sábado, 1 de octubre de 2016

VLAD III TEPES , EL HIJO DEL DRAGÓN (PRIMERA PARTE)

Recuerdo que era un día lluvioso y frío de un mes de noviembre de hace muchos años. El viento hacía vibrar el vidrio de la ventana  y la casa crujía como si se quejara de los rigores del clima.Una tarde poco propicia para salir a la calle así que me acerque a la biblioteca de mi padre y dejé que mis ojos resbalaran curiosos por los títulos de los libros dispuestos en un atractivo desorden. Me detuve delante de uno de ellos, de tapas descoloridas y  con polvo acumulado por el tiempo . Lo saque del lugar donde tal vez llevaba años sin que nadie lo tocara y con la palma de la mano retiré  la leve capa de polvo que se había posado sobre su lomo. Miré un momento la cubierta, reconocí el título , lo abrí por la página donde comenzaba la narración  y  leí el  primer párrafo  "Diario de Jonathan Harker: Mayo,3. Bistritz. Salí de Munich a las 08: 35 del día 1 de mayo, para llegar a Viena a primera hora de la mañana siguiente; tenía que haberlo hecho a las 06:46  pero el tren llegó con una hora de retraso . Budapest parece un maravilloso lugar, por lo que pude observar  desde el tren aunque apenas recorrí sus calles. No me atrevía a alejarme de la estación , por cuanto habíamos llegado con retraso y la salida tendría lugar con la mayor puntualidad posible. Mi primera impresión  era de que estábamos abandonando Occidente para entrar en Oriente: el más occidental de los espléndido puentes que cruzan el Danubio , de extensión y altura notables, nos introdujo en las tradiciones de la dominación turca"  Las buenas historias te cautivan desde sus primeras líneas y ya no las puedes abandonar. Y así me sucedió con aquel libro.   Me senté en la cálida alfombra del salón y continué la lectura  de lo que era el  diario de un joven abogado inglés llamado Jonathan Harker que  era enviado por el despacho de abogados para el que trabajaba a visitar a un cliente que vivía "en el corazón de los Cárpatos, una de las zonas más agrestes  y menos exploradas de Europa", en concreto  "en el extremo oriental del país, en los límites de tres provincias: Transilvania, Moldavia y Bucovina". Un lugar donde, según había leído Harker en los libros que consultó en la biblioteca del Museo Británico , " todas las supersticiones del mundo se han acumulado, como si los Cárpatos constituyeran el centro de un mundo fantástico"




Houghton EC8.P7598.819va (A) - Vampyre, 1819.jpg
Portada  de su edición de 1819 del relato "El Vampiro" del médico y escritor inglés John William Polidori (1795-1821) , que sería médico personal del poeta inglés Lord Byron  (1788-1824) durante el viaje del aristócrata por Europa. Polidori formó parte del grupo que  pasó  el verano de 1816  en  Villa Diodati, a orillas del lago Leman, en Suiza , y que estaba integrado , además de por Byron y Polidori, por  el poeta Percy B. Shelley (1792-1822) y la que iba a convertirse en esposa de Shelley, Mary Wollstonecraft(1797-1851) . Fue aquel un verano particularmente frío hasta el extremo de que seria conocido como el año sin verano. El mal tiempo obligó al grupo a permanecer mucho tiempo en el interior de la mansión  y para entretenerse se desafiaron a escribir relatos de terror . Así nació el "Frankenstein o el moderno Prometeo" de Mary Wollstonecraft (más conocida después por su nombre de casada, Mary Shelley) y "El vampiro" de Polidori que podría considerarse la obra fundadora de los relatos de vampiros. La obra de Polidori apareció publicada por primera vez el 1 de abril de 1819 en el   The New Monthly Magazine aunque como autor figuraba no Polidori sino Lord Byron . A lo largo del siglo XIX la obra de Polidori inspiraría a otros escritores que tratarían el tema de los vampiros, destacando la "Carmilla"  del  escritor irlandés Sheridan Le Fanu(1814-1876), que fue publicada en 1872 y en la que Le Fanu se inspiró en un personaje real , la condesa Erzsébet Báthory(1560-1614), conocida como "la condesa sangrienta" por el gran número de asesinatos que se la atribuyen.  Fueron todas ellas precursoras e inspiradoras de la obra que iba a convertirse en el canon de las historias de vampiros, el "Drácula"  escrito por otro autor irlandés, Abraham "Bram" Stoker (1847-1912)
(Imagen procedente de https://en.wikipedia.org )







Después de deja el tren el joven Harker continuaba su viaje en una diligencia que se adentraba entre los frondosos bosques y las agrestes montañas de aquel país, rodeado por un paisaje de indómita belleza donde  "Más allá de las verdes colinas se elevaban poderosos macizos boscosos  hasta las empinadas alturas de los mismos Cárpatos Divisábamos una interminable perspectiva de rocas dentadas y peñascos puntiagudos , que se perdían en la lejanía, donde se elevaban grandiosas cumbres nevadas" Después de cambiar de carruaje para subirse a otro coche  enviado por su cliente para recogerlo y conducido por un extraño y silencioso cochero, Harker continúa el viaje por unas tierras cada vez más lóbregas e inquietantes , acompañado por el aullido de los lobos y por extrañas luces azuladas de origen inexplicable hasta que "de repente comprendí que el cochero acababa de detener los caballos en el patio de un vasto castillo en ruinas, de cuyas altas y lóbregas ventanas no salí el menor rayo de luz, y cuyas derruidas almenas dibujaban una línea dentada en el cielo iluminado por la luna"  Era la residencia de su misterioso cliente. Harker se quedó delante de la gran puerta que daba acceso al interior de la fortaleza ,  mientras el carruaje que le había traído hasta allí daba la vuelta y se perdía entre las sombras de la noche. Sin saber todavía muy bien  que hacer, escuchó unos pasos que se detenían al otro lado de la puerta , el sonido de una llave al girar en la cerradura y el chirrido de los viejos goznes mientras la puerta se abría despacio.  Y entonces pudo observar como  "dentro, enmarcado en el umbral, se erguía un hombre alto y anciano, de largo bigote  blanco, vestido de negro de pies a cabeza , sin el menor toque de color en su atuendo. Llevaba en la mano una vieja lámpara de plata , en la que ardía  la llama sin chimenea ni tubo de ninguna clase, proyectando largas y vacilantes sombras al oscilar en la corriente de la puerta abierta"  El anciano se presentó dirigiéndose al joven abogado "¡Bienvenido a mi casa. Entre con toda libertad.¡Entre y deje algo de la felicidad que trae! Soy Drácula y le doy la bienvenida a mi casa señor Harker" 





Bram Stoker 1906.jpg
Abraham Bram Stoker  en una fotografía tomada alrededor de 1905. Nació en Dublín el 8 de noviembre de 1847, siendo el tercero de los siete hijos que nacerían del matrimonio entre Abraham C. Stoker (1799-1876) y Charlotte Mathilda Blake (1818-1901). Durante sus primeros siete años de vida Bram tuvo que permanecer la mayor parte de ese tiempo en cama  aquejado de una extraña enfermedad  que le mantenía postrado en cama  y no le permitió asistir a la escuela hasta los siete años. En aquellos años de enfermedad  la madre de Bram le leía historias de fantasmas , demonios y otros elementos sobrenaturales con las que entretenía a su hijo y alimentaba su imaginación, lo que sin duda influiría después en la vocación literaria de Stoker y en su afición a las obras de corte fantástico, misterioso y sobrenatural.  Después de superar su enfermedad  creció como un joven saludable y llegó a convertirse en un buen atleta en su juventud. Después de graduarse con brillantez en Matemáticas el Trinity College de Dublín  en 1870 comenzó a escribir y se convertiría en crítico de teatro . En 1876 se hizo amigo del célebre actor Henry Irving(1838-1905), que tendría el honor de convertirse en el primer actor nombrado caballero en Inglaterra, que le contrató para que llevara las finanzas de su compañía teatral. Dos años más tarde contraía matrimonio con Florence Balcombe (1858-1937), una mujer conocida por su belleza y que había sido novia de uno de los amigos de Stoker, el también escritor irlandés Oscar Wilde (1854-1900). Y a partir de entonces Stoker dio rienda suelta a su afición por los temas sobrenaturales . Pero el momento crucial en su carrera literaria se produjo en 1890 , cuando su camino se cruzó con el del historiador , orientalista y viajero húngaro Hermann Vámbery (1832-1913) que con sus relatos sobre las historias, tradiciones, leyendas  y supersticiones de los Cárpatos le inspirarían la obra que le haría conocido en todo el mundo, "Drácula"
(Imagen procedente de https://en.wikipedia.org )



En efecto, el cliente de Harker era un antiguo aristócrata de Transilvania , el conde Drácula. Cuando durante sus conversaciones Harker le cuente algunos de los fenómenos extraños que le habían sucedido en el viaje hasta allí, el viejo conde advierte que "Nos hallamos en Transilvania , y Transilvania no es Inglaterra. Nuestras costumbres son distintas , y hallará usted muchas cosas que le parecerán extrañas. La región que usted atravesó la pasada noche  fue el campo de batalla  donde han luchado durante siglos valacos, sajones y turcos. Apenas hay una pulgada de terreno en ésta región que no fuese bañada con sangre humana de patriotas o invasores. Fueron tiempos turbulentos , cuando los austriacos y los húngaros llegaban en hordas, y los patriotas salían a su encuentro -hombres y mujeres, ancianos y niños - y esperaban  su llegada en lo alto de las rocas , sobre los pasos , poara destruirlos con las avalanchas que provocaban" A estas alturas el lector de estas líneas ya sabe, incluso aunque no lo haya leído, que el libro al que me refiero es el "Drácula" escrito por el novelista dublinés Abraham "Bram" Stoker(1847-1912) que vio la luz en 1897   y convirtió la figura del conde Drácula en un mito de la literatura y en el arquetipo de la idea que hoy tenemos de lo que es , o debería ser,  un vampiro. Pero los escritores suelen tener una cierta naturaleza vampírica, en el sentido de que al crear sus ficciones absorben elementos de la realidad , bien de la que le rodean en el momento de escribir o bien de acontecimientos del pasado. Así sucedió con Stoker. En 1890  el escritor irlandés conoció a un reputado orientalista y viajero húngaro  llamado Hermann Vámbéry(1832-1913), aunque también era conocido como Ármi Vámbéry , aunque parece que su verdadero nombre de nacimiento era Hermann Bamberger. Durante su juventud había viajado desde Budapest a Constantinopla , capital del declinante Imperio Otomano,  y de allí se adentró en el Imperio Persa  llegando hasta la mítica Samarcanda, en Uzbekistán.  Interesado vivamente en la historia del Imperio Otomano y de la región de los Cárpatos, en 1887 publicaba en Londres una de sus obras más conocidas, "Historia de Hungría"





Portrait of Ármin Vámbéry.jpg
Fotografía del año 1895 de Hermann Vámbery (1832-1913), también conocido como Arminius Vámbery, que había nacido en la localidad húngara de Szantgyörgy, entonces dentro del territorio del Imperio Austriaco,  en el seno de una familia judía de escasos recursos económicos. Dotado de una brillante inteligencia, y a pesar de las dificultades económicas de su familia para pagar su educación , con dieciséis años ya hablaba , además del húngaro, francés, alemán y latín , a los que luego añadiría inglés, serbio, ruso y las lenguas escandinavas. Aunque lo que realmente le seducía era la cultura oriental y en particular el mundo del Imperio Otomano. En el otoño de 1861 emprendió un largo viaje que se prolongaría durante tres años  en los que recorrió el Imperio Otomano y se adentró en el Imperio Persa  hasta alcanzar la mítica ciudad de Samarcanda, en Uzbekistán, manteniendo siempre oculta su identidad europea bajo el disfraz de un derviche y haciéndose llamar Reshit Efendi. Regresaría a Constantinopla en 1864 y publicaría su aventura en un libro titulado "Viajes por Asia Central".  Se convirtió en un reputado orientalista y filólogo defendiendo la estrecha relación tanto étnica como lingüística entre Hungría y Turquía lo que fue un tema debatido y polémico en su momento. Pero lo que nos interesa para ésta historia es el encuentro que Stoker y Vámbery tuvieron en 1890 en Londres. Conocedor de las leyendas y tradiciones de los pueblos eslavos y de la zona de los Balcanes y los Cárpatos , Vámbery puso a Stoker tras la pista de un olvidado gobernante de Valaquia que respondía la nombre de Vlad III Tepes (1431-1476) y que se convertiría en el  modelo inspirador de la figura del conde Drácula . En el capítulo XVIII  de la novela, Stoker pone en boca del profesor Van Helsing  el nombre de Arminius como la fuente de información sobre  la estirpe de Drácula con estas palabras 
"Según Arminius  , los Dráculas fueron una grande y noble raza , aun cuando algunos de sus descendientes , afirman sus coetáneos , tuvieran tratos con el diablo. Aprendieron los secretos infernales  en las montañas que rodean el lago  Hermanstadt, donde el diablo reclama  el décimo estudiante  como de su pertenencia. En algunos documentos  se le llama "stregoica", "ordog" y "pokol" y en un manuscrito nuestro Drácula es llamado "vampyr""   
(Imagen procedente de https://en.wikipedia.org/ )




Fue Vámbery quien habría narrado a Stoker aquella tarde de 1890 la historia de un antiguo gobernante de Valaquia llamado Vlad III(1431-1476) aunque era más conocido por el sobrenombre de Tepes , término rumano que puede traducirse como "el empalador", una figura rigurosamente histórica pero rodeada de leyendas. También le puso sobre la pista del rico folclore rumano y sus creencias acerca  de los vampiros y así comenzó a forjarse en la mente del novelista la criatura que inmortalizaría siete años después de éste encuentro en su novela "Drácula". No serán las creencias, leyendas y tradiciones acerca de los vampiros los que protagonizarán el argumento de esta historia, por muy atractivos y seductores que resulten tanto para el lector como para el que escribe estas palabras, sino el personaje real que inspiró y alimentó la imaginación de Bram Stoker para crear su inmortal criatura. Y eso nos conducirá a unas tierras  cuyos nombres, Valaquia, Transilvania, Cárpatos, todavía evocan en nosotros sensaciones de misterio, de tierras desconocidas y enigmáticas  que  en el siglo XV, cuando se desarrollarán los acontecimientos en los que tomó parte nuestro protagonista, fue el escenario de un auténtico juego de tronos, una lucha donde se enfrentaban  Oriente contra Occidente, representados respectivamente  por el Imperio Otomano y los diferentes reinos y principados cristianos, Hungría, Moldavia, Valaquia, Transilvania, Serbia, Bosnia, Croacia, Albania, Sacro Imperio Romano Germánico e incluso las repúblicas de Venecia y Génova, a lo que había que añadir las constantes luchas intestinas entre los diferentes príncipes cristianos entre si, donde los pequeños territorios como Valaquia , Moldavia o Transilvania vivían en el filo entre la amenaza otomana y las ambiciones del reino húnbaro y del Sacro Imperio , aliándose ora con uno, ora con otro, en función de la situación en cada momento. Un tiempo violento y cruel, donde príncipes, reyes y sultanes cabalgaban al frente de sus ejércitos ,arrasando campos, pueblos y ciudades, dejando un rastro de sangre , muerte y destrucción a su paso. En la primera edición de su novela, Bram Stoker advertía a los lectores "Estoy convencido  de que los hechos  aquí descritos sucedieron  en realidad por increíbles e incomprensibles  que puedan parecer a cualquier lector. Una vez más afirmo que la misteriosa tragedia  que aquí se narra es totalmente cierta. En este siglo  en el que no creemos ni en lo que tenemos ante nuestros ojos, el escepticismo de los sabios es el mayor poder de Drácula" Así como escribía Stoker, lo que vendrá a continuación sucedió en realidad aunque los hechos parezcan surgidos de la ardiente y torturada imaginación de un novelista. 






Resultado de imagen de mapa califato abásida
Mapa del Imperio Abásida que representa su máxima expansión territorial a  comienzos del siglo IX su época de mayor esplendor , durante el gobierno del califa Harún al Rashid.  A mediados del siglos VIII había ido creciendo la oposición a la dinastía omeya que gobernaba el Islam desde el año 661. Sus opositores  se fueron agrupando alrededor de la figura de Abu-al Abbas(721-754), perteneciente a una rama de la familia de Abbas, tío de Mahoma , lo que daba a Abbu-al Abbas legitimidad para convertirse en califa. En 750 las tropas de Abbu-al Abbas se imponen sobre las de los omeyas tras cuatro años de guerra y el nuevo califa ordena el exterminio de todos los miembros de la familia real omeya. Nacía así el califato abásida. En 762 el califa al Mansur(712-775) fundaba la ciudad de Bagdad que se convertiría a partir de ese momento en la capital del califato. Ya  en el siglo IX, como os indicaba un poco más arriba, alcanzará su época de máximo esplendor bajo  el califato de Harún al Rashid (766-809) aunque ya tuvo que hacer frente a los primeros movimientos de secesión , como la creación del emirato Idrísida  en 791 en el territorio del actual Marruecos , que se unía al  también independiente Emirato de Córdoba, fundado en 756 en la Península Ibérica  por el único superviviente que escapó a la matanza de la familia real omeya, Abd-al Rahmán I (731-788) . Tras la muerte de Harún al Rashid las divisiones  y las tendencias separatistas dentro del seno del Imperio Abásida no harían más que incrementarse al mismo tiempo que se debilitaba el poder efectivo de los sucesivos califas abásidas 
(Imagen procedente de www.academia.edu )





Casi al mismo tiempo que Abbu-al Abbas  se alzaba con el poder y fundaba el califato abásida, al norte de sus fronteras un grupo de clanes turcos creaban entre el Mar de Aral (la masa de agua que veis a la derecha sobre el estado de Corasmia) y el Mar Caspio  (a la izquierda), un estado que llevaría el nombre de Oguz. Entre los clanes integrantes de ésta confederación se encontraban el clan Kinik, del que surgiría la dinastía selyúcida de la que os hablaré un poco más adelante, y el clan Kayi, al que pertenecían los otomanos  que serán uno de los grandes protagonistas de ésta historia. En el siglo XI estos clanes se desplazarán hacia el sur y se convertirán en los nuevos gobernantes del Imperio Abásida. 
 abásida
 (Imagen procedente de https://es.wikipedia.org )




Y como en toda historia tenemos que conocer  a sus  protagonistas , y en este caso lo primero no serán las personas sino los reinos, principados e imperios alrededor de los cuales girarán los acontecimientos. En la primera mitad del siglo XV la gran amenaza que  se cierne desde el este sobre la Europa cristiana la constituye el Imperio Otomano y con el empezaré. Para ello tendremos que viajar hasta las orillas del Mar de Aral , en el territorio que hoy ocupan Uzbekistán y Kazajistán. A mediados del siglo VIII se establece en ésta región  una confederación de clanes turcos que forman el estado de Oguz. Uno de los clanes que integran éste estado  es el clan  de los kinik . En el siglo X, ya convertidos al Islam, el jefe del clan kinik , Selyuq ibn Duqaq (fecha desconocida -hacia 1038) , lideró a su clan que abandonó al resto de clanes que constituían el estado Ogruz en el norte del Mar de Aral para avanzar hacia el sur  en dirección a lo que hoy son Irán  e Iraq. El nieto de Selyuq,  Togrul Beg (hacia 990- 1063)  penetra en Persia, derrota en 1040 al Imperio Gaznávida que se había formado en el siglo X ocupando el Jorasaán (al este del actual Irán) y los territorios de lo que hoy son  Afganistán y Pakistán,   y después se dirige al oeste  entrando en  la capital del califato abásida , Bagdad ,en 1055 . El califato abásida había sido fundado en 750 por Abu-al Abbas(721-754), descendiente de un tío de Mahoma (hacia 570-632), después de derrotar y aniquilar a la dinastía que hasta entonces había regido los destinos del Islam, los omeyas. En 772 los abásidas  fundan Bagdad y establecen en ella su capital  y en el siglo IX  alcanzan su época de máximo esplendor bajo el gobierno del califa Harún al-Rashid (hacia 766-809), cuyo nombre seguro que os es familiar porque aparece citado con frecuencia en las  narraciones de "Las mil y una noches". Pero después de la muerte de Harún al-Rashid el califato abásida inició un lento pero continuo declive acompañado por la pérdida de poder efectivo de los sucesivos califas hasta el punto de que a mediados del siglo X el poder de los califas abásidas es meramente espiritual y simbólico, mientras que el poder efectivo lo ejerce una nueva dinastía de origen iraní , los búyidas . Será a los búyidas a los que desplazará del poder en 1055  Togrul Beg, quien ,después de ocupar Bagdad decide mantener al califa abasida Al-Qa´im(fecha desconocida -1075)  reconociendo su autoridad espiritual , pero será Togrul y sus sucesores los que detenten el poder efectivo, lo que ya había sucedido durante la época de los búyidas.  






Ubicación de Búyidas
En medio de la creciente debilidad del poder de los califas abásidas en el siglo X, surge en territorio del actual Irán  una nueva dinastía, los búyidas , fundada por Ali ibn Buya(hacia 891-949)  que, con ayuda de sus dos hermanos menores, Hassan ibn Buya(898-976) y Ahmad ibn Buya (915-967)  obtuvo el control de una buena parte del califato abásida, en particular los territorios de lo que hoy son Irán e Iraq (territorios que podéis ver en verde en el mapa) . La nueva dinastía reconoce la autoridad del califa abásida como líder espiritual, pero el poder efectivo lo ejercerán a partir de ahora los miembros de la dinastía búyida que adoptan el título de emir (como en el mapa donde distinguimos tres emiratos, el de Shiraz al este, el de Ray al norte y el de Bagdad al oete) . La dignidad de emir podríamos considerarla equivalente  al de príncipe o gobernador , estando sólo por debajo en dignidad del califa, al menos en la época a la que estoy haciendo referencia,  pues la figura del emir ha sufrido muchas variaciones a lo largo de la dilatada historia del Islam.
(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org )






Ubicación de {{{nombre_común}}}
En este mapa vemos la máxima extensión que alcanzaría el imperio bajo el gobierno de la dinastía selyúcida durante el gobierno de Alp Arlsan (1030-1072). Ya sabemos que la dinastía selyúcida tomaba éste nombre de Selyuq ibn Duqaq (fecha desconocida -1038), el líder que dirigió a los clanes de Ogruz hacia el sur Tras la muerte de Selyud hacia 1038, sería su nieto, Togrul Beg (hacia 990 -1063) , el que tomó el relevo derrotando al Imperio Gaznávida en 1040 en la batalla de  Dandanaqan, que podéis ver señalada en el mapa   , donde los veinte mil hombres liderados por Togrul derrotaron a los cincuenta mil efectivos del emir gaznávida. Tras esta victoria , Togrul Beg se dirigió hacia el oeste donde  derrotaría a los búyidas y ocuparía la capital del califato abásida, Bagdad, en 1055.  Después de reconocer la autoridad espiritual del califa Al-Qa´im , éste le concedió el título de sultán con lo que Togrul beg se convertía en el gobernante efectivo del califato abásida que a partir de ahora será gobernado por la dinastía selyúcida aunque los califas sigan siendo abásidas. A la muerte de Togrul  en 1063 le sucede su sobrino Alp Arslan que continuará la expansión territorial y en 1071 infligía una dura derrota a los bizantinos en la batalla de Manziquert, cuya localización también podéis ver en el mapa, ya en territorio de lo que hoy es Turquía, que abría el camino de los selyúcidas al interior de Anatolia (hoy en Turquía) llegando casi hasta las murallas de la capital bizantina, Constantinopla  
,(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org )





 En 1058 el califa Al-Qa´im  concederá a Togrul el título oficial de sultán , un título que podría traducirse como "el que ejerce el poder", muy adecuado para definir el papel de Togrul pues era quien gobernaba de facto los territorios del califato abásida relegando al califa a un papel meramente simbólico. Con el tiempo el título de sultán sera el equivalente al de un rey o emperador entre los reinos cristianos, si bien en árabe el nombre para tal dignidad es malik. Cuatro años más tarde Al Qa´im  ofrece a Togrul la mano de su hija.  Comenzaba así el gobierno de la dinastía selyúcida, nombre tomado de Selyuq ibn Duqaq, el hombre que, como ya hemos visto,  medio siglo antes había dirigido a la confederación de pueblos turcos del estado Oguz hacia el sur. A la muerte de Togrul en 1063, le sucederá su sobrino Alp Arslan (1030-hacia 1072) , que continuó la expansión territorial de los selyúcidas hacia el oeste, conquistando Armenia y Georgia y alcanzando los fronteras del Imperio Bizantino , el  estado superviviente del antiguo Imperio Romano, después de su división en Imperio Romano de Occidente e Imperio Romano de Oriente.  El 19 de agosto de 1071 el ejército bizantino , formado por entre sesenta mil y setenta mil hombres y liderado en persona por el emperador Romano IV Diógenes(fecha desconocida-1072), se enfrentara a las tropas selyúcidas dirigidas por Alp Arslan al norte del lago Van, el mayor lago de la actual Turquía situado en el extremo este del país. Será conocida como la batalla de Manziquert  y en ella los bizantinos serán derrotados y el propio emperador bizantino caerá prisionero. La derrota bizantina abriría el camino a la entrada de diferentes pueblos turcos en Anatolia, hasta ese momento controlada por los bizantinos aunque no siempre como invasores, pues los propios emperadores bizantinos utilizarían a estos pueblos contratándolos como mercenarios, de la misma forma que el Imperio Romano  contrató a mercenarios entre los pueblos germanos para luchar en sus legiones. Sin duda era una táctica muy arriesgada y que demostraba la creciente debilidad del Imperio Bizantino .





En este mapa vemos la extensión del Imperio Bizantino , la evolución del Imperio Romano de Oriente, en el año 1025  cuando fallece el emperador Basilio II (958-1025), uno de los emperadores más importantes en la larga historia de Bizancio historia. El historiador español Emilio Cabrera en su obra "Historia de Bizancio" describe a Basilio II como un hombre 
"Suspicaz y misántropo , que no contrajo nunca matrimonio , que desconfió de ministros  y colaboradores y a quien no gustaba la vida y diversiones de la corte y no experimentó  interés por el mundo de la cultura. Prefería conseguir el respeto antes que el amor de sus súbditos"
Pero si por algo sentía afición Basilio II era por la guerra y durante su gobierno Bizancio vivió un renacer de sus fuerzas  y conduciría al Imperio a su máximo poder en cinco siglos. Conquistó el Reino de Bulgaria (en el mapa señalado con línea discontinua verde  después de luchar durante años contra el zar búlgaro Samuel de Bulgaria (fecha desconocida-1014)  El momento culminante de la guerra fue la batalla de Kleidion, librada el 29 de julio de 1014 , donde Basilio II aplastó al ejército búlgaro y  según cuenta la historia, aunque es posible que sea una exageración, Basilio II habría ordenado  cegar a 15.000 prisioneros búlgaros  y los envió de regreso a Preslav, capital del reino búlgaro. Cuando el zar Samuel contempló aquel terrible espectáculo murió en el acto de una apoplejía.  Esta victoria le ganaría a Basilio II el sobrenombre de Bulgaróctono, el Matador de búlgaros. Cuatro años más tarde Bulgaria quedaba incorporada al Imperio Bizantino, Serbia se convertía en vasallo del Imperio ,ocupaba la Península de Crimea en el Mar Negro, recuperaba  territorios en el sur de Italia  , reconquistaba Armenia  e incluso logró hacer retroceder a los árabes ocupando de nuevo gran parte de Siria,incluida la ciudad de Alepo.  A su muerte el Imperio Bizantino era de nuevo un estado poderoso, pero los débiles sucesores de Basilio II no supieron mantener su  herencia  y en 1071 la derrota en la batalla de Manzikert (que podéis localizar en el mapa en el extremo derecho del territorio bizantino)  ante las tropas selyúcidas dirigidas por Alp Arslan iniciaría un declive del que Bizancio  ya no se podría recuperar del todo   , aunque todavía pasarían casi cuatrocientos años antes de la caída de Constantinopla 
 (Imagen procedente de www.lahistoriaconmapas.com )





Un año después de la victoria de  Manzikert Alp Arslan era asesinado y le sucedía su hijo Malik Shah I(1055-1092), mientras que uno de sus primos, Suleiman ibn Kutalmish (fecha desconocida- 1086) respondía a la llamada del emperador bizantino Miguel VII Ducas (hacia 1050-hacia 1090) que requería su ayuda para sofocar una rebelión interna. Así lo hizo ibn Kutalmish y a cambio  recibió el permiso del emperador bizantino para que se estableciera en el interior  del Imperio Bizantino en su territorio oriental, llegando casi hasta las puertas de Constantinopla. Kutalmish se independizará  del gobierno de su primo Malik Shah y funda el sultanano selyúcida de Rum que ocupará buena parte de la actual Turquía. Durante el siglo XII y la primera mitad del siglo XIII , mientras el gran sultanato selyúcida se desintegraba en guerras civiles después de la muerte de Malik Shah,   el sultanato de Rum  se convierte en el principal estado de Asia Menor , manteniendo buenas relaciones con lo que queda del Imperio Bizantino. Su época de máximo esplendor lo alcanzará durante el gobierno del sultán Kaikubad I(fecha desconocida -1237) cuando el sultanado tuvo su máxima expansión territorial. Pero tras su muerte,   en la década de 1240 el sultanato inicia su declive debido a la irrupción en el escenario de una nueva potencia, los mongoles. Éstos habían creado un inmenso imperio bajo el liderazgo de Gengis Kan (hacia 1162-1227) que unificó a las diferentes tribus e iniciado una incontenible expansión que ahora continuaban sus sucesores. En junio de 1243  los mongoles derrotan al ejército selyúcida del sultanato de Rum  en la batalla de Köse Dag. Tras la derrota el sultanato de Rum   inicia un proceso de inestabilidad , acentuada por la llegada de otros pueblos turcos que huían del avance mongol y se instalaban en el interior del sultanato. Se suceden protestas y rebeliones  y el estado se va desintegrando, dividido  en múltiples beylicatos, nombre que se daba a los pequeños emiratos integrantes del sultanato de Rum cuyos gobernantes recibían el nombre de beys y que serían el equivalente a los señores feudales de la Europa cristiana y a los reinos de Taifas en que quedó dividido el Califato de Córdoba en la Península Ibérica en el siglo XI.







Ubicación de Selchuk
Extensión del sultanato de Rum en 1190 cuando era el principal estado establecido en lo que hoy es Turquía , viviendo su época de más prosperidad y extensión territorial hasta la muerte del sultán Kaikubad I (fecha desconocida -1237) cuando la llegada de las hordas mongoles  y la derrota que éstos infligieron  al sultanato en la batalla de Köse Dag en 1243 traerían la inestabilidad y la división al sultanato, que terminaría desintegrado en múltiples pequeños estados , los llamados Beylicatos   , como podéis ver en el mapa que tenéis justo debajo de estas líneas
(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org )



Así quedaba el mapa  de lo que había sido el sultanato de Rum después de la muerte de los dos últimos sultanes, Mesud II y Mesud III, asesinados ambos en 1307. Podemos observar los diferentes beylicatos, llamados así porque eran gobernados por un bey que era el título que tomaban los dirigentes de las diferentes tribus de origen turcomano. Pero entre ellos había uno que no tardando mucho iba a someterlos a todos, el territorio de los otomanos que podéis ver en la parte superior  fronterizo con los restos de lo que quedaba del Imperio Bizantino . En el momento de la muerte de los dos últimos sultanes de Rum, los otomanos estaban dirigidos por Osmán I (1258-1326) , también llamado Utmán de donde procede el nombre de otomano para designar el territorio que gobernaba con lo  que colocaba los primeros cimientos del que en el futuro sería el poderoso Imperio Otomano que pondría en jaque durante siglos a la Europa cristiana
(Imagen procedente de  https://es.wikipedia.org


   
Entre las tribus turcas que habían penetrado en el territorio del sultanato de Rum huyendo de los mongoles  ya antes de la derrota  de Köse Dag, se encontraba la tribu  Kayi i. En algún momento durante el gobierno de Kikubad I entre 1220 y 1237, el líder de los kayi, Ertugnul(1198-1281), se puso al servicio del sultanato de Rum que, a cambio de su ayuda, concedieron a Ertugnul y su pueblo la ciudad de Sogut y las tierras adyacentes para que pudieran establecerse en ella. Tras la muerte de Ertugnul en 1281 le sucedió su hijo Osmán I (1258-1326), también llamado Utmán, que daría el nombre a la dinastía que a partir de entonces gobernaría éste territorio, la dinastía osmanlí u otomana.  Osmán I inició una política de expansión, al tiempo que el sultanato de Rum se desintegraba por completo tras el asesinato de los dos últimos sultanes, Mesud II y Mesud III, en 1307. Hasta su muerte en 1326  Osmán I pasaría de gobernar  sobre una ciudad y unas pocas tierras a controlar 16.000 kilómetros cuadrados . Por ello recibiría el título de Gazi "el triunfador en la fe" y en lo sucesivo cada vez que un nuevo sultán subía al poder los súbditos recordaban a su primer sultán diciendo "Que sea tan grande como Osmán". Nacía el Imperio Otomano que no dejaría de crecer en los siglos siguientes . Así lo hizo con el hijo y sucesor de Osmán I,  Orhan I (1281-1362) , que impondrá el poder otomano sobre la mayoría de beylicatos de Turquía y además dará el salto al continente europeo , conquistando territorios en Tracia, en la actual Grecia, acentuando el debilitamiento del Imperio Bizantino  que además se hallaba sumido en conflictos internos en los que también tomaría parte Orhan I. El trono bizantino era objeto de disputa entre Juan VI Cantacuceno (1292-1383) y Juan V Paleólogo (1331-1391) , casi como si fueran dos buitres que pelean por los despojos de un cadáver, pues a eso se parecía cada vez más el declinante Imperio Bizantino. Juan VI Cantacuceno tomó la decisión de pedir el apoyo militar de Orhan I para conquistar el trono imperial , concediendo al sultán la mano de su hija Teodora Cantacuceno, aunque ya antes el sultán había estado casado con dos mujeres bizantinas. Estas luchas intestinas no hicieron más que aumentar la debilidad del agónico Imperio Bizantino que cuando Juan VI Cantacuceno abdica en 1354  lo deja en un estado que el historiador bizantino Nicéforo Grégoras(1295-1359) describía con palabras desoladas "no quedó nada, excepto viento, polvo y el átomo de Epicuro"






En este mapa vemos en color rojo más oscuro el territorio original que ocuparon los miembros de la tribu kayi  (una de aquellas tribus que en el siglo VIII habían formado parte del estado Oguz como veíamos al comienzo de esta historia )  dirigidos por Ertugnul(1198-1281, que recibió de los gobernantes del sultanato de Rum los territorios que rodeaban la ciudad de Sögut. Un territorio minúsculo , pero a la muerte de Ertugnul le sucedería su hijo Osman I(1258-1326)   que ampliaría su territorio  hasta todo el área que veis en color rojo algo más pálido, en total unos 16.000 kilómetros cuadrados. Un territorio que, como veremos , no iba a dejar de crecer  durante los gobiernos de sus sucesores  ayudado por la debilidad de Bizancio y de los pequeños emiratos o beylicatos que lo rodeaban
(Imagen procedente de    https://es.wikipedia.org)





En este nuevo mapa apreciamos la evolución desde los territorios ocupados por el nuevo estado otomano a la muerte de Osmán I  en 1326 y la expansión  que vivió durante el gobierno de su hijo y sucesor,  Orhan I (1281-1362), pasando de los 16.000 kilómetros cuadrados de extensión hasta más de 95.000 kilómetros cuadrados. Una nueva potencia estaba naciendo en el corazón de la actual Turquía
(Imagen procedente de  https://es.wikipedia.org )




A la muerte de Orhan I en 1362 los dominios de los otomanos se extendían ya por 95.000 kilómetros cuadrados. Pero sería durante el gobierno de su hijo y sucesor  Murad I(hacia 1326-1389) , que ya gobernaba de facto desde 1359, cuando se establecerán las bases para transformar los dominios otomanos en un Imperio imitando la eficaz administración bizantina y   además  emprendiendo la asimilación  de los pueblos cristianos conquistados , permitiendo que siguieran conservando su credo religioso sin ser molestados  siempre que pagaran los tributos establecidos, con lo que así se beneficiaba además  de éste sector de la población que tenía una buena preparación intelectual.  Durante su gobierno tomó forma un cuerpo de élite del ejército otomano,los yeniceri o jenízaros, término que puede traducirse como "nuevos soldados" o "nueva tropa". Parece que el cuerpo ya  había sido creado en la década de 1330 durante el gobierno de Orhan I y estaba constituido por combatientes no musulmanes, principalmente cristiano que había sido capturados durante la guerra o eran esclavos, pero adoptaría su forma definitiva con Murad I.  El filólogo e historiador alemán Ralf-Peter Märtin (1951-2016) en su obra  "Drácula, Vlad Tepes y sus antepasados"  que citaré a menudo de ahora en adelante , cuenta como se estableció un tributo  , el devshirme, al que estaban obligadas las familias cristianas en territorio otomano. Era éste un tributo humano pues  "cada cinco años - escribe Peter Märtin - los muchachos cristianos  entre diez y quince años se presentaban ante los funcionarios otomanos que realizaban la elección. Se escogían a los más aptos para el servicio  y pasaban a la corte del sultán. No importaba ni su condición social ni su origen Todo vínculo con sus  familias quedaba prohibido  y se les instruía a partir de entonces  en la lengua , la religión y la cultura turcas" Era un proceso de inmersión cultural. "De acuerdo  con sus aptitudes - prosigue Peter Märtin -  los jóvenes ingresaban  en el servicio del palacio , donde podían acceder a todos los cargos de la corte, incluido el de gran visir, o bien se alistaban en los jenízaros"  Éste cuerpo sólo obedecía y respondía ante el sultán, lo que era una garantía  en caso de tener que actuar frente a una rebelión interna o a una amenaza externa que exigiera una acción inmediata. Con ellos, el Imperio Otomano se dotaba de algo de lo que carecían los reinos cristianos y que le daría una gran ventaja en las décadas venideras, un ejército permanente siempre listo para entrar en combate. 





Esta precisa miniatura del Süleymanname, que puede traducirse como "Libro de Solimán" , un libro ilustrado sobre la vida del sultán Solimán el Magnífico (1494-1566), recrea la práctica del devshirme cuando los funcionarios otomanos , sentados a la izquierda , recibían a los niños cristianos, de rojo y en pie en la parte inferior, que acuden para ser seleccionados para integrar el cuerpo militar de los jenízaros, un grupo de  soldados de élite que dependían directamente del sultán y que constituyeron la base del ejército permanente otomano, algo de lo que carecían el resto de estados que cuando tenían que entrar en guerra primero debían reclutar y reunir sus tropas formadas además en muchas ocasiones por campesinos que no estaban entrenados para la guerra, mientras que los jenízaros eran militares profesionales. Los seleccionados eran separados de sus familias y sometidos a un proceso de inmersión en la cultura y la religión musulmana y en su mayor parte procedían de las poblaciones rurales de los Balcanes , mientras que en las grandes ciudades no se procedía al devshirme.  Sobre ellos escribe el filólogo e historiador alemán Ralf-Peter Märtin (1951-2016) que 
"Eran altamente disciplinados , se sentían guerreros de Alá , no les estaba permitido el matrimonio (aunque esto es discutido por otros historiadores aunque en todo caso era algo muy poco habitual entre ellos) , no podían pasar una sola noche fuera del cuartel  y no tenían contacto  humano sino con sus compañeros. Con ellos el sultán  disponía del organismo idóneo para imponer su poder absoluto  contra la aristocracia"
(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org)






Durante su gobierno Murad I  emprende la expansión otomana en suelo europeo, aprovechando  la cabeza de puente que su padre había establecido en Tracia, , la localidad de Galípoli. Las tropas otomanas ocupan la región de Tracia, en territorio de la Grecia actual, conquistando la ciudad de Adrianópolis entre 1361 y 1362,, a la que rebautiza con el nombre de Edirne y que convierte en  su capital.  Mientras ordena que Tracia sea repoblada con población turca procedente de los territorios otomanos en Anatolia, prosigue su avance hacia los Balcanes con el objetivo de dejar aislada por completo a Constantinopla, la capital del Imperio Bizantino que en éstos momentos había quedado reducido a poco más que la ciudad y realizaba repetidos y desesperados llamamientos de ayuda al resto de reinos cristianos, con la esperanza de que se organizara una nueva cruzada que alejara la amenaza turca de los muros de la ciudad fundada por el emperador Constantino I el Grande (hacia 272-337).  Este avance de Murad le llevará a enfrentarse a los reinos de Serbia y Bulgaria. Serbia será otro de los escenarios de ésta historia por lo que voy a detenerme un momento en ella. El primer estado serbio unificado había surgido en el siglo X  cuando su líder,Caslv Klonimirovic (hacia 875-960) , logro que éstos se independizaran del dominio búlgaro . La época de máximo esplendor de Serbia tendría lugar durante el gobierno de Esteban Uros IV Dusan (1308-1355) que en 1331 se hizo con el trono después de derrocar a su padre, Esteban Uros III(hacia 1285-1331), que moriría ese mismo año posiblemente asesinado. Al igual que  vimos como Orhan I sacaba partido de las luchas internas de Bizancio,  Esteban IV aprovecharía las guerras civiles de Bizancio para hacerse con la mayor parte de la Macedonia bizantina  excepto la ciudad de Tesalónica y gracias a estas conquistas el 16 de abril de 1346  se hizo coronar zar, término eslavo derivado del título latino de César,  de Serbia y Grecia . Proseguiría sus conquistas ocupando Tesalia y Epiro, territorios que hoy forman parte de Grecia, y también ocupa Albania. Se hallaba dispuesto a emprender la conquista de Constantinopla, para lo que intentó obtener el apoyo de la poderosa flota de la República de Venecia , aunque los venecianos, siempre velando por sus intereses comerciales, no se prestaron a ésta empresa. 





En éste mapa vemos en color naranja la máxima extensión que alcanzaría Serbia bajo el reinado de Esteban Uros IV Dusan (1308-1355), el ambicioso monarca serbio que había derrocado a su padre en 1331  y que supo aprovecharse de las luchas internas del Imperio Bizantino  para ocupar  Macedonia, Tesalia, Epiro y Albania . Tan seguro se sentiría de sus fuerzas que Esteban ,que adoptaría el título de emperador de los serbios y los griegos,   llegaría a planear la conquista de Constantinopla, aunque no obtuvo el necesario apoyo de  la flota de la República de Venecia. Pero a su muerte   su sucesor Esteban Uros V (1336-1371) no estaría a la altura de su padre y el reino se dividiría y debilitaría justo cuando se aproximaba la amenaza otomana
(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org/ ) 



Esteban IV fallecerá el día de Navidad de 1355   cuando su poder se encontraba en su punto álgido. Le sucede su hijo Esteban Uro V (1336-1371), que no tendrá un gobierno tan exitoso como el de su padre y verá como el imperio forjado por éste se deshacía en sus manos, de ahí que se ganara el sobrenombre de "Nejaki", "el débil" en serbio.  Hasta tal punto era débil que en 1365 aceptó nombrar a uno de los nobles serbios, Vukasin Mrnjavcevic (1320-1371), cuyo apellido es mejor que no intentéis pronunciar y que durante el reinado anterior había sido nombrado zupan de Prilep, un título equivalente al de duque,  como rey de Grecia y Serbia y corregente junto al propio Esteban  .Ante la amenaza que representaban el avance de los ejércitos otomanos de Murad I,  parece que el propio Vukasin buscó la alianza con el Imperio Búlgaro y su nuevo rey desde febrero de 1371, Iván Sisman (hacia 1350-1395) que heredaba de su padre un reino inestable y dividido en tres estados, el Reino de Tarnovo, el zarato de Vidin y el Despotado de Dobruja. Búlgaros y serbios unieron sus fuerzas  y formaron un ejército de unos setenta mil hombres liderado por el propio Vukasin y su hermano Jovan Ugljesa (fecha desconocida -1371), con el que pretendían caer sobre la capital otomana, Edirne, aprovechando que Murad I se encontraba en ese momento en sus territorios en Asia Menor y que además disponían de más tropas que los otomanos. El ejército conjunto serbio y búlgaro avanzaba desde el oeste cuando les salió al paso el ejército otomano dirigido por el berlerbey o gobernador general otomano Lala Shahin Pasha , hombre de confianza del sultán. La batalla tuvo lugar el 26 de septiembre de 1371 a orillas del río Maritza , cercano a la localidad griega de Chernomen, por lo que pasaría a la historia como batalla de Chernomen.  A pesar de la superioridad numérica de serbios y búlgaros la victoria sonrió a los otomanos y tanto Vukasin como su hermano Jovan morirían durante el combate.  La victoria permitió a los otomanos ocupar Macedonia  y obligar a que el resto de pequeños principados en que se había dividido el Imperio Serbio  tuvieran que pagar vasallaje al sultán. Unos meses después de la batalla moría  el 4 de diciembre de 1371 el zar Esteban Uro V dejando a Serbia sin ninguna autoridad central y completamente dividida en pequeños principados.  





Ubicación de
En este mapa vemos como quedaba dividido el Reino de Bulgaria después de la muerte del zar Iván Alejandro (fecha desconocida - 1371) . A su hijo mayor, Iván Sisman (1350/51-1392) le correspondió  el título de zar de Bulgaria aunque sólo gobernaba directamente sobre el reino de Tarnovo. Su hermano pequeño Iván Sracimir(1356-1396) gobernaba sobre el zarato de Vidin . Las malas relaciones entre ambos hermanos debilitarían todavía más a Bulgaria justo cuando , al igual que Serbía, tenía que hacer frente al imparable expansionismo de los otomanos bajo el liderazgo de Murad I.
(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org)



   

Bulgaria1344-1396-es.svg
En este nuevo mapa las líneas azules nos indican el avance de las tropas otomanas hacia Bulgaria y Serbia  pretendiendo dejar completamente aislada a Constantinopla y lo poco que quedaba del Imperio Bizantino. El ejercito combinado búlgaro y serbio formado por unos setenta mil hombres  avanzó hacia territorio otomano donde les salió al paso un ejército otomano , menor en número aunque no se conoce con certeza a cuanto ascendían sus efectivos, dirigidos por el hombre de confianza de Murad I,   Lala Shahin Pasha . En el mapa podéis ver el lugar donde se libró la batalla el  26 de septiembre de 1371, junto a la localidad de Chernomen que daría su nombre a la batalla, aunque también es conocida como Baralla de Maritza por el río Maritza a cuyas orillas se libró el combate. El ejército de serbios y búlgaros fue aniquilado  dejando el camino abierto para el avance otomano en Grecia  además de obligar a los diferentes principados serbios a pagar vasallaje a Murad I, lo mismo que tendría que hacer  el rey búlgaro Sismán I a partir de 1373
(Imagen procedente de  https://es.wikipedia.org )



Tras la muerte de Esteban Uro V el más destacado de los príncipes serbios era Lazar Hrebeljanovic(1329-1389), al que también se conoce como Lazar de Serbia , que gobernaba sobre el más importante de los territorios en que había quedado el desintegrado Imperio Serbio, el principado de Serbia del Morava. Desde su ascenso al poder en 1373, Lazar se propone reunificar Serbia para hacer frente  a la amenaza creciente del Imperio Otomano y el afán de expansión del sultán Murad I.  Mientras, en Bulgaria los otomanos continuaron su avance después de la victoria de Chernomen, y en 1373 el rey búlgaro Ivan Sisman tuvo que firmar un tratado de paz con el sultán  que convertía al rey búlgaro en un vasallo del sultán, al mismo tiempo que tenía que enfrentarse a su hermano Ivan Sracimir (1356-1396), que gobernaba sobre  el zarato de Vidin, uno de los tres estados en los que se hallaba dividido el reino búlgaro como ya vimos antes. Sracimir ocupó la ciudad de Sofía, que hoy es la capital de Bulgaria, enemistando definitivamente a ambos hermanos e impidiendo que formaran un frente común contra los otomanos. Como estáis viendo las continuas divisiones y luchas internas tanto en Bizancio, Serbia como en Bulgaria facilitaba el avance de los otomanos que permanecían unidos alrededor de la figura del sultán. Tras un período de tregua entre 1373 y 1380 después del tratado que había aceptado Ivan Sisman, los otomanos reanudaron las hostilidades a partir de 1380  y en 1382 conquistaban Sofía . No se detuvieron aquí, pues la intención de Murad I era aislar a Bulgaria de Serbia, pues aunque formalmente Ivan Sisman era su vasallo dudaba de su lealtad y temía que uniera de nuevo sus fuerzas  con las de Lazar de Serbia que había derrotado a las fuerzas otomanas en la batalla de Dubravnica en 1381, la primera incursión de los otomanos en territorio serbio. Consciente del peligro que se cernía sobre todos los Balcanes, Lazar de Serbia establece una alianza contra los otomanos con el rey de Bosnia, Stefan Tvrtko I Kotromanic (1338-1391), alianza a la que también se une Ivan Sisman aunque el rey búlgaro se ve impotente para enviar tropas . La alianza serbio- bosnia derrota a un ejército otomano  en una nueva batalla, la de Plocnik, que tuvo lugar en algún momento entre 1385 y 1387. 





Esta era la situación antes de la célebre batalla del Kosovo que tendría lugar el 15 de junio de 1389. En color verde  los territorios que ya forman parte del Imperio Otomano , con Bulgaria ya sometida , y  la Grecia bizantina, que luego habían ocupado los serbios, ahora también gobernada por el sultán Murad I. El Danubio se estaba convirtiendo en la frontera entre el cada vez más poderoso Impero Otomano y la Europa cristiana, con el principado de Valaquia como primera barrera de contención .  En color naranja vemos  el territorio de  Serbia del Morava , llamada así por el río que la cruza, el más importante de los estados que habían sobrevivido a la desintegración del Imperio Serbio y a la derrota de la batalla de Chernomen de 1371 y que estaba gobernada por Lazar de Serbia.  Junto a ella el reino de Bosnia , que aunque en el siglo XII ya era un territorio autónomo, no se había convertido en reino hasta el año 1377  cuando Tvrtko I (1338-1391) se convierte en el primer rey de Bosnia.
V
(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org)



Pero la suerte de los Balcanes se iba a decidir poco después. El 15 de junio de 1389  un ejército otomano de entre 30.000 y 40.000 efectivos liderado por el propio sultán  e integrado por varios miles de miembros de su cuerpo de élite, los jenízaros, además de tropas de sus vasallos, entre ellos los búlgaros, bizantinos y albaneses , se enfrentaría a la coalición serbiobosnia a la que se había unido el noble serbio Vuk Brankovic (1345-1397), yerno de Lazar, con un ejército  cuya estimación de cifras varían desde los 12.000 hasta los 30.000 efectivos. Entablarían combate en el denominado Campo de los Mirlos, cerca de la ciudad de Pristina, actual capital de Kosovo. Durante la batalla encontraría la muerte el sultán Murad I , al parecer a manos de nobles serbios, así lo relataba al menos el rey bosnio en una carta dirigida al gobierno de la ciudad italiana de Florencia  "Afortunadas las manos de aquel de los doce señores leales que después de haberse abierto paso con la espada y penetrar entre las líneas enemigas y en el círculo de camellos encadenados, de modo heroico llegó a la tienda de Murdad por sí mismo. Afortunado por encima de todos es quien con tanta fuerza lo mató clavándole su espada en la garganta y el vientre. Y bienaventurados son todos los que dieron la vida y su sangre mediante la forma gloriosa del martirio"  Pero a pesar de la muerte del sultán  y de las grandes pérdidas de hombres en ambos bandos, en la que también encontró la muerte Lazar de Serbia,  la victoria final será para el ejército otomano. La batalla de Kosovo o del Campo de los Mirlos como sería conocida, pasó a convertirse en un mito del nacionalismo serbio , pero en aquel momento lo que hacía era abrir las puertas al dominio otomano de los Balcanes.  En cuanto a la sucesión de Murad I, en el campo de batalla se encontraban dos de sus hijos, Bayaceto (1360-1403) y Yakub Celebi (fecha desconocida -1389).  Le correspondía la sucesión a Bayaceto que gobernaría con el nombre de Bayaceto I, pero para asegurarse que no tendría nada que temer de su hermano, que tuvo un comportamiento heroico durante la batalla y se había ganado la admiración de las tropas, ordenó que fuera estrangulado. Una política que bien podríamos calificar de más vale prevenir que curar. 




Battle of Kosovo, Adam Stefanović, 1870.jpg
Batalla del Kosovo , obra realizada hacia 1870 por el pintor serbio Adam Stefanovic (1832-1887), que recrea el enfrentamiento entre las tropas aliadas de Bosnia y Serbia  y el ejército otomano que tendría lugar en el Campo de los Mirlos, situado a unos cinco kilómetros de la localidad de Pristina, actual capital de Kosovo.  Durante la batalla encontraría la muerte el sultán Murad I y el príncipe Lazar de Serbia, gobernante de Serbia del Morava . Las bajas fueron muy numerosas por ambas partes pero finalmente la victoria sonreiría a los otomanos, según algunas versiones gracias a la traición del noble serbio Vuk Brankovic , que se habría retirado en un determinado momento del campo de batalla después de haberse puesto de acuerdo con Murad I  para gobernar Serbia de Morava  tras la muerte de Lazar, pero no hay pruebas que permitan confirmar esta versión y de hecho Brankovic participaría siete años después en la cruzada organizada contra el Imperio Otomano y además tampoco gobernó Serbia del Morava. Después de la victoria otomana, ya con Bayaceto I como nuevo sultán del Imperio , el único territorio de Serbia que permaneció independiente fue el llamado Despotado de Serbia, gobernado por el hijo de Lazar de Serbia, Stefan Lazarevic (1377-1427), convertido en vasallo de Bayaceto I participando a su lado en las guerras contra los estados cristianos de los años siguientes
(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org )



Con Bayaceto I los dominios otomanos no dejan de crecer, expandiéndose por Asia Menor donde incorpora al Imperio algunos de los emiratos turcos que todavía conservaban su independencia e inicia el asedio de Constantinopla. Entra ahora un nuevo reino en escena, Hungría, gobernada por el rey Segismundo de Hungría (1368-1437) desde 1387. El reino húngaro había sido fundado en el año 1000 por el rey Esteban I (hacia 975-1038) y desde su creación  constituyó  una primera línea de defensa de Europa Occidental frente a las amenazas procedentes del este,  desde las incursiones del pueblo nómada de los cumanos en el siglo XI , a la  invasión de los mongoles en 1241 liderados por Batú Kan (hacia 1205-1255), nieto de Gengis Kan, que arrasaron casi por completo el reino, además de las guerras que en el siglo XII mantuvo con el Imperio Bizantino.  Un siglo y medio antes de las invasiones mongolas, en 1091, el rey húngaro Ladislao I (1046-1095) había incorporado el reino de Croacia a Hungría y desde entonces permanecía bajo soberanía húngara. La victoria de los otomaos en la batalla de Kosovo, sometiendo a los serbios a vasallaje  hacia que la amenaza sobre el territorio húngaro fuera cada vez más cercana, y de hecho ya desde 1390 Hungría tiene que hacer frente a las primeras incursiones otomanas. Las cosas no hacen sino empeorar cuando en 1393 los otomanos ocupan temporalmente la capital del rey búlgaro Iván Sismán, Tarnovo, al tiempo que su hermano Iván Sracimir también se ve reducido a la condición de vasallo de Bayaceto I. Con los estados búlgaros casi sometidos , los Balcanes en peligro y Constantinopla asediada el papa Bonifacio IX (hacia 1356-1404) llama a una cruzada, aunque tampoco la posición del papado es la más sólida, pues la Iglesia también se halla dividida , el llamado Cisma de Occidente,  con dos papas, uno en Roma y otro en la ciudad de Avignon. Por su parte , Inglaterra y Francia siguen enfrentadas en la Guerra de los Cien Años, pero acuerdan un armisticio, y sus reyes, Ricardo II de Inglaterra (1367-1400) y Carlos VI de Francia (1368-1422), se encargan de financiar la empresa. . A la cruzada se incorpora también el Sacro Imperio Romano Germánico, los caballeros de la Orden de Malta . las repúblicas italianas de Génova y Venecia, el reino de Hungría de Segismundo , hombres procedentes de Polonia, del reino de Castilla, de la Corona de Aragón del reino de Navarra, de Portugal y también un contingente de un principado que a partir de ahora centrará nuestra atención, Valaquia, el territorio donde dentro de unas décadas nacerá el gran protagonista de ésta historia. Pero dejaremos ahora a los cruzados preparándose para una nueva batalla decisiva  para detener el avance otomano . Y será con ella con que la que comenzaré la segunda parte de éste relato  donde la lucha se recrudecerá  pero en un nuevo escenario, cuyos nombres evocan nuevos horrores en el sangriento juego de tronos que se avecinaba, Valaquia y Transilvania. 



El Mentidero de Mielost en Facebook :
 https://www.facebook.com/ElMentideroDeMielost

jueves, 8 de septiembre de 2016

EL MENTIDERO CIERRA POR VACACIONES HASTA EL 1 DE OCTUBRE

"Ve a ver el mundo, afronta los peligros que vendrán, descubre lo que hay tras los muros, encuentra a otras personas y siente"  Esta frase es uno de los lemas de la célebre revista "Life" nacida en Nueva York un 4 de enero de 1883 y que yo conocí no directamente a través de uno de sus ejemplares sino de la película "La vida secreta de Walter Mitty" dirigida y protagonizada  en 2013 por  Ben Stiller (1965) y basada  en el relato del mismo título escrito en 1942 por el escritor y humorista  gráfico James Thurber (1894-1961). La frase resumía la peripecia vital de Walter Mitty , un técnico del departamento de revelado de la revista , con una vida estable y que podría calificarse con esa palabra de significado tan vago que es "normal". Nuestro Diccionario de la Lengua define en una de sus acepciones al término normal como aquello que "por su naturaleza, forma o magnitud , se ajusta a ciertas normas fijadas de antemano" Es una definición que se refiere a las cosas pero que de la misma forma podríamos aplicar a nuestras vidas. Lo normal es aquello que se ajusta a las normas, a lo establecido , a lo que demás esperan de ti. En un momento determinado Walter Mitty se tienen que enfrentar a unas circunstancias que alteran esa normalidad, ese ritmo monótono de su vida donde es difícil distinguir un día de otro porque ninguno de ellos deja una huella en la memoria. Su trabajo está en peligro y siente que  la mujer de la que está enamorado en secreto nunca se fijará en él porque no tiene nada que ofrecer, lo que tampoco es cierto, porque todos tenemos algo que ofrecer, a nosotros mismos. Pero Walter todavía no lo ve , no se ha descubierto a sí mismo, no se ha probado, no ha saltado los muros de la cotidianidad, no se ha atrevido a mirar más allá de su mundo de seguras rutinas donde apenas hay lugar para la sorpresa hasta que las circunstancias se confabulan para forzarlo a ver el mundo, afrontar los peligros , descubrir lo que hay más allá del muro, encontrar a otras personas y sentir. Cuando , como si de un Ulises se tratara, regrese a su Itaca personal después de su particular Odisea, habrá descubierto a un nuevo Walter Mitty.




Ulises u Odiseo en una de las escenas más célebres de la Odisea de Homero, atado al mástil de su nave para evitar ser arrastrado por los cantos de las sirenas que le llaman, retratado por el pintor francés Léon Belly (1827-1877).  El poeta griego nacido en Alejandría, Konstantinos Kavafis (1863-1933) se inspiraría en él para componer su hermoso poema  titulado "Itaca", el nombre la patria a la que el héroe de la Guerra de Troya no consigue llegar nunca por los caprichos de los dioses que siempre le empujan lejos de su hogar durante un periplo de diez años. Los versos de Kavafis son un himno del viajero, del hombre que no busca tanto el destino , aunque nunca debe olvidarse de él, como recorrer el camino que le llevará a descubrir no sólo otros lugres y otras personas , sino tal vez a sí mismo. De su bello poema extraigo estos versos que nos invitan a emprender el camino hacia nuestro destino, pero sin prisas por llegar para que nos de tiempo a descubrir lo que el camino nos ofrece
" Cuando emprendas tu viaje a Itaca
pide que el camino sea largo
lleno de aventuras, lleno de experiencias
Pide que el camino sea largo
Que muchas sean las mañanas de verano
en que llegues - ¡con qué placer y alegría!-
a puertos nunca vistos antes
Ten siempre a Itaca en tu mente
Llegar allí es tu destino
Mas no apresures nunca el viaje
Mejor que dure muchos años,
 y atracar , viejo ya, en la isla, ,
enriquecido de cuanto ganaste en el camino
sin aguardar a que Itaca te enriquezca" 

(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org )


El poeta  inglés D. H. Lawrence (1885-1930) al escribir sobre los viajes lo hacía en éste sentido de salir de nosotros mismos, de abandonar eso que llamamos normalidad que puede convertirse en una especie de prisión inconsciente donde todo está controlado y reglamentado, para dejar que la vida nos lleve empujados por su corriente hacia lugares y personas desconocidos "Cuando salgamos del enfrascamiento de nuestro propio ego y cuando escapemos como ardillas de la jaula que es nuestra personalidad para volver nuevamente al bosque, temblaremos de frío y de miedo. Entonces nos pasarán cosas que harán que no sepamos quiénes somos . La vida, fresca y reveladora, se nos adentrará." Esa es , a menos así lo creo yo, la esencia del viaje,  abandonar lo que Lawrence denomina "el enfrascamiento de nuestro propio ego" ,salir por un tiempo de nosotros mismos, de eso que el filósofo español Julián María (1914-2005) llamaba nuestra "mismidad", nuestra identidad personal. No significa dejar de ser nosotros mismos, nadie puede dejar de ser su propio yo, pero sí  concentrar la atención más allá de las fronteras establecidas por nuestro cuerpo y la mente para dejarnos arrebatar por un entorno diferente, donde cada momento del día nos puede deparar una sorpresa, un nuevo encuentro, un paisaje diferente , una experiencia que dejará su huella y hará que ese día no pase a formar parte  de esa masa de días grises en la que somos incapaces de distinguir uno de otro. Es lo mismo que nos dice el escritor británico  Bill Bryson (1951) "La recompensa y el lujo más grande de viajar es , cada día, experimentar cosas como si fuera la primera vez, estar en una posición en la que casi nada nos es tan familiar como para darlo por sentado" Donde incluso algo tan sencillo como traspasar el umbral de la puerta y salir a la calle se convierte ya en una forma de aventura . Y ,como sucede con  todo lo desconocido,  produce en el viajero una mezcla de temor y excitación que le hace sentirse vivo. 




Caspar David Friedrich - Wanderer above the sea of fog.jpg
"Caminante sobre  un mar de nubes "  obra realizada en 1818 por el pintor alemán  Caspar  David Friedrich  (1774-1840) dentro del más puro estilo del Romanticismo, con un hombre solitario seducido ante la belleza abrumadora de la Naturaleza y que para mi también significa el símbolo del viajero que se aventura a descubrir nuevos lugares y a otras personas, para abandonar la limitad visión de mundo que tenemos cuando no salimos de nuestro hogar, de los lugares y personas que son conocidos, tanto que incluso a veces nos olvidamos de mirarlas por darlas por vistas. El viaje también es una oportunidad de contemplar a tu regreso las cosas y personas de tu vida cotidiana con una mirada diferente, un redescubrimiento de tu propio mundo que sólo consigues alejándote un tiempo de él. La poeta y cantante estadounidense Maya Angelou (1928-2014) escribía sobre lo que nos aportan los viajes para nuestro conocimiento del mundo
"Quizás viajar no sea suficiente para prevenir la intolerancia, pero si logra demostrarnos que todas las personas lloran, ríen , comen, se preocupan y mueren, puede entonces introducir la idea de que si tratamos de entendernos los unos a los otros, quizás hasta nos hagamos amigos"
Los seres humanos, el otro, deja de ser una abstracción para convertirse en una realidad con la que podemos identificarnos y reconocernos a nosotros mismos
(Imagen procedente de https://es.wikipedia.org)    


En los viajes organizados de nuestros días tendemos a perder esa emoción, no la de la visión de los desconocido pues cuando visitamos un lugar por primera vez eso nunca nos va a faltar, pero sí la sensación de descubrimiento, de aventura que se apodera de ti cuando no tienes un autobús con un guía que te contará la historia, que te conducirá a los lugares de interés  y te llevará de vuelta a tu hotel. Yo he hecho casi siempre ese tipo de viajes y , sin duda, es una fórmula muy válida  de viajar , pero en ellos cuesta mucho abandonar nuestra rutina para sumergirnos en una nueva realidad. El grupo turístico se convierte en una especie de burbuja que te separa del lugar que visitas y de las personas que lo habitan, tienes que ajustarte a unos horarios y a unos itinerarios que no te permiten detenerte allí donde tu quieres ni tampoco dejarte llevar por el azar que juega su papel en todo viaje. Además, tampoco la gente del lugar te mira con los mismos ojos, pasas de ser un viajero a un turista que desea hacer fotos y comprar  recuerdos , alguien del que se puede obtener un beneficio económico y eso altera ya toda la relación que puedas tener con el sitio que estás conociendo. En los paquetes turísticos los destinos se convierten en el fin del viaje, recorrer esta ciudad, visitar aquel monumento, entrar en esos museos, lo que es evidente que es útil necesario cuando se dispone de poco tiempo para viajar  y quieres conocer un lugar, pero así perdemos la esencia del viaje , que no es tanto llegar a un lugar como lo que te sucede hasta que llegas a él, como era en el pasado cuando los peregrinos se dirigían a Jerusalén, Roma o Santiago de Compostela. La transformación que muchos de ellos sentían no era tato por llegar a contemplar el Vaticano, la catedral de Santiago o las murallas de Jerusalén, sino todo lo que habían vivido hasta llegar allí, las experiencias del camino, las personas que encontraron en él. Mucho más atrás en el tiempo ya  nos aconsejaba Lao Tsé, o al menos se atribuyen a él estas palabras aunque ni siquiera tengamos certeza de su existencia histórica, "Un buen viajero no tiene planes fijos ni tampoco la intención de llegar"


El autor del Mentidero, servidor de ustedes,  se despide con  esta pose tan natural hasta el próximo 1 de octubre. y creyendo firmemente en las palabras del político indio  Nehru (1889-1964)
"Vivimos en un mundo maravilloso que está lleno de belleza , encanto y aventura. No hay límite a las aventuras que podemos tener siempre y cuando las busquemos con los ojos abiertos"
Y eso no significa que no haya en el mundo muchos aspectos sombríos , pero viajar con los ojos abiertos nos permitirá descubrir la belleza y la esperanza  incluso donde no esperábamos encontrarla




Como todos los años por esta época llega el momento de cerrar el Mentidero por unas semanas  y emprender ese viaje fuera del enfrascamiento de mi propio ego y de estas palabras a las que tanto amo pero a las que también hay que  dejar descansar para escuchar las palabras de otras personas y las imágenes de otros lugares y así, a mi regreso, saludaros con la alegría del viajero que vuelve a su casa y ve a su familia después de un tiempo de ausencia. No parto ahora hacia grandes viajes , algo que tal vez se produzca dentro de un par de meses pero todavía no es algo seguro, pero si es un cambio de rutinas, de escenarios y de personas que me ayudarán a regresar, así lo espero. con muchas nuevas historias de este mundo que, a pesar de los problemas que todos conocemos, no deja de ser un maravilloso misterio que nos encontremos en él, ahora , en este momento, girando en este pequeño punto azul al que se refería Carl Sagan (1934-1996) , navegando por un espacio cuyo origen, límites y  destino ignoramos, igual que los buenos viajeros que recorren con sus botas los infinitos caminos que recorren nuestro planeta uniendo no solo ciudades  y paisajes sino, lo más importante, conectando seres humanos. En cierto modo, viajar  es casi como nacer de nuevo cuando lo haces a un lugar donde nadie te conoce, no saben quien eres ni como eres y sólo te observan tal y como eres en ese momento . Así lo concibe el escritor de viajes e historiador William Least Heat Moon (1939) "Cuando viajas eres lo que eres en ese momento. Las personas no conocen tu pasado como para reclamarte algo . No hay ayer cuanto estás en la ruta"  Así que voy a sacar las botas de caminar del armario donde acumulan polvo y por unas semanas os dejo tranquilos  y a salvo de mi cansina verborrea, pero ya os amenazo con mi regreso el próximo 1 de octubre , así que lo siento pero no os libráis de mi jaja. Muchas gracias a todos , tanto a los visitantes ocasionales del Mentidero como a los lectores veteranos que me acompañan en éste viaje por la historia desde hace ya casi seis años. Nos vemos en tres semanas y, ya sabéis, si tenéis la oportunidad de  viajar, no la dejéis pasar. da igual que sea al otro extremo del mundo o a un pueblo cercano, en cualquier  lugar del camino surge la sorpresa, lo inesperado  alimentando la llama de la aventura que todos llevamos dentro. ¿Nos encontraremos en el camino? 


El Mentidero de Mielost en Facebook :
 https://www.facebook.com/ElMentideroDeMielost

Famosos