sábado, 12 de febrero de 2011

VALOR DE LEY: LOS HERMANOS COEN REVIVEN EL VIEJO OESTE

"El malvado huye sin que nadie lo persiga", Proverbios 28 versículo 1. Con esta cita bíblica comienza la última gran película de los hermanos Joel y Etan Coen, "Valor de ley", con diez nominaciones al Oscar de la Academia de Hollywood e inspirada en la película del mismo título que uno de los grandes directores del cine de aventuras de todos los tiempos, Henry Hathaway, rodó en 1969 con John Wayne, el hombre del Oeste por excelencia, cuya imagen siempre aparece asociada en nuestra memoria al de aquel hombre que iba armado con un rifle  que en sus manos parecía una pistola, caminando con su inconfundible forma de andar, su inseparable sombrero  y su rostro de hombre noble e integro , encarnando en su persona toda la mitología que rodea la epopeya del Oeste norteamericano.

La historia es muy sencilla , sólo os contaré el inicio porque todo lo demás hay que verlo y sentirlo, porque es una película para sentirla, para experimentar la dureza, el dolor, la brutalidad del Oeste, pero también para respirar la libertad, la aventura y la vitalidad de un mundo donde todavía había espacio para el hombre sin leyes ni reglas que le atasen , un mundo tan cruel como hermoso, tan hermoso como sólo puede serlo la naturaleza cuando aún no ha sido domeñada por el hombre .    

La protagonista es una niña , aunque habría que decir más bien mujer por su carácter, de 14 años llamada Mattie Ross, personaje interpretado por una magnífica Hailee Steinfeld a la que he visto por vez primera, que viaja desde la ciudad hasta el pueblo donde ha sido asesinado su padre. El asesino ha huido, por ello la cita que encabezaba el artículo, y Mattie Ross, pese a su corta edad, no va a permitir que escape al castigo que se merece. Ya os adelanto que es posible que os llegue a resultar odioso su personaje pero también termina por conquistarte.

TRAILER DE " VALOR DE LEY" DE LOS HERMANOS JOEL Y ETAN COEN



Para perseguir al asesino, llamado Tom Cheney, al que encarna Josh Brolin, la pequeña Mattie busca la ayuda de un veterano y ebrio alguacil con un parche en el ojo, Rooster Cogburn, un Jeff Bridges en uno de sus mejores momentos que lleva a cabo una interpretación conmovedora de este hombre duro, rudo, brusco, un hombre de frontera, criado en una tierra donde la debilidad no está permitida y sólo los más fuertes pueden salir adelante,un hombre de los de disparar primero y preguntar después,  pero también un hombre que esconde un buen corazón. Y un tercer personaje se unirá a la búsqueda del asesino, un presuntuoso ranger de Tejas, con unas enormes espuelas que descubren con su sonido metálico sus pasos a gran distancia, llamado La Boeuf, papel interpretado por Matt Damon, quién tendrá frecuentes enfrentamientos con Cogburn, en los que aprovecha cualquier oportunidad para burlarse del viejo alguacil. 

En la película asistiremos a todas esas imagenes que desde nuestra infancia tenemos unidas a las películas del Oeste. Los tiroteos, las persecuciones a caballo, las cenas a la luz de la hoguera y un bello cielo estrellado sobre sus cabezas, las llanuras de horizontes infinitos, los paisajes monumentales que hacen aún más aguda la sensación de soledad y pequeñez del ser humano , la crueldad de los hombres de frontera, la estrechez de miras de la gente de los pueblos, la impresión de un mundo donde la vida era dura pero también podía ser muy hermosa, quizás uno de los últimos lugares donde el hombre aún se ha podido sentir libre en un mundo nuevo.

Valor de Ley, la nueva  gran película de los hermanos Coen , que aspira a diez Oscar y recupera para el cine el sabor de los viejos Westerns , de la aventura en las zonas fronterizas, donde la crueldad es la norma, donde la ley la dicta el revolver y tu vida depende de tu valor  
Un vaquero de un Oeste ya crepuscular, que además era de raza negra,  llamado Nat Love aunque fue más conocido como "Deadwood Dick", escribió un libro de memorias de sus andanzas como vaquero titulado "Vida y aventuras de Nat Love", y en él nos transmite ese espíritu que impregnaba a aquellos hombres, que amaban aquellas tierras más que a su propia vida:

 "Se supone que el vaquero no sabe lo que significa el miedo y les aseguro que son pocos los que saben el significado de esa palabra. Montando en mi caballo favorito , mi larga reata en la mano, mi pistola en mi cinturón y las grandes llanuras que se extendían por millas y millas, de las que cada rincón me era familiar, sentía en ese momento que podía desafiar al mundo"

Así se sentían los hombres de frontera , dueños de un mundo virgen y salvaje, donde la vida podías perderla en cada rincón del camino y por eso mismo la saboreaban con mayor intensidad. No quiero caer en la idealización de aquel mundo brutal, donde tantos hombres y mujeres sufrieron la violencia de hombres despiadados y crueles, pero creo que el ser humano necesita la aventura, necesita abrir nuevos caminos para buscar otros lugares, otros horizontes, nuevas fronteras hacia las que expandirse, la emoción de no saber que te esperará en el siguiente recodo del camino , de sentir que eres el primero en bañarte en un río perdido de montaña , de continuar hacia delante sabiendo que dejas todo lo conocido detrás y que lo desconocido te espera y cada nuevo amanecer es el anuncio de que todo, una vez más, puede suceder. A todo lo que tenemos miedo en nuestra reglamentada y previsible sociedad, la incertidumbre, la inseguridad, el peligro, todo ello es lo que da intensidad y brillo a la vida de aquellos hombres, hombres como Rooster Cogburn.

TEMA PRINCIPAL DE VALOR DE LEY

Como en todas las películas de los hermanos Coen, la banda sonora de Valor de Ley juega un papel decisivo apoyando la fuerza emotiva de sus imágenes . Este es el tema principal "Leaning on the everlasting arms", un espiritual de la Iglesia Metodista




Este espíritu indómito,violento y lleno de vida  penetra cada uno de los fotogramas de "Valor de ley", y el mejor elogio que la puedo dedicar es que, al terminar la proyección y salir a la calle, te dan ganas de montarte en un caballo y partir al galope hacia los lejanos valles y praderas donde pastan enormes manadas de búfalos y donde partidas de indios se dibujan en los perfiles de las Montañas Rocosas. Y aunque las historias del Oeste puedan parecer simples a primera vista, películas de buenos y malos, de asesinos y justicieros, los personajes de la película de los hermanos Coen  no son héroes de una pieza, son seres humanos con muchos defectos, pero también capaces de esa amistad incondicional que sólo es posible entre personas que poseen un corazón noble y generoso.

En definitiva, si queréis volver a sentir la emoción que de niños nos producían aquellas películas de vaqueros que llenaban nuestras tardes de los sábados, si queréis sentir el galope de un caballo, la tensión de un tiroteo, la mirada indescifrable del alguacil Rooster Cogburn, si queréis reír con las desventuras de esta extraña unión de dos hombres duros y una niña a la caza de un fugitivo de pocas luces, si queréis vibrar con el placer de la aventura y compartir su amor por la vida , esta es la película.

Ser un hombre libre, no preocuparte por nada más en el mundo que "por tu caballo y tu pistola" como dejó escrito Deadwood Dick, el cielo como techo, las praderas y las montañas como hogar, la soledad elegida como compañera de viaje,  los grandes bosques como refugio, las canciones a la luz de la hoguera rompiendo el silencio de la noche , los baños en ríos de agua helada y cristalina, la vida concentrada en cada latido del corazón. Ese es mi Oeste, el que vive en mi corazón, un mundo libre cuando todo era aún joven , ese es el Oeste duro, cruel, salvaje y hermoso que nos regalan los hermanos Coen en su magnífica película.

Ya sólo queda recoger mi rifle, saludaros rozando levemente con los dedos de la mano el borde de  sombrero, dar media vuelta y partir a lomos de su caballo hacia un horizonte donde el Sol comienza a ocultarse y la oscuridad va difuminando la figura del viejo Cogburn, cabalgando en compañía de la soledad.
Famosos