jueves, 2 de diciembre de 2010

TUMORES DEL SISTEMA: LA DICTADURA DE LOS MERCADOS SOBRE LOS GOBIERNOS PARTE II

En el artículo de ayer escribí sobre uno de los que considero tumores de nuestro sistema económico, los malos empresarios que con su mala actuación producen la ruina de empresas y dejan a millares de personas sin empleo, o , sin llegar a arruinarlas, buscan sólo maximizar sus beneficios, aunque para ello tengan que sacrificar a sus trabajadores. Esa es una política que sólo puede conducir a la ruina en un plazo no demasiado largo, pero tanto nuestros políticos como nuestros empresarios no miran más allá de las próximas elecciones o del próximo balance contable.

Hoy voy a hablar sobre otro de los tumores que se extiende cada vez con más fuerza, los mercados. Los mercados ¿qué son?. Cuando oímos las noticias , escuchamos que los mercados han presionado a este o aquel país, que empujan a una bolsa a la baja mientras fuerzan devaluaciones de moneda o suben el riesgo de la emisión de deuda de una nación, pero se habla de ellos como si fuera un ente abstracto,sin cabeza ni rostro, una especie de espíritu que existe para atormentarnos y a quién no se pude exigir ninguna responsabilidad. Sin embargo, este ente abstracto que nos resulta desconocido , se ha adueñado del poder, es él quién toma las decisiones y no nuestros políticos.

Y los famosos mercados son los fondos de inversión  y los grupos de especuladores integrados por fortunas anónimas que se nutren como sanguijuelas, sangrando a las naciones, aprovechando la debilidad de alguna de ellas para atacarlas , provocando crisis con el único fin de que sus valores aumenten y puedan obtener un mayor beneficio. Hemos visto como estos días han aumentado los diferenciales de deuda, es decir, la diferencia que hay entre los tipos de interés que tiene que pagar Alemania por su emisión de deuda y lo que tienen que pagar el resto de naciones europeas. Por supuesto, por su fortaleza , Alemania es la que menos paga y cuanto mayor sea la incertidumbre sobre la economía de una nación más intereses tendrá que abonar.

Foto de una cumbre de la Unión Europea y Mercosur. Ellos son los títeres, el verdadero poder no sale en la foto  

El resultado de ello es que interesa crear dudas sobre la solvencia de un país , para que así los intereses que hay que pagar para colocar la deuda del estado suban y los grupos de inversión que compran esa deuda aumenten su beneficio, mientras el estado cada vez se endeuda más, en una espiral que lleva al final a la insolvencia o al riesgo de insolvencia y provoca la intervención del fondo de garantía de la Unión Europea.

Pero este llamado "rescate", no es un rescate, es poner una cadena alrededor de la nación que es intervenida , a la que se le impondrán políticas muy duras para que contenga el gasto público y esas medidas van siempre encaminadas a la reducción del estado , a la eliminación de prestaciones sociales, a la reducción de subsidios, a la congelación de pensiones, incluso a transformar la Seguridad Social, ese gran éxito del siglo XX que había garantizado la asistencia sanitaria gratuita de forma universal y que , lo veréis, quedará transformada en un sistema semi privado en el que tendremos que abonar una parte con lo cual, quién menos tiene recibirá peor asistencia sanitaria.

Irlanda ha sido rescatada porque el gobierno irlandés tuvo que salvar a sus bancos usando el dinero público y originando un déficit público al que apenas podía hacer frente este pequeño país. Ahora , Europa lo ha rescatado y las medidas que tiene que tomar el gobierno irlandés ya las conocemos, reducción de empleo público, subida de impuestos y reducción de gastos sociales. Los bancos, responsables de la deuda, han sido salvados con el dinero de todos los irlandeses, los "mercados" han salido beneficiados porque compraron deuda irlandesa a intereses desorbitados y su pago está avalado con el dinero de todos los europeos.

Un ciudadano irlandés que se pregunta por qué los banqueros irlandeses no están en la cárcel 

El negocio para este grupo de especuladores es perfecto, no arriesgan nada, y una vez que ya tienen una víctima van a por la siguiente. Así , tienen en su punto de mira a Portugal y España, luego a Italia y Bélgica, como si fuera una manada de lobos que va separando a los individuos más débiles del rebaño. En España ya tenemos los primeros avisos de lo que nos viene encima, comienzan a eliminarse subsidios , se han congelado las pensiones y ya se habla de su reforma,pero no es más que el comienzo. Los ataques volverán y los "mercados" exigirán más reformas para dar confianza y puede que, incluso así, fuercen nuestra caída igualmente.     

Desde el comienzo de la crisis a finales del año 2007, los estados han gastado 18 billones de euros para rescatar a los bancos, y en ese mismo período de tiempo se han destruido 30 millones de empleos. Los bancos han sido salvados, los responsables de la situación actual siguen en sus puestos o disfrutando de dulces retiros, mientras que la gente , que fue su víctima y sufrieron por sus malas prácticas, perdieron los trabajos, las casas hipotecadas, y ahora no sólo tendrán que financiar las crecientes deudas de sus naciones sino que a su vez llenarán más los bolsillos de los especuladores pagando los intereses de una deuda que esos mismos mercados han hecho crecer de forma artificial.

¿Y los gobiernos? ¿Qué os puedo decir que no sepáis? Apenas son algo más que títeres en una representación que les viene demasiado grande, no controlan la situación porque van a remolque, toman sus decisiones en base a lo que exigen los mercados. Y ya sabemos lo que exigen,todo lo que he escrito más arriba y que significa poner en peligro el mayor logro social de Europa en su historia, el que llamamos Estado de bienestar, que no es más que garantizar a la gente una serie de servicios básicos en la vida de todo ser humano como son la educación, la sanidad, una pensión digna para vivir cuando se acaba la vida laboral y unos derechos laborales por los que se luchó durante más de un siglo.

Sólo entonces , cuando lo hayan conseguido, los mercados se quedarán tranquilos mientras nosotros habremos retrocedido más de un siglo en nuestros derechos y con una certeza terrible, nuestros hijos vivirán peor que nosotros. Se cumple así lo que la filósofa ruso americana Any Rand dejó escrito con estas palabras:"Es fácil ver cómo donde hay sacrificios, alguien los está recogiendo. Donde hay servicio, alguien está siendo servido. El hombre que te habla de sacrificios está hablando de esclavos y amos, e intenta ser el amo."

Si nos mantenemos en nuestra actitud pasiva de aceptación de esta situación y del sálvese el que pueda , ese es el futuro que nos espera, un futuro de sacrificios sin fin impuestos por los nuevos amos, el Mercado. En nuestras manos, una vez más, queda reaccionar y evitar que esto sea así. Ahora más que nunca tenemos las herramientas para expresarnos, para unirnos y forzar cambios. Y no estoy hablando de capitalismo ni comunismo, ambas ideologías han fracasado, estoy hablando de una nueva sociedad donde el hombre recupere el puesto que nunca debe perder, un mundo donde , ahora sí, sea el hombre y no el mercado la medida de todas las cosas. 

Famosos