dilema ¿que harían con ella? Como militar sólo se la podía tratar como correspondía al código de la caballería y el honor militar, pues su valentía y heroísmo la hacían digna de un trato honroso, pero se les ofrecía la posibilidad a sus enemigos de desacreditar su figura juzgándola por brujería y herejía, humillándola y , con ello, acabando con un símbolo para los franceses que, sin duda , socavaria su moral y podría dar la vuelta a la guerra.

JUANA DE ARCO DE 1999 (PARTE 11,12, 13 y 14)

Parte 11:  http://www.youtube.com/watch?v=h7TVToRVFOg&feature=related
Parte 12: http://www.youtube.com/watch?v=wY4ztyJLlAM&feature=related
Parte 13: http://www.youtube.com/watch?v=xh_UkunevSc&feature=fvwrel
Parte 14: http://www.youtube.com/watch?v=8o7BLhaQCpc&feature=fvwrel

Esta segunda opción es la que se impondría , pero los meses siguientes serían muy intensos para Juana. Se entrevistó con el propio Duque de Borgoña, Felipe el Bueno (1396-1467), aliado de los ingleses, y que era ahora quién tenía el poder de decisión sobre el destino de Juana junto con el duque Juan de Luxemburgo. Juana realizó un intento de fuga que fue abortado y ,mientras, los ingleses enviaban escritos al duque de Borgoña para que les entregara a la prisionera. En verano fue trasladada al castillo de Beaurevoir donde permaneció en compañía de la familia del duque de Luxemburgo, su madre Jehanne de Luxemburgo, su esposa Jehanne de Bethune y la hijastra Jehanne de Bar, curiosamente todas ellas Juana de nombre. Esta fue la época más tranquila y pacífica de su cautiverio, aunque se resistió a los intentos de sus anfitrionas para que volviera a vestirse de mujer. Parece que la mujer del duque, Jehanne de Bethune, trató de convencer a su marido para que no entregara a Juana a los ingleses, pero por desgracia para la heroína francesa Jehanne moría el 18 de septiembre, dejándola sin su principal valedora.

Felipe III el Bueno, duque de Borgoña, aliado de los ingleses aunque fuera circunstancialmente, pues con posterioridad cambiaría de bando y se aliaría con el rey francés. Se entrevistó con Juana poco después de ser capturada pero no nos han llegado ningún relato sobre el contenido de la conversación, Si él o el duque Juan de Luxemburgo hubieran querido , podrían haberla entregado a Francia, pero decidieron retenerla esperando la mejor oferta por Juana, como si fuera una subasta. Los que más pujaron por la Doncella de Orleans fueron los ingleses. En cuanto a Carlos VII no sabemos si tuvo intención de ofrecer dinero, de tratar de rescatarla o simplemente se desentendió de la suerte de Juana, considerando que así se libraba de aquella joven que se había convertido en un enojoso problema para él. Juana se había quedado sin apoyos y sus amigos, como Gilles de Rais, poco podían hacer por ayudarla. Durante un tiempo la esposa del duque Juan de Luxemburgo logró evitar que su marido aceptase la oferta inglesa pero su muerte en septiembre de 1430 hizo que la suerte de Juana estuviera echada   

En ese momento Juana protagoniza un nuevo intento de fuga saltando desde lo alto de la torre donde estaba cautiva. Al impactar con el suelo pierde la consciencia pero , a pesar del golpe terrible que sufrió, no se rompió ningún hueso y después de varios días sin comer ni beber finalmente se recuperó. Por fin, en noviembre de 1430 se consuma la venta de Juana a los ingleses y el duque de Luxembrugo recibe a cambio 10.000 monedas . Juana es trasladada primero a Arras y de allí al lugar donde iba a ser juzgada, Rouan. No sabemos si Carlos VII trató en algún momento de pujar en esta especie de subasta por la vida de Juana, si intentó salvarla ofreciendo más dinero , ni tampoco si Juan de Luxemburgo habría estado dispuesto a vendérsela a los franceses que eran sus enemigos. Son muchos los historiadores que afirman que el rey francés la abandonó a su suerte, y lo cierto es que los acontecimientos parecen confirmar esta suposición, pero quizás lo intentó y no nos han llegado las pruebas de ello.

Archivo:Tour Jeanne D'Arc10.jpg
La conocida como Torre de Juana de Arco donde permaneció cautiva durante sus últimos meses mientras se desarrollaba el juicio que la llevaría a la hoguera y que la convertiría en leyenda y heroína de Francia, justo lo contrario de lo que pretendían sus enemigos, los ingleses. Durante ese tiempo fue amenaza con la tortura, aunque nunca se la llegaron a aplicar, se le negó ser atendida por mujeres y estuvo rodeada siempre por soldados que en varias ocasiones estuvieron a punto de forzarla, aunque conservó su virginidad hasta el final. La celda de Juana apenas estaba iluminada por las estrechas ventanas que podemos ver en la imagen. Durante el mes de abril parece que Juana habría tratado de suicidarse comiendo alimentos en mal estado para envenenarse, pero aunque estuvo muy enferma finalmente se recuperó y el juicio prosiguió en mayo 

Lo cierto de todo esto es que Juana ya estaba en Rouan donde fue encerrada en una torre que hoy es conocida como Torre de Juana de Arco. Esposada, privada de compañía femenina aunque la solicitó , en una celda oscura, con apenas una pequeña abertura en la pared y otra pequeña estancia como letrina. Mientras, se preparaba el juicio por brujería y blasfemia, con un tribunal donde, como se demostraría más tarde, sus miembros estaban comprados por los ingleses. Juana nunca tuvo una oportunidad y había sido declarada culpable antes de ser sometida al juicio.Un juicio que comenzó el 9 de enero después de que pasara a manos de la Inquisición la dirección del misnm, aunque Juana no comparecería delante de sus jueces hasta el 21 de febrero, tiempo en el cual se comprobó que Juana seguía siendo virgen a pesar de haber sufrido varios intentos de violación. Durante el juicio Juana demostraría una gran inteligencia, desarmando una y otra vez los argumentos de los jueces con sus respuestas . Después de superar una enfermedad que la lleva al borde de la muerte , quizás en un intento de suicidio ,  el juicio se reanuda en el mes de mayo.

Ante los intentos de humillarla Juana se mantuvo firme hasta casi el final del proceso, cuando con engaños y falsas promesas lograron que firmara una abjuración. Cuando a finales de mayo Juan de Luxemburgo, el mismo que la había capturado y vendido a los ingleses, se ofreció a comprar su libertad si no volvía a luchar contra los ingleses y los borgoñones Juana respondió " Sé que estos ingleses me quieren muerta, porque creen que después de mi muerte se harán con el reino de Francia. Pero antes había 100.000  ingleses más de los que hay ahora presentes, los cuales no podrán conseguir ahora el Reino" (imagen procedente de http://arquehistoria.com )

Le leen los cargos y tratan de que responda a ellos y se declare culpable, el 9 de mayo la llevan incluso a la sala de torturas para asustarla con la exhibición de las maquinas para torturar, pero Juana responde  "verdaderamente, si vosotros me arrancaseis extremidad por extremidad y separaseis mi alma de mi cuerpo yo no os diría nada. Y si dijera alguna cosa, después declararía que me lo hicisteis decir a la fuerza". Los jueces deciden no torturarla, pero el juicio se estanca y los ingleses pierden la paciencia y se descubren como los verdaderos interesados en la muerte de Juana . El duque Juan de Luxemburgo, quien la había vendido a los ingleses, se ofrecía ahora a pagar su rescate y salvarla si prometía no volver a luchar contra ingleses y borgoñones, a lo que Juana respondió indomable  "Sé que estos ingleses me quieren muerta, porque creen que después de mi muerte se harán con el reino de Francia. Pero antes había 100.000 ingleses más de los que hay ahora presentes, los cuales no podrán conseguir ahora el Reino"

Archivo:Jehanne signature.jpg
Esta es la firma de Juana de Arco, Johanne en francés . Cuando el jefe del tribunal, el inquisidor Pierre de Cauchon la presionó para que reconociera sus supuestos errores de fe para vencer la resistencia de la joven  y la amenazaron con una condena a muerte en la hoguera  "si yo estuviera en el fuego, incluso seguiría sin decir nada más, y querría mantener todo lo que he dicho en el proceso hasta la muerte. No tengo nada más que decir" Antes, al ser preguntada sobre si tenía algo que decir sobre los cargos de herejía y blasfemia de los que era acusada  respondió "Yo me atengo a Dios, mi Creador, de todo; yo lo quiero de todo corazón.Yo me atengo a mi juez, Él: Él es el Rey del Cielo y de la Tierra".

A estas alturas del juicio sus jueces trataban no de mandarla a la hoguera sino de que Juana reconociera sus errores religiosos y que sus voces no venían de Dios sino del diablo. Así lograrían destruir el símbolo en que se había convertido. Juana estaba agotada, enferma y en pésimas condiciones tanto físicas como psíquicas y sólo así consiguieron que firmaba un documento de abjuración, lo que le permitía salvar su vida, aunque lo más probable es que en aquel momento no fuera consciente de lo que estaba firmando. Pero los ingleses querían más, no estaban contentos con la abjuración y querían la muerte de Juana. Esta fue llevada de nuevo a las mazmorras incumpliendo las promesas hechas a Juana de suavizar las condiciones de su cautiverio. La quitaron la ropa de mujer que se había puesto antes de la abjuración y la dejaron desnuda y junto a ella la ropa de hombre, por lo que no tuvo más remedio que ponérsela. Al día siguiente vinieron los jueces y le dijeron que por qué se había puesto de nuevo aquella ropa que no la correspondía , la insultaron , la llamaron bruja y ramera  y consideraron que había recaído en la herejía.

JUANA DE ARCO DE 1999 (PARTE 15,16,17,18 ,19)

Parte 15: http://www.youtube.com/watch?v=_MGssf2lBA8&feature=related
Parte 16: http://www.youtube.com/watch?v=8CNAajVV_90&feature=related
Parte 17: http://www.youtube.com/watch?v=qKeU9gfo_5U&feature=related
Parte 18: http://www.youtube.com/watch?v=zjIbJWw6DeU&feature=related
Parte 19: http://www.youtube.com/watch?v=-dx98CwHWSk&feature=related


Así, el 23 de mayo de 1431 Juana era sentenciada por 42 jueces por reincidente y condenada a morir en la hoguera acusada de herejía, apostasía e idolatría. Después de entregarla, como era habitual, al brazo seglar, la sentencia fue ratificada y se fijó como día de la ejecución el 30 de mayo de 1431. Así lo relata el testimonio del  fraile Isambert de la Pierre, que había formado parte del juicio como testigo de la acusación, pero que luego no pudo sino rendirse a la integridad y valor de Juana

"Dice y declara que después que ella hubo renunciado y abjurado y vuelto a tomar vestidos de hombre, él y otros estuvieron presentes cuando Juana se excusaba por haberse vestido de hombre diciendo y afirmando públicamente que los ingleses le habían hecho o hecho hacer en la prisión muchos entuertos y violencias cuando ella estaba vestida de mujer. Y la vio llorando, el rostro lleno de lágrimas, desfigurada y ultrajada de tal manera que el que habla tuvo piedad y compasión. Declara el que habla que, después de su confesión y recepción del sacramento del altar , se dio la sentencia contra ella y fue declarada herética y excomulgada. Dice y declara haber visto y claramente percibido a causa de haber estado siempre presente asistiendo a todas las conclusiones del proceso, que el juez secular no la ha condenado a muerte ni a consunción por el fuego, aunque haya comparecido y se haya encontrado en el mismo lugar en que fue prendida y abandonada a la justicia secular. De todos modos , sin juicio ni conclusión del dicho juez fue entregada al verdugo y quemada, aunque se ordenó al verdugo simplemente sin otra sentencia "Cumple con tu deber"

Representación de la muerte de Juana de Arco en la hoguera aquel 30 de mayo de 1431. En la imagen podemos ver al inquisidor Pierre de Cauchon sosteniendo la cruz, pues Juana quería tenerla a la altura de los ojos mientras las llamas lamían su cuerpo . Cauchon , unos momentos antes había dicho "Como miembro podrido, te hemos desestimado y lanzado de la unidad de la Iglesia y te hemos declarado a la justicia secular " En la plaza se habían reunido más de 10.000 personas y 1000 soldados ingleses. En la parte superior llevaba un papel donde se podía leer las acusaciones por las que era condenada a la hoguera  "hereje, reincidente, apóstata, idólatra". Al borde de la muerte aun tuvo tiempo de susurrar en varias ocasiones "Jesús" antes de callar para siempre. Todos los presentes quedaron conmovidos por la inmensa fe y el valor de aquella muchacha. Tuvo mucha razón el secretario del rey inglés John Tressar cuando dijo "Estamos todos perdidos, porque ha sido quemada una buena y santa persona" (imagen procedente de http://linchamientos.blogspot.com )

Interrumpo aquí las palabras del fraile para deciros que en aquel día del 30 de mayo de 1431 aquella joven de apenas 19 años caminó esposada ante la mirada de más de diez mil personas y mil soldados ingleses . El obispo de Beauvai, Pierre Cauchon, pronunció en voz alta "Como miembro podrido, te hemos desestimado y lanzado de la unidad de la Iglesia y te hemos declarado a la justicia secular" Uno de los hombres que tenía que prender fuego a la pira se impacientó y exclamó "¡Sacerdote! ¿Nos dejarás acabar el trabajo antes de la hora de la cena?" Juana pidió que pusieran una cruz a la altura de su mirada mientras comenzaba a arder la pira y así lo hizo Pierre Cauchon. Antes de morir , Juana aún pudo pronunciar varias veces "Jesús". Pero volvamos de nuevo a las palabras del fraile Isambert de la Pierre "Declara el que habla que dicha Juana tuvo al fin tan grande contricción y bello arrepentimiento que era una cosa admirable , diciendo palabras tan devotas , piadosas y católicas, que cuantos la contemplaban en gran multitud , lloraban ardientes lágrimas , tal que el cardenal de Inglaterra y otros muchos ingleses no pudieron evitar llorar y tenerle compasión

JUANA DE ARCO DE 1999 (PARTE 20 y final)

Es la última parte de la serie, donde Juana de Arco es quemada en la hoguera

Parte 20: http://www.youtube.com/watch?v=KArPv_GQSPs&feature=related


Dice además que la piadosa mujer le pidió, requirió y suplicó humildemente, puesto que estaba cerca de ella en el instante de su muerte, que fuese a la iglesia vecina y le trajese la cruz para tenerla alzada , ante sus ojos hasta el trance de su muerte, al fin de que la cruz de la que Dios pendió estuviese continuamente ante su vista. Dice además que estando ya envuelta en la llama, nunca cesó hasta el fin de confesar en alta voz el santo nombre de Jesús, implorando e invocando sin cesar la ayuda de los santos y las santas del Paraíso, y lo que aún es más, al rendir su espíritu inclinando la cabeza, profirió el nombre de Jesús en señal de que ella era ferviente en la fe de Dios"

Los ingleses, que trataron de destruir el símbolo en el que se había convertido Juana de Arco , lograron justo lo contrario. La convirtieron en leyenda y firmaron su derrota en la Guerra de los Cien Años. En 1456 la Santa Sede ordenaría la revisión del juicio en el que se había declarado culpable a Juana y fue declarado  nulo y la imagen de Juana rehabilitada. Desde entonces el pueblo la consideraría como una santa, pero sería en 1909 cuando fue beatificada y once años después canonizada , convirtiéndose en Santa Juana de Arco. Aquí termina la historia de aquella joven campesina, una historia que empezó en el jardín de su padre, cuando escuchó una voz. Muchos enigmas rodean su vida, no sabemos la procedencia de aquellas voces que decía oír, algún tipo de alucinación, una enfermedad psicológica o eran realmente de origen sobrenatural. Es imposible saberlo , lo que si sabemos es lo que hizo en su vida, algo que hoy casi nos parece imposible (imagen procedente de http://www.corazones.org )

John Tressart, secretario del rey de Inglaterra, presente en la ejecución, exclamó "Estamos todos perdidos, porque ha sido quemada una buena y santa persona" y el propio verdugo afirmó haber quemado a una santa. Gilles de Rais, el gran amigo y leal servidor de Juana, llegaría con sus hombres en un intento desesperado por lograr su liberación, pero ya era demasiado tarde y sólo pudo contemplar el lugar donde había sido quemada. Juana de Arco , la Doncella de Orleans, había muerto, pero un símbolo había nacido, un símbolo que ninguna llama podría extinguir y que llevaría a la victoria definitiva de Francia en la Guerra de los Cien Años. En 1455 se inició un proceso de rehabilitación impulsado por la Santa Sede y se declaró ilegal el juicio anterior , reprochando su actitud tanto a la Iglesia de Francia como al rey Carlos VII. En 1909 Juana fue beatificada y en 1920 sería canonizada, convirtiéndose en Santa Juana de Arco. Y así termina la historia de Juana de Arco pero no el enigma que rodeó su vida, el hecho inexplicable de que una adolescente cambiar el curso de la historia y llevará a una nación derrotada a la victoria final. Quizás nunca sepamos que escuchó Juana, pero si conocemos su vida, una vida que desde su origen humilde se convertiría en el símbolo de una nación.

DOCUMENTAL BIOGRÁFICO SOBRE LA VIDA DE JUANA DE ARCO

Si queréis completar la historia de Juana de Arco os adjunto este documental muy detallado sobre su vida


Famosos